Home

comunistas

Artículo de colaboración para Borroka Garaia da!. Autores: Juanjo Sainz, Jon Kerejeta, Manu Aranburu y Jokin Elarre

Han pasado años para E.H. para la izquierda revolucionaria y para todos nosotros. Y aquí nos vemos de nuevo, no cansados de la lucha, pero si cabreados con la imbecilidad de quienes daban lecciones de revolución y hoy nos dan consejos de moral, cabreados de escuchar tanta cháchara de los postmodernos, postmarxistas, post…….

Y cabreados con los burócratas con gorra de comandante de chiringuito, con soldaditos obedientes.

Esperábamos algo más de la izquierda revolucionaria en el mundo y en Euskal Herria. No esperábamos ese miedo a enfrentarse con una crisis ante la que había mucho más que hacer: que guardar viejas cosechas, indignas acumulaciones y demás viejas patrias de cartón piedra que suspiraban por la propiedad perdida. La propiedad siempre ha sido el alma de todas las dominaciones, de género, de clase, de estado….y madre de todas las guerras. Nosotros con nosotros mismos , volvemos para retomar rumbo, analizar situación y métodos para retomar el camino; sumando en la estrategia de liberación total.

La lucha de clases en EuskalHerria hace tiempo inició una fase ofensiva desde nuestra vieja formación (histórica) económica social, en que la clase trabajadora identificando la conciencia de clase con la nacional definió la estrategia por la construcción nacional y social de nuestro pueblo, que se resume en socialismo e independencia.

Tenemos memoria a la que nunca renunciamos de todas las luchas de la historia y desde luego de Octubre, de los primeros comunistas vascos y de las luchas definitivas que, desde el 58 han dado lugar al MLNV , movimiento popular de liberación que ha sido ejemplo de toda Europa en el último largo medio siglo y que hoy recorre una fase crítica en la que pretendemos, junto con muchos más, rehabilitar una estrategia histórica desconocida por algunos y cuestionada por otros.

Y junto a ello la izquierda revolucionaria, los comunistas, que tenemos vocación de llegar hasta la batalla final, afrontamos el final de una crisis que desde los ochenta ha dejado los grandes espacios libres para que el capital imperialista en su fase neoliberal hegemonice las grandes transformaciones que han desertizado moral, social, politica y económicamente los cinco continentes.
Las tres crisis ,de la izquierda europea, la izquierda abertzale y la global, que ha puesto suelo a la realidad mundial, son culpables de nuestro proyecto a recuperar que nació como consecuencia de las dos primeras. Y ninguna de ellas , para nosotros, son ajenas a la recuperación de nuestro proyecto de comunistas vascos.

LUCHA DE CLASES CRISIS y DEUDA

La dominación de clase sobre los pueblos de Europa por parte del Sistema hoy se ejerce a través de la UE y sus instituciones, especialmente del BCE, y del FMI. La brutal reacción de los poderes financieros complementada por el militar de la OTAN y el “sentido común neoliberal” asumido por gran parte de la clase política expresa la tremenda realidad de la lucha de clases hoy en el nivel europeo. Nunca como hoy la lucha de clases ha sido tan definitiva.

Estamos asistiendo a la mayor ofensiva de clase de la historia. La fase final de la crisis que tuvo su origen en los setenta y su estallido final a partir del 2007 es reconducida por sus protagonistas culpables (Capital financiero e instituciones mencionadas) aquí, como en otros países y en otras etapas, con el arma de la Deuda. La Deuda contraída por los diferentes gobiernos del PSOE y del PP se origina mediante una descomunal transferencia de recursos públicos a la banca privada – (más de 200.000 millones de euros) a la vez que se financian publicamente macroproyectos (AHT , autopistas, aeropuertos…) contra las necesidades y voluntad públicas.

