Home

Pintar las paredes y muros con diferentes lemas políticos y sociales es una característica común en los pueblos donde la libertad de expresión es un derecho aún a conquistar. El monopolio mediático del capital es otro factor que incide en este fenómeno. Euskal Herria es un pueblo pisoteado por los estados español y francés que es un buen ejemplo de ello. Las paredes han gritado libertad innumerables veces frente a la lógica del silencio impuesta por los que cierran medios de comunicación populares o extorsionan económicamente a través de multas o incluso cárcel a los que en la calle pegan carteles y realizan diversas labores de propaganda política que no les gusta. Necesitan que sus versiones oficiales sean exclusivas y retumben con fuerza, para ello no tienen un ápice de verguenza incluso para secuestrar medios públicos y marginar cínicamente de ellos a amplias capas de la población como hace el grupo faccioso EITB desde hace décadas.

Sin embargo para ellos no es suficiente que gracias al franquismo en primera instancia se crearan las bases para que diversos medios de comunicación de familias oligarcas tengan la influencia que hoy en dia tienen  en Euskal Herria. Ni tampoco parece ser suficiente el auténtico sistema represivo draconiano que está implementado para que no existan notas discordantes en el ámbito comunicacional. Que no tenga nadie la más mínima duda que si no llega a ser por la capacidad y determinación demostrada por el movimiento popular vasco, el miedo paralizador se hubiera impuesto hace demasiado tiempo y no hubiera quedado ni rastro de cualquier atisbo de rebeldía o incluso de cualquier atisbo del mismo pueblos vasco. Desde el panfleto clandestino hasta medios de comunicación, ha sido una dura lucha.

Es por todo ello que resulta una tragicomedia que elementos deudores de los intereses del estado español se esfuercen como han hecho hace unos días por numerosas localidades de Gipuzkoa como Oiartzun, Orereta o Astigarraga en realizar pintadas españolistas y fascistas bajo auto-custodia policial y un síntoma más que notable de la impotencia del que pese a poseer todos los recursos económicos y las armas necesarias para acallar voces con total impunidad, ve con amargura que cuenta con poderosas dificultades para propagar  su venenosa doctrina a nivel popular.

Hace tiempo que la sociedad de Gipuzkoa perdió todo respeto por las
fuerzas de ocupación, y es que al final van camino de dar lástima. Aunque deben de saber que no por ello alguien llorará cuando abandonen este pueblo y se vayan por donde han venido. Supongo que debe ser duro para los cabeza pensantes del plan ZEN que aquello que llamaron “acción psicológica” a nivel de calle sea después de tantos años una tara que causa justamente los efectos contrarios y de una manera radical.

+Excesivo celo

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s