Home

saboteando-sistema

Autor: Borroka garaia da!

Las democracias burguesas tienen un sistema sofisticado de asimilación de movimientos revolucionarios. Incluso las más autoritarias de entre ellas y que están levantadas en bases muy reaccionarias como la española, que hacen amplio uso de esquemas clásicos fascistas muy violentos y que apenas llegan al rango homologable de democracia burguesa.

La distribución y gestión del poder es uno de ellos. Dejando inaccesibles los verdaderos centros de poder y mando, especialmente el económico que es el central, los oprimidos se disputan entre ellos la gestión del sistema a la sombra delegada de sindicatos o partidos. En esa pelea se desfogan y ahogan comúnmente la mayoría de movimientos.

Los que no lo hacen se encuentran con otros problemas. El sistema ofrece varios caminos para ello. Crea toda una estructura especialmente diseñada para que el poder popular no se pueda levantar y para invisibilizar a la disidencia con el objetivo de producir procesos de marginación pronunciados. De esta manera, el acceso a los medios de comunicación es un lujo de una élite selecta, la no participación en las instituciones del sistema silencia y margina, y un largo etcera. Es decir, el sistema está diseñado de tal manera que el oprimido generalmente se ve en la necesidad de hacer uso del propio sistema ante el peligro que detecta de quedarse fuera de juego. Aunque claro está, es su juego, el del sistema. Es su terreno y son sus normas.

La mayoría del movimiento revolucionario de izquierda que ha hecho uso del sistema ha sido asimilado. Es un dato que no se puede obviar. Los que no lo han hecho, especialmente los cercanos al ámbito libertario no han podido salir en la mayoría de los casos de la marginación. Una excepción histórica muy destacable es el movimiento bolchevique, de ahí la importancia de su estudio. Supo estar en el sistema, supo tejer sus alianzas, mantuvo el componente de clase y el tensionamiento sin titubear, supo actuar clandestinamente en todo momento, independientemente a períodos de ilegalización o de normalidad y llegado el momento produjo la ruptura no dando espacio a la credulidad durante  todo el proceso.

Deconstrucción del poder sistémico

Una vez que un movimiento revolucionar hace uso del sistema empieza a recibir sus “beneficios”. Sus políticos aparecen en los medios, se les da voz. Las arcas económicas del movimiento empiezan a crecer. Se alcanzan niveles de influencia y de altavoz que hasta ese momento eran negados. Incluso se puede llegar a gestionar cotas de poder y  hacer algunos cambios aunque nunca pongan en entredicho al propio sistema. El pueblo incluso puede llegar a beneficiarse. En resumen, podemos decir que se consigue cierto “poder”. Lo que hace precisamente el sistema es inyectar ese poder sistémico en el movimiento revolucionario.

La traducción de ello es que se crean castas políticas dentro del movimiento revolucionario, la influencia que aporta el sistema es recogida por los elementos más cercanos a él, principalmente en el ámbito institucional, y las dinámicas que se han levantado con tesón popular quedan fácilmente dependientes de ese poder sistémico previamente inyectado de no tomarse medidas.

Es por ello que un movimiento revolucionario debe deconstruir el poder sistémico recibido. Los elementos más directamente expuestos a ese “poder” deben ser controlados por la estructura popular y en ningún caso tener capacidades especiales de dirección y responsabilidad sino todo lo contrario, ser la correa de transmisión del verdadero poder popular que se fragua en las dinámicas de lucha ,en el movimiento popular y en la confrontación. Especialmente de la realizada fuera del sistema que es de donde procede ese movimiento revolucionario ya que su objetivo es acabar con él y levantar algo nuevo.

De lo contrario, el peligro de reproducir el sistema dentro del movimiento revolucionario se hace evidente creándose una pirámide de influencia dictada por el sistema , un control mediático y una desequilibrada gestión de recursos que deberían estar en muchas manos.

Convertir el poder sistémico inyectado en poder popular y expandir el poder popular que nace fuera del sistema e intenta rebasar sus limitaciones son dos caras de la misma moneda y un proceso revolucionario dentro del MLNV y nuestras mentes que aún apenas conocemos y que cobra especial importancia debido a la vigencia de la estrategia ilegalizadora que precisamente asienta los efectos del poder sistémico dificultando su conversión en poder popular.

Indefensión inducida

La legalización de Sortu es un elemento que sintetiza todas las estrategias políticas existentes que inciden en el tablero del conflicto político. Para la izquierda abertzale supone contar con una herramienta legal imprescindible y necesaria pero el coste político, ideológico y organizativo requerido ha sido muy elevado. Ese era precisamente uno de los objetivos posibilistas de los procesos ilegalizadores aunque su objetivo era la aniquilación total y no lo hayan conseguido. Cerrar la puerta a la izquierda abertzale en el ámbito institucional abriendole una nueva por donde solo se pueda pasar erosionado. Revertir paulatinamente esa erosión seguramente será más efectivo que clamar victoria.