En Europa las órdenes de USA y el FMI empezaron a obedecerse en Grecia, España, Portugal. Luego seguirán todos los demás países del euro, como ya lo habían hecho con resultado catastrófico, Hungría y Ucrania, Islandia y Letonia, Bielorrusia, Rumania, Serbia y Bosnia primeros países europeos en experimentar las anteriormente fracasadas medidas del FMI en el tercer mundo. Los Planes de Austeridad del FMI se resumen en: fuerte reducción de los gastos públicos, sin tocar a los grandes capitales, con el fin de encontrar los fondos necesarios para rembolsar prioritariamente a los acreedores

Ha quedado clara la incompatibilidad de las democracias europeas con sus propios pueblos. Y también se evidencia la realidad del auténtico poder mundial a la luz de las medidas impuestas. Europa no reacciona salvo honrosas excepciones aparentemente desvanecidas. No hablemos del Estado español ni del francés. Y en E.H. crecen dudas sobre la activación del mayor movimiento social alternativo de la hª reciente occidental. Nosotros sabemos que el fin de las crisis se identifica con el fin del sistema. Y ese camino no es el de las reformas económicas, ni medidas institucionales.

No podemos solucionar nuestra crisis como si fuese solo nuestra. No podemos esperar que otros nos resuelvan la crisis. Podemos y ayudaremos junto con los demás trabajadores del mundo a crear un mundo alternativo. Pero nosotros lo haremos como si todo dependiese de nosotros, con nuestras fuerzas, con nosotros mismos.

Y seremos nosotros mismos si asumimos en estos momentos la conciencia de insurrección que nos hizo ser. INSUMISIÓN, ORGANIZACIÓN, RUPTURA y CONSTRUCCIÓN contra los estados y contra el sistema.

No hay solución dentro del sistema, dentro de España y de Francia ni dentro de la UE del euro.

CRISIS DEL MLNV

La intensa trayectoria del movimiento vasco de liberación , que marca la realidad política y cultural y social de E.H. en el último medio siglo, así como gran parte de las actuaciones del estado español y en menor medida del francés , pueden definirse como de una fuerte dialéctica resistiva en sus inicios con voluntad de cambio hacia la ofensiva popular a través de un movimiento que evidentemente ha adquirido cotas de hegemonía en un pueblo de la metrópoli europea pese a las enormes cotas de represión que han motivado la fuerte solidaridad desde espacios de fuera , próximos y lejanos.

Las crisis en el movimiento se han dado desde su origen , desde el 66, en el 70, en los setenta y ochenta por causa de la tremenda represión que creaba difíciles condiciones de organización, comunicación y debate; por la división de vanguardias armadas y la incidencia de ideologías y métodos de resistencia que marcaban espaciasen su interior.

La actualización de las organizaciones nacidas del movimiento así como sus métodos y cambios de táctica han sido una constante en su interior ; fruto de ello han sido los numerosos movimientos culturales y más numerosas organizaciones políticas y sindicales de entidad evidente que contrastan con los espacios de alrededor desde los años de la llamada transición.

Tras la definición del sujeto revolucionario y estrategia a finales de los sesenta, marcan proyectos de estrategias parciales, la Alternativa KAS (74-75) que inicia con un programa de mínimos para lograr negociar y que en 1995 dá paso a la Alternativa Democrática que insinúa el futuro Proceso Democrático que aterriza en Lizarra Garazi unificando lucha política en los 7 herrialdes , rompiendo incomunicaciones históricas y creando instituciones en la penumbra de la legalidad.

Pero la actual crisis no ha nacido de la confrontación de vanguardias, de ideologías enfrentadas, ni siquiera de la extrema represión que continúa sufriendo el movimiento. Tendremos que revisar hechos y circunstancias para diagnosticar las causas de la aparente falta de memoria, falta de estrategia y falta progresiva de ideas y militancia que ha sobrevenido al Proceso abierto a partir del cese de la táctica armada por parte del frente militar, la legalización de SORTU , participación electoral abierta y desarrollo de la actual política institucional que han coincidido con la desmovilización progresiva, confusión estratégica y apatía ideológica y que han acompañado la falta de memoria de medio siglo largo de luchas.

La gravedad de la crisis se múltiplica por al coincidencia de la crisis global del sistema , cuya alternativa sólo es posible a través de la ruptura con el sistema y con sus estados ; algo para lo que el MLNV había nacido y se había desarrollado a través de una lucha continua y evidente.

