Home

Autor: Borroka garaia da!

Si echamos un vistazo al panorama internacional llegaremos a dos conclusiones.

1. El capitalismo es total y abrumadoramente hegemónico con escasas y relativas excepciones que confirman la regla.

2. La izquierda revolucionaria ha fracasado hasta ahora.

Que la izquierda revolucionaria haya fracasado en la mayoría del contexto internacional y que allá donde triunfó haya sufrido procesos de derrota debe ser tenido en cuenta a la hora de realizar cualquier tipo de análisis. A no ser claro, que se quiera vivir en una burbuja temporal nostálgica y distorsionada.

¿En qué se traduce este estado de derrota de la izquierda?. En que la miseria, la desigualdad, la injusticia y la opresión campan a sus anchas por el mundo.

Cómo se ha llegado a esta situación de derrota podría dar para largo y requeriría un análisis pormenorizado del proceso histórico de la lucha de clases, como se ha desarrollado en cada marco autónomo y como cada marco se ha interrelacionado con los demás. En cualquier caso, se suele poner como últimos puntos de inflexión la reunificación alemana con la caída del muro de Berlín y la desintregración de la URSS, pese a que el proceso de derrota ya venía de tiempo atrás. Alemania y Rusia son hoy en día claros exponentes y valedores del capitalismo. Todos los continentes están claramente perdidos para la izquierda revolucionaria, solo en América la izquierda revolucionaria tiene peso específico, especialmente en Cuba. En los últimos tiempos ha existido una ebullición social importante en américa del sur que se ha traducido en el acceso al poder en muchos países del reformismo lo cual ha cambiado la agenda neo-liberal e imperialista. Venezuela es el hecho más destacado pero no cabe olvidar que Venezuela a día de hoy es capitalista pese a que esté en proceso hacia el socialismo en una batalla que será muy dura aún.

En Europa y otras partes del mundo también se viven momentos de efervescencia social pero todavía con falta de concrección, definición y alternativas concisas. Lo que está claro es que la crisis capitalista de la misma forma que genera graves retrocesos en la clase trabajadora tambíén abre puertas de oportunidad para la revuelta y el cambio. Siempre que se sepan aprovechar, claro está.

Se podría decir que la socialdemocracia capitalista ha sido la que ha recogido los frutos del árbol que movía la izquierda revolucionaria, mientras ésta se ha quedado como un elemento marginal. Una marginación que a parte de los poderosos elementos externos que han influido en ello habría que añadir la propagación del sectarismo, partidismo, divisionismo, academicismo cuando no mero voluntarismo o activismo, un enfoque del internacionalismo dirigista, y en definitiva colocarse a la autodefensiva siendo en la práctica meros satélites del reformismo en el mejor de los casos. Ya que la instalación en la crítica a la socialdemocracia y no en la propuesta innovadora, independiente y dialéctica convierte en apéndice de la socialdemocracia al movimiento revolucionario por mucho enfrentamiento que exista con ella colocándola a remolque.

Sin embargo, el proyecto socialdemócrata ha llegado a su fin. El estado de bienestar, pieza angular de ese proyecto ha quedado a la intemperie y ha mostrado su verdadera esencia que no es otra mas que un capitalismo de rostro amable que no puede mantener su careta por más tiempo. Ya que el capitalismo no puede ser amable y por mucho humo que se eche acaba disipándose esa realidad virtual. La llamada crisis capitalista es su certificado de defunción. Y no se podrá reanimar a ese muerto. Ante esa perspectiva se presenta un reto para la izquierda revolucionaria mundial que es la única que puede aprovechar esta coyuntura para producir cambios estructurales.

Y ya centrándonos en Europa, llegamos a una pequeña nación dividida por la fuerza de las armas en dos estados. Una nación en proceso de liberación nacional que cuenta con todos los elementos para ponerse a la cabeza de ese cambio estructural en el continente. Debido a que cuenta con un movimiento popular que es el mayor movimiento contestatario de Europa. Un país donde la izquierda anti-capitalista tiene una fuerza social, juvenil, sindical, institucional inédita en su entorno.

