Home

Azala_Jan_Goikoa

Autor: Borroka garaia da!

Cada vez que los laboratorios de think tank del PNV inventan un término político me echo cuerpo a tierra. Es como si colocaran palabras y conceptos en una mesa de billar con todas sus bandas para el juego.

Uno de los más sonados fue el famoso “derecho a decidir” que lo utilizó por primera vez Ibarretxe porque necesitaba diferenciarlo del derecho de autodeterminación. No busquen en la historia de la humanidad un supuesto “derecho a decidir” abstracto porque no existe. El derecho a decidir de los pueblos se llama autodeterminación. El truco para el PNV consistió de forma sibilina en sublimar el término autodeterminación por derecho a decidir. El objetivo era obvio. La autodeterminación es clara en cuanto a su ejecución y significado. Supone directamente que una nación decida su destino mediante referéndum y si así lo considera oportuno optar por la independencia nacional. Sin embargo, es posible que pocos sean los que recuerden que en el plan ibarretxe no constaba la autodeterminación por ninguna parte. Sino que la consulta que estaba diseñada planteaba “decidir si el pueblo vasco tiene derecho a decidir”. Nada más y nada menos. No un referéndum de autodeterminación.

Es decir, el “derecho a decidir” surgió y fue impulsado por el PNV a modo de contención temporal de un posible proceso de autodeterminación, para de esta manera caminar hacia un estatus político inserto en la ordenación española sin ruptura independentista ni proceso de autodeterminación. Esa fue la estrategia que diseñaron post-lizarra para intentar mantener la posición central.

La trampa dialéctica que en un principio fue usada por el PNV para bloquear un proceso de autodeterminación de cara a la independencia, hoy en día es usada tanto por la burguesía regionalista como por la “izquierda española” para bloquear un proceso de autodeterminación mediante un abstracto derecho a decidir usado o no usado a interés. Aunque también puede ser una arma de doble filo ya que el “derecho a decidir” así en abstracto podría encajar en un proceso de decisión global sobre todo, cosa que básicamente es el socialismo. De todas maneras, la indefinición calculada siempre ha corrido a favor del PNV y con los años ha logrado enmarañar el debate sobre el ejercicio de la autodeterminación ante cierta pasividad ideológica de la izquierda.

Ahora, los laboratorios de think tank del PNV se han sacado de la manga otro término: “Nación foral”. Una auténtica estupidez sin sentido con intenciones similares de contención de un proceso de autodeterminación y de enganche autonómico al estado español.

Una nación no son las estructuras políticas o económicas de las que disponga o haya dispuesto. De la misma forma que se le podría llamar a Euskal Herria “nación foral” se le podría llamar “nación monárquica” o “nación capitalista”. Pero ni una cosa, ni la otra, ni ninguna. Son dos planos diferentes. Uno es la nación sujeta a derechos colectivos como el de la autodeterminación y otra las instancias y estructuras de las que se dota o le obligan a dotarse.

Hacer creer que el conflicto de soberanía se reduce a unos fueros, simplemente es delirante. En primer lugar porque los famosos fueros no son más que resquicios y residuos de la ocupación y desanexión del Reino de Nafarroa. No son las libertades vascas, son los resquicios que dejaron los conquistadores del antiguo Reino independiente y lo que no pudo cepillarse el propio Reino de la primigenia soberanía real de Euskal Herria mediante la batzarra y el auzolan (que esa es otra historia). Y el último harapo de ello se llama “concierto económico” que por si algún abertzale despistado lo ha olvidado fueron impuestos e implantados por Canovas del Castillo que no era precisamente abertzale tras la última guerra carlista.

Euskal Herria no es una nación foral, Euskal Herria es una nación. Y el foralismo simplemente significa afincar un grado de dependencia del pueblo a las estructuras que la someten y de la nación a un estado ilegítimo como el español. Nación foral es un término muy jeltzale, muy falso. Mezcla dependencia y regionalismo con el sujeto de todos los derechos en ningún grado de dependencia.