Y en estos momentos de CRISIS nos encontramos serios problemas estructurales que afectan a la izquierda abertzale

1. Considerar la lucha de clases como una realidad lateral en el cambio histórico y no considerar la CRISIS como factor fundamental de las contradicciones de hoy.

2. Considerar la construcción nacional y la social como procesos independientes con una visión reducida de la autodeterminación

3. Confundir la dialéctica con el diálogo transversal y pretender sustituir la confrontación por la negociación continua de la “dirección”

4. Eliminar la crítica interna y utilizar la incomunicación metódica con la militancia

5. Pretender el olvido de la propia historia

6. Reducir el movimiento a partido político en dirección del reformismo transversal

7-Eliminar el proyecto histórico fundamento y estrategia final

8. Eliminar organizaciones revolucionarias socialistas y de clase

9.Eliminar el asamblearismo popular raiz y fundamento del movimiento revolucionario vasco

10. Reducir la acumulación de fuerzas a la suma de siglas ignorando el progresivo movimiento de movilizaciones sociales por la crisis.

11. Analizar el nacionalismo al margen de su contenido de clase y el papel del PNV en la burguesia vasca dependiente de la oligarquía

12. Consideración del PSOE como un partido de izquierda pero español ignorando su historia de “patriotismo socialista”unida al reformismo antiobrero

13. Considerar el debate institucional como centro de la actividad política

14. Reducir la acción política al tacticismo y electoralismo

15. Pretender la disolución…

MOMENTO DE LOS COMUNISTAS VASCOS

Hace una década en aquella 1ª Asamblea de EHK nos preguntamos :

¿Qué marxismo es el nuestro? ¿Qué es la dialéctica? (el Manifiesto Comunista y la Crítica de la Filosofía, la tesis XI) ¿Qué supone Lenin?.

¿Por qué somos comunistas? (c.f. lucha de clases ) ¿ Por qué somos independentistas? (c.p. contra el estado) ¿Qué análisis hacemos de la violencia?(c.v.)

¿Qué sentido tiene Euskal-Herria como formación social? (Europa y el sistema pueden admitir un marco cultural específico, nunca una formación social alternativa). Marco vasco de lucha de clases en el contexto internacional.

Evolución de la clase trabajadora vasca. Independencia ¿Cómo? Independencia ¿Para qué?. El P.T.V. como sujeto revolucionario.

¿Qué Europa se nos viene encima? Proyecto de Constitución europea? El futuro estado europeo. Falta ¿Qué Europa es posible?

¿Qué supone la autodeterminación para la clase trabajadora? ¿Autodeterminación es únicamente una decisión puntual? Autodeterminación es ruptura, insumisión, subversión y revolución.

¿Con quienes? ¿Es posible dentro del sistema?

¿Es posible la revolución sin teoría revolucionaria? ¿Es posible teoría revolucionaria sin partido? ( revolución y dialéctica)

Parece fundamental que en una organización, todos sus componentes analicen , debatan las lógicas diferencias y militen en las mismas claves ¿organización y dialéctica o burocracia?

¿Cómo empezar? ¿Para qué el partido? El P bolchevique ¿Qué es un P. revolucionario? El intelectual coléctivo. De la desobediencia a la insurrección

¿Vuelven a tener sentido aquellos interrogantes?

¿Qué ha pasado? ¿Qué hacer aquí y ahora? ¿Para qué y cómo organizarse?

ORGANIZACIÓN ¿PARA QUÉ?

¿Es posible sin un INTELECTUAL COLECTIVO y SIN UN PODER POPULAR asumir un proyecto rupturista contra estado y sistema?

Para ser nsotros mismos, saltando de la creencia reformista (propiedad y estado) a la conciencia revolucionaria de un pueblo trabajador
La organización revolucionaria desmitifica la ilusión reformista mostrando en la práctica que la burguesía nunca está dispuesta a perder su propiedad y su Estado, desmitificando los fundamentos de la dominación de hombres y pueblos anulados en su enajenación, obedientes a sus estados, explotados e insolidarios , sin capacidad crítica y autocrítica para asumir dentro y fuera una dialéctica revolucionaria.

