Home

El pasado día 19 podíamos leer un artículo de opinión  de Iñaki Egaña en el diario Gara titulado “Los puros”.

Sin entrar en análisis sobre diferentes corrientes de pensamiento, revolucionarios clásicos y diversos movimientos de resistencia que son nombrados a los cuales respeto por igual. Ya que  de todos ellos se pueden sacar grandes enseñanzas y la izquierda abertzale en sí misma es hija del movimiento revolucionario, nacida al calor de la revolución cubana y con sus bases ideológicas  levantadas sobre el socialismo revolucionario, sí me gustaría entrar en tres aspectos de los tratados.

El primero en referencia a una de las numerosas citas que se reproducen en el texto, en este caso de Tomás Sankara «Al pueblo hay que convencerlo no vencerlo, hay que utilizar la fuerza de la razón, no la razón de la fuerza». Frase que comparto ya que el capitalismo es el único que no atiende a  razones debido a que su accionar se basa en otros baremos. Pero hablamos del pueblo , y el pueblo es muy diverso tanto en su forma de pensar como de actuar. Etiquetar a un sector de la población como “los puros” quizás puede ser una forma de señalizar postulados que no se comparten pero que pueden ser tan legítimos como cualquier otro. Los puros también son parte del pueblo.  Me pregunto si precisamente ese afán por mostrar diversos postulados como “puros” no sea quizás también otra forma de “vencer” en vez de “convencer”. En realidad no creo que existan “los puros” o quizás si existen y lo somos todos. Ya que todo el mundo en mayor o menor medida defiende sus postulados como si así lo fueran, como sí fueran la verdad. De lo contrario nadie etiquetaría a otro de puro o impuro.

Otro de los temas tratados que me llama un poco la atención es el referente a KAS. Si, es cierto que en KAS se produjo un proceso de debate y autocrítica en torno al denominado vanguardismo. Pero de ahí a decir que “El desarrollo de este cambio es conocido. KAS desapareció, así como las organizaciones que lo componían” va un largo trecho. KAS fue ilegalizado. De las primeras organizaciones que lo fueron y no por casualidad. KAS como cualquier otra organización revolucionaria llevó a cabo sus debates y reflexiones. KAS hizo su análisis en torno a posturas vanguardistas, superó ese dilema y siguió avanzando. En realidad posturas vanguardistas no son ajenas a ningún movimiento. Se pueden dar y no es necesario si quiera estar en la órbita ideológica del socialismo revolucionario. De hecho el crear un grupo de presión o lobby, realizar un análisis, mover piezas, y poner en activo lo acordado es actuar de una manera vanguardista. El problema del vanguardismo es que además caiga en el dirigismo. Una línea roja algo borrosa que puede que se haya pasado en algún momento que otro en los últimos tiempos. Como se puede apreciar , este debate es bastante amplio.

Por último en el texto se afirma que nos encontramos en un escenario sencillo y que en este escenario,  las claves del pasado no sirven. Personalmente no creo que el escenario sea sencillo mas bien en mi opinión es bastante complicado y contiene  su carga de contradicción  (inherente siempre a un proceso de liberación)  y las dudas y preguntas no son ajenas a una gran base de las capas sociales independentistas y socialistas. Obviar esto o llevar el debate a puros o impuros  puede poner en duda  que es a través de la práctica política como se gana el debate ideológico.

En cualquier caso, como se afirma en el artículo “Estamos en un esfuerzo plural que requiere y necesita de hombres  y mujeres dispuestos a cambiar las reglas del juego. Un proceso que requerirá de mayorías y de minorías  para avanzar en la misma dirección en la que enfilaron su actividad las generaciones que nos precedieron”. Precisamente las generaciones que nos precedieron nos dejaron un legado importante. Ser fieles a ese legado, enriquecerlo, no denostarlo y tener conciencia que no hay caminos diferentes y enfrentados, sino uno mismo, el iniciado por el MLNV que con sus aciertos y fallos, pasados y presentes, avanza hacia el futuro con un recorrido político integral y con unas claves y una praxis que son hijas de unos planteamientos ideológicos firmes y a su vez como el junco que puede doblarse hasta tocar el suelo, ensuciarse de barro, pero, al final, siempre vuelve a estar erguido y verde alimentado por el sol.

Cuando el vendaval pasa, el junco se levanta porque aunque se ha doblado ante la adversidad nunca se deja romper. Y esa es la historia de la izquierda abertzale. Miles de juncos, diferentes y variados.

4 thoughts on “Los puros, los impuros y los juncos

  1. Cuando lei el articulo me parecio correcto en la medida en que creo que hay gente, no solamente en EH, sino en otros lugares donde tambien se dan procesos de liberacion nacional y social que pretenden recorrer el camino sin tener ningun tipo de contradiccion. Esos son los que entiendo como los “puros”. Es mas sencillo quedarse sentados en el sofa “revolucionario”, desde el que lanzar criticas una detras de otra sin tener que mojarse, ensuciarse si se quiere, tomar riesgos, entrar en terrenos desconocidos, probar, errar, aprender, reanalizar, crear nuevas condiciones, fortalecerse y avanzar.

    No me parece que el articulo vaya hacia aquellos que planteamos criticas constructivas sobre numerosos temas, sobre todo en los dos ultimos años, y que defendemos la necesidad de mantener la naturaleza revolucionaria de nuestra lucha y movimiento. Creo que se refiere mas bien a gente que se instala en una posicion purista sin mucho mas argumentos o alternativas que poner sobre la mesa. Quizas me equivoque, no se las razones ni conozco las posiciones personales del autor.

