Home

bat1

Autor: Borroka garaia da!

El otro día se montó una buena tangana  a cuenta del último comunicado de los bizardunak en el  que en apariencia cargaban contra una nueva canción de esne beltza. Así que me voy a sacar el Pablo Cabeza que todos llevamos dentro aunque no me voy a meter en esa polémica concreta de la canción porque canciones o discos que no sean buenos o gusten menos las tienen todos los grupos y puede ser muy subjetivo. Yo soy muy fan de los barbudos, esa mezcla de folk irlandés con callejerismo proletario abertzale solo podía dar buen resultado, como por ejemplo también lo dio la mezcla de Kojon Prieto en su día con el inicio del napar-mex. Pero por otra lado también Esne beltza tiene su toque al seguir esa corriente de fusionar la trikitixa con otros elementos. Uno de los grupos que más me han gustado de siempre es Lin Ton Taun con un concepto parecido pero unos elementos diferentes.

No se si va a sonar muy casero pero pienso que cierta música que se hace en Euskal Herria , al menos para mi, es la mejor del mundo en su género. Y cuando hablo de la música que se hace aquí me refiero al rock radical vasco en su sentido más amplio, que en mi opinión básicamente son todos aquellos grupos que lo tienen entre prácticamente imposible y ni de coña, el entrar en listas del tipo los 40 principales. Y además añadido a eso, también pienso que no existe un reconocimiento internacional y conocimiento más amplio de toda la música que se ha hecho aquí por un solo motivo. Un motivo político, el mismo motivo por el cual se intenta ocultar la lucha de este pueblo. El cerco.

En cualquier caso, más allá del humor ácido del comunicado de los bizardunak ante una canción, el fondo del asunto en realidad es otro. Como posteriormente se explican “un debate sobre el porqué es la escena musical euskaldun como es. Eso es lo que buscamos; debatir el porqué la que fue la escena mas dinámica del estado se ha convertido en algo tan terriblemente aburguesado y predecible, artísticamente tan conservadora” (…) esto va de que si décadas después de la explosión del rock radikal vasco, la consolidación del estilo, de las gaztes asanbladas y ahora de la institucionalizacion de la izquierda abertzale, ha dado pie a la formación de una escena musical en la cual los grupos deben pasar por una especie de aro invisible musical e ideológico para pillar cacho. Esto va del porque si se puede criticar a U2 o melendi y no a un grupo de la escena esta solo por cantar en euskera, como si ello fuese a destruir el idioma o algo así. es mentira como decís por ahí que esto va de música y no de política. (…) esto va de si la IA ha ido tejiendo sin querer o queriendo ( que mas da) un entramado cultural con unas reglas no escritas para poder triunfar en el, con el consiguiente y obvio empobrecimiento de los logros artísticos, con el resultante de un montón de grupos que suenan igual, visten casi igual y dicen las mismas cosas.”

Hace un tiempo escribí un post sobre el rock radical vasco , la influencia y logros cosechados. Comentaba que muchos dicen que el MLNV de alguna manera intentó influenciar o hacer suyo eso que se llama Rock Radical Vasco (a muchos artistas implicados no les gusta esa etiqueta pero a mi que no lo soy me parece muy simpática). Y yo creo que a parte de equivocados esos planteamientos, es un poco de ilusos. Fue precisamente al contrario. La izquierda abertzale es la que se influenció de ello. Y le hizo imprimir un carácter libertario que fue imposibilitando junto a otros factores la momificación de la izquierda que asolaba Europa.

A esto hay que unir lo que decía un comentarista en aquel post; “Aquella época tan movida se manifestó de forma especial en la música y todo lo que giraba en torno a ella (gaztetxes, bares, fiestas, etc.) La música se convirtió en la mejor propaganda a menudo – claro que dependía de lo que quisiera decir cada artista o grupo pero sin duda había un hilo común de rebeldía y hartazgo que lo atravesaba todo y unificaba a aquella juventud (al menos a sectores muy extensos).

No era producto (al menos no directo) del MLNV para nada. Si favoreció a éste sería porque todos los demás iban a contracorriente – mientras que el MLNV, no sin alguna dificultad, quiso y supo sumarse a ese movimiento tan vigoroso – de alguna forma no tenía otra opción, ya que un movimiento popular o bebe del pueblo o deja de ser.”

El problema con el que posiblemente nos encontramos ahora tiene bastantes ramificaciones. Por un lado el desgaste del movimiento popular, por otro el aumento de la persecución judicial que hace que los grupos no puedan escribir de la forma que quizás desearían sus canciones, lo cual extendido en el tiempo hace que el hábito pueda crear un monje. El rock radical vasco supuso una revolución cultural desde abajo. Seguramente venía de mucho antes, de los 70, 60 e incluso los 50, pero aquí, por eso de la dictadura, nos llegó casi todo de golpe. Era como salir de un triste convento de la Edad Media y entrar en una especie de “infierno” popular, muy divertido, demoledor y extremadamente necesario.

El institucionalismo y la burocracia sin duda son elementos que no ayudan a las explosiones populares culturales, pero que no existan no son resultado de ello sino del propio movimiento popular y sus vaivenes y visicitudes. ¿Qué ha pasado que la energía aquella parece que se ha apagado (hasta cierto punto, porque sigue habiendo muchos grupos) sin relevo?. A muchos les gusta decir que son cosas de la sociedad “que va cambiando” , “que eran otro tiempos”, pero en realidad yo creo que es cosa nuestra no “de la sociedad”. De la incapacidad para re-revolucionar culturamente el panorama, y aquí el burocratismo si es un factor demoledor.

