Home

marc

Escritor laburdino-guipuzcoano nacido en París el 19 de abril de 1918, donde residía su padre que era en ese momento presidente de la Cámara de Armadores. Fallecido en 1997.

Por parte de madre proviene de Errenteria. Por la paterna pertenece a una familia rica de Bassussarry de rancia estirpe marinera, que recibió en su casa hendayesa al cura de Santa Cruz cuando éste cruzó la frontera. La idea nacionalista brota en él en su juventud casi de forma instantánea aunque sustituyendo el lema Jel por el ácrata jaun gabe eta legerik ez. Su trato con Luis Arana Goiri afianza este sentir; Sabino Arana había sido condiscípulo de su tío abuelo Gaudioso Celaya en el colegio de jesuitas de Orduña. En 1937 Légasse lo encuentra en San Juan de Luz sosteniendo, junto con su hermano Santi, largos encuentros que influenciaron profundamente a los hermanos Légasse.

Colaboró con Aintzina (1942), editando posteriormente una revista satírico-política denominada Hordago (1944, agosto) que le valió en algún caso hasta la cárcel. Dicha revista duró 34 años y desapareció en 1978 dejando paso a la editorial donostiarra de su nombre. En 1945, al calor de la renovación política suscitada por el fin de la guerra mundial y la retirada alemana, se presenta, sin éxito, a las elecciones departamentales y redacta un Estatuto de Autonomía para Iparralde cuyo primer artículo dice:

“El País Vasco (Euskal-Herria) formado el área de Bayona y los cantones de Mauleón y Tardets (antiguas provincias de Labourd, Soule y Baja Nabarra) constituye una entidad natural y jurídica con personalidad política propia, y como tal se le reconoce el derecho de formar un Departamento particular en la unidad de la República Francesa con la que vivirá según las reglas de la ley de relaciones concertadas en el presente estatuto. El presente estatuto tiene por objeto establecer de acuerdo con el parlamento francés las modalidades jurídicas que permitirán consagrar en la ley dicha personalidad natural y asegurar la prosperidad del País Basco, la libertad, el bienestar material y espiritual de sus habitantes)”.

Jean Etcheverry-Aintchart, recién elegido diputado, lo presentó en la Comisión Constituyente donde quedó archivado para siempre. Légasse consideró este proyecto como un Estatuto provisional, a la espera del retorno del Gobierno Vasco a Hegoalde, Gobierno que negociaría su complemento con París. A raíz de estas actividades es encarcelado en 1946 inculpado de separatismo relativo y multado. Luego será encarcelado dos veces más acusado de propaganda separatista y anarquismo. Posteriormente se presentaría cinco veces a las elecciones con grupos como Enbata, EHAS y EMA. El 25 de marzo de 1946, Légasse, miembro de un pequeño núcleo independentista, se queja amargamente al lendakari Aguirre del despego con el que los peneuvistas tratan al nacionalismo continental, temerosos, según él, de las consecuencias que su acción puede acarrear a los refugiados:

Il est advenu au Parti Nationaliste Basque ce qu’est advenu à l’Eglise Catholique; celle ci, au temps des catacombes, intransigeante sur les principes révolutionnaires dans son action, est devenue au fur et à mesure qu’elle a vu croitre son importance, beaucoup plus souple sur les principes, conservatrice dans son action, et surtout extrêmement soucieuse de ne pas perdre sa clientèle. Le Parti de Sabino, lui aussi farouchement séparatiste et “Zazpiak-bat” violemment hostile au Parti Carliste -“partido estatutista” de l’époque- a perdu en grandissant et en croissant, a un peu oublié en vieillissant et en marchant, les fonds même de sa doctrine. Le séparatisme est tombé a l’eau, et avec lui le Zazpiak-bat, a été jeté dans le Nervion. Quant au programme du Parti Carliste on se l’est purement et simplement approprié. Et aujourd’hui on a le spectacle ahurissant mais combien douloureux des disciples d’Arana-Goiri collaborant avec leurs pires ennemis les espagnols: vous connaissez aussi bien que moi la baskophobie de Giral et compagnie à la restauration d’une République qui les a aussi persécutés et collaborant avez l’administration française à l’étouffement et à la dispersion du mouvement nationaliste basque continental. C’est une vérité très ancienne que lorsqu’on commence à tricher avec les principes on finit toujours par les trahir. Vous excuserez, M. le Président, cette lettre si longue, si violente et si peu respectueuse; c’est que, voyez vous, je suis basque, je suis jeune et je suis disciple d’Arana-Goiri, trois raisons pour étre un peu fou (Cfr. Krutwig: La Vasconie, 1963, p. 533-537).

