Home

Autor: Borroka garaia da!

euskal-herria-sozialistaParece que en algunos ámbitos del nacionalismo vasco sean de derechas o de izquierdas resulta un dilema, como si fuera una cosa o la otra, o una cosa o nada. Tema que a mi personalmente siempre me ha parecido bastante curioso. En primer lugar, porque no tenemos ninguna posibilidad democrática dentro de la legalidad impuesta para constituirnos en Estado. Ni socialista, ni burgués ni rojo ni azul. Eso es una realidad objetiva, tanto casi como que jamás tendremos esa posibilidad de mutuo acuerdo o amistosamente con los estados español y francés, así como que jamás se abrirá la posibilidad de constituirnos en Estado sin un amplio consenso social de cómo lo vamos a hacer y cuándo.

He oído muchas veces, en el supuesto de que ese recién Estado independiente vasco sea continuista con el capitalismo aquello de ¿Para qué nos serviría un Estado vasco si vamos estar igual que antes?. Perdónenme aquellos o aquellas que lo hayan soltado alguna vez pero .. ¿estamos locos?.

De entrada supondría la salida de la OTAN, porque obviamente nadie iba a re-convocar un referéndum sobre ello, que afortunadamente ya lo ganamos en su día los anti-imperialistas de este país. De seguido vendría la retirada de la guardia civil, policía nacional española, francesa, ejércitos extranjeros, funcionarios coloniales de todo tipo. Agur “audiencia nacional”. No hace falta decir que incluso en el peor de los casos, reproducir la labor de las FSE a nivel vasco soberano es algo para lo que este pueblo tendría que nacer más veces. El debate sobre la UE se abriría, incluso cabe la posibilidad, aunque algo remota, que negarían la entrada a Euskal Herria. Dos pájaros de un tiro si se da el caso. Los medios de comunicación extranjeros empezarían a tener un descenso en picado y declive al no contar con la infraestructura necesaria y apoyo de los estados. En el ámbito económico la pérdida de la influencia de grupos económicos poderosos que manejan muchos hilos en Euskal Herria sería un hecho. La mayoría sindical sería ELA-LAB, la mayoría electoral PNV- EH Bildu. Ahora solo son mayorías retóricas, la ocupación causa que “las verdaderas” sean UGT-CCOO y PP-PSOE.

Yo me pregunto: ¿Cómo diablos se va a enfrentar la oligarquía y alta burguesía autóctona sin los poderes fácticos extranjeros que les han defendido históricamente a la clase trabajadora vasca?. ¿Desde los batzokis?. ¿Desde algún palacete de Neguri?. No tienen nada que hacer. Y es que es precisamente por eso por lo que los sectores capitalistas de este país jamás han optado por la independencia. Sus intereses de clase están cubiertos por la ocupación extranjera. Siguen acumulando capital gracias a la “crisis”, así que nadie piense que ese factor va muy a favor del independentismo, como mucho en sectores minoritarios de la pequeña-burguesía maleable y veleta.

Efectivamente, el Estado vasco al suponer una ruptura con el esquema colonial y capitalista no puede dar a luz algo más reaccionario, porque si el esquema reaccionario vasco fuera más superior al de las coordenadas de los estados nunca surgiría un Estado vasco. Liberación nacional es la forma que toma en Euskal Herria la lucha de clases y no es simplemente un viejo lema. Un avance en la liberación nacional, un avance en los derechos nacionales, solo puede ser entendido como negativo o “igual” por la derecha o izquierda españolista. Sean estas fascistas o de las de “autodeterminación si, pero…”.

De esta manera, la lucha por el Estado vasco es el camino hacia el socialismo en Euskal Herria. Cuando lo consigamos significará que las contradicciones de clase en el seno de la sociedad vasca están ya más radicalizadas, que se ha avanzado enormemente en la confrontación y que existe un bloque popular amplio, incluso abarcando sectores de la pequeña burguesía o no socialistas, porque cuando estos sectores de una nación oprimida luchan contra la opresora, nosotros estamos siempre, en todos los casos y con más decisión que nadie, a favor, ya que somos los enemigos más intrépidos y consecuentes de la opresión. V. I. Lenin

Pero cuando esos sectores de la nación oprimida están a favor de su nacionalismo burgués no independentista o de valores reaccionarios, nosotros estamos en contra.