La hegemonía burguesa mantiene unido a un bloque social que no es homogéneo y cuenta con contradicciones de clase, pero la clase burguesa es la hegemónica, domina y dirige, mientras con su acción mantiene unido lo heterogéno sin que las contradicciones se radicalizen y estallen. Para lograr la hegemonía de la clase trabajadora un paso imprescindible por tanto es radicalizar esas contradicciones y que estallen desde todos los puntos de vista; político, cultural, moral… Ese es el significado profundo de la hegemonía gramsciana. Mantener unido a un bloque social que no es homogéneo y cuenta con contradicciones de clase, pero la clase proletaria es la hegemónica.

De darse el cambio profundo, este tendrá que ser precedido también por un nuevo paradigma cultural que acompañe en todos los ámbitos, por lo que en realidad, de acercarnos a un cambio radical se volverá a recrear una nueva re-revolución cultural que tendrá también uno de sus pilares en la música. Por lo que en estos momentos vivimos un impasse que en realidad indica eso, que estamos en un impasse no sabiendo como generar o caminar hacia un cambio radical, y en el momento que las cosas empiecen a hacer clic, desde abajo las propias “masas” pondrán encima de la mesa otro“infierno” popular, muy divertido, demoledor y extremadamente necesario. Por lo que en realidad, no creo que el rock radical vasco en el sentido más amplio de su significado haya muerto o sea cosa del pasado sino que posiblemente lo será del futuro en algunas formas que quizás ahora no sepamos cómo van a ser pero que indudablemente traerán consigo otro “infierno popular” después de tantos años de “contención democrática” del estado.

4 thoughts on “Los barbudos

  1. demasiado inteleta con pretensiones es lo que hay en el panorama cultural euskaldun. Euskalgafapastak

  2. Alguien podría explicar porque la primera línea de entonces era Negu Gorriak, S.A. y Su ta Gar o la segunda interesantisima (Dut, Lisabö, Anari, Kashbad, Ama Say…) y ahora son los Ken Zazpi, Gatibu… a excepción de BerriTxarrak no hay ningun riesgo en lo musical, ni de fondo, originalidad… Todo mas plano y de una pobreza musical… Hay que ir al underground para ver cosas interesantes… Como la vida misma…

  3. Sinceramente opino que se están sacando las cosas de quicio y se está siendo muy irresponsable. Solo falta que empiece a haber follones en la escena musical vasca, cosa que sería un tantazo para el enemigo y para los nostálgicos y conservadores que lo único que pretenden es desmoralizar. Se está actuando de la misma forma que si en Brasil empezasen a cuestionar el fútbol de su selección, sin samba, sin brillo. La cuestión es que para que ese fútbol siguiese siendo como ha sido siempre, callejero, millones de niños tendrían que haber continuado sin asistir a clase, sin formarse y jugando al fútbol en la calle todo el día. Estáis matando al mensajero y no al mensaje. Cuando una sociedad evoluciona culturalmente por supuesto que su escena musical cambia pero lo que hay que buscar es un equilibrio y no como algunos pretenden, seguramente sin reflexionar; permanecer estancados en el Rock radical vasco. Yo creo que la escena musical vasca esta encontrando ese equilibrio entre musica, melodia y mensaje y siempre tendremos a Iheskide y a otros muchos taldes que seguiran en la brecha del rock puro. A los Bizardunak decirles que no se pongan tan ciegos que eso si que ablanda los cerebros.

  4. Nik neuk gustoko dut Esne Beltzaren musika, Bizardunena baino gehiago Euren kontzertuetan oso ondo pasatu dut. Hala ere, nire ustz Bizardunaken komunikatuak badu maia, mami nahikoa, Ene Beltzarengandik haratago doana, et gure intelligentsia politiko-kulturalari erasotzen diona.

    Izan ere, aspaldi, nik lagunen artean eta, “Euskal Herriaren zeamaysizatzea” kontzeptua erabili dut (eta bai, kontzeptu hau ere injustua izango da, noski). Horrekin esan nahi dut, lehenago musikan eta gero baita ere politikan (askotan kusi ditugu gure intelektual ideologikoak kultur modak jarraitzen edo hauetatik edaten, edo hauetaz komentatzen) nagusitu zian den joera, “konfrontazioazko” terminoak, “zaharkituak” edo “iraganekoak” ikusiak eta gaitzetsiak direnak termino goxo eta sentimentalengandik ordezkatzea izan dela. Hau da, “Klase borroka” agertzen zen tokian orain “Irribarea” edo “sentimenduak askatu” agertzen da, izar gorriak agertzen ziren tokian, puxikak edota “jaigiroa”.

    Honek bi ondorio izna ditu.

    Bat: poltika arloan, halako ideologia zurrun bat nagusitzearena, intelligentsia horretan ekologismo pixka bat, feminismo pixka bat, “antiautoritarismo” epel eta zozo bat, eta klase-borroka zopa horretan murgiltzea dira.

    Bi: Intelligentsia horretako profila, “jatorrez” osatua dago Hau da, euskal intelektuala, eta batez ere intelektual gaztea jatorra izan behar da, parrandazalea, musikazalea, eta “botere-sitemarekiko” (euskal sistema kultural honekiko) bat ere ez ozpina. Azken finean, denak, azken bostuteko (edo are aurreragoko?) joera sozialdemokratizatzailearekiko oso erosoak izan dira. Zeozer berria eskaintzen dituzten bakarrak, Asier Blas eta Hedoi Etxarte dira, horiek dira salbuespenak.

    Ongi izan.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s