Home

 

u31web-e1421423981943

Borroka garaia da! webgunerako kolaborazioa, egilea: Antolaketan Salto!

Orain bi urte hasi genuen sexu askapenerako gazte mugimenduaren eratze prozesua; antolakunde berria sortzeko helburuarekin. Erabaki hori hartzera, egoera sozio-politikoaren aldaketak eragin zuen; baita heteropatriarkatuaren kontrako borrokan proiektu politiko ausarta garatzearen beharra ere.

Ez dugu planteatu homosexualen bizi kalitatea hobetzeko proiektu bat. Jendarte osoaren askapen prozesu bat da mahai gainean jarri nahi izan duguna: Sistemak, gainontzeko guztia kontrolatzeko, gure sexualitate, gorputz eta identitateak kontrolatu behar dituelako lehenik eta behin. Kontrol hori ahalbidetzen dituzten hiru erregimen politikoei aurre egiteko proposamen politikoa garatu dugu. Sistemaren kontrako proiektu politiko iraultzailea da bi urte hauetan eztabaidatu duguna.

Orain, proiektu hori bidean jartzeko unea da. Horretarako, urtarrilak 31, arratsaldeko 17:00etan, sexu askapenerako gazte antolakunde berriaren aurkezpen ekitaldira gerturatzeko gonbitea luzatu nahi dugu, Bergarako Kartzela Zaharrean.

Antolakundearen aurkezpena hirietatik kanpo egitearen erabakia, proiektu hau Euskal Herrian barna hedatzearen apustuaren seinale da. Eskualdez eskualde, indarrak batzea dugu helburu. Orain arte bezala, eskualdeen asanbladetako autonomia bermatuz eta partaide guztiak gidari bihurtuz. Kartzela Zaharra aukeratu dugu, kartzelen desagerpena, aldarrikapen inportante bezala kokatu dugulako. Txantaje moduko betiereko ultimatum bat suposatzen dutelako. Saltzen diguten helburua betetzen ez dutelako. Azken egunotan berriro ere agerian geratu den bezala, disidentzia politikoa zapaltzeko erabiltzen delako. Eta Bergarako Kartzela Zaharra aukeratu dugu, espazio autogestionatu eta Gaztetxeen aldeko gure apustu estrategikoa irudikatzeko.

Urtarrilaren 31n, martxan jarriko ditugu iraultza sexualaren aldeko makinaria guztia. Disidentzia sexualaren aktibazioa. Subjektu politiko iraultzaileak bilakatu. Etorkizunean, atzo bezala, haustura berrien protagonistak izateko.

Hace dos años, dimos inicio al proceso constituyente del movimiento juvenil para la liberación sexual, con el objetivo de crear una nueva organización. A tomar esa decisión, nos empujaron los cambios socio-políticos y económicos habidos por una parte; así como la necesidad de desarrollar un proyecto político decidido contra el heteropatriarcado.

No hemos planteado un proyecto para mejorar la calidad de vida de las homosexuales. Hemos querido poner encima de la mesa, un proceso de liberación para toda la sociedad. Porque para que el sistema pueda controlar todo lo demás, primero tiene que controlar nuestra sexualidad, nuestros cuerpos y nuestras identidades. Hemos desarrollado un proyecto político, que haga frente a los tres regímenes políticos que posibilitan el control social. Es un proyecto político anti sistema lo que hemos debatido durante estos dos años.

Ahora, es momento de poner ese proyecto en el camino. Para ello, hacemos un llamamiento a acudir al acto de presentación de la nueva organización, que tendrá lugar el 31 de enero, a las 17:00, en la Antigua Cárcel de Bergara.

Realizar la presentación de la organización fuera de las ciudades, es señal de una apuesta clara por extender el movimiento por toda Euskal Herria. Tenemos el objetivo de aunar fuerzas comarca a comarca. Impulsando la autonomía de las asambleas comarcales, como lo hemos hecho durante estos dos años. Impulsando la participación en la toma de decisiones. Hemos elegido la Antigua Cárcel, porque la desaparición de las mismas es una apuesta importante para nosotras. Porque supone un continuo chantaje en forma de ultimátum. Porque no realizan la labor que nos venden. Porque se utilizan para la represión de la disidencia política, como hemos visto estos últimos días. Y hemos elegido la Antigua Cárcel de Bergara, porque los Gaztetxes y espacios auto gestionados, forman parte de nuestra apuesta estratégica.

El 31 de enero, vamos a poner en marcha, toda la maquinaria para la revolución sexual. La activación de la disidencia sexual. Su conversión en sujetos políticos revolucionarios. Para que en el futuro, como fue en el pasado, sean protagonistas de grandes rupturas.

10917084_995086613852526_8055800983949013557_n

72 thoughts on “Disidentzia sexualaren aktibazioa

  1. Kaixo lagunok:

    Felicitaciones por vuestra iniciativa, pero ¿por qué decís que es alternativa o revolucionaria frente al sistema?

    Os informo, en la crisis de inicios de siglo las mujeres sin hijos llegaron al 20% de la totalidad de las mujeres en el estado español. Después de la guerra de los años 1930-40, en los 1945-1980, como se elevó la acumulación de capital, el salario aumentaba y la natalidad subió, hasta llegarse al punto de que solamente el 5% de las mujeres quedaron sin hijos/as. Ahora, en esta crisis estamos en un in crescendo de la disminución del salario y así de la natalidad, que se estima en los próximos diez años va a llevar a que el 30% de las mujeres vascas de estas generaciones no tendrán hijos. Una de cada tres. Sobre todo, las de clase obrera, que sin duda suben la media.

    Es decir, que por el plano del carácter de la sexualidad como no reproductiva a que fuerza la reducción del salario, no veo nada alternativo o revolucionario en vuestro planteamiento, sino precisamente el resultado de la dinámica estructural objetiva del capital en el plano de las relaciones sociales.

    Con relación a la aportación al incremento de las libertades sexuales de las personas homosexuales que estáis haciendo, pues felicitaciones, pero tampoco veo que sea nada especialmente revolucionario, pues resulta que en las formaciones sociales en que la natalidad baja, las formaciones sociales de régimen reproductivo pronatalista, las relaciones sexuales, mediadas por el modo de producción y el tipo predominante de propiedad, suelen tender a tener una baja proporción de homosexualidad, el arco del 5% de homosexuales en las más pronatalistas y homófugas, hasta el 24% en las formaciones socio-economicas más antinatalistas y menos homofugas. Con la dinámica objetiva en que la subreproducción social del proletariado interno lleva, con una amplia población envejecida y, por tanto, no fértil o con poca capacidad reproductiva, lo que es de esperar es que la homosexualidad se dispare todavía más, de forma adhoc a la dinámica del capital.

    La idea que difunde el feminismo burgués de que la sexualidad humana es una construcción, olvida que somos una especie animal, y que nuestra sexualidad naturalmente tiende a la reproducción como la de cualquiera otra especie animal, es pues una idea claramente idealista burguesa, pero que, si, es cierto, tiene una parte de verdad, en lo que somos animales domesticados y propiedad de otros, nos construyen la sexualidad restrigiéndonos la sexualidad reproductiva por medio de la reducción del salario. Por tanto, en alguna medida y sin aclarar la posición sobre la sexualidad reproductiva, podrías estar siendo funcionales a la dominación burguesa, quizás inconscientemente.

    En suma, que la alta proporción de sexualidad no reproductiva depende del bajo salario en una población, y de esa alta proporción de la sexualidad no reproductiva y cantidad de sexualidad total, dependen la mayor o menor tasa de homosexualidad y la natalidad. No se trata de la decadencia de Occidente que dirían los reaccionarios, sino de la dinámica objetiva de la acumulación de capital y de la lucha de clases. Luego podemos inventarnos que estamos haciendo una revolución anti hetero-patriarcal y todo eso, pero estas regularidades biopolíticas y materialistas de la historia de la reproducción social y la lucha de clases están ahí, y el proletariado de Euskal Herria deberíamos ser conscientes de ello. Estaría bien que estudiarías y desarrollaráis algo más el marxismo que es la principal herramienta revolucionaria que tenemos en el campo de la teoría, y que tiene la máxima de dudar de todo lo existente.

    Beno, on egon

    • Deja de relacionar sexualidad con reproducción que ya se encarga la juventud de abrir espacios de lucha y evolucionar.

      • Kaixo Mongi:

        La sexualidad no solo esta relacionada con la reproducción, de forma natural, genético-estructural, sino también con el salario y la renta. Normalmente, a menor salario mayores miserias, incuidas las sexuales, y menor tasa de reproducción biológica en el capitalismo tardío. Por cierto, a menor tasa de reproducción biológica mayor tasa de mortalidad en el proletariado masculino más depauperado. Yo defiendo al proletariado, incluido al masculino, sin falsas escusas como que no hicieron la revolución sexual en el 68 y otras burradas, así que no, no voy a dejar constatar las relaciones objetivas y obrar en consecuencia.

        Disrelacionar la sexualidad de la reproducción biológica es lo que plantea y fuerza la sociedad burguesa, pero especificamente para el proletariado difundiendo la ideología malthusiana de la superpoblación. Esto que llamamos el neomalthusianismo, lleva a la extinción física del proletariado interno, y a la importación continua de proletariados extraidos de formaciones sociales con menor grado de desarrollo. Aquí lo que está ocurriendo es que se reproduce la propiedad no la gente, todo el aparato político, la infraestructura cultural, ideológica y social están adaptados a la reproducción de la propiedad privada, no de la gente, y menos de la gente proletaria que somos ero combustible para reproducir y ensanchar la propiedad privada de la clase capitalista, por esto lo revolucionario es que la sexualidad relacionada con la reproducción y la no relacionada con la reproducción se desarrollen sin la mediación negativa de la propiedad privada burguesa.

        Siguiendo en este línea, el concepto disidente sexual está vacio. Es otra de las filosofias políticas de la pequeña burguesía basada elusivamente en la identidad y no en el contenido esencial de la alienación y la plusvalía. Como ocurre que las dos identidades basicas estructurantes son la de los propietarios de capital y la de los propietarios de fuerza de trabajo, cuando estas identidades materiales aparecen más puras, veremos que a la vez aparecen las posiciones de clase sexuales más opuestas, y están no estan signadas por formas concretas ni oposiciones falsas como la de no reproductivo/si reproductivo, homo/hetero, negro/blanco, aunque claro esta, tengan sus propias determinaciones, SINO por el caracter de carente de medios de desarrollo una/os y propietario de medios de desarrollo otra/os. En esto estriba la revolución sexual verdadera, en la lucha por establecer la propiedad comunista disolviendo la propiedad privada pequeña y grande.

        ¿Dejar de relacionar la sexualidad con la reproducción? ¿por qué? ¿por que lo dice la sociedad burguesa porque necesita ahorrar en gastosde reproducción del proletariado, que ya lo importara de manera barata luego desde otros continentes? Sigue tu línea pequeño burguesa que yo sigo la mia revolucionaria: Partiendo de una premisa muy clara; no se trata de una cuestión de formas, sino de contenidos.

        • ¿Que por qué hay que dejar de relacionar la sexualidad con la reproducción? Pues sencillamente porque la finalidad del sexo no es la reproducción sino el placer y porque el coito es una mierda, el coito es el método mas difícil para conseguir el orgasmo femenino ya que el clítoris lo tenemos fuera y para estimularlo no solo no es necesaria la penetración sino que es contraproducente para llegar al orgasmo. Esto ocurre porque la vagina no tiene terminaciones nerviosas. Te lo voy a decir otra vez: la vagina no tiene terminaciones nerviosas. La vagina no tiene terminaciones nerviosas…..Por lo tanto el coito es una mierda. Id tomando nota que veo que a muchos os hace falta.

          Por otra parte, las mujeres vascas también seguimos la linea revolucionaria, concretamente nos encanta la linea cubana que por cierto es el pais con mas baja natalidad de America Latina ya que en Cuba al igual que en los paises mas desarrollados la mujer decide tener hijos cada vez mas tarde. Tras la Revolución, la mujer tuvo la oportunidad de incorporarse socialmente y de tener un pleno desarrollo profesional. Por lo tanto, ella decide en qué momento tener un hijo, si es que quiere tenerlo porque si decide no tenerlo puede abortar tranquilamente.

          En Cuba cuando una mujer embarazada va al médico, hay una pregunta que espera, sin sorpresas: ¿te lo vas a sacar o te lo vas a dejar? Y la mujer cubana sabe que tiene derecho a decidir. Al contrario de lo que ocurre en la mayoría de los países de América Latina, en Cuba existe una tolerancia social y moral al aborto, y su práctica es frecuente.

          Te puedes ahorrar toda esa fraseología pseudorevolucionaria para reivindicar la heterosexualidad y el coito que no nos vamos a dejar engañar ya que hace tiempo que plagamos las paredes de Euskal Herria con aquel lema de Jarrai que decía: “Sexualidad no es igual a penetración, echemoslé imaginación”

          • No habría dicho mejor que tú, he preferido ahorrarme comentarios sobre su) como dices perfectamente) seudo Revolucionarismo: lo olvida cuando se trata del tema de mujeres:-).
            En fín, no debe de ser tan malo…
            Tuve que esforzarme mucho por no enfadare com su teoría siobre lareproducción y demás…

          • “la vagina no tiene terminaciones nerviosas”

            Tiene cerca de mil terminaciones en el primer tercio. Pero el orgasmo es más que esto, mucho más que el cunnilingus en la zona donde están las 8 mil terminaciones nerviosas. Es tu visón la que denota falta de imaginación. ¿Donde está el espacio de la fantasía y de la ideología en tu análisis? ¿Y cual el origen de las fantasías sexuales?

            Nos masturbamos entre nosotros y estamos perdiendo la intersubjetividad. Me limito a identificar padrones: la creciente hipersexualización parece convivir con el aumento del la insatisfacción sexual, la anorgasmia. Esto no es lateral a la discusión..

            Y no, el coito no es una mierda. Y sí, la sexualidad también tiene que ver con la reproducción – eso está en nuestro “firmware”, y después por encima de eso construimos cosas y usamos nuestra imaginación.

            Saludos

          • NOTAS SOBRE SEXO-ANTIREPRODUCTIVISMO, MALTHUSIANISMO MODERNO E IMPERIALISMO DEMOGRÁFICO.

            Comunismo versus neoeugenesia camuflada bajo el eufemismo de “liberación de la mujer”.

            Kaixo Anderixo, te contesto:

            – Hay que dejar de relacionar la sexualidad con la reproducción porque la finalidad del sexo no es la reproducción sino el placer.

            ¿Esto es doctrina de la Iglesia moderna eugenésica de Rockefeller o qué? Te informo, los hombres tenemos un aparato genital de nuestro organismo que produce un fluido que se llama esperma, semen, en el cual por regla general hay unas células que se llaman espermatozoides, las cuales puestas en contacto con un óvulo en el útero de un organismo femenino desencadenan la creación, no meramente producción, de una nueva individuación genética y el inicio del desarrollo de un nuevo cuerpo humano en el útero de una mujer(1). Se sabe, desde siempre o casi, que los aparatos genital y reproductivo se encuentran en la misma región de nuestros organismos, y ambos coinciden con los lugares en donde, además de estar las vías urinarias, se encuentran las terminaciones nerviosas cuya fricción genera más placer, el clítorís y el glande. El hecho de que el clítoris se encuentre junto a la entrada de la vagina favorece que durante la interpenetración sexual la fecundación sea más fácil. Sobre la mayor dificultad que tu tienes en tener un orgasmo a causa del coito, por lo que consideras que es “una mierda”, me parece algo personal tuyo, generalizarlo es algo ideológico por algún motivo que se sale del campo de la biología y entra en otro campo.

            Los mamíferos somos especies cuya reproducción es sexual, donde el placer sexual corre aparejada con la reproducción. Es decir, la reproducción biológica es un instinto, un instinto de conservación, de conservación de la especie humana, y tiene de forma natural involucrado placer. La negación contrafáctica de la realidad natural siempre conlleva en si alguna forma de dominación.

            REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y REPRODUCCIÓN BIOLÓGICA DEL PROLETARIADO

            Si la sexualidad no tuviera nada que ver con la reproducción hombres y mujeres podríamos estar follando día y noche sin tener de qué precavernos en nada, dado que, con o sin terminaciones nerviosas en la vagina, resulta que normalmente follar entre personas de sexos diferentes es gratificante, muy gratificante, tanto para el hombre como para la mujer. Así que sí, el sexo reproductivo y el principio de placer están unidos de forma natural ¿a qué doctrina evangélica obedece que neguéis esta realidad las feministas burguesas? ¿qué estrafalaria ciencia infusa os lleva a intentar forzar una conclusión distinta a esta?

            La sexualidad reproductiva no solo está unida al placer, está unidad igualmente al salario y las rentas, a las clases sociales y, así, a la lucha de clases. Durante la revolución industrial en Inglaterra, la alta demanda de fuerza de trabajo llevó a que las empresas aceptaban, de hecho necesitaban, fuerza de trabajo infantil y el trabajo de las embarazadas. El hombre, padre de familia, pero también la mujer, madre de familia, es decir, la unidad o núcleo familiar, comienzan a tener más hijos con el objetivo de elevar los ingresos familiares, el salario comienza a bajar, esto se compensa elevando aún más el número de hijos porque eleva el Salario Familiar, y en esta dinámica, sexualidad, reproducción y acumulación y valorización de capital quedan entrelazados en un modelo de acumulación que podemos denominar, por la parte del trabajo, del Salario Familiar, todos trabajan y todos son explotados todo el tiempo posible, que es, generalmente, propio de la época fabril inicial inmediatamente posterior a las acumulaciones originarias de capital. Por supuesto, cuando cae el ciclo industrial, mueren de hambre como moscas y la burguesía echa la culpa de la situación a la alta natalidad del proletariado, de donde nace el malthusianismo que hoy sigue fungiendo en todo el mundo y en realidad no es neomalthusianismo, sino que es el malthusianismo mismo de siempre.

            Las acumulaciones originarias se producen en todas las regiones en que llega la urbanización capitalista a formaciones sociales campesinas tributarias o de capitalismo comercial. Siempre hay excepciones, pero lo normal es esto, y no es un proceso relativo al patriarcado y la lucha entre géneros, sino que es un proceso de lucha de clases como la copa de un pino,en el que una parte de las rentas de capital que produce está explotación fabril salvaje de la clase obrera, en su totalidad, como cuerpo colectivo, las usufructúan mujeres, sobre poco más o menos, numéricamente, la mitad del total de la población de clase capitalista, compuesta por la burguesía y su bloque social de apoyo.

            Por supuesto, la solución a esta espiral de aumento de la natalidad propia del modelo de acumulación de capitales manufacturero-salarial familiar, no fue abortar sino el despliegue político de la lucha obrera y el desarrollo del socialismo, en su primera forma, que introdujo mejoras que desincentivaban la elevación de la natalidad y tendían a desmantelar el modelo salarial-familiar. Ojo, los hombres obreros vivían una media de 25 a 30 años, según ciudades, y aunque no tengo la estadística en la mesa, creo recordar que la esperanza de vida de las mujeres era superior a la de los hombres. La de los y las burguesas era de 40 años, sobre poco más o menos, también con variaciones según ciudades. En aquel momento había estadísticas de natalidad y mortalidad por clase, sector y ciudad. Esto hoy se oculta, y creo que gran parte del movimiento feminista actual, vasco o no vasco, está muy contento con ello, por qué es burgués, de manera que el foco de sus problemáticas de interés no lo encontraremos en estas situaciones.

            HIATO CON LA BAJA NATALIDAD DEL MODELO DE ACUMULACIÓN Y VALORIZACIÓN DE CAPITALES FINANCIARIZADO-FEMINITARIO.

            Lo que está ocurriendo ahora aquí es que el capital no tiene una demanda tan grande que le fuerce a integrar a los niños en el proceso productivo, aunque si en algunos países en los que por ejemplo se producen textiles, por ejemplo. Allí se admiten niños y mujeres embarazadas; mira tu ropa, Anderixo. Y el problema no es el sexo reproductivo, ni la superpoblación, el problema son los bajos salarios.

            En nuestro caso, con el paso desde el modelo fordista-keynesiano – salarial patriarcal, al modelo financiarizado -feminitario, la bajada del salario, iba eliminando paulatinamente la parte correspondiente a los costos de reproducción biológica de la fuerza de trabajo, con el consiguiente aumento de la cuota de plusvalía. Esto iba dialécticamente relacionado con la entrada paulatina de fuerza de trabajo femenina, que era extraída de la Esfera de Reproducción para componer oferta adicional de fuerza de trabajo explotable en la Esfera de la Producción, lo que reducía a su vez los salarios, y vuelta a empezar. De manera que la bajada de la natalidad en Euskal Herria no es un proceso de liberación de nada, es un proceso de acumulación de capital, que crea un otro monstruo capitalista biopolítico, distinto al del salario familiar, que en superreproducción de la superpoblación relativa superabundante, este da también en superabundante superpoblación relativa, pero a causa del aumento brutal de la productividad brutal y de la alta intensidad de capital por empleo generado en la inversión de capitales en los centros capitalistas, por lo que, y esto es lo alucinante, ocurre a la vez que una brutal subreproducción social del proletariado, en rango de crisis demográfica. Como a la vez, los costos de producción y formación de fuerza de trabajo son caras, y que el capital intenta por todos los medios reducir el salario general indirecto, para el capital la solución es ir importando fuerza de trabajo ad hoc y según demanda desde países perífericos que todavía no han entrado en depresión demográfica.

            En todo esto, los entre 7-10.000 abortos que se realizan anualmente en Euskal Herria en las últimas cuatro décadas no son libres decisiones de las mujeres ejerciendo su derecho a abortar, en su gran mayoría son determinaciones estructurales para aceitar la explotación de las mujeres proletarias, y desarrollar el imperialismo demográfico, como lo demuestra el hecho de que la inmensa mayoría se realizan por motivos económicos y los realizan mujeres inmigradas jóvenes, que están aquí para ser explotadas en la realización del trabajo reproductivo y de cuidados de otras y otros, no para realizar su maternidad, derecho o libertad al que nadie está defendiendo, empezando por el feminismo burgués.

            PRÁCTICA DEL ABORTO Y PRODUCCIÓN DE PLUSVALÍA

            – las mujeres vascas también seguimos la linea revolucionaria, concretamente nos encanta la linea cubana que por cierto es el país con mas baja natalidad de América Latina ya que en Cuba al igual que en los países mas desarrollados la mujer decide tener hijos cada vez mas tarde.

            Me quitas un peso de encima, yo pensaba que era al revés, que la liberación de la mujer allí consiste precisamente en seguir lo mismo que aquí, teniendo ya la suficiente oferta de fuerza de trabajo se intenta evitar un exceso de plantilla, por eso los funcionarios invitan a las mujeres jóvenes a abortar. Los comunistas estamos a favor del derecho de la mujer al aborto pero en contra del aborto, sobre todo cuando se produce para elevar la producción de plusvalía.