    Tambien se podria aplicar el termino de “puros” (ambien se les puede llamar la gente cool) a ese otro sector que ha aparecido fortalecido en la “izquierda” ultimamente en temas como Libia o Siria donde aparecen como por encima del bien y del mal, almas puras y candidas que no se quieren mojar, esa nueva generacion nini pero en el plano imperialista (ni gobierno sirio ni OTAN, ni Gaddafi ni OTAN) cuando la posicion antimperialista nos exige tomar parte de un lado o sino hacerle juego al imperialismo.

    Ya se ha hablado del tema de las contradicciones en este blog anteriormente y comparto la idea de que el camino no es renunciar a tener contradicciones, sino ser conscientes de ellas y gestionarlas de la mejor forma posible para que el proceso revolucionario avance. Lo mismo se puede aplicar al tema antimperialista.

    • Bien, entiendo que el denominado “purismo” como lo has explicado, como una falta de alternativas y debate, mas basados en axiomas de fé, inamovibles y fundamentalistas se puede dar, incluso llegando a la crítica destructiva sin ninguna aportación si quiera. Pero mi reflexión iba mas hacia que esa actitud, se puede dar practicamente en toda corriente de pensamiento, ideología o posicionamientos concretos. Por eso que en al artículo se hable casi exclusivamente de movimientos revolucionarios que beben del marxismo-leninismo además de KAS para contextualizar vanguardismo y purismo, mientras se añade que las claves del pasado no sirven me hace surgir la duda si lo que realmente se pone a debate es actitudes concretas (que repito yo creo que ningún sector se ha librado de tenerlas alguna vez sin necesidad de que sean revolucionarios) o es más cierta corriente de pensamiento de nuevo cuño que opina que lo revolucionario y planteamientos históricos (aun con sus contradicciones y sus adaptaciones a lo largo del tiempo) hay que mandarlos al baúl de la historia. Esa es mi duda y así lo he reflejado como buenamente he podido. Lo que yo veo a día de hoy como más prominente y no dado a debatir son quizás posturas que se dan por hechas en el ambito ético (¿Donde está la ética revolucionaria?) y en cierto pacifismo (moral) agresivo, ciertos resets de la trayectoria de la IA como si hubiera nacido antes de ayer etc..y eso a su vez de rebote puede crear que por otro lado se afilen y radicalizen discursos no muy bien construidos con lo que al final el movimiento revolucionario que es consciente de sus contradicciones, de la necesidad de apuestas arriesgadas pero que con unas posturas mas o menos reforzadas se encuentra en el medio de ello se le acaba haciendo una pinza. Por eso creo que habria que separar bien entre ideología/propuestas/metodología y tener mucho cuidado en adjetivizar propuestas ideológicas y más basarse en una critica sobre formas. En definitiva, exigir una explicación ordenada y constructiva sobre todo planteamiento sin mezclarlo. En resumen que esto es como un equipo de fubol, es nuestro equipo. Podemos jugar con un 4-2-4-1 o con un 2-4-4-1, algunos se pueden quejar de que el portero no para bien, otros que hace falta mas delantera otros querrán reforzar la defensa pero nuestro estilo de juego y líneas fundamentales pueden seguir siendo las nuestras independientemente de la readecuación en el campo.

      Con el tema anti-imperialista y por extensión el internaciconalismo estoy de acuerdo y quizás aunque no lo parezca puede que también tenga relación con el debate anterior. Es posible que muchos sectores de la izquierda no estén sabiendo encontrar una alineación adecuada o que incluso estén en otro campo diferente. Y ese debate no se puede solventar con “las ideologías del pasado no sirven”, sino que con el conocimiento del pasdo y con actitud revolucionaria independientemente de la alienación escogida se juegue con la garra y estilo necesario.

  2. Al margen de toda la “paja” de la discusión (o lo que sea) la peor contradicción del artículo es la “exclusividad” del medio. Egaña es uno de los analistas de la “casa” (Gara). Sigue la línea oficial, con pocas o ninguna variable. A los que no la siguen nunca les publican. Con lo cual carecen de defensa, sean puros o impuros.Todo lo que se diga en un medio cerrado y censurado, carece de validez.

  3. De todas formas ya es muy cansino leer críticas facilonas a TODOS los sectores que se reivindican marxistas utilizando para ello el supuesto “anacronismo” de sus posiciones y a líderes carismáticos, cuando en realidad hasta las posturas actuales de la propia Izquierda Abertzale beben de esas fuentes. Se dispara a discrección y se introduce de manera interesada a todos los revolucionarios.Nada se ha inventado ahora.
    Habrá que hablar de los por qués de ciertos enrocamientos y en base a qué análisis. A partir de ahí se podrá abrir la crítica porque sino, en definitiva, se caerá en las mismos errores en los que están cayendo (no voy a decir nombres)algún pequeño grupo que se apropia de signos distintivos de KAS y se dedican a insultar y a provocar.
    Soslayar el debate haciendo alusión al “purismo” y quedarse tan tranquilo es un flaco favor a todos aquellos sectores comunistas o anarquistas que entienden de qué va la apuesta y los riesgos que conllevan… a no ser que haya un interés en joder ¿Te enteras Iñaki Egaña…?
    Pues eso

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s