En todo nacionalismo burgués de una nación oprimida hay un contenido democrático general contra la opresión, y a este contenido le prestamos un apoyo incondicional, V. I. Lenin

Por todo ello, la lucha por el estado socialista, con todo lo que esto supone, no es algo a dejar para “después” de la independencia, sino que debe ser el núcleo central de la izquierda vasca hoy y ahora, y a su vez  vehiculizar ese contenido democrático general contra la opresión de sectores sociales encaminándolos hacia la independencia. Es necesaria la lucha de clases para radicalizar las tensiones internas de la sociedad vasca en ese sentido. Dejar la lucha de clases en segundo plano, tiene un efecto directo: y es que la soberanía nacional será inalcanzable. Ya que el fortalecimiento de la burguesía autóctona en sus valores reaccionarios o la dejación de los valores socialistas en la clase trabajadora son las dos caras de la misma moneda antagónica de la de la independencia y el socialismo en Euskal Herria. No hay más que hacer un simple análisis de los sectores independentistas de este país, su recorrido histórico. ¿Por qué ELA, EA o Alternatiba se han ido decantando hacia el soberanismo con el paso del tiempo?. ¿Por qué la dirección del PNV no tiene un proyecto de Estado vasco?. El enemigo de clase acaba siendo enemigo nacional y el enemigo nacional acaba siendo enemigo de clase. Bienvenidos a Euskal Herria.

Derechos nacionales siempre, en todo contexto y en cualquier momento y derechos sociales también. ¿Estamos vehiculizando bien la ruta independentista?. ¿Existe?. ¿Estamos llevando a cabo la lucha por el estado socialista en condiciones?. ¿Tenemos todas las herramientas?. ¿Qué estamos haciendo?. Y lo más importante: ¿Qué vamos a hacer?.

20 thoughts on “¿Estado vasco o Estado socialista vasco?

  1. Es evidente. Cuando hay cualquier tipo de opresión hay que luchar contra ella. En este caso hay una opresión nacional y otra social. Podemos estudiar y discutir su paralelismo, su interdependencia, aclarar sus matices, sujetos y actores, la posibilidad de solucionar ambas a la vez, o de una en una. Pero ambas son opresiones que sufre el pueblo vasco y el trabajador vasco. De ahí surgió el concepto Pueblo Trabajador Vasco (Hnos, Etxebarrieta), sobre el que nadie ha planteado nunca objeciones válidas. Así que cuando estamos en presencia de una o de otra, o de las dos a la vez, la respuesta no deja lugar a dudas “estamos a favor de esa lucha”. Y no solo porque lo dijera Lenin.

  2. El comunismo y anarquismo español o una buena parte de ellos, junto con todas sus sucursales en EH utilizan esos argumentos desde hace decadas. para no implicarse en la lucha nacional vasca.Que algunos pseudo-abertzales o -con disfraz de- lo hagan tambien tiene bemoles y encima que lo hagan en nombre de la izquierda!. Cada vez que leo “autodeterminazioa eta sozialismoa” leo vascos luchar por el socialismo en españa que ese es vuestro estado.

  3. Con el socialismo identitario no vamos a ningun lado, nadie sabe lo que es. Lo que es , es una perogrullada porque todo socialismo es identitario y nacional a la vez que intenacional. No tenemos definida una minima y basica estructura de la democracia socialista y ese es el mayor error para los revolucionarios vascos y lo que hace que en la unidad popular pueda entrar cualquier tipo de socialismo lo que se traduce en pura socialdemocracia si no existiria el movimiento social y organizaciones como ekin, segi y la empresa. Ah que ya no existen y la empresa la quieren hacer desaparecer… Veremos lo que trae el futuro.

  4. Está claro que mejor independientes que anexionados, por supuestísimo. Pero dicho eso muchas de las cosas que el artículo da por sentado no son para nada tan obvias:

    “De entrada supondría la salida de la OTAN, porque obviamente nadie iba a re-convocar un referéndum sobre ello”…

    A saber! Cada vez que Irlanda “no” a algo en referendum acaban organizando uno nuevo para que elija “sí” o “sí”. No hay ninguna garantía de que no nos pase eso y como prueba el alcalde de la ciudad vasca más poblada (lamentablemente mi ciudad, Bilbo) que se dedica a sostener no ya a la OTAN lejana sino al regimiento de ocupación Garellano (por no hablar otras miles de barbaridades) con masivo apoyo popular en las urnas.

    Y Bilbo no es Neguri… aunque a veces lo pareciera si consideramos la proveniencia de sus alcaldes, casi todos de la “Costa Rica”.

    “¿Cómo diablos se va a enfrentar la oligarquía y alta burguesía autóctona sin los poderes fácticos extranjeros que les han defendido históricamente a la clase trabajadora vasca?. ¿Desde los batzokis?. ¿Desde algún palacete de Neguri?. No tienen nada que hacer”.

    Claro que tienen que hacer y hacen.

