Home

Autor: Borroka garaia da!

engels

No pasa nada Friedrich, todos nos equivocamos alguna vez.

Esta frase la soltó un policía español en los años 70 en plena sesión de torturas a un militante vasco. Estaba representando el papel de “policía bueno”, intentando convencer de la supuesta inutilidad de la lucha por la liberación nacional vasca mientras los otros aplicaban lo aprendido en las escuelas de las américas por argentinos torturadores y trasladado mediante cursillos de formación a la plana mayor policial y militar destinada a labores de contra-insurgencia en Euskal Herria.

En esos años, gran parte de la izquierda revolucionaria española se oponía fuertemente a la independencia nacional vasca, no reconocía a Euskal Herria como nación y por lo tanto le negaba el carácter de marco autónomo para la lucha de clases intentando absorber la lucha vasca para subordinarla a la española además de alegar una incompatibilidad entre marxismo y nacionalismo revolucionario. Llenaron Euskal Herria de sucursales, tacharon de pequeño-burguesas las reivindicaciones nacionales, pescaron algunos incautos y por donde vinieron se fueron. Esa lucha española acabó totalmente asimilada y sin proyecto político. Argala en su día dio buena cuenta de ello.

“No hay nación alguna en Europa que no cobije, en alguno de sus rincones, ruinas de uno o más pueblos, resto de una población antigua, reprimida y subyugada por la nación que más tarde ha sido portadora del desarrollo histórico. Estos restos de nación, pisoteados despiadadamente por la marcha de la historia, como dice Hegel,estos desechos de pueblos, son siempre y lo seguirán siendo, hasta su completa asimilación o desnacionalización, los fanáticos de la contrarrevolución, de la misma manera que su existencia es una protesta contra la gran revolución histórica”.

Este párrafo, bastante estúpido, anti-dialéctico y anti-marxista, todo hay que decirlo, podría pasar perfectamente por una explicación del “nacionalismo imperialista español izquierdista” sin quitarle su olor a fascio, que ve a las naciones oprimidas como un atraso para el desarrollo de la civilización, o incluso de la revolución. Una justificación del colonialismo desde una perspectiva supuestamente revolucionaria en la que a parte de dar por sentado que un pueblo minorizado y oprimido solo genera reacción, está además condenado a desaparecer. ¿Y a quiénes se refiere concretamente?.Pues nada más y nada menos que a los bretones, los “galos en Escocia” y a los vascos. ¿Y quién lo escribió?. Pues el colega de Marx; Friedrich Engels.

Obviamente estamos en el 2013 y sabemos que nuestro pueblo a través de la praxis y la resistencia ni ha sido desnacionalizado ni asimilado. Que no ha desaparecido, vamos. También sabemos que lejos de generar reacción, el hecho de mantener la opresión nacional ha generado una de las expresiones más potentes y ricas de lucha revolucionaria de su entorno y un movimiento popular inédito en su contexto. La izquierda en Euskal Herria tiene una potencia más que inusual en Europa, el movimiento juvenil contestatario posiblemente sea uno de los más potentes del mundo y se podría ampliar la lista. Con decir que Euskal Herria es la zona con mayor densidad policial y militar de Europa es suficiente para el “desecho de pueblo”.

Efectivamente, Engels metió la pata hasta el zancarrón y la historia lo ha demostrado así. En lenguaje moderno se podría decir que lo escrito por Engels en relación a los vascos fue una “ida de olla”.

Y es que para muchos de los que no creemos en Dios ni en conceptos como la Fe, o la verdad absoluta, tampoco creemos en profetas ni en palabras divinas. No existe nada, absolutamente nada sin su variable de error. No se puede leer ni escuchar nada sin una actitud crítica. Y como bien decía el txakurra, ni Dios ni Marx nos van a ayudar. Dios porque no existe, y Marx, Engels, Lenin, el flaco o Txabi…tampoco porque ya no están entre nosotras y de todo el legado dejado por los revolucionarios y revolucionarias solo queda aprender e integrarlo en nuestra conciencia colectiva crítica y junto al estudio de la historia de Euskal Herria, de la historia del MLNV, de las experiencias revolucionarias a lo largo y ancho del mundo y de los clásicos revolucionarios extraer lo positivo, localizar los vacíos y sobre todo construir nuestra propia historia revolucionaria hacia el estado independiente y socialista vasco que será hecha por ejemplo por tí, que estás leyendo esto ahora.

24 thoughts on “Los vascos seguiréis siendo españoles porque no os ayuda ni Dios ni Marx

  1. Sobre esto, recomiendo el punto “Marx, Engels, la II Internacional, Lenin, Stalin, Trotski y Mao ante el problema nacional” (págs. 324-336) y los dos primeros puntos del Epílogo (Reflexiones sobre socialismo y patriotismo vasco. Págs. 419-424) del libro de Ortzi “Historia de Euskadi: el nacionalismo vasco y ETA”

    Si puedo, lo escaneo en unos días.

