Home

Autor: Borroka garaia da!

herramientas-nacion-vascaAyer miércoles apareció en el diario Gara un interesante artículo de Joxe Mari Olarra en torno a la constitución de Sortu, el proceso de debate que se está realizando para tal labor y las perspectivas de cara al futuro de la unidad popular en el proceso de liberación. Ciertamente es de agradecer tener de primera mano la opinión de los presos y presas políticas. Yo echo en falta que ésto no ocurra, ni haya ocurrido, con más asiduidad en los medios ya que el capital político que atesoran los cientos y cientos de militantes que permanecen secuestrados es enorme.

El artículo, titulado “La herramienta para ganar el porvenir de la nación vasca”, se podría decir que es una síntesis y ampliación de algunas reflexiones y posturas que han ido defendiendo algunos de los portavoces de la izquierda abertzale en los últimos tiempos y me atrevería a decir que aceptada de manera bastante desigual desde la amplia base social, sobre todo con el paso del tiempo. Al menos en algunos de sus apartados y en sus formas de ejecución. Es por ello que me gustaría tratar punto por punto algunas de las reflexiones lanzadas y lo haré en diferentes artículos.

En un contexto de desventaja y manifiestamente hostil, afrontamos el compromiso adquirido con la sociedad vasca para alcanzar un porvenir diferente y poner a Euskal Herria en el camino más eficaz hacia la recuperación de la soberanía y la integridad territorial. Con esa responsabilidad se adoptó la fórmula de la unilateralidad para dar pasos que provocaran el avance. En apenas tres años, digamos desde «Zutik Euskal Herria», se han sucedido acontecimientos que nos han llevado de la ilegalidad y persecución a la ostentación de la mayor presencia política nunca alcanzada.

Una de las contradicciones base que se produjo desde la misma fase previa a Zutik Euskal Herria consistió en presentar dos análisis enfrentados como uno solo. Por una parte, que Euskal Herria había llegado a las puertas del cambio político y social, que las condiciones para abrir una nueva fase estaban dadas debido a la lucha de décadas y que era hora de rentabilizarlo, para por otro lado decir que la izquierda abertzale se encontraba al borde del abismo. Resultando en sí mismo una incoherencia. Es probable además que ni una cosa ni la otra fuera del todo cierta. Y ese, en mi opinión error de análisis, es una de las claves para entender algunos de los desajustes que se han dado desde que se puso en activo tal estrategia. No se ha llegado a abrir realmente un nuevo tiempo político, sino una fase diferente. No se ha abierto ningún proceso de solución ni de paz. Sigue igualmente de bloqueado que tras las ruptura del último proceso negociador aunque hayamos actuado en muchos aspectos como si eso no fuera verdad.

Si bien es cierto que Sortu superó la fase ilegalizadora. La legalización de Sortu es un elemento que sintetiza todas las estrategias políticas existentes que inciden en el tablero del conflicto político. Para la izquierda abertzale supone contar con una herramienta legal imprescindible y necesaria pero el coste político, ideológico y organizativo requerido ha sido muy elevado. Ese era precisamente uno de los objetivos posibilistas de los procesos ilegalizadores. Cerrar la puerta a la izquierda abertzale en el ámbito institucional abriéndole una nueva por donde solo se pueda pasar moldeado. Algo que por otra parte se puede corregir, pero solo si somos conscientes de ello. La ilegalización y la persecución siguen vigentes, sin lugar a dudas. No solo porque la represión no ha cesado y porque todas las organizaciones ilegalizadas lo sigan siendo sino principalmente porque el estado ha asumido un papel de control chantajista y amenaza a todo lo que permite bajo peligro precisamente de ilegalización.

La izquierda abertzale no ha conseguido a nivel electoral la mayor presencia política nunca alcanzada. Lo ha hecho junto a otros. Lo cual es correcto y una dinámica de unidad de fuerzas beneficiosa para este país. Pero una cosa son los resultados electorales y otra muy diferente los avances netos en el proceso de liberación nacional y social. No siempre coinciden. Y si bien es cierto que el caudal electoral ha tenido éxito, aunque en las últimas elecciones hayamos sufrido cierta erosión, esto no se ha traducido en un avance de la lucha sino que en los últimos tiempos hemos visto desde cierta desuníón del sindicalismo abertzale, el reforzamiento del impasse del movimiento popular, la incapacidad para activar luchas con la intensidad requerida, debilidades en el ámbito institucional, retroceso ideológico y cierta desactivación general de las primeras lineas militantes y simpatizantes. Todo esto también es corregible pero solo si somos conscientes de ello y no maquillamos con resultados electorales nuestras carencias, somos acríticos, o ponemos la responsabilidad de ello donde no está.