Para pasar de la indignación expontánea a la estrategia revolucionaria, desde la lucha por lo inmediato y ampliamente compartido, con un programa mínimo ,hacia la estrategia global superando estado y sistema con independencia y socialismo en Euskal Herria, para no ser mecancía, ni dominados, ni explotados, ni oprimidos.

Para analizar cientifica y colectivamente la naturaleza del enemigo , sus armas ideológicas, políticas, y económicas de clase. Y saber, colectivamente extenderlo al pueblo trabajador. Odiando la tendencia a la burocratización y al reformismo de los partidos parlamentaristas de masas y al caciquismo personal en los txiringos de “izquierda”

Para ganar, por la convicción personal y política que nos hace ser nosotros mismos hasta la última meta.

12 thoughts on “Empezar de nuevo

  1. “Han pasado años para E.H. para la izquierda revolucionaria y para todos nosotros. Y aquí nos vemos de nuevo, no cansados de la lucha, pero si cabreados con la imbecilidad de quienes daban lecciones de revolución y hoy nos dan consejos de moral, cabreados de escuchar tanta cháchara de los postmodernos, postmarxistas, post……”

    ..y vosotrxs,¿que lecciones se supone que habeis aportado en EH que no hemos sabido sementar, enraizar en nuestro ADN socio-político para evolucionar hacia una sociedad más igualitaria?.
    ¿Quizás la gran labor del Madrazismo y sus monaguillxs encubiertxs de lxs Jesuitas?. Oh sí, ya se que vosotrxs a día de hoy no os identificais con esas siglas. Amigos, aquí lecciones de “inmaculados” en coherencia ideología-teoría = técnica-praxis no puede dar nadie, haber si vamos interiorizándolo.

    Se está llevando a cabo un proceso de importancia VITAL para el presente y futuro inmediatos para la gran mayoría de la ciudadanía de EH pero para algunxs eso es irrelevante o peor aún contraproducente.
    Después ya veremos de lo que sois capaces vosotrxs empezando de cero.

    “¿Cómo empezar? ¿Para qué el partido? El P bolchevique ¿Qué es un P. revolucionario? El intelectual coléctivo. De la desobediencia a la insurrección”.

    -A la primera cuestión; Situando vuestro Dogma en el lugar que le corresponde, sois al comunismo lo que la iglesia católica el Islam o el Judaismo a la espiritualidad y las crencias religiosas.
    -A la segunda cuestión; El partido bolchevique sería, siguiendo la argumentación anterior, el clon del Opus Dei.
    -La tercera; un partido revolucionario sería un sofware para interpretar fallas del sistema que actuaría como cortafuegos para que éstas no se instalaran en él, evitando así corrompiesen toda la maquinaria-sociedad. Justo lo contrario de lo que hizo en la URSS.

    En cuanto al intelectualismo; en mí humilde opinión está sobre valorado. Pronto veremos como elementos que se pasan los años dándole vueltas a frases huecas, replicando formulaciones figurativas y traspasádolas a supuestos pensamientos complejos, resueltos ya en las paredes de Altamira, serán elevadxs a categoria de genixs. Y lo que se les pagará por ello?, puff, para que querrían estos oro?..

    Venga a seguir bien, y haber si se os mete en la mollera de una vez; lxs libertarxs-anarkistas somos tan socialistas como vosotrxs, sino más.

    • Agrego el enlace a un documental que acaba de salir estos dias (26 de junio), no es que sea un descubrimiento ni una obra maestra, pero bueno se corresponde con la parte del articulo que habla de la crisis. Sin mas.

      Euroestafa.

  2. M parece todo muy lleno de buenas intenciones, pero vamos, para ser algo concretos como tiene que ser para uno que se dice comunista, aquí en otro hilo me parece que se han lanzado tres temas, que los superlistos llamarían a lo mejor “ejes táctico-estratégicos”, o algo asín, como lo de la unificación de la clase con todos sus componentes, es decir no sólo los que trabajan en el tajo, más la reducción muy drástica de la semana laboral, acompañada de una renta general para todos sobre la base de fuertes impuestos sobre las propiedades, por lo que me gustaría saber si encajaría algo así de sólido con este desahogo, que desde luego entiendo bastante bien. Es decir, dejando todas esas lamentaciones sobre la revancha reformista de los sectores del MLNV más acomodados, que me parece que nadie nos los va a quitar de encima por mucho tiempo.