  2. Oso ona.

    Artikulu honen harira: “Pavlov y la izquierda “internacionalista” española”

    “….Esto les lleva a atribuir a la burguesía la invención y creación de las nacionalidades e identidades populares y, como consecuencia, a catalogar como de burguesa toda reivindicación nacional o identitaria, a la que contraponen un “Internacionalismo” que no conoce ni reconoce patrias, sólo clases….”

    http://www.pintxogorria.net/index.php/opinion/iritziak-colaboradores/228-besteak-otros/3595-pavlov-y-la-izquierda-internacionalista-espanola

  3. “Obviamente estamos en el 2013 y sabemos que nuestro pueblo a través de la praxis y la resistencia ni ha sido desnacionalizado ni asimilado”.

    Kontuz. Euskal Herria asimilatzeko Espainiak eman dituen aurrerapauso ikaragarrien erakusgarria artikulu honetxen hizkuntza da. Ez gaude hilda, baina ez biziegi ere.

    • En nago guztiz ados. Herri batek bizia izateko borrokarako grina behar du, ez soilik hizkuntzaren hedapena. Badaude herriak non hizkuntzaren egoera nahiko ona da baina burutik behera inperialismoaren hatzaparretan itota daudela, asimilatuak eta beste herriak euskal herria baino egoera larriago batean eta abertzaleagoak dira. Duela 50 urte Euskal Herria ia asimilatuta zegoen, borrokaren bidez fase hori gainditu zen. Zapalkuntzak jarraitzen du eta beraien ondorioak baina bidea garbia da zein den,eta ehundaka mila pertsona irrekuperableak dira espainiar estatuarentzako.

  4. Oso artikulu ona, benetan. Si ya lo decía Argala: Pero ni ETA ni Herri Batasuna ni KAS ni ninguna organización por grande que sea puede resolver los problemas de la clase trabajadora vasca. Únicamente el pueblo trabajador vasco puede solucionar sus problemas. Por eso yo creo que debemos organizarnos… Sólo un pueblo organizado puede conseguir los objetivos a los que aspira”.

  5. http://www.45-rpm.net/antiguo/palante/mlvasco.htm

    El marxismo y la cuestión nacional vasca:

    Es cierto que la única referencia que hace Engels a los vascos no es muy elogiosa. Al citar a lo que él considera “restos de nación pisoteados despiadadamente por la marcha de la historia” nos incluye a “los vascos en España, seguidores de Don Carlos” (Citado por Gotzon Garate, p. 167).

    Pensamos que es necesario un análisis materialista correcto de las insurrecciones populares vascas dirigidas por los carlistas del siglo pasado. Análisis que ya fue correctamente realizado por ETA hace muchos años: “Las masas campesinas, pequeño burguesas y preproletarias veían los Fueros de la clase dominante como cosa suya y podían sentir el liberalismo español como una efectiva invasión extranjera y a los liberales bilbainos y donostiarras como traidores, como beltzak… El contenido real de aquella lucha, lejos de ser la conservación de la independencia nacional vasca, estaba condenada a ser el de un fuerismo pro-feudal, inseparablemente unido al destino del representante mas reaccionario de la extranjera corona española… Mientras que la lucha de los patriotas vascos actuales es UNA LUCHA REVOLUCIONARIA, la de los combatientes carlistas era contrarrevolucionaria con todas sus consecuencias”. (“Hacia una estrategia revolucionaria vasca”, K. De Zunbeltz, Iraultza, nº1, Bruselas, pp 60 y 65).

    Por eso precisamente la lucha actual se inspira en las verdades universales formuladas por Marx y Engels y por eso Engels no veía con buenos ojos la orientación de aquella.

    • Esta claro que el ejercito carlista no era revolucionario, no hay nadie que diga lo contrario, pero es materialmente imposible que fuera contra-revolucionario porque no había ninguna revolución sino precisamente un movimiento mas reacionario que el carlismo; el liberalismo,del cual el franquismo y la derecha actual española toman como referente. Hoy en día nadie pone en duda que las derrotas carlistas fueron en contra de los intereses populares y nacionales. K.de zunbeltz se equivocó en ese apartado al no analizar correctamente a los fueros,y al igual que el nacionalismo español afirmar que eran “Fueros de la clase dominante”,cuando la clase dominante y capitalista era representada por el liberalismo capitalino burgues mientras que los baserritarras,arrantzales y el pueblo humilde en general era carlista.

      El liberalismo fue la base para el nacionalismo español reaccionario, mientras que la derrota carlista fue lo que creo las condiciones del surgimiento del nacionalismo vasco que tomaria una variante revolucionaria. El documento K.de zunbeltz también se equivoca en ese apartado.

      En cualquier caso Engels se equivoco totalmente “estos desechos de pueblos, son siempre y lo seguirán siendo, hasta su completa asimilación o desnacionalización, los fanáticos de la contrarrevolución”. Cosa que se ha demostrado falsa.