No deberíamos bajar la guardia ante ciertos movimientos y tener siempre presente la dinámica de refuerzo-castigo, estímulos aversivos, tratamiento sobre las conductas y todos los elementos de la guerra represiva que pese a ser muy física y palpable, su hilo conductor es netamente psicológico y basado en la psicología de guerra.

La estrategia represiva es integral y el camino a su desaparición requiere también una respuesta integral hasta su desaparición total en todos los frentes. La desactivación parcial de la represión en determinados puntos puede residir en el desgaste sufrido pasado o supuesto futuriblemente  pero también en un impulso político calculado que hay que saber entender y atajar para destruir los límites donde los estados permiten y condicionan los triunfos y derrotas.

—-
+ La tela de araña institucional
+ El ratón , el queso y la descarga eléctrica
+ Si no puedes ser fuerte, y sin embargo no puedes ser débil
+ Legalización de Sortu. ¿Victoria o derrota ?

26 thoughts on “Poder sistémico y extravío inducido

  1. Este post es muy actual por 2 temas:

    -No me gusta nada cuando voces autorizadas de la IA hablando de que se acaba el ciclo de las ilegalizaciones y que hemos vencido en este batalla

    Eso es falso, la ley de partidos sigue vigente, siguen 40.000 personas “ensuciandolo todo”, sigue la lupa encima de las organizaciones de la IA. Y sobre todo, para poder legalizar SORTU y otras organizaciones se han tenido que dar unos pasos que distan mucho de ser una victoria.

    -Carlos Urquijo amenaza día sí y día tambien con la ilegalización. Hoy mismo amenaza a SORTU. http://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/26/paisvasco/1361879045.html

      • Ahí te va, te aviso que la foto de portada asusta (y mucho además):
        carlosurquijoblog wordpress.com

  2. Sobre democracias burguesas que engullen movimientos revolucionarios…
    Estos días han sido las elecciones en Italia. Viendo los resultados actuales, parece que poco queda de aquel partido comunista que hace unas 3 décadas largas se acercaba al 30 % de los votos de todo el Estado. El apostar por la línea del eurocomunismo trajo sus consecuencias, al igual que en el Estado Español o Francés. Hoy la correlación de fuerzas de estos partidos es nula, su alternativa también, se los tragó el sistema.
    ¿Qué decir de Irlanda (se puede hablar de Irlanda)? El Sin Feinn hizó lo que hizó pero parece que al pueblo como sujeto se le dejó del lado…o M o P, pues mira cómo están…
    En Euskal Herria es distinto y las valoraciones que se hagan tienen que partir de esa diferencia. No se puede decir que sortu va a tomar el camino del PCE o Sin Feinn y que por eso a a pasar lo mismo, porque aquí no nos hemos organizado de ese modo. Nuestro movimiento no se ha englobado en un partido, sino que ha sido algo popular,a veces difuso, repleto de siglas, de sensibilidades… Sin ese modelo organizativo no estaríamos donde estamos.
    Si sortu adquiere una deriva reformista (es pronto para sentenciarlo de ese modo y debemos intentar que no sea así) tenemos más piezas para mover. No lo olvidemos.

  3. Si, todo el bagage dejado en pueblos y barrios no se va a esfumar de un día para otro. No tenemos la misma situación que los paises nordicos, Irlanda, Estado Francés, Italia… Contamos con un movimiento popular, asociativo, una organización juvenil que tomará cuerpo a a partir del sábado, un movimiento de la clase trabajadora (aunque también peque de creciente burocratización)…aparte de una dinámica de organizar, salir a la calle, trabajar este y otro tema. Ese es nuestro ADN.
    Si las lecturas de todos los debates de distintos eragiles estos últimos años (o gran parte de ellos) es priorizar el trabajo desde abajo, configuración en los pueblos…hay comienzan las piezas para mover, nuestra militancia de siempre y la que vendrá. El verdadero cambio, las contradicciones que hagan avanzar… vendrán de abajo.
    Como ejemplo, el del sábado pasado, en mi barrio. No fue casi nadie a la ekitaldi de Iruñea no ya porque era ir hasta allá o se estuviera más o menos emocionado con la historia, sino porque prefirieron ir a kalera rock, habia otra historia de un movimiento popular en el barrio, no se qué en el gaztetxe, había gente que tenía visita…Independientemente del rumbo que tome sortu (que espero que no sea el del Sin Feinn) no creo que condicione tanto como en otros sitios lo ha podido hacer el referente político. Tenemos piezas para mover para condicionar, sí, y sobre todo, un pueblo de la ostia (la frase es de Idigoras, no mía).