  3. Kaixo burkideok:

    Se constata, en este escrito la existencia de una fugaz contradicción entre el marxismo y el contenido del primer párrafo del escrito, en la medida en que en él, se parte de una afirmación sobre la esperanza que se tenía sobre un desarrollo ideológico y político de la Izquierda Abertzale, distinto del operado en estos últimos años, como si la posición de los firmantes fuera producto de una actitud contemplativa, muy distinta a la que el propio Marx proponía superar (Tesis sobre Fuerbach). No obstante, soy consciente de que el objetivo del preámbulo del escrito publicado, tiene como único fin y límite, el de manifestar un sentimiento de frustración, mediante la que justificar una dura crítica sobre las carencias de las que adolece la izquierda abertzale, en el momento histórico actual.

    1.- La opción de la vía socialdemócrata, que importantes sectores de la izquierda abertzale han abrazado para responder política y sindicalmente a la ofensiva permanente de la burguesía contra nuestros intereses nacionales y de clase, no es una opción que se haya gestado exclusivamente en estos últimos 3 años, en el que se ha producido la disolución de otros frentes de lucha que cumplían, también, una función aglutinante de la izquierda revolucionaria. Lo que, en definitiva, se ha producido es el afloramiento, en toda su dimensión y crudeza, de esta estrategia que deriva de una amalgama de intereses, mezcla de oportunismo, reformismo y socialdemocracia. Entiendo que es esto, precisamente, lo que se pretende analizar en el apartado titulado “Crisis del MLNV”. Una crisis que es una clara consecuencia de la pérdida de nuestra identidad y conciencia de clase como consecuencia, entre otros factores, de una ruptura generacional e intelectual con las bases ideológicas y estratégicas definidas en la V, sobre la que, también hay que decirlo, se han venido imponiendo (a través de la estrategia del entrismo) las tesis de la VI y VII.

    No obstante, no olvidemos que delenda es la burguesía y el Estado burgués, capaz de activar todos sus instrumentos, entre otros, la CNI, los servicios de información verde y azul, que tratan de provocar nuestro debilitamiento, nuestra exasperación y la desidia a través, también, del insulto y la descalificación, bajo manidos y burdos disfraces ideológicos varios.

    Nuestros instrumentos de lucha son el programa revolucionario, la organización de la clase trabajadora y nuestra capacidad para la movilización social. Para el perfeccionamiento de estos instrumentos teórico-prácticos, necesitamos de toda la militancia de la izquierda abertzale, necesitamos desarrollar el capital político acumulado en nuestra militancia (desde nuestra militancia histórica y la presente) y es desde esta perspectiva como podrá conseguirse hacer variar la correlación de fuerzas interna y, paralelamente, actualizar las líneas estratégicas y los contenidos perfilados en la V.

    2.- Como factor interdependiente con la anterior apartado, puede afirmarse que, al margen de algunas cuantas individualidades de nuestra militancia, con una evidente capacidad operativa y tecnocrática, la formación de cuadros militantes (no me estoy refiriendo a los “burócratas con gorra de comandante” del escrito), ha sido un objetivo y una labor totalmente marginal en la dinámica interna de nuestra organización, condicionado, todo hay que decirlo, por la represión de la burguesía dirigida con especial ensañamiento contra la juventud de la izquierda abertzale, circunstancias que han impedido afrontar con la necesaria visión estratégica la formación de nuestra militancia.

    Esto ha venido provocando que nuestros debates internos han estado permanentemente determinados por las directrices marcadas por una dirección política de bajo perfil ideológico, en cuya trayectoria militante difícilmente puede adivinarse una producción teórica e intelectual, parangonable a los generados por la militancia de otros momentos históricos.