    Como iba diciendo Bizkaia, no sólo Bilbo sino la mayoría de Bizkaia y también Araba (y mejor ni mentar la situación lamentabílisima de Nafarroa) se rigen fácilmente desde el Batzoki.

    Además la experiencia de la Ertzaintza en las dos décadas y pico que lleva con competencias amplias demuestra que la burguesía local no necesita ningún poder fáctico extranjero para imponer su voluntad. De hecho gran parte de las desgracias de este país se han producido de la mano de la burguesía nacional de batzoki y su flamante policía vasca, que ha podido reprimir más y mejor que nunca lo hizo la de fuera.

    No nos engañemos! Aunque sin duda en Euskal Herria hay fuerzas revolucionarias importantes y una sociología democrática de base y rebelde, tampoco es para tanto.

    Las razones por las que la burguesía vasca se opone a menudo o es tibia respecto a la independencia son otras:

    1. Acomodamiento al status quo: l*s burgues*s hacen mal*s rebeldes. No quieren conflictos y obtener la independencia implica un conflicto serio más allá de la mera retórica, zona donde se sienten cómodos. Si su interés principal es acumular capital, hacer negocios, etc. la independencia es bastante trivial (la burguesía vasca no sufre apenas por la anexión a España) y el proceso de independencia muy arriesgado para sus intereses.

    2. Realidad de integración económica con el resto del estado español o francés en las zonas correspondientes (mientras que hay relativamente poca integración entre norte y sur vascos). Esto se debe a siglo y medio de muga aduanera, sólo recientemente suprimida, al éxito de la integración económica interna de los estados español y francés como tales. Incluso antes de la supresión de los fueros históricos ya ciudades como Bilbo correspondían desde su misma fundación a las necesidades económicas de Castilla, no Euskal Herria.

    No es porque no puedan (o no crean poder) controlar a la clase trabajadora vasca. Seamos realistas: en la CAV al menos (y en Nafarroa también en algún grado) ya lo hacen perfectamente sin ayuda de Madrid.

    • Te veo hiperpesimista, demasiado y eso nublael analisis. Lo de la otan no lo iban a hacer, y si lo hacen perderian. Esto no es irlanda.

      En Bilbo gana azkuna como ganaba odon en donosti porque comen del abertzalismo-partidista (corporativo) y el españolismo a la vez. No va a aguantar por siempre esa mentira.

      La ertzaintza es FCSE no te equivoques, no es una policia independiente. Sin la estructura y leyes españolas no son nadie. No han reprimido mas y mejor y tienen ademas un grave problema, muchos viven aqui.

      Creo que infravaloras la fuerza de la clase obrera vasca y su juventud y sobrevaloras al estado.

      Sin ninguna duda que no hacen nada sin la ayuda de madrid y paris y toda la estructura estatal . No estan acostumbrados.

      • No quiero ser pesimista, sólo realista. Si no entendemos contra qué luchamos, no podemos vencer (o quizá podríamos vencer de casualidad pero difícil y seguramente insostenible).

        El discurso de este artículo es más o menos: por el mero hecho de crear un estado vasco, el camino al socialismo se dará casi solo. Y yo no veo eso para nada: no veo socialismo sin independencia pero sí que puedo ver independencia sin socialismo, claro. Y no sólo este estado burgués vasco contaría con el apoyo del PNV y lo que quedara del nacionalismo español (de ultraderecha o falsa “izquierda”) sino que sectores que ahora conforman EH Bildu se apuntarían al carro (EA por supuesto pero también sectores más reformistas en lo social dentro del MLNV mismo).

        Lo que pienso es que la transformación social, la revolución socialista o comunista, se producirá en parte por la voluntad social colectiva pero dentro de contextos de convulsiones sociales y procesos que son casi necesariamente mucho más amplios que Euskal Herria (europeos, globales…) Es decir: no ocurrirá sólo en EH (incluso si somos independientes) sino en regiones mucho más amplias. No creo que EH se pueda convertir en una “Albania” o “Cuba”, o al menos lo veo muy difícil.

        Ahora bien, si llegara a ocurrir, a favor, claro.

        “La ertzaintza es FCSE no te equivoques, no es una policia independiente. Sin la estructura y leyes españolas no son nadie”.

        Yo veo lo contrario: la Ertzaintza es una policía de la OTAN o el Imperio Capitalista Occidental en general. Tiene mandos a veces españoles pero entrenadores alemanes e israelíes, siendo claramente más “avanzada” y eficaz en su represión que lo que nunca fue la policía española.

        De hecho en este país la lucha popular de calle tiene dos fases: antes y después de que la Ertzaintza tomara la mayoría de las funciones policiales. Antes la lucha era más simple, después muy difícil. Y cualquiera con experiencia en luchas en los 80 tardíos y primeros 90, en la época de la transición policial, te lo confirmará.

