Home

transicionespañolaweb

Autor: Borroka garaia da!

Como todo el mundo sabe, la españa franquista mediante un proceso de reflexión llegó a la conclusión de que no era muy democrática y eso está feo. Entonces se inició un modélico gran debate político y social popular liderado por el anti-franquismo y conocido como transición donde se pusieron las bases para la democracia entre pelucas de Carrillo, pantalones de pana del señor X y demás fauna. Es una historia muy conmovedora pero para escribir un libro del género fantástico con toques de ciencia-ficción.

La cruda realidad es que la oligarquía franquista española orientada por el bloque occidental capitalista (el mismo al que le parecía genial el anti-comunismo cañí del regimen franquista) llevó a cabo la reforma franquista. Bajo el control de la propia oligarquía y el poder militar. No fue llevada a cabo por demócratas o antifascistas. Fueron las medidas necesarias para reorganizar la explotación capitalista interna española y para optimizar recursos de cara a esa explotación. Un plan trazado que acabaría con el estado español dentro de la OTAN, en la estructura capitalista europea y pieza subsidaria y de apoyo al mencionado bloque mientras los beneficios de la oligarquía aumentarían. El franquismo necesitaba esa equiparación democrática burguesa europea. Y lo llevaron a cabo cuando ellos lo decidieron.

Los anti-fascistas del 36, pues siguen donde estaban. Derrotados y perdidos por las cunetas. En decenas de países de todo el mundo tras dictaduras fascistas se llevaron a cabo transiciones democráticas, más lentas o más rapidas. Con sus depuraciones de los estamentos militares, policiales, políticos y económicos. Con juicios y condenas. Medio siglo de dictadura franquista española sin embargo ha pasado con total impunidad. Ni una sola persona ha sido juzgada ni siquiera multada. Decenas de miles de víctimas mortales, torturados y exiliados jamas han visto a sus verdugos ser condenados por ningún tribunal sino todo lo contrario. Son despedidos con honores.

Ni