Home

50428477

Artículo de colaboración para Borroka Garaia da!. Autor: Moldizgin Gorria

Dicen que no suele ser propicio el momento electoral para insertar un cuestiones estratégicas que obsesionan y apasionan a las bases de la Izquierda Abertzale y a quienes tienen la responsabilidad de guiar los destinos de Euskal Herria hacia su independecia y al socialismo. Escoger el momento electoral para hablar sobre un tema tan neurálgico no pareciera tener pertinencia, dado que en campaña electoral la volatilidad emocional y racional es frágil y nuestra consistencia ideológica es vulnerable ya que no concretamos cómo debe ser el camino emancipatorio. Hasta hace bien poco el debate se circunscribía a una supuesta negociación que nunca se ha materializado.

Pero es por la vulnerabilidad de la consistencia ideológica, en medio de interminables campañas electorales y sobre todo, en un sistema político multi-partito de corte occidental, que se debe abordar el tema sin cortapisas y sin grandilocuencias vacías. No hay nada más oportuno que mostrar destreza ideológica y programática en un momento en que la población espera resultados en lo inmediato para superar los problemas del día a día. Y digo esto poque es precisamente de la vulnerabilidad ideológica desde donde parten los ataques a la Revolución vasca, tanto por parte de los que se encuentran en la acera de enfrente como los que están dentro de la propia Izquierda Abertzale, y enfilan sus baterías para aprovechar cada espacio, cada instancia y cada momento en dinamitar los fundamentos del binomio independencia y socialismo.

“Transitar hacia la independencia y al Socialismo”

Es verdad que la Revolución vasca debe concretar su camino, se ha hecho poco al respecto y empezar ahora no significa que no haya que tener precaución para con los momentos electorales o despreciar la cuestión institucional cómo fórmula sistemática para evitar asumir riesgos. El parlamentarismo es y será ya un Frente más. Esto debió quedar claro tras el debate entre las tendencias “intervencionistas” y “abstencionistas” que se manifestaban internamente allá por los 90 en la Izquierda Abertzale. Pero parece que no ha quedado claro que una victoria electoral no necesariamente significa una victoria ideológica, o una derrota electoral no se traduce automáticamente en una derrota política. Y es que la transición hacia la independencia y al socialismo no se puede describir como una operación algorítmica, que da resultados similares una y otra vez.

Desde finales de los 70, ETA militar nos sorprendió afirmando que el Pueblo Trabajador Vasco no estaba preparado aún para enfrentar una fase revolucionaria del conflicto social y nacional. En el fondo entendían, a diferencia de los polimilis, que el Capitalismo no iba a caer de la noche a la mañana y que la correlación de fuerzas de clase solo dejaba abierta la opción de transitar a los objetivos vía negociación política para colocar los cimientos de la construcción de un nuevo modelo de relaciones de producción. Esta opción le ha brindado un margen de maniobra política y operacional a la Revolución vasca hasta hace bien poco, mientras se pudo contar con los recursos necesarios para llevar adelante los presupuestos sociales y políticos que se pretendían.

Toda esa etapa se ha agotado, la indefinición de la alternativa táctica de KAS tocó sus límites y se estiró lo que se pudo. Ahora bien, permanecer en esta fase de irresolubilidad se presume como una salida catastrófica no solo para los revolucionarios sino para el conjunto de la Izquierda Abertzale. De ello debe cuidarse la Revolución vasca y por ello es necesario que se defina en este interregno un habitáculo para la promoción de la profundización de la Ruptura, para que no perdamos los espacios de construcción de la transición independentista y socialista dentro de la Izquierda Abertzale. La fortaleza de la Revolución vasca es por tanto en estos momentos la “conciencia de ser” y no la de victimizarse ni frente a nuestros enemigos de clase y nacionales ni frente a Sortu, como siguen haciendo algunos al reclamar volver a las esencias de asambleas pasadas, Movimientos de liberación ya cerrados o refundaciones de unidad popular.

Sólo afrontando el futuro, organizándonos, con los mimbres que tenemos y abriendo un camino nuevo podremos encontrar un saldo positivo para la Revolución vasca, actualmente tan mal herida y en peligro de muerte. Sólo prevalecerá, el que trascienda en lo ideológico, lo material es necesario, impostergable, definitivo, pero sin conciencia revolucionaria y sin organización la clase trabajadora vasca está destinada a fracasar en sus aspiraciones de superar la dominación del Capital aunque la acumulación electoral sea un hecho consumado.