            Prueba de que Cuba, en donde hay un estado capitalista dirigido por nacionalistas revolucionarios, antiimperialistas, entre los que hay una fracción de comunistas, sigue la senda de Euskal Herria y no lo contrario es que la tasa de natalidad es mayor que la de Euskal Herria. La de Cuba es ahora de 9,61 nacimientos por mil habitantes, la de Euskal Herria es de 8,81, pero como en Cuba no hay un proceso migratorio de la envergadura que el ha habido aquí en la última década, en realidad la natalidad de Cuba es considerablemente más alta que la de Euskal Herria. Así que estás mintiendo con lo de que os gusta la línea “revolucionaria” cubana, lo que os gusta la baja natalidad, que es lo que hace falta para reproducir la estabilidad de la estructura de la propiedad en el país, esto al movimiento feminista burgués todavía puede producirles réditos, pero llegado a un punto será insostenible conciliar antinatalismo con proletariado.

            Por otro lado, si hablamos de principios, lo correcto no es disponer un funcionario “médico” para invitar a las mujeres jóvenes a abortar, sino exigir a los hombres y mujeres jóvenes a que no realicen sexualidad reproductiva si no es para eso, para reproducir, pues la sexualidad hombre-mujer sí está relacionada con la reproducción, invitarles a que desarrollen pues toda la sexualidad no reproductiva posible, en los roles de género y orientaciones sexuales que les de la gana, y a que tomen por tanto todas las medidas posibles para que no se produzca una fecundación por la simple búsqueda natural de placer, pero si aún así se produce, entonces que lo tengan, pues una revolución no puede avalar la destrucción de un ser humano nuevo, y eso es un embrión, un cuerpo humano de un ser humano nuevo en desarrollo, desde el mismo momento en que la individuación genética se ha realizado. Más aún, tan es un ser humano nuevo que tiene ya clase social, y evidentemente si se elimina sistemáticamente a la población proletaria sobrante mediante su destrucción física, eliminamos los problemas sociales, pero tampoco podemos llamarnos ya pro revolucionarios comunistas.

            ANTI SEXO-REPRODUCTIVISMO, EUGENISMO MALTHUSIANO MODERNO E IMPERIALISMO DEMOGRÁFICO.

            La práctica del aborto tiene repercusiones políticas de gran alcance. Cuando, por ejemplo, se justifica el aborto como ‘control del cuándo’ tener los hijos por parte de la mujer en la lucha por su emancipación, no se debe ocultar la repercusión en el cuántos hijos va a tener realmente al final de su ciclo reproductivo, y qué repercusiones va a tener ello en una u otra región del mundo, porque ese ‘control del cuando’ puede estar ocultando, y de hecho frecuentemente oculta, el ‘control del cuántos’, y esto la eugenesia imperialista y el malthusianismo capitalista.

            Por ejemplo, en África la densidad media de población es diez veces menor que en Europa, sin embargo los malthusianos, y en esto convergen con el feminismo burgués y su supuesto anti sexo-reproductivismo en pro de la liberación de la mujer, llevan décadas mintiendo en una innogogia* que pretende hacer creer que África está superpoblada. Es incierto, y el discurso de tener los hijos más tarde sino se pronuncia sobre el cuántos, que encubre el antinatalismo feminista capitalista blanco occidental desarrollado del modelo de acumulado financiarizado-feminitario, aplicado a África conllevaría lisa y llanamente un genocidio. Lo mismo vale para Abyayala. Para que ese continente llegue a la misma densidad poblacional que Europa tendría, tendrá que multiplicar por cuatro su población, pero ocurre que una población organizada políticamente de esa magnitud no se dejaría robar los recursos y explotar la fuerza de trabajo en el grado todavía más salvaje que lo hace el capital imperialista. Por esto, el aborto en Abyayala o en África hoy por hoy es funcional al genocidio y el saqueo imperialista.

            Termino, hay un feminismo proletario, no imperialista, no capitalista, no antinatalista, pero hoy en día en Euskal Herria es minoritario, muy minoritario.

            Besterik gabe, laister arte.

            ————————–
            (1) Espermatozoide: http://es.wikipedia.org/wiki/Espermatozoide
            http://eu.wikipedia.org/wiki/Espermatozoide

            Fecundación: http://es.wikipedia.org/wiki/Fecundaci%C3%B3n

            http://eu.wikipedia.org/wiki/Ernalketa

    • Creo que estas mezclando cosas. Intentare explicarlo, ya que yo formo parte de esa nueva organización que esta naciendo.

      Lo primero que te pido es que dejes de mirar a Marx (nosotros lo hemos hecho, lo hemos debatido, igual que a Lenin y Trotsky -las Pussy Riots salieron de la cárcel afirmando que eran troskistas. No es casualidad-) En contra, te invito a que mires mas a Foucault, sin dejar de atender a Marx, pero prestando mas atención al filosofo francés que milito en el partido comunista, que ademas era una gran maritxu.

      Y es que para nosotras, como hemos afirmado, no es importante mejorar la calidad de vida exclusiva de las personas no heterosexuales, que también; sino llevar a cabo una teoría y sobre todo practica que desestabilice los tres regímenes políticos que nos oprimen a todos. Homosexuales o no homosexuales. Que son:
      –Régimen tanato-político: El sistema dice: yo tengo el poder porque controlo tu muerte (iglesia y ejércitos)
      –Régimen bio-político: El sistema dice: yo tengo el poder porque controlo tu vida (escuela, hospitales, familia nuclear…)
      –Régimen fármaco-pornográfico: el que empieza con la trágica caída del muro de Berlin y se hace fuerte este siglo. Donde el sistema dice: yo tengo el poder porque controlo tu excitación, tu depresión. Y el sistema utiliza fármacos, la sexualidad… para controlarlo, y tener controlada la sociedad mediante internet, drogas, medicamentos,…

      Como ves, no estamos hablando de “hay cuatro lesbianas que no pueden pasear por culpa de la homofobia”. No estamos hablando “vamos a preparar el 28J una carroza gay”. Estamos hablando de que para que el sistema, el estado… puedan controlar todo lo demás (capital, medios de producción, policías…) antes nos tiene que controlar a nosotros. Ese es un nuevo concepto que las viejas organizaciones LGTB no tenían; y que se presentan como indispensables en los años 90. Es de esos años de donde viene nuestro planteamiento. Algunos dijeron: lo LGTB se ha convertido en una herramienta para el sistema. Hubo una ruptura traumatica en el movimiento y la escisión resultante fue el movimiento queer. En esas tendencias nos colocamos: Nosotras no iremos poniendo pancartas de “no a la homofobia”. Pondremos pancartas que recen “maricas y bolleras, devolved el golpe”. No se si se ve la diferencia.

      Respecto a lo de la reproducción, nuestro planteamiento es el siguiente:
      Vivimos en una sociedad machista, porque la sociedad se divide falsamente en dos grupos (hembras y machos), y los medios de producción, el poder… lo ostenta en su totalidad el grupo de los machos, mientras que solo algunas hembras pueden acceder a esa ostentación siempre en beneficio del macho. Por eso decimos que estamos en una sociedad machista. Eso es fruto de una mentira: de la mentira que afirma que solo hay hembras y machos. Falso. Solo tendríamos que salir de occidente para darnos cuenta. Al sistema, le es mas fácil el control social, si crea un binarismo. Así, automáticamente, se crean las jerarquías y relaciones de poder que conocemos. Un experimento: coge a un grupo humano, divídelo en dos, enséñales cuales son las reglas que tienen que utilizar para relacionarse entre si, y lo único que tienes que hacer es esperar sentado a ver como empiezan a trabajar para ti. Eso es lo que pasa en la actualidad como consecuencia de la falsa segregación entre “hombres” y “mujeres”.”potentia geudand” se llama ¿Porqué decimos que es falso? Otro experimento: Hacemos esa segregación, porque nos fijamos en los genitales físicos de las personas: si tiene pito grupo uno. Si no lo tiene, grupo dos. Sin embargo, la decisión de fijarnos solo en los genitales es una construcción cultural interesada. ¿Que pasaría si en vez de fijarnos únicamente en los genitales, nos fijáramos en 10 características físicas? Pues seguramente que saldrían dos grupos, pero no seria exclusivo uno de “hombres” y otro de “mujeres”. Sino que seria algo mas heterogéneo. ¿Y si en vez de fijarnos en 10 nos fijamos en 100? Pues seguramente rompamos por completo los grupos con/sin pito. Esto es muy importante para romper el control social del que se aprovecha el poder.

      Nosotras también tenemos un discurso concreto que sale de esa falsa diferenciación y estructuración social. Has hablado de reproducción. Nosotros creemos que (y es evidente) las mujeres están socialmente encaminadas a ser reproductivas, a crear nuevas personas que serán reproductivas (mujeres) o productivas (hombres). A eso le llamamos heterocapitalismo. En nuestra sociedad, todo lo que tenga que ver con el sexo no productivo es algo secundario, unos “preliminares”… Se denigra de alguna manera, es denigrado por el poder y por la iglesia, ya que ese sexo no produce nuevas personas que sirvan al poder creando capital. En este punto es importante la posición de la derecha y demás con el tema del aborto)

      A nosotros no nos veras reivindicando el matrimonio homosexual, porque la familia nuclear es un micro-estado y por esa razón es protegido por el poder: la familia tiene sus jerarquías, su imposición de roles y normas…) Pensamos que el movimiento LGTB clásico ha caído en esa trampa, ha sido desactivado en consecuencia. Estaréis acostumbrados a ver en los medios un tipo de movimiento de liberación sexual determinado, que es el que al estado le interesa. Pero en cuanto a nosotros, tienes que poner tus pensamientos en otro plano. Nosotras nunca defenderemos a un militar por muchas agresiones homofobas que sufra. ¡Es un militar joder! No reivindicaremos nunca el derecho de las lesbianas a ser policía ni consideraremos un avance el hecho de que pueda serlo; porque estamos en contra de la policía. No se si me explico por donde van los tiros.

      En Euskal Herria esto es muy nuevo, pero si damos una vuelta por el mundo, veremos como este movimiento queer está dando grandes golpes, o ayudando a darlo, aunque queden silenciados por la omnipotente heterosexualidad que desgraciadamente también se da en la izquierda (y silenciada también por el propio movimiento clásico reformista LGTB que ve como sus chiringuitos se derrumban) Ejemplos son:
      FERBUSON: En EEUU el movimiento queer tiene mucha fuerza. El gobierno lo equipara con grupos anti sistema, no con grupos de liberación sexual. La organización que mas fuerte está dando es BashBack! (golpe trasero) que tiene una bonita relación con la comunidad negra. Y en Ferbuson han estado en primera linea.
      En el este de Ucrania, hay una organización llamada KAOS_GL. Están donde ya sabemos haciendo lo que ya sabemos con el movimiento antifascista.
      QUEER INTIFADE en Turquía. Ellos empezaron la primavera turca. Encabezaron todas las manifestaciones con la típica estética queer que ya es universal: capucha rosa.
      Mirad la que han montado las PUSSY RIOTS, y aunque ahora no se las vea, están promoviendo un movimiento político amplio en Moscu.

      Espero que tengas oportunidad de leer la propuesta política de la organización cuando se haga publica. Pero a nosotras nos vas a ver mas veces con Sare Antifaxista o con SOS Racismo montando pifostios por el derecho al asilo político que en las manifestaciones del “orgullo gay”. Lo que nos toca es, como dijo Lenin, preparar a las masas (en este caso a todas esas despreocupadas de los gimnasios gays). Convertirnos en sujetos políticos activos y tejer alianzas efectivas con otros movimientos de izquierda revolucionaria para atacar (no ya responder) a este sistema. Alejándonos del pseudopacifismo y sin aceptar medias medidas (como hicieron los socialdemócratas en Alemania ante la primera guerra mundial)

      Por otra parte, hemos estado dos años debatiendo, estudiando, replanteando, inventando, analizando… Hemos leído filosofía, tratados políticos, Foucault, Marx, Engels… Hemos visto lo que pasa en Irán, en Turquía. No se nos puede achacar no haber hecho un análisis socio-político y económico profundo como has dado a entender. Ya les gustaría a machas que se las dan de omnipotentes organizaciones de izquierda tener la transversalidad analítica y política que desde la sexualidad hemos planteado nosotras para ofrecer una alternativa que tiene que ir intrínsecamente unida a los demás movimientos revolucionarios. Y tampoco aceptamos la lucha de clases como único paradigma para una revolución. Sino que necesitamos algo mas completo. Porque cuando hoy en día hablamos de los proletarios, se hace indirectamente referencia a un tipo de persona. Pero no nos olvidemos que dentro de ese mismo proletariado, también se dan opresiones. Es necesario ampliar el significado de proletarios al conjunto de las personas y colectivos oprimidos. Aunque el objetivo sea el mismo. Pero no dejemos a esas miles de personas que a pesar de los prejuicios de algunos, pueden provocar grandes rupturas.

      http://issuu.com/sexuaskapenerakogaztemugimendua/docs/queer_ultraviolence
      Ondo segi!

      • Soy un inculto incapáz de rebatir a agurrak, pero el cuerpo y lo vivido me dicen que acertais de lleno.

  2. Caliban y la bruja: Mujeres, cuerpo y acumuluacion originaria. Autora Silvia Federici.

  3. Kaixo Garikoitz:

    Ya he leido críticamente ese texto de Federici. Es una farsa antimarxista, la autora es neomalthusiana, y partidaria de implantar régimenes antireproductivistas, en mi opinión no inocentemente. En sus dos últimos ensayos solo toca una vez, con cinismo y muy de paso, la bajada brutal de la natalidad, y su posición ante el proletariado masculino es, en mi opinión, literalmente burguesa y cómplice del exterminio de esta sección del proletariado. Sobre la acumulación de datos historiográficos que junta en su libro, pues resulta que se calla con el mayor descaro todo aquello que no le conviene a su teoría errónea de que es la lucha de géneros y no la lucha de clases el motor de la historia. Particularmente, su verborrea supuestamente anticapitalista me recuerda el vertiginoso reformismo de ELA. Eso si, todo el mundo esta difundiendo el bodrio sin hacer un análisis historiográfico y materialista riguroso de sus ensayos. Me quedo con Rosa Luxemburgo, y no con esta acádemica reformista y postmarxista yanki-italiana.

    Por último, si tienes alguna critica que aportar a mis críticas marxistas a la tendencia diversionista de la crítica marxista a la miseria sexual capitalista contra el proletariado, producto derivado, en último análisis, en mi oinión, de la conciliación reformista foucaltiana del 68, pues nada, estoy a la escucha.

    Gero arte

    • Marx fue bastante patetico con estos temas. El marxismo clasico igual. Habria que empezar por ahi. La homofobia y el machismo no son nada socialistas.

      La revuelta sexual mas importante no fue en el 68, fue un año mas tarde a base de piedras en los suburbios proletarios.

  4. FE DE ERRATAS Y UN COMENTARIO QUE VIENE AL CASO

    En mayúsculas las correcciones y mejoras de redacción:

    Con relación a la aportación al incremento de las libertades sexuales de las personas homosexuales que estáis haciendo, pues felicitaciones, pero tampoco veo que sea nada especialmente revolucionario, pues resulta que en las formaciones sociales en que la natalidad SUBE, las formaciones sociales de régimen reproductivo PROnatalista, las relaciones sexuales, mediadas por el modo de producción y el tipo predominante de propiedad, suelen tender a tener una baja proporción de homosexualidad, EN el arco del 5% de homosexuales en las más pronatalistas y homófugas, hasta el 24% en las formaciones socio-economicas más antinatalistas y más HETEROFUGAS. (…)

    MARX Y LAS LIBERTADES SEXUALES

    Por cierto, y como viene al caso, lo menciono y desarrollo.

    La web Euskal Herria Psoezialista, (digo yo que son psoezialistas porque mantienen la misma confusión interesada que el cortijo ha mantenido en estas décadas entre nacionalismo y abertzalismo o patriotismo de las naciones dominadas), se incluye un bodrio sobre “Socialismo y derechos LGBT”, claramente anticomunista, que han sacado de Wikipedia al que legitiman al publicarlo y dar visos de veracidad, en lo que parece una provocación anticomunista. En ese bodrio se mantiene el infundio de que Marx estaba contra las libertades sexuales que publican tal cual:

    Marx condenaba la libertad sexual defendida por Fourier y Saint-Simon como una recaída al estado «bestial» de «prostitución universal».4

    Voy a la nota cuatro del artículo, en la que se me remite a “Marx, Karl (1844). Economic and philosophic manuscripts of 1844. ed. Dirk J. Struik, traducido por Martin Milligan (Moscow: Progress; New York: International, 1964). pág. 133”.

    Así que me dirijo a los Manuscritos filosóficos de 1944, y busco el concepto “prostitución universal” aplicado supuestamente por Marx a la libertad sexual, y lo único que hay en su ensayo referido al concepto “prostitución universal”, aparece en la sección titulada Propiedad privada y comunismo y es esto:


    (…)la relación de la propiedad privada continúa siendo la relación de la comunidad con el mundo de las cosas; finalmente se expresa este movimiento de oponer a la propiedad privada la propiedad general en la forma animal que quiere oponer al matrimonio (que por lo demás es una forma de la propiedad privada exclusiva) la comunidad de las mujeres, en que la mujer se convierte en propiedad comunal y común. Puede decirse que esta idea de la comunidad de mujeres es el secreto a voces de este comunismo todavía totalmente grosero e irreflexivo.
    Así como la mujer sale del matrimonio para entrar en la prostitución general, así también el mundo todo de la riqueza es decir, de la esencia objetiva del hombre, sale de la relación del matrimonio exclusivo con el propietario privado para entrar en la relación de la prostitución universal con la comunidad. Este comunismo, al negar por completo la personalidad del hombre, es justamente la expresión lógica de la propiedad privada, que es esta negación.
    Manuscrito filosoficos de 1944. [Propiedad privada y comunismo]

    Lo que está diciendo Marx es que al ser alienada la fuerza de trabajo del obrero como una propiedad privada negada que es socializada como propiedad comunista negativa, al ser puesta en libre venta en una comunidad de mercado en donde hay no uno sino multiples propietarios de capital, no hay ninguna liberación sino una forma de prostitución general. De aquí el simil del matrimonio. Asimilar la propiedad comunal de las mujeres con “libertad sexual”, como hace el locatis supuestamente LGTB suelto por wikipedia que ha encantado a Euskal Herria Psoezialista, implica una negación de la libertad de las mujeres a elegir, y así a su libertad sexual. Al contrario de lo que nos está contando el artículo, Marx está defendiendo la libertad sexual más básica.

    CONCOMITANCIAS DE MARX CON EL FEMINISMO NO BURGUÉS Y NO REFORMISTA

    Más adelante, en las notas 10 y 11 del bodrio, se vuelve a aludir a los Manuscritos filosóficos de 1844, acusando a Marx de haber dicho:

    Engels condenó la homosexualidad entre hombres en la antigua Grecia en dos pasajes distintos de El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, describiéndola como «moralmente deteriorada», «abominable», «despreciable» y «degradante».10. Marx aparentemente compartía el punto de vista de Engels, escribiendo que «la relación de un hombre con una mujer es la relación más natural de un ser humano con un ser humano»

    He buscado la condena de Engels en ese ensayo y nada, no encuentro nada relativo a una condena a la homosexualidad, si alguien lo ha visto que avise. Por otro lado, si consideramos que los Manuscritos filosóficos de Marx están escritos en 1844 y El origen de la familia, la propiedad y el estado, de Engels, cuarenta años después, la afirmación que se hace sobre que la afirmación de Marx en 1844 prueba una compartición de posturas con las supuestas afirmaciones de Engels en 1884 son delirantes. Es como de cachondeo, poner en boca de Marx lo que de la gana y a bailar, que se metió con la propiedad privada ¿n?

    Pero en cuanto a la afirmación en si puesta en la nota 11, que si hace Marx¿qué hay?

    Otra vez en Manuscrito filosóficos de 1944. [Propiedad privada y comunismo], Marx hace una serie de observaciones sobre las relaciones hombre/hombre, como esencia objetiva del hombre o ser humano, en las que destaca que las relaciones Hombre/Mujer son las más naturales relaciones de la esencia objetiva del ser humano. OJO, no dice la única relación natural, dice la más natural. ¿Qué problema hay? En términos objetivos ninguna, dado que de esta relación depende la reproducción de la especie misma la relación Hombre/Mujer no es solo la más natural sino, además, la condición de que exista la especie humana en la naturaleza ¿puede haber algo más natural que ello? Y ¿hay alguna negación de las libertades sexuales en esa afirmación? Rotundamente, NO.

    Contra lo que se enfoca Marx es contra la propiedad privada, que es la posición que realmente molesta en el Marx de los Manuscritos filosóficos de 1844 a este farsante supuestamente favorable a los derechos LGTB.

    Con relación a la nota 6, allí se dice: La mayoría de la información de este incidente está tomado de: Kennedy, Hubert, Johann Baptist von Schweitzer: The Queer Marx Loved to Hate. En: ‘Journal of Homosexuality’ (ISSN 0091-8369) Volumen: 29 N°: 2/3, págs 69-96. A partir de aquí se dan fuentes originales citadas por Kennedy.

    No nos enteramos de dónde se ha sacado la parte menor de la información sobre el incidente de rechazo del uranismo por parte de Engels y Marx, tras compartir un libro, si no es que se la ha inventado el mismo granuja que ha manipulado las anteriores citas. Lo que si sabemos es que se ahorra citar fuentes originales, como cartas o artículos de los autores mencionados o de otros de su época. Así que la posición sobre la homosexualidad de Marx y Engels no queda documentada sobre bibliografía original. Pero las citas quedan muy monas, de hecho wikipedia exige poner referencias bibliográficas, pero al parecer luego no las comprueba.

    La preocupación de Engels sobre la posibilidad de que los homosexuales ganaran derechos que se documenta en la nota 7, tampoco la he podido corroborar, puesto que las obras completas en ingles que se mencionan no están en líneas, aunque la vertiginosa falta de rigor de las otras notas anticipa que esta también tenga poca credibilidad.

    FALSACIÓN DE LA SUPUESTA HOMOFOBIA DE MARX

    Con relación al caso Schweitzer, las afirmaciones del locatis supuestamente pro derechos LGTB suelto en wikipedia, toman otra dimensión de gravedad, que se ve agudizada por el tratamiento editorial dado por Euskal Herria Psoecialista, – que más parece falangismo de izquierdas camuflado de socialismo abertzalismo, para perjudicar, que nada que tenga que ver con el comunismo o el marxismo -, que asimila homosexualidad con pederastia. El susodicho Schweitzer, que luchó contra y fue Presidente de la Asociación General de Trabajadores Alemanes (1867-1871), finalmente fue expulsado del partido por colaboración con las autoridades prusianas. Aunque no he encontrado en la red otras noticias sobre el incidente relatado en el bodrio, Schweitzer debió tener 29 años cuando fue acusado de inducir a una relación sexual a un adolescente en un parque. Ahora bien, la Organización Mundial de la Salud define adolescentes como las personas que tienen una edad de entre 10 y 19 años. Por supuesto, si alguien se puede casar desde los 16 años podrá decidir si admitir o no propuestas sexuales, pero por debajo de ese umbral de edad no estamos hablando ya de homosexualidad sino de pederastia. Por supuesto, en el bodrio supuestamente pro derechos LGTB no aclaran este punto, por otro, Euskal Herria Psocialista aprovecha esa indefinición para asimilar homosexualidad/pederastia, lo cual es una forma represora de los homosexuales como hicieron los falangista.

