Home

Azkoina

cga3ltxw8aafpjiÚltimamente escuchamos día sí y día también noticias sobre países en guerra. Siria, Libia, Iraq, Afganistán,… La lista resulta tristemente larga. Pero cuando se habla de éstos, siempre hay uno que cae en el intencionado olvido de los mass media: Yemen. Con un somero análisis de los acontecimientos de los últimos años y la situación actual, trataremos de arrojar un poco de luz sobre la realidad yemení.

Yemen es el país más pobre de la región arábiga y hasta el 2011 tuvo como gobernante a Alí Abdullah Saleh, amigo de EEUU y de su vecino del norte, la monarquía wahabita de Arabia Saudí. Pero, las primaveras árabes tan mediatizadas (y, en muchos casos, fomentadas para que se llevaran por delante a líderes desagradables para occidente como Gadafi, Al-Asad o los Ayatolás iraníes), tuvieron víctimas colaterales no deseadas, como el propio Saleh. Aun así, con un excelente movimiento gatopardista, Saleh supo delegar el poder en su vicepresidente Hadi. Cambiar algo para que nada cambie.

Pero, las protestas continuaron y las fuerzas de la oposición (hutíes como bando más visible) consiguieron tomar la capital, Saná, en septiembre de 2014, mientras que Hadi huía hacia Adén, segunda ciudad de Yemen. Y cuando los hutíes seguían avanzando, en marzo de 2015, el presidente Hadi llamó a que una Coalición, liderada por Arabia Saudí, hiciera frente a las fuerzas huties. Estos no se hicieron esperar y comenzaron a bombardear Yemen.

Estos bombardeos, que pronto alcanzarán su primer aniversario, llevan contabilizadas miles de víctimas (mayoría civiles) y millones de desplazados. Mientras tanto, en occidente, los medios de comunicación callan y los estados venden armas a Arabia Saudí y a miembros de la Coalición (entre los que cabe destacar la inestimable aportación de España, que bate records de ventas).

23-09-14-yemen-conflict-ancient-arabia-and-new-tech-kathryn-caveMas, ¿por qué Arabia Saudí, y la Coalición que lidera, tienen tantos intereses en bombardear Yemen? Pues, cómo no, por la geopolítica. Yemen, a pesar de ser un país pobre, se encuentra ubicado al suroeste de la península arábiga, es decir, en el punto de entrada al mar rojo, en el estrecho de Bab el-Mandeb. Este estrecho es incesantemente transitado por barcos llenos de petróleo procedentes de la citada península, llegando a la cifra de 4 millones barriles diarios. Por tanto, tener la llave que abre este grifo de petróleo es la clave en el panorama energético mundial.

Esta realidad geopolítica se mezcla con la religiosa, muy presente en Oriente Medio, que se entiende con el eje sunita/chiita. La oposición hutí es chiita y se le ha relacionado con Irán por parte de los sunitas. Bajo ese pretexto, y la justificación de desestabilizar la zona, se han argumentado los bombardeos por parte de la Coalición liderada por Arabia Saudí, que cuenta con el apoyo de otros países árabes con regímenes sunitas como EAU, Qatar, Kuwait o Bahréin. Por tanto, el miedo a que la influencia de Irán pueda extenderse por la península arábiga es suficiente excusa para estar bombardeando (incluso con las ilegales bombas de racimo, según diferentes ONGs) durante casi un año a la población yemení. Asimismo, si metemos en esta ecuación el acuerdo nuclear iraní alcanzado en los primeros días del verano de 2015, que eleva a Irán a potencia regional y lo libera de sanciones económicas (que le abre espacios de comercio y recupera miles de millones de dólares), los temores de la monarquía Saud se acrecientan.

La resistencia yemení, en cambio, está siendo mucho mayor de la que la Coalición hubiera deseado. Aun con las miles de víctimas que han causado los bombardeos indiscriminados, la contienda se está convirtiendo en el Vietnam particular de Arabia Saudí. Está siendo una sangría económica y militar, y la Coalición ha tenido que recurrir a mercenarios internacionales. Incluso dentro de la familia real saudí ha habido voces discordantes que han “reclamado” el final de la guerra contra las fuerzas chiitas yemeníes.