Electoralismo cuantitativo y conciencia cualitativa

“Conciliar” el electoralismo dominante con los presupuestos para la transición independentista y socialista será pedagogizar la Política. Debemos hablar claramente a nuestro Pueblo sobre la necesaria continuidad revolucionaria, que significa, en primer lugar, sostener los logros sociales conseguidos en la lucha y no por un mero Concierto o Convenio económicos como nos presenta el PNV-UPN, y en segundo lugar, que queremos un País de y para los trabajadores y trabajadoras. Guerra de movimientos contra el regionalismo y lucha de posiciones al españolismo.

Siempre, el lado vulnerable de la política revolucionaria, su talón de Aquiles lo representan los procesos electorales, allí se desatan todas las pasiones políticas y las luchas intestinas por el poder a que nos tiene acostumbrado la Burguesía. Sabemos del potencial ilimitado que poseen las formas organizativas del poder popular, de sus capacidades productivas, de control obrero, de la cualidad ideológica de su militancia …aprovechemoslo.

El acecho del Reformismo sobre la Revolución vasca pende como la espada de Damocles sobre nuestro cuello.

18 thoughts on “Izquierda abertzale y espacio revolucionario

  1. Poder popular=democracia=libertad=verdad.
    El sistema politico español no es democracia. España no es un democracia porque el poder politico es oligarquico. Todo es mentira, y los vascos del sur vivimos tan engañados como los españoles. Representantes politicos elegidos por distritos, en elecciones a dos vueltas, controlados por sus electores, por la sociedad civil, como en el norte de nuestra nacion. Y revocables en cualquier momento, por la misma mayoria que lo eligio.
    Poder ejecutivo, unico poseedor de la soberania, elegido por eleccion directa, y revocable, unica forma de dividir el poder estatal y controlarlo.
    Sistema democratico para el poder judicial.
    Esto es la libertad politica del pueblo para elegir a sus representantes y a sus gobernantes.
    Euskal herria sera independiente el dia que todos los vascos elijamos directamente a nuestro presidente. No hay alternativa.
    Libertad politica=independencia nacional.

  2. Agrego un texgto para introducir la critica a la democracia, ¡si, si la democracia como regimen funcional ideal del capitalismo!. Y lo hago frente a la terrible confusion persistente, se reafirma siempre que el problema de la democracia es mas democracia, es decir ya sea ausencia de total a parcial, o la llamada a su perfectibilidad, y esto se sostiene desde posiciones que se pretenden revolucionarias, toda una inmensa paradoja (producto de la intoxicacion socialdemocrata).

    Un cambio de regimen politico (aunque la naturaleza del Estado siga siendo la misma, por ejemplo, un Estado capitalista), puede ser producto de una revolucion, pero esta sera en un solo caso una revolucion politica en la medida en que ha modificado las relaciones de poder de los grupos dominantes, puede ser hasta extensiva y profundamente democratica. Pero cuando hablamos del socialismo, no nos limitamos a una mera revolucion politica, no solo se trata de modificar las relaciones de poder, sino de cambiar por completo la naturaleza del Estado y las relaciones sociales. En consecuencia no se puede plantear una consigna clasica de la IA, de Independentzia eta Sozialismoa, como si fueran compartimentos estancos e inconexos, un Estado siempre es el Estado de alguien que emerge desde unas especificas relaciones sociales y que es funcional para la reproducion de las mismas… por lo tanto, si estamos en una sociedad socialista, el Estado no puede ser el Estado-nacion o la democracia. Dimensionar la revolucion social, o la construccion del socialismo en el espacio de la democracia, no deja de ser una constatacion para seguir permaneciendo en el mundo del capital, en cuanto que la democracia es el regimen politico propicio de las relaciones capitalistas, superar el capitalismo es en consecuencia romper con la democracia.

    Bueno, sin extenderme mas, reproduzco la presentacion del libro “La mistificacion democratica” de Jacques Camatte (

    ===============

    Presentación a la edición Quimera, Santiago, 2015.