      • Marx-en iritzia karlistei buruz:

        “El carlismo es un movimiento libre y popular, en defensa de tradiciones más libres y regionalistas que el absorbente liberalismo oficial, plagado de papanatas que copiaban la revolución francesa. El tradicionalismo carlista tenía unas bases auténticamente populares y nacionales, en tanto que el liberalismo estaba encarnado en el militarismo, en el capitalismo, la aristocracia latifundista y los intereses secularizados.”

        • Se ha puesto en duda la veracidad de la cita que reproduces, es decir, que Marx no la escribio (por no haber fuentes contrastadas).

          Un detallado articulo sobre la misma se puede encontrar aqui:

          Marx y el carlismo: en torno a una opinion apocrifa.
          http://webs.ono.com/mizubel/marx.htm

          • El movimiento carlista afirma que ese texto es real, miembros del PSUC catalán tambien que lo tuvieron en sus manos. Ha sido usado incontables veces como cita por muy diferentes sectores y el que lo pone en duda es un señor de ezker batua en navarra bastante interesado en quitar al carlismo su base popular y su conexion con la perdida de soberania vasca.

            • Bien, como si el articulo lo escribe el delegado de los Pitufos, da igual, lo importante es verificar la fuente original. Esta afirmando que no aparece en MEGA (es decir el archivo general de Marx o de Engels). Ademas no es el unico que lo ha puesto en duda, me parece.

              Lo primero conseguir una copia del texto de Nin, editorial Cenit, 1929. (¿donde esta una copia?), y luego verificar la referencia que da, para ver si en el articulo de Marx asi aparece.

              • este debate me parece un poco absurdo,quien va a saber mas de carlismo que desde euskal herria ¿? ya sabemos lo que significo sin citas de gente que nunca pisaron por aqui.

                • Lo absurdo es aceptar una cita que es mucho mas que probable que sea falsa, ademas fabricada por la reaccion navarro-española como el señor Jaime del Burgo, en pleno apogeo del franquismo (prinicipios de los años 60).

                  ¿Que ya sabemos lo que significo el carlismo en elsiglo XIX?.

                  Bueno, pues puede que no. Pero vamos no sere yo el que abra porenesima vez la compuerta de topicos, prejuicios y confusiones.

                  Coincido con lo que escribio Zalbide (K. de Zunbeltz), el carlismono fue mas que un movimiento contrarrevolucionario con base popular (y proyeccion española), frente a un liberalismo español que pretendia forzar una reorganizacion de la propiedad y del Estado ‘desde arriba’.

                  Por lo demas, nada nuevo bajo el sol.

              • El articulo de J.E. Casariego, de donde Miguel Izu supone que fue extraida la cita esta disponible en internet, en el enlace siguiente:

                Don Carlos, Marx y la historia de España e Hispanoamerica.
                ABC. 01/05/1961.
                http://www.march.es/ceacs/biblioteca/proyectos/linz/PDatos.asp?Reg=r-4252

                -No olvidar que la cita comienza a rular a partir de su reproduccion por Jaime del Burgo Torres, publicada en varios volumenes, entre los años 1954 y 1966.

                El articulo que Casariego publicara en el ABC, dice asi, copio textual, y que corresponde a su opinion sobre lo que Marx opinaba::

                “Son interesantes y originales las observaciones de Marx sobre el carlismo o tradicionalismo español, uno ds los movimientos políticos y populares más fuertes de la Europa de su tiempo y que la pedantería y engreimiento de los liberales quiso dar de lado, desconociéndolo con la táctica del avestruz, que mete el pico debajo del ala. Para Marx el tradicionalismo no es un puro movimiento dinástico y regresivo, como se empeñaron en decir y mentir los bien pagados historiadores liberales. Para Marx es un movimiento vivó y popular en defensa de tradiciones mucho más auténticamente liberales y regionalistas que el absorbente liberalismo oficial, plagiado por papanatas que copiaban a la Revolución Francesa. Los carlistas defendían las mejores tradiciones jurídicas españolas. Jas de los fueros y las cortes legítimas que pisotearon el absolutismo monárquico y el absolutismo centralista del Estado liberal. Representaban la patria grande como suma de las patrias locales, con sus peculiaridades y tradiciones propias.”

                “De ahí una curiosa interpretación de Marx sobre el tradicionalismo que creo no ha sido todavía publicada en castellano: “No existe ningún país en Europa, que no cuente con restos de antiguas poblaciones y formas populares que han sido atropelladas por el devenir de la historia. Esos sectores son los que representan la contrarrevolución frente a la revolución que imponen las minorías dueñas del poder. En Francia lo fueron bretones y en España, de modo mucho más voluminoso y nacional, los defensores de Don Carlos.” (Este párrafo está traducido directamente y publicado por primera vez en castellano, de li “Nueva Gaceta, Renana”, colección de 1849.) Varias veces más insiste en esta, valoración del tradicionalismo, mucho más justa que la de la retórica de los historiadores liberales. Explica Marx con detalle cómo el tradicionalismo carlista tenía unas bases auténticamente populares y nacionales de campesinos, pequeños hidalgos y clero, en tanto que el liberalismo estaba encarnado en el militarismo, el capitalismo (las nuevas clases de comerciantes y agiotistas), la aristocracia latifundista y los intelectuales secularizados, que en la ´mayoría de los casos pensaban con cabeza francesa o traducían—embrollando—de Alemania, como el indigesto Sanz del Río, con sus tremebundas lucubraciones krausistas.”
                [J.E. Casariego. Don Carlos, Marx y la historia… ABC, 1961]