2 thoughts on “Nación foral duodenal

  1. Hace falta aclarar, esclarecer, saber lo que si dice, exigir y ejercitar precision…. esto nunca lo ha habido en el caso del nacionalismo vasco, jamas, por eso se mezclan cosas, cosas imposibles, oximorion, contradiciones imposibles.

    Los fueros son un reconocimiento por parte del Estado, a partir de la “integracion” obligada de las “provincias vascongadas” y Navarra en la corona castellana, primero, y española despues. Es decir, un monarca extranjero reconoce posibles “derechos” de administracion, de gestion de recursos, de no participacion en milicias, de exenciones de leva, y de conocimiento previo de opinion de las “autoridades locales” por parte de la corona. En ningun momento hay discusion alguna sobre soberania, lo que estaba en tramite era la gestion de gobierno, la soberania habia sido arrebatada manu militari y nunca rebatida. El nacionalismo vasco, de la mano de Sabino Arana, creyo encontrar en los fueros, restos de alguna soberania politica preterita, cuando no la habia en ellos, porque no estaba en duda de quien mandaba y de quien tenia la potestad y el derecho para otorgar, negociar o quitar, es decir de ser soberabo. De ahi ese “hipotetico nacionalismo” creo su version sobre “el pacto con la corona”, –cuando no lo es asi, no estamos en el Reino Unido, sino en la España de la monarquia absolutista–

    Tras la tercera guerra carlista, el “fuero” quedo reducido a un asunto de administracion fiscal, es decir quien recoge primero los impuestos, y que es lo que tiene que pasar al Estado. La soberania politica siempre esta en poder de los mismos, de los monarcas españoles.

    El nacionalismo vasco, creo aquello de los “derechos historicos”, bajo esa perspectiva. Es decir, es una version pre-politica (con esto quiero decir, que no incluye la revolucion burguesa en su pensamiento politico), digo pre-politica, porque prestablece que “el derecho” para los vascos, proviene del pasado, que le da un derecho, es decir, un hipotetico pacto, testamentado. Por lo tanto su incumplimiento, posibilita su renegociacion, (su ruptura imposible, si no es reconocida la soberania mutua de las partes), y si hiciera falta, hasta arbitraje y una corte de litigadores para enmendar el contrato (¡jamas la soberania esta a debate!).

    Por lo tanto, son incompatibles conceptos propios del nacionalismo, en cuanto ideologia y heredera de la revolucion burguesa con el pensamiento sabiniano o peneuvista, es decir, el concepto de soberania nacional jamas puede ser concebido en terminos de “foralidad” o viceversa. La soberania nacional es inalienable, innegociable, imprescriptible, nunca jamas producto de un pacto, u otorgamiento, puesto que es propia y no derivada, afirmar que es producto de una transaccion significa aniquilar a la nacion misma como sujeto soberano, pues cualquier soberania seria otorgada, regalada o concedida por otro, es decir, realmente por el verdadero soberano (un ente distinto y por supuesto ajeno), en definitiva tal “nacion” seria el pais de los lacayos. Y traidor a la misma sera aquel que niega y entorpece el camino de la libertad de esa nacion, ocultando u ofuscando, mintiendo o engañando. ¡ Y de traidores todos conocemos a Judas y sabemos como acabo!..

    Esclarecer todo esto, es vital para todas aquellas personas -envueltas en la mas perpleja de las ignorancias- que se identifican como “abertzales”, para comenzar a comprender como el “abertzalismo” a lo largo de su experencia historica no ha podido, y es mas hasta no ha querido ser realmente soberano, es decir, plenamente independentista. SIempre ha esperado a la mesa del amo (¡un miserable perpetuo!), que le sean otorgadas unas migajas. Como el miserable nunca va a dar nada, lo unico que les queda a algunos es menear el rabo.

    Algunos, quiza por todo ello, ya dejamos de ser abertzales, para comenzar a ser independentistas; y tambien dejamos de ser “nacionalistas”, para comenzar a aspirar realmente a la liberacion (no hay nacion libre, si el pueblo no es libre).

    Saludos y hasta otra.-

  2. con este termino el PNV ha retrocedido al periodo del carlismo, antes de las guerras carlistas y entre guerras las guerras carlistas.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s