    Como un claro ejemplo de la falta de contenidos de nuestros objetivos estratégicos, definidos en “independentzia eta socialismoa”, y la pérdida de los referentes ideológicos definidos en la V., es el debate y la acción desarrolladas por la IA en torno a la operación bancaria diseñada por la burguesía con las cajas de ahorro de Hego Euskal Herria (ver: https://borrokagaraia.wordpress.com/2014/06/26/erantzuna-behar-duten-galderak/)

    3.- No obstante, todos estos problemas (carencias y debilidades) debemos de afrontarlos desde una posición de responsabilidad colectiva, desde la acción organizada en el seno de la izquierda abertzale y mediante propuestas concretas sobre programas políticos y socioeconómicos de actuación.

    Soy consciente, como lo he venido manifestando en otros escritos, de que la actual correlación de fuerzas en el seno de la izquierda abertzale, y, muy especialmente, en el seno de Sortu, es un grave problema para el desarrollo de líneas de actuación definidos, bajo parámetros de izquierda revolucionaria. Situación ésta que se agrava si trasladamos el análisis al seno de la plataforma electoral EHbildu. No obstante, la dialéctica permanente entre las tensiones internas por construir una organización efectiva para intervenir en la transformación de la realidad socioeconómica y política que, a su vez, posibilite y acelere el desarrollo de aquella, es una dinámica permanente en la que hemos venido cabalgando de manera consciente, a través del desarrollo de nuestro pensamiento ideológico y nuestra intervención teórico-práctica. En este sentido, la labor histórica que pueda estar llamada a cumplir EHK, como impulsora de espacios de debate e intervención política, es de enorme trascendencia, especialmente en la complicada y difícil encrucijada en la que, el conjunto de la izquierda abertzale, se encuentra inmersa.

  4. La creación de un referente socialista revolucionario dentro del campo de la Izquierda Abertzale, es una necesidad. Eso está claro, pero este escrito, tiene cierto aroma al enésimo intento de crear “el Partido Marxista-Leninista”. Quizás me equivoque, ojalá, pero desde mi perspectiva, el enésimo intento, terminaría siendo el enésimo error. Si ese hipotético referente, no trata de unificar posiciones socialistas, tanto del ámbito libertario, como del marxista, concretando posiciones en un programa de acción, en el que las diferentes posiciones tengan cabida, no habremos avanzado nada. Si los sectarismos existentes en el ámbito libertario o en el marxista, no se superan, jamás podrá crearse ese espacio socialista, nacional y clasista, y las posiciones socialdemócratas, seguirán siendo hegemónicas, ya que al menos podrán presentar un programa coherente, y no un panorama de discusiones bizantinas entre bakunianos, hoxistas, estalinistas o trotskistas.

    Debemos ganar espacios, formar cuadros para currar en el movimiento popular, aprender a coexistir entre diferentes, construir teoría, porque hay teóricos, sin ir más lejos, aportaciones de muchos compañeros en este blog, tanto desde posiciones libertarias, como autónomas o marxistas, demuestra que hay mimbres. Me gusta el tercer punto de larrugorria, en el que hace un llamamiento a la responsabilidad colectiva, y a ganar posiciones dentro de la izquierda abertzale. Todos sabemos que hay mucho “pescador” que trata de aprovecharse de los ríos revueltos…y son ajenos a la izquierda abertzale, son oportunistas, a los que no podemos, ni debemos, dejar que nos roben el patrimonio de tantos años de lucha.

  5. Que el movimiento comunista o el anarquista de los pasos que tenga que dar en la reformulacion del movimiento revolucionario vasco esta bien, pero la rueda no se puede reinventar, en EH fue KAS y luego Ekin el acumulador de campo revolucionario y sera algo en el mismo sentido y readecuado lo que falta y llene vacios, pues precisamente lo que falta es una coordinacion abertzale socialista.

  6. Amigo patxiku; los nervios acompañados de berrinches ni son buenos para la salud y mucho menos para el trabajo revolucionario, si son reiterativos haztelo mirar y en cuanto te recuperes hablamos de lo que tu quieras , incluidas algunas de las cosas interesantes con las que nos obsequias.

