Home

20140705_blp510

Autor: Borroka garaia da!

Cuando empecé a militar en el MLNV había gente en el pueblo de la izquierda abertzale o de su entorno más cercano que nos miraba mal, como si les hubiéramos hecho algo. Había como cierta agresividad que a veces se expresaba con contestaciones desproporcionadas que en mi opinión no tenían sentido o una tensión en el ambiente que parecía que se pudiera cortar con cuchillo. Yo no entendía nada, entre otras cosas porque con poco más de 15 años tampoco me había dado tiempo a entender mucho. Lo único que sabía es que había unos tipos que se hacían llamar amancomunados de los cuales yo aprendí mucho y que eran excelentes militantes y compañeros además de referencia ineludible. Era el contexto posterior a la disolución de HASI y en nuestro pueblo había afectado mucho. ¿Había existido alguna manera posible de evitar ese cisma social?. Dicen que el tiempo lo cura todo pero si las personas lo hacen antes, el tiempo se ahorra. El tiempo es muy importante. No se puede perder el tiempo.

Una década antes de ese contexto morían a balazos en la bahía de Pasaia Jose María Izura, Pelu; Pedro María Isart, Pelitxo; Rafael Delas, Txapas; y Dionisio Aizpuru, Kurro. Con el tiempo se colocó una placa con el símbolo de amnistía y sus nombres en recordatorio. Con el tiempo. Bastante tiempo antes un talde autónomo llamado Xenpelar, que incluso era autónomo de los comandos autónomos escribía una carta que se titulaba “Crítica al Zutabe n.29”. Tanto los análisis políticosdel Zutabe n.29 como su crítica se demostraron con el tiempo incorrectas, incumplidas  y equivocadas en muchos niveles. Mientras que algunos de los análisis expuestos la historia hizo ver que se cumplieron en ambas partes.

La equivocación mutua pierde el tiempo pero podría trasladarme a muchas épocas diferentes, con diferentes nombres o siglas pero no tan diferentes en el sentido expuesto sean mutuas o no lo sean, y la conclusión a la que llego es esta: el tiempo puede llegar a curar, pero el tiempo perdido es una oportunidad perdida de un futuro diferente y seguramente mejor. El orgullo puede imposibilitar ponerse en el futuro y traerlo al presente ahorrando un tramo inútil. Como inútiles se han demostrado históricamente todos esos tramos.

¿Está la izquierda abertzale preparada para mirar al futuro?. Y cuando digo izquierda abertzale me refiero a toda. La respuesta es no. ¿Y por qué no?. Hay que ir muy al fondo para verlo porque los detalles, anécdotas, apariencias y discursos no son más que síntomas. Y en muchas ocasiones ni siquiera focalizados en su raíz.

Las organizaciones y movimientos a veces se dividen de una forma natural simplemente porque se llega a un punto donde las diferencias se hacen vitales e insalvables. Ese fue el caso del surgimiento de EAE-ANV rompiendo con el particular aranismo jelkide y conformado por militantes ekintzales que provenían de Comunión, Aberri o no estaban adscritos a nadie. También fue el caso de Euskadi Ta Askatasuna que en primera instancia surgió de la disrupción que supuso la fusión de la histórica Ekin con EGI llegando a abandonarla.

Posteriormente en la izquierda abertzale se han dado tres tipos de divisiones: Las del ámbito culturalista ante la izquierda revolucionaria (Por ejemplo los distanciamientos producidos ante la apuesta socialista revolucionaria de los 60 que es el paradigma ideológico teóricamente vigente , o la ya más cercana en el tiempo escisión de Aralar), las del ámbito estatalizante español ante el nacionalismo revolucionario ( ETA berri, MCE, LCR… ) y las de origen táctico o estratégico con mayor o menor diferencia ideológica.( ETA-m – EIA-ETA-pm-EE, movimiento autónomo, CAA ).

Contrariamente a la opinión más o menos extendida de que la división en la izquierda abertzale ha sido siempre producto del posicionamiento ante ETA y pese a que en ocasiones esas divisiones se han escenificado en escisiones e independientemente de la evolución posterior, en mi opinión el abertzalismo de izquierda tiene una división histórica espiritual. Dos almas. Dicho muy sintéticamente y obviando las escalas de grises; El culturalismo de izquierda humanista y el nacionalismo revolucionario de los Argalas y Etxebarrietas. En cada etapa histórica expresado de diferente manera. La unidad popular ha sido la encargada con mayor o menor fortuna de gestionar estas almas junto a las diferentes expresiones venidas del plural y rico movimiento popular vasco. Lo que ha dado a lugar a una izquierda abertzale y más en general a un campo abertzale y socialista, a un pueblo abertzale de izquierda, plural, amplio y diversificado.

En estos momentos no existe una cooperación, entendimiento y acuerdo. Esta situación es transversal y afecta a todo y a muchos diferentes. Tampoco han existido vías adecuadas para darle salida de expresión, acción  y representación. Unamos a esto que la gestión de contradicciones ha sido entre nula y negativa. Esto afecta de arriba a abajo a todas las expresiones de la izquierda abertzale y su masa social. Y aquí se hace necesario ponerse en el futuro otra vez. El proceso de liberación nacional y social vasco no lo va a poder llevar a término una sola organización. Ni dos. Ni tres. Sino una amalgama de pensamientos, corrientes, organizaciones y sectores populares de toda Euskal Herria. Tanto los de la izquierda abertzale, como los del soberanismo de izquierda como de todo sector ajeno a estos pero que apueste por ello. En general, el pueblo trabajador vasco.

Todo tiempo que se pierda sin posicionarse en ese futuro, todo tiempo que se pierda intentando pasar el rodillo, todo tiempo que se pierda en círculos viciosos sin ninguna dirección, todo tiempo que se pierda perdiendo el tiempo, tiempo perdido será. Si miramos a Euskal Herria no estamos para perder el tiempo, el presente no es demasiado alentador en relación a la consecución de los objetivos pero el futuro se puede ganar en el hoy.

De Periko Solabarria me gustaba mucho todas las cosas que todos y todas conocemos, pero había una que me gustaba especialmente. Hablaba con todo el mundo, luchaba con todo el mundo, intentaba entender, también se explicaba. Con lo que estaba de acuerdo iba, con lo que igual no estaba tanto también iba o quizás no pero nunca tenía una mala palabra con nadie. Defendía con ardor sus postulados pero escuchaba. Defendía lo que el creía justo y su ejemplo era suficiente. Creo que esa postura es la que llega a acuerdos, acerca, lima distancias y supera orgullos. Es la que convence y no vence.

Ánimo a todas y todos que queda mucho por ver y hacer. Preparémonos para un futuro mejor para todas y todos.

5 thoughts on “Un futuro mejor

  1. Aspaldiko artikulurik onena, edukiz zein tonu aldetik. Esango nuke bi arimen kontu hori aipatu zenuela aurretik, ezta?

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s