    A Schweitzer, por cierto, se le menciona protagónicamente en la carta de Marx a Engels titulada “Statement regarding the causes of the breach with the Social-Demokrat”, (Declaración sobre las causas de la ruptura con El Social-Democrata y accesible vía internet. Lo que ocurre es que en ningún momento Marx alude a la sexualidad de Schweitzer para establecer un punto de ruptura con él en las relaciones entre ambos, sino que es su reformismo lo que Marx no estaba dispuesto a soportar. De manera que lo que nos dice esta carta es que Marx cuando menos toleraba la homosexualidad (si es que no todo es una invención del locatis supuestamente pro derechos LGTB suelto en wikipedia) y no era para él un impedimento para mantener relaciones políticas de camaredería, como si lo era el reformismo. Es decir, lo contrario de la idea que el fascismo emboscado en la supuesta defensa pro derechos LGTB y de quienes se lo admiten sin critica, difunden sin el menor escrúpulo.

    Lo que queda en pie en todo esto es que hay una intención de manipular el marxismo y la historia del marxismo. El artículo de Wikipedia citado por EHPsoezialista, es una traducción de un original en ingles, y parece un modelo de intoxicación. Sin embargo, por lo que apunta Ezezaguna, hay que recordar que la mentalidad y moralidad sexual del siglo XIX no era igual que la del siglo XX, estaba históricamente determinada, por lo tanto no sería extarño que Marx no simpatizaran con la homosexualidad, pero ello no autoriza a inventarse las cosas, manipular y mentir como vemos se ha hecho en el artículo de Wikipedia y sus refritos.

    Beno, gero arte

  5. Yo no soy un intelectual pero a mi me parece bastante revolucionario renunciar a la pareja y la reproduccion como forma social establecida por el capitalismo, pero insisto no tengo estudios.

  6. Aberasgarria elkarrizketa.

    Atentzioa beste puntu batera bideratu nahi dut: ezein borrokatan, “aurkariaren” KONTRA egitea baino, norberaren ALDE egitea eraginkorragoa, kreatiboagoa eta gehiago asetzen duen borroka da.

    Ez gara inor “besteak” zer eta zela egin behar duen eskatzeko. Geuri beraiek eskatzea nahi ez dugun bezala.

    Ausartuko nitzateke esatera, inflexio puntu batean gaudela. Iada ESKUBIDEAk kontzeptuak ere bere bidea egin duela eta beste salto bat egitekotan gaudela.

    Kualitatiboki salto handia, ESKUBIDEAk eskatzearen SUMISIOtik DUINTASUNA bizitzearen harrotasunera pasatzen ari garelakoan nago. BURUJABETZAra, esango nuke. LIBRE izatera.

    Nik behintzat horrela bizi dut. Nekatu naiz besteari nik nahi bezala egiteko eskatzen. Edo nirea errespetatu dezan eskatzen. Nirea egingo dut, dakartzan arriskuak kudeatuta, eta nire respontsabilitatetik. Horrelaxe bizi dut egun ASKATASUNA.

    Erreferentzia bat ematearren, Gestalt terapiaren sortzaileak aipatuko nituzke. “Gestalt Therapy” [1951], Fritz Perls, Ralph Hefferline eta Paul Goodman.

    http://www.gestalt.org/phgintro.htm

    Ahaztu gabe Ghandi, Mandela eta horrelakoen DUINTASUN borroka. Beraien ALDE, beti.

  7. Kaixo Garikoitz, Mongi eta Adar:

    Con relación a la aportación de Adar, tiene cosas positivas, no lo niego, sobre el manifiesto Queer Ultraviolence que enlaza solo lo he visto por encima, (*esta en formato flash, propietario y poco abierto) por lo que la presente critica se limita a los escritos de este hilo.

    Tras la lectura de los dos textos principales, el del manifiesto y el de Adar, se puede demostrar que estáis proponiendo rupturas meramente formales, y, además, que no estáis integrando bien los datos. No registráis los hechos, y es posible que estéis huyendo de la realidad. El mismo concepto “disidencia sexual” revela precisamente esto; no estáis entendiendo lo que está ocurriendo.

    DIS+SIDE+encia, parecido o al modo de quien se sienta en un lugar diferente. En vuestro caso, diferente sexualmente. ¿Hacerse diferente sexualmente es per se revolucionario? ¿Desde cuando? De sí, sostener que esta posición es revolucionaria es formalista. Por ejemplo, que hoy todos los hombres de Euskal Herria se hicieran gays y todas las mujeres se hicieran lesbianas no cambiaría mañana ni en un ápice la estructura de la propiedad privada en la base económica de la explotación y la dominación capitalistas. Además del formalismo flagrante, en vuestro caso no entroncáis la critica con la cuestión de la superación de la plusvalía y la relación salarial. No veo en vuestra crítica nada referente al problema de la cosificación y la mercantilización de los seres humanos, lo cual es central también para el proletariado homosexual, trans, LGTB y queer, y es normal que mosquee el que no os toque el tema, al parecer. Aún peor, lo que se ve es una desubicación tremenda todavía respecto a lo real, cuyo seguimiento objetivo cuando menos descuidaís.

    ¿Es revolucionario en la Euskal Herria del año 2014 la diferenciación sexual, por medio de la difusión de la sexualidad homosexual o heterófuga, del modelo oficial capitalista, – que, no lo olvidemos, es cambiante -, que para vosotros consiste en la pareja nuclear reproductora y su sexualidad monógama como paradigma supuestamente forzoso?

    OTRA PERSPECTIVA DE LA SITUACIÓN REAL

    Para empezar, el 96% de la población del estado español considera que la homosexualidad no es algo negativo o inaceptable:

    En una nueva encuesta realizada por el prestigioso instituto de investigación social estadounidense Pew Research Center, España aparece a la cabeza de los países con mayor aceptación de la homosexualidad. Según el estudio, tan solo un 6 % de los españoles estima que la homosexualidad es “moralmente inaceptable”, el menor porcentaje de los cuarenta países en que se ha realizado el sondeo.(1)

    Y muy probablemente está posición sea en Hego Euskal Herria aún mayor. Esto desmiente el carácter rupturista de vuestra propuesta, ubicándola, por el contrario, en la esfera de lo normalizado a escala casi de la unanimidad, más allá del mero mainstream social.

    Esta, cuasi unánime, aceptación social de la homosexualidad y de las relaciones homosexuales y bisexuales está relacionada con la formación de un régimen capitalista antinatalista desde 1978 en el estado español, es producto de la base económica, no de una revolución social, aunque haya habido resistencias y oposiciones incluso heroicas que hayan operado en su concreción. En segundo lugar, al ser EH, en particular, una formación socio-económica antirreproductiva, para permitir el desarrollo de la pequeña propiedad privada sin tensiones en la pequeña burguesía, (que es lo que interesa a los dueños de los monopolios, como Iberdrola, Kutxabank, CAF, Petronor, MCC, BBVA, verdaderos propietarios de la pequeña burguesía vasca,), la clase dominante y su bloque social de apoyo prefieren la importación de la fuerza de trabajo manual a su producción interna, lo cual se ve reforzado por el alto de costo relativo de la producción interna de la fuerza de trabajo descualificada, lo que determina a) la baja natalidad, b) la práctica estructural del imperialismo demográfico y c) la existencia de un proletariado inmigrado culturalmente lejano, por su origen geográfico cada vez más distante de la metrópoli vasco-española.

    De esta situación se derivan dos fenómenos en las relaciones sexuales:

    UNO La sexualidad reproductiva disminuye a su mínima expresión
    DOS La sexualidad homosexual aumenta a una gran expresión, al ser la principal vía de salida de la negación sistémica de la sexualidad reproductiva, que es un instinto, no una libre elección, por lo que su negación la haga el capital o lo haga un movimiento supuestamente revolucionario, es represión de un instinto. Esto significa que, en determinado punto, la negación a lo hetero es represión del mismo carácter que la negación a lo homo, no la práctica de una simple crítica política sino una negación de lo natural, una domesticación, que, se da el caso, converge con la práctica del capital. ¿Qué tiene esto de revolucionario?

    Robert Kurz dixit: “Lo mismo se aplica a la crisis cualitativamente nueva de las relaciones burguesas entre los sexos, que lleva a que los momentos vitales de la reproducción social, disociados estructuralmente y con momentos vitales de la especificación sexual del “trabajo abstracto”, sean tornados ingeribles. En el plano de la socialización alcanzado y bajo la presión de las crisis financieras, ya no pueden ser delegados suficientemente en las mujeres en cuanto recurso gratuito, pero tampoco pueden ser absorbidos por el mercado (…) (2)”

    Por esto, la tendencia es a la descomposición de la familia nuclear tradicional, que tiende a extinguirse por si sola.. bueno, ejem, no precisamente por si sola. En 2006, la estructura de tipos de familia (o agregación familiar) en la CAPV, era del 40%, parejas con hijos, pero en la que los dos cónyuges no ha tenido otra relación anterior era menor a esa proporción, y casados por la Iglesia, aún menos. Quizás fueran el 20% en 2006, y posiblemente en 2015 estarán entre el 10-15%. En general, en el año 2006, bajaba la proporción de agregaciones familiares de cualquier tipo y subía la proporción de gente que vive sola. La tendencia en estos ocho años muy probablemente sea la misma. Vamos, que se os ha adelantado el capital en esto de desmantelar la familia heteropatriarcal, sobre todo en el proletariado, que el proceso del capital se basta el solito para llevar a cabo ese trabajo.(3)

    Y, como las familias nucleares en el proletariado y ya directamente las parejas de cualquier conformación ya no son viables desde la base económica, más que en la burguesía y los sectores no proletarizados de la pequeña burguesía, incluyendo la alta y media intelectualidad y todavía bastantes fracciones de cuadros técnicos consumidores de plusvalía, un efecto importante es la miseria sexual en el proletariado, en su forma de negación de la sexualidad proletaria reproductiva o no, homosexual o no, determinado desde la base económica.

    Esto se ve reforzado en que gran número de parejas, homo o hetero, cuando se acaba la pasión sexual, en el ambiente económico realmente existente, no pueden separarse sin quedar en la calle alguno de los componentes, pero como normalmente quieren o al menos respetan a la ya ex-pareja sexual pero todavía componente de la red de afectos, el espacio social que les queda para desarrollar su vida sexual es ínfimo, lo que prueba que el derecho al divorcio es una falsedad para un gran número de parejas obreras. Y otra vez vemos resultados de la base económica y no procesos derivados de la metafisica de las identidades de género.

    En suma, objetivamente, lo que os veo es situados en peligro de convergencia inconsciente con la determinación represiva capitalista de la sexualidad reproductiva proletaria, en particular, y de la sexualidad en general, al hacer la negación de la determinación estructural de la base económica, y esto no me parece ubicado en el campo revolucionario.

    El modelo heteropatriarcal que presentáis como mayoritario, era mayoritario y estaba universalizado en los años 1970, cuando escribía Foucault. Lo que hay ahora es un 20-30% de homosexualidad, un 20-30% de monoparentalidad, un 30-40% de asexualidad, y un 15-25% de familias nucleares heterosexuales reproductoras, sobre todo reproductoras de la propiedad burguesa, – por supuesto lejanas al modelo católico franquista (o fordista) de los años 70s -, gran parte de las cuales está en segundas o terceras emparejamientos, ocurriendo que el modelo que decís que es mayoritario no pasara del 10-15% del conjunto de las situaciones relativas socio-sexuales. Y todo esto está entremezclado, y complejizado por la posición del proletariado inmigrado y por la prostitución, ya no solo heterosexual. Estamos ante el resultado de la dinámica estructural del capitalismo, que no coincide con la foto fija del capitalismo de los años 70s.

    ¿Verdaderamente no os estáis cuenta de esto? ¿De verdad que tampoco sabéis que el capitalismo es hermafrodita? Las relaciones sociales de producción capitalistas no tienen una determinación esencial de género, por mucho que la pequeña burguesía insista en afirmar esto, tomándonos el pelo. Esto es así porque no hay una restricción en los países capitalistas centrales a que las mujeres sean propietarias de capital, por lo que la dominación es esencialmente de clase, no de género como se nos está intentando hacer creer.

    El tal Foucault que mencionáis era un funcionario del estado que ciertamente estaba muy lejos de la revolución. Representaba el rostro amable del capital, el estado amigo, que reconoce no poder frenar la cosificación reproducida in continun por la relación salarial pero que decide ayudar, comprende nuestro deseo, lo investiga y viene a ayudarnos a reintegrarnos en el seno de la normalización. Hemos perdido también la revolución del 68, pero podemos conciliarnos con la parte humana del capital, a través del desarrollo de una sexualidad más libre y de una esfera de consumo más accesible, así, producto de la conciliación reformista foucaultiana, el continente del deseo queda abierto a la exploración normalizadora y podemos ser sus habitantes serenos y creativos, aunque la negación del salario y su superación queden ya fuera del cuadro. El foucaultismo es el capitalismo amigo que nos guía por el monstruario de la dominación y sus peligros, un funcionario que está dispuesto a ayudarnos (4), confiable, pues es de la peña, él mismo perseguido por su sexualidad.

    La burguesía francesa lidera así su propia derrota en el posfordismo, después del 68. Con 10 millones de proletarios en las calles en huelga revolucionaria, la OTAN se prepara para actuar. En pánico, es elevado enormemente el salario en acuerdo con los reformistas para desmovilizar al proletariado, y a la vez se inicia una movilización de toda la burguesía y sus aliados para cooptar, encuadrar y reencauzar a díscolos y descarriados. Es allí donde florece el genio y la influencia de Foucault, que es una influencia fundamentalmente reformista.

    El caso es que venir 40 años después diciendo básicamente lo mismo y sosteniendo que es revolucionario demuestra que no se está entendiendo nada.

    TERCERA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

    El tinglado capitalista ha aguantado el desmorone precisamente a medida que la III revolución Industrial, basada en la informática y la microelectrónica, socavada ya la acumulación de capital y así la ganancia, entre otras cosas precisamente reduciendo reproducción biológica y costos reproductivos del proletariado, incluyendo en ellos natalidad, enseñanza y salud, y aumentando la cuota de plusvalía y la explotación por medio de elevaciones de precios por encima de su costo de producción, como el de la vivienda en la última década, y de la energía en esta. Por supuesto, también reduciendo los salarios todo lo posible, sobre todo de la parte más depauperada del proletariado, lo cual se vé facilitado por el creciente carácter exógeno del proletariado, por su carácter no metropolitano. Como resultado de todas esta medidas, la reducción de la superpoblación relativa lleva, a la vez, a eludir una revolución, y a recortar las inversiones en “sobrantes” al capital, otra forma de reducir gastos de personal pero aún más a lo bestia. Es a esto a lo que llaman democracia.

    Pero en la segunda parte del desmorone va a ocurrir que son las pensiones y el sistema de seguridad social en su conjunto los que se tornan insostenibles sin una revolución social. En cuanto a la sexualidad, la sexualidad reproductiva va a ser cuasi inexistente en el proletariado, y la homosexualidad tiene necesariamente que aumentar en determinado grado porque el antinatalismo dominante sobre la reproducción proletaria lleva a la elusión social de las relaciones de riesgo reproductivo, que son las relaciones hombre /mujer. Aunque en realidad es el volumen total de la energía sexual lo que se reduce, como se está viendo en la masificación del celibato en Japón. La mercantilización corre paralela a la despersonalización, y ambas son simultáneas a la desexualización, pero de todo tipo, no solo homo, como en vuestra hipótesis.

    CONCLUSIONES

    Lo reconozco, algunas de vuestras posiciones son realmente antifascistas. Pero antifascista y revolucionario no es lo mismo. Para que un planteamiento sea revolucionario tiene que basarse en la transformación de la realidad, pero cuando la práctica conduce a no conocerla no se puede hablar de revolución. De otro lado, para ser revolucionario hay otra condición que tampoco se observa en vuestros planteamientos, el antifascismo tiene que ser obrero, sino es obrero no es antifascismo revolucionario, es antifascismo interclasista, el cual es asumible y en ocasiones hasta ha sido necesario para la burguesía, aunque cada vez menos. Esta bien, hay muchas cosas positivas, de todos modos, en vuestras propuestas, pero la lucha de clases es el motor principal de esta fase de la historia.

    Beno gero arte

    Notas
    ———————–
    (1) España encabeza la lista de países con mayor aceptación de la homosexualidad
    (2)Dinheiro sin valor. Robert Kurtz. Antigona Ed. Página 273.
    (3)EVOLUCIÓN DE LA ESTRUCTURA FAMILIAR EN LA C. A. DE EUSKADI. 1986-2006
    (4)Historia de la sexualidad I-II-III / Vigilar y castigar Nacimiento de la prisión. Michel Foucault

    • No son rupturas formales. Todo lo contrario. Son rupturas clave para el sistema. Porque el sistema no perdura gracias al capitalismo o a la existencia de clases. Perdura gracias a dispositivos cerrados y abiertos. Perdura gracias a la iglesia, la familia nuclear institucionalizada, perdura gracias a la escuela, las cárceles, los fármacos… De ahí viene la frase “Marx y Lenin nunca hubiesen imaginado las maneras que hemos cogido”.-y que conste que es una frase con cariño- Planteamos una nueva filosofía nacida en los años 90 y eso es algo a tener en cuenta. Y una de las claves de esa nueva filosofía y de acción política es la de decir “ahora las normas las ponemos nosotras y la vamos a liar a nuestra manera aunque nos abramos la cabeza contra un muro; ya encontraremos alguna grieta”.

      La disidencia sexual es una palabra que no está muy extendida en la discursiva del movimiento queer a nivel mundial y que en Euskal Herria hemos querido reforzar. Para nosotros, la disidencia sexual es igual a la disidencia política. La diferencia es que la disidencia política exige tomar conciencia política de uno mismo, y la disidencia sexual exige tomar conciencia política de las relaciones sexo-afectivas de uno mismo. Cosa que al fin y al cabo es disidencia política, pero profundizando mas en las estructuras del poder. No quedándose en las consecuencias que son las clases, las guerras, la miseria, el imperialismo… El objetivo para nosotros no es destruir las clases, o destruir el estado que es la herramienta que impide el enfrentamiento real entre oprimidos y opresores. Nuestro objetivo es desfigurar, desetabilizar los tres regimenes politicos mencionados. Porque una vez sean derrocados, los movimientos de izquierda revolucionarios tendremos el camino allanado para crear la alternativa justa. Y esa alternativa es la misma que tu planteas. Igual lo puedo explicar así mejor: El movimiento feminista clasico quiere empoderar a la mujer. La pregunta es: ¿cual es el problema? ¿que la mujer no esté empoderada igual que el hombre, o la posibilidad de que uno u otro grupo tenga la posibilidad de acceder al poder siempre en detrimento del otro grupo?

      También preguntas si hacerse diferente sexualmente es algo revolucionario. Puede llegar a serlo si esa diferenciación consigue desestabilizar la relación de poder establecido. Te recomiendo que veas en youtube “La Revuelta de Stonewall”. Pero tranquilo porque no hacemos diferenciaciones de sexo. De hecho va en contra de nuestra teoría. Decimos que no existen homosexuales ni heterosexuales. En todo caso, existen personas con practicas homosexuales y personas con practicas heterosexuales. No seremos nosotras quienes caigan en esa trampa. Existe una organización de homosexuales en España, y ellos dicen ser homosexuales “normales”. Dicen que son jueces, fiscales, policías, militares, políticos… El presidente es el que fuera jefe de alguna empresa de escoltas. Ehhhh… tranquilo agurrak! ESOS NUESTROS ENEMIGOS NUMERO UNO! ;)

      También argumentas que en nuestro discurso faltan cosas, como el tema de la mercantilización. Supongo que lo dices leyendo únicamente el texto de la noticia. Ten en cuenta que es una nota de prensa para hacer un llamamiento a un acto. Claro que planteamos todos esos temas. De hecho, y desde una perspectiva queer, en la propuesta política se hacen mención a los siguientes temas, se les busca alternativa y se plantea una practica política queer para hacerles frente. En muchos de estos puntos, se hace referencia a la necesidad de tejer alianzas estratégicas con dichos movimientos:
      Kategorias identitarias (genero / sexo)
      Psiquiatrizacion
      Fascismos
      Asimilacion
      Machismo
      Monogamia
      Minorias sexuales
      Prostitucion
      Heterodisidencias
      Practicas no normativas

      Sociedad disciplinaria
      Heterocapitalismo
      El estado
      Relijion
      Familia
      Grupos armados del estado (policia / militares…)
      Carceles
      Poder judicial
      Medicina / farmaceutica / patentes
      Binarismo
      Sistema educativo
      Cultura

      Reforzamiento y ideologizacion en practica queer, antiautoritarismo y apuesta por la insumision.

      Alianzas estrategicas con:
      colectivos / movimientos marjinados
      movimiento feminista
      movimientos antiautoritarios
      movimiento antifascista
      sindicatos

  8. Me parece que tu exposicion es beastante occidentalcentrista, es verdad que aqui las parejas reproductoras no es la mayoria pero seguimos trayendo descendencia de la forma que sea para seguir alimentando de peones el capital y a los paises que no son occidente por medio del expolio guerras etc lo unico que les dejamos es la procreacion la cual ya se la quitaremos luego dependiendo de que al capitalismo le haga falta o no; permitir movimientos migratorios o no dependiendo de nuestras necesidades.

  9. Yo quiero que “mi” hij@ crezca en plena libertad, sin ninguna imposición cultural de roles o identidades de género, que haga y disfrute lo que sienta en cada momento de su vida y si, por ejemplo, algún día se declara varón heterosexual no tenga que luchar contra todo un imaginario patriarcal si su deseo es hacer un trabajo reproductivo. ¿Entiendes?

    No pretendas coartar la libertad en base a no sé qué teorías reproductivas. A día de hoy, en nuestro medio, no es necesario varón para la reproducción, y desde luego el ideal que buscamos no puede basarse en la economía individual/familiar.

    Buscamos la utopía ¿no? La opción de tener descendencia no depende de los deseos sexuales si no de los derechos universales que nos son negados. Créeme que multitud de mujeres tendrían descendencia al margen de sus deseos y de tener o no tener pareja, si eso no supusiese la miseria absoluta o una enorme renuncia respecto a otros aspectos de su vida.

    La chiquillada debe ser un valor social, comunal, y la sexualidad libre. Y esto es revolucionario, lo tuyo, desde mi punto de vista, es lo contrario, al negar como prioridad la lucha por los derechos universales y centrarte en el sistema actual de economías individuales.

    Insisto, me falta base, pero no intuición, y soy muy consciente de lo sufrido en mis carnes por culpa del heteropatriarcado.