  6. el 14 de Mayo de 1872, Engels defendía ante el Consejo General de la Internacional la necesidad de que la sección irlandesa de la Internacional fuese independiente del Consejo General Británico

  7. Nosotros los carlistas

    Insiste el Sr. Ibargutxi en denostar a los carlistas y al carlismo –DEIA del 14 de septiembre-. Insiste Ud. Sr. Ibargutxi en dar datos que no se corresponden con la verdad. Por mucho que la mentira se repita jamás será una verdad, seguirá siendo una mentira.

    Mire Ud. Sr. Ibargutxi, la última vez que se gestó un Estado Vasco basado en la democracia y en la libertad fue durante la última guerra carlista. Revise la historia de Euskalerria y se encontrará que, siempre en el territorio vasco dominado por el carlismo, se gobernó con Diputaciones auténticamente Forales y como los Fueros eran la Constitución de cada herrialde peninsular, se gobernó democráticamente, se crearon universidades (en Euskalerria se reabrió la de Oñate), la enseñanza primaria era gratuita y hasta los maestros tenían prohibido servir como soldados en la contienda.

    Para nosotros, los carlistas de hoy, el tema república – monarquía está superado. Así todo, siempre hemos considerado Las Españas como una unión de repúblicas sociales coordinadas por una monarquía. Monarquía o república es un tema a decidir por todo el pueblo. Para los carlistas la monarquía depende de las dinastías y de las ideas políticas gobernantes en el momento. Por ejemplo, en esta España neoliberal lo más lógico es que esté gobernada por una república. En un sistema socialista de autogestión global (como el que queremos los carlistas) la monarquía supone el equilibrio social de poderes y la continuidad del sistema político de libertades.

    Habla Ud. de integristas. Mire Sr. Ibargutxi, el integrismo fue y está expulsado del carlismo. De los primeros integristas le diré que se pasaron al nacionalismo. Tal es el caso que describe el libro del catedrático Javier Corcuera Atienza Orígenes, ideología y organización del Nacionalismo Vasco 1.876-1.904 “Si es clara la postura fuerista de los carlistas hispanos, mayor parece ser la radicalidad descentralizadora de los integristas, como nos lo prueba no sólo la literalidad de su programa, sino la estrecha y temprana vinculación existente entre integristas y nacionalistas, y el paso de numerosas personalidades del integrismo vizcaíno al recién fundado Partido Nacionalista Vasco.

    En el esquema o bosquejo del programa integrista se proclama “el principio de una descentralización, tan completa como pueda consentirlo la unidad de la Patria”, se reconoce “la división geográfica de España por sus regiones naturales y la personalidad propia de cada una de ellas en lo político, administrativo y jurídico”…(p. 283). Aparte del propio Sabino de Arana “Si yo fuera español sería tradicionalista integrista” (Carta de R. Torrontegui a Luis Arana, 23 de febrero de 1.903, Archivo Luis de Arana y Goiri, 2/A/2). (p. 286 apéndice inferior) entre los primeros concejales que presenta el PNV en Bilbao se halla Merladet, que en anteriores elecciones había sido candidato integrista. Provienen también del integrismo Engracio de Aranzadi (Kiskitza) y Angel Zabala (Kondaño), que son posiblemente los correligionarios en quienes Sabino tiene mayor confianza política. Igual parece ser el caso de Chalbaud (que sería, tras Sabino, el primer diputado provincial nacionalista elegido por Bilbao) 1.903

    Dice Ud. que somos los responsables de la separación de Navarra del resto de Euskalerria. Las únicas veces que Navarra luchó junto al resto de los Estados que forman Euskalerria fue durante las guerras carlistas. Navarra es tan comunidad política como Vizcaya. Si a lo que se refiere es que los carlistas no secundaron el Estatuto del 36 fue porque este se diferenciaba del Estatuto de Estella en que éste último fue aprobado por todos los vascos y archivado por la República en un cajón y el Estatuto del 36 fue impuesto desde Madrid. La soberanía política recae en la persona humana y esta cede de su derecho y libertad en las comunidades políticas superiores. El Estado Español no es quién para dotarnos a los vascos de ninguna ley, estatuto o concierto económico. Somos los vascos quienes cedemos al Estado aquellos derechos que queramos, que nos interesen.