  4. Iratxo, uste duzu sasoi horietan Italian, Espainian edo Frantzian ez zela berdina? ADN-ak ez du ezer definitzen, dena da kulturala?

    Pentsamendu hori niretzan okerra da, behin etxera joatean oso zaila da bueltatzea, eta auzoetako eta herrietako emaitzak galtzen joango dira. Gazteek bandera espainolak ezagutuko dituzte udaletxeetan, gauza normal moduan, inok ez baititu kenduko?

    Zenbat eta beranduago mugitzen diren piezak txarrago, behin sortu sozialdemokraziara joaten denean, ez dago atzera bueltarik. Beraz, hobeto da denborarik ez eman ikusteko horrela izango den edo ez… hasieratik markegea, eta desadostasunak erakutsi. Autokritika konstruktibotik hasita.

  5. Azken esaldiarekin ados, nik ez dut esaten egun ez direla pieza horiek kontuan hartu behar. Bakarrik egon badaudela.
    Dena da kulturala?Ez dut hori esan. ADN praxiarekin lotzen nuen, gehienbat, Euskal Herrian oso sustraitua dugun antolatzeko eraz, herri eta auzoetatik hasita.Han kokatzen dut (momentuz) autokritikarako gunea, baldintzatzeko aukera (ezker abertzalean zein herri mugimenduan), BGD bezalako blogetan ere bai. Nahikoa izango da etorkizun batean? Nik ez dut uste, egun, galdera horrek erantzun zehatza duenik. Ezin dugu pultsua galdu, ez, baina zuhur jokatu behar dugu. Borroka garaia da, gure herri eta auzoetan ehunak indartzeko garaia (sortu ere han kokatuko da, ez da gauza guztien gainetik egongo den erakundea, soilik), autokritikarako garaia ere bai… Bestelako tresnak gauzatzeko garaia iritsiko da, iritsi behar bada.
    Ezker abertzaleak hartutako norabidearekin ados ez egoteagatik, labankada bat ala bestea jasotzeagatik…ez dugu etxera joan beharrik, baizik eta gure herrietan aritu, sortu barruan ala kanpoan. Ezin gara jendearengandik aldendu…

    • Lo leí ayer y me preocupan mucho este tipo de cosas. Espero una explicación de esta polémica lo más inmediata posible.

      • GFA k bi sail ditu ingurumenaren arlokoak: lehena ingurumen departamentua eta bigarrena lurraldea eta landa garapenekoa.
        Ingurumen departamentuan ezker abertzaleko jendea ari da gaiak eramaten, azkenaldian batez ere Gipuzkoa Zero Zabor Lurralde bilakatzeko politikak. (Porzierto, Sortu erreformista, poltronista etab. dela diotenek ea zer dioten honelako gai inpopular edo ez-populista batean Bilduk hartu duen jarrera eredugarri eta arriskatuaz).

        bigarren sailean, landa garapenekoan, hasiera batean oso balidoa den tipo bat jartzekotan ziren, edo hori diote talde ekologistek. Azkenean ordea, bildu barruko indar korrelazio borrokek EAko jendea jarri zuten, bere garaian (aurreko legealdian bertan) Markel Olaren gobernuan postu berdinean ardurak zituen jendea. Ondorioz departamentu honetan ez da aldaketarik izan duela 6 urtetik gaur egunera eta Talde Ekologistek arrazoi osoa dute Diputazioari egurra emateko.
        Koalizio barruan konpondu beharreko arazoa izango da, benetan eraldaketa bilatzen duen jendea kokatzeko eta ez kontinuistak.

  6. Muy buen análisis borrokagaraia…pero me reconocerás que no te atreves a llegar a las conclusiones que lógicamente se derivan de tus argumentos. Es normal que estés preocupado. Te doy un dato más para que te vayas aclarando el responsable de la “borroka ideoljikoa” es un profesor de la universidad del grupo Mondragon, con cargos de responsabilidad en la misma, que está realizando trabajos sobre “liderazgo”: Iosu Lizarralde Aiastui, está tambien en puestos de control en varias empresas públicas del Alto Deba. Creo que lo de Sortu ya se puede definir como Neosotismo. Ya no hay política sino ingenieria social. Tengo la sospecha ademas que el ideologo oculto sea Koldo Saratxaga. Sortu ya es burguesia de estado.

    • Si crees que este análisis significa que Sortu es burguesía de Estado creo que no entendemos lo mismo por Burguesía de estado. Entonces, dificilmente podré llegar a las conclusiones que comentas. Mas bien afirmar que Sortu es burguesía de estado es algo descabellado que ayuda a asentar tendencias no revolucionarias y errores en vez de corregirlos.