    • Kaixo Mongi:

      ¿Cual es el problema? ¿En qué punto, dato o argumento concreto del texto tienes una crítica? Quien coarta la libertad reproductiva, a mi entender eres tu, cuando estas ningunenando y ocultando que, por ejemplo, la especulación en el precio de la vivienda, que tantos miillonarios ha hecho, o la reducción salarial, la condena a una parte de la población al paro y el subempleo, impone la bajada de la natalidad y la negación descarada de la reproducción, pero específicamente al proletariado. Si estas de acuerdo con eso, si lo ocultas, no me vengas hablando de libertad, pues eres tan responsable del exterminio del proletariado masculino, de la negación de la libertades de maternidad a un sin fin de mujeres proletarias, y de las generaciones erradicadas para ahorrarle costos al capital, como el capital mismo.

      A mi lo que me dice no solo mi intuición sino, además, mi experiencia, es que la libertad de la burguesía es una mierda, pero una mierda asesina.

      Gero arte

      • Así no se puede debatir, en mi breve comentario afirmo que el capitalismo coarta la libertad reproductiva del peoletariado.

        • Kaixo Mongi:

          Estoy preparando una respuesta a tus posiciones, en parte correctas, pero, en mi opinión, incorrectas en otra parte no. Por otro lado, en ningún lugar has afirmado, concretándola, la libertad reproductiva del proletariado, sino que afirmas derechos universales negados, sin especificar cuales. Quizás indirectamente querías decir, pero el hecho es que ese concepto es la primera que lo empleas. Repasa tu texto.

          Beno, gero arte

  10. Otra cosa: a pesar de apoyar plenamente este asunto de la disidencia sexual (me parece vital), soy consciente de que mi propia historia y determinadas cosas gravadas con fuego en mi subconsciente cultural me impiden ver esto en todo su potencial. Por ello también, insisto, no soy ni de lejos la persona adecuada para intentar rebatir a agurrak. (Garikoitz, Adar… ánimo).

    Eso sí, dad por hecho que seguiré este movimiento y aprenderé todo lo que pueda de él. Irónicamente, nuestra pequeña familia “tradicional”, se está planteando acudir a Bergara, aunque sea desentonando.

  11. Kaixo Mongi:

    En principio no tengo porque tener yo la razón en mis posiciones, pero si hay que rebatirlas por lo menos hay que aclarar en que punto son erróneas, que no es o mismo que “no me gustan” o “no me convienen”. Yo por mi parte apoyo la oposición proletaria revolucionaria en el campo de la sexualidad, si la movida que plantea Adar va por ahí, muy bien, entonces tendrá mi apoyo, si es otro rollo pequebu, pues entonces no.

    Laister arte

    • Aupa Agurrak, sencillamente de acuerdo, Y ya sabes por donde va, al final todo el discurso. Un saludo amargo y complice, compay, ¡El capitalismo no acabara por las pussy riot!

      Uno es medio brutote, pero digamos por echar un polvo, la verdad el sistema sigue igual, jode que no es para tanto, ni por hacer escandalo de ello, vamos que en la via publica se lleva practicando el estoque desde hace milenios, Los romanos por ejemplo obligaban a las relaciones sociales desde temprana edad, debido a que como la esperanza de vida no superaba los 25 años de edad en la poblacion esclava, se requeria que para mantener el ciclo de reproduccion de la clase productora de excedente, los esclavos, estos se reprodujeran a partir de los 12 años de edad en ambos sexos, Ademas del uso de cuerpos para la sexualidad dominante, tanto homo como hetereo y variantes, pues la consideracion de instrumetun vocale, (respecto los esclavos), eran tambien usados para el entretenimiento de las clases poderosas (y ociosas)..

      Un fuerte abrazo Agurrak.—–

      ====================
      notas:

      1.- Las pussy riot …..¿no tenian financiacion de alguna fundacion de los iuesei”? por preguntar.

  12. Kaixo Agurrak,

    Um grande abraço pelos teus comentários !!

    El capital no sabe que hacer con la sobrepoblación que no puede ser incorporada en el proceso productivo. La burguesía más liberal y más consciente de esta situación ya se sitúa en las posiciones que aquí pasan por “disidencia”, y no en las posiciones de la “Associação Portuguesa das Famílias Numerosas”. Ejemplo concreto: las inversiones y discursos del magnata David Packard.

    Los jóvenes portugueses no tendrán hijos ni proyectos familiares, simplemente porque no tenemos rendimiento para eso. Tengo amigos que contra la corriente decidieron tener hijos, con trabajos precarios, ganando 600€ al mes, alquilando casas sin condiciones y dependiendo de la caridad familiar muchas veces. Una generación del mundo del trabajo herida por la negación de realizarse a través de la paternidad y maternidad.

    ¡No cuenten conmigo para celebrar la barbarie capitalista a través de visiones idealistas y burguesas! ¡¡Cuenten conmigo para destruir la barbarie por todos los medios necesarios!!

    • Hola Zè do…
      ¿ Puedes explicar lo de “El capital no sabe qué hacer con la sobrepoblación que no puede ser incorporada en el proceso reproductivo”?

      • Kaixo Olaia,

        Ese magnata David Packard estima que dentro de unas décadas, 20% de la población será suficiente para asegurar la producción. Los demás no tendrán nada que hacer. Pero los demás tienen que comer y vivir. Vivirán del “salario social”, dificultarán la tarea de reproducción del capital. Al contrario de lo que pasó en épocas de expansión del capitalismo industrial, hoy la burguesía liberal promueve políticas de combate a la natalidad, cómo bien señaló Agurrak.

        http://en.wikipedia.org/wiki/Compulsory_sterilization

        Actualmente, creo que la burguesía está más preocupada en controlar este ejército industrial de reserva.

        Hace poco tiempo supe que la guardería onde crecí, que quedaba en el local de trabajo de mi madre, fue cerrada. No hay la mínima intención por parte del gobierno de asegurar una red pública, lanzando una larga parte de las familias en el privado.

        No veo cual es el problema de tener hijos y querer construir proyectos familiares. Hasta parejas del mismo sexo mucho han batallado por el reconocimiento jurídico y formal de sus familias.. el derecho que materialmente hoy se niega a la clase obrera. El problema es que el modo de producción capitalista no permite. Lo que tenemos que hacer es resolver estos problemas en la estructura, en la raíz. Y mi sensación es que la tendencia de estos movimientos es hacer la adaptación ideológica a las necesidades del capital, sin atacar el núcleo del problema.

        Claro que yo ya absorbí la idea de que quizás no voy tener hijos ni familia. Y claro que he sido obligado a adaptarme y hacer ese “luto”. No soy irresponsable. Pero no acepto esa situación, ni la intento ideologizar, ni normalizar. Esto es barbarie.

        Saludos

  13. El aislamiento de una conciencia sexual abstracta, su separación del resto de elementos de la vida, y su cuantificación, inserción en matrices de discurso autónomas, son todos ellos fenómenos que forman parte de la propia lógica de desarrollo de la conciencia burguesa en general. Es la constitución de dicho supuesto sujeto separado, el sujeto sexual burgués, el que chilla por su emancipación. emancipación de otra serie modalidades de subjetividad como el amor, el compromiso con las demás, la disposición económica, el poder y su posibles formas, el aprendizaje, la estética… definitivamente, un proyecto político serio no puede pretender ahondar en las derivas propias de la subjetividad dominante, sino constituir una forma autónoma de subjetividad, en correlación con la reapropiación popular del poder, que reabsorva todas esas conciencias segmentadas y autonomizadas y constituya personas íntegras. La sexualidad ”libre” es, por lo tanto y por definición, una abstracción, son las personas las que deben ser libres, y para ello la sexualidad tiene que responder a ciertas determinaciones que ellas le impongan en colectivo. Para entender esto hay que entender todo un esquema general de determinaciones. Pido por favor que dejemos de hablar de la libertad de abstracciones burguesas como la sexualidad, la decisión, o la educación, y empecemos a hablar de nosotros-nosotras y de lo que queremos hacer de nuestra realidad en su totalidad, empezando por los medios para construirla, que nos han sido sustraidos.

  14. Respecto a la acusación de pequeburgues que hacéis de la teoría queer: Creo que las tendencias del enemigo no van por donde insistís, al contrario, pretenden mantener su mierda recuperando la familia tradicional y la división patriarcal del trabajo. Me baso en lo siguiente:

    -El blindaje de las fronteras de EEUU y UE.

    -El creciente lobby antiabortista en EEUU y UE: que los pobres sigan escupiendo mano de obra barata quieran o no, especialmente los pobres, la clase media formada ya se cuida de no hipotecar su vida y en caso de ser necesario siempre pueden acudir al sistema privado. Resultado: mano de obra barata con formación básica.

    -Las nuevas tendencias chupiguais (ya masivas entre las familias que hemos optado por el guk sortu ginen…) de crianza natural, apego y la puta liga de la leche (en mi opinión de la misma cuerda que el teaparty). Todo tendente a que la mujer se quede en casita amamantado y realizando todo el trabajo reproductivo, ignorando además por completo otro tipo de familias. Ojo, que nadie se ofenda, me parece de puta madre que las que quieran adopten estas teorías, lo que critico es la marginación intrínseca que sufre el varón respecto al trabajo reproductivo y la obligación de realizarlo que sufre la mujer (el patriarcado es una mierda de doble dirección).

    Respecto a la sexualidad: El sexo no es echar un casquete, el gozo sexual es una parte muy importante del ser humano, la teoría queer pretende liberar la práctica sexual de las identidades sexuales, tanto las viejas (hombre/mujer heterosexual), como las nuevas (homosexualidad, bisexualidad, transexualidad…), defendiendo que nadie tiene porqué definirse sexualmente (no niego que las personas que preferían a los de su mismo sexo tuvieron la necesidad de definirse de alguna manera para contraponer su práctica al imperativo heteropatriarcal). Por eso es revolucionario y muy importante en la búsqueda de la utopía que no tengamos imposiciones de nacimiento. Entiendo que siempre habéis estado cómodos en esta mierda, hombres heterosexuales seguro, pero todas tenemos derecho a estar cómodas. Y todo esto no niega el amor que se puede dar o no… ahora toco un poco ese tema.

    Este sistema que sufrimos es muy hostil y somos muchas las personas que decidimos asociarnos en parejas (¿amor?) creando economías compartidas un poco más amables que en algunos casos nos permitan además tener descendencia (algo que para muchas personas es un deseo, no sé si cultural o natural, para otras un ideal político…, pero está ahí al margen de las prácticas sexuales). Pero que defendáis eso como ideal me parece nefasto, creo que el sistema de economías unifamiliares (padre, madre, hij@s) está en el origen del capitalismo frente a las economías comunales (asegurar la herencia sobre la descendencia del hombre etc..).

    En fin, no sé, creo que estamos dando estúpidas vueltas… Olaia, Anderixo, Garikoitz… creo que tenemos mucho que aprender de estos frikis del materialismo dialectico, pero también es nuestro deber enterrar toda la basura envejecida, si es con una formación más sólida al estilo de Adar mejor, pero hay que enterrarla.

    • DESDE EL MODELO DE ACUMULACIÓN FINANCIARIZADO-FEMINITARIO AL MODELO DE ACUMULACIÓN FLEXIBLE-IMPERIALISTA DEMOGRÁFICO.
      La reproducción del proletariado durante la III Revolución industrial

      Mongi, en su aportación de respuesta a mi crítica a las posiciones del manifiesto “Disidentzia sexualaren aktibazioa”, me hace varias acusaciones, sostengo que infundadas, y marca una serie de posiciones algunas de las cuales,hay que reconocerlo, son correctas. Hay sin embargo en su texto serias equivocaciones que voy a intentan aclarar en esta aportación.

      EL COMUNISMO DE LOS HIJOS

      En uno de sus ejes críticos, Mongi señala que “en nuestro medio, no es necesario varón para la reproducción, y desde luego el ideal que buscamos no puede basarse en la economía individual/familiar”. Lo primero es falso. A día de hoy es necesaria la intervención de un varón fértil, queer o no queer, in vitro o no, incluso aquí, para fecundar un óvulo femenino y que pueda haber reproducción humana. Dejo de lado, por supuesto, la clonación humana.

      Claro que no es forzosamente necesario el padre, a partir de la fecundación del óvulo. Cierto, pero tampoco es forzosamente necesaria la madre a partir del parto. Estas dos condiciones son la base para el establecimiento del comunismo de los hijos. Si es a ese ideal al que se refiere Mongi, tiene razón en aclararlo como ideal, pero como ideal específicamente comunista.

      Dejando de lado el patriarcado, a partir del primer día, y el matriarcado, a partir del parto, el comunismo de los hijos es perfectamente posible asumiendo todos ecuánime e igualitariamente las funciones productivas, reproductivas y de cuidados, sin patriarcado ni matriarcado.

      Pero inmediatamente vemos que la libre opción a realizar o no el trabajo reproductivo, que Mongi entiende como derecho universal, es incompatible con el comunismo de los hijos. En cambio, sí es un derecho universal capitalista. Calro que todo es potencialidad, y no podemos dejar de analizar las condiciones materiales de la actualidad. La pregunta es ¿cuál es el estatus del trabajo reproductivo en la formación social vasca?

      COMPARATIVA INMIGRATORIA DE DOS MUNICIPIOS VASCOS, UNO OBRERO Y OTRO BURGUÉS.

      Si comparamos dos municipios capitalistas vascos, uno fundamentalmente de clase obrera, Barakaldo, y otro fundamentalmente de pequeña y mediana burguesía, Getxo, obtendremos algunas informaciones para comprender el proceso de lucha de clases mundial en el que nuestra extensión nacional vasca de la clase obrera mundial se encuentra situada.

      Getxo, es un municipio netamente pequeño y mediano burgués, con rentas relativamente altas, como 21.500 euros per capita anuales. Tiene unos 80.000 habitantes, y se estima que ha recibido un saldo migratorio positivo entre los años 2000-2012 de +4416 personas, de ellas 4027 mujeres, de las cuales 3770 han sido de origen extratestatal. En cambio, solo 389 hombres.

      Está claro que las burguesas de Getxo emplean a mujeres suramericanas y africanas para que les realicen los trabajos de cuidados y reproductivos no gestantes – aunque en los EEUU ya es legal la compra de fuerza de trabajo gestante, a lo que la cínica propaganda burguesa denomina “vientres de alquiler” -. Como vemos la burguesía aplica la libre opción a no realizar los trabajos reproductivos, mientras que a la vez los mercantiliza cuanto puede para que los realice el proletariado.

      Si pasamos a Barakaldo, municipio obrero con la mayoría de la población inmigrada en esta y otras oleadas migratorias, con casi 100.000 habitantes, unos 14.000 euros per capita, para el mismo periodo 2000-2012, el saldo migratorio masculino es de + 4001 personas, y el femenino de +3189. En total, +7190 personas de saldo migratorio favorable.

      ¿Por qué hace falta importar tantos obreros en Barakaldo? Porque la bajada de la natalidad a lo largo de las anteriores décadas redujo el proletariado. El proletariado interno está minorizado a causa de la baja natalidad y la mortalidad alta, sobre todo de los obreros industriales, mientras que las cohortes del proletariado interno que quedan en situación de sobrepoblación relativa dan un bajo perfil en la escala de la productividad del trabajo social medio. Por esto, para atender al pico de la demanda de fuerza de trabajo para la producción, el trabajo de cuidados y el trabajo reproductivo no gestante, el capital vasco-español importó a estos 7.190 personas, entre las cuales había muchas parejas. Carne fresca para el moloc capitalista.

      En suma, la burguesía vasco-española ha importado una importante masa de fuerza de trabajo para realizar:

      Trabajos de cuidados
      Trabajos productivos
      Trabajos reproductivos

      Como vemos, aquí no se ha pagado a los reproductores, o productores de productores de trabajo reproductivo, de trabajo de cuidados y de trabajo productivos, de los niveles de esos trabajos más manuales y con menor cualificación. Por esto el capital ha sido rentable y la acumulación de capitales ha venido siendo viable, en las últimas décadas: No paga la reproducción de la fuerza de trabajo.

      LA REDUCCIÓN POSFORDISTA DE COSTOS PREVIOS; NO PAGANDO LA PRODUCCIÓN DE FUERZA DE TRABAJO MANUAL O NO CUALIFICADA.

      Tras la guerra mundial los estados capitalistas asumieron enormes deudas públicas para levantar la demanda y ayudar a poner a flote la acumulación de capitales. En 1966-1973 el proceso quebró. Como el capital instalado sobrante era enorme, comenzaron a invertirse en bolsa y en activos financieros enormes masas de capitales soreacumulados. Finalmente era más rentable invertir en bolsa que en capital productivo. Pero la financiarización de estos capitales sobrantes, que se ha prolongado durante cuatro décadas y que en 2008 comenzó a caer, respondía a la parte de capital, tenía un correlato en la parte fuerza de trabajo menos aireado:

      A partir de 1973-1978, aunque esto vale para todas las formaciones capitalistas, que viven su particular “liberación de la mujer” en distintos momentos pero siempre con una misma lógica, la eliminación de las trabas a la acumulación de capital y el aumento de la masa de plusvalía, se traducía en el lanzamiento de las mujeres obreras “liberadas” del “machismo” y de la reproducción biológica a componer oferta adicional de fuerza de trabajo. Para las mujeres de la pequeña burguesía y de las capas técnicas consumidoras de plusvalia, es positivo ese cambio, pues como vemos pueden comprar fuerza de trabajo de cuidados y reproductivos, pero para las mujeres del proletariado, productoras de plusvalía, incluye un empeoramiento de la dominación, el derrumbe del salario al que acceden, por superconcurrencia, y la negación de la reproducción y la maternidad. ¿Qué estaba ocurriendo?

      Veamos, tras la quiebra de la acumulación fordista, que condujo a un aumento de la sobrepoblación relativa que socavaba la hegemonia burguesa por sus costos en salario indirecto y en problemas políticos, la clase capitalista pasó a permitir la difusión de la ideología de género y de la “planificación familiar” en el proletariado, fundamentalmente para controlar los costos de la sobreproblación relativa y para aumentar la cuota de plusvalía y la masa de plusvalía.

      Desde 1973 hasta hoy, el valor del salario del proletariado endógeno tendió a ser menor que el costo de reproducción de la fuerza de trabajo. ¿Cómo es esto es posible sin que sea directamente Auswitz, se preguntará el lector? Pues porque la reproducción de la fuerza de trabajo dejó de incluir la reproducción biológica de la fuerza de trabajo. El salario del proletariado dejó de incluir el monto necesario para sufragar las gastos de tener hijos. El aborto, a la vez, fue legalizado durante las cuatro últimas decadas, fundamentalmente con el objetivo de controlar la sobrepoblación relativa, pues los embriones y los fetos humanos también tienen clase social, y dependiendo de su clase social, heredada de padres y madres aumentan o disminuyen sus posibilidades de venir al mundo o ser abortados en el proceso, segú convenga o no al proceso del capital.
      Como vemos, tanto por su importancia en la regulación capitalista de la oferta de fuerza de trabajo como por su importancia en el control de la sobreproblación relativa, podemos hablar de modelo de acumulación feminitario, por la parte trabajo, y entender el porqué el reformismo ha tenido tanta fuerza durante estas décadas y los sectores pro revolucionarios tanta debilidad.

      Por esto, podemos denominar modelo de acumulación financiarizado-feminitario a lo que antes llamábamos “posfordismo”, porque la regulación de la demanda en forma que fuera favorable al capital se realizaba lanzando a las mujeres proletarias a la producción y sacándolas la esfera de la reproducción.

      En cambio la producción de sobrepoblación relativa que podía socavar la tasa de ganancia y poner trabas y generar deseconomias al capital, población normalmente proletaria, era eliminaba mediante estas formas de regulación.

      A lo largo de las últimas décadas, para que el capital fuera rentable tenía que eliminar esos costos previos de reproducción social de la sobrepoblación relativa, esto lo conseguía imponiendo y acostumbrando a bajos salarios, que no pueden sufragar la reproducción de la fuerza de trabajo, que incluye la reproducción biológica de la fuerza de trabajo y no únicamente los valores de uso necesarios para la reposición de fuerzas gastadas en la producción de valor diaria. Este es el cambio en el posfordismo o modelo feminitario de acumulación de capitales, que la pequeña burguesía reformista no quiere registrar, y algunos ni que se revele, sobre todo las burguesía feminista y el reformismo.

      Pero la reducción del salario por debajo del valor de la fuerza de trabajo, (Auswitz), no se ha realizado en todo el salariado, se ha realizado tanto más cuanto más manual, cuanto menos cualificado era el tipo de trabajo del proletariado concreto afectado. Si sumamos esto a los altos índices de desempleo y subempleo, vemos que, en la fase posfordista del capitalismo tardió, el capital social general ha sostenido la rentabilidad media eliminando del salario el costo de reproducción del proletariado manual sin cualificación interno. Por supuesto, esto ha impactado en la sexualidad reproductiva del proletariado, y en la sexualidad del proletariado en general, de una manera brutal.

      TERCERA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL E IMPERIALISMO DEMOGRÁFICO

      Por otro lado, durante las últimas décadas, la burguesía y su bloque social de apoyo, que comprende aristocracia obrera, pequeña burguesía y salariado técnico, han tenido ingresos que si permitían su reproducción biológica y social pero a condición de que la fuerza de trabajo productiva, de cuidados y reproductiva no gestante fuera muy barata. Esto fuerza a que el reproductor de la fuerza de trabajo productiva, de cuidados, reproductiva con baja cualificación, normalmente en el exterior, no reciba ninguna renumeración, ni salario indirecto.

      Primera condición del imperialismo demográfico, el productor de productores o productora de productoras no tiene renumeración en salario indirecto y está situado fuera de los estados, incluso en otros continentes, distintos a aquellos en los que va a ser explotado, con un grado de brutalidad impresionante. Esto la diferencia de las anteriores importaciones de fuerza de trabajo o grandes migraciones,

      La burguesía y su bloque social de apoyo quiere tener la opción de no realizar el trabajo reproductivo, no quiere realizar el trabajo reproductivo y de cuidados, quiere pagar lo mas barato posible el trabajo reproductivo, productivo y de cuidados, y no quiere pagar el trabajo productor de productores de quien si lo realiza, allá en América o en África. Por supuesto ni hablar de reducir la ganancia invirtiendo en producción del proletariado interno. Hay, además, países enteros cuya población ha sido literalmente saqueada, por ejemplo, he ahí el caso de Portugal: Un tercio de los portugueses, sobre todo los jóvenes, están fuera de su país, siendo explotados en otros países, sobre todo europeos.

      La formación socio-económica vasca está pasando del viejo modelo de acumulación feminitario, o posfordista, al modelo de acumulación de capitales imperialista demográfico, que sin embargo malvive engañando a las estadísticas y los balances mediante flexiblizaciones cuantitativas, emisiones monetarias con las que subsidia las ganancias que se desploman por el grado cada vez más alto de intensidad de capital que se hace necesario en las inversiones rentables, y el bajo número de empleos que se crean con esas inversiones.

      La novedad consiste en que la tendencia decreciente de la tasa de ganancia refleja ya el límite absoluto interno de la expansión del capital. Para sostener la rentabilidad media, no basta ya con el robo de los costos de reproducción biológica de la fuerza de trabajo no cualificada, incluidos en el salario general, ahora ya comienzan a añadirse a esos recortes estructurales de la libertad reproductiva numerosas fracciones del salariado técnico, la aristocracia obrera y la pequeña burguesía, aumentando así la población sin medios de reproducción biológica, proletarizada, y crecientemente superflua al capitalismo en el marco del desarrollo de la III Revolución Industrial basada en la microelectronica y la informática.