        Además, Ertzaintza aparte, muchos en el PNV son totalmente fanáticos del control total tipo “panóptico” por medio de cámaras y un rigor casi totalitario de los espacios (calles, puertos, etc.) La Ertzaintza que conocemos es un producto casi 100% de batzoki, no nos engañemos.

        “Creo que infravaloras la fuerza de la clase obrera vasca y su juventud y sobrevaloras al estado”.

        Ojalá sea como tú dices. Pero de todas formas, yo no pienso tanto en el estado como en todos esos muy amplios sectores de la sociedad que, incluso contra sus intereses objetivos, apoyan o toleran a partidos muy de derechas como el PNV. La realidad sociológica (ideológica?) de este país, en la medida en que se refleja, por ejemplo, en las urnas no sugiere una capacidad revolucionaria inmediata sino más bien continuidad burguesa.

        Es cierto que EH Bildu (y por tanto ese tipo de ideología más o menos revolucionaria, con las excepciones antes señaladas) tiene una presencia mucho mayor que opciones similares en otros países europeos exceptuando Grecia desde este mismo año (no antes). Y eso es muy bueno. Pero, como en Grecia, puede no ser suficiente, sobre todo en la medida en que el estado o “estadillo” vasco no se vea forzado a agudizar las tensiones sociales tan severamente como en el país heleno.

        Ahora bien, en la medida en que toda Europa es cada día más y más como Grecia (o como Hungría, donde lo que sube es el fascismo), sí que habrá en general (espero) un crecimiento de los movimientos revolucionarios. Pero por muy concienciad*s y activ*s que estemos en EH me parece casi inimaginable que podamos hacer la revolución solos.

        Nos pasaría como a Bahrain o al bantustán palestino: a la primera de cambio nos meten los tanques de la OTAN, ponen un gestor local sacado de algún batzoki y vuelta a empezar.

    • Nadie se atreveria a convocar una consulta sobre la OTAN, solo el PP. Ni PSE ni PSN, ni PNV harían abiertamente algo así a estas alturas. Por puro intereses mas que nada pero no lo harian ni locos. La indepedencia ademas hace reducir a la minima expresion al unionismo organizado en cuestion de tiempo como ha pasado en todos los paises que se han independizado, perder la influencia de la metropoli o el estado opresor es terrible y golpe de gracia para ellos. con el tiempo se reconformarian los frentes a nivel interno vasco pero para cuando llegue eso la izquierda tiene que haber sido lista.

      ¿Sabes los medios que gastan los estados simplemente solo para informarse de la clase obrera vasca o la IA, por no decir otras cosas?. Nadie en EH tendria esa capacidad coercitiva.

  5. Mas que pensar en el momento “x” donde haya la posibilidad de configurarse como Estado en Europa (y no será socialista, al menos de entrada) y barajar futuras votaciones y resultados mejor analizar el camino hacia ese momento. ¿es suficiente el peso de organizaciones como independentistak? ¿conviene el darle tanta importancia a tener más y más concejales o diputados y diputadas sin ver si avanzamos en discurso, concientización,práctica…?… Espero que nadie piense que eso del socialismo puede esperar porque el caldo de cultivo que trabajemos condicionará (y mucho) que en ese Estado el socialismo sea una posibilidad o no lo sea.

  6. Aupa! Irakurri dudan artikulua izugarri mekanizista eta antidialektikoa iduritu zait, eta tonu horretan Lenin aipatzea, aski tristea. Ez dut polemika filosofikoetan sartzeko gogorik, jendea aspertuko delakotz. Film bat: “THE WIND THAT SHAKES THE BARLEY/EL VIENTO QUE AGITA LA CEBADA”. Eta mesedez, faborez, otoi eta arren, Irlandako historia pixka bat irakurri, estudiatu eta ikasi. Planteatzea “El estado vasco” lelo hori berez iraultzailea dela (ez dago estatu neutralik, beraz, “el estado vasco”, bertzerik gabe eskatzeak, bere alde borrokatzeak eta aldarrikatzeak, praktikan eta de facto “el estado burgués vasco” eskatzea da, bere alde borrokatzea, hura aldarrikatzea. Galdetu iraulzaile irlandarrei zer ian zen eta zer den gaur egun ere “The Irish Free State”, estatu burges zipaioa, neokolonia britanikoa, errepublika ultrakatoliko fatxa…
    Lenin irakurtzea ongi da (hobeki da ulertzea, eta ez erabiltzea bi aipamen Talmud bailitzan) baina kasu honetan, hagitzez hobeki da James Connolly aztertzea, eta batez ere, Irlandako tragediaren irakaspenak behingoz ikastea.
    “The Irish Free State” … eta Laura Mintegi, kanpainan, jotake aipatzen “El Estado Libre Vasco”…
    Nihil novum sub sole!