  7. El artículo de BGD, trata de dar cuenta del peligro que las organizaciones revolucionarias afrontan cuando participan en el “campo de juego” del enemigo. El peligro de la asimilación, del surgimiento de oligarquías en el seno de dichas organizaciones, el posibilismo, el reformismo…etc, son riesgos que siempre están presentes a modo de espada de Damocles.
    Sin duda alguna, el acceso a la Diputación de Gipuzkoa, por parte de BILDU, a tareas directamente ligadas a la gestión de un ámbito cualitativamente distinto al de los municipios, ha generado, genera y generará contradicciones muy importantes. Incluso cuando se llegó a creer que EH BILDU, podría acceder a la lehendakaritza, había motivos de preocupación. Quizás yo soy un extraterrestre y el entorno en el que estoy también, pero se tenía miedo de ganar las elecciones al parlamento vascongado. Y por qué? Porque resulta evidente que si juegas en el campo enemigo de manera “normalizada”, los márgenes de maniobra son nulos, aún desde la mejor voluntad reformista. Cómo plantear, por ejemplo, una reforma fiscal radical en Gipuzkoa, que puede conducir a que numerosas empresas deslocalicen su domicilio fiscal? Cómo sostener y expandir mecanismos de solidaridad social, ante la amenaza de inminente quiebra de las finanzas públicas? Resulta legítimo entrar en dinámicas de acuerdos con PSE para sacar adelante ciertas “reformillas”?.

    El ejemplo de los grupos ecologistas que rompen con la Diputación de Gipuzkoa, no lo conozco. No sé las razones, pero sin duda alguna, el problema viene de la contradicción entre la necesidad de “gobernar con responsabilidad” y acogerse a los estrechos márgenes del sistema y las demandas del movimiento popular, en tanto que “pide imposibles”. Esto no es nada nuevo, pero debemos afrontarlo. Yo considero que la presencia en las instituciones es esencial y que deben constituir un frente de lucha directamente ligado a al movimiento popular y a la lucha de clases, pero de esto, que no deja de ser una consigna vacía, debemos ir a mecanismos concretos y eficaces para articular calle e instituciones. Por qué, por ejemplo, no se ha impulsado en Gipuzkoa un programa más radical basado en la fuerza del movimiento popular obligando a PPSOE y PNV a posicionarse e incluso a que se alíen entre ellos para sacar de la Diputación a BILDU, incluso aunque se perdiera la Diputación? Eso hubiera sido generar contradicciones desde las instituciones, radicalizar las condiciones de lucha, deslegitimar al propio PNV…que se visualizara que BILDU aún perdiendo la gestión, se mantenía firme en su línea. De qué sirven txostenes con programas económicos muy avanzados socialmente, si lo que al final percibe la militancia es que se pacta con el PSE una fiscalidad ni siquiera socialdemócrata?

    Tampoco se puede descartar que haya sectores “soberanistas y de izquierdas”, que están donde querían estar y que consideran las instituciones un fin en sí mismo, desde las que se puede, desde la “normalización”, ir avanzando… hacia dónde?. Ni siquiera una socialdemocracia bienintencionada cabe en los márgenes del sistema y esconderse detrás del derecho a decidir del pueblo vasco, no es solución.
    Como dije en otro comentario, SORTU es una estructura abierta desde su base y la identidad que pedíamos y necesitábamos dentro del frente amplio, como socialistas y abertzales, la tenemos ahora, pero depende de la base militante el rumbo que queramos imprimir a SORTU. Afirmaciones como que “SORTU es burguesía de Estado”, me parece un insulto a la militancia que hemos estado participando dentro del proceso sortzaile, peleando con la daga entre los dientes en los debates, desde posturas socialistas y abertzales, de defensa sin cuartel de nuestrxs prisionerxs , de hacer ver que la ausencia de lucha armada no implica ausencia de conflicto y de lucha de clases, que queremos un Estado, sí, pero socialista y fuera de la Unión Europea, etc, etc… quizás si muchos y muchas más críticos hubieran participado en el proceso constituyente, las cosas hubieran ido incluso mucho mejor.
    Hagamos una valoración dentro de un tiempo, de dónde está SORTU. Otorguemos un margen de confianza y trabajemos. Pasado un tiempo, exijamos responsabilidades si es necesario, pero también a nosotros mismos, a los que nos gusta denominarnos revolucionarios, y analicemos críticamente, ya sea desde dentro o desde fuera de SORTU, si hemos sido capaces de extender y raicalizar la lucha de clases y la lucha independentista. y si realmente movilizamos a nuestro pueblo para avanzar hacia el socialismo y la independencia.