    1.- La democracia y su crítica

    De entre todas las necesarias rupturas con el arsenal de conceptos que nos mantiene anclados al viejo mundo, hay dos que llegaron después de todas y que todavía no hacen su pleno efecto entre los partidarios de la revolución social: la crítica del progreso, y la crítica de la democracia.

    La crítica del progreso ha ido llegando de a poco, de la mano principalmente de Walter Benjamin (sobre todo sus Tesis de filosofía de la historia), y luego por el surgimiento de corrientes que se denominan a sí mismas como “antidesarrollistas”.

    La crítica de la democracia también se ha ido abriendo espacio muy de a poco. Y es necesario profundizar ambas para avanzar en la conformación de un campo revolucionario coherente.
    Pero algo es algo. A mediados de los 80, por situarse en un pasado más o menos reciente, los revolucionarios viejos que conocí enseñaban que la batalla final ya estaba ganada, y que el comunismo era inevitable, o mera “cuestión de tiempo”. Por otra parte, en esos años (70 y 80) claramente se luchaba por “democracia”, más que por el “socialismo”, (para eso sirve el “antifascismo”), y en el mejor de los casos, se entendía al socialismo como una “democracia popular”, “democracia social”, o incluso “democracia obrera” -concepto que por lo demás, en diversas formas concretas, es reivindicado tanto por Rosa Luxemburgo, los consejistas (o izquierda comunista germano-holandesa), y hasta por la Internacional Situacionista-.

    Los situacionistas, por ejemplo, saludaban en su recuento del movimiento de las ocupaciones (mayo/junio de 1968) las banderas rojas y negras en los edificios ocupados, por simbolizar precisamente la “democracia obrera” (ver “El comienzo de una época”, en IS N° 12, septiembre de 1969).

    Herederos algo distanciados de la IS como el proyecto Enciclopedia de las Nocividades (EdN), al hacer un balance de lo ocurrido después de 1968 y hasta 1981 (Historia de diez años), también acuden constantemente revelan a un uso positivo del concepto de democracia, como característica de la autoactividad proletaria, usualmente acompañado del adjetivo “total”.

    Por citar otro ejemplo tomado de encima de la mesa, recientemente me encontré en un libro sobre las cárceles en la transacción democrática española que su autor (encarcelado por 8 años tras el infame montaje policial conocido como caso Scala en Barcelona 1978) se queja de que “la democracia nunca llegó a las cárceles” (Se trata del excelente libro testimonial de Xavier Cañadas, Entremuros, en Muturreko Burutazioak, editado el 2012).

    Y así, hasta el día de hoy no es inusual escuchar muchísimas alusiones a que vivimos en una “falsa democracia”.

    Entonces, ¿estamos nosotros, los anticapitalistas, a favor de la democracia “verdadera”? ¿puede ser visto el comunismo como una ampliación, profundización o incluso superación de la democracia?

    El que nos estemos planteando estas preguntas en el año 2015 demuestra lo anteriormente dicho: que la crítica de la democracia en general, y no solo de la “democracia burguesa”, llegó bastante tarde a nosotros, y no lo aprendimos de la IS sino que a través de los escritos de Gilles Dauvé y la obra del Grupo Comunista Internacionalista (sobre todo la revista Comunismo), los que a su vez nos descubrían los viejos textos de Amadeo Bordiga y las posiciones de la izquierda comunista italiana.

    En el medio hispanohablante, creo no equivocarme si digo que fue sólo a través del contacto directo de los compañeros del MIL con los franceses de Movimiento Comunista y la librería El Viejo Topo que estas posiciones se conocieron, a partir de los 70. Entre otros esfuerzos por dar a conocer dicha crítica, podemos mencionar la publicación en 1977 por Etcétera-correspondencia de la guerra social de un folleto de Bordiga titulado “La ilusión democrática” (que reúne dos textos de principios de los años 20: Sobre la cuestión del parlamentarismo, y El principio democrático).

    En el caso de Chile, creo que hasta hoy el tema casi no se ha discutido. Si bien la más conocida crítica de la democracia viene de la mano del anarquismo más combativo (ese que en general se plantea ya como abiertamente “antisocial”), a la vez que el anarquismo más leninoide y derechizado reivindica abiertamente la democracia directa, cuando no la democracia a secas, y hasta la soberanía de la nación, parece evidente que aún falta profundizar en la vinculación directa entre la dominación social del capital y su forma jurídico-política que es la democracia. Forma que por lo demás no sólo “esconde” sino que más bien se ajusta plenamente a la generalización de las relaciones sociales capitalistas, es decir, la imposición de la dictadura del valor.