Euskal Herria puede ser punta de lanza del cambio. La lucha y resistencia de siglos la convierte en uno de los sectores más avanzados en la lucha anticapitalista. Décadas de lucha reciente le hacen estar destinada a ello. Existen condiciones para dar el salto a la independencia y el socialismo en un proceso que puede contar además con la complicidad de esa efervescencia social internacional que irá en aumento.

Comentaba antes que existen puertas de oportunidad para la revuelta y el cambio. Siempre que se sepan aprovechar. El movimiento revolucionario vasco, el MLNV y más sectores están en una encrucijada que se despejará en los próximos años. La repetición del esquema que ha llevado a la derrota a la izquierda de manos de la socialdemocracia, la sumisión y la credulidad del oprimido o una innovación del proceso revolucionario inacabado e impulsado desde hacia medio siglo. Para lo que será necesario:

  •  El impulso de una teoría socialista vasca de carácter revolucionario que partiendo de la experiencia de la lucha generada en décadas y la propia historia, cultura e idiosincracia vasca vaya dibujando el plano de la democracia socialista para Euskal Herria.
  •  Incremento exponencial de la formación política.
  • Organización socialista revolucionaria de combate troncal en el MLNV y autónoma.
  • Proceso de radicalización de la clase trabajadora.
  • Trabajo de hormiga. Construcción nacional y social.
  • Diseño estratégico global de la lucha de clases y de las dinámicas de enfrentamiento para derribar los muros impositivos de los estados.
  • Debate conjunto sobre el modelo sindical, el movimiento popular, el frente institucional y las necesidades derivadas de ello que pueda dar cohesión.
  • Una autoridad nacional vasca unitaria de clase que solvente contradicciones existentes y que con la participación de todos proponga unos puntos mínimos acordados para la intervención nacional y social, respetando la autonomía de cada cual. Un punto de encuentro donde se definan los mínimo común denominadores de cara a a la acción y a los objetivos tácticos en todos los frentes.

arrano-beltza

7 thoughts on “La izquierda revolucionaria

  1. Se sigue hablando de “izquierda revolucionaria”. Nadie dice o sabe que es eso.
    Revolucionar qué, exactamente? El número de escaños en un parlamento? Alguna ley más o menos asocial? Las subidas o bajadas salariales de algún sector de trabajadores? Salir a la calle con banderitas rojas con algún símbolo de hace 150 años de nostalgia trasnochada?

    Este mismo artículo, que menciona varias veces esa cosa extraña, no nos dice nada de lo que podría ser o tendría que hacer una presunta I.R.. O acaso el “incremento exponencial (?) de la formación política” es algo revolucionario de por sí? Además, que es eso, quienes lo proponen? Sería lo de estudiar viejos textos que no nos dicen casi nada sobre este capitalismo siglo XXI? O estudios sociológicos de algunos listillos progre anti-revolucionarios del sistema?
    Luego, esa “Organización socialista revolucionaria de combate troncal en el MLNV y autónoma” sería algo así como una conocida organización que desde hace mucho tiempo no nos ha dicho nada de explotación, de lucha obrera, de dinamización revolucionaria, o por lo menos radical, de los movimientos sociales, y de esos mínimos que nos “recuerden” la famosa lucha de clases y realmente anti-capitalista de los hechos contundentes?

    Muy bueno, lo de hablar de “proceso de radicalización de la clase trabajadora”. Pero alguien se ha atrevido a decir de qué se trata? Alguien ha analizado la integración progresiva de los obreros europeos, o de los trabajadores, en prácticamente todas las ideologías capitalistas, individualistas, consumistas, de pequeños propietarios que la caridad-chupadora inmobiliaria del sistema nos concede para atarnos mejor a su carro? O, por empezar, se tiene el valor de decir claro y rotundo que el sindicalismo europeo, prácticamente todo, es a toda vista un soporte más del sistema y de sus valores laborales, sin ninguna solidaridad real con las masas de parados, de precarios, de mujeres sub-contratadas y un listado sin fin de obreros que no entran en los números burocráticos de la famosa “clase trabajadora” esa?

    Si, claro, hace falta un “trabajo de hormiga”, pero en qué y para qué? Para una “construcción nacional y social” de la que no se nos dice nada de nada de como la podríamos plantear, si no es con consabidos eslogan de socialismo e independencia, y nada más?