    Habla Ud. de nuestros reyes. Jamás en la historia, ningún país ha tenido unos reyes como los carlistas. Carlos VII gobernó en media España gracias al apoyo del pueblo llano. Jaime III, “ese gran desconocido” de la oligarquía y de muchos historiadores pero muy conocido en su tiempo por la clase obrera, fue condecorado por la C.G.T., sindicato comunista francés. Este mismo rey fue el que impuso la Gran Cruz de la Legitimidad Proscrita a D. Julio de Urquijo, que fue diputado junto al también carlista D. Resurrección Mª de Azkue, dos de los mejores defensores que ha tenido el euskera en toda su existencia. Nuestro viejo rey, D. Javier de Borbón Parma, Javier I para los carlistas, fue detenido por los nazis e internado en el campo de concentración y exterminio de Dachau con el numero 156.270. Cuando el gobierno alemán le comunicó al español que tenía internado en Dachau a un príncipe español que se llamaba Javier de Borbón, Serrano Suñer contestó que no conocía a ningún príncipe con ese nombre, que hicieran con él lo que quisieran.(Don Javier fue jefe de la resistencia contra los nazis en el centro de Francia y entre los resistentes había un gran número de republicanos españoles) salvó su vida gracias a los republicanos españoles y al medico judío que le practicó una trepanación a escondidas y sin anestesia. Los republicanos le hicieron pasar por muerto. De aquella desgraciada contienda todos deberíamos aprender algo.

    Los reyes carlistas, lo fueron de Euskalerria porque juraron sus Fueros bajo el árbol de Gernika.El 16 de Agosto de 1942, los fascistas (Sánchez Covisa entre ellos) lanzan varias granadas a la salida de una misa en Begoña por los carlistas muertos, hay ciento diecisiete heridos y tres muertos a consecuencia de las heridas recibidas. Francisco Martínez Priegue, Roberto Mota Aranaga y Juan Ortuzar Arriaga. En el Acto se encontraba el carlista general Varela, el mismo que le dijo a Franco que de entrar en la guerra mundial nada. Era el único general con dos Cruces Laureadas de San Fernando. Franco no se atrevió a más, pero le costó el ir destinado a Canarias.

    En 1.945 de la mano, de contrabandistas navarros, Don Javier cruza nuevamente la frontera. Al ser preguntados si sabían quien era, la respuesta de los contrabandistas es clara “…gure errege”. El día 3 , día de San Francisco Javier los carlistas tienen un duro enfrentamiento con la policía en la Plaza del Castillo, en Pamplona. La policía irrumpe en la plaza y empieza a disparar contra la multitud. Los carlistas responden también a tiros. Quedaron once guardias heridos, un confidente de la policía acuchillado y ciento cincuenta carlistas detenidos. A partir de ahí el carlismo se empieza a reorganizar. Como comprenderá por lo que le acabo de exponer Sr. Ibargutxi, el carlismo no tenía nada a favor de Franco y esa pintada no ha podido hacerla ningún carlista.

    Por cuanto a la última guerra civil silencia Ud. que, todos los partidos intentaban el golpe de estado. Comunistas, socialistas y anarquistas lo intentaron y seguían intentándolo.

    La reacción del carlismo fue contra estos golpes y contra una república moribunda. El gobierno no funcionaba correctamente, su propia policía no dudó en “pasear” a un diputado de la oposición. Así que los “ajustes” a quien no piense como algunos no es nuevo, algunos aprendieron bien la lección. No había alternativa frente a los asesinatos de obispos, curas y monjas. No había alternativa frente a la quema de conventos e iglesias. No había alternativa frente al peligro de sovietización del país. Eso lo sabe Ud. muy bien. En aquel tiempo los carlistas estaban en negociaciones con los nacionalistas para el alzamiento militar, pero éstos se retiraron ante el posible reconocimiento del Estatuto de Madrid. No hay que olvidar que carlistas y nacionalistas fueron juntos a las elecciones Después a los dirigentes nacionalistas les tenía que resultar muy difícil explicar a sus bases que se tenían que enfrentar a tiros con los que hasta entonces fueron compañeros, quizás por eso tardaron más de dos meses en involucrarse en la guerra. Lo que no hizo el carlismo fue poner a Franco. Este dio un golpe de estado y se hizo con el mando militar y al pasar el parte a la imprenta su cuñado Serrano Suñer agregó a lo de Generalísimo de los Ejércitos y Jefe del Estado Español. El carlismo no pudo hacer nada y sus enemigos de siempre los utilizaron como carne de cañón. Gernika, Durango y Otxandiano, las poblaciones más carlistas de Vizcaya, sufrieron la venganza del tirano cuando este se enteró de los contactos de D. José Antonio Aguirre con D. Javier de Borbón Parma para pactar la paz en Euskalerria. La amistad entre José Antonio de Aguirre y Javier de Borbón Parma continuó después de terminada la última contienda europea. Incluso vivieron en el mismo edificio en París.