Al sobrevenir la segunda oleada de refugiados del siglo XX, Légasse entra en contacto con el abertzalismo de izquierda con el que rápidamente congenia participando en varias huelgas de hambre en apoyo de sus compatriotas. Hace amistad con escritores como Krutwig, Beltza, Ortzi, Txillardegi y con activistas como Echabe, Wilson, Ezkerra y Peixoto. En 1977 trasladó su residencia a Bermeo porque: “Katolikoentzat Erroma bezela edo drogazaleentzat Katmandu, halaxe da Bermeo niretzat”. La liberalización del régimen español le va a permitir, pues, residir en donde se siente más afincado.

En 1979 fue elegido miembro del Jurado del Festival de Cine de San Sebastián dando a conocer su peculiar criterio sobre lo que debería de ser el mismo:

“tiene que ser digno de Donosti, pues de las cuatro ciudades de Euskadi, es la más rebelde, y no sólo de Euskadi, sino también de toda España y de Europa; la prueba, el diario más revolucionario EGIN se hace aquí y las revistas más interesantes, Zeruko Argia, Punto y Hora y ahora Ere, también. El Festival de San Sebastián debiera ser el más duro, en todo, el más exigente, no sólo políticamente, sino también artísticamente hablando, es decir que premiara contenidos y formas revolucionarias”.

Légasse es un vasco mordaz y explosivo que adora la paradoja aunque nunca podrá hallarse amargura en sus palabras. Independentista, aprecia la labor de los autonomistas y se profesa ácrata:

“Siempre he protestado de manera inorganizada, pensando en que alguien vendría detrás. He protestado contra el Estado francés y el español, he metido la nariz en lo de Dien Biem Phu, en lo de la guerra de Argel. El resultado son tres encarcelamientos, cuatro huelgas de hambre y cinco intentos en las elecciones. A mí me dijeron que era anarquista, bueno si usted quiere -respondí- soy anarquista. Yo pienso que en su historia el vasco ha sido muy anárquico, por eso el poder vasco que se cree había de ser muy federal, muy descentralizado,aunque yo pienso que todos los estados son malos. También pueden serlo los socialistas”.

Sus apólogos y reflexiones cortas le hicieron célebre:

“Hiper-chauvinistas bascos! Calma. Es inútil gritar por los tejados que los bascos han descubierto América y dado al mundo a Ignacio de Loyola. El descubrimiento de América ha producido: la sífilis y la bomba atómica. E Ignacio de Loyola: Los Jesuitas. En verdad no hay de qué vanagloriarse”.

También se le ocurrió el siguiente calendario de la “Génesis del Progreso”:

“El primer día los hombres crearon la máquina. El segundo día, la máquina engendró el capitalismo. El tercer día, el capitalismo engendró el comunismo. El cuarto día, el comunismo engendró el fascismo. El quinto día, el fascismo engendró la guerra. El sexto día, la guerra engendró la bomba atómica que mató a todos los hombres. Y el séptimo día, la máquina descansó”.

Ha escrito en francés, euskara y castellano. Ha publicado los siguientes libros: Cantar del rey Sancho de Navarra, en castellano en 1955, en euskara en 1985 (Txertoa); Las carabinas de Gastibeltsa, 1977 en francés, 1979 en castellano (puesta en escena por el grupo “Maskarada” en 1985-1986) (Txertoa); Evangelio y apocalipsis del Euskara, 1980, castellano y euskara (Txertoa); Los contrabandistas de Ilargizarra, en castellano 1981 (Txertoa); y Pasacalle por un país que ni existe en 1984 castellano (Puesto en escena bajo el título de Euskadifrenia por Karraka); Anark-herria en 1986 escrito en colaboración con Jakue Pascual, ese mismo año publica Infante zendu batendako pabana traducido por Itxaro Borda y reeditado en 2006 (Txertoa), en 1989 publica Maddalen Ithurri y por último Euskal anarkista baten mintzoak en 1994. En 2011 la editorial Txertoa publica La sombra de Axular y otros relatos de Marc Légasse, una recopilación de cuatro relatos, tres de ellos originales en francés y nunca publicados en castellano.

Euskomedia

——–

Parisen jaio bazen ere beti mantendu zuen harreman estua Euskal Herriarekin, batez ere bizitokia izan zituen Lapurdi (familiak herrialde honetako herri batzuetan etxeak zituen) eta Bermeorekin. Aita Parisen bizi zen, Armadoreen Ganberako presidentea zelarik; aita itsasoarekin harreman luzea zuen Basusarriko familia dirudunetik zetorren eta Entreprises Maritimes Basques enpresako burua zen. Familiak Hendaian zuen etxean Santa Kruz apaiza aterpetu zuen muga pasatzeko beharra izan zuenean. Amaren familia Oreretatik zetorren. Ikasketak amaitu zituenean Itsasura bizitzera joan zen.