    Porque es precisamente en las sociedades que generalizan el uso del dinero donde se generaliza la democracia como forma política. Y es justamente en el capitalismo moderno donde se busca legitimidad mediante la revitalización de la vieja democracia griega, interesante truco ideológico que va a la par con el uso interesado de la mitología de la vieja república romana y la reutilización de las codificaciones de la fase final del Derecho romano, que como muchos juristas han señalado, se presta maravillosamente bien para configurar el orden público/privado de la sociedad burguesa.

    Tal vez donde mejor se aprecia que la democracia es la forma política por excelencia del capitalismo moderno, es en el surgimiento de la pena de cárcel. En efecto, donde el Antiguo Régimen distinguía varios tipos de criminalidad y las asociaba a distintos tipos de penas (infamantes, corporales, pecuniarias), la Modernidad trae consigo la conversión de todas las infracciones penales a una escala temporal: a tal infracción, tal cantidad de tiempo de privación de libertad. Algo así hubiera sido imposible antes de la generalización de la producción de mercancías, y no resulta exagerado decir que esta forma la burguesía democratizó incluso las formas punitivas.

    2.- Democracia, burocracia, acracia.

    El Diccionario de la real Academia Española incluye dos acepciones de democracia: 1.- Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno. 2.- Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

    A estas alturas debiera ser claro que donde hay democracia no hay acracia, que es precisamente le negación de todo Estado y Gobierno, incluyendo el pretendido “gobierno del pueblo”.

    Los anarquistas, al igual que los comunistas, superan y destruyen no sólo la democracia burguesa, sino que la democracia en general. La democracia obrera no basta para señalar una ruptura con la ideología dominante, y en los hechos vemos que no impide el que finalmente siempre una burocracia usurpe el nombre y la supuesta función histórica del proletariado. Por eso debemos ser claros: cualquier forma de reivindicación de la democracia (aunque sea bajo la idea de una “democracia socialista”, nombre que hasta Bakunin eligió en un momento para denominar en su momento a su Alianza), nos impide una ruptura completa con el nefasto legado de la socialdemocracia, que no sólo es el “partido burgués para los proletarios” sino que la ideología democrática que sigue impregnando las ideas y luchas del proletariado.

    Mientras los proletarios e individuos de la especie humana que se rebelan contra la dictadura del valor sigan creyendo que luchan “por la verdadera democracia”, jamás será posible romper con el viejo orden del mundo, hacia la comunidad humana reconciliada consigo misma y con el planeta.

    Otra cosa muy distinta es que si tras las promesas de libertad/igualdad/fraternidad con que se inicia la fase revolucionaria de la burguesía había contenidos reales que en tanto quedaban supeditados al desarrollo de la Economía capitalista se revelaban como ilusorios o incluso como pura ideología. Lo cierto es que si en la autoactividad humana que se manifiesta embrionariamente en las luchas proletarias hay una verdadera participación y autonomía individual y colectiva, precisamente por respeto a ese contenido real emancipatorio que hasta ahora es sólo un índice de cómo será la sociedad futura es que preferimos no colgarle a eso la dudosa etiqueta de la democracia.

    En el camino de esta superación crítica de la democracia, no sorprende que encontremos mejores herramientas en el arsenal del “marxismo revolucionario” o crítico que en las del anarquismo oficial, que ya en 1936 mostró de una vez y para siempre su compromiso profundo con la democracia (contracara de la identificación de su doctrina anarquista con una verdadera ideología).

    Por eso es que no resulta casual que el material que presentamos a continuación provenga de un tipo particularmente preciso de “marxismo”: las posiciones defendidas desde Francia por Jacques Camatte desde la publicación “Invariance”, consideradas por algunos como una posición o agrupación “neobordiguista”, y que han sido un referente esencial para la “ultraizquierda” post68 y las posiciones comunistas revolucionarias hasta el día de hoy (influyendo incluso a ciertas corrientes anarco-primitivistas). Quien quiera adentrarse en el estudio de dicha corriente, debería acudir al excelente texto de Federico Corriente titulado “Jacques Cammate y el eslabón perdido de la crítica social contemporánea”.