54c0ed7d72139e046e8b4581Entonces, siendo ésta la realidad, ¿cuál es la razón por la que se silencia esta atrocidad en los medios de comunicación occidentales? Aun pudiendo resultar repetitivo, no cabe otra respuesta que no sea la geopolítica. Arabia Saudí ha sido y es un aliado imprescindible para Occidente en el siempre inestable (mejor dicho, inestabilizado) Medio Oriente. Bien en asuntos económico-energéticos (inseparables en todo el mundo y más en esta región), bien en asuntos diplomático-militares (la guerra es la diplomacia por otros medios), siempre ha estado dispuesto para colaborar con sus amigos de Occidente. Por tanto, como contrapartida (y también como propio lavado de cara) Occidente trata de vender la imagen más amable de Arabia Saudí y de regímenes afines en nuestros medios de comunicación. Así, nos parecería mentira saber que los métodos de aplicar la justicia en Arabia Saudí no difieren en casi nada con la tan temida y tan detestada ISIS o DAESH (robo común o el adulterio, por ejemplo, suponen amputación de mano y muerte por lapidación, respectivamente). Pero es la triste realidad.

Además, y por asegurar su buena imagen exterior, la monarquía Saud paga a medios de comunicación internacionales para que lo proyecten de una manera positiva, como ya lo denunció Reporteros Sin Fronteras. Asimismo, una persona cercana al emir de Qatar aportó 64 millones de euros en la ampliación de capital que hizo el año pasado el grupo Prisa. Son dos ejemplos claros de una realidad que se nos oculta.

Pese a ello, y pese a la inversión en petrodólares para un lavado de cara en los medios de comunicación, no está siendo fácil para Occidente, y en especial para EE.UU, mantener esta imagen positiva sobre Arabia Saudí. Las informaciones acerca de la continua financiación de Arabia Saudí y de los otros regímenes sunitas al ISIS/DAESH, el extremismo y el fundamentalismo de sus leyes,… merman la credibilidad y legitimidad de mantener relaciones con este tipo de dictaduras teocráticas.

19564749_xl-620x400Por ello, en estos escenarios geopolíticos cambiantes no es fácil aventurar cómo evolucionarán las cosas. Este viernes 29 de enero darán comienzo las negociaciones sobre el conflicto sirio en Ginebra, a la que acudirán el gobierno de Al-Asad y la oposición, junto a diplomáticos occidentales, turcos y rusos. Rusia ha pedido que el pueblo kurdo tenga representación (ya que están teniendo un papel importante en la lucha contra el DAESH), mientras que los turcos se niegan a reconocerlos. Será importante ver en qué dirección se desengancha el nudo sirio (si estas negociaciones lo consiguen), ya que posiblemente marcará el camino en la que se desarrollen los acontecimientos en un futuro próximo en el Medio Oriente.

Pero, mientras que las correlaciones de fuerzas en el panorama internacional no cambien y los intereses geopolíticos y los petrodólares se sigan juntando con el miedo y el odio de monarquías salvajes y anacrónicas, la verdad quedará silenciada para la opinión pública (publicada). Por tanto, queremos utilizar este espacio para unirnos a todas esas personas que luchan por diferentes vías de comunicación, para que la censura mediática que sufren los bombardeos en Yemen se rompa.

No dejemos que el pueblo yemení se desangre, y tratemos de poner el foco de los medios sobre su desgarrador sufrimiento.

Azken boladan gerrari buruzko berriak iristen zaizkigu uneoro hedabideetatik. Siria, Libia, Irak, Afganistan,… Zerrenda zinez luzea, tamalez. Baina guzti hauen artean, bada bat komunikabideek beti “ahanzten” dutena: Yemen. Azken urteetako eta gaur eguneko analisi xume honen bidez, saiatuko gara nahita horren izkutatua izan den gatazka honi buruz datu gutxi batzuk plazaratzen.

Yemen arabiar penintsulako herrialderik txiroena da, eta 2011rarte Ali Abdullah Saleh izan zuen presidente, EEBB eta Yemenen iparraldean aurkitu eta monarkia wahabita bat den Arabia Saudiren laguna. Mendebaldearentzako deserosoak ziren liderrak (Gadafi, Al-Asad edota aiatola iraniarrak) kargutik kentzeko balio izan zuten arabiar udaberriek ordea, albo-kalteak ere izan zituzten. Saleh, Mendebaldeko mundu “aurreratuaren” lagun zena, kargutik kentzea ere lortu zuen Yemeneko herriak. Hala ere, mugimendu gatopardista edo lampedusiano perfektu batekin, Saleh-ek bere presidenteordea, Hadi, jarri zuen boterean. Zerbait aldatu dena berdin geratzeko.

Protestak, berriz, ez ziren eten, eta oposizioko indarrek (hutiak ziren, eta dira, erreferentzia) Sana hiriburua bereganatzea lortu zuten 2014ko irailean. Bitartean, Hadi-k Aden-era egin zuen ihesi, herrialdeko bigarren hirira. Hutiek aurrera jarraitu zuten, eta 2015eko martxoan, hauen indarraren beldur, Hadi-k Saudi Arabiak zuzendutako Koalizioari dei egin zien, oposizioaren aurkako borrokan laguntzeko. Baietza izan zen hauen erantzuna eta segituan hasi ziren Yemen bonbardatzen.

