Home

11end_web

Endavant (OSAN)

Las batallas se ganan en la calle. Organicemos el poder popular

Hace justo un año nos encontrábamos a las puertas del 9N. Un escenario lleno de oportunidades, sobre todo de un desbordamiento popular en la confrontación con el estado. Desgraciadamente, Convergencia decidió posponer un posible escenario de ruptura y ahora, casi un año después, nos propone unas elecciones donde concurre habiendo domesticado a todos los demás actores del soberanismo, exceptoa la izquierda independentista, y con una propuesta política que no contiene ningún compromiso claro con la ruptura y sí muchas sombras sobre la gestión de los resultados electorales.

Este 2015 hará ya seis años de un aumento de la conciencia social y nacional, fruto de la crisis del capitalismo y de todos los efectos derivados que ha tenido, tanto con respecto a la cuestión nacional como la social y de género. Este aumento de conciencia se ha traducido en grandes movilizaciones sociales y en el crecimiento de alternativas políticas. Hay que ser conscientes, sin embargo, que la ola movilizadora no ha logrado detener o modificar ninguna de las medidas que España ha llevado a cabo en materia de política antiobrera o de restricción de la soberanía de los pueblos.

Esta fortaleza de los estados a la hora de hacer frente a las movilizaciones ha sido aprovechada por las diversas corrientes reformistas para presentarse como depositarias del único cambio posible. Es en este contexto que en los últimos dos años se han reforzado todas las  dinámicas posibilistas: el «procesismo» como reconversión del autonomismo para forzar una nueva negociación con el estado, los tripartitos como únicas (y moderadas) alternativas a los gobiernos autonómicos del PP, y toda la retórica en torno a los procesos constituyentes y la nueva política. Asimismo, el estado guarda en la recámara la salida de la reforma constitucional, lugar hacia donde querrá reconducir estas dinámicas reformistas si éstas logran amenazar electoralmente la estabilidad del sistema.

Todas estas vías, que aparentemente parecen las más viables para lograr cambios a corto plazo, son vías muertas porque no afrontan la cuestión esencial. Sin la destrucción del actual ordenamiento constitucional, y la dominación nacional, patriarcal y de clase que este ordenamiento expresa, no es posible ni la independencia, ni el reconocimiento de los derechos nacionales de los Países Catalanes ni cambios sociales en profundidad.

Sin la independencia para cambiarlo todo no podremos dar respuesta inmediata a las condiciones de explotación y precariedad laboral, exclusión social y discriminación de género. Las condiciones de empobrecimiento de la clase trabajadora, de regresión de los derechos de las mujeres, de destrucción del territorio y de ofensiva contra nuestra identidad sólo se podrán combatir con un nuevo poder político constituido sobre las bases y los intereses de las clases populares .

La tarea a corto plazo como movimiento es trabajar para que la CUP obtenga el próximo 27 de septiembre un muy buen resultado electoral. La trinchera del parlamento autonómico nos debe servir para hacer precipitar acontecimientos y escenarios de ruptura, desenmascarar la incapacidad de la derecha regionalista para concretar la independencia y evitar las tentaciones de un nuevo pacto constitucional que reforme el actual régimen de 1978.

Pero para revertir el actual escenario, es más importante trabajar en las otras trincheras, porque sólo con autoorganización en la calle podremos aspirar a conseguir victorias. La rápida sucesión de acontecimientos políticos y electorales de los últimos dos años ha descolocado a una buena parte de las iniciativas de lucha en la calle, y creemos que es tarea de la izquierda independentista volver a asentar y resituar estas luchas en el nuevo contexto. En este sentido, lanzamos cuatro propuestas al conjunto del movimiento:

Reemprender la agitación y la extensión del discurso sobre la independencia para cambiarlo todo y combatir cualquier intento de nuevo pacto constitucional.

Recuperar la iniciativa en las movilizaciones sociales, denunciando el secuestro de la soberanía popular por parte de los estados español y francés, la UE y las instituciones del capitalismo.

Comenzar a retejer todo el trabajo de base, tanto desde el tejido asociativo como desde las instituciones locales, en una Asamblea Municipalista de los Países Catalanes que sea el embrión de una institución de poder popular.

Avanzar en la elaboración de un programa político de ruptura a todos los Países Catalanes y difundirlo masivamente entre las clases populares.

5 thoughts on “Declaración política – Once de septiembre (Països Catalans)

  1. Estupendo texto. Y yo cada vez que leo estos análisis de Endavant no puedo evitar pensar en “esa pata” que nos falta de la que ya apenas se habla y que tan fundamental ha sido siempre para la izquierda abertzale. El hueco que tenemos ahí desde hace ya cuatro años, y que a los sectores que han dirigido la reconfiguración (algunxs dirán liquidación) del movimiento parece no interesarles en absoluto que se llene, es terrible. Ese hueco, el de esa organización, ha sido suplantado, y lo más preocupante es que ya casi no veo voces reclamando que se recupere. Parece un debate cerrado antes de abrirse. Espero se me entienda. Somos un esqueleto sin espina dorsal.

    Salud y fuerza a las compañeras dels PaÏsos Catalans, la lucha será encarnizada, los objetivos hermosos.

    • Entrevista a Alfons Lopez Tena (ex-Solidaritat): “Catalunya jamas sera independiente”.
      Ctxt. 12 septiembre 2015
      http://ctxt.es/es/20150909/Politica/2187/Catalu%C3%B1a-Lopez-Tena-Mas-independencia-Catalu%C3%B1a-Espa%C3%B1a-Catalu%C3%B1a-%C2%BFChoque-frontal-o-cortina-de-humo.htm

      “Bueno, había una frase de estas de las que se suele decir por aquí: nunca hay un viento favorable si no se sabe adónde se quiere ir. Y es lo que les pasa a estos. ¿Qué han hecho a lo largo del Procés? Con muchísimo menos se han hecho independencias en otros países de Europa y del mundo. ¿Qué es lo que hicieron cuando se hundió el Régimen de la Restauración y cuando el Rey salió huyendo? ¿La independencia? No. Para nada. Una autonomía de chicha y nabo. ¿Qué es lo que hicieron en el año 36 cuando el poder estaba en la calle? ¿La independencia? Nada en absoluto. ¿Qué es lo que hicieron en el 75 o 76? ¿La independencia, como lo que hicieron en la Unión Soviética? En absoluto. Y, ¿por qué? Porque desean España, quieren España. Y desean España porque es lo que les justifica, lo que les alimenta y lo que les da satisfacción moral. Y por lo tanto seguirán siéndolo siempre. Quieren serlo.”

      ====================================

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s