    La versión original del texto “La mistificación democrática” fue publicada en francés en el Número 6 de Invariance (1969). La versión en español que ofrecemos a continuación fue publicada en el número 32 (noviembre de 1992) de la revista Comunismo, del GCI, que intercalaba a cada tesis el comentario crítico del grupo. En esta ocasión volvemos a ofrecer ambos pero como textos separados.

    Para seguir profundizando en el tema, recomendamos además la lectura del libro de Miriam Qarmat “Contra la democracia”, y el libro de Comunización/Klinamen “Materiales para una crítica de la democracia”.

    Así que adelante compañeros: ¡un esfuerzo más, hacia la ruptura proletaria completa con el legado de la socialdemocracia! Pues ya sabemos que la revolución no puede ser parcial, sino que total, y que quienes hacen revoluciones a medias, cavan su propia tumba.

    Un comunista-anárquico

    Octubre de 2015
    Santiago de Chile.
    ============================

    Documentos enlaces

    Amadeo Bordiga. El principio democratico.
    http://hommodolars.org/web/spip.php?article2212

    Jacques Camatte. La mistificación Democrática.
    http://hommodolars.org/web/spip.php?article2421
    http://hommodolars.org/web/IMG/doc/Camatte.doc

    Federico Corriente. Jacques Camatte y el eslabón perdido de la crítica social contemporánea
    http://hommodolars.org/web/spip.php?article5295

    Miriam Qarmat. Contra la democracia.
    http://gci-icg.org/books/Contra_la_democracia_Miriam_Qarmat_enero_2006.pdf

    VV.AA. Materiales para una critica a la democracia. (Comunizacion/Klinamen)
    http://www.editorialklinamen.net/wp-content/uploads/2012/10/klinamen_Materiales_democracia.pdf

  3. Otra vez elecciones y otra vez un millón de dudas, sobre todo cuando veo que dos de los principales candidatos de la que es en principio mi opción natural, EH Bildu, son del Opus Dei: una es la infame ex Diputada Foral de Cultura de Araba, Lorena López de Lacalle (LLL en adelante), dirigente de la peor inquisición pseudo-científica que ha sufrido este país; el otro es el veterano político Rafael Larreina, probablemente mentor de la anterior, declaradamente hostil a temas cruciales de la izquierda como el derecho al aborto o la igualdad de preferencias sexuales. Ambos son de Eusko Alkartasuna, por supuesto.

    LLL es un animal político muy curioso: tras una carrera anodina como traductora, se afilió a EA en 2005, siendo candidata principal y luego Diputada Foral en 2007. Extraña tan meteórica escalada. Tras dirigir la inquisición contra los hallazgos de Iruña-Veleia (una información clave para entender los orígenes del euskera, que al parecer molestaba por igual a historiadores hispánicos celtistas y filólogos vascos con teorías precarias) se encontró con que su partido rompía la coalición con el PNV y se unía a Bildu. En vez de empaquetar y marchar se ofreció como chaquetera al PNV para aferrarse al puesto. Los jeltzales pasaron de ella. Estuvo casi desaparecida los meses siguientes, excepto por algún oscuro acto de Bildu, y de repente en las pasadas elecciones consigue aparecer como número dos de las listas de EH Bildu en Araba y su hermana como número cuatro.

    Ahora, como digo, se presenta de nuevo por la coalición abertzale como principal candidata al senado por Araba, mientras que su probable mentor Rafael Larreina es número uno de la lista de Gipuzkoa (a pesar de ser alavés). A mi entender todo esto indica que EA (un partido muy pequeño: 38.000 votos en 2009, unos 6000 afiliados en 2006) tiene un problema serio con la infiltración de la secta destructiva Opus Dei y que, en consecuencia, EH Bildu tiene un problema serio acogiendo a este partido centrista en su seno y cediéndole tanto protagonismo en sus listas.

    A mí personalmente me repugna sobremanera votar a listas que incluyen a esta gente, en particular a la peligrosísima LLL. Es cierto que al votar en Bizkaia, no les doy mi voto directamente pero creo que es lo de menos.

    Qué tiene que ver todo esto con “revolución vs elecciones”? Creo que todo: si EH Bildu fuera una fuerza revolucionaria de verdad, estas cosas no pasarían. El problema es que se está jugando no a la revolución, ni siquiera a medio o largo plazo, sino a la política sin más. Y es en este entorno viciado donde medran personajillos partitocráticos como estos (“casta” que dirían los podemitas) que son en el fondo nuestros enemigos y que lo único que hacen por nuestra causa es dañarla.