    Kaparrada eta txorakeria gehiago in:

    euskaliraultzasozialista.blogspot.com.es

    • Ez duzu testua irakurri, ez da inon agertzen euskal estatua eskatu behar dugunik. Euskal estatu sozialista bai ordea, eta gainera gaur egun ez bihar. Aurreiritzi gehiegi dituzula argi dago eta humiltate pixka bat behar duzulakoan nago. Gainera spam?

  7. En términos generales, estoy en desacuerdo con lo que se expone en el texto, si bien reconozco que no deja de ser una postura relativamente consolidada en el seno de la Izquierda Abertzale. Para empezar, desde mi perspectiva, no se pude afirmar que estar en contra de una concepción etapista de la construcción nacional vasca, en la que la Independencia antecede de manera necesaria al socialismo, es “españolista”. La concepción etapista, parte de un análisis de la realidad de Euskal Herria, desde mi perspectiva errónea, al considerar que pueda existir una clase capitalista nacional vasca con la que establecer una supuesta alianza. La clase capitalista vasca, tiene como marco político y marco de su actividad económica, los estados español y francés y la Unión Europea. No es factible, ni tan siquiera deseable, una alianza con el nacionalismo reaccionario del PNV, del mismo modo que no lo es con el llamado constitucionalismo, al representar ambos concepciones absolutamente enemigas de los intereses del Pueblo Trabajador Vasco.
    Si desde la Izquierda Abertzale, no se desarrolla una lucha ideológica y política que introduzca entre los sectores populares del PNV y del constitucionalismo, un discurso y una praxis que ligue construcción nacional y anticapitalismo, como parte de una estrategia general, de ruptura de dichos bloques, la Izquierda Abertzale y el Frente Amplio representado por EH BILDU, habrá llegado a su techo electoral y social de un 25%, ya que su estrategia de “nacionalismo radical” unívocamente independentista, no tiene la capacidad de combatir con eficacia, ni al constitucionalismo, ni al nacionalismo reaccionario. La iberación nacional puede ser el motor de la lucha de clases, pero si ésta no es contemplada, y encima en una coyuntura de crisis del capitalismo como la actual, importantes sectores de la clase trabajadora, no encontrarán razones objetivas para apostar por la independencia, al seguir siendo percibida como “algo de nacionalistas”
    Mi planteamiento es que ambas líneas estratégicas, socialista e independentista, deben formar parte de un único movimiento, en el que ganar mayor soberanía, implique mayor capacidad de afrontar reformas, y más reformas impliquen luchas por mayores cuotas de soberanía, hasta que se genere un bloque sociopolítico mayoritario, con poder suficiente para impulsar una salida de la Unión Europea, de la OTAN, y dotar a la soberanía de un proyecto social además de afirmación identitaria nacional vasca.
    No creo que repetir el esquema de un “Frente Nacional” interclasista en Euskal Herria, sea adecuado, ya que incluso asumiendo que Euskal Herria sea una “colonia”, no existe una burguesía nacional susceptible de alianzas para avanzar social y nacionalmente. El independentismo es enemigo acérrimo de la clase capitalista vasca, por lo que el objetivo debe ser romper al PNV por su eslabón más débil, que es el de estar formado por importantes sectores populares a los que el socialismo les beneficia de manera objetiva. Al PNV y al constitucionalismo, no se le puede vencer estableciendo como campo de batalla el eje “nacionalismo radical-nacionalismo moderado”, sino como izquierda naconal con un proyecto de sociedad al servicio del Pueblo Trabajador Vasco, que afronta de manera simultánea, la afirmación nacional de Euskal Herria como Estado y que dota a dicho Estado de características de clase.

    • @Ezezaguna: No se puede decir que pactar con el PNV o con quien sea por la independencia sea una traición a la clase obrera vasca. La independencia es un objetivo y un interés objetivo del PTV, lo mismo que la independencia de Kurdistan es un interés objetivo del PT kurdo, etc. La soberanía popular-nacional es parte del proceso revolucionario socialista, aquí en Kurdistán y en donde sea.

      Al contrario de muchos “internacionalistas” de pacotilla no hay contradicción entre construcción nacional (i.e. eventual independencia) y construcción socialista. Lo que si puede haber es desconexión parcial de ambos procesos por las razones que sean.