      Estamos pues en el comienzo de la proletarización de estas fracciones, en los marcos que esto significa actualmente: Primero salarios o ingresos que no incluyen la reproducción biologica. Para sostener la rentabilidad media, a la desesperada, el capital se está lanzando a reducir costes en salud, enseñanza, servicios locales y pensiones. Es un proceso de largo plazo, no solo un cambio temporal para salir de la crisis, e incluye, más allá de la jugada táctica o estratégia de la geopolítica, al final una revolución mundial del proletariado, solo eludible si colisiona contra la Tierra un meteorito o cosa parecida.

      Termino. A mi me caen muy bien Olaia, Adar, Mongi y Andrixe, pero estaría siendo un estafador si os estuviera trasladando otro análisis teórico, distinto a este análisis marxista. La sexualidad se ve mediada brutalmente por las condiciones materiales que impone el proceso de la acumulación de capitales, que objetivamente, es un proceso mundial. Al capital no le importa si aumenta la tasa de homosexualidad en la fuerza de trabajo destinada a no reproducirse, o subreproducirse, si ello ayuda a eliminar tensiones la fomentara, si ello le saca del problema de los costos de sobrepoblación, tanto mejor. Y si las drag queens, o los queers les salen revoltosos les opondrá dragqueens y queers reformistas que, a costo barato, les saboteen las resistencias. A largo plazo sin embargo, el capital va a verse confrontado con procesos revolucionarios, no porque nos dé por jugar a la revolución, pues a la revolución no se juega, sino porque el mismo capital, en su desarrollo la irá provocando. Para esa situación, es indispensables que tengamos las ideas más correctas posibles.

      Beno, mila esker zure arretagaitik

      • eso de que getxo es netamente burgues es un mito historico que hace mucho tiempo no se sostiene. Los origenes fueron rurales y pesqueros, posteriormente cuando la burguesia bilbaina decicio instalarse ahi es cuando se crearon zonas, estas no ya pequeño o mediano burguesas sino muchisimo mas enriquecidas ,concretamente de la oligarquia cuspide de la burguesia bizkaina en torno al barrio de neguri y algunas zonas aledañas. El crecimiento poblacional hizo tambien la creacion de barrios obreros en getxo como romo ya que los pudientes necesitaban mano de obra. En Getxo hay zonas obreras no muy diferentes en sociologia a la margen izquierda y zonas oligarquicas compactas que no existen en toda euskal herria con semejante riqueza. Es totalmente engañoso calcular cualquier tipo de media por esos extremos que existen. Getxo no es netamente burguesa, la mayoria es hoy clase trabajadora, una fraccion importante clase media ya en retroceso economico hace tiempo y una minoria oligarca con inmenso poder. Lo que hay en getxo es mucha apariencia de una clase media ida a menos que no puede sostenerse.

        • Kaixo ezezaguna:

          Datos de Getxo

          Datos de Barakaldo

          También hay burguesía en Barakaldo, como hay clase obrera en Getxo, no lo pongo en duda, pero hay una diferencia en renta pèr capita, equipamientos, valor de las propiedades, calidad medio ambiental, servicios e infraestructuras, innegable.

          Beno, mila esker zure erantzunagaitik

          • Es evidente, barakaldo y getxo tienen muchas diferencias. Empezando por el paro increible que existe en baraka.Lo que te quiero decir es que si quitas el barrio de neguri y un par de zonas mas te quedan igual mas de 40.000 habitantes que no estan para tirar muchos cohetes.

  15. mongi,

    Nada de esto es casual. Estas teorías que visan remplazar la lucha de clases por la lucha de sexos, mirar sólo la superestructura y olvidar la estructura, no son casuales. Acompañan ese movimiento de distensión de que ya hemos hablado aquí.

    Esas teorías sí son pequeño-burguesas, idealistas y ignoran la realidad. Vamos por partes:

    “recuperando la familia tradicional y la división patriarcal del trabajo”

    Queréis volver la realidad al contrario. ¿En que planeta estás?

    En todos los países, pero sobretodo en los países imperialistas, la burguesía más avanzada, la que manda, no consigue pagar la familia tradicional y quiere destruirla. La familia tradicional implica que el sueldo del hombre es suficiente para todo el gasto familiar.

    Hoy en día el hombre y la mujer tienen los dos que trabajar, y cada vez más horas. Esto no es volitivo – lo tienen que hacer. El sueldo que yo gano, en los trabajos precarios que voy haciendo, ni siquiera es suficiente para que yo pueda alquilar una pequeña casa aquí y pagar todas mis cuentas básicas. ¡¡ Yo estoy fuera de las posibilidades de siquiera tener una familia alternativa, cuanto más una familia tradicional !!

    El teaparty y otros parecidos son fenómenos de descomposición de las clases intermedias y pequeña burguesía. Son fenómenos de nostalgia del capitalismo en periodo de expansión que podía pagar la familia tradicional. No son las clases dominantes.

    Decir que queréis más identidades sexuales, yo no tengo ningún problema con eso. ¿Pero que tiene esto de revolucionario? Hasta Obama lo reconoce en su discurso del State of the Union de 2015: “condemn the persecution of women, or religious minorities, or people who are lesbian, gay, bisexual or transgender”. La burguesía liberal está dispuesta a debatir esto, porque esto no es el núcleo de su dominación.

    “creo que el sistema de economías unifamiliares (padre, madre, hij@s) está en el origen del capitalismo”

    Ez!! Y el capitalismo demuestra en la práctica que sobrevive a la destrucción de la familia tradicional – la única forma de hacer avanzar las fuerzas productivas.

    No significa esto que nuestra función sea defender la familia tradicional cómo hace el teaparty, ni defender su extinción cómo hacéis vosotros. Esto es la superficie del problema. Nuestra función debe ser ir a la raíz del problema, a la estructura y unir fuerzas para derrumbar el capitalismo, cuestionar la propriedad privada de los medios de producción, abrir procesos insurreccionales con la clase obrera, atacar los estados burgueses y sus aparatos.

    Los determinantes de las opciones sexuales y familiares claro que emanan de las clases dominantes. Esas clases dominantes crean la ideología para promover las formas que permitan reproducir el capital. La familia tradicional está fuera de juego ya, no permite la reproducción de capital, y cómo se dice aquí: rei morto, rei posto! Ahora vienen nuevas formas como consecuencia, y el capitalismo sigue su camino..

    Saludos

    • Nadie habla de suplantar una lucha con la otra, adar explica claramente que son complementarias, es abrir otro espacio de lucha.

      Nadie habla de crear nuevas identidadea sexuales, si no de destruirlas.

      Sigo pensando que la cagais relacionando sexualidad con reproducción. Algo tan simple y al alcance como la renta universal acompañada del sistema publico de máxima calidad acabaria con todos los inconvenientes de la reproducción libre del proletariado.

      Aparte, si no entendeis que la chiquillada es un bien comunal no me interesa vuestra utopía. De hecho estoy a favor de que las mujeres hagan huelga reproductiva hasta que tod@s no entendamos la responsabilidad colectiva (je).

      Echo en falta la opinión del que tengo por un sabio de ideologia más libertaria: maju.

    • No estoy de acuerdo contigo: que se hayan apoderado del terreno de la sexualidad vale pero no hay que confundir libertad sexual con consumismo desenfrenado.
      De hecho, el problema de la reproducción es ambivalente:
      Primero, porque ya se encargan los poderes públicos de culpabilizar a la gente dede procrear demasiado porque genera el déficit del presupuesto público: así es en Francia.
      Se divide a la gente haciéndole creer que el déficit es generado por la sobrepoblación que también provoca aún más paro, provoca la quiebra de la
      intervención estatal en el menestr

      • Provoca la quiebra de la política social del Estado.
        Sin embargo, sin masa consumidora, los trusts no pueden prosperar como quisieran: la Sociedad de consumo estriba en el máximo número de consumistas y sacan el máximo provecho con los más pobres ofreciendoles productos de pésimas calidad.
        Dicen que eso es la libertad de consumir y supone la igualdades entre todos pero es totalmente falso.
        Yo estoy en contra de la reproducción de masa porque significa la la la generación de trabajadores aún más esclavos y más ligados a condiciones de trabajo deplorables, sometidos a la ley de un mercado exponencial que le exprime la sangre al trabajador hasta la última gota.
        La presencia de cada vez más humanos supone el generar riquezas y respalda el capitalismo que justifica la producción disproporcionada de riquezas: claro, porque según los capitalistas, hay que producir aún más para satisfacer la demanda. Y cuanta más demanda hay, pésima es la cualidad de productos para garantizar un coste bajo: esa gente no es humanista ni filántropa ni mucho menos…
        Si volvemos al plano estatal, es aún más ambivalente puesto que nos inculcan que si no engendramos descendencia, nos vemos condenados a no tener pensión porque se supone que los hijos pagan la pensión de los jubilados.flipante:
        Yo me niego a reproducirme y para mí, relacionar la reproducción el sexo con la reproducción es un error.no tiene nada que ver. El coito stricto senso no es asimilable al placer sexual.
        Como mujer, creo que se puede perfectamente conciliar la lucha feminista y la lucha de clase. Está claro que no se debe diferenciar ni discriminar a los trabajadores por su sexo y no debemos dividirnos por la lucha de sexos que los capitalistas se frotan las manos al darse cuenta de las luchas internas.
        Hay que luchar contra cualquier discriminación DENTRO de la lucha de clase y es lo que ofrecen Adar y Mongi si no me equívoco:-).
        Pero por favor, Dejadnos decidir de nuestro destino que us estamos cansadas de que los hombres decidan de lo que tienen que decidir las mujeres. Las opciones sexuales y os sexualidad pertenecen al ámbito de la privacidad y no tienen pertinencia en la lucha contra el capitalismo.

        • En absoluto soy entendido, pero bastante más real lo que tu planteas en el plano económico que lo que los conservadores “revolucionarios” estos nos intentan colar. (Las comillas con dolor ya que por lo normal enseñan mucho).

          En cualquier caso esto cada vez más parece un dialogo de sordos. Espero aún respuesta de agurrak que a lo último ha sido muy correcto.

          Ánimo!

  16. Kaixo Mongi,

    No existe el lugar de la no-identidad sexual. Viejas identidades sexuales dan origen a nuevas identidades sexuales.

    Tal cómo la burguesía liberal, yo también estoy disponible para este debate, pero nada de esto es revolucionario, y querer hacer pasar esto por cosa “revolucionaria” es el objetivo, para absorber la combatividad de la juventud.

    Hablar del régimen tanato-político, régimen bio-político, régimen fármaco-pornográfico, el heterocapitalismo, patriarcado, pussy riot, Foucault etc.. superficialidad y compartimentación de los fenómenos de opresión. Ya conozco esta película.

    Y repito: nada de esto es casualidad.

  17. Kaixo Olaia,

    Estamos en una crisis de sobreproducción, que es lo mismo que decir una crisis de subconsumo. Has dicho bien: el sistema necesita de consumidores, de demanda.. no de más obreros. Son cosas distintas. Más obreros quedarán sin hacer nada y van apretar las cuentas de la burguesía con más gastos sociales.

    Y claro que delante de esta catástrofe yo no pienso traer hijos al mundo. Pero cómo he dicho, nada de esto es revolucionario. Negar traer hijos no hace colapsar el capitalismo.. lo que hace es ahorrar sufrimiento.

    ¿Huelga a la reproducción para disminuir el ejército industrial de reserva? No te preocupes que no les harás ningún daño. Apenas acompañas las necesidades de la evolución de la composición orgánica del capital. Además, la burguesía ya está haciendo lo que te propones hacer. ¿Será harakiri? =)

    “La presencia de cada vez más humanos supone el generar riquezas y respalda el capitalismo que justifica la producción disproporcionada de riquezas”

    No supone respaldar el capitalismo y no hay ninguna producción desproporcionada de riquezas. Hay superproducción para la demanda agregada, no para la satisfacción de las necesidades.

    Aquí todos los días van toneladas de comida a la basura provenientes de los grupos Sonae y Jerónimo Martins. No están autorizados a darla, la ponen en contenedores con lejía para que los pobres no la recojan. Una pequeña parte va para los bancos alimentares.

    No hay exceso de producción, sino incapacidad del sistema capitalista en afectar riqueza.

    “Como mujer, creo que se puede perfectamente conciliar la lucha feminista y la lucha de clase.”

    Yo ni siquiera las separo. Yo no separo la emancipación del trabajo de la emancipación de la mujer. Los movimientos del capital sólo tendrán con esto algunas coincidencias históricas lo mismo es válido para la lucha contra el racismo. Pero para hacer una revolución cultural necesitamos del poder.

    “Las opciones sexuales y os sexualidad pertenecen al ámbito de la privacidad y no tienen pertinencia en la lucha contra el capitalismo.”

    Las opciones sexuales tienen determinantes sociales, y consecuencias sociales también.

    Saludos

    • Kaixo,
      No, no hago huelga de reproducción: tan sólo eş decisión propia:-).
      La sexualidad no obedece tanto a códigos sociales: ahora, es posible vivirla plenamente sin sufrir represiones.Sólo quedará la discriminaciones contra las cuales hay que luchar pero incluyendolas en el combate humanista y anticapitalistas. No hay que dejar que el lobbying se apodere del terreno de la sexualidad.
      Se puede luchar contra la cosificacion del Hombre que tan sólo representa un producto de consumo : tiene doble empleo: es a la vez el obrero esclavo y producto del capitalismo.
      La lucha contra cualquier tipo de discriminación debe integrarse a la lucha contra el capitalismo salvaje y no andar por separado.Es muy importante.
      No hay femenismo, ni luchas para el reconocimiento de los derechos de los gays y lesbianas, tan sólo hay igualdad de derechos que hay que respetar pero claro, como no se respeta y el individualismo supera al espíritu de colectividad, pues, muchas asociaciones se montan y reivindican por separado sin que haya una verdadera cohesión y unión para derrotar el sistema.

  18. SOBRE SOCIALISMO Y DERECHOS LGTB… y tergiversaciones anticomunistas en la red.

    En mi análisis del bodrio anticomunista titulado “Socialismo y derechos LGTB” aclaré que siete de las notas, – todas las que analicé -, referidas a la homofobia de Marx y Engels, eran tergiversadoras, falsas o equívocas. Por otra parte, no soy el único que se dio cuenta del carácter tergiversador del artículo de Wikipedia, refrito por los falangistas de Euskal Herria Psoezialista que establecía la hipótesis de una presunta homofobia de Marx y Engels, como puede comprobarse en este texto: “Marx, Engels, Schweitzer and false accusations of homophobia. ( Marx, Engels, Scweitzer y la falsa acusación de homofobia.).

    Consta, por una referencia indirecta, que los falangistas de Euskal Herria Psoezialista siguen los debates de este hilo, (y de otros en esta web) y por tanto las criticas de insolvencia y tergiversación hechas a las acusaciones de homofobia contra Marx y Engels, pero el bribón que editó el artículo no solo no ha despublicado el bodrio sino que tampoco ha incluido la más mínima nota aclaratoria.

    EUSKAL HERRIA PSOEZIALISTA, OCULTACIONES CLAVE DE INFORMACIÓN AL PÚBLICO.

    En cambio, como para reforzar la base historiográfica de su atribución de homofobia a Karl Marx y Fiedrich Engels, Euskal Herria Psoezialista publica un artículo titulado “Engels el infame homofobo, carta a Marx:”, en el que se cita, – se mal cita en realidad -, una carta de Engels a Marx del 22 de junio de 1869, cuyo texto es el siguiente:

     

    “The Urning you sent me is a very curious thing. These are extremely unnatural revelations. The paederasts [homosexual paedophiles] are beginning to count themselves, and discover that they are a power in the state. Only organisation was lacking, but according to this source it apparently already exists in secret. And since they have such important men in all the old parties and even in the new ones, from Rosing to Schweitzer, they cannot fail to triumph. Guerre aux cons, paix aus trous-de-cul will now be the slogan. It is a bit of luck that we, personally, are too old to have to fear that, when this party wins, we shall have to pay physical tribute to the victors. But the younger generation! Incidentally it is only in Germany that a fellow like this can possibly come forward, convert this smut into a theory, and offer the invitation: introite [enter], etc. Unfortunately, he has not yet got up the courage to acknowledge publicly that he is ‘that way’, and must still operate coram publico‘ from the front’, if not ‘going in from the front’ as he once said by mistake. But just wait until the new North German Penal Code recognises the droits du cul [rights of the arse-hole] then he will operate quite differently. Then things will go badly enough for poor frontside people like us, with our childish penchant for females. If Schweitzer could be made useful for anything, it would be to wheedle out of this peculiar honourable gentleman the particulars of the paederasts in high and top places, which would certainly not be difficult for him as a brother in spirit.”

    (Letter from Engels to Marx, June 22,1869;
    Archivo marxism (1)

     

    PRIMERO: Hago una búsqueda de esta pieza de texto, y el citado fragmento aparece reflejado en un artículo titulado Regarding the infamous letter that Engels sent Marx in 1869, which supposedly proves his homophobia.(Respecto a la carta infame que Engels envió Marx en 1869, que supuestamente demuestra su homofobia.), del escritor blogero Joan Of Mark.
    El artículo de Joan of Mark versa sobre la evidencia de que la citada carta está siendo flagrantemente malinterpretada por el autor anónimo que perpetró el artículo anticomunista en Wikipedia, quién sabe si por anticomunismo o por interés en desacreditar a Wikipedia. Joan of Mark concluye que:

     

    En conclusión, creo que es más bien bastante ingenuo afirmar que ésta carta en cuestión demuestra la homofobia generalizada de Marx y Engels. Digan lo que quieran de la respuesta de Engels aquí (*como) un tratado embrollado analizando la fenomenología de la violación y la pederastia en el “Uranista amante de hombre”, pero no intenten convertir esta carta en algo que no es; es decir, una diatriba consciente contra la homosexualidad en general”.

    Regarding the infamous letter that Engels sent Marx in 1869, which supposedly proves his homophobia.(Respecto a la carta infame que Engels envió Marx en 1869, que supuestamente demuestra su homofobia.)

     

    En efecto, la posición de Engels en esta carta es de rechazo, correcto y acertado, a los abusadores, por abusadores, pero no a los homosexuales por homosexuales, como se quiere interpretar.

    Ante esta situación se me arremolinan las preguntas ¿cómo puede ser que Euskal Herria Psoezialista no informe a sus lectores de la conclusión de Joan of Mark adjunta a la carta de Engels a Marx? ¿Por qué no enlaza el artículo del que ha sacado el material original? ¿Llegó a leer el artículo en su totalidad?

    SEGUNDO: Al pie del fragmento de la carta publicado por Euskal Herria Psoezialista no aparece ni referencia clara ni el enlace de la fuente, como es de rigor, máxime cuando se está manteniendo una afirmación tan relevante, como lo es la supuesta homofobia de Marx y Engels. Pero sí hay una cadena de caracteres que parece legitimar el origen de la carta, nótenlo los lectores aquí:

     

    SEGUNDO: anything, it would be to wheedle out of this peculiar honourable gentleman the particulars of the paederasts in high and top places, which would certainly not be difficult for him as a brother in spirit.
    (Letter from Engels to Marx, June 22,1869
    Archivo marxism

    El problema aquí es que parece una burda interpolación de los falangistas de Euskal Herria Psoezialista, porque en inglés archivo se escribe archive, quiźás imitando un modus operandi chapucero, al parecer esta vez demasiado chapucero, porque si la carta está en inglés, mientras que “marxism” está escrito en ingles ¿qué pinta esa palabra en castellano allí? ¿alguien lo entiende? ¿a qué “archivo” se refiere Euskal Herria Psoezialista?

    SE TRATA DE UNA CAMPAÑA ANTICOMUNISTA Y HOMOFOBA ORGANIZADA POR ¿QUIÉN?

    Si profundizamos, veremos que la supuesta homofobia de Engels, es analizada por Joan of Mark, en otro estudio, donde el autor aduce lo siguiente:

    “Engels estaba íntimamente preocupado e involucrado en el desarrollo del SPD, que en los años que precedieron a su muerte (1895) llegó a estar involucrado en varias campañas para revocar leyes y prohibiciones de sodomía restrictivas de la homosexualidad en Alemania. Hay que hacer esta pregunta: si Engels se opone tanto a la homosexualidad, ¿por qué no planteó esta cuestión en una sola pieza de correspondencia con Bebel, Bernstein, et al (entre los que se intercambiaron cientos de cartas en los últimos años)? ”.

    On the supposed homophobia of Frederick Engels | Stalinist translation fabricates criticism of sodomy in “Origin of the Family” / Una traducción estalinista fabrica la crítica de la sodomía en “El origen de la familia”. (2)

    Me interroga el caso, y procedo a buscar información sobre la homosexualidad en la URSS, encontrando este texto de Fernando Paz, “La homosexualidad en la URSS. El fracaso de una utopia”, publicado en Libertad Digital, el 9 de agosto de 2010 donde se nos avisa en una nota al pie del artículo de que:

    NOTA: Este texto está tomado del libro de FERNANDO PAZ EL FRACASO DE UNA UTOPÍA. HISTORIA DE LOS CRÍMENES COMUNISTAS, que acaba de publicar la editorial Áltera

    Sigo mi búsqueda y hete aquí que encuentro que este mismo texto publicado por Libertad Digital es que el que publicaron los falangistas, ya desenfrenados, de Euskal Herria Psoezialista, en una primera entrega homófoba, el pasado 18 de diciembre de 2014, al que titularon “La homosexualidad en la Urss”. Euskal Herria Psozialista refrió el artículo anticomunista sin el menor escrúpulo ni cuidado, haciendo ver que era pensamiento comunista y sin avisar de que lo habían sacado de Libertad Digital, de un artículo de denuncia de los supuestos crímenes del comunismo, sentenciando en el hilo del bodrio un supuesto comentarista: “En plena jipi progre epoca de lo polticamente correcto sois los únicos valientes en expresar lo que piensa la clase trabajadora.salvame por culo .

    La cosa es de chiste. Pero quede claro, ni los anticomunistas son comunistas ni los falangistas con abertzales. La web “EusKal Herria Psoezialista” parece, además de homofoba, una operación de guerra sucia anticomunista y antiabertzale, en el campo telemático que ya se cae por todos los lados, quizás se han vuelto descuidados y han cometido un error, o quizás la están tirando ellos mismos porque ya no les hace falta. Claro que sabiendo que el 98% de la población respeta las libertades sexuales, en este caso concreto quizás se trata de, más que de hacer campaña homofoba, tratar de perjudicar la imagen del socialismo abertzale ante diferentes sectores, e internacionalmente, por medio de medios digitales, de ahí el salto en descaro que están dando en su propaganda negra.

     

    Pero quede claro, sobre sus afirmaciones de una supuesta oposición de Marx a las libertades sexuales en general y, en particular, de homofobia de Marx y Engels, no hay base historiográfica ni marxista ni no marxista para establecer esa afirmación.