    Son un síntoma de que algo va muy mal. El hecho de que cada vez que vamos a nuevas elecciones me encuentro en el dilema de apoyar a la IA y al mismo tiempo a gentuza impresentable fundamentalista y politiquera como LLL o Larreina es, no sólo un dilema personal terrible (me da auténticos dolores de cabeza y de corazón), sino un síntoma de que EH Bildu tal y como existe no funciona, no sirve a la revolución y que corre el riesgo muy real de convertirse en un partido (coalición) al uso, una opción menos mala quizá pero no la opción buena que enamora y por la que estás dispuesto a casi todo.

  4. Que razón tienes Maju, estos oscuros personajes le quitan a uno las ganas de votar a EhBildu. Además ahora que las CUP son más visibles que nunca y podemos hacer la comparación entre la unidad popular de catalunya y la de aquí. El tema es que el número dos por araba al senado detras de LLL es un chaval que acaba de salir de la cárcel (uno de los siete que entraron hace seis meses). Por un lado deseo hacer un voto protesta contra esta deriva y por otro quiero ser constructivo y apoyar a los sectores más que decentes de EhBildu.

    Y ahí está el dilema, ¿cómo actuamos el 20 de diciembre para trasmitirle a bildu que no vamos a tragar con todo? seguramente en las próximas semanas se dará a conocer la opión de diversos grupos y también el de borroka garaia. Habrá que leerlos atentamente para tomar una decisión.

  5. Segun tengo entendio los candidat@s de EH bildu se han propuesto y se han elegido en las asambleas de los pueblos abiertas atodos los simpatizantes de eh bildu por tanto el debate real está en esas asambleas.

    Con respecto a las CUP , pienso que juegan en un terreno muy diferente al vasco . Aquí necesitamos una EH bildu que pueda llegar a ser la primera fuerza para poder condicionar a otros sectores y empezar un proceso independentista .Está claro que si EH bildu en lo social desarrollase un discurso como el de las CUP se alejaría de ser primera fuerza y por tanto no podría condicionar a otros sectores y nos alejariamos de la independencia y por tanto del socialismo.

    • En las asambleas que se han hecho, Larreina, que se presentaba por Araba, no ha sido elegido y aun así es candidato por Gipuzkoa.

      Respecto al discurso social, pensar que la formula de: discurso más suave=más votos=más cerca del socialismo, es un error. Sin una base social concienciada, movilizada y empoderada no se puede avanzar hacia el socialismo, y la dinámica de EH Bildu parece que no va en ese sentido. Creo que es la cuestión que debemos abordar, mediante la pata que le falta a la IA que tanta falta hace: una organización revolucionaria para crear estas condiciones, dibujar una estrategia socialista para el PTV etc.

      Miro con mucha envidia el discurso revolucionario, sincero y coherente de la Esquerra Indepe de los Paisos Catalans. Y allí no se ha avanzado precisamente por moderar el discurso, sino por su radicalización. Y es que cuando hay una izquierda revolucionaria convencida y sincera el pueblo responde.

    • Me estás diciendo que las asambleas de EH Bildu eligen una y otra vez candidatos de Eusko Alkartasuna, Opus Dei y demostrados inquisidores culturales? Algo no me cuadra. Si es así, el problema que tengo es más serio: es con las bases.

      …. “necesitamos una EH bildu que pueda llegar a ser la primera fuerza”…

      Eso no va a pasar traicionando a la izquierda por intentar ganar un centro elusivo. Se lo digo a Bildu, se lo digo a Podemos y se lo digo a quien sea. Llega un momento en que pierdes más votos por la izquierda que los que puedes arañar por la derecha y eso ocurre no sólo por “moderar” el discurso (vaciarlo de contenido) sino sobre todo por demostrar incoherencia. Si estamos todos enamorados de la CUP es precisamente por su coherencia. Ojalá pudiera votarles aquí en Euskal Herria.

      Y la CUP crece, al contrario que EH Bildu.

      En fin para mí es un dilema tal que puede que vote al Partido Animalista, IU o incluso quizá a Podemos. Yo no puedo apoyar a LLL ni por activa ni por pasiva, yo no puedo estar en el mismo bloque que los enemigos de la Humanidad: Opus Dei.