Gaztetandik ideia abertzaleak jaso zituen familian; Luis Arana Goirirekin tratu zuzena izan zuen, Gaudioso Zelaia bere senideak Sabin Aranarekin ikasi zuen Urduñako Jesusen Konpainiaren ikastetxean eta 1937an Markek berak, Santi bere anaiarekin batera, Sabinekin elkarrizketa luzeak izan zituen Donibane Lohizunen. Baina JEL leloa barik Jaun gabe eta legerik ez akrata sortu zuen. 1936ko iheslariei babesa Ipar Euskal Herrian emateko “Sorospen Batzordea” izeneko elkartea sortu zuenetakoa izan zen.

1942an Aintzina aldizkariaren bigarren aroan bertan kolaboratu zuen eta 1944ko abuztutik Hordago aldizkari satiriko-politikoa editatzeari ekin zion; Hordagok 34 urte iraun zuen, nahiz eta irregulartasunez atera zen eta 1978an izen bereko argitaletxe donostiarrari bide eman zion. 1945ean Bigarren Mundu Gerraren amaieraren ostean sortutako giro berriarekin hauteskundeetara aurkeztu zen, arrakastarik gabe eta Ipar Euskal Herrirako autonomia estatutu baten proposamena -arlo horretan aitzindaria izanik- erredaktatu zuen; Jean Etxeberri-Aintxart baigorriar diputatu hautatu berriak Batzorde Konstituziogilean aurkeztu zuen baina inoiz ez zuten kontuan hartu. Légassek estatutua behin-behinekotzat jotzen zuen, Eusko Jaurlaritzak erbestetik Hego Euskal Herrira bultatzen zenean Parisekin autonomia hori negoziatuko zuela uste zuelako. 1946an isuna jarri eta kartzelaratu egin zuten: Hordago aldizkaria banatzeagatik Errepublikari lurralde frantses bat lapurtzen saiatzeagatik; beste birritan egon izan zen espetxean, “propaganda separatista” eta “anarkismoa” bultzatzen zuelakoan.

Hurrengo hamarkadetan bost aldiz aurkeztu zen hauteskundeetara, beti ideia abertzale eta progresistetatik hurbil zeuden taldeen izenean: Enbata, EHAS eta EMA. Nahiz eta diruduna izan, beti erakutsi zuen ezkerreko ikuspegia eta gogotik kritikatu zituen bai EAJ bai Ipar Euskal Herriko eskuin tradizionala, beren jarrerek Euskal Herriaren askatasuna eta euskara aurrera ateratzea ahalbidetzen ez zutelakoan

Hego Euskal Herritik Ipar Euskal Herrira alde egin behar izan zuen belaunaldi berriarekin -ETAren sorrerarekin alegia- ezkerreko abertzaletasunera berehala hurbildu zen. Erbesteratuen aldeko lau gose greba batzuetan esku hartu zuen eta Krutwig, Beltza, Ortzi, Txillardegi, Etxabe, Wilson, Ezkerra, Argala edo Peixoto bezalako intelektual eta ekintzaileekin harremana izan zuen. Eva Forestek Operación Ogro liburua (Luis Carrero Blancoren kontrako ekintzaz) idazteko ETAko Légasseren Ziburuko etxean Txikia taldearekin bildu zen.

1977an, Franco hil eta gero oso kutuna zuen Bermeora joan zen bizi izatera . 1979an Donostiako Zinemaldiko epaimahaiko kide bilakatu zen eta han ere bere ikutu iraultzailea eman zion. 1997an hilzen eta bere errautsak Orreagan bota zituzten lagunek urte bereko martxoaren 30ean.

Périco bere semea, Paris aldean jaio eta bizi dena, gastronomia eta politika alorrean kazetari ospetsua da.

Marc Legasse: separatista y anarquista

Digitalización de la entrevista a Marc Legasse en Punto y hora de Euskal Herria en 1982, en su número 275

Anarkherria

 1 Estatua enoratuz: edo Euskal arazoa
2 Herrialde honi gertatu zitzaion…
3 Hausnarketa est-etikoa
4 Sabotaiari buruzko apunteak
5 Mendekuaren zentzua
6 Krisia eta punka
7 Maiatzako tesiak

GASTIBELTZAREN KARABINAK  
Existitu ere egiten ez duen herri batentzako sinfonia

 

3 thoughts on “Marc Légasse

  1. Borroka Garaia ha tenido la deferencia de publicar una semblanza de mi amigo y camarada Marc Légasse. Y aquí os cuelgo el homenaje que publiqué en el cuadernillo que sacó el diario Egin tras su fallecimiento en 1997.

