Home

iheslariak

Artículo de colaboración para Borroka Garaia da!. Autor: Txepetxa, iheslari politikoa

Se habla muy poco de los exiliados, gran parte de los exiliados o refugiados son personas de las que no se sabe casi nada y esa realidad invisible hace que para algunos pareciera que no existan. Pero existir existen, son militantes políticos que están en esas condiciones porque un día se comprometieron en la lucha política de Euskal Herria y tuvieron que huir para no ser víctimas de la represión policial o parapolicial.

Aquel que emprende el camino del exilio porque le pisan los talones las fuerzas represivas, siempre tiene la mente puesta en regresar algún día al lugar de origen que abandonó por miedo a la represión, a la cárcel, a la persecución política!. Desde aquellos barcos llenos de exiliados que abandonaron Euskal Herria camino del exilio en la guerra civil en 1937, hasta los actuales exiliados que abandonan Euskal Herria por miedo a la represión política, todos ellos han tenido el denominador común de esperar que su exilio será breve y que pronto podrían volver a estar entre los suyos!.

Pero el exilio es algo que no tiene duración delimitada y el exiliado, aparte de la esperanza que mantenga, no tiene certeza de cuando terminarán de existir las causas que lo llevaron a exiliarse y abandonar lo que mas quería. Por ello el exiliado normalmente vive en una burbuja permanente, esperando que pase el tiempo , sin querer integrarse totalmente allá donde vive exiliado para poder volver algún día a su amado pueblo……Tratando de recibir noticias de su tierra y estar informados en la medida de lo posible, como aquellos que huyeron de Euskal Herria en 1937 y crearon por ejemplo en Caracas Radio Euzkadi, para mantener ese nexo umbilical con la tierra que se vieron obligados a abandonar; hasta los actuales exiliados que en la medida de lo posible hacen uso de las nuevas tecnologías para estar informados sobre lo que ocurre en su tierra.

Pero la realidad del exiliado no es uniforme, no hay un patrón del exiliado y nos encontramos con muchas realidades distintas. Están quienes hacen una vida casi normalizada en la tierra donde viven y pueden trabajar o hasta gestionar negocios; están aquellos que en épocas vacacionales reciben visitas de familiares y amigos o mochileros viajeros de Euskal Herria que aprovechan para visitarlos…. Pero están aquellos que por distintos motivos no reciben visitas de familiares y amigos, que tienen dificultades para obtener recursos de subsistencia; que tienen que valerse de la imaginación para alimentarse con una dieta permanente a base de arroz y pastas (acudir a escarbar entre los desechos de Mercados Populares que se hacen al aire libre o los desechos de panaderías y supermercados por ejemplo). Lo lamentable es que normalmente en la sociedad se conoce la realidad de los exiliados que viven mínimamente bien y que en caso de necesidad pueden recibir ayudas de sus familiares y amigos; pero la realidad es que existen otros exiliados que debido a las circunstancias que les ha tocado vivir no tienen acceso a la ayuda de su círculo familiar y de amistades, siendo muy escasas las veces que les llega ayuda económica o respaldo afectivo.

Ya hace demasiados años que oficialmente se decidió que no habría ayuda para los exiliados, porque en teoría eran ilocalizables para entregarles esa ayuda,….pero existir existen, y tienen necesidades económicas, alimenticias, de salud, afectividad…. De igual modo, las distintas policías del mundo cada vez cuentan con mas medios que dificultan vivir en una situación de clandestinidad; cada vez hay métodos mas sofisticados para detectar documentos irregulares en controles policiales o verificaciones de otra índole (hasta a la hora de enseñar un documento en clínicas, hospitales, en el momento de alquilar una vivienda….)