    Por supuesto, hace falta un “diseño estratégico global de la lucha de clases y de las dinámicas de enfrentamiento para derribar los muros impositivos de los estados”, pero esto es pura propaganda vacía, sin propuestas, sin ni tan siquiera alguna idea de lo que podría interesar a esa estrategia y a esas dinámicas. Se repite el rollo cada X semana o mes, pero no se lee nunca nada sólido, de arriesgado, de concreto. O es que por ejemplo esas HG de cada X tiempos sin propuestas ofensivas y de acumulación social real entre todos los sectores sociales, serían una salida para esta crisis que es puro ataque patronal global, más allá de todas las lamentaciones de las que ya estamos hartos, señor Txiki, por ejemplo?

    • Aupa lagun. Vayamos por partes como diría Jack el destripador.

      “Se sigue hablando de “izquierda revolucionaria”. Nadie dice o sabe que es eso.”

      El término “izquierda” (y derecha) tienen su origen en la revolución francesa. Tras tomar la Bastilla (14 de julio de 1789), se conforma la Asamblea Nacional Constituyente, que tenía como objetivo redactar una constitución. En esa asamblea se dividían los diputados en tres zonas diferentes. A la derecha del presidente estaba el grupo de la gironda, y a la izquierda el grupo de la montaña. En el centro, los indecisos o no partidistas aún. La acepción actual de izquierda a nivel general se sitúa en los sectores políticos que priorizan la igualdad social y los derechos colectivos e individuales por encima de los intereses del capital.

      El termino revolución, en su sentido amplio es un cambio o transformación radical y profunda respecto al pasado inmediato.

      La izquierda revolucionaria por tanto son todos aquellos sectores anti-capitalistas que buscan un cambio radical de paradigma basado en derechos e igualdad donde estarían entroncadas todas las escuelas revolucionarias.

      Que nadie dice izquierda revolucionaria es muy relativo. Si vas al google encontrarás cientos de miles de entradas.

      https://www.google.es/search?q=izquierda+revolucionaria&ie=utf-8&oe=utf-8&aq=t&rls=org.mozilla:eu:official&client=firefox-a&channel=fflb

      “Revolucionar qué, exactamente? El número de escaños en un parlamento? Alguna ley más o menos asocial? Las subidas o bajadas salariales de algún sector de trabajadores? Salir a la calle con banderitas rojas con algún símbolo de hace 150 años de nostalgia trasnochada?”

      En el caso de Euskal Herria revolucionar el contexto de cara a una ruptura radical donde se abra paso la liberación nacional y social a través de un Estado socialista independiente. Lo que tu comentas son reformas o “mejoras”, en cualquier caso necesarias y no incompatibles con crear las condiciones para esa ruptura siempre que vayan encaminadas a ello.

      No se a que símbolos te refieres exactamente, pero la simbología es un apartado muy importante para la memoria histórica de los pueblos y la clase trabajadora. Por ejemplo, no creo que esté trasnochado el arrano beltza pese a que tenga cientos de años ni la bandera roja por supuestoaunque sea mas moderna.

      El color rojo en la simbología de izquierda es tomado también de la revolución francesa. La bandera roja debía usarse para dar cuenta de una actuación represora inminente del ejército. Ya en el siglo XIX sería esa bandera y ese color los adoptados por el movimiento obrero e insurreccional. De ahí lo de “rojos”.

      Revolución mito o realidad ( necesaria)
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/11/29/revolucion-mito-o-realidad-necesaria/

      ¿Revolución selecta?
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/08/07/revolucion-selecta/

      “el “incremento exponencial (?) de la formación política” es algo revolucionario de por sí?

      No, pero es un requisito indispensable para la praxis revolucionaria. La formación política no es simplemente algo externo a la persona, algo a ser estudiado e interiorizado sino el estado donde a partir de una información o conocimiento adquirido alimenta los mecanismos mediante los cuales se pone a trabajar tu propio cerebro para sacar unas conclusiones. El objetivo de la formación política por tanto sería aprender a pensar por nosotros y nosotras mismas, y poner esos pensamientos en contraste colectivo, volver a adquirir conocimientos y repetir el proceso sistemáticamente.