  8. Sortu es burguesia de estado, esto no es ningún insulto a la militancia, toda la actividad real de la militancia está dirigida a conseguir votos y atraves de los votos prebendas. La nueva ideologia no esmás que una escusa pra expandir los aparatos de dominación: ecofuncionarios, técnicos de igualdad, técnicos de juventud, técnicos de participación, liberados sindicales, creación de empresas “públicas” es decir del estado. Utilizan los mecanismos del estado para conseguir más dinero y más poder. Qeé responsabilidades vais a exigir cuando el ideologo de Sortu es un teórico del liderazgo y del emprendizaje. Es mentira que Sortu sea socialista y quiera salirse de la UE. No teneis más que leer lo poco que ha publicado Iosu Lizarralde para advertir de que sus esfuerzos están encaminados a reconstruir el capitalismo para salir de la crisis. Lo de Sortu es sotismo de izquierdas pero en versión farsa

    • En primer lugar, no debes confundir lo que es SORTU, o por lo menos lo que pretendemos que sea, y EH BILDU que, como frente amplio, debemos ser conscientes de que nuestros “acompañantes”, no tienen que compartir todos nuestros planteamientos.

      Lo de que sea mentira que SORTU sea socialista, demuestra que no te has leido ni siquiera la ponencia base. Lo de la Unión Europea, si bien en la ponencia base estaba confuso el tema, hubo enmiendas que, si bien no con la claridad que a muchos nos hubiera gustado, lo rechaza y, en último término, lo somete a un hipotético referéndum. Las responsabilidades debemos exigirlas desde el momento en que la línea política no se ajuste a lo que se ha decidido en el debate. SORTU, si bien no es –ni ese es su papel- una organización marxista leninista, defiende el socialismo, la lucha de clases, la violencia de respuesta, la desobediencia civil, el poder popular… qué más te tengo que decir?. Me podrás decir que no existe voluntad de cumplir esa línea, y estarás en tu derecho, pero eso es entrar en el terreno de la especulación y de momento no en el de los hechos.
      Desde SORTU, debe ser reconstruida la base militante de pueblos y barrios, y la base del futuro poder popular. Para ello, tiene un buen esquema de trabajo organizativo, e insisto, dependerá de la propia praxis militante la impronta que se le de a la organización y que las posiciones revolucionarias, vayan ganando hegemonía dentro de SORTU y del bloque soberanista de izquierdas, porque hoy no lo somos, recuérdalo. Sólo desde el desarrollo de esta base militante, de cuadros, de organización, de ejercer de punta de lanza en las diferentes luchas sociales, nos pueden librar de dinámicas como las que describes, de militantes “pegacarteles” en los previos electorales. Y repito, no confundas SORTU con EH BILDU, porque son planteamientos diferentes.

      Lo que pueda haber escrito Iosu Lizarralde, básicamente me la trae floja. El reto es que confrontemos sus escritos con otros propios en los que afirmemos la línea política revolucionaria que precisamos. Y respecto a la proliferación de técnicos, en principio no me dice nada, ni positivo, ni negativo, si realmente sirve para que el trabajo en el sector público se realice de manera más eficaz y transparente, ya que aún estamos lejos de poder proclamar el comunismo y prescindir del sector público.

  9. Te tendrás que aclarar Jon Mailua, qué quieres poder popular como supuestamente defiende Sortu, o la expansión de los aparatos del estado español actual a traves de inflación de funcionarios?. Donde tiene que estar el poder? en el pueblo o en el estado a través de sus funcionarios? Está claro que lo del “poder popular” es un brindis al sol. No creo por otra parte que los/las militantes de Sortu estén en la vanguardia de ninguna lucha social, estarán al 110% en la contiendas electorales. Me dirás que entro en el terreno de la especulación pero los últimos 20 años la izquierda abertzale( mejor sotista pero lo dejaremos así) institucional no ha estado en ninguna lucha social y no creo que de aquí en adelante eso vaya a cambiar. Me dices que no confunda Sortu y EhBildu, vale, pero ya me pudes indicar alguna diferencia real en la praxis de un cargo de EA, de Alternatiba o de un institucionalista ortodoxo de la IA?. Es normal que la gente confunda Sortu con los históricos de la Ia que llevan años en cargos institucionales. Creo por otra parte que los que se ocupan de la “lucha ideológica” se centrarán más en que la militancia más abertzale trague las ruedas de molino que se irán presentando, para que los cargos institucionales estén cómodos. Creo por otra parte que el mensaje de Arnaldo hay que interpretarlo como una llamada angustiosa a la militancia. Pero el mensaje ya está manipulado y recuperado para el sistema. Las oligarquias organizadas en Sortu no tienen ninguna intención de hacerle caso.