ETA, desde su propio análisis estratégico, decidió caminar en el mismo sentido, y tras varios pasos previos adoptó la histórica decisión de finalizar su campaña armada. Hace un año quedaba, así, cerrado un ciclo de cinco décadas caracterizado por el enfrentamiento armado para pasar al actual, de orden exclusivamente político, civil y democrático.

Tema demasiado peliagudo. En cualquier caso, la fase actual sigue siendo no democrática, armada y represiva por parte de los estados.

Este cambio radical de escenario se ha producido en un plazo relativamente breve de tiempo y ello ha provocado en la izquierda abertzale algunas disfunciones que hay que reconducirlas lo antes posible para asentar debidamente el camino por el que transitamos, así como los instrumentos para hacerlo.Una disfunción fundamental es la falta de una organización política estructurada y establecida que sea motor y correa de transmisión del proceso de liberación nacional y social.

Las disfunciones principalmente han llegado por el impulso de intentar convertir el MLNV en un partido político desmantelando la forma de movimiento, el incremento de la verticalidad y la falta de información, la desaparición de organizaciones, el desarrollo de la estrategia con toma de decisiones no lo suficientemente consensuadas y la prominencia del electoralismo y el institucionalismo. Obviamente la falta de una organización legal que pueda llevar a cabo el trabajo político-institucional afecta mucho pero nos engañaríamos si pensamos que esa ha sido la razón.

De la falta de esa herramienta derivan otras disfuciones. Son, por ejemplo, el desfase organizativo por venir de la precariedad y clandestinidad, o el desequilibrio entre la práctica política bien sea a nivel nacional o local. (…) la izquierda abertzale está demostrando que tiene un plan integral sobre el que desarrolla dinámicas de carácter nacional. Mientras, en la órbita de pueblos o barrios, se detectan grandes carencias. Es necesario alertar también sobre la mala costumbre de mirar hacia arriba para esperar lo que venga dado. (…)  Esto, unido a las otras disfunciones, ha provocado una cierta dejadez de ánimo, algo así como un estado pasivo de espera en el que aguardar acontecimientos.

No es agradable hincar el diente a este tema porque las conclusiones que se pueden sacar chocan con el nivel de moral necesario e imprescindible que se necesita para enfrentarse a los retos que están delante. Pero en algún momento tendrá que ser tratado en profundidad ya que de no hacerlo, de no ir a la raíz de los síntomas, no se podrá curar una enfermedad que en mi opinión pone en peligro el sistema inmunológico de la izquierda abertzale.

Ante esta enfermedad, que en mi opinión es evidente su existencia, los antídotos vistos hasta el momento se han reducido a dos tipos de terapias de shock totalmente opuestas entre ellas. Por un lado la del “todo va bien” que en sí mismo sería la negación de la propia enfermedad, sobre todo a base de tiritas electorales que cubren la herida pero que no la sanan, y la del “todo va mal”, que se permite el lujo de echar constantemente sal en la herida. Obviamente ninguna de las dos está dando resultado. Y entre el “todo va bien” y “el todo va mal” no queda mucho espacio más que para entrar en un estado de pasividad a verlas venir y “a ver que pasa”.

Sobra decir que la verdadera energía y “secreto” de la izquierda abertzale resídia en los barrios, pueblos y ciudades, y que si se va perdiendo el “punch” ahí, siendo sustituido por titulares de prensa o macro-política, quizás aparentemente abarquemos mucho pero de tanto abarcar al final no quede potencia para apretar.

Un juguete es algo muy bonito, sin embargo un juguete roto se refiere al objeto que ha perdido su función y que ya no posee valor. Revalorizar lo ya casi inútil aún cuando es necesario es una tarea ardua. Sobre todo lo es cuando los valores y las coordenadas del empuje que han provocado esa desgana y falta de ilusión no se ponen en entredicho.