      • Y en Bizkaia la tlantista proFEMEN Onintza Enbeita y el sionista Iñarritu. Buen panrama el que tenemos.

        • Podrías explicar un poco más sobre estos dos candidatos? Me resultan poco conocidos, a pesar de que me suenan los nombres, quizá porque paso demasiado tiempo mirando al exterior.

          En cualquier caso la “batalla por el centro” tiene sus límites, incluso si desdeñamos la coherencia y nos limitamos a contar votos y otras expresiones de apoyo. Esto es algo que la izquierda de cualquier tipo, sea EH Bildu o Podemos, debería tener muy claro: hay un momento en el que las ganancias por la derecha (el centro peleado por todos) se convierten en mínimas y las pérdidas por la izquierda en una auténtica sangría. Sangría que puede no notarse en un primer momento por eso del voto útil y evitar el sectarismo desmovilizador, pero que generan resentimientos acumulados que eventualmente pueden resultar en una avalancha desastrosa, sobre todo si efectivamente comienza a aparecer una alternativa a la izquierda de una izquierda que ya no es apenas izquierda.

        • No he podido repasarlos todos porque busqué y sólo pude encontrar los titulares, que sólo mencionaban a los cabezas de lista. Supongo que las listas completas figurarán en algún lugar pero no sé donde.

          En las municipales me pasó lo mismo: al final estaba en el colegio electoral mirando listas una por una y me decidí (por EH Bildu) porque las listas de la izquierda española prácticamente no tenían apellidos vascos, ni siquiera gallegos (prácticamente todos doblemente castellanos), lo que me pareció muy poco representativo de la realidad del Bilbao que yo conozco.

          Otra razón para apoyar a EH Bildu en las municipales fue que respeto mucho la trayectoria de la IA a nivel municipal, siendo históricamente el único bloque político con el que he podido identificarme en lo cotidiano. Pero es que meses después, cuando ya prácticamente tenía como cierto que iba a votar por EH Bildu, conozco el nombramiento de LLL y de nuevo me vuelvo a subir por las paredes.

  6. No, solo el primer puesto. Larreina es alavés y le han metido segundo por gipuzkoa por cuotas de partidos. Na nai de elegir la lista.

  7. ¿que tendra que ver EHBildu con la revolucion? ¿o con el socialismo? ¿o que carajo, si suponen algo estas elecciones u otras con lo mismo?. En fin.

    Lo que parece que va a ocurrir es que EHBildu va a bajar en intencion de voto, por lo que para algunos puede que se les acaben las estrategias disponibles. En las elecciones al congreso de diputados español la coalicion Amaiur obtuvo los sisguientes resultados: “En las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011 Amaiur registró un total de 333.628 votos, que le otorgaron 7 diputados y 3 senadores, siendo la segunda fuerza más votada en la comunidad autónoma del País Vasco (primera en número de diputados) y tercera en la de Navarra. De estos diez parlamentarios electos, un diputado y un senador pertenecen a Eusko Alkartasuna (EA), un diputado es de Aralar y los otros 7 figuran como independientes de la izquierda abertzale”.. (ver wikipedia. Amaiur).

    En resumen estos fueron los resultados de la coalicion Amaiur –que integraba a Bildu, EA, Aralar e independientes de la IA– en aquellas elecciones generales al congreso de los diputados españoles el 20 de noviembre del 2011:

    CAV (Pais Vasco): Amaiur . 284.528 votos —- 24,12%

    CFN (Navarra) : Amaiur . 49.100 votos — 14.86%

    Por herrialde (o territorio):

    Álava, 32.267 sufragios (19,11%)
    Guipúzcoa, 129.655 votos, (34,81%)
    Navarra, 49.100 votos (14,86%)
    Vizcaya, 122.606 votos (19,21%)

    Las expectativas son que EHBildu/Amaiur va a sufrir una importante perdida de voto, que parece que se va a desplazar hacia Podemos, en cuanto que “voto util” para ciertos sectores del espectro de la izquierda.