      Formación política
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/09/01/formacion-politica/

      “algo así como una conocida organización que desde hace mucho tiempo no nos ha dicho nada de explotación, de lucha obrera, de dinamización revolucionaria, o por lo menos radical, de los movimientos sociales, y de esos mínimos que nos “recuerden” la famosa lucha de clases y realmente anti-capitalista de los hechos contundentes?”

      En Euskal Herria todo eso se lleva dando desde hace décadas. Decir se ha dicho, pero sobre todo se ha hecho. No es casualidad que el movimiento popular vasco haya llegado a niveles de desarrollo tan importantes. No existen apenas zonas en el mundo que cuenten con tantos dinamizorares revolucionarios por metro cuadrado. Muchos continúan pero se han quedado huérfanos debido a algunos cambios estructurales en el MLNV. Y eso es a lo que me refería.

      La izquierda abertzale y el movimiento popular vasco
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/11/22/la-izquierda-abertzale-y-el-movimiento-popular-vasco/

      Socialismo revolucionario en la encrucijada
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/07/28/socialismo-revolucionario-en-la-encrucijada/

      En cuanto a sindicalismo…

      Rompiendo el bucle
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/07/12/rompiendo-el-bucle/

      ELA y LAB: De la sala de clase a la lucha de clases
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/01/23/ela-y-lab-de-la-sala-de-clase-a-la-lucha-de-clases/

      La postura de ELA ante el aberri eguna
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2013/03/29/la-postura-de-ela-ante-el-aberri-eguna/

      “Si, claro, hace falta un “trabajo de hormiga”, pero en qué y para qué? Para una “construcción nacional y social” de la que no se nos dice nada de nada de como la podríamos plantear, si no es con consabidos eslogan de socialismo e independencia, y nada más?”

      De ese proceso de construcción nacional y social se ha hablado mucho… y se ha puesto en práctica por encima de esloganes.

      La hormiga
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2011/11/04/la-hormiga/

      “diseño estratégico global de la lucha de clases y de las dinámicas de enfrentamiento para derribar los muros impositivos de los estados”, pero esto es pura propaganda vacía, sin propuestas”

      Eso es una tarea colectiva en la que tu mismo deberías participar y no ponerte como espectador.Propuestas existen y cada cual puede poner su granito de arena.

      Hacia el Think Tank subversivo y sedicioso del siglo XXI en Euskal Herria
      https://borrokagaraia.wordpress.com/2011/11/23/hacia-el-think-tank-subversivo-y-sedicioso-del-siglo-xxi-en-euskal-herria-primera-parte/

  2. Iepa, londonienses!

    El destripador tiene temple, Kontest, y aquí no hay ciberbulingaciones! Al contrario, solidez, en apariencias por lo menos, y esta es toda una invitación a “mediaciones indy-pendientes” sin insultos y todo eso que ha derribado y derriba muchas ilusiones mediáticas populares.

    Mi opinión entonces, a saco paco:

    A. Izquierda: como justamente se dice, es una clásica categoría del régimen parlamentario burgués. Se ha vuelto en abstracción neutralizadora, o integradora, para definir todos aquellos presuntos revolucionarios que apuestan, táctica y/estratégicamente sobre eso. Es decir, una absorción semántica de la cultura política dominante. Para evitar, por ejemplo, que se hable directa y claramente de política obrera, o comunista, o revolucionaria anti-capitalista. “Izquierda” es una excelente tirita tapa-lo-todo, hasta los del GAL siguen usándola, y Hollande, y toda la banda.
    Pero cuidao: “izquierda revolucionaria” abre puertas. Por eso esa famosa organización que dice, si entiendo, lo utilizaba.
    Vale sin embargo en serio solo cuando hay contenidos revolucionarios reales, contundentes. No por supuesto aquellos que propones, imagino de manera irónica. Lo que no ha pillado el destripador, supongo.

