Home

José Antonio Gutiérrez D.

Una determinada sociedad, o es racista o no lo es, (…) decir, por ejemplo, que el norte de Francia es más racista que el sur, que el racismo es producto de la chusma y que, por lo tanto, de ninguna manera afecta a la clase dominante, que Francia es uno de los países menos racistas en el mundo, es propio de hombres incapaces de pensar con claridad
(Frantz Fanon [1] )

La cristiana Europa y el Medio Oriente musulmán han tenido pésimas relaciones de vecinos. Tras la desintegración del Imperio Turco-Otomano, tras la Primera Guerra Mundial, las potencias europeas y EEUU establecieron su hegemonía en la región. Los países europeos han sido vecinos que nadie quisiera en la casa de al lado: cuando no han estado demasiado ocupados intentando colonizar los países del mundo árabe, se han empecinado en apoyar dictadores “buenos” o en tumbar a los dictadores “malos”, armando a los que consideran sus amigos. El descalabro ocasionado por más de medio siglo de políticas intervencionistas y colonialistas europeas ha golpeado duramente a la sociedad francesa, aunque en una manera mucho más suave que los miles de golpes que hace décadas vienen recibiendo, por causa de estas mismas políticas, los palestinos, iraquíes, sirios, libaneses, argelinos, etc.

Dicen que la del viernes fue la peor masacre en Francia desde la Segunda Guerra Mundial, olvidando, convenientemente, la masacre a garrotazos por parte de la policía de 200 argelinos en pleno centro de París en 1961.

El presidente Hollande sale de su sopor y grita que esto es una declaración de guerra por parte de ISIS; suponemos que los bombardeos que Hollande lleva realizando en Siria hace un año han sido una declaración de buenas intenciones. Curiosamente, ISIS hoy no sería nada de no ser por el respaldo militar de Francia, Reino Unido y EEUU a fundamentalistas en Siria y en otras partes del Medio Oriente.

Tal cual en enero, después de los atentados a las oficinas de Charlie Hebdo, se alza el espectro aterrador del musulmán fanático, que detrás de su apariencia benevolente oculta un terrorista en potencia. El terror macro-político, de los bombardeos y las declaraciones de las coaliciones internacionales, se entromete en el espacio de lo micro-político. El terror sale de la cobertura noticiosa y sienta pie firme en el barrio.

Ese barrio que, no sabemos cómo, dejó de ser patrimonio de los blancos y hoy es compartido con las “razas inferiores”, árabes, negros, gente con costumbres raras, con lenguas inentendibles (¿qué estarán diciendo de nosotros a nuestras espaldas?), que no se asimilan a “nuestras” costumbres superiores. Se duda del vecino barbado con túnica. El miedo difuso y omnipresente del colonizador hacia el otro, encuentra una materialización concreta en el árabe y en el musulmán. Hay que expulsarlos, hay que requisarlos, hay que marcarlos, hay que evitar que sigan entrando refugiados. Los medios dan rienda suelta a la imagen fantasiosa que Europa tiene de sí misma, sin ningún asomo de vergüenza: esa “puerta abierta” hacia los refugiados tiene que cambiar; no podemos seguir siendo tan “tolerantes”. Estas cosas nos pasan por ser tan buenos, piensan entonces los europeos.

Y luego de ese acto de auto-complacencia, se pasa al estado de agresividad: si hemos sido buenos ahora tenemos que ser más duros, bombardear más, ojalá enviar tropas, hundir sus botes e impedir que ingresen a nuestro territorio buscando refugio (en teoría, el refugio no es caridad sino una obligación de todos los países miembros de la ONU). La ideología de la contención que se ha incrustado en el bloque dominante -contener a sus refugiados, contener a sus masas desempleadas, contener a sus enfermedades-, versión caricaturesca de las doctrinas contra-insurgentes, aplicadas ahora a escala global, contagia a toda la ciudadanía: todos comienzan a sufrir de esa ansiedad, de ese miedo patológico al otro que denunciaba Fanon en “Los Condenados de la Tierra”.

Ese otro bárbaro que espera destruir las puertas de Roma, beber nuestro vino, violar nuestras mujeres, acostarse en nuestra cama… reemplazarnos.
Todos tenemos que cerrar filas y entregarnos en medio de la borrachera patriotera al apoyo irrestricto a las nuevas aventuras militares… es decir, echar fuego al petróleo. ¡Ay de quién no se cuadre con el discurso dominante! Ellos son los traidores, los apologistas del terrorismo. Como dijera Marx, cuando los de arriba tocan el violín, los de abajo no pueden sino ponerse a bailar.