     

    BENO LAISTER ARTE

    (1) la carta original en alemán no está escaneada, se trata de un fragmento de una traducción al ingles, cuya fuente original ya no está línea, sea porque haya sido retirada hasta su comprobación por los documentalistas o porque haya un problema técnico de servicio del documento.
    (2) Hay un debate en “foro comunista.com” sobre la posición de Stalin, del PCUS y de la URSS, de penalización de la homosexualidad, a la que, con anterioridad, al parecer, Lenin había despenalizado. Destaco esta cita:
    Parece ser que también la prohibición iba relacionada con la necesidad de incrementar la tasa de natalidad (había un gran déficit de mano de obra), reforzando al mismo tiempo los lazos familiares tradicionales que eran la base del mundo campesino ruso, en una situación marcada por una gigantesca movilidad social y geográfica debida a la industrialización y la colectivización. Esta situación de movilidad causaba un gran trastorno social y creaba situaciones graves de inestabilidad y desarraigo al debilitar fuertemente los lazos sociales.
    Hace falta mencionar también las inclinaciones de Federico el Grande? Weimar decidió penar las relaciones sexuales entre hombres con el artículo 175 -endurecido durante el nazismo- del código penal alemán. A finales de los 50 se dejó de castigar la homosexualidad entre adultos en la RDA. Esto no sucedería en la RFA hasta 1973

    La URSS y la homosexualidad.”
    Esto es congruente con las observaciones antropológicas en que regímenes reproductivos basados en relaciones de producción, propiedad y consumo antinatalistas, tienen tasas de población homosexual altas, (24% refiere Marvin Harris, pero creo que en determinados contextos es aún más) y regimenes pro natalistas tienen bajas tasas de homosexualidad (5%). Y es congruente con la prohibición del aborto por parte de la URSS en el periodo de la dirección de Stalin.

     

    Por último, he descartado que la campaña homofoba de Euskal Herria Psoezialista sea una campaña “estalinista” no solo porque, como hemos visto, se apoya directamente en materiales explícitamente anticomunistas cuya carácter, no obstante, oculta al público, sino también porque, como vemos, Stalin prohibió el aborto, pero Euskal Herria Psoezialista es, sin embargo, pro abortista, (como demostró en esta denuncia contra el preso político Arnaldo Otegi El SF irlandes contrario a la liberalización del aborto (los hermanos de sangre de Otegi))de donde deduzco que no estamos ante una posición estalinista sino ante la tergiversación de las luchas y posiciones de Stalin.

    • Asi es Agurrak, pero la manipulacion burda no es solo con el marxismo como bien has explicado aqui en relacion a la homosexualidad. Lo hacen con todo. Los textos sobre ETA, la izquierda abertzale y el nacionalismo vasco son todos de medios fascistas, de historiadores vinculados a asociaciones de victimas del “terrorismo” y de la linea españolista que va desde el foro de ermua hasta antiguos troskos contrarios a la lucha armada.

      El unico objetivo de esa web es atacar a todo movimiento y organizacion de izquierda vasca y abertzale que no sea dependiente de estructuras españolas para desviar asi hacia sectas españolistas izquierdistas el desencanto sin tener ningun principio ni coherencia.

      • Kaixo JJ:

        El unico objetivo de esa web es atacar a todo movimiento y organizacion de izquierda vasca y abertzale que no sea dependiente de estructuras españolas para desviar asi hacia sectas españolistas izquierdistas“.

        Estas en un error muy grave. El único objetivo de esa web falangista es desviar las fuerzas de la revolución proletaria hacia la contrarrevolución fascista, ¿es izquierdista el grupo falangista que Euskal Herria Psoezialista ahora está promocionando en apoyo a su recomendación de ametrallar a los obreros africano en paro que emigran para intentar obtener un empleo o medios de vida, o simplemente huyendo de las guerras que los monopolios europeos, occidentalistas, españoles y vasco-españoles promueven en ese continente para saquearlo? No, eso no es izquierdismo ni vasco ni español, eso es fascismo, no tiene nada ver ni con el comunismo ni con ninguna de sus formas, nada que ver tampoco con izquierdismos, ni con el estalinismo, estamos ante una web fascista que se camufla tras símbolos abertzales y socialistas, en una primera capa, y tras símbolos soviéticos y de la eṕoca Stalin en una segunda capa de camuflaje. Pero el interior es falangista, en mi opinión de los servicios secretos del PSOE.

        Beno, gero arte

  19. OJO:

    Compruebo que la página del refrito anticomunista “La homosexualidad en la URSS” ha sido borrada entre el lapso de la publicación de este texto y las 23,00 de este 25 de enero de web de los falangistas “Euskal Herria Sozialista”.

    Ahora pone ” La página que estabas buscando en este blog no existe. “.

    Desconozco si alguien más lo ha leído y tiene copia del documento, pero he apuntar que iba acompañada de una foto de dos famosos presentadores de una televisión privada española besándose y otras dos imágenes más, en la copia de respaldo de que dispongo.

    Beno, gero arte

      • Kaixo Zé:

        Ánimo en esas valiosas aportaciones. Por otra parte, creo que te has liado, no me refería a mi comentario titulado SOBRE SOCIALISMO Y DERECHOS LGTB… y tergiversaciones anticomunistas en la red, publicado más arriba en esta página, me refería al artículo titulado La homosexualidad en la URSS que estaba publicado por la web falangista Euskal Herria Psoezialista.

        Este artículo ha sido borrado y ya no se encuentra disponible para el público, al menos desde ayer a las 23,00 horas. Se trataba de un capítulo del libro anticomunista de Fernando Paz titulado El Fracaso de una utopia. Historia de los crímenes comunistas” publicado por la editorial Áltera, y que publicó Libertad Digital, bajo el título de “La homosexualidad en la URSS de donde la extrajo la web falangista “Euskal Herria Psoezialista”, publicándolo en su web, bajo el título La homosexualidad en la Urss dentro de su actual campaña homofóbica y anticomunista, que incluye varias graves y demostradas tergiversaciones sobre el posicionamiento de Karl Marx y Fiedrich Engels en relación con la homosexualidad.

        Tras publicar ese comentario, el editor de la web falangista “Euskal Herria Psoezialista ha borrado su artículo refrito, sin dar ninguna explicación, pero sin borrar el resto de las falsedades anticomunistas recogidas en los documentos manipulados por un saboteador en Wikipedia.

        Afortunadamente dispongo de la copia del documento original que han borrado los falangistas, y en ese documento se aclara que fue “Publicado por “Euskal Herria Sozialista” en 21:21”, del 18 de diciembre de 2014. Este documento digital estuvo accesible hasta ayer sobre las 23,00 horas, habiendo estado publicado 36 días, bajo las etiquetas de “ex-urss” e “historia”, aunque en realidad debieron haberlo publicado bajo la etiqueta “historia de la URSS según los falangistas”. Por último, aclarar que constaba de seis comentarios, uno de los cuales, el de Felipe, no era anónimo. Lo señalo porque, en ausencia de explicaciones, entiendo que los falangistas de Euskal Herria Psoezialista, camuflados unas veces de socialistas abertzales y otras de estalinistas españoles, según conveniencia, están borrando huellas, mientras al parecer planean mantener el resto de la propaganda negra, especialmente los dos artículos sacados del material anticomunista del bodrio titulado “Socialismo y derechos LGTB” que puso en Wikipedia un anónimo saboteador anticomunista.

        Laister arte

        • Kaixo Agurrak,

          Copy/paste en el browser: http://tinyurl.com/mlty88d
          Sigo mirandolo online. Creo que en tu enlace estaba un ” a más.

          18 diciembre 2014
          Publicado por Euskal Herria Sozialista en 21:21
          Etiquetas: ex-urss, historia

          Abraços

          • Kaixo Zé:

            Tienes razón, tiene una coma de más. Mea culpa, error mio. El artículo sigue en línea, lo cual tiene factores positivos.

            Aquí están los dos url con los documentos, el original:

            http://www.libertaddigital.com/opinion/historia/la-homosexualidad-en-la-urss-1276238125.html

            Y el refrito de los falangistas de Euskal Herria Psoezialista:

            http://euskalherriasozialista.blogspot.com.es/2014/12/la-homosexualidad-en-la-urss.html

            Como puedes comprobar, el texto es el mismo (a lunes 26 de enero de 2015), excepto esta nota ( “NOTA: Este texto está tomado del libro de FERNANDO PAZ EL FRACASO DE UNA UTOPÍA. HISTORIA DE LOS CRÍMENES COMUNISTAS, que acaba de publicar la editorial Áltera.”), que los falangistas de Euskal Herria Psoezialista están ocultando al público.

            Por cierto, he estado analizando el proceso de elaboración del artículo “Socialismo y derechos LGTB”, de Wikipedia, una primera impresión es que está confeccionado por una fracción de la burguesía gay, de tendencia anticomunista, probablemente del partido demócrata estadounidense, pero, al parecer, hay tensiones y pulsos alrededor de la redacción y las tesis anticomunistas y el texto ha sido cambiado. La traducción al castellano está desactualizada, y es una redacción antigua, todavía más anticomunista que la original en inglés actual.

            En suma, la campaña homofoba y anticomunista de los falangistas de Euskal Herria Psoezialista se basa en un popurri materiales insostenibles de la burguesía gay anticomunista anglosajona, por un lado, y de la historiografía refranquista, fanática anticomunista.

            Beno laister arte

  20. Hacía mucho que no me pasaba por ese blog, da mucho yuyu, y si, para cuando he pinchado el enlace ya lo habían eliminado, está claro que siguen a BGD.

    Bueno lo que me importa: si o s fijáis rara vez opino, más bien os leo, pero la reacción que habéis tenido frente a esta nueva organización (empezando con agurrak) me ha parecido de inicio muy irrespetuosa, de ahí mi reacción visceral.

    Aseguraría que vosotros, acusadores de pequebu a los que defendemos el surgimiento de esta organización os identificáis como hombres heterosexuales y con una implicación nula o marginal en el trabajo reproductivo. Vamos, que es como intentar explicarle el hambre a la Botín para que entienda el comunismo.

    Respecto al “comunismo de los hijos”:

    -Creo que se me entiende perfectamente cuando digo “no es necesario varón”, simplemente no es necesaria pareja heterosexual monógama para la reproducción.

    -Sin ir tan lejos en el ideal como yo lo había planteado en inicio o como dice agurrak, “ideal específicamente comunista”, respecto a los cuidados de las personas y personitas dependientes, en una asamblea alguien dijo algo que igual para vosotros esta requetesabido pero que para mí fue “como si me hubieran disparado con un diamante entre los ojos”:

    -Derecho a ser cuidado (no necesita explicación).

    -Derecho a cuidar. Implica una valorización social del trabajo reproductivo, hoy inexistente, siendo este trabajo mayoritariamente realizado por mujeres sin ningún tipo de remuneración.

    -Derecho a no cuidar. Implica un sector público profesionalizado que realice este trabajo con unos estándares de máxima calidad.

    Esto es mucho más importante desde mi punto de vista para la reproducción del proletariado que los sesudos análisis que realizáis entorno a la relación de la sexualidad con la reproducción.

    En fin, solo pido una cosa, la unidad popular nos necesita a todas, y vosotros mantenéis una actitud que excluye a una parte muy importante de la sociedad, negando la represión sufrida por much@s debido al heteropatriarcado. La teoría de la disidencia sexual es a mí entender vital, también para vosotros, pobres machos encorsetados. El esfuerzo que han hecho adar y cia para dotarla de un análisis revolucionario es encomiable, si creéis que es incompleto o incorrecto, poned vuestra sabiduría a su servicio, pero no neguéis el hecho: Esta sociedad está hecho a la medida de hombres blancos heterosexuales.

    En fin, no queremos caeros bien, queremos que nos respetéis.

    Ale, animo guztioi, borrokak mila aurpegi bait ditu.

    • Aupa Mongi,

      Al final pasa en este debate lo mismo que pasó con los que querían separar liberación nacional y social. Aquí se pretende separar la liberación de la mujer de la liberación de clase. Y esto es puramente ideológico (en la acepción despreciativa de la palabra), porque significa un esfuerzo para evitar la realidad material. Es substituir la lucha contra el núcleo de la opresión, por luchas parciales y compartimentadas en la superestructura, o sea, en la superficie del sistema. Peor, no empiezan por caracterizar correctamente el sistema de opresión y terminan atomizando las diversas luchas.

      Y esto no es casual.

      Ejemplo concreto: remuneración del trabajo reproductivo

      El capitalismo ya trató de mercantilizar parte de ese trabajo que en la familia tradicional lo hacía la mujer. El hombre y la mujer trabajan, sus hijos se quedan en la guardería donde otras mujeres* reciben un sueldo para cuidar de los niños. Durante el período en que la mujer está embarazada, cómo la burguesía no quiere pagar nada, paga la seguridad social un subsidio en porcentaje del sueldo. Los padres quieren salir de juerga, pagan a una babysitter*.

      La familia tradicional que vosotros queréis destruir ya está destruida. No hay nada más que hacer.

      *Aquí bai, hay esa reminiscencia de la familia patriarcal. ¿Quieres una revolución cultural en el actual sistema?

      Yo hasta me puedo ofrecer para trabajar en una guardería, o para hacer babysitting, pero nadie me va a contratar. Cómo no me van a contratar para limpiar la casa de una familia. Yo estaría muy bien acompañado en la facultad de enfermaría. Mira aquí las fotos de la Escola Superior de Educadores de Infância, a ver se miras donde está el Wally (el hombre =). Y la práctica de contratación aquí en casi toda la área comercial/front-office es clara: prioridad a las mujeres, y de entre estas a las más guapas – ¡tengo unas historias sobre esto para contar que flipas!

      Por eso Mongi, quiero que entiendas porque pienso que el sistema no está hecho para mi, que soy hombre, blanco (pero no mucho) y heterosexual. Es que estoy en la puta mierda. Y si el sistema está hecho para gente cómo yo, ni quiero imaginar cómo será para los demás.

      Agur

  21. PEQUEÑA BURGUESÍA, IDEOLOGÍA BURGUESA DE GÉNERO Y PROLETARIADO

    ¿Cómo se puede prometer liberación a aquellos de nosotros que estamos explorando más allá de nuestros géneros y sexualidades asignados, con solo el análisis de clase como paradigma para una revolución? El proletariado como sujeto revolucionario margina a todxs aquellxs cuyas vidas no quepan en el modelo de “el trabajador heterosexual”.

    Mmanifiesto Queer Ultraviolence

    Según esto, no es el sistema, no es la burguesía, no son los monopolios ni es la sociedad burguesa, no es la lógica del capital, no, no son estos procesos, relaciones y sujetos los que nos marginan a los que no cabemos en el modelo del trabajador heterosexual, o porque se nos niega la sexualidad reproductiva y la sexualidad en general, o porque se nos niega el empleo o la simple participación en la autoconstrucción social, o ya directamente los medios de subsistencia, el que nos margina es, abróchense los cinturones, ¡el proletariado como sujeto revolucionario! Así pues, según el alucinante “Manifiesto Queer Ultraviolence, si el proletariado deja de ser sujeto revolucionario, entonces deja de marginarnos…

    Si esto no es pequeño burgués y rabiosamente capitalista en rango de reaccionario, entonces, Mongi ¿qué lo es?

    Tu dices, Mongi, “no queremos caeros bien, queremos que nos respetéis. A ti puedo y debo respetarte, sin duda, pero convendrás en que a las ideas fachas NO tengo por qué respetarlas, y esa idea que está expuesta en el Manifiesto Queer Ultraviolence es una idea facha, tan facha como las tergiversaciones anticomunistas de la campaña homofoba de los falangistas de “Euskal Herria Psoezialista”. Es más, llama poderosamente la atención que las dos campañas hayan comenzado a la vez.

    ¿Qué está ocurriendo aquí? ¿Cómo puede ser tanta degradación y desorientación?

    LA CRISIS DEMOGRÁFICA, LA DEPAUPERACIÓN DEL CAPITALISMO TARDÍO Y LA FALACIA DEL “DERECHO A NO CUIDAR”

    Veamos, Mongi nos echa en cara en “la reacción que habéis tenido frente a esta nueva organización, y, a continuación, entrando en el campo de la reproducción, reivindica lo siguiente:

    Derecho a ser cuidado (no necesita explicación).
    Derecho a cuidar. Implica una valorización social del trabajo reproductivo, hoy inexistente, siendo este trabajo mayoritariamente realizado por mujeres sin ningún tipo de remuneración.
    Derecho a no cuidar. Implica un sector público profesionalizado que realice este trabajo con unos estándares de máxima calidad.

    El problema de los derechos burgueses es que siempre son abstractos, nunca son materialidades, la organización social clasista niega lo que el aparato jurídico afirma, y a partir de la aceptación de esta irracionalidad caben las mayores fantasías y maniobras de confusión y diversión. Ahora bien, yo distingo, hay compañeros con duras experiencias que nada más ver algo parecido a eso desconectan con amargura y agresividad, les entiendo pero considero que no tienen en cuenta que existe la pequeña burguesía para si, la pequeña burguesía en si y que la tendencia dominante en la clase obrera europea occidental, incluyendo por supuesto Hego Euskal Herria, es la tendencia pequeño burguesa. Por esto, pronunciamientos como el de Mongi sobre los “derechos” no implican necesariamente una actividad burguesa consciente, pero como comunista es mi deber señalar que cae en un planteamiento pequeño burgués.

    Si lo analizas en profundidad, Mongi, verás que el derecho a no cuidar es claramente anticomunista, machista y burgués, y es un grave error político. Que un hombre o una mujer o un fem-hom, hermafrodita, trans, o un hetero-sexual blanco con empleo bien renumerado, le pasen el trabajo de cuidados a “un sector público profesionalizado” sobre la base del “derecho a no cuidar (!), es fascismo. El colectivo tendremos la obligación de ayudar, porque hay que defender la libertad de descansar de todos, pero no el deber de quitar de encima el trabajo de cuidados a nadie en función de un “derecho a no cuidar”. Tras este eufemismo no tardaría encubrirse la sugerencia de un paso adelante del aborto social al infanticidio social y del descuidar a los viejos a la eutanasia social. Esa situación vendría muy bien a la burguesía pero sería antiproletaria, porque quienes sufrirían a partir de semejante idea tremendamente errónea serían los proletarios, puesto que la burguesía pasará, está pasando, ha pasado ya el trabajo de cuidados a otros y otras, en su totalidad. Por esto, si nos moviéramos en función de establecer ese “derecho” estaríamos dando base de legitimación política e ideológica al capital para incrementar el machaque contra el proletariado.

    Peor todavía. El “sector público profesionalizado” actualmente existente depende de la agregación de valor, dentro de un proceso mundial puesto en marcha en pro de la producción de plusvalía; si no hay producción de plusvalía se desmantela el proceso de agregación de valor, hasta que y en donde este rinda plusvalía. La caída de la ganancia, en esencia una tendencia a la contracción de la plusvalía en tasa y en masa en el proceso del capital global, lo que corre es en dirección contraria, hacia el desmantelamiento del “sector público profesionalizado” de apoyo al trabajo de cuidados y reproductivo, dejando solo las partes rentables, puesto que consume plusvalía. Ojo, no hablo de dinero, hablo de plusvalía, dinero hay mucho y se puede hacer con máquinas, pero plusvalía no hay tanta, y ya se está llegando a los límites internos de su producción y su contracción en masa tiende a estrangular el proceso global de reproducción del capital(Kurtz, 2012). O sea, que lo que está en juego es una revolución política y de la producción, en uno, cinco, diez o más años, nork daki? No podemos coger la lechuga para comerla sino hacemos el puente o la barca para pasar a la otra ribera del rio donde esa lechuga está.

    CRISIS DEL CAPITAL Y DESVALORIZACIÓN DEL TRABAJO REPRODUCTIVO.

    Reivindicas Mongi “una valorización social del trabajo reproductivo, hoy inexistente, siendo este trabajo mayoritariamente realizado por mujeres sin ningún tipo de remuneración.

    A ver, el modelo de acumulación financiarizado-feminitario se ha acabado, ha sido sucedido por el modelo flexible-imperialista demográfico, y hay avanzadillas en los países capitalistas centrales del surgimiento de un modelo basado en superconcentraciones de capitales, poblaciones envejecidas y mercado antienvejecimiento, hacia allí nos dirigimos, mientras va desmantelándose los últimos nudos del modelo financiarizado-feminitario y el modelo flexible-imperialista demográfico corre rumbo a su particular crash.

    En este panorama, lo que te ha dicho Zé es cierto, un obrero hetero o no hetero, blanco o negro, vale para el capital menos que una obrera. En el fordismo no era así, pero desde el modelo financiarizado-feminitario hasta hoy, eso ha cambiado y mucho.

    El capital lanzó al mercado de fuerza de trabajo masivamente a las mujeres, sacándolas de la reproducción social, muchas de ellas ofrecen un perfil más alto en la escala de la productividad del trabajo social medio que el de muchos hombres, de manera que les vencieron en la concurrencia, por lo que esos hombres pasaron a engrosar el paro y subempleo estructurales, que, no lo olvidemos, es ascendente,a mayor o menor ritmo, en todo el mundo. Para el capital, la entrada de esas masas de mujeres a la oferta significó, pues, una importante elevación de la productividad, pero para el capital la verdadera diferencia entre los hombres y las mujeres proletarios más que en la productividad media es que las mujeres son de mayor valor global porque pueden ser explotadas tanto en la Esfera de la Producción como en la Esfera de la Reproducción, incluso simultaneamente. Un queer hermafrodita o androgino también es de menor valor para el capital que una mujer por eso mismo.

    ¿Qué significa esto? Hay algo más profundo aquí.

    Durante una época estuvo generalizado que el salario masculino incluía mayoritariamente el costo de reproducción de la fuerza de trabajo, lo que convertía al hombre en el jefe de producción de vida para el capital en la familia, y superior jerárquico a la mujer en esa base de socialización y reproducción social y biológica. La mujer realizaba el trabajo reproductivo y de cuidados y además luchaba con el capital, que encarnaba en su marido asalariado, el cual, por cierto, frecuentemente ejercía su “derecho a no cuidar”.

    Pero para el proletariado masculino con baja cualificación, a medida que la tasa de ganancia cae, a medida que ese proletariado ya no hace falta al capital in continun, a medida que la III Revolución Industrial determina proporciones de trabajadores productivos cada vez más pequeñas con respecto al conjunto de la población, se terminó “el derecho a no cuidar” a costa de las mujeres, se terminó el salario con costos de reproducción no alienados, se terminó mucho del valor de uso, por contracción, como fuerza de trabajo productivo ubicada en la oferta y aparece, apareció a la vista, la evidencia de un menor valor de uso del proletariado masculino en el trabajo reproductivo respecto a las mujeres.

    Pero la III Revolución Industrial sigue avanzando, el proceso del capital no cesa. ¿Qué se desprende de todo esto? Que la desvalorización del proletariado masculino es una forma de desvalorización del capital, que es mayor que la desvalorización del proletariado femenino. Y que la parte femenina del salariado técnico, de la pequeña burguesía y de la aristocracia obrera, con media cualificación y medio y alto perfil en la escala de productividad en el trabajo social medio, entran ahora también en el proceso de desvalorización general propio de las condiciones que la profundización de la III Revolución Industrial y del capitalismo de final de ciclo traen estructuralemente.