    B. Según los principios praxisticos, me parece que lo de “revolucionar el contexto de cara a una ruptura radical donde se abra paso la liberación nacional y social a través de un Estado socialista independiente” no suena muy mal, en apariencias, si le quitamos el oportunismo y la diplomacia, pero puede valer para algún que otro roto cuando hay bastante descosido para arreglar.
    Vamos a ver: hasta lo de revolucionar el contexto de cara a una ruptura radical se puede aceptar; es el curro, o las intenciones, de cinco décadas, a pesar de que la ruptura radical no la vemos por ningún lado. Digo radical de raíz.
    Sin embargo, está claro que por algún sitio se siguen abriendo pasos a mejoras para cierta desactivación de la opresión colonial, o nacional, o como le guste al lector… pero no pillo para nada si el estado socialista es el contexto, la ruptura radical, o el medio de la liberación nacional y social, Mr. Jack. Seas algo más cruel conmigo, y explícamelo, venga.

    D. Los símbolos. Podría ser una referencia a todos los tatuajes al uso entre los que se pretenden rojos, revolucionarios, anti-capitalistas, anti-fascistas, guevaristas y todo eso, cuando no encontramos nada de contenidos en sus planteamientos, solo consignas genéricas, sin indicaciones claras de objetivos de lucha, o referencias de clase muy sólidas, y estoy totalmente de acuerdo. A parte la ignorancia de lo que conlleva la exaltación de los bigotes de Stalin, por ejemplo, el enterrador del comunismo en la URSS revolucionaria, y casos parecidos. ¿Será eso?
    Por supuesto que el arrano es otro asunto, como una estrella roja, o el color rojo en sí mismo. Eso es evidente. La colona Barcina se va a enterar muy pronto.

    E. También en el tema de la formación coincido algo, en general. Pero la cuestión que se subleva plantea cosas más explícitas y concretas que ese artículo que se cita de BDG, donde parece que se repiten igualmente frases genéricas, a parte esta: “la formación política, la real, está asentada en la experiencia práctica, la reflexión colectiva y el funcionamiento de tu propio cerebro como una auténtica organización”.

    Pero aquí, en cualquier caso pocos destripajes veo yo.
    Porque la “experiencia práctica” tiene que ser definida mucho más.
    Por ejemplo: ¿Para qué les sirven, a la clase obrera vasca, los milenios de reflexión colectiva que se pegan los de ELA en sus seminarios, por ejemplo, si sus claves fundamentales de interpretación de la realidad, y de esa “práctica”, están bastante lejos de la realidad y necesidad de clase, y social general, concreta y nacional, según parámetros radicales, independentistas, comunistas o revolucionarios?

    En este país hay no pocos “militantes” que se consideran aptos para la lucha “radical” por haberse leído el Manifiesto Comunista, o el I Cap. de El Capital. O hasta todo… como cuentan algunos.
    Así pueden pasar años, décadas y siglos hablando y escribiendo, por ejemplo aquí, SIN SABER O PODER APORTAR NADA CONCRETO, SOLIDO, REAL para lo de “revolucionar el contexto de cara a una ruptura radical”. Más claro agua. Nieblas.
    Toneladas de “formación”: PARA NADA.
    Y cuando surgen nuevas hipótesis, otros materiales más actuales, estudios desarrollados desde una óptica marxiana, sin tanta fraseologías marxistas, pura ideología retórica para este siglo, esta “crisis” y lo que nos viene. Pero sí descalificando, ex-comulgando, y hasta insultando. Es decir: formación (debate, estudio, crítica): ZERO patatero.

    F. Luego, Jack el Destripador se transforma ya del todo en Obispo de las Citas, o en Transportista de Papel-a-manta, o en Descargador de Citas Interminables, desde luego viejo truco para evitar el debate. Así que tranqui Kontest, que de destripar, nada. Eso no es muy praxístico, el compi solo te hace giligili.

    Pero bueno, yo mismo intentaré leerme desde luego algo de estos sermones, y a ver si hay otra ocasión. Abrazos rojos.