Siendo claros, Europa nunca ha sido un buen vecino, ni en el Mediterráneo ni en sus propios barrios europeos. Nunca ha existido una puerta abierta para los refugiados (y sí muchos campos de concentración [recordar Francia al final de la guerra civil española], operativos militares para interceptar y hundir sus botes, cercas alambradas y electrificadas para que no pasen); nunca se ha pensado en otra cosa que adelantar intereses geoestratégicos muy particulares y propios en todas sus aventuras militares en el Oriente Medio y en África; ni nunca han sido tan tolerantes. La historia de Europa está marcada, como la de pocos lugares en el mundo, por la persecución al otro.

Hubo una época, a fines del siglo XIX, en que los refugiados (en su mayoría rusos, muchos de ellos judíos, todos de izquierda), también eran vistos con sospecha, perseguidos y apresados en las capitales europeas. La imagen del judío-bolchevique que amenaza nuestras instituciones comenzó a cristalizarse en base a ese odio ancestral hacia las otras religiones por parte del cristianismo europeo en todas sus vertientes. Sabemos cómo terminó esa historia. De lo que muchos no se dan cuenta, es que, a diferencia de la auto-proclamada tolerancia hacia los “musulmanes”, este grupo ha sido objeto de una particular estigmatización que no se veía desde la época de la persecución a los judíos en la década del ‘30. De hecho, son el único grupo religioso en cuya contra se han redactado leyes específicas en Europa, como la ley contra los minaretes en Suiza y las leyes en contra del velo en Francia o Bélgica. La ultra-derecha española también apela a su odio centenario, que arrastran desde la llamada “re-conquista”, y Francia reafirma en Notre Dame su carácter católico (Jacques Hébert se debe estar revolcando en su tumba).

¿Cuál es el impacto que esto tiene entre los vecinos? Una clarividente película francesa, llamada “La Haine”, el odio, lo presagiaba hace dos décadas. La Europa que alguna vez se jactó de haber creado una sociedad democrática y pluralista sobre las cenizas de la Segunda Guerra Mundial, hoy se hunde entre las crisis múltiples, un creciente fanatismo religioso (en todos los credos), el auge de la intolerancia y de la xenofobia. En este ambiente, no prosperan sentimientos altruistas ni humanitarios, ni democráticos, sino que bajo este alero, al ritmo de los tambores de la guerra, se desarrolla el espectro de los nuevos autoritarismos que han encontrado creciente aceptación en quienes votan más y más por la ultra-derecha.

Europa y el Medio Oriente se moldean mutuamente, más de lo que se creyera a simple vista. Las ansiedades anticipan y manufacturan realidades. Hay resistencias, desde luego, y la revolución que implementan los kurdos en el corazón de Medio Oriente es una buena señal de que no todo está perdido. Pero Europa está siendo consumida por el miedo, el odio, la ansiedad, el instinto de superioridad imperial. Por lo pronto, veremos llamados a responder de manera enérgica, a profundizar exactamente la misma política intervencionista que ha producido el descalabro en el Medio Oriente. Política que, en última instancia, es responsable de la enorme tragedia humana que está ocurriendo en las calles de Damasco y de París. Ellos se llevan las ganancias de la guerra, mientras la gente común y corriente (en Siria, en Francia, en Turquía, en Kurdistán, donde sea) es la que pone los muertos. Ellos tocan el violín, y nosotros bailamos.

________________

Nota: [1] Fanon, Frantz (1986), Black Skin, White Masks, ed. Pluto Press, p.85. En castellano:

6 thoughts on “Vecinos contra vecinos

  1. ¿En cuanto tiempo llegaran a surgir los yihadistas en EH?.

    Porque en la sociedad vasca existen tambien todos los elementes para el fermento.

    ¡El cangelo es muy grande!.

    • Por que iban a surgir en EH?. Abramos los ojos. No son ninguna amenaza politica en tanto no se lo consintamos. Por supuesto que pueden hacer infinidad de barbaridades pero en tanto tnegamos claro que los actos terroristas del ISIS son responsabilidad solo y exclusivamente del ISIS no hay mas problema que el dolor que puedan causar.
      Mas alla de eso el ISIS esta en guerra con todo el mundo su nihilista guerra en Irak o Siria se mantiene porque son una molestia para terceros, ya sean estos Iran, Al Assad (de verdad son una molestioa para Al Assad?) o los kurdos.
      Yo diria que la situacion tiene cierto parecido con los movimientos armados de extrema izquierda que surgieron en los setenta al calor de movimientos revolucionarios en diversas partes del globo; ahora tambien estos yihadistas tienen sus focos revolucionarios y los mas radicales se lanzan contra los estados europeos no sabemos con que objetivos, probablemente ni ellos lo sepan. En cualquier caso, como el GRAPO o la RAF terminaran desapareciendo.
      Cangelo no. Calma.

      • Eres optimista Victor… el asunto es que pueden bombardear todo Siria o todo Irak, que se cepillen a millones (¿en esta situacion serian victimas culpables, segun el maniqueismo occidental, ya que los de Paris fueron “victimas inocentes”?).