    Mattu; tienes toda la razón y suscribo lo que dices, por eso nuestra intención es recabar todas las opiniones en torno a la elaboración de un” programa mínimo ” que en su debate y en su desenvolvimiento nos permita a todos los que echamos en falta una política de clase iniciar un proceso de colaboración de carácter práctico, de forma puntual, quizá al principio, y seguramente de forma más generalizada más tarde.Esa es la forma en la que entendemos el proceso de construcción de un referente comunista vasco: en la calle , en la acción y en el debate, participando y aprendiendo de las luchas en curso.
    En cuanto a la ola reformista, espero que no revancha,¿ de que ?,se va a producir en todos los campos de la inter vención política, algunos de ellos en Euskalerría, muy sensibles en el imaginario popular, pero en la nueva época en la que entramos los reformismos no debieran tener gran futuro , a no ser que nosotros mismos les facilitaramos la tarea con torpezas del pasado.Al menos, que sean nuevos los errores que en la práctica política podamos cometer.

    Larrugorria, coincido con tu reflexión sobre algunas de las causas de la deriva política hacía la socialdemocracía (a la vasca) con incursiones, como no puede ser de otra manera en el campo del nacionalismo.De acuerdo en lo que planteas en cuanto a la recuperación y desarrollo de un referente revolucionario como cuando dices:” No obstante todos estos problemas ( carencias y debilidades) debemos de afrontarlos desde una posición de responsabilidad colectiva, desde la acción organizada en el seno de la izquierda abertzale y mediante propuestas concretas sobre programas políticos y socio económicos de actuación”.añadiría, sin embargo un matiz que creo que puede llegar a tener importancia, que no es otro que la constatación que la ofensiva socialdemocrata no se agota en el campo de la izda abertzale sino en sectores crecientemente importantes que hasta el presente se encontraban inmersos en el campo del reformismo españolista , negador ademas del carácter de liberación nacional de la lucha por el socialismo en nuestro país.Por eso creemos que siendo en la izda abertzale donde debemos aplicar de forma preferente nuestro esfuerzos , no debemos minusvalorar la importancia que pueda llegar a tener la irrupción de una nueva versión aseada y reciclada de la socialdemocracia de siempre , que en el caso del Estado español ( y por tanto con repercusiones, nos guste o nó, en Hego euskalherria) está lista para su reemplazo.
    Para terminar una confesión, espero que tranquilizadora, ninguno de los cuatro” viejos tontos “, ni ningunx de lxs madurxos o de lxs jóvenxs hemos estado manteniendo ninguna actitud contemplativa dentro del MNLV, sea en el plano institucional, en el de organizaciones populares, en movimientos reivindicativos de distinto tipo, incluso en el limitado de las reivindicaciones inmediatas dentro la lucha de una clase trabajadora algo desfondada( de momento).Hemos participado activamente, eso sí desde la base; aportando nuestro esfuerzo y sobre todo aprendiendo. Y en eso seguimos, eso sí, en formación de combate.
    Alguna concesión a la épica habrá que hacer.

    • La izquierda abertzale en el campo del nacionalismo vasco ha estado siempre. Concretamente en el nacionalismo revolucionario desde la V.

    • Me parece muy interesante esta reflexión de “cuatro viejos tontos”. Me parece muy importante que se conozca y se discuta.Y me dan ganas de decir que estoy, casi muy de acuerdo, con ellos.
      Sólo una pregunta, también vieja tonta: ¿cuántos años llevamos así…Y si fuese, que no tenemos porqué redactar un trabajoso, costoso y divisor programa de mínimos, sino que tendríamos que salir a la calle con un programa máximo. Por una vez radical y estratégico. Y no parar hasta conseguirlo…?
      Durante años hemos tenido una estrategia indiscutible: (independencia, sociaiismo, euskera…etc) Un gran programa, justo y necesario…Máximo. Pero, el problema era que también teníamos un programa mínimo (las alternativas tácticas) con el que nos enredábamos hasta el infinito,dando grandes pasos en círculo.
      De modo,que marginábamos el programa máximo, del que no hablábamos, del que ya hablaríamos luego… Pero no éramos capaces siquiera de sentar al enemigo a negociar el mínimo. Porque (supongo) los mínimos se negocian, los máximos se imponen. Ultima pregunta tonta de otro viejo tonto: No sería mejor empezar por reconocer nuestra debilidad real (ahora mas agudizada, por lo que todos sabemos) y gastar lo que nos quede y nuestros esfuerzos, dedicar nuestro tiempo a imponer el programa máximo que nos merecemos.?