    Esto está forzando el inicio de una brutal crisis política al interior del movimiento feminista, cuya base material de desarrollo no es una opresión de género apriorística sino los intereses profundos de un tipo de productores, que aparecen en las dos clases sociales pero con mediaciones enormemente distintas. A medida que avanza la proletarización de las fracciones femeninas de la clase obrera hasta ahora mejor situadas y la pequeña burguesía, ¿Les servirá de algo la ideología de género? No, se verán forzadas a cubrir en un in crescendo el flanco de la contradicción de clase, y ese in crescendo correrá paralelo a la disminución de la relevancia de la cuestión de género.

    EL PAPEL DE LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO EN LA MASACRE BURGUESA DEL PROLETARIADO MASCULINO

    Como vimos, el 30% de las mujeres no tendrán hijos, pero me olvidé de consignar que eso significa también que, al menos, el 30% de los hombres no tendrá hijos, sin embargo creo que van a ser más, porque las mujeres, que son quienes deciden con quien hacen la reproducción, se decantan por norma por hombres que pueden proveer medios de subsistencia, así que una parte de los hombres tiene hijos con más de una mujer, de manera que un margen de hombres adicional, quizás un 5 o un 10%, no tendrá hijos, elevando al 35 o 40% la proporción de población masculina que no tendrá hijos. ¿Tiene esto alguna repercusión? Si, esto tiene vastas repercusiones.

    En primer lugar, los hombres sin hijos quedan excluidos de la Esfera de la Reproducción, e imponer la no participación en esa Esfera es una exclusión. Conviene señalar que no es una exclusión cualquiera pues, al contrario de lo que el movimiento feminista burgués está manteniendo, la exclusión de la Esfera de la Producción cierra y aumenta la trampa de improductividad forzada,- que puede llegar a constituir una condena al parasitismo forzado -, contra quienes de sí ya están en desempleo o subempleo respecto a la Esfera de la Producción.

    Para el capital las obreras tienen mayor valor que los obreros, puesto que las obreras pueden reproducir y producir, pueden producir vida y producir plusvalía directa, y el papel de los obreros en la producción de vida es más fácilmente sustituible, su valor es pues mayor. Reciprocamente, las obreras son más proclives al reformismo porque se hayan en las dos esferas y porque la Esfera de la Reproducción induce actitudes político-laborales incluso más moderadas que las de los hombres.

    En el proceso de paso del modelo de acumulación de capitales finanziarizado-feminitario al flexible-imperialista demográfico, en el que Euskal Herria está a medio transito hacia otro tránsito en el que el envejecimiento poblacional y las tensiones postcapitalistas serán centrales, comienzan amplias fracciones de las mujeres productoras, activas, con mediana cualificación, vale decir trabajadoras pero no proletarias, a perder posiciones, a proletarizarse, pero cada vez queda más claro para esas mujeres ante la evidencia que la opresión y la explotación que estas no son “de género”, son de clase. Ese 30% de mujeres que no serán madres, no lo serán en su gran mayoría contra su voluntad, aunque quizás en torno a un tercio de ellas no vaya a ser madre por libre decisión o por determinación biológica, no a causa de la determinación machista sino por causas de la explotación y dominación de clase. Pues bien, pasa exactamente lo mismo con los hombres. Lo que ocurre es que, cómo estamos ahora los hombres del proletariado tras décadas de derrumbe de perdida de nuestras posiciones socio-laborales y político-familiares, es cómo vienen a quedar grandes masas de mujeres tras el derrumbe del modelo de acumulación financiarizado-feminitario. La ideología de género comienza pues su descomposición histórica, serán las propias mujeres las que recuperen un feminismo revolucionario, y por tanto obrero, y se desencadenen de la ideología feminista burguesa “de género” y su empleo en maximizar la explotación y la opresión del proletariado, femenino o masculino.

    La mayor parte de las personas que mueren en accidentes y otras formas de muerte violenta, son hombres, sobre todo proletarios. El prototipo de persona encarcelada resulta ser un hombre de entre 35 a 50 años, sin estudios y nacido en la periferia de alguna urbe. La mayoría de los mendigos son hombres. Y hombres son los que forman la fracción industrial de trabajadores heterosexuales que resultan vivir menos que las mujeres de su misma fracción de clase por la mayor incidencia de cánceres contraídos por el hábitat y el trabajo. Pero esto no es inamovible, a las mujeres obreras, muchas de las cuales comienzan a tomar conciencia de ello, la descomposición del modelo financiarizado-feminitario les afectará de formas igual o más agudas que las que afectaron los ajustes y desregulaciones de los 70-80-90s a los viejos obreros fordistas.

    Termino, creo que Mongi y Adar subestiman lo que es una acumulación histórica indespreciable, la acumulación histórica de la resistencia del proletariado, y sigo pensando, aun cuando vuelvo a repetir que tienen también se observan aciertos importantes, que en general se deslizan al formalismo. La unidad popular tiene un valor, pero la pregunta es si es una unidad popular interclasista dirigida por la pequeña burguesía, y así, en último término marioneta de los monopolios, o si es una unidad popular dirigida por la clase obrera y así, cuando menos, plataforma de resistencia y oposición. Apostemos por esta segunda y comencemos a caminar en esa dirección.

    Beno laister arte

  22. Esto es como un master… en serio, os leo con atención. En el tema de cuidados era consciente de la crítica que se me podía hacer… no lo interpretaba como pequebu, si no como solución inmediata anterior al comunismo de los hijos. Aquí ya se ha tratado el tema de los reformismos y de como el proletariado los abraza ante sus necesidades más acuciantes, no lo niego, más aún entre aquellas que tenemos personitas dependientes a cargo. Sin tanto dramatismo como lo plantea Ze: créeme que en eh, en la cav a pesar del pnv (desde luego su actitud refuerza lo que decís) aún quedan herramientas que permiten formar familia sin caer en la miseria. Pero si, abrazamos el reformismo, sobre todo cuando te tienes que plantear, a lo gringo, abrir una cuenta de ahorro para poder pagar la universidad publica y sus gastos derivados. Creo que eso no nos excluye de la unidad popular ni nos convierte en burgueses y tampoco nos impide saludar con admiración a aquellas que renuncian a todo por la revolución…

    A lo nuestro: Puede que vuestros análisis historicistas y de clase sean correctos, yo por lo menos no tengo base para negarlos o contra argumentarlos. Pero creo que no interpretas correctamente el siguiente párrafo:

    ¿Cómo se puede prometer liberación a aquellos de nosotros que estamos explorando más allá de nuestros géneros y sexualidades asignados, con solo el análisis de clase como paradigma para una revolución? El proletariado como sujeto revolucionario margina a todxs aquellxs cuyas vidas no quepan en el modelo de “el trabajador heterosexual”.

    Desde luego vuestros análisis de clase excluyen a “aquellos de nosotros que estamos explorando más allá de nuestros géneros y sexualidades asignados”. La pregunta es, ¿debemos renunciar a lo que somos en favor de la revolución, o debemos repensarlo todo para unir la lucha contra la imposición del capital sobre el ser humano, a la lucha contra la imposición de la cultura heteropatriarcal sobre el ser humano?

    Yo no tengo la respuesta, no puedo tenerla, me falta formación. Pero entiendo el párrafo, el proletariado como sujeto revolucionario debe dejar de marginar a todxs aquellxs cuyas vidas no quepan en el modelo de “el trabajador heterosexual”.

    Esto acaba de empezar, no se puede excluir y tachar de antirrevolucionario porque “venga bien al capitalismos en el momento actual”, lo mismo que no se podía dejar de apoyar la lucha feminista porque “la incorporación de la mujer al trabajo productivo beneficiase al capital”.

    Evidentemente hay muchos nudos por desatar (y otros muy interesantes que mencionáis y no me había planteado), pero no se construye acusando y tod@s somos necesari@s.

    Haced el esfuerzo… nos lo merecemos.

    • Por cierto, unidad popular de clase, sin duda, aunque sea dando pasos reformistas. Y otra, creo necesario el partido comunista de vanguardia, pero es necesario incluir de alguna manera, o repensar de alguna manera, el asunto del genero y la sexualidad.

  23. AVISO A LOS LECTORES

    Por alguna razón técnica, una parte considerable de los enlaces escritos en mis aportaciones a este importante hilo abierto en Borrokagaraia no funcionan porque, creo, quizás el servidor de WordPress.com añade unas comillas a la etiqueta ancla.

    Esto puede ocurrir porque el tipo de fuente del programa que utilizo, ahora Libre Office, crea alguna anomalía en la codificación de caracteres del servidor, cuando el servidor añade automáticamente el atributo “no follow” entre comillas. Voy a procurar editar con un editor html para evitar este problema que, obviamente, devalúa o al menos dificulta la lectura de estas aportaciones.

    Los lectores que tengan algún interés especial en algún enlace documental de los incluidos no tienen más que eliminar las comillas finales que sale en la dirección URL en la barra de navegación de su navegador.

    Gero arte

  24. “Sin tanto dramatismo como lo plantea Ze: créeme que en eh, en la cav a pesar del pnv (desde luego su actitud refuerza lo que decís) aún quedan herramientas que permiten formar familia sin caer en la miseria”

    No quiero ser desagradable Mongi, hasta puede pasar que estés en situación parecida a la mía o peor. Conozco personas que quedaron en situación peor que la mía y no sienten la misma rabia y el mismo odio social de clase que yo.

    Quizás sea un prejuicio mío, pero no creo que los prejuicios sean irrelevantes. Me hizo lembrar el “teatro do oprimido” que hubo aquí, donde la aristocracia obrera y la pequeña-burguesía social-democrata iban a enseñar a la clase obrera cómo se “lucha”, y que hay que llevar la “lucha” a los espacios inofensivos de las instituciones y de la teatralización. En el final de cada acto de teatralización hasta parece que te sientes mejor, cómo una válvula de descompresión. Una válvula de descompresión en cada desfile dominical, en cada recoja de firmas, teatro, huelga general de un día con servicios mínimos, concentración aquí y allí de “solidaridad”. Estas gentes hasta hicieron una ocupación simbólica (no estoy de broma,, fue un acto de “desobediencia” que duró un día para las cámaras).

    Triste suerte la de una juventud inofensiva, mirando el dedo que apunta a la luna; juventud sin futuro preocupada en en hacer trabajo redundante y educada en el pacifismo de los conformados – ya que la familia patriarcal la está destruyendo el capital, así como mercantilizando sus aspectos sociales; o peor, imaginando el lugar de la no-identidad-sexual como utopía revolucionaria. La realidad ofrece esas utopías de quien no tiene imaginación, y hasta Zizek ha señalado que es posible hacer una operación para tener doblefalo, todo es posible decía, menos acabar con el sistema capitalista. Y tiene una intuición para este problema que dejaría muchos “progres” desorientados.

    ¡¿El coito es una mierda porque la vagina no tiene terminaciones nerviosas?! Demos respuesta a este flagelo social. El clítoris tiene el doble de terminaciones nerviosas que la zona más irrigada del pene. Esto es un asunto tan revolucionario, que hasta la princesa Marie Bonaparte empezó ese trabajo. También quería resolver su anorgasmia y se puso a medir la distancia entre el clítoris y la vagina en 243 mujeres, estudiando después su satisfacción sexual, y publicó su tesis. Después hizo dos veces la operación para acercar el clítoris (sin suceso,, pobre mujer). Seguro que el sistema estará disponible para resolver el problema que la princesa no resolvió.. porque nada tiene de revolucionario. Mi igual deseo de ver todxs sexualmente satisfechxs, sea con dos, tres o cuatro a la vez, no me impide de poner aquí cierta orden de prioridad: lo que realmente está jodiendo el tesón sexual de muchas mujeres es la incapacidad para llegar a fin de mes, el miedo a no conseguir pagar la renta y tener una vida tranquila y con dignidad. ¡¡Las dificultades económicas y la miseria del capitalismo jode la sexualidad!! Echale imaginación a este problema bai?

    Abraços

  25. Yo creo que puede ser peor aún que el simple teatro. En los años 1980s hubo en Madrid un movimiento proletario juvenil dominado por el reformismo que, sobre la base de la estética y el formalismo, el uso de las drogas y la sexualidad aparentemente libre por transgresora, con amplias aperturas a la sexualidad LGTB, concluyó con la destrucción de numerosas personas jóvenes proletarias, y la destrucción de varios reintentos de retomar la iniciativa política de clase tras la imposición de la Reforma por parte del PSOE y PCE, el capital y los franquistas. Se llamó la movida madrileña. En cambio, en este país, en las últimas décadas hemos visto y padecido las masacres capitalistas contra el proletariado juvenil de Euskal Herria, encuadrado en la sobreproblación relativa sobrante al capital, en varias oleadas y mediante varios métodos, LA DELINCUENCIA, LA DROGA, LA GUERRA FORZOSA, EL PARO Y LA MISERIA, y ahora, el interrogante es sobre si las actuales mezclas políticas del capital y la crisis de su reformismo, pueden añadir EL SEXO AUTODESTRUCTIVO a esas otras ignominias anteriores. En el trasfondo, las condiciones emergentes reproductivas que precisa el capital, que solo necesita en propiedad poco capital humano altamente cualificado, y precisa ahorrar todos los costos que pueda de su producción, finalmente nuestra reproducción biológica como proletariado que ya no le mola. Esto le fuerza a culminar la subsunción real del trabajo reproductivo, masculino o femenino pero sobre todo femenino, al mando del capital, la multiplicación de la soledad por un lado, y, por otro, de las familias homoparentales, más baratas, lo cual solo es el inicio de la siguiente ofensiva para recuperar la tasa de ganancia, pero estos jóvenes, que en su mayoría son proletarios, en todo este panorama aparecen claramente desarmados teóricamente, como puede comprobarse en su posicionamiento hacia el marxismo, que, en realidad no conocen, y con una tendencia reformista todavía dominante evidente, como aclaras Ze.

    Beno, laister arte

  26. Suerte y un abrazo a todxs los componentes de esta nueva organizacion juvenil en EH tan justa como necesaria para la revolucion vasca.

    Nos vemos en las calles!

  27. Kaixo Agurrak,

    Ojalá sea sólo teatro y el pueblo trabajador vasco vuelva a dar el mejor ejemplo de lucha a los demás.. a veces para engañar un poco nuestras proprias debilidades hacemos murales como este em Olhão. Puede ser que ahora sin gudaris nuestra clase obrera despierte y quiera ser actora.

    Por señal no era necesario saber euskara para entender lo que está en el vídeo.. pues los que están a gusto hacen teatros.. escapismo puro, huyendo de la barbarie actual y dando la centralidad a los problemas que no asustan la pequeña-burguesía/aristocracia obrera y orbitan en la superficie del sistema (derecho a decidir, sexualidad, patriarcado, ecología, euskara, etc).. no sé si después vendrá la legalización de las drogas cuando esto se agote.. nada será casual.

    Mientras tanto, uno sigue en paro o con sueldos de 500€, que es la realidad aquí.

    Nos vemos en las calles.. el teatro de la vida real.

    Abraços revolucionárias

    • RGI 3 miembros 946 euros alquiler social 137 euros. Nuestro caso 2/3 + 1/2 jornada 1200, hipoteca vpo (también seremos burgueses por haber comprado) 350, vivimos bien. Nosotros hacemos lo que predicais y todavía tenemos que escuchar vuestras acusaciones por defender todo tipo de luchas, quereis que aumenten las contradicciones con nuestra miseria, denostais nuestras luchas por vivienda, sanidad, educación, sexualidad, euskera… mientras predicais la gran verdad. A agurrak le perdí el respeto en su inicio de respuesta a anderixo (el resto ya llegados al punto me da igual)
      . Tu ze vete a llorar a otra parte, ya estamos otros para intentar avanzar y soñar.

      Ánimo chavales, ongi etorri beste borrokekin batera amestera!

      • Quod erat demonstratum..

        Y quien está a llorar no soy yo, que en este momento no tengo curro ni derecho a cualquier prestación social y vivo de la caridad familiar – sino vosotrxs. Empiezan a llorar cuando la puta realidad interrumpe ese teatro de sonrisas.

        Y la culpa de que esto esté así es nuestra, de la clase obrera portuguesa que no supe adoptar las formas de lucha correctas, dejó que fuese la pequeña-burguesía, la aristocracia obrera y sus burócratas reformistas a organizar su lucha.. hoy incapaces de hacer frente al subempleo, a acompañar las dinámicas del mundo laboral, incapaces de frenar tres reformas laborales que destruyeron la contratación colectiva. Precisamente lo que yo no quiero que pase ahí para que en la cav no queden en la miseria también.

        Y no hay que quedarse agobiadx con nadie. Las cosas son así. Siempre que el proletariado sienta que sus problemas están siendo marginados, vas a “tener que escuchar”. Y mi percepción es esa y no ha cambiado al final de esta discusión: la centralidad de estos temas en la actual fase sirve para llenar un campo social que quedó vacío de contenido político. En esta nueva fase de frentismo institucional, todo lo que huella a lucha de clases tiene que quedar fuera.

        Abraços

  28. MENOS QUE COSAS.

    Kaixo Mongi:

    Nos acusas de que “queremos que aumenten las contradicciones con nuestra miseria”. Todo lo contrario, lo que no queremos es que se eluda la tarea de la destrucción de la vieja sociedad burguesa mitigando sus contradicciones y así perpetuándolas, y eso no es lo mismo que desear la miseria a nadie. Mi posición es muy parecida a la que manifiesta Andŕe Gorz en “Miserias del presente, riqueza de lo posible(1):

    Hay que aprender a discernir las oportunidades no realizadas que duermen en los repliegues del presente. Hay que querer apoderarse de las oportunidades, apoderarse de lo que cambia. Hay que atreverse a romper con esta sociedad que muere y que no renacerá más. Hay que atreverse al Éxodo. No hay que esperar nada de los tratamientos sintomáticos de la “crisis”, pues ya no hay más crisis: se ha instalado un nuevo sistema que tiende a abolir masivamente el “trabajo”. Restaura las peores formas de dominación, de servidumbre, de explotación al obligar a todos a luchar contra todos para obtener ese “trabajo que ha abolido”. No es esta abolición lo que hay que reprocharle, sino pretender perpetuar como obligación, como norma, como fundamento irremplazable de los derechos y de la dignidad de todos, ese mismo “trabajo” cuyas normas, dignidad y posibilidad de acceso tiende a abolir. Hay que atreverse a querer el Éxodo de la “sociedad de trabajo”: no existe más y no volverá. Hay que querer la muerte de esta sociedad que agoniza, con el fin de que otra pueda nacer sobre sus escombros. Hay que aprender a distinguir los contornos de esta sociedad diferente detrás de las resistencias, las difusiones, los callejones sin salida de los que está hecho el presente. Es preciso que el “trabajo” pierda su lugar central en la conciencia, el pensamiento, la imaginación de todos: hay que aprender a echarle una mirada diferente: no pensarlo más como aquello que tenemos o no tenemos, sino como aquello que hacemos. Hay que atreverse a tener la voluntad de apropiarse del nuevo trabajo.”.

    Digo que muy parecida, pues mi posición añade al deseo de destrucción creativa de la sociedad del trabajo (asalariado) la conciencia intelectual de la necesidad de la destrucción creativa de la sociedad de clases, y por supuesto la abolición de la forma familia burguesa, no meramente heteropatriarcal, a partir de la abolición de la propiedad privada de los medios de producción y la disolución de la clase capitalista.

    Vosotros sacaís la cuestión material de vuestra práctica, pero ¿cuál es la situación real? Veamos como nos la describe en el plano de los superfluos y la cosificación, sin entrar ahora en el plano de los explotados y la alienación, – finalmente mero combustible humano productor de plusvalía -, Claus Peter Ortlieb:

    Como ya apuntó Marx, los valores occidentales, los “derechos inalienables” a la vida, la libertad y la busca de la felicidad se refieren centralmente a la libertad y a la igualdad de los derechos de los sujetos del mercado, a la garantía de la propiedad privada y la seguridad de las transacciones comerciales garantizada por el estado, por lo que entonces esclavos, mujeres y negros libres no estaban (todavía) previstos en la declaración de estos llamados derechos humanos, como titulares suyos. A su gozo acceden solo seres productores de mercancías y ganadores de dinero. Un ser humano solo es titular de derechos humanos, pues, si funciona en la legalidad capitalista, que fue declarada como la ley natural de la sociedad humana, pero el llamado iluminismo burgués solo entiende como “existencia” humana a la existencia de los “sujetos del trabajo” abstracto en los espacios de la economía empresarial, y del comercio de mercancías en los mercados, (o sea, en la esfera de la realización de la valorización del capital). Es sobrentendido que el ser humano ya surge de esta forma a la salida del útero materno, porque solo puede ser concebido, tanto física como espiritualmente, bajo la forma de un tal ser “económico”.

    La ascensión del modo de producción capitalista y la consiguiente inclusión de segmentos cada vez mayores de la sociedad en la valorización del capital trajo consigo que cada vez más personas pasaron a tener un estatuto de sujetos de mercado con capacidad jurídica, siendo por eso titulares de derechos humanos. Pero ese movimiento se invirtió mientras tanto. En la medida en que, en la senda de la crisis final, las personas se transforman en superfluas para la valorización del capital, deja de existir para ellas el presupuesto de la definición iluminista del hombre. Los “superfluos” del capitalismo, según esa definición, no son seres humanos, sino solo objetos naturales, como un guijarro, una cucaracha o un escarabajo de la patata (el Marqués de Sade ya había llegado a esta conclusión, con cinismo calculado,en el siglo XVIII).

