Home

Un ratón se hizo amigo de una rana. La rana, obedeciendo a intenciones de burla, ató la pata del ratón a su propia pata. Marcharon entonces primero por tierra para comer trigo, luego se acercaron a la orilla del pantano. La rana, dando un salto arrastró hasta el fondo del agua al ratón. El desdichado ratón se ahogó, quedando a flote atado a la pata de la rana. Los vio un buitre que por ahí volaba y apresó al ratón muerto con sus garras, arrastrando con él a la rana encadenada, quien también le sirvió de cena.

Cuando se presta dinero a alguien, solo pueden existir dos ejes que lo motivan. Uno, que más que un préstamo sea una ayuda solidaria, con lo que se podrá devolver o no la suma monetaria, pero eso no es lo primordial y el otro, el que se realiza por un interés mediante el cual el prestamista obtiene una ganancia.

El estado español puede contar con la solidaridad de Alemania y de Europa, afirmó Merkel, la canciller alemana, en relación al “prestamo” de dinero y calificó de “absolutamente correcta” la decisión del gobierno español de Mariano Rajoy de recurrir a esa ayuda.

Alguien podría pensar que en Europa se regala el dinero en un acto de bondad para ayudar al amigo comunitario si se creen las versiones que las autoridades españolas están lanzando para convertir un rescate económico con intereses en una especie de victoria española llevada a cabo gracias a la picaresca de algún bandolero cañí. El problema es que no tiene trabuco.

En el estado español desde hace mucho tiempo ha existido una tendencia a convertir las derrotas en victorias virtuales, en Euskal Herria se es muy consciente de ello. Y es que seguramente es fruto de ese espíritu histórico imperialista del que ha visto  desmoronarse su imperio y  todavía aún demasiado engreído no acaba de creérselo.

El estado español tiene ya una nueva losa de dependencia y las condiciones y efectos causados serán marcados por agentes políticos y económicos que tendrán capacidad de moldear la política economica española en su beneficio. Y es que al estado español le pasa como a aquel cuervo que acostumbrado a molestar, se asentó al dorso de una oveja. La oveja, muy en contra de su voluntad, le llevó de uno a otro lado durante mucho tiempo, y por fin dijo: -Si usted hubiera tratado a un perro de esta manera, habría sido su  postre en sus dientes agudos. A esto el cuervo contestó: -Desprecio al débil y cedo ante el fuerte. Sé a quien puedo  intimidar y a quien debo adular.

Para que no nos pase como al ratoncito atado a la rana hasta ahogarse, hay que soltar amarras. Obviamente el capital español no va a pagar las cuentas, va a ser la clase trabajadora. Si algunos siguen empeñandose en ser ovejas cada cual decide su lugar pero tenemos posado al cuervo encima desde hace demasiado tiempo y ya es hora de espantarlo, es cuestión de supervivencia y de independencia ante los mercaderes y españa, así como de toda su ruina económica, moral y política.

Moraleja: Los bancos no deben ser rescatados sino juzgados y ya es hora de rescatar a Euskal Herria de las garras del estado español.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s