    Nuestros militantes siguen luchando, ¿ Ud. sabía que las CC.OO. se fundaron en la calle Limón nº6-1º, sede del Partido Carlista? Pregúnteselo a Marcelino Camacho. Rodolfo Izal, cura y carlista navarro expulsado por el Gobierno Mexicano por prestar su ayuda a los indígenas de Chiapas. Trabajó, también, junto a Monseñor Romero, Ellakuria y Sobrino en El Salvador. Nuestras actividades actuales las puede encontrar en un texto recogido en Internet:

    EL CRISTIANISMO ANTE EL SIGLO XXI

    Este es el tema tratado en el XIX Congreso de Teología celebrado durante los días 9-12 del mes de septiembre en Madrid, en el Salón de Actos de Comisiones Obreras. Organizado por la Asociación de Teólogos Juan XXIII, y apoyado por medio centenar de colectivos y publicaciones de cristianos y cristianas de base de todo el estado, este foro se ha convertido en un punto de referencia imprescindible para conocer las opiniones y las propuestas de este sector de la Iglesia -el cristianismo de base- comprometido en la defensa de los más pobres y marginados, siempre en busca de alternativas que favorezcan las aspiraciones de las mayorías populares.

    Entre las intervenciones en este Congreso destacan la del teólogo Jon Sobrino quien disertó sobre El cristianismo ante el siglo XXI en América Latina: una reflexión sobre las víctimas; la de María Teresa de Borbón Parma, (carlista) con participación en una mesa redonda que abordó el tema Autocrítica del cristianismo de cara al siglo XXI; Josep Carles Clemente, (carlista) que presentó una comunicación sobre Acogida a inmigrantes y la de Raimon Panikkar, que pronunció una conferencia sobre El cristianismo en Asia ante el siglo XXI. También fue presentada una comunicación sobre las actividades del Grupo de Reflexión Cristiana Fray Pacífico de Pobladura , grupo este creado por Javier Onrubia, (carlista) y que desde hace casi diez años viene trabajando entre las más de 6.000 personas sin techo que hay en Madrid.
    El siguiente es, simplemente, que Don Carlos Hugo durante estos últimos años se ha dedicado a la docencia en una universidad como la de Harvard. En esta universidad se forman y formaron muchos de los dirigentes de los Estados Unidos.

    Nosotros no hemos fracasado. El fracaso es de toda la sociedad. Los fracasados son Uds. que creen en esa Europa que nos están vendiendo. Una Europa hecha a espaldas de los pueblos que la componen. La Europa de los mercaderes y la burguesía más reaccionaria.

    Nosotros creemos en una Europa nacida de la cesión del derecho que nos corresponde como pueblo. Tampoco admitimos ni admitiremos las concesiones de un único Estado Europeo. Somos nosotros quienes dotamos al Estado de su soberanía política a través de nuestras instituciones. Somos nosotros como vascos quienes la cedemos al Estado Español y en consecuencia al Estado Europeo.

    “Tan nación es Catalunya como Portugal” afirmaban los carlistas catalanes de principios de siglo. Tan nación es Bizkaia como Portugal decimos los carlistas de Bizkaia que, tiene el derecho por ser un Estado dentro de otros estados por tener una Constitución propia que son sus Fueros. Esto es lo que no entienden Uds. que pretenden un Estado centralista copia del actual Estado Español. Nosotros seguimos con una ideología vasca que Uds. olvidaron al renunciar al Jaungoikoa eta Lege Zarrak de los primeros nacionalistas.

    Creemos que la libertad de Euskalerria depende de la libertad del resto de los pueblos ibéricos. Si existe un solo pueblo ibérico si libertad, tampoco nosotros seremos libres.

    Nuestra postura es clara, en su momento defendimos el Estatuto de Gernika, el tiempo nos ha demostrado que es positivo, aunque el Gobierno Central se muestra bastante remolón en traspasar el resto de las competencias que nos corresponden.

    Estamos en el foro de Lizarra y yo mismo asistí el domingo día 12 al acto de Durango.
    Nosotros creemos que la Patria Universal Humana se construirá en base a la libertad, a la cultura y al respeto de todos los pueblos del mundo. Eso es lo que defendemos y defenderemos los carlistas vascos. Se llame carlismo o socialismo autogestionario, es igual.

    Le recomiendo vea nuestra página en internet http://www.ctv.es/USERS/eka seguro que encuentra lo que desconoce del carlismo de hoy. http://www.patidocarlista.com

    Así mismo aquí tienes tres opiniones de Garaudí, Marx y Unamuno:

    El filósofo y comunista francés Roger Garaudy afirmaba: “Advertía Marx, hace más de un siglo, que el carlismo era un movimiento de profundas raíces populares que luchaba, en nombre de las viejas libertades de los Fueros, contra la centralización burocrática y contra la integración en el sistema capitalista propugnado desde el extranjero. Ahí se ve, pues, cómo la historia del carlismo ha estado ligada a la evolución del socialismo español.”

