Home

Católicos integristas, ignorantes, racistas, clasistas o simplemente imbéciles es lo que podría resumir el perfil típico de los ciudadanos que estos días se están manifestando en el barrio bilbotarra de Basurto al grito de “mezquita no” para impedir que se construya un lugar de culto para el islam en dicho barrio.

Una campaña que perfectamente podría estar enmarcada en planes de actuación de grupos neo-nazis e islamófobos mientras El correo español ( y formaciones de extrema derecha española) están siendo los líderes intelectuales e impulsores de esta movilización.


Basurto apenas contaba con población hace algunas décadas y tras una gran ola inmigratoria española se llenó hasta la bandera. Inmigrantes españoles buscando una vida mejor y fruto de la necesidad fueron asentandose en esta zona. No fueron recibidos con manifestaciones de protesta y rechazo. Sino todo lo contrario. Fueron invitados a unirse al  pueblo trabajador vasco en
sus reivindicaciones nacionales y en la lucha por la igualdad social.

Ahora, años más tarde, esta gente que se manifiesta no debería olvidar sus orígenes. LLegaron sin un duro, siendo “lo más granado de españa” (según sus propios baremos),  acusaciones que ahora realizan a los árabes que viven en tierra vasca y por razones que se me escapan, según ellos, no tienen derecho a ejercitar su culto. Pero al parecer no hay problema para que cientos de iglesias católicas pueblen todos los rincones de Euskal Herria como champiñones, salpicandonos con su influencia  retrograda.

Creo que las religiones, todas, son un elemento de control social ideológico que en la mayoría de los casos limita a la condición humana pero de la misma manera  creo que toda persona debe de tener libertad para ejercitar o no ejercitar la religión. Siempre delimitando muy bien las distancias entre estado y religión. Ya que solo un estado laico es el que garantiza la libertad de culto, su ejercicio libre o no ejercicio.

Yo personalmente no iba a derramar una lágrima si mañana mismo desaparecen todas las iglesias, mezquitas y demás centros de culto de todas las localidades vascas, pero lo que si me interesa es esa guerra de fondo que en realidad es el verdadero eje ideológico que se mueve en torno a esta ficticia problemática social.

  • La guerra por el monopolio religioso que realiza la iglesia católica.
  • La guerra del capital para quitarse la responsabilidad de la pobreza  que genera y que sea eje de enfrentamiento entre la propia clase trabajadora.
  • La guerra imperialista de los estados occidentales contra el mundo árabe que se traduce en invasiones militares.

Todos estos ejes interconectados entre sí bajo una campaña criminalizadora sistemática en los medios de comunicacion “islam = terrorismo”, “inmigrante = delincuente”, etc..

Toda persona con un mínimo de conciencia social sabe que en pocos días las operaciones legales que pueda realizar la dirección de una entidad bancaria es muy superior en robo a lo que la delincuencia común pueda sustraer en muchos años. Que la pobreza no está relacionada con culturas, religiones o razas sino con la desigualdad social generada por el poder.


En resumidas cuentas, que todo aquello a lo que llaman “delincuencia” no son más que las consecuencias de un sistema desigual y no fruto de una deficiencia en los genes de diversos sectores sociales. Que la verdadera delincuencia es la del guante blanco.

Esta movilización en Basurto y otras de parecido corte en otras localidades vascas nos están mandando señales que no deberíamos obviar. Son síntomas que cuanto antes se atajen mejor nos irá.

Creo que deberiamos fijarnos en Catalunya a modo de ejemplo en como puede evolucionar la situación en caso de que no se tomen medidas para pararles los pies.

Dos datos:

  • Debido al poco desarrollo de una izquierda independentista y al clasismo radical del nacionalismo de derechas catalán cuando se produjeron grandes olas inmigratorias españolas, se crearon numerosos barrios-guetto o ciudades-guetto donde el nacionalismo español se ha hecho fuerte como un quiste y es capaz de generar hasta movimiento neonazi.
  • Existen partidos como PXC, xenófobo y ultraderechista español, con representación creciente, cuyo único eje de actuación es la lucha contra el inmigrante, y es capaz de sacar hasta 60.000 votos en Barcelona.

Lejos del discurso pijo-progre  y multiculturalista guay sobre la inmigración, no se pueden dejar de lado tampoco las consecuencias negativas que acarrea esa desigualdad social ni las razones que fuerzan a miles de personas a abandonar su país. Pero lo que tampoco se puede hacer es desviar la atención.

En su época la inmigración española, entre otras cosas, fue utilizada por el poder español  como arma de guerra contra las aspiraciones nacionales vascas y contrarestada acertadamente  por la izquierda abertzale frente a los intereses del capital, del PNV  y PSOE que buscaban y buscán la división de la clase trabajadora. Trabajador no importa de donde vienes sino a donde vamos, se convirtió en línea política de EAE-ANV. No debería ser distinto con la nueva y creciente inmigración no-española. La izquierda abertzale no sería lo que es sin la aportación de la inmigración.

La lucha contra la desigualdad social tambien va a la raíz del problema, y el internacionalismo también ataca al eje básico que produce olas inmigratorias debido a guerras y pobreza.

No existen misterios. O seguir la consigna de Argala: Vascx es todo aquel o aquella  que vive y trabaja en Euskal Herria o abrazar el populismo de extrema derecha, burgués y clasista  que encuentra un caldo de cultivo adecuado en la ignorancia y falta de formación política, a la cual no es inmune la clase trabajadora vasca.

La amenaza hacia la cultura vasca no llega de la mano de la inmigración sino de las culturas que ostentan el poder.

Debemos construir puntos de encuentro para el intercambio  que enriquezcan la cultura vasca  incorporandolo todo en el proceso de construcción de la  Euskal Herria libre y socialista del futuro, empezando desde ya.

Trabajador no importa de donde vienes sino a donde vamos, esa es la medicina adecuada.

3 thoughts on “Mezquitas en Euskal Herria

  1. Pingback-a: Santutxu: Desmostando la estupidez racista y en recuerdo de Kepa « Borroka Garaia da!

  2. ez zaitu ezagutzen, baina bi sarrerak irakurri ditut zure blogean eta benetan esan dezaket zoragarriak iruditzen zaizkit. Jarraitu mesedez gehiago behar ditugu zu bezalakoak

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s