      Ahora bien: ni el “nacionalismo” burgués vasco es tan abertzale como desearíamos (sino más bien regionalista español con un discurso calculadamente ambiguo), ni, sobre todo, el objetivo de la autodeterminación (o ejercicio de la soberanía popular-nacional) es un objetivo burgués. De hecho en el caso vasco está bastante claro que es también y sobre todo un objetivo de clase, de la clase trabajadora.

      Porque al fin y al cabo el socialismo revolucionario va de poder popular en todas las esferas, y eso incluye por supuesto la economía (con el finiquito del privilegio de la propiedad privada, al menos la demasiado grande y la antisocial) y la autodeterminación y autogestión democrática a todos los niveles, especialmente el nacional-popular (herria).

      • Pactar con el nacionalismo reaccionario, no es que sea un a traición a la clase obrera vasca, es más bien una imposibilidad real, ya que sus intereses como organización político-institucional al servicio del capital vasco, se lo impide, al ser su marco de acumulación capitalista español, francés y de la Unión Europea.
        La soberanía popular, efectivamente, es un interés objetivo y un objetivo del PTV, pero mientras no sea destruida la capacidad política e ideológica del PNV para atraer a sectores del PTV a su estrategia, no podrá afrontarse un proceso revolucionario. De igual manera que lo que respecta al constitucionalismo español.

        Estoy de acuerdo en que existe un internacionalismo abstracto y “de pacotilla”, y que muchas de las izquierdas españolas y francesas lo profesan, y que muchos no son capaces de reconocer siquiera la autodeterminación como derecho democrático, pero también es cierto que existen sectores, minoritarios pero cualitativamente importantes que apoyan nuestra lucha, una lucha que debe conectar SIEMPRE socialismo e independencia. Desde mi perspectiva, las desconexiones parciales a las que aludes, me parece que dependen de las correlaciones de fuerzas, y la presencia o no de sectores pequeñoburgueses que, de manera consciente tratan de desconectar ambos procesos.

        Creo que coincidimos en tus críticas al nacionalismo burgués, en tanto que no es ni abertzale, ni apoya la autodeterminación, pero entonces, no entiendo cómo puedes considerar que una alianza con dichos sectores no sea una traición…

        En el final coincidimos plenamente, el socialismo es poder popular, tanto desde la economía como la política, autogestión, y autodeterminación, como proceso colectivo de construcción nacional y social, pero se puede construir desde ahora, transformando conciencias mediante el trabajo político ideológico, y creando instituciones de contrapoder, como Udalbiltza, asambleas de barrios y de pueblos, desde las que ir sembrando lucha de clases y nación.. Un saludo

        • Por no enrollarme mucho, Batbakarrikbat, simplemente diré que estamos de acuerdo en lo general: el “nacionalismo” (regionalismo) burgués del PNV tiene unos intereses que impiden o al menos hacen muy difícil pactar con ellos con una mínima seriedad incluso táctica. De hecho no hay más que ver como han hecho una y otra vez piña con los partidos unionistas (burgueses todos ellos) para aislar a la IA (o a Bildu).

          Ahora bien, si por las razones que fuere, se diera la oportunidad de una alianza coyuntural por la independencia (que ahora mismo no se ve pero podría llegar a darse en circustancias de crisis estructural como las que vivimos, en las que el estatus quo se ve a veces forzado a experimentar), entonces habría que formar esa alianza en la esperanza de conseguir la independencia rápido y volver a la dinámica de lucha de clases cuanto antes dentro, entonces sí, de un estado vasco soberano.

          Habría riesgos pero no creo que la dinámica de lucha de clases se apagara porque se llegue a un acuerdo táctico con el PNV para efectivamente lograr la independencia de forma rápida y eficaz. Al fin y al cabo cuando estás en minoría y quieres hacer cosas como estas, no puedes sino pactar o quedarte en el coro de la protesta inefectiva (que sería “izquierdismo” en el sentido Leninista del término).

          El “centrismo” (Leninista, revolucionario) pasaría por pactar pero sólo si se ve que hay una opción real de construir una Euskal Herria soberana. Habría también que exigir políticas “de izquierda”, sociales pero no ser maximalista cuando no se puede (aunque se debe no renunciar a nada).

          Pero todo esto es más bien teórico ahora mismo porque el PNV está más regionalista (unionista con discurso vasquista) que nunca, por lo que planear semejante alianza táctica parece totalmente futil.

          Además de esto, por supuesto 200% de acuerdo en que es crucial reforzar las alianzas, a veces demasiado tenues, con la izquierda revolucionaria en los estados español y francés (y en general en Europa, etc.) Esos son nuestros verdaderos aliados sin lugar a dudas.