    “PALABRAS VIDENTES

    El pabellón negro ondea furioso en el bergantín de las balas-letras piratas. Los cañones de babor escupen una andanada tricolor al corazón del imperio. Mar corsaria y tierra de Videntes; contrabandistas de sueños que en noches de luna vieja ocultan sus rostros en las sombras de un país invisible -porque no quiere existir- a los ojos del tirano.

    Una tradición irredenta subleva los valles euskaros: un complot de Videntes que se gesta alrededor de la calavera de Xaho, el suletino. Rebelión vestida de negro, tal y como la describió Durruti a su amigo Likiniano.

    Mark Legasse es el maestro armero de la pluma-carabina que en la fábrica de Orbaizta funde el metal de la historia con el éter de los sueños, aleación impensable para mentes botijeras y, por tanto, indestructible.

    Soñar la realidad en el paso de Ibañeta es el existencial juego de la vida imaginaria que Legasse nos propone. Las bases son bien sencillas: trátese de vivir el espíritu material de los tiempos en un futuro que ya es ahora. Y es que el alma del pueblo vive en la refundación de su ser comunitario, en el Batzarre de su Auzolan permanente.

    Una tradición libertada de poder anima la insurrección de las tierras vascas. ¡Qué nadie se engañe! Es demasiado tarde para que este pueblo milenario y rebelde se resigne a los tiranos grilletes del imperio. El fondo de la ikurriña es negro como la noche sin luna y Mark sonríe detrás de su barba blanca de viejo pirata. El y el espectro de Miguel “el vasco” (lugarteniente de Morgan) han encendido las mechas. ¡Madrid, París, qué Dios os pille confesadas!”

    Jakue Pascual.

    Egin 22/03/1997
    (especial muerte Marc Legasse)

  2. Este es el artículo que escribí en Gara rememorando lo que aconteció el día del aberri eguna, cuando aventamos en el alto de Ibañeta las cenizas de Marc Legasse. Lo escrito aquí sobre la aparición de los siniestos personajes es rigurosamente cierto.

    La dama de la piedra esmeralda (Gara 2003-12-04)

    Jakue Pascual

    Hace muchos, muchos años, hubo una tierra media a ambos lados de los montes del cabrito. Auñamendi la llamaban los montaraces que allá moraban desde tiempos del diluvio -según narra un sabio rey castellano- protegidos por estrellas de ancestros y un círculo que los igualaba en la naturaleza común de sus leyes. Un espacio plegado por fuerzas telúricas, donde la épica y la historia se confundían hasta la paradoja, predisponiendo a los sentidos hacia signos de realidades mágicas. Un lugar de emboscadas, tesoros, gigantes que mueren haciendo sonar el cuerno, monjes guerreros del Grial, rebeldes, herejes y sortilegios. Y allá me hallaba, esperando, un día de Aberri Eguna. Mark Legasse acababa de fallecer y sus amigos íbamos a honrarlo. La cita era en Ibañeta, donde la garganta se abre profunda. Todavía no se había personado casi nadie y los que estábamos nos protegíamos del viento. De repente, en la cresta del promontorio, donde descansan las armas del furioso Roldán, el horizonte se recorta con tres siluetas siniestras, tocadas de pelo corto con raya a un lado y ataviadas con gafas opacas y gabardinas pardas ceñidas por cinturones a modo de uniforme. Rígidos para el ritual, oraban a fuerzas ocultas. Una consigna surgió como una llave mística de sus atipladas gargantas: ¡Tradición, Familia y Propiedad! Y se desvanecieron, como por arte de encanto, girando con disciplina militar al unísono sobre sus talones. Los vascones, entretanto, nos reuníamos para despedirnos de nuestro irónico bardo.

    Más tarde me enteraría de la identidad de los conjurados. Se trataba de los miembros de una secta aria. Beatos que desprecian a la mujer, veneran los pelos y uñas de su fundador y de su madre, portándolos como reliquias. Con nombre exhibido en una divisa que escupe contra las razas consideradas inferiores, la erótica de las pasiones y la separación territorial del Imperium. Reproducciones de la Thule Gesellchaft, de la Orden Negra de Himmler, de la terrorífica Ahnenerbe para la investigación de la herencia que, junto con la teoría del espacio vital de Haushofer, desembocarían en los campos de concentración, tras arrasar experimentalmente la ciudad de Gernika.

    La batalla por la tierra media de los vascos ha comenzado. Los lugares donde moran sus mairus se hallan amenazados. Llegan los rastreadores del reino de las sombras. Sólo una piedra, la esmeralda que portan en el centro de su enseña, la que regaló a Salomón la Reina de Saba, podrá multiplicar la potencia de la luz de este pueblo milenario que hunde sus sabias raíces en el árbol de las libertades.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s