  3. No está nada claro lo de “izquierda revolucionaria”. Por mucho que se diga que la izquierda revolucionaria son todos aquellos “sectores anti-capitalistas que buscan un cambio radical de paradigma basado en derechos e igualdad donde estarían entroncadas todas las escuelas revolucionarias”.
    Por que, como se demuestra que esos sectores lo son realmente, y no utilicen ese título unicamente de forma manipuladora o voluntariosa? Hablando en plata, de ETA por ejemplo, que hasta hace poco se definía de esa manera. Sin embargo, no recuerdo nada en los últimos años, en sus comunicados por ejemplo, que atañe de veras a un discurso revolucionario. Acerca de las luchas que, por definición “socialista” o “comunista” sería la esencia misma de lo revolucionario anti-capitalista.

    A menos que los medios utilizados sean los que deciden el asunto. Pero no es correcto. En efecto, los medios de aquellos tiempos, mientras que estrujaban a la patronal vasca con tasación popular, y solo eso, golpeaban bien en directo contra ciertas expresiones de un Estado, pero no a su papel y poder económico real. Además, ese Estado se considera justamente como un enemigo exterior, y no un objetivo que hay que revolucionar en sí mismo. Entonces, seamos claro, de revolucionario nada. Liberación nacional y punto, como mucho. Lo que explicaría las actuales tendencias socialdemócratas de las que se habla aquí en otro contexto.
    Tanto es, que, tambien los medios de ese Estado, brutales, terroristas, no definen su esencia, a menos que se pueda creer que en esta situación global solo los capitalistas usan la fuerza armada, en todas sus variaciones. Pero este es otro tema (en parte).

    • Aupa , a estas alturas de la película no me voy a poner a discutir el carácter revolucionario de euskadi ta askatasuna y su militancia que es mas que obvio salvo para el ciego o para manipuladores voluntariosos. En todo caso este artículo no trata sobre ella. Así que o argumentas y pones ejemplos concretos de tus propuestas o si quieres sigues en tu auto-complaciente postura.

  4. “Hablando en plata, de ETA por ejemplo, que hasta hace poco se definía de esa manera. Sin embargo, no recuerdo nada en los últimos años, en sus comunicados por ejemplo, que atañe de veras a un discurso revolucionario. Acerca de las luchas que, por definición “socialista” o “comunista” sería la esencia misma de lo revolucionario anti-capitalista.”

    Con todo el respeto del mundo te digo Kon-tes, que yo sepa ETA se seguía y sigue autodefiniendo: organización revolucionaria socialista para la liberación nacional. Su trayectoria es diversa, bien, y???? como si las situaciones en el plano internacional y vasco no sufrieran modificaciones…

    Sobrevivir a la debacle internacional de los movimientos de liberación y lo sucedido con el denominado socialismo real… ¿¿¿no te parece suficiente capacidad revolucionaria???

    De verdad a veces no entiendo la capacidad de crítica sin sentido desplegada en muchos debates. El enemigo se tiene que estar partiendo de la risa

  5. Testua, bere edukia eta batez ere bere atzean dagoen proposamena, borobila!

    Bestelako eztabaida teorikoak… garrantzitsuak! Zalantzarik ez! Baina hitz bakoitzaren inguruko eztabaida teorikoan igeri egiten jarraitu ezkero… ito egingo gara!

    Orain ekiteko garaia da! Uste dut asko garela, ehundaka bai bederen, antzeko ikuspegian dantzan (inurri lanean) gabiltzanak. Beraz, bil gaitezen, saia gaitezen iraultza egiten.

    Ezker Abertzaleak oxigeno dosi bat behar du, borroka “txute” bat. Auzoetatik, herrietatik, eskualdeetatik… proiektu handiak zein txikiak, konfrontazio dinamika zabalak zein zehatzagoak… iraultza handiak ere su txikian berotzen direlako!

    Berriz diot: testuaren atzean egundoko proposamena egiten ari da norbait! Ezinbestekoa eta pazientzia handiz landu beharrekoa, baina urgentea! Helburu historikoak eskuratzeko estrategiak beste kolore bat izan behar duela uste duenak… altxa dezala ukabila! Baina batez ere, ekin diezaiogu lanari!

    Guzti honek beste buelta bat ere behar duela badakit: guzti hau nola, nondik, noren izenean… jarri gaitezen hori ere pentsatzen, hausnartzen, eztabaidatzen…

    Zer deritzozue, euskal herri eta auzoetako lagun eta kideok?

    (Hau neure ikuspegia besterik ez da!)

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s