  10. Yo tengo muy claras las ideas, Jagi-Jagi. El poder popular no se instaura por decreto, se construye y, lamentablemente, de manera no tan rápida como supongo que nos gustaría a los dos. Desde luego, si lo que tratas de confrontar conmigo es una perspectiva abstencionista respecto a las instituciones frente a mi posición, desde la que las instituciones constituyen un frente de lucha más, no llegaremos a ningún tipo de punto intermedio. Las posiciones abstencionistas y de no participación en las instituciones, como táctica política, corresponden a determinados estadios de lucha de clases, en los que el movimiento popular y mecanismos de contrapoder se encuentran en una fase de desarrollo más avanzado que el actual, yo parto del análisis marxista, pero tú puedes partir de otras premisas diferentes, está muy claro.
    En mi primer comentario ya expresé mi posicionamiento al respecto, y la necesidad de articular calle e instituciones. También considero, que en la situación en la que se encuentra el movimiento popular, los escasos niveles de participación de amplios sectores de la clase trabajadora, no ya en organizaciones políticas, sino en asociaciones vecinales, culturales, etc.. implican una necesidad de que desde las instituciones se promuevan cauces para ello. Por lo que yo me centro más en lo que se trata de lograr, en una estrategia que catalice dichos cauces desde las instituciones, mientras que desde la calle, SORTU haga un proceso simultáneo de reforzar, organizar y movilizar. Y ciertamente, creo que lo de Gipuzkoa daría para mucho debate, sobre los errores que se han cometido.

    Ahora bien, si tú conduces este esquema a que se “promueve y se refuerza el Estado español”, me veo obligado a preguntarte qué aportación tienes tú y lo digo sin acritud. Y como habrás podido comprobar, no represento, ni mucho menos, la voz oficial de SORTU. Soy crítico y mi apoyo es condicionado, soy consciente de que muchas cosas se han hecho de manera inadecuada y que existe una lucha entre tendencias como se ha visualizado a lo largo del proceso sortzaile, pero considero que ahora es el marco desde el que hay que luchar y ganar posiciones, precisamente para impedir algunos de los problemas que tú mismo planteas.

    Y no puedo compartir, pero ni de lejos además, que afirmes que la actual militancia de SORTU, con el pasado de muchos de sus militantes, no ha estado en los muy diversos campos de las luchas sociales, incluso con dobles o triples militancias. Esa afirmación que haces la considero no ajustada ni a la verdad ni a la realidad. De hecho, gran parte de la fuerza del movimiento popular en Euskal Herria, se debe al compromiso militante de muchos y muchas que están hoy en SORTU.

  11. Jon Mailua, no puedes alegar que partes de un análisis marxista para justificar la actitud de la IA en las instituciones. Marx calificó al estado entonces existente de capitalista y burgués y nunca hizo ningún llamamiento a participar en elecciones y en instituciones estatales. Hizo un llamamiento a destruir el estado. Fundamentalmente el estado español es lo que es desde hace 200 años, por lo que no es pertinente invocar a Marx para justificar la participación en esas elecciones y en esas instituciones. La estrategia habría que definirla bien pero lo que está meridianamente claro es que nada de lo que están haciendo, repito lo de NADA, tiene nada que ver con la lucha de liberación del Pueblo Vasco. Dime algún ejemplo de alguna iniciativa que hayan hecho para liberar el País. Es más creo que desde que están en más instituciones los mensajes que lanzan son cada vez más absurdos. (Probablemente no las entiendas ni tú, ..bueno si las entenderás pero tendrás que comerte las tripas) No tienes más que leer las “chorradas” que está diciendo el alcalde de Ordizia sobre la reconstitución de Udalbiltza.En la práctica están realizando un lavado de cerebro en la militancia, parece que con el objetivo de lograr un entontecimiento planeado e integrarles como fuerzas de choque del sistema. Lo de la militancia sortzaile, los que no tienen cargos institucionales, se parece mucho a un somaten, o a los requetes. gente dispuesta a romperse la cara para justificar lo que estén haciendo sus cargos electos en las instituciones, aunque estén haciendo lo mismo que anteriormente estaban haciendo los del PNV o los del PSOE.
    Por lo demás ya sabemos que no es verdad que los que ahora ocupan cargos institucionales en EHBildu hayan estado en ninguna lucha seria. Muchos de ellos han estado parasitando en las luchas contra el TAV, Kukutza…pero parasitando no en la vanguardia.Y antes y después apoyando las posturas más reaccionarias y españolistas como en el caso de Iruña-Veleia. No te conozco pero me parece que a ti nunca te van a proponer para ningún cargo institucional…a que no me equivoco?

    • Los únicos que no han apostado por el trabajo en instituciones burguesas han sido los anarquistas.

      Vosotros, queridos boicotistas y antiparlamentarios, os creéis “terriblemente revolucionarios”, cuando en realidad estáis asustados de las dificultades relativamente pequeñas de la lucha contra las influencias burguesas en el interior del movimiento obrero, cuando vuestra victoria, es decir, el derrocamiento de la burguesía y la conquista del Poder político por el proletariado, creará estas mismas dificultades en una medida aun más grande, incomparablemente más grande. Os habéis asustado como niños ante la pequeña dificultad que se os presenta hoy, sin comprender que mañana y pasado mañana os veréis obligados, a pesar de todo, a aprender, y aprender bien, a vencer esas dificultades en proporciones incomparablemente mayores.