          Más aún, la experiencia de algunas otras naciones sin estado, muestra que es en general más fácil lograr la independencia sí hay apoyos importantes y revolucionarios (en este caso concepto genérico de rupturista, contrario al status quo) en la nación central del estado opresor. Por ejemplo Eritrea (aunque luego acabaron pegándose de nuevo… pero tras la independencia) pero también en coyunturas más burguesas. Es decir, apoyo 200% la alianza con y la esperanza en las fuerzas revolucionarias en España y Francia (o en Europa en general) pero tenemos que tener nuestros propios planes: plan A, plan B, etc. todos con el doble objetivo de la soberanía popular, es decir: nacional y de clase.

          Idealmente conseguríamos los dos pero si sólo se puede conseguir uno, habría que ir que ir a por ello de todas maneras, ya que la historia no espera.

  8. Nunca la acumulacione de fuerzas hacia una estrategia común se ha hecho entre fuerzas equivalentes y sentadas en torno a una mesa diseñando de forma versallesca la nueva estrategia.
    BATASUNA ASKATASUNA INDARRA, era aquel viejo lema de hace 46 años a la vez que se formulaba el FRENTE NACIONAL. Y pese a ello se excluyeron los”culturalistas” ¿Quiénes fueron los que se subieron al carro? Los currelas
    A una vez que se formuló el frente nacional y tras deshacerse del sector reformista de la “oficina política”; se creó el FRENTE OBRERO.
    No era una simple coincidencia de legítimas luchas. Fué y es la evidente realidad de una mayoría social – hoy más- harta de empresarios, fachas de Madrid y equidistantes pacifistas jeltzales.
    Siempre la acumulación de fuerzas desde que las luchas se destaparon como lucha de clases se han hecho en torno al núcleo mas combativo, más organizado y con un proyecto estratégico nunca negociable. Así surgió PUEBLO TRABAJADOR VASCO que Txabi definía como “proletariado con conciencia nacional de clase” .
    Y desde entonces, empezando por aquella huelga de Bandas de Basconia pasando por las incontable huelgas generales y luchas obreras de los últimos cuarenta años han conformado la identidad de ese pueblo trabajador.
    Nunca hemos conocido, por aquí, estrategias etapistas. Más bien ha dominado la estrategia de una lucha continua con cambios de escenarios ( 58…68… 75…. 98..) que supusieron nuevos ritmos y métodos pero el mismo sujeto y los mismos fines.
    Txabi definía asimismo el Frent Nacional como Frente Nacional de Clase.
    ¿No estamos hablando de algo más del 90% de los vascos?
    No es una unión de siglas. Es la unidad de todos quienes padecen las consecuencias de la explotación, de la exclusión y de la indefensión y que necesitan constituirse en nación aquel Marx que en suexperiencia de finales de los cuarenta definió la “revolución permanente” como la forma continua de lucha de la clase trabajadora.

  9. Si hacemos caso de la experiencia histórica, no han existido procesos en el mundo donde una revolución socialista clásica exclusivamente haya servido de palanca para la liberación nacional. Los procesos de des-colonización e independencia en la inmensa mayoría de los casos han sido producto de alianzas populares e interclasistas aunque encabezadas por la clase trabajadora en mayor o menor medida ideologizada. No hay más que echar un vistazo a la propia historia de los estados español y francés, y a las decenas de naciones que se han independizado de ellos. De esa experiencia histórica se saca la conclusión de que las necesidades de un proceso independentista difieren en parte a las necesidades de un proceso socialista. Especialmente en su sujeto motor y en la política de alianzas.

    Desde esta perspectiva se hace claro que el debate sobre el orden de llegada de la independencia y el socialismo es inexistente y solo puede ser entendido desde una perspectiva estatal extranjera que intenta convencer a las naciones oprimidas que abandonen sus perfiles nacionales y su marco autónomo de lucha de clases y que luchen subordinadamente por el socialismo en el estado opresor para que posteriormente ese estado convertido en socialista inicie un proceso de liberación nacional. En los casos de los estados español y francés es obviamente ciencia-ficción y realmente lo que esconden estas propuestas retóricas, en la mayoría de los casos es una nula receptividad al hecho nacional vasco, un análisis altamente defectuoso de la realidad vasca y su desarrollo histórico cuando no dirigismo y sucursalismo. En realidad desde una perspectiva revolucionaria la apuesta de la clase trabajadora del estado opresor no puede ser otra más que el apoyo al proceso independentista desde el primer instante y a la vez que esto sea entendido como un factor positivo en el proceso socialista de su estado.