Partiendo de la base que los exiliados que hacen vida normal, con domicilio conocido y modo de vida establecido, se conoce mucho o bastante; seria recomendable conocer mas sobre la vida de los exiliados vascos que viven escondidos, bajo identidades sustitutas y realidades bien duras. Con imposibilidad para acceder al mercado laboral normalizado y sin entradas económicas que puedan ayudar a pagar los alquileres de las viviendas que habitan; con la práctica imposiblidad para poder optar a tener carnet de conducir y poder disponer de vehículo; con miedo de acudir a servicios médicos en caso de padecer enfermedades, por temor a presentar documentación que en realidad no les corresponde…. Hay exiliados que han ido creando una realidad paralela con su identidad sustituta y pueden estar viviendo años sin que las personas que los rodean sepan que tiene en su interior el desgarro y sufrimiento que supone el exilio; sin que las personas que día a día lo rodean sepan que tiene necesidades y miedos razonados….

El exiliado que vive escondido economiza al máximo su vida y vive en lugares en que su vida vaya a resultar mas económica; en urbanizaciones o barrios donde puede desentonar por su idioma o acento que “le hace acreedor de otro estatus social”…… Muchas veces ese exiliado puede tener verdaderas maravillas paisajísticas o culturales al alcance de su mano, pero es probable que no haya disfrutado de esas maravillas por razón de economizar y sobrevivir con lo que se tiene!. Para el exiliado que vive escondido no existen días de semana o fines de semana, todos los días de semana o todos los días del año son bien parecidos para su dinámica habitual; de igual forma normalmente al disponer de mucho tiempo libre también dispone de tiempo para la añoranza y el deseo de que llegue el día del regreso a la tierra que un día dejó….esperando encontrar a sus amigos poteando, a sus amigas sin parejas, a todos sus conocidos militando en actividades socio-políticas….pues la referencia mental del exiliado es aquella referencia que tenía interiorizada el día que abandonó su tierra y, al no tener apenas relación social, no renueva esa referencia que se queda anquilosada, vieja e irreal!

A pesar de que el deseo del exiliado es regresar a Euskal Herria cuanto antes, la realidad objetiva es que en esa larga espera han pasado muchos años y que nos encontramos con muchas personas que ya tienen una edad considerable o que padecen enfermedades de cierta gravedad…. Verdaderamente duro tener que enfrentar una enfermedad en la situación donde un exiliado no cuenta con ayuda de su familia o entorno mas directo, pues el resto de ayuda depende de factores diversos. Aparte cada uno puede interiorizar que no habrá la misma capacidad de ayuda estando escondido en Bidart (Lapurdi) que en Francia, Inglaterra, Italia, Alemania, Venezuela, Bélgica, México, Cuba, Uruguay, Cabo Verde, Brasil, Sao Tome o otros lugares del mundo; en algunos sitios habrá mas facilidades y en otros sitios se encontrarán con mayores trabas a la hora de lograr asistencia sanitaria necesaria…..

Ahora en que llegamos al momento en que se hace público la determinación de los exiliados sin causas pendientes de regresar al pueblo que dejaron años atrás, es también hora de recordar que muchos aún siguen en condiciones muy duras, sin apenas tener a quien contar las penurias que viven en el día a día. Es hora de tener presente que mientras no haya una solución global que posibilite el fin de la persecución a los represaliados vascos, seguirá habiendo ciudadanos vascos escondidos en muchas partes del mundo….esperando el fin de la persecución y el día de incorporarse a la lucha política por una Euskal Herria libre y socialista desde sus barrios o pueblos que un día abandonaron precipitadamente!

Los exiliados deben vivir libre en Euskal Herria y eso se debe lograr cuanto antes!!! Errefuxiatuek Euskal Herrian libre bizi behar dute eta hori lehen bait lehen lortu behar da!

6 thoughts on “El exiliado, realidad invisible que existe

  1. Creo que muy poca gente ve en toda su extensión, política, social, económica y humana, la realidad los exiliados como lo hace este artículo. Y, además, pienso que al referirse a ellos y ellas,sustituir en los mensajes, carteles y comunicados, la palabra “exiliados” por “huidos” no favorece mucho esa visión. Huir no es lo mismo que exiliarse, es una palabra sin contenido político y se puede entender que han huido por temor, pero que pueden volver .La gente que se va de Euskal Herria por motivos políticos, es y será siempre un exiliado o exiliada, no un huido.