    Solo por comentar, en aquella ocasion, tambien Rafael Larreina fue presentado como segundo en la lista de candidatos por Gipuzkoa: “Maite Aristegi (ex secretaria general de EHNE y vinculada a la red Independentistak) encabezaba la lista de Guipúzcoa para el Congreso, seguida por Rafael Larreina (EA) y Xabier Mikel Errekondo; Sabino Cuadra (LAB) encabezaba la de Navarra, seguido por Aritz Romeo (Aralar); la lista por Vizcaya estaba encabezada por Iñaki Antigüedad (catedrático de la UPV y ex parlamentario por HB y EH), seguido de Jon Iñarritu (Aralar); y el abogado Iker Urbina (defensor en los últimos años de varios miembros de Segi) encabezaba la de Álava, seguido por Begoña Garaigordobil (EA)” (ver wikipedia, Amaiur).

    En fin,

    ¿Que espaciio revolucionario se podra crear si de entrada se acepta el orden burgues con toda su parafernalia electoral, y sin un minimo de atisbo critico? Si la supuesta Revolucion Vasca –parafraseando el articulo inicial de este hilo y con mayusculas– se basa en votar en unas elecciones, ¡apaga y vamonos!.

  8. Los cabezas de lista han sido elegidos por las asambleas de pueblo de eh bildu el resto han sido elegidos por la mesa política de herrialde junto a la de hegoalde.

    Hace 4 años no recuerdo que las asambleas eligiesen a nadie , por tanto creo que se va mejorando en cuanto a democracia interna.

    que existan cuotas de los partidos en coaliciones creo que es algo normal , en HB tambien existian .Pero soy de los que piensa que hay que ir limitandolas según se vaya consolidando la coalición.

    Las CUP están creciendo electoralmente y EH bildu bajando. De lo primero me alegro y lo segundo me preocupa aunque no demasiado no es la primera vez que pasa eso en la izquierda ….Pero no por ello se puede creer que lo que hay que hacer en EH es una copia de las CUP y tampoco se puede creer que las CUP van a crecer ininterrumpidamente hasta la victoria del socialismo.

    La situación en cataluña es muy diferente a la de EH , alli hay un proceso independentista en marcha apoyado por los principales partidos catalanes ERC y convergencia a la que las cup aporta su granito de arena. Aqui todos sabemos quien va a tener que tirar del carro independentista por tanto el discurso tiene que ser necesariamente diferente al de las CUP ya que ellos juega otro papel.

    que dos de los representantes de EH bildu sean del opus no creo que haya condicionado demasiado a la practica de EH bildu en el que la mayoría de militancia y de los representantes políticos es atea.

    Maju ,Lo de dudar en votar al partido animalista , a IU o a Podemos o a EH bildu supongo que lo diras en bromas ….

    • Lo digo muy en serio: me estoy mordiendo las uñas con el tema. LLL es una bestia negra inaceptable, para mí es una línea roja. Lo del Opus lo podría pasar quizá si fuera un individuo aislado como Larreina pero me molesta mucho. En general creo que Eusko Alkartasuna es un lastre, algo que ya se vio en las gilipolleces que se hicieron en las elecciones al PE, pero que se ve aún más claro con el tema de LLL, alguien que, con mínimo sentido común, debiera de haber sido expulsada, no ya de EH Bildu sino de EA misma (a quienes abiertamente intentó traicionar como la trepa que es). Por alguna misteriosa razón (léase: influencia del Opus Dei) esta señora está siendo elegida una y otra vez para liderar las listas de EH Bildu en Araba, cuando en realidad debería estar de patitas en la calle.

      Me resulta todo muy incómodo pero por segunda vez estoy considerando muy pero que muy seriamente dar mi voto a otra opción de izquierda, aunque discrepe de ellos en algunos temas, notablemente en el nacional. Me abstendría quizá pero creo que la elección es demasiado importante para eso.

      Al final si hay que elegir entre LLL y casi cualquier otra persona, incluso el pintón de López de Uralde (que me parece un socialdemócrata aburguesado), esa cualquier otra persona sale ganando. Obviamente Sabino Cuadra, así como muchos otros candidatos menos conocidos, son valores muy claros, pero LLL y Larreina son simplemente inaceptables, muy especialmente la primera (pero quien no sería nadie sin el segundo).

      Y respecto a la CUP: sí, son el modelo. No es algo meramente coyuntural: la democracia de base y la honestidad pagan. Si pudiera votarles a ellos, les votaría sin pensármelo dos veces.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s