      (…)

      Bajo el Poder de los Soviets tratarán de penetrar en el partido del proletariado, en el vuestro y en el nuestro, todavía más elementos procedentes de la intelectualidad burguesa. Se deslizarán asimismo en los Soviets, en los tribunales, en las administraciones, pues es imposible construir el comunismo de otro modo que con los materiales humanos creados por el capitalismo, pues no hay otros materiales para ello; es imposible expulsar y aniquilar a los intelectuales burgueses, hay que vencerlos, transformarlos, asimilárselos, reeducarlos, como hay que reeducar, con una lucha prolongada, sobre la base de la dictadura del proletariado, a los proletarios mismos, que no se desembarazan de sus prejuicios pequeñoburgueses de golpe, por un milagro, por gracia del Espíritu Santo o por el efecto mágico de una consigna, de una resolución, de un decreto, sino únicamente por medio de una lucha de masas prolongada y difícil contra las influencias pequenoburguesas que existen entre las masas.

      Constituye un error profundisimo, que inevitablemente se pagará más tarde, el tratar de desembarazarse, de preservarse de uno de los problemas “desagradables” o de las dificultades que se presentan en una de las esferas del trabajo. Hay que estudiar y aprender a dominar todos los aspectos de actividad y trabajo sin excepción, a vencer todas las dificultades, costumbres, tradiciones y rutinas burguesas siempre y en todas partes. Cualquier otra manera de plantear la cuestión no es seria; no es más que una puerilidad.

      Lenin.

      • Ezezagun: Yo estoy hablando de liberar al pueblo vasco, no de la srevolucion del proletariado ruso ( Revolución que por otra parte Lenin manipuló y traicionó para instaurar un sistema aún más despótico que el zarismo). Y no tiene ningún sentido que cites a Lenin, ni tien sentido que hables de construir el comunismo, ni de resistir a las influencias pequeñoburguesas. nada de eso aparece en el programa de Sortu. En definitiva la cita que traes a colación de Lenin en este debate es un disparate que no hace más que ridiculizarte. La gente de Sortu que conozco no responde ni de lejos a ese modelo de militante bolchevique que defendía Lenin. No veo en ellos ninguna voluntad de ” estudiar y dominar todos los aspectos de la actividad, ni de vencer las dificultades y rutinas burguesas siempre y en todas partes. tampoco te creeeras que los parlamentarios de EHBildu (Sortu) estén conspirando como conspiraban los bolcheviques. Ademas las instituciones que nos dominan son primero españolas y luego burguesas. Primero es lo sustantivo: estado español y luego lo adjetivo: burgués, terrorista, feminista, izquierdoso…Tampoco es verdad que solo los anarquistas estén en contra de participar en las instituciones.
        La parte sana del nacionalismo, Jagi Jagi, Luis Arana, Eli Gallastegi…tampoco apostaron por ir a esas instituciones. Los viejos heroes de la IA (Monzon, Idigoras..) participaban con muchísima precaución y reservas. Son los oportunistas de la hora presente los que participan alegremente. De paso te recuerdo que el nivel de abstención es cada vez mayor. Probablemente el proceso de liberacón comience cuando el Pueblo Vasco, libre de ataduras mentales devuelva a Madrid las urnas vacias.

  12. Jagi-Jagi, te lo diré desde el respeto y desde una actitud constructiva; cuando realices afirmaciones acerca de lo que decía o no decía Marx y el marxismo, para tratar de confrontar un posicionamiento, de manera previa constata la veracidad de las mismas. Vuelve a leer y estudiar el concepto de “dictadura del proletariado”, su concepción del Estado, los motivos de la ruptura entre bakunianos y marxistas en la 1ª Internacional, textos como “La crítica del Programa de Ghota”… y te darás cuenta del error en el que incurres. Marx escribió lo que escribió y no lo que a algunos les hubiera gustado que escribiera. TODA la tradición marxista, ha considerado el frente institucional burgués como uno de los 5 frentes de lucha, salvo planteamientos filo-maoistas, en los que la lucha de clases adquiere características estrictamente militares en el concepto de “guerra popular”.

    Si me hubieras dicho, “no, no comparto tu planteamiento porque soy anarquista, y me baso en las ideas de Bakunin”, entonces, aquí paz y allí gloria, te hubiera dicho: “perfecto, no comparto tu planteamiento, pero al menos avancemos desde distintos frentes contra el enemigo común”. Pero has deslegitimado mi planteamiento, desde la falta de rigor teórico, afirmando que desde el marxismo, no es factible la lucha institucional.