  7. Estoy totalmente de acuerdo con Josemari. Tener un programa máximo y uno mínimo, siempre tiene como resultado, enzarzarse en el cumplimiento mediante negociación del mínimo, y generalmente, incluso por debajo de los contenidos del mismo, ya que el enemigo, ni siquiera desea negociar, por lo que se entra en una inevitable espiral descendente reivindicativa. De esta manera, se llega a documentos políticos como el de “Euskal Herria BIDEAN”.

    Por lo demás, sólo me gustaría preguntar a Juanjo, que recorrido quieren darle a esta reflexión que han realizado, si está abierta a aportaciones “del público en general”, si la van a conducir a nivel interno y, en definitiva, si se desea concretar en un debate tan necesario, como inevitable.

  8. Empezando por la interpelación que me hace Jon Mailua: La participación del “público en general” es la columna vertebral de nuestra reflexión.La concreción en el debate debe llevarnos a la colaboración en actuaciones concretas ,aunque sean modestas al principio.Parece la vía más adecuada para poder elaborar el objetivo estratégico que seguramente compartimos la mayoría de los inquietos , aunque entre otras cosas haya que recuperar conceptos muy tergiversados y poner al día otros ignorados.
    El acuerdo y la coparticipación será bastante más viable en el ámbito de lo estratégico que como decís , coincidiendo en la opinión,Josemari y Jon, que en la dscusión de los programas mínimos al uso.
    La utilización entrecomillada del concepto programa mínimo (aún así desafortunada) quería expresar la identificación de los problemas concretos y urgentes que hay que enfrentar.En cualquier caso en linea con el texto original cuando dice:”Nosotros sabemos que el fín de las crisis se identifica con el fin del sistema “.

    • Juanjo, Jon etc…:
      Poniendo a salvo vuestra buena voluntad y acierto político, de lo que hacéis y decís. Y vuestro conocimiento de cómo está el cotarro, en este momento, que es muy superior al mío: yo sigo viendo avances, pero también peligro de estancamiento en la vieja historia de resolver los problemas, del día a día. Y luego con el enorme esfuerzo y desgaste realizado, quedarnos ahí y olvidarnos del conjunto, de lo general, de lo estratégico en suma. De avanzar.
      El otro día ( y perdonar por la personalización de este asunto), estuve en el Gaztetxe de Durango. Una charla interesante, sobre todo porque había dos grupos de trabajadores, sindicalistas conocidos en la zona. Unos acababan de “ganar”una huelga valiente, dura, larga, de esas que cuando Franco hacían historia. Otros estaban todavía metidos en un lío grave de eres, despidos, rebajas etc.
      La cuestión es que no se puede desatender esto. Aunque sea un grano de arena, en la “lucha de clases” (por cierto ellos no empleaban nunca este concepto). Los trabajadores, sindicatos, abogados… deben de abordar estos problemas, aunque sean mera resistencia.
      Y así lo están haciendo, y muy bien, por lo que decían los propios trabajadores. Pero yo, como tengo por mala costumbre, les fui a aguar la “fiesta”. Les dije que aquello estaba muy bien. Pero que era sólo la parte técnica del problema. Y, sobre todo, que era pan para hoy…Que si no nos planteamos con la misma ilusión, esfuerzo y riesgo que afrontamos una huelga, una protesta concreta, una injusticia laboral etc, Si no nos obsesionamos con que hay que acabar con el capitalismo, sin contemplaciones, sin descanso y por encima de cada movimiento táctico…No solo con los eres, los deshaucios, los recortes sociales, los malos gobiernos y empresarios etc. en el medio plazo volveremos a lo mismo. Y, el caso es que algunos estaban de acuerdo, pero otros cambiaban de conversación… Eso me pareció.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s