    De ello se desprende que los derechos humanos modernos no son una promesa sino una amenaza: si una persona ya no es económicamente utilizable y funcional tampoco es ya, en principio, sujeto de derecho y, si ya no es sujeto de derecho, ya no es un ser humano. La potencial deshumanización de los ‘superfluos’ está contenida en la concepción burguesa del Iluminismo, en la medida en que el ser humano capitalistamente cosificado, en la forma “antinatural” de excluido, todavía es menos que una cosa. Este última consecuencia es el principio secreto de toda la economía política y, con ella, de la política democrática moderna en general. Es la esencia de ese “realismo” impertinente que siempre corrompió la propia izquierda politica. Todo Realpolitik trae la “marca de Caín” esta lógica implacable “. (2)

    Para mi quien se está equivocando eres tu Mongi, que no sabes encajar las críticas, y si la nueva organización no tiene en cuenta estas realidades radicales en su posicionamiento filosófico, vital y político pues corre el riesgo de no ser una aportación sustantiva para el proletariado. Sobre la negación de la relación entre sexo heterosexual y reproducción, te diré que yo ya he visto los suficientes abortos como para no llamarme a engaño sobre de qué se habla cuando se habla de aborto; fundamentalmente de lucha de clases. Y sobre la negación del sexo heterosexual en si, en último análisis una negación de la reproducción, aquí nadie ha aportado para el debate ninguna razón objetiva del por qué y para quién la reproducción biológica y social sería mala, negativa y no sería progresista y deseable. Mira lo que opina la anarquista Tania Galvez:

    “Ser madre o padre es una decisión personal con una fuerte dimensión social. Nos guste o no, somos seres sociales, aunque cada vez lo seamos menos gracias a este sistema de aislamiento. El hecho de que se promuevan políticas antinatalistas tiene causas políticas y efectos sociales, el hecho de que se promuevan políticas pronatalistas también. Siempre hay que identificar los intereses del poder en cada momento para reflexionar sobre las propias decisiones. ¿Son verdaderamente libres? ¿Lo que deseo, lo ha deseado alguien para mí?
    http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2014/02/un-analisis-del-articulo-de-beatriz.html
    (3)

    Laister arte

    Notas
    ______________________

    (1) Miserias del presente, riqueza de lo posible. Andŕe Gorz
    https://duckduckgo.com/l/?kh=-1&uddg=http%3A%2F%2Fwww.colectivonph.com.ar%2Fmateriales06%2F140306%2FMISERIAS%2520DEL%2520PRESENTE.doc

    (2) Confusiones de la crisis. Claus Peter Ortlieb
    http://o-beco.planetaclix.pt/claus-ortlieb18.htm

    (3) Un análisis del artículo de Beatriz Gimeno “Construyendo un discurso antimaternal”. Tania Galvez
    http://lasinterferencias.blogspot.com.es/2014/02/un-analisis-del-articulo-de-beatriz.html

  29. DISIDENCIA SEXUAL, PROLETARIADO DISIDENTE SEXUAL Y PROLETARIADO DISIDENTE SEXUAL REVOLUCIONARIO

    Hasta ahora en este hilo han salido a colación dos cuestiones muy importantes, alrededor de las cuales hay oposición pero no se ha generado un verdadero debate. La primera cuestión interroga sobre sí es revolucionaria la mera práctica de la “disidencia sexual”, y sobre el concepto mismo de “disidencia sexual”. La segunda cuestión consiste en si, desde un punto de vista pro revolucionario, es acertado disputar la hegemonía del modelo heterosexual en la Esfera de la Reproducción en un momento en que nuestra formación social y especialmente el proletariado transcurren por una crisis demográfica de largo alcance y con profundas implicaciones históricas. En esta nota abordo la primera cuestión ¿es revolucionaria la práctica de la disidencia sexual?:

    El concepto de “disidencia sexual”, que parece gestado en las resistencias populares gays de los años 60 y 70s en los EEUU (1) aparece como premisa y resultado lógico en la teorización sobre la sexualidad y su represión en el ensayo de Gayle Rubin (2) titulado “Reflexionando sobre el sexo: notas para una teoría radical de la sexualidad(3). Esta obra fue publicada en 1984, y es empleada como marco paradigmático en el txosten de debate sobre sexualidad de Euskal Herriko Bilgune Feminista (4).

    Rubin presenta una lectura de la jerarquía de la sexualidad, basada en su versión de la ideología sexual popular de los EEUU del siglo XX. En esa ideología la sexualidad habría estado dividida en dos grandes grupos de prácticas. Un primer grupo, que ocupa la parte interior del Círculo Mágico en que Rubin engloba la jerarquía de la sexualidad, es el grupo de la “sexualidad buena”:

    Sexualidad buena en la jerarquía sexual de Gayle Rubin es:

    Heterosexual; Dentro del Matrimonio; Monógama; Fecundadora; No comercial; En pareja; Dentro de una relación estable; En la misma generación; Privada; No pornográfica; Solo con el cuerpo; Suave.

    El segundo grupo de la jerarquía de la sexualidad que Gayle Rubin pone en la parte exterior del Círculo Mágico, es la “sexualidad mala,”:

    Sexualidad mala en la jerarquía de Gayle Rubin es:

    Homosexual; Fuera del matrimonio; Promiscua; Por placer; Comercial; En dos o en grupo; Con cualquiera; En público; Con pornografía; Con objetos sexuales; Sadomasoquista.

    Los argumentos que da Gayle Rubin para no incluir en el grupo de la “sexualidad mala” de la “ideología popular sexual” al incesto y al sexo por la fuerza no son convincentes, pero esta exclusión pone en evidencia el carácter ideológico de su constructo.

    En realidad, Gayle Rubin en su dibujo de la jerarquía de la sexualidad realiza subliminalmente una operación ideológica en la que invierte los significados de bueno-malo, pues como la sexualidad “buena” reproduce al sistema conservador, es mala, y como la sexualidad “mala” no lo reproduce es “buena”. Pero esa lógica ideológica de inversión semántica interna quedaría estropeada si Rubin incluyera el incesto y la violación, por un lado por lo innormalizable de semejantes prácticas, y por otro lado, porque incluyendo esas dos prácticas en su dibujo de la jerarquía sexual tendría que admitir en la parte “mala”,- luego buena de su jerarquia -, a prácticas sexuales reproductivas.

    En la jerarquía de la sexualidad de Rubin estamos, principalmente, ante una muestra de la ideología antisexo-reproductiva, que comenzó a emerger a partir de los prolegómenos de la crisis de 1966-1975, cuyas bases materiales no han cesado de incrementarse en estas cuatro décadas, ideología que refleja una convergencia instintiva de intereses en torno a la nueva ola de malthusianismo entre un sector muy dinámico de lesbianas de las feministas burguesas, de la línea de la “disidencia erótica”, y la fracción oligárquica internacional de la burguesía que financió el célebre Informe al Club de Roma, Los límites del crecimiento.(5)

    Si profundizamos en su texto, veremos que para Gayle Rubin la disidencia sexual se compone de quienes practican la sexualidad “mala”, con las excepciones citadas. Por cierto, Rubin no menciona ni una sola vez la palabra revolución en su ensayo, en el que, evidentemente, lo que está proponiendo es una normalización de la sexualidad “mala”, en el sentido de legislaciones permisivas y búsqueda de un nuevo clima de paz social para realizar los negocios. Como puede comprobarse en el texto (3), Rubin representaba a pequeños capitales emergentes del mercado de las sexualidades no convencionales o mejor dicho, no reproductivas, un mercado en expansión durante la larga caída del fordismo, y que hoy en día, tres décadas después de la publicación del ensayo de Rubin, prosigue en expansión. Por supuesto, Rubin también representaba a comunidades de interés tanto profesional, en la oferta, como consumidor, en la demanda, portadoras de verdaderas culturas consumistas, incluyendo la prostitución entre otras formas de comercialización de la sexualidad.

    Puede mantenerse, pues, que el de Gayle Rubin es un paradigma enteramente pequeño burgués. En él, nos encontramos con que contiene críticas a la negación de derechos y a la represión pero también que no contiene ni de lejos una sola crítica a la alienación ni a la cosificación de las relaciones socio-sexuales en la sociedad burguesa. De hecho, como cabría esperar, Gayle Rubin centra su crítica en la “ideología sexual popular”, pero no en la alienación capitalista que la produce. Y no puede hacerlo, porque ella también forma parte interesada en su reproducción.

    EL PARADIGMA DEMOCRÁTICO DE LAS SEXUALIDADES SE BASA EN EL EJE SEXO CONSENSUAL / NO CONSENSUAL

    Rubin da por sentado que se basa en el sexo consensual, pero el paradigma de sexualidades admisibles y su cuadro de las sexualidades verdaderamente admisibles es precisamente el que versa sobre el carácter consensual e informado de los actos sexuales. La necesidad de jerarquizar los actos sexuales entre buenos y malos por debajo de este paradigma democrático de la sexualidad, en el caso de Rubin surgió no solo de su correcta oposición a la represión contra el movimiento gay, sino también a las resistencias encontradas por su fracción burguesa pro mercantilización en las feministas antipornografía, a su vez contrarias a la mercantilización de los cuerpos.

    Rubin, más adelante, según nos cuenta Wikipedia, participó activamente en el despliegue del negocio de la cultura leather sado-maso gay en San Francisco, de lo que luego versaría su tesis doctoral. Por supuesto, sus argumentaciones contra las feministas antipornografía tampoco son convincentes y desinforman. Rubin, y sus epígonas posporno consumidoras de sexografía refinada, argumentan como si no existieran la cosificación y la alienación capitalistas, se olvidan de que una rica heredera y una proletaria sin medios de subsistencia propios no se enfrentan de igual manera a las posiciones sociales relativas que surgen del aparato productivo en el sector de las sexualidades mercantilizadas. Esta gente se hace la longui con relación a la justeza de ciertos argumentos de las feministas antipornografía relativos a la cosificación brutal de los cuerpos, femeninos o masculinos, concretos, empleados en la industria pornográfica capitalista, a lo que hay que sumar la cuestión de la alienación, que rompe la posibilidad de la existencia de sexualidades mercantilizadas democráticas mientras exista la alienación de plusvalía y el proletariado, mientras exista la explotación capitalista. Por esto, el paradigma de Rubin es el que mejor se adapta a las necesidades del feminismo burgués, pero no a las necesidades del proletariado.

    Resumiendo, el paradigma comunista de las sexualidades es el paradigma democrático de las sexualidades, donde la positividad progresiva se encuentra en el sexo consensual, y este no puede realizarse plenamente si existe la alienación de plusvalía y la cosificación mercantil, con otras palabras, si existe el proletariado. Por esto es falso que el proletariado revolucionario margine a los disidentes sexuales que forman parte del proletariado, al contrario, el marxismo también es la teoría de una o la verdadera liberación sexual, no abstraida y fetichizada.

    Llegados a este punto hay que recordar que uno de los voluntarios de la nueva organización,- o al menos así se presentó – Adar, nos recomienda la lectura de un ensayo aparentemente rupturista, titulado Manifiesto Queer Ultraviolence (6), en el que, entre otras afirmaciones demenciales, vemos las siguientes:

    “Debemos vivir sin límites y amar y desear en las formas más destructivas.”.

    (…) La verdad es que las marikas, las bolleras y las trans follamos mejor que los heteros. Follamos en todas partes y definitivamente no como Dios manda.”

    (…) Los gays traidores solo intentan construir a lo homosexual como lo normal: gringo, monógamo, intentar ser rico, con 2,5 hijos, una camioneta estilo todoterreno, y una valla blanca (*Una casa). Por supuesto esta construcción reproduce la estabilidad de la heterosexualidad, la raza blanca, el patriarcado, el binarismo de género y por consiguiente el propio capitalismo.
    Manfiesto Queer Ultraviolence

    Pues bien, esta es exactamente la misma trasposición ideológica que la del Círculo Mágico de la jerarquía de la sexualidad de Rubin, pero re-elaborada para lanzársela al proletariado LGTB, especialmente de las poblaciones de las periferias; lo malo es bueno, y lo bueno es malo. Vivir, amar y desear en las formas más destructivas, resultan ser como un supuesto “deber”, – si cojemos una enfermedad y nos morimos rápido mejor ¿no? -, hay que follar en la calle y no ser un traidor que aspira a tener o tiene una casa, una furgoneta de trabajo o familiar, e hijos, – pues ahora nos enteramos de que tener una casa, una furgoneta familiar o de trabajo o 2,5 hijos, exactamente 2,5, claro, equivale a ser un rico opresor… !!! -. Por supuesto, jóvenes proletarios llenos de fuego revolucionario pueden ver en semejantes consejos algo “revolucionario”, cuando en realidad es contrarrevolucionario porque les perjudica, pues ellos son sujeto revolucionario. Debemos vivir, amar y desear en las formas más destructivas posibles para la sociedad de clases, pero no para nosotros mismos.

    Arribo aquí a la respuesta de la primera cuestión: ¿Es revolucionaria la disidencia sexual? Si defiende la liberación del proletariado SI, y en su área interna de acción el proletariado tiene una expresión clara y contundente, el proletariado sexual.
    Termino, más adelante intentaré entrar en otra aportación en la segunda cuestión, ¿para defender al proletariado es necesario separar la sexualidad de la reproducción?

    Laister arte eta agur bero bat denontzat

    NOTAS

    _____________________________
    (1)Stonewall “La rebelión gay” 28 junio 1969 documental 2012 RTVE (COMPLETO)

    (2) Gayle Rubin
    https://es.wikipedia.org/wiki/Gayle_Rubin

    (3)”Reflexionando sobre el sexo: notas para una teoría radical de la sexualidad”

    http://webs.uvigo.es/xenero/profesorado/beatriz_suarez/rubin.pdf
    (4)Euskal Herriko Bilgune Feminista: Sexualitatearen eztabaida.

    http://www.bilgunefeminista.org/dokumentazioa/sexualitatetxostenabf.pdf

    (5)Artículo en wikipedia: Los límites del crecimiento (Informe del MIT al Club de Roma).
    https://es.wikipedia.org/wiki/Los_l%C3%ADmites_del_crecimiento

    (6)Manifiesto Queer ultraviolence
    http://issuu.com/sexuaskapenerakogaztemugimendua/docs/queer_ultraviolence

  30. CRITICAS AL MOVIMIENTO QUEER DE ROSWITHA SCHOLZ, DEL GRUPO ALEMAN EXIT!

    Os incluyo las críticas de Roswitha Scholz, muy parecidas a las defendidas por los marxistas en este hilo. Roswitha Scholz mantiene la teoría de la disociación del valor, que Robert Kurz consideraba correcta. En mi opinión es errónea, no hay disociación del valor, hay trabajo impago, salarios bajo y vida depauperada en una clase, las mujeres proletarias no pueden tener hijos sobre todo en los paises capitalistas centrales no porque su «trabajo» de producción de vida este disociado del valor por el «patriarcado productor de mercancías», sino porque crecientemente a ellas y sus compañeros les (nos) corresponden salarios por debajo de lo necesario para realizar la reproducción biológica de la fuerza de trabajo, debido a que la presión plusvalista aumenta y el costo de reproducción de la fuerza de trabajo gastada en el proceso de valorización aumenta. Este es el proceso que se encuentra detrás de la caída de la natalidad, mientras los discursos legitimantes de esa caída surgen como ideología adhoc de una situación que tiene que ver con el proceso del capital como totalidad social;El capitalismo contra la vida… proletaria.

    Roswitha pierde de vista a las clase sociales en su crítica, y se despista, porque, a la vez, resulta bastante claro que las mujeres capitalista si cobran importantes renumeraciones de sus maridos, familias o capitales contratantes, o las reservan de sus capitales en propiedad, para y por la producción de vida.Así como que son descargadas del trabajo de cuidados por medio del desarrollo de uno de los aspectos del imperialismo demográfico, importando mujeres de formaciones sociales campesinas o poco desarrolladas industrialmente, a muy bajo costo, para trasladarles la realización de ese trabajo de cuidados del que sus maridos y ellas se descargan, siempre dentro del valor de cambio perfectamente hermafrodita y totalmente capitalista.

    En todo caso, su análisis de la posición en que se encuentra el movimiento queer es correcto.

    Puede escucharse en el audio, minuto 1.21:35

    Pregunta por parte del público: Empíricamente parece claro que cada vez es más difícil hablar de una división clara entre masculino y femenino, por las identidades flexibles, los movimientos trans, los movimientos queer, la propia lógica actual del capitalismo en la individualización, etcétera. Entonces tu hablas de asalvajamiento del patriarcado como un asalvajamiento de la escisión básica entre lo masculino y lo femenino, entonces cómo se puede entender lo que hacen, por ejemplo, los movimientos sociales o lo que hace el capitalismo, lo hacen los dos al mismo tiempo a lo mejor en sentidos diferentes de performar nuevas identidades de género, performar cada vez más identidades flexibles, y cuál es la relación entre lo que pueden hacer algunos movimientos sociales de este tipo que trabajan para destruir una división binaria, y el capital, si lo está haciendo o no, – destruyendo esa división binaria – y entonces (la pregunta es ) si está asalvajando lo binario o lo está destruyendo, y cuál es la relación con los movimientos sociales?

    Transcripción de la traducción de la respuesta de Roswitha Scholz:

    En cuanto a lo que se refiere al movimiento Queer, que es algo que engloba muchas cosas, muchos campos, se puede decir que de alguna manera ha ido al encuentro (*convergido) de tendencias de flexibilización y exigencias del capitalismo, eso no quiere decir que quisiera hacerlo, pero digamos que sus propuestas han encontrado un suelo fértil, en determinados procesos sociales reales. (El movimiento Queer) quería ser una respuesta a una cultura dominante heteronormativa, (pero) ha intentado responder a esto de formas inadecuadas. De alguna manera los roles de género tradicionales ya no encajan en el capitalismo, y la pregunta que, digamos, se hacía el capitalismo, es ¿cómo me deshago de esto? ¿cómo me deshago de estos roles de hombre y mujer que ya no funcionan de la misma manera? Esto tiene que ver con exigencias del neoliberalismo, con exigencias de flexiblización. Desde este punto de vista el Movimiento Queer tendría algo de ideológico en el sentido tradicional marxista-feminista, es decir, también un movimiento socialmente necesario. Esta confusión de sexos que se propaga no está totalmente ahí, y sin embargo coincide con determinadas tendencias del patriarcado capitalista, o del patriarcado mediado por la producción de mercancías, está inducido por algunas tendencias del mismo.

    Sin embargo,, la división de roles no ha terminado para la mayor parte de la sociedad, evidentemente no ha terminado. Los movimientos queer terminan suavizando de alguna manera, una frase que podría describir el elemento ideológico de lo queer es que aquello que esta cayendo, aquello que ya se está descomponiendo hay que empujarlo, pero esto tiene poco de transformador porque se está cayendo ya de suyo.

    A menudo esta posición mía de que lo queer es una respuesta equivocada a la dominación heteronormativa, una respuesta equivocada a la homofobia, me ha llevado a ser acusada de homofoba. Creo que no es así, hace falta pensar esto desde el punto de vista del proceso total social, por esto he intentado desarrollar el tema de la «disociación del valor», pensar las diferencia en el marco de la teoría de la sociedad como un todo. Desde este punto de vista, las cosas no se solucionan atribuyendo identidades, y tampoco hablando de una especie de dualismo, intentando derribar una especie de dualismo entre hombre y mujer, privado y público. Digamos que las teorías deconstruccionistas lo que quieren hacer es decir que todos estos dualismo son una cuestión de «discurso», construida. Es más complejo. No es un dualismo, es una dialéctica. En tanto que dialéctica hay que ver cómo históricamente se ha constituido, y cómo ha evolucionado históricamente, esto de alguna manera falta (en la teoría queer y en general), y es por esto por lo que intento desarrollar la teoría de la disociación del valor. De lo que se trata es de entender cómo el modelo de hombre, el modelo de mujer, y el modelo queer se engarzan en un proceso de evolución que va desde la modernidad clásica hasta lo que consideramos como posmodernidad, en que todas estas flexiidentidades juegan otro papel.

    audio: El “patriarcado productor de mercancías”. Debate con Roswitha Scholz
    (1)
    http://www.traficantes.net/node/148344

    Beno gero arte

    ————————-
    (1) “El patriarcado productor de mercancías”:
    la teoría del valor-escisión de Roswitha Scholz.
    http://riemann.upo.es/personal-wp/congreso-economia-feminista/files/2013/10/Briales_Alvaro.pdf

  31. Veamos… no voy a negar que me habéis hecho pensar respecto al interés del capital para dificultar la reproducción del proletariado, de hecho la baja natalidad es un hecho. Pero en mi entorno (descendiente casi en su totalidad de trabajadores no cualificados) las causas de esa baja natalidad no son económicas y ni de lejos sexuales, entiendo que no es una muestra valida para sacar ninguna conclusión, pero hace que profundice en mi desconcierto con vuestro ingente esfuerzo para relacionar sexualidad con reproducción y insistir tanto con la alianza (consciente o no) de la disidencia sexual con el capital.

    Más allá de mi entorno es una realidad objetiva que cada vez se dificulta más económicamente el trabajo reproductivo en el seno del proletariado, pero insisto que la cagais invirtiendo tanto esfuerzo en este tema siendo tantos y mucho más evidentes el resto de condicionantes del heteropatriarcado capitalista, por poner un ejemplo: la separación de roles.

    No quiero ni debo ser vuestro interlocutor en este debate, no represento ni de lejos el pensamiento del nuevo movimiento presentado en bergara, no tengo suficiente formación y temo que mis intervenciones no hagan si no perjudicarlo, de modo que no volveré a aparecer por este debate.

    Si creo que vuestros análisis son peligrosos por conservadores. (sé que no lo sois, que estáis a años luz, pero evocan: machismo, homofobia, racismo…)

    http://www.naiz.eus/eu/hemeroteca/gara/editions/gara_2015-02-13-06-00/hemeroteca_articles/vamos-hacia-la-soberania-feminista

    ”¡Vamos hacia la soberanía feminista de Euskal Herria! Vamos a lograr el reconocimiento social de los trabajos de cuidados y a superar la división sexual del trabajo. A repartir los trabajos domésticos y a ”’colectivizar los procesos de sostenimiento de la vida”’. Así lograr un reparto justo y paritario del tiempo, creando los tempus que nos permitan satisfacer nuestras necesidades y deseos. Vamos: A enfrentar las políticas que tienen como objetivo el control de nuestros cuerpos, creando mecanismos para vivirnos en cuerpos libres, diversos, cambiantes. Vamos: A mostrar el daño que produce este modelo de familia, de relaciones, y estas identidades hegemónicas. A romper los binomios de sexo, género y sexualidad y a reinventar nuevas identidades colectivas e individuales. Cuestionando la heteronorma y la familia nuclear, y a visibilizar otros modelos de convivencia y de relación, sabiendo que éstos son dinámicos. Vamos: A crear herramientas para enfrentar la violencia sexista, sabiendo que es la mayor baza del sistema patriarcal, haciendo propuestas en organismos públicos, tejiendo nuestra red e impulsando la autodefensa feminista. Y para ello, para llevar a cabo nuestra revolución, tenemos que seguir creando sujetos políticos partiendo de las diversas opresiones que vivimos (sexo-género, clase, cultura-raza, edad…). Necesitamos sujetos políticos diversos que se articulen y alíen para desarrollar una práctica feminista contundente.”

  32. Kaixo Mongi:

    Sobre el tema de la relación entre reproducción y sexualidad, decirte que pienso poner alguna reflexión en cuanto pueda.

    Respecto al texto de Euskal Herriko Bilgune Feminista, en mi opinión es un popurri reformista e interclasista, con todas las posiciones clásicas pro conciliación de clases de la política pequeño burguesa, pero endurecidas en una dirección abiertamente antiproletaria: empleando la escusa de la ideología de género, no buscan sus alianzas con el proletariado, buscan sus alianzas con la burguesía, a través de sus mujeres, al par que eluden conscientemente participar en el objetivo de la independencia y el socialismo para sustituirlo con la “soberanía feminista”. Cualquiera que lea entre líneas el significado de ese concepto, verá que es perfectamente compatible con la exportación de capitales, y no por causalidad. Por esto, en mi opinión, a corto-medio plazo ese espacio reformista-oportunista tiene forzosamente que dividirse en dos, por un lado las mujeres comunistas y/o socialistas abertzales, por otro las mujeres pequeño burguesas y burguesas “abertzales” y su bloque social de apoyo. Entretanto, el problema consiste en qué medida son funcionales a la intensificación del imperialismo demográfico de la Euskal Herria capitalista y sus pequeños pero potentes monopolios.

    Beno, laister arte

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s