    Sigues sin dar alternativas, al menos un atisbo de las mismas, a parte de criticar y criticar y demostrar desconocimiento acerca de la militancia de la Izquierda Abertzale y descalificar décadas y décadas de militancia revolucionaria.

    Este cruce de comentarios, no conduce a nada. Tus planteamientos son de un nihilismo irreductible y ni tú me vas a convencer a mí, ni yo a ti. Quizás en otro tema propuesto por BGD, podamos establecer una dialéctica más constructiva.

    Un saludo

  13. Que tendrá que ver la dictadura del proletariado, que Marx la planteaba como provisional, con la proliferación de funcionarios parasitarios que está realizando la IA actual en las instituciones que controla: los funcionarios son para toda la vida. Los partidos autodenominados marxistas han sido ( ya están prácticamente extinguidos)muy estatolatras y muy institucionalistas pero Marx jamás defendió la participación en las instituciones burguesas sino su destrucción.De todas maneras la pregunta pertinente es si lo que está haciendo Sortu es un avance en la lucha de liberación del Pueblo Vasco, y mi respuesta es que NO. Sortu está legitimando y reforzando el estado actual y su política real, lo que están haciendo los ortodoxos de la IA ( supongo que lo que no sea Alternatiba y EA será Sortu) que actúan en las instituciones dentro de EHBildu es expandir productos averiados: republicanismo español, feminismo, internacionalismo con las neodictaduras sudamericanas, antisemitismo… y sobre todo improvisación en la gestión de lo que el sistema de dominación les ha encomendado. No soy yo el nihilista sino vosotros.

  14. COMENTARIOS AL ARTÍCULO DE JOSEMARI LORENZO ESPINOSA 14.2.13

    Josemari Lorenzo Espinosa ha hecho valiosas aportaciones informativas y aclaratorias al acervo histórico de Euskal Herria. Sus abundantes libros y artículos son muy apreciados. Una frase suya se hizo famosa “…sin el PNV es difícil que podamos ser independientes. Con él, es imposible”. (“La Renuncia Nacional del PNV”, Liburuak Kale Gorria, 2002).

    En cuanto al artículo “Espectadores de la crisis perfecta”, GARA 11 de febrero, y considerando lo publicado por Josemari y su presencia en la Mesa Nacional de HB, cabía esperar que sus críticas se referirían al PNV, partido nacionalista sólo de nombre, autonomista de facto y, además, capitalista. En Euskal Herria los genuinos partidos nacionalistas son los independentistas Amaiur, EHBildu, EA, Aralar, Sortu…, los cuales proyectan construir una república socialista, alejada de la claudicante autonomía del PNV y de la praxis “socialista” del PSOE y sus franquicias PSN y PSE, radicalmente inconsecuentes con su denominación.

    En el artículo hay comentarios acertados y valientes que suscribo, pero no he podido evitar una resaca agridulce. El texto destila cierto alejamiento subjetivo además de una calculada ambigüedad, al identificar a agrupaciones autonomistas con las independentistas y a las capitalistas con las socialistas, atribuyendo a todos similares responsabilidades en los problemas políticos, nacionales y sociales vascos.

    Observo ausencias fundamentales; no menciona a los presos y exiliados políticos vascos rehenes de los gobiernos español y francés, ni tampoco a la iglesia nacionalcatólica corresponsable de la cronificación del conflicto de Euskal Herria. Además, ignora los movimientos abertzales en pro de la declaración unilateral de independencia.

    El artículo concluye así: “… los indicios no pueden ser peores. El panorama político vasco, por poner el ejemplo cercano (en otros párrafos se refiere al proceso soberanista catalán), no parece tener mucho interés en la cuestión nacional vasca. Los representantes, votados por el pueblo nacionalista, se dedican fervorosamente a gestionar y administrar el legado autonómico estatal. Nadie pone en duda su capacidad de gestión. Su trabajo es importante, capaz y pueden conseguir, con honradez y dedicación, que la crisis nos afecte menos que a los demás. Pueden demostrar que son excelentes gestores de un capitalismo en crisis y de un estado decante (sic) y moribundo, a los que pueden ayudar. Pueden optar, en fin, a la reelección con merecido éxito. Pero es de temer que su nacionalismo y su socialismo se malogren como otras veces, como siempre, se entretengan en ayudar a España a salir de la crisis perfecta de la que parecen meros espectadores.”

    La ambigüedad no es frecuente en la obra literaria de autor tan avezado, y la que ahora transmite tiene que tener una explicación. ¿Cuál?

    Juan Mari Eskubi Arroyo

  15. La explicación es muy fácil: la IA insitucional de facto es izquierda sotista, y lo que sugiere o indica Josemari Lorenzo Espinosa es más que suficiente para entendero así. Los neosotistas no quieren independencia sino más autonomia, y no quieren socialismo sino socialdemocracia, o coma máximo más capitalismo de estado. Grane Josemari!

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s