+ Herramienta(s) del porvenir de la nación vasca (y II)

10 thoughts on “Herramienta(s) del porvenir de la nación vasca (I)

  1. Muy bueno el artículo y la reflexión, realista y centrada, planteando las dudas en el proceso y coyuntura actual, pero sin caer en posiciones nihilistas y sin asumir de manera crítica el callejón sin salida en el que nos encontrábamos, sin afrontar un cambio general de estrategia.
    Defines de manera muy atinada la situación que se vive en los barrios -el mio incluido- aunque hay algo importante que no has mencionado y que creo que debe tenerse en cuenta. Curiosamente, en la valoración del actual proceso, sucede un extraño fenómeno, en el que existe una diferencia fundamental entre las reflexiones, extraordinariamente positivas, de la base social y simpatizantes sin mucha implicación en las dinámicas de estructura, y la valoración, más pesimista o “realista” de cuadros y militantes más implicados en actividades de estructura. No lo habeís notado? Cuando hablas con simpatizantes que votan, van a alguna asamblea, y no militan mucho más, las últimas elecciones son un verdadero triunfo, están eufóricos, y piensan que vamos a arrasar a partir de ahora, casi da pena plantearles las dudas que algunos tenemos… pero cuando me reuno con otra gente, más implicada, el panorama es radicalmente distinto. El debate SORTU, ha movilizado gente, pero me ha parecido poco el tiempo de reflexión necesario, por lo menos en mi barrio, pero lo preocupante es que mucha gente parece encantada con el avance electoral, pero lo de currar en el movimiento popular, en el barrio…buff, eso parece que es más complicado. No sé, tampoco hago una gran aportación, pero me gustaría que otra gente compartiera sus experiencias en los entornos más inmediatos, más allá de lo nacional. Un saludo.

    • Es normal eso que comentas en relacion a algunos sectores de la base social que viven fuera de la lucha cotidiana y aparecen de vez en cuando por asambleas y van a manis nacionales. Ten en cuenta que casi la unica referencia directa que tienen son los comunicados y lo que leen en el periodico. Para ellos ha mejorado mucho la situacion porque ya no sufren la presion de que todos los dias sean interpelados a ver si apoyan a ETA o no en sus circulos sociales y desde los medios de la izquierda abertzale se les ha vendido una victoria cuando no hemos tenido ninguna aun. Esos sectores basicamente son los de votos y manifas nacionales que han existido siempre y el sector mas vocal historicamente contra ETA y de posturas mas cercanas a la socialdemocracia donde todo pasa por el prisma electoral.

  2. En cuanto a lo que comentas sobre que la gente, está “parada” “mirando hacia arriba”, a mi parecer eso está sucediendo por la sencilla razón de que no se han sentado unas bases sólidas o bien explicadas sobre la estrategia que ha decidido llevar sortu. Además la baja participación a nivel de barrios, asociaciones, etc. creo que sucede por la misma razón y por otra mucho más importante, ¿se ha preguntado a la gente qué es lo que realmente quiere?, ¿cómo quiere que sean las estructuras sobre las que se sustente la nueva estrategia?, ¿se van a convocar a nivel de base
    reuniones, asambleas, etc…donde se recoja la opinión de la gente, se haga un debate público y luego se pongan en común los resultados para que luego vuelvan a la base, que es la que debe tomar las decisiones? en definitiva, ¿se ha explicado a la gente que su papel va a ser lo más relevante en este nuevo tiempo al que nos enfrentamos?

  3. Muy interesante, lo que se nos olvida o parce que no queremos ver, es que esa perdida de fuerza en barrios y pueblos vine de hace años ((años por lo menos)….por lo que em parece un poco fuerte pretender explicar ese fenomeno debido a la estrategia actual…..

    • El cambio de estrategia no fue de un dia para otro. Ni siquiera a partir de zutik EH, fue un proceso que se inicio entre bambalinas seguramente cuando la ekintza de la T-4 en ambitos de la direccion. 6 años. De tiempo atras ya estaban ciertas condiciones dadas y es por ello que ese proceso acabo llevandose adelante. Yo lo situaria en varias razones; la incapacidad de ekin,segi… para hacer una renovacion de planteamientos cuando la tendencia socialdemocrata y parecida Aralar estaba ganando posiciones, la represion, llevar politicas para amoldarse a cambios sociologicos en vez de una politica transformadora.