    Un proceso socialista, el cual requiere unas posiciones avanzadas de la clase trabajadora, necesita por fuerza de mecanismos mínimos y bases en las cuales construir el Estado socialista. Esa herramienta en el caso vasco esta muy bien delimitada y no es otra más que el derecho de autodeterminación y que sea aplicado en el sentido independentista. Efectivamente, para construir un Estado socialista se necesita en primera instancia un Estado.

    Es por ello que ya desde hace décadas el MLNV teorizó que la contradicción principal a resolver y la forma que toma la lucha de clases en Euskal Herria es la liberación nacional.

    ¿Significa esto que se apueste por un estado capitalista?. ¿Significa que no sea necesario un proceso socialista hasta conseguida la independencia?.

    Evidentemente no. Tanto el proceso independentista como el proceso socialista son las dos caras de la moneda del proyecto de la izquierda abertzale y además necesarias en el proceso de liberación nacional. No se alcanzará la independencia si el proceso socialista no genera ciertas condiciones necesarias debido a la naturaleza capitalista de los estados español y francés junto con los lazos que tiene con la oligarquía vasca y capas de la burguesía autóctona. Eso hace que el avance hacia el Estado vasco tiene que tener el motor construido desde abajo y la izquierda, de lo contrario no se aceleran las contradicciones de cara a una ruptura.

    Por lo tanto, de cara al proyecto independentista y socialista en Euskal Herria son necesarias tanto la estrategia nacional como la socialista. Entendiendo que la meta es el Estado socialista y que la primera etapa en ese camino es la derrota de la opresión nacional. Lo cual acarrea unas necesidades y peculiaridades tácticas y estratégicas que no son plenamente coincidentes con las peculiaridades tácticas y estratégicas necesarias para dar el salto del Estado vasco al Estado socialista vasco. Pero, y ahí está la clave, estas estrategias pese a no ser coincidentes son complementarias y se pueden alimentar la una a la otra. Es por ello que la lucha por la independencia y el socialismo son y deben ser caminos de un mismo carril y llevarse paralelamente en todo momento al no existir contradicción entre liberación nacional y liberación social. Ya que esa liberación nacional necesita de la erosión de la influencia del capital altamente ligado a la burguesía vasco-española y vasco-francesa y sus intereses de clase alejados de los intereses nacionales vascos. Caída la opresión nacional, y dadas las condiciones políticas y sociales que requiere, se producirá paulatinamente una re-configuración de los sujetos y de la relación de fuerzas existentes donde se iniciará una nueva batalla crítica en la que muchos movimientos han cedido el poder a sectores del capital, de ahí la expresión de No vale de nada la independencia sin socialismo pero realmente no habrá socialismo sin independencia y eso a su vez también es un recordatorio de la necesidad de activar desde ahora un proceso socialista de la misma manera que existe uno independentista, ya que alcanzado el objetivo estratégico de la independencia, esta soberanía nacional no será plena tampoco sin socialismo.

  10. Está totalmente claro que una Euskal Herria Independiente de corte socialista, comunista y/o de corte anarquista no tienen cabita ni en la OTAN ni en la Unión Europea. Esto no significa que EH quedaría aislada de una Europa que muchos intentan, por todos los medios, no abandonar. La UE es uno de los máximos representantes de la represión Capitalísta e Imperialista mundiales y, como tal, así procede y así trabaja e impone. Por tanto, creo que una EH fuera de la UE sería del todo beneficioso para nuestro pueblo porque estaría abierto a nuevas opciones e intercambios económicos, políticos y culturales con el resto de los países del mundo.

    • Totalmente de acuerdo. Cuando apelan al terror del “aislamiento”, de la no pertenencia a la UE, de lo mal que estaríamos, de que no se podrían pagar las pensiones, de que Iberdrola y el BBVA se irían… lo que debemos responder es que transformaríamos por completo el modelo económico y social. No se pueden hacer comparaciones abastractas entre ser soberanos o no serlo, sin plantear las importantes decisiones que habría que tomar. Cuando álguien ha tratado de rebatir la viabilidad de una Euskal Herria independiente, siempre lo hacen partiendo de que tendríamos el mismo modelo que ahora, pero eso si que es inviable. El marco de la Unión Europea, no sólo impide proyectos socialistas, ya no tiene cabida en él ni la socialdemocracia keynesiana; o se rompe con todas las consecuencias, o la ruina sería aún mayor.

  11. Txillardegik zioen bezala: “Estatuarekin agian euskarak ez du iraungo, baina estaturik gabe seguru ezetz”. Eta euskararik gabe ez dago inolako Euskal Herri posiblerik.

    Beraz, (hasieran behintzat) burgesa bada ere, estatua behar dugu, bai, eta lehenbaitlehen ahal bada.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s