Home

estado

Erroetatik erraietara

Dicen las nuevas lenguas que estábamos equivocados. Que no es uno y único el sujeto que construirá el estado vasco, que son múltiples los sujetos que actúan y actuarán en esa dirección, bajo el paraguas de una idea común. Es precisamente esa idea una idea que excluye la propia realidad social y que se excluye de la misma para poder ser formulada. El común denominador que aunará los esfuerzos parciales, independientes, de esos múltiples sujetos; la propia esencia anterior a la práctica e independiente del propio ser social.

Es quizá tal esencia la esencia nacional, la idea de una gran nación vasca que supera en todo lo épico al proyecto de la una, grande y libre. Es quizá esa agitación nacionalista la que determinará realmente ese posicionamiento favorable a lo vasco frente a lo español, la propia idea que encamine lo parcial hacia la constitución de la propia idea inmaterial.

O quizá quienes hablan de esa multiplicidad del sujeto abstracto simplemente son ideólogos de la burguesía, idealistas que excluyen la práctica social determinada en la realidad concreta. El múltiple sujeto es acaso fruto de un simple análisis interpretativo, y su unidad casual y meramente formal, sin contradicción interna que ejerza de base para la lucha. O dicho de otra manera, no habrá sujeto dirigente, sino que simplemente una idea que aunará los esfuerzos de cada uno de los sujetos en el camino hacia el estado vasco. Es ahí donde desaparece tal sujeto, sujeto constituido en la realidad social, fruto de la hegemonía de la clase gobernante.

En los procesos históricos es preciso diferenciar lo principal de lo secundario, las líneas principales que condicionarán todo el proceso de las secundarias que ejercen una influencia casual y pasajera. Los múltiples sujetos que ejercen día a día son parte constructora de la propia estructura cultural de un pueblo. Pero por su parcialidad en la práctica, carecen de la visión de la totalidad dirigente para la constitución de un estado. Son fuerzas vivas, influyentes y generadoras de hegemonía, pero, por lo general, parten de y refuerzan la propia inercia de las cosas, la propia estructura ideológica históricamente determinada. Un estado así dado, espontáneamente, ha de ser dirigido por una estructura dada, bajo una forma concreta: estado-nación capitalista.

La multiplicidad del sujeto es la forma en la que se nos presenta hoy el interclasismo. Sujetos que a priori influyen mediante su ejercicio en la vida cultural, mediante lo que pretenden adoptar una posición independiente de la propia realidad de las clases sociales en la construcción nacional, han de posicionarse espontáneamente en el proceso constituyente del estado. Quienes a priori eran independientes, múltiples y variados se encuentran ahora bajo la tarea de realizar un estado que no puede ser múltiple ni abstracto sino que cimentado en la propia realidad social en la que surge. Ya no se puede hablar más de una idea común que una a los sujetos, sino que de un estado real que excluye a sujetos, de un estado con carácter social, del poder de una clase constituido en estado.

Esta es la cara que todos tratan de esconder, el propio miedo a la constitución en estado, la propia desaparición de la idea utópica para retornar a la cruda realidad. Muchos autodenominados marxistas, feministas… apelan al supuesto sujeto múltiple existente para evitar responder a la necesidad de la construcción de un sujeto dirigente que posibilite la propia construcción del estado como herramienta política del propio sujeto. Y es que es perfectamente aceptable el error de querer construir el estado mediante un sujeto múltiple. Lo que no es perdonable es ocultar que sin la construcción del sujeto dirigente, el proletariado, tal estado pueda pertenecer al mismo; es la propia apariencia del sujeto múltiple la que oculta la verdad tras el mismo: que el sujeto dirigente de la construcción de tal estado, en cualquier caso, sería la burguesía.

Por lo tanto, el proceso cimentado sobre el supuesto sujeto múltiple conduce innecesariamente a múltiples estados: primeramente el estado independiente burgués, innecesario, y posteriormente, bajo el necesario sujeto dirigente, a un nuevo estado: el estado socialista vasco.

No es por lo tanto el análisis contemplativo burgués a cerca de los supuestos sujetos el que guiará la lucha hacia el estado socialista vasco, si no que el propio sujeto proletario constituido en dirigente debido a su capacidad de aunar todos esos sujetos secundarios bajo el paraguas de la totalidad. No es por ello la existencia de hipotéticos sujetos diversos razón alguna para evitar la necesidad del sujeto totalizador de las prácticas parciales.

4 thoughts on “¿Sujeto múltiple, múltiple estado?

  1. No me acaba de convencer este análisis, BGD. Tal y como lo veo yo la lucha por la liberación nacional y la lucha por la emancipación de clase son convergentes y complementarias pero no idénticas y es perfectamente posible concebir escenarios realistas en la que una va sin la otra, al menos en parte.

    Y esto es más fácil incluso en la medida en que aceptemos ingenuamente que nuestra nación es una nación como las demás, una entre muchas, y no una en la que los valores humanistas (libertad, igualdad, equidad) son tan centrales como las características más estrictamente étnicas (lengua, cultura, tradiciones) en la vertebración popular y nacional (herriarena). Tenemos que entender que no diferenciamos bien entre pueblo y nación, entre derecho y sociedad. Tenemos que saltar, parándonos sólo donde realmente merezca la pena, por encima del aranismo, las carlistadas, los fueros y los reinos medievales… para volver a enraizar en la bagauda, porque es en esa revolución de hace 1600 años donde está la verdadera raíz de nuestra nación y donde podemos reunificar liberación nacional y emancipación popular y de clase.

    • Bien maju, pero no lo he escrito yo, es un texto de otro blog que arriba está el enlace. En cualquier caso, pese a la especifidad o no de campos, tanto para el avance en cualquier espacio, es el grueso de la clase trabajadora como sujeto el que los propicia, o ella o el capital, por ello si la clase no entra en timing hacia una dirección, la direccion vendrá marcada por el poder y la clase dirigente y en sentido opuesto generalmente a los intereses “plebeyos”.

      • Perdón, sustituyamos entonces “BGD” por “Erroetatik erroetara”.

        Respecto al “timing”, como dices, yo creo que viene sobre todo marcado por el desarrollo de las condiciones objetivas en ambos “campos de batalla”, las cuales pueden ir conjuntamente o por separado.

        En nuestro caso van conjuntas porque el poder establecido obtiene todo lo que EH puede dar (y mucho más) a través de París y Madrid. No podemos como Kosovo o Estonia ofrecer alguna ventajilla al sistema a cambio de la “soberanía” burguesa. Y esto ha sido así durante toda la historia, ya la Castilla medieval, casi recién nacida, argumentaba su “derecho” a lo conquistado porque su estado era mucho más útil a la Cristiandad que los navarros esos que no tenían interés alguno en las cruzadas, sino sólo en esa “inutilidad” de ser libres sin molestar a nadie.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s