      Una vez aprobado Zutik esa tendencia se ha extremado, y ha catapultado la desaparicion de las herramientas de construccion nacional y social del MLNV que ahora quiere coaptar Sortu,la lucha directa en las calles en muchas de sus vertientes, la eliminacion organizaciones socialistas revolucionarias (En estos momentos solo queda ETA) y ya veremos a nivel juvenil que zumo se saca. Todos eso indice de manera radical en la lucha de los barrios.

  4. “Una de las contradicciones base que se produjo desde la misma fase previa a Zutik Euskal Herria consistió en presentar dos análisis enfrentados como uno solo. Por una parte, que Euskal Herria había llegado a las puertas del cambio político y social, que las condiciones para abrir una nueva fase estaban dadas debido a la lucha de décadas y que era hora de rentabilizarlo, para por otro lado decir que la izquierda abertzale se encontraba al borde del abismo. Resultando en sí mismo una incoherencia.”

    Ez da inkoherentzia bat. Alde batetik, Alternatiba Demokratikoa aurkeztu zenetik eta Lizarra-Garaziraino, gatazkaren muin politikoa kokatua eta gizarteratua dago: Autodeterminazio eskubidea eta Estatuen ukazioa . Bestetik, euskal herritarren gehiengo bat ados dago Euskal Herria existitzen dela eta euskal herritarrek beren etorkizuna erabakitzeko eskubidea dutela. Baldintza sozialak beraz badaude prozesu demokratiko bat garatzeko.

    Aldiz, hau garatu ez bada, Estatuek usaindu dutelako fase berriaren potentziala eta ez dutelako inolaz ere dinamika horretan sartu nahi izan, gatazka beraren korapilatze eta blokeoa bilatuz. Hartatik ezker abertzalearen esfortzuak gatazkaren konponbiderako eta fase berria irekitzeko… eta Estatuen interesa blokeoa luzatzeko. Zentzu horretan, nahiz eta azken hamarkadan esfortzuak egin, aitortu beharra dago Ezker Abertzalearen ezintasun fase berrira igarotzeko, hein handi batean aldebikotasun eskemak erabili dituelako (Anoetako adierazpena) aurrera egiteak Estatuen eskuetan utziz.

    Hortik dator aldebikotasunetik aldebakartasuneko estrategietara emandako jauzia, bere arrisku eta potentzialitateekin.

    “No se ha llegado a abrir realmente un nuevo tiempo político, sino una fase diferente. No se ha abierto ningún proceso de solución ni de paz.”

    Bai egin dira aurrerapenak, nabarmenak gainera, euskal gizarte mailan eta eremu internazionalean. Azken hilabeteetako mobilizazio eta emaitzek dira honen isla. Orain, aldebakartasunezko dinamikek jomuga eta mentalitate berriak eskatzen dute hau ulertzeko. Gauza ez da Estatuei zuzentzea gure borroka presioaren indarrez hauek kontsezioak egin ditzaten, baizik eta euskal gizarteari eta eremu internazionalei begira aritzea Estatuen posturek higatzeko eta egoera haientzat sostengaezina bilakatzeko. Beste partetik, aurrera pausoen giltza Estatuen esku uztea da egin dezakegun akatsik handiena.

    “Para la izquierda abertzale supone contar con una herramienta legal imprescindible y necesaria pero el coste político, ideológico y organizativo requerido ha sido muy elevado. Ese era precisamente uno de los objetivos posibilistas de los procesos ilegalizadores.”

    Ez dut uste SORTU eta antolakunde berriak sortzen direnik legea betetzeagatik, ezta Madrilen edo Parisen lagun berriak egiteagatik. Ezker Abertzaleak estrategi bat edo beste erabili izan du bere historian zehar, eta horiek garatzeko antolakunde ezberdinak erabili ditu, batzuk legalak eta beste batzuk ilegalak. Kasu honetan, estrategi berria adosten da eta berau garatzeko tresna bat baino ez da SORTU.