    La cita de Carlos Marx a que se refiere Roger Garody está recogida de “La revolución en España 1.808-1843” traducida por Andrés Nin. Editorial Cénit, Compañía Iberoamericana de Publicaciones. Madrid 1.929 y que recoge las crónicas enviadas por el autor a los periódicos Nueva Gaceta Renana, en 1.849 y New York Dayli Tribune, en 1.854. Esta cita fue reproducida en el diario ABC de Madrid, en el contexto de un artículo firmado por el escritor fascista J. E. Casariego: Don Carlos y la Historia de España e Hispanoamérica, y por la revista Tradición de Santander, en un artículo firmado por Sagitarius, mayo-junio 1.961 (pág. 36) Claro que la intención de estas últimas publicaciones de la época franquista no era, precisamente, ponernos en un altar. La intención era que el franquismo y los franquistas persiguieran y acosaran más al carlismo. Más o menos lo que pretenden Uds.

    “El Carlismo no es un puro movimiento dinástico y regresivo, como se empeñaron en decir y mentir los bien pagados historiadores liberales. Es un movimiento libre y popular en defensa de tradiciones mucho más liberales y regionalistas que el absorbente liberalismo oficial plagado de papanatas que copiaban a la revolución francesa. Los carlistas españoles defendían las mejores tradiciones jurídicas españolas, las de los fueros y las Cortes legítimas que pisotearon el absolutismo centralista del Estado liberal. Representaban la patria grande como suma de las patrias locales, con sus peculiaridades y tradiciones propias. No existe ningún país en Europa que no cuente con restos de antiguas poblaciones y formas populares que han sido atropelladas por el devenir de la Historia (…) En Francia lo fueron los bretones y en España de un modo mucho más voluminoso y nacional los defensores de D. Carlos. El tradicionalismo carlista tenía unas bases auténticamente populares y nacionales de campesinos, pequeños hidalgos y clero, en tanto que el liberalismo estaba encarnado en el militarismo, el capitalismo (las nuevas clases de comerciantes y agiotistas), la aristocracia latifundista y los intereses secularizados, que en la mayoría de los casos pensaban con cabeza francesa o traducían embrollando de Alemania.”

    http://www.eka-partidocarlista.com/nosotros.htm

    • Con el enlace hubiera sido suficiente, de todos modos ya habia leido el articulo, gracias. ¿demuestra que la cita de Marx es verdadera?, me parece que no.

  8. Para incorporar otras voces y elementos de debate a este hilo, incorporo un par de parrafos de la revista del grupo Kimetz, Enbor, 4.zbk:

    Dice asi en su articulo titulado Orgullo nacional del Pueblo Trabajador Vasco:

    ‘Desgraciadamente la ideología socialdemócrata ha penetrado con fuerza en el movimiento obrero de Euskal Herria. La clase trabajadora ha quedado huérfana, la lucha por el socialismo ha sido suprimida por el bienestar del nacionalismo burgués. La teoría del nacionalismo burgués pretende correr un velo sobre los antagonismos de clase existentes en el seno de la nación burguesa, predicando la “unidad” de pensamiento y de intereses entre explotados y explotadores; es decir, la sumisión de los primeros a los segundos.’

    (…)

    ‘Estamos en un punto en el que un enjambre de escritorzuelos oficiales, demócratas y progresistas (incluso algunos “marxistas”) de Euskal Herria, exaltan y realzan de mil maneras la libertad y la independencia de la “patria”, la grandeza del principio de independencia nacional. En este sentido el molino es grande y recibe agua de todas partes, desde miembros de la Nueva Izquierda Abertzale hasta el partido de la gran burguesía vasca, pasando por la socialdemocracia más derechista. ¿Pero, y la angustiosa situación de los trabajadores y trabajadoras vascas? ¿Acaso esto no incumbe a nadie? Los y las marxistas vascas reiteramos una y otra vez que la independencia de la “patria” no nos cautiva, si no es para ponerla en manos de las clases trabajadoras, liberarlas de la explotación económica y hacer con
    ella un instrumento en aras de la instauración de la amistad entre los pueblos.’

    (…)

    ‘Es hora de abrir los ojos, el proletariado vasco no debe guiarse por estrategias burguesas y pequeño burguesas que no hacen más que mancillar la ideología socialista. Nuestro propósito es la destrucción del capitalismo y no renunciaremos a nuestro legado por intereses nacionales que no poseen ningún calado revolucionario.’

    Fuente: Kimetz, Enbor 4 zbk.
    http://www.mediafire.com/?6bggoct0r5rwgn3

    ———————————

  9. Como bien se comenta en el artículo http://www.45-rpm.net/antiguo/palante/mlvasco.htm el marxismo y la cuestión nacional vasca, hay que hacer un analisis MATERIALISTA, y eso conlleva a tener en cuenta la posición de los bandos contendientes, es decir, carlistas y liberales frente a los MEDIOS DE PRODUCCIÓN, una vez esto, saber quienes son los revolucionarios y quienes los reaccionarios.

    Pues bien, los carlistas defensían un fuerismo-FEUDAL, mientras que los liberales defendían el desarrollo de los medios de producción entonces de la época feudal a la capitalista, y eso indudablemente es un avance, por lo tanto eran revolucionarios para aquella época. Mientras unos estaban destinados a vencer (los liberales), otro estaban destinados a ser vencidos (los carlistas).