  2. Muy oportuno. Emotivo y muy bien descrito.
    Quien haya tenido la ocasión de conocer algún exiliado. Hablar con ellos. Estar “allí”. Compartir sus momentos, Ideas, paisajes, su vida cotidiana, sus sentimientos…Ser recibido por ellos…Nunca lo olvida.
    A mi me pasó, ya en 1997. Y desde entonces, aunque sea difícil encontrar el modo o la ocasión de demostrarlo, o siquiera decirlo, así es.
    De todos modos, yo creo que en Euskadi el asunto de los exiliados se ve y se trata, en igualdad de sentimiento y acciones, incluido en el de los presos. Desde el punto de vista de la reivindicación, son lo mismo.
    La suya, es otra forma de no poder volver a casa, no tener la libertad que se merecen mas que nadie. Siempre que estoy en una pancarta apoyando los derechos de los presos y su libertad, me acuerdo de ellos…De Jose Miguel, de Joseba, de Mentxaka, Abrisketa, Egiluz y tantos otros, que no se cómo se llaman, pero que todavía veo y siento, en sus problemas como míos, nuestros….
    Siempre confiamos en los familiares, en su hilo umbilical, que les ayudan a soportar los años, que les mantienen conectados a la libertad, al pueblo que aquí les espera…del que un día se fueron siendo casi unos niños y al que un día van a volver.
    Para todos ellos, estén donde estén,….besarkada handi bat

  3. Quiero ser breve, intentare hacerlo. Quizas tenga que hacer de abogado del diablo, de molesto impertinente. De empezar diciendo que ‘el exilio’ debe de verdad, no es el de Iparralde, donde cada fin de semana te viene alguien de casa, o los amigos u otra visita, el exilio comienza en la imposibilidad, en la ruptura, en la desconexion [en la historia de las ultimas decadas, especificamente a partir de los años ochenta cuanto el exilio vasco comenzo a extenderse por el planeta]

    Antes que nada, el articulo de Txepetxa es suave, no cuenta, porque para contar sobre exilios en EH en EuskalHerria tenemos material suficiente para completar una extensa enciclopedia, a capitulo de generacion tras generacion. Y pienso que no lo cuenta, porque para contar algo debe de haber alguien para escucharlo, y no lo hay ni lo habra -por lo menos en esta EH de hoy-. La ‘pelicula’ es mucho mas larga, con mas carnaza, y con muchisimas mas heridas por parrafo cuadrado.

    Contaba un libro, hace muchos años, escrito por una psicologa argentina, -argentina tenia que ser para ser psicologa-, dedidado al exilio, especificamente se titulaba Psicologia del exilio, es mas, ella misma fue exiliada durante muchos años, ademas de una excelente persona y con una mano dispuesta siempre ayudar. Pues bien. Para que nadie se extraviara en florituras, y tuviese las cosas claras desde un principio, lo escribia limpio y corto, ¿el exilio?, el exilio es para toda la vida, e importa muy poco donde te encuentres, aqui o alla o en otro sitio. Para siempre, es hasta siempre. No es una cuestion de localizacion geografica, sino una ruptura de tiempo, de tu tiempo, es un juego de la memoria, agarrarse a un trapecio que pendulea sobre el vacio del tiempo.

    Todo exiliado desarrolla una memoria extraordinaria, particular, extrema en el detalle, que incluye olor, sabor, color, testura, tempo y emocion, cada giron arrancado al olvido es recompuesto como letra armonizada con otra mas para poder conjugar una sola y unica palabra, sobrevivencia. Mas alla del cuenco arroz por alimento, sobrevivencia del yo, ante la trituracion del kilometraje y los escenarios sucesivos o diferentes, el exilio es un pais, un universo, una dimension. Del exilio no se vuelve jamas, porque al final es una estado psicologico, que queda impregnado en la individualidad. Pero el exilio quema, a lo largo de 24 horas al dia, y hay gente que no lo puede resistir, aguantar, o lidiar, es mas duro para signifiquen algo unas simples palabras de animo.