    “Las disfunciones principalmente han llegado por el impulso de intentar convertir el MLNV en un partido político desmantelando la forma de movimiento, el incremento de la verticalidad y la falta de información, la desaparición de organizaciones, el desarrollo de la estrategia con toma de decisiones no lo suficientemente consensuadas y la prominencia del electoralismo y el institucionalismo. Obviamente la falta de una organización legal que pueda llevar a cabo el trabajo político-institucional afecta mucho pero nos engañaríamos si pensamos que esa ha sido la razón.”

    Honekin ados nago eta espero dut eramaten ari den eztabaida prozesu honek akats hauek konpontzea.

  5. Niri ere ez zait inkoherentzia bat iruditzen zeuden baldintzen ingurukoa. Horretan Igaratzarekin nago.Gainontzean blogeroak dioenarekin erabat bat egiten dut.

    Halere berriro ere parentesiaren teoriarekin nator. Barne liskarren ondoren fase berrira pasatzen ari garen honetan, orain arte zita elektoralei erantzuteko soilik denbora eman du. Baliteke (eta nik ala nahiago nuke) lehentasuna momentu horietan hauteskundeetan indarrez agertzea baino organikoki eta herri eta auzoetan indartzea izatea, baina barruko indar korrelazioak nola zeuden ikusita ez da batere harrigaria izan niretzat azken bi urteak soilik hauteskundez hauteskunde pasatzea.

    Parentesi batean, azken finean, estrategia bat presaka itxita, eta bestea oraindik taxuz eztabaidatu nahiz finkatu gabe. Kontua da parentesia itxi dela. Nafarroako hauteskundeetatik aurrera (udaberria?) ziklo luze bat dator “zirko elektoral”ik gabe beharrezko barne lanketak emateko. eta gazteak zein sortu jada hasi dira.

    Orain bai ezingo zaiola izkin egin herri nahzi auzoen sendotzeak eskatzen dituen tresnen inguruko gogoeta eta eztabaidari, aurrera begira erabili beharreko molde zein ildo ezberdinei etab….

    Parentesia itxi da eta dena dago egiteko: onerako (oraindik ezker abertzaleak mugimendu izaera mantentzea berma dezakegulako) eta txarrerako (hau bermatu ezean jada kakaztu dugulako, eta 2 urtetako inertzia partidistak zuzendu beharko direlako).

    Azkenik, oinarriko jendeak duen gehiegizko optimismoare inguruan (tsunamiak eta beste) normala iruditzen zait, alde batetik eurek ez dutelako barne liskarrek utzitako zapore txarra eduki, bestetik gehienetan eurak direlako ezker abertzalea mugimendu bezala ulertzen ez dutenak, eta azkenik GARAk 2 urte pasa dituelako globo bat puztu eta puztu. Halere iruditzen zait jende horrek guztiak azken hauteskundeetan jada ikusi zuela globoa benetan zenbaterainokoa zen, eta ezin dela “ilusioa”ri tiraka etengabean goraka egin, proiekturik, antolakuntzarik eta eguneroko lan militanterik gabe. eta iruditzen zait gehiegizko euforia hori dena jaisten ari dela…

    Zentzu honetan positiboa litzateke gure ostia txarraren gainetik eta jada parentesia itxita, gure ilusioa goraka joatea, eurena beheraka eta opatzen garen puntu hori izango da benetan efektiboa, benetakoa.

  6. Pingback-a: Herramienta(s) del porvenir de la nación vasca (y II) | Borroka Garaia da!

  7. De un tiempo a esta parte se ha producido una aceleración de todo punto contraproducente para lo que son los objetivos de la I.A.-
    La gente que no milita de forma mas o menos activa, también tiene muchas dudas de cómo va a acabar el tema Sortu.NO está nada claro, y creo que no lo está, por los “dirigentes” en la sombra ,comisarios politicos,que realmente censuran a a los “activos” que ,por ejemplo,han ido a los primeros debates y ponencias de Sortu. Esto comisarios tienen el afan de “corregir” cualquier postura que recuerde a H.B.Su afan de “estetica” les lleva a dar por sentado que en la definición de Sortu “transformación social” es igual a “socialismo” o que,precisamente en el apartado de la ponencia de definición de Sortu se incluya,el “martillo pilon” de la “unidad de fuerzas soberanistas” cuando esto es una “estratégia”.Hay muchisimo interes por “ser limpios-limpios” y se corre el peligro de descafeinar tanto al MLNV,que nos parezcamos cada vez mas a “una ERC”.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s