    Y que nadie confunda, pues todos sabemos que la burguesía una vez tomado el poder, lo único que se limitó a hacer es a cambiar de manos el estado, y por tanto, una vez ella en el poder, pasó a ser contrarrevolucionaria.

    • No sabes lo que estas diciendo y a la vez dices lo mismo que el franquismo español solo para justificar a engels como si fuera tu dios. Engels no habla solo del carlismo habla a nivel general.

      “estos desechos de pueblos, son siempre y lo seguirán siendo, hasta su completa asimilación o desnacionalización, los fanáticos de la contrarrevolución”.

      Para EH la victoria del liberalismo suposo un retroceso a todos los niveles. Las guerras carlistas y su perdida tambien supusieron mas perdida de soberania. Estas dando la version del foro de ermua y el nacionalismo español al darpor hecho que las guerras supusieron una mera contienda dinastica o de sistema cuando en EH supuso algo mucho mas profundo. Quitar el analisis nacional en EH desvirtua todo.

      Las dos primeras medidas liberales fueron imponer a la juventud vasca su integracion en el ejercito español y quitar aduanas economicas con españa. Fue un paso mas del colonialismo.
      Adoptas por tanto la version españolista y ademas desconoces lo que es el feudalismo y los fueros. A estas alturas de la pelicula nadie con dos dedos de frente puede afirmar que el liberalismo era revolucionario. Estas justificando una invasion militar de Euskal Herria que esta entroncada en el proceso historio de ocupacion

      • para empezar eres tú el que dice que justifico a Engels cuando ni siquiera lo he nombrado. Además eso de “tu dios” no entiendo a qué viene decirlo cuando ya digo que ni siquiera lo he nombrado, está más que claro cual es el fin que buscas. un debate serio seguro que no.

        Yo no he dado la versión de nadie, y mucho menos la de unos fascistas. Yo solo he destacado cual era la postura de cada cual frente a los modos de producción, así que tus paranoias te las quedas tú.

        Decir que los liberales eran revolucionarios teniendo en cuenta su postura frente a los medios de producción ya que defendían el capitalismo frente al entonces existente feudalismo no es posicionarse con los fascistas españoles, es solo constatar una verdad.

        Y decir que los carlistas eran reaccionarios teniendo en cuenta su postura frente a los medios de producción ya que defendían el feudalismo frente al capitalismo tampoco es posicionarse con nadie, sino simplemente constatar otra realidad.

        Decir que unos (burguesía liberal) estaban destinados a la victoria y que los otros (carlistas) estaban destinados al fracaso, no es tampoco posicionarse con nadie. Mientras unos defendían un modo de producción en expansión (el capitalista), otros defendían un modo de producción condenado a desaparecer.

  10. Muchos creen que el liberalismo, vencedor del carlismo, no era precisamente lo que su nombre parece indicar. En primer lugar era centralista, hispanófilo y burgués, tenía una visión mercantil y luchaba a muerte contra lo que ellos llamaban “particularismos feudales”, además de contra las clases populares (obreros y campesinos).

    Esto no quiere decir que el carlismo nos sirva, precisamente, como modelo social ni político. Ni que lo fuese de modo diferenciado. Pero los intereses dinásticos de don Carlos coincidieron en aquella ocasión con los campesinos atropellados por el mercado liberal, etc., que eran reclutados de muy malos modos, por cierto, para la guerra. De modo que, el mito del carlismo como insurreción popular está muy cuestionado.

    Los liberales y conservadores centralistas (sobre todo los vascongados), lo tenían mas claro, necesitaban a toda costa acabar con la barrera de los Fueros: con sus aduanas, dificultades para la minería, la exportación, la entrada de mano de obra barata etc. Integrar las constribuciones y acopiar tropas para las aventuras africanas y sudamericanas. El tributo de sangre.

    Hay un debate historiográfico sobre la “modernidad” capitalista, introducida por la burguesía a la fuerza en los territorios forales, que desde las guerras carlistas pasaron a ser territorios literalmente ocupados, invadidos. Esta modernidad, incluso para los historiadores afines al socialismo, era buena y necesaria per se. Aunque fuese capitalismo salvaje, significaba ir en la dirección “correcta” de la historia.

    No sabemos lo que hubiera pasado si los carlistas no hubieran sido derrotados (o traicionados con Maroto), pero si sabemos que como consecuencia de la invasión de la vida vasca y su unión forzada a los intereses españoles con la colaboración de las oligarquías indìgenas, surgió un sentimiento de indignación y resistencia.

    Afortunadamente aquella derrota tuvo algo positivo. Aquel sentimiento dio como fruto el nacionalismo vasco. Para mi el hecho mas importante de nuestra historia. Otra cosa es su evolución posterior. Y otra, peor, su deriva hacia posiciones que no tienen mucho que ver con la fundación. Es decir, lo único positivo que se deriva del carlismo puede ser la autoconciencia sobre la nacionalidad vasca, que con don Carlos dificilmente hubiera llegado.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s