    Todos los exilios son iguales, si, y son distintos a la emigracion. Quien deja su pais puede sentir nostalgia, ganas de informarse, echar en falta familia, amigos, juergas, o lo que sea. Eso es lo comun. Pero mientras un emigrante fue por que tuvo que ir, y de alguna manera podra volver: un exiliado tuvo que irse por cojones y no podra volver por mucho que quiera. El exiliado ‘viaja’ a otro ‘pais’, aunque se encuentre en la misma calle, como decia en el parrafo anterior. Esto es importante decirlo, porque se confunden, el problema no es la lejania, sino que es una esfera distinta.

    Pero tambien, no todos los exilios son iguales. En este articulo, Txepetx, comenta sobre el 37. Pues bien, si aquello fue jodido, muy jodido. Lo de nuestra epoca es un infierno. Aquellos, en aquellos años, fueron por lo menos reconocidos como tales, exiliados ante un regimen fascista, y mejor que peor pudieron rehacer sus vidas. Digo que es un infierno en nuestros tiempos, porque en nuestros exiliados se tienen que negar a si mismos, decir que son o no son o dejan de ser. Contruir un relato, una lista de justificaciones, o quien sabe que para decir por qué esta uno ahi en ese momento, cuando a uno le saldria del alma y pleno aquello de que uno esta ahi por luchar para que su pueblo sea libre, ¿que hay de malo en ello?. Mas sin embargo, debe de callar para malvivir, en este miserable mundo de canallas.

    =========================
    Corto. Porque me va a salir un mamotreto de mensaje.

    He leido algo del articulo que me ha dejado un poco con la mosca. Dice Txepetxa, Especificamente esta frase: ” Por ello el exiliado normalmente vive en una burbuja permanente, esperando que pase el tiempo , sin querer integrarse totalmente allá donde vive exiliado para poder volver algún día a su amado pueblo”. La entiendo perfectamente. Pero es una de las claves, es un momento de decision lo que trasluzco del parrafo, y de alguna manera para saber bien con quien o que elegir. Sin olvidar nunca las normas de seguridad, hay que decidirse por la vida y por las cosas, ademas de con quien compartirlas. Nadie sabemos que es lo que va a pasar mañana, pero de alguna manera debemos de actuar como si lo supieramos. La clave es mimetizarse, hacerse parte del paisaje, succionar el idioma y los significados, encontrar a los otros, buscar a los tuyos -que en todo lugar existen-, saber encontrarlos, le llaman integracion (en realidad es enriquecimiento porque te haran una mejor persona). No tener miedo, saber escuchar, deletrear los signos, mirar a los ojos; en los otros se encuentran respuestas, ayudas, manos solidarias, puertas que se abren, compañeros que si entienden. Me han dado de comer indigenas a tres mil metros de altura y me han curado cuando he estado enfermo en barriadas de chabolas. los tuyos son los que estan ahi, y saben que preguntar y saben que callar. Encontrar a los tuyos, es hacerse de los otros, el pasado estara ahi siempre. lo importante es la vida, tu vida,

    Nota: que ningun gili, en plan komisarat, te diga ni mu.
    ===================================

  4. Oso hunkigarria; oso. Eskermile por dar a conocer esa otra cruda realidad que sufre parte del colectivo de exiliadxs. Os anhelamos desde el primer instante en que somos conscientes de que no estais entre nosotrxs.Seguir soñando con las plazas de los pueblos que dejasteis atrás; entre todxs; os traeremos a ellas. Y no os olvideis; en el lugar donde se habite; que no por repirar el aire se vive; es necesario sentirse vivxs. Aurrera ! Zaindu zaitezte izugarri gurekin besarkatu arte.

  5. Para el que le interese conocer el sentimiento que provoca el exilio leer la obra poética de M.Benedetti dedicada a su tiempo de exilio, lejos de su “paisito” Uruguay. Se sea de donde se sea, ante ciertas circunstancias como el exilio, la tortura o la cárcel, el ser humano tiene sentimientos que los igualan.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s