        Si alguien cree que el yihadismo se elimina por via de bombardeos (¿segun no se quien serian bombardeos progresistas?), vaya rayado, pero que muy rayadao.

        El salfismo nacio a mediados de los cincuenta, del siglo pasado, como fracaso del nacionalismo arabe. Es una cutre representacion utopica, una distopia, que pretende recuperar la estabilidad y la armonia social, en la quietud de un regimen de despotismo impregnado hasta la mas intimia actuacion por la intervencio de la sharia.

        Es decir, me pregunto, como deben de estar de mal las cosas, para que tal proyecto futurible sea aceptado como valido, o hasta deseable, por sectores sociales… pues bien, asi es, aunque algunos no lo crean el yihadismo tiene base social.

        Por lo tanto, por mucho acervo verborreico, por mucho bombardeo, hoy pueden que acaben con ISIS, en Afganistan estan a tiro limpio los del Daesh contra los talibanes… pero el salafismo no lo matan asi.

        Y volviendo al principio, por tu optimismo, la reaccion de los banlieus, es muy posible en EH. Claro que si. Ser joven, condenado a la marginacion, bajo la estigmacion permanente de sospecha, arrinconado y ninguneado. Sencillamente se reproducira el fermento social necesario para lo que ha ocurrido hoy, alla pueda ocurrir aca.

        La hipocresia occidental es nauseabunda, ¡y se llevan las manos a la cabeza por lo buenos que han sido!. El capitalismo es un puto infierno, y Satanas su director

        ===========================.

        • Ay Petriko, es que es lo que pasa cuando se quiebra la frágil legalidad de las democracias liberales. Por si alguien no lo ha apuntado ya en Francia acaban de cargarse todo el tinglado de la división de poderes y han cedido todo el poder a los militares. Ahora mismo no hay más juez que los pilotos de esos aviones, no hay ni presunción de inocencia ni limite legal ninguno.
          Y es que efectivamente los bombardeos son las modernas cañoneras del siglo XXI cuando ya desde 1945 los EUA adoptaron como eje central de su política de defensa unas fuerzas aéreas hipervitaminadas y que teóricamente podían retrotraer a la edad de piedra a cualquier estado del orbe. Lo ironico del caso es que a una guerrilla como el ISIS no la van a reducir a la edad de piedra cuando ellos mismos están sumidos en una retromodernidad medieval la mar de curiosa, asi que necesitan alguien que les apunte objetivos y que de paso ocupe el terreno que los otros abandonan y como da la casualidad que ahora mismo sobre el terreno solo el YPG y el Ejercito Sirio (ES) son las botas que patean aquellos traseros pues se da la, decía, bonita ironia de que occidente necesita de estos para saber donde tirar bombas… Pero realmente se las quieren lanzar?. Yo diría que ahora mismo la pervivencia del ISIS sirve muy bien a casi todos menos a los iraníes que son los paganos de toda esta historia de mierda.
          Y acabando. No, no creo que los inmigrantes sean peligrosos ni creo que van a entrar en el Corte Ingles a tiros por sentirse ni ninguneado, ni arrinconado. Es mas, ni siquiera eso es lo que sucede en la Republica vecina.

    • Todo puede pasar porque están siendo utilizados y manipulados por las oligarquías occidentales y por lo tanto, por lo general, sus ataques responden a los intereses de éstas. Pero objetivamente hablando no creo que hay ningún fermento particular ni ninguna animosidad extrema en este país, aunque tampoco estemos vacunados contra los conflictos interétnicos, por supuesto.

      Hasta ahora los atentados de calibre han ocurrido siempre en las grandes ciudades, capitales políticas y a menudo lugar de habitación para gran parte de esas comunidades de origen inmigrante.

      Yo vivo en un barrio con gran cantidad de musulmanes (la única mezquita de Bilbo, una lonja de espacio muy limitado, está a metros de mi casa) y no percibo ningún tipo de amenaza. Más aún: hace tiempo que no veo las típicas barbas islamistas y mi impresión (superficial por supuesto) es que más bien los propios musulmanes tienden a alejar a esa calaña, a hacerles el vacío. Además, debido a la crisis, mucha gente está volviendo sus países de origen o buscando otros destinos más prometedores quizá. Y los que se quedan me parece que se sienten casi más en casa aquí que allá, al menos en muchos casos.

      Por cierto que “canguelo” lleva “u”, si no se leería “canjelo”, al menos en castellano.

  2. Es complicado saber las intenciones del imperialismo y de los actores locales hegemónicos en la zona. Una mezcla de intereses y caos y la larga mano de la crisis presente…

    Me merece en todo caso una especial atención el ataque sobre el Partido Baas. Independientemente de las contradicciones que imperó en el seno de esta organización panarabista…creo que se convirtió en algo peligroso, demasiado peligroso.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s