Bonbardaketa hauek, laster lehen urteurrena beteko dutenak, milaka biktima (gehienak zibilak) eta milioika desplazatu eragin dituzte. Bien bitartean, Mendebalde demokratikoan, hedabideak mutu jarraitzen dute eta estatuek armak saltzen dizkiete Arabia Saudi eta Koalizioko herrialdeei (saltzaile hauen artean Espainiaren papera goraipatzekoa da, salmenta errekorrak hausten ari dena).

Baina zein da Saudi Arabia eta Koalizioko beste herrialdeek Yemen bonbardatzeko arrazoia? Bada, geopolitika, noski. Yemen, pobrea izan arren, penintsula arabiarreko hego-mendebaldean kokatuta dago, hots, itsaso gorriaren atari den Bab el-Mandeb itsasartean. Itsasarte hau egunero eta modu etengabean petrolioz lepo dauden milaka barkuk gurutzatzen dute. Zehazki esateko, egunean 4 milioi petrolio kupel pasatzen dira bertatik. Horregatik, izugarri garrantzitsua da gune geografiko honen kontrola edukitzea munduko egoera energetikoaren barruan.

Errealitate geopolitiko hau erlijioarekin nahasten da, Ekialde Hurbilean oso presente dagoena eta sunismo/xiismo ardatzean ulertzen dena. Hutiek ordezkatzen duten oposizioa xiita da, eta sunien ahotik entzuna da Iranekin erlazioak dituztela. Arrazoi hau, eta ingurua desegonkortzeko arriskua, nahikoa argumentu dira Koalizioarentzat (Saudi Arabiaz gain, Arabiar Emirerri Batuak, Qatar, Kuwait eta Bahrein daude) Yemen bonbardatzeko. Beraz, Iranek bere influentzia arabiar penintsulara hedatu ahal izatea nahiko arrazoi da Yemeneko herria ia urtebetez bonbardatzen egoteko (ilegalak diren dispertsio-bonba edo bombas de racimo delakoak ere erabili dituztela salatu dute hainbat GKE). Saud monarkiaren beldurrak gehiago hasten dira oraindik, kontuan hartuz gero pasa den uda hasieran Iranek sinatutako akordio nuklearra. Honi esker, Iran potentzia erregionala bihurtzeaz da eta ordurarte zeuzkan santzio ekonomikoez askatzea lortzen du, milaka milioi dolar berreskuratuz.

Koalizioak espero zuen baino askoz erresistentzia handiagoa erakusten ari da, ordea, Yemeneko oposizioa. Bonbardaketen biktimak milaka diren arren Yemeneko herrian, Saudi Arabiarentzat bere Vietnam partikularra bihurtzen ari da gerra hau. Odoluste izugarria izaten ari da, bai ekonomikoki, bai militarki. Hori horrela, Koalizioko kideek mertzenario internazionalengana jo behar izan dute. Honekin batera, Saud familiaren barruan ere gerra suposatzen ari den diru eta bizitza jario honen kontra azaldu dira, erregearen esanen aurka.

Orduan, hau izanda egoera, nola da posible Mendebaldeko hedabideak isilik egotea sarraski honen aurrean? Bada, berriro ere, geopolitika erantzun beharko. Saudi Arabia aliatu biziki preziatua da Mendebaldearentzat, beti desengokorra (desegonkortua) den Ekialde Hurbilean. Izugarrizko garrantzia du herrialde honek gai ekonomiko-energetikoetan (bereizezinak bi termino hauek mundu osoan, eta bereziki munduko txoko honetan), eta baita gai diplomatiko-militarretan (gerla diplomazia da, beste bide batzuetatik). Hori dela eta, eta esker ona erakutsi asmoz (eta baita bere burua zuritze aldera), Mendebaldeko herrialdeak Saudi Arabia eta bere aldeko beste erregimenen aurpegi onena erakusten saiatzen dira komunikabideetan. Hori dela eta, harrigarria irudituko zaigu agian, Saudi Arabia eta ISIS edo DAESH-en justizia aplikatzeko neurriak ia berdinak direla jakiteak (lapurretak eta adulterioak, adibidez, eskua moztea eta harrikatuta hiltzea dakar, hurrenez hurren). Baina hau da errealitate gordina.

Horrez gain, eta bere kanpo irudia hobetze aldera, Saud monarkiak nazioarteko komunikabideei ordaindu egiten diela salatu du Reporteros Sin Fronteras GKE. Honekin batera, Qatarreko emirraren oso gertuko pertsona batek 64 milioi €-ko inbertsioa egin du berriki Prisa komunikazio taldean. Uneoro izkutatua zaigun errealitate baten bi adibide besterik ez dira hauek.

Gezurra behin eta berriz errepikatzeko horrenbeste petrodolar inbertitu arren, ez da erraza Mendebaldearentzat, eta bereziki Estatu Batuentzat, Saudi Arabiari buruzko irudi ona saltzea. Saudi Arabia eta beste erregimen sunitek ISIS/DAESH finantziatzen dutela dioten informazioek, Saud monarkiak aplikatzen dituen justizia metodo bortitzak salatzen dituzten datuek,… sinesgarritasun eta legitimitatea kentzen diote diktadura teokratiko hauekin harremanak mantentzeari.

Hori dela eta, geopolitikako eszenatoki aldakor hauetan ez da erraza jakitea hemendik urtebetera zein izango den egoera. Oingo ostiralean, urtarrilak 29, Ginebran hasiko dira Siriako gatazka konpontzea helburu duten elkarrizketak. Bertan Al-Asad presidentea eta oposizioa egongo dira, Mendebaldeko delegaritza eta Turkia eta Errusiarekin batera. Errusiak kurduen presentzia ere eskatu du (paper garrantzitsua jokatzen ari baitira ISISen aurkako borrokan), turkoek ezetza esan duten bitartean. Negoziazioek gatazka hau konpontzen badute, arras garrantzitsua izango da ikustea zein norantzan egiten duen, seguraski bide hori izango baita Ekialde Hurbilak hartuko duena.

Baina eszenatoki internazionaleko indar korrelazioak aldatzen ez diren bitartean, eta interes geopolitikoak eta petrodolarrak monarkia anakroniko eta beldurgarriekin batzen diren bitartean, egia mututua izango da iritzi publikoarentzat (publikatuarentzat). Horregatik, Yemenen gertatzen diren bonbardaketak salatzeko bide desberdinetatik horrenbeste lan egiten duten pertsonekin batzea nahiko genuke gure espazio murritz honetan, denon artean zentsura mediatiko honi behingoz buelta eman ahal izateko.

Ez dezagun utzi Yemeneko herria odolusten eta saia gaitezen komunikabideen fokuek bertara begiratzea.

2 thoughts on “Yemen, Guerra silenciada – Gerra isildua

  1. Artikulu interesgarri-argitzailea! Hurrengorako, gomendagarria litzake lehe ik euskaraz jartzea, “beherago gazteleraz” ohar batekin-edo.
    Honela edonotm ziur irakurriko du bere hizkuntzan, eta gaztelera- euskara elebidunek hautatu ahal izango dute. (Eta kokapenak euskera lehenetsiko du)
    Animo eta aurrera!

  2. Yo creo que se habla poco de Yemen por tres razones:

    (1) Está más lejos que Siria y Siria ya es bastante complicada, si acaso mencionamos a Yemen en relación con Siria y el papel del Islamo-Fascismo en todo ello.

    (2) Mientras en Siria y su vecindad tenemos una referencia clara, las fuerzas revolucionarias kurdas, en Yemen el Comité Revolucionario es, por mucho que se llame así, de ideología y programa poco revolucionarios, a no ser que entendamos la “revolución” en términos iraníes (burgués-nacionalista con armazón religioso más bien fascistoide). Uno obviamente se solidariza con las víctimas civiles, desprecia muy en especial al régimen saudí (difícilmente hay algo peor) pero no hay nada concreto que apoyar en el otro bando tampoco, sólo el mal menor y el equilibrio geoestratégico.

    (3) No hay oleadas de refugiados llegando a Europa desde Yemen (van a Somalia y sitios así, aunque cueste creerlo), eso invisibiliza el conflicto hasta cierto punto.

    Aún así, la guerra de Yemen bien puede ser incluso más importante que la de Siria desde el punto de vista estratégico. Como bien se apunta, el control del estrecho de Bab El-Mandeb depende en parte de lo que allí ocurra, aunque las bases militares están todas en realidad en el micro-estado de Yibuti (USA, Francia y ahora también China tienen bases allá), pero eso no es lo más importante: lo realmente importante es lo que pueda ocurrir en Arabia Saudita misma, cuya estabilidad es sin duda muy precaria. No hay fronteras absolutas en Arabia y los Houtis ya han ocupado varias localidades en territorio saudí, lo que, de extenderse, podría causar conflictos internos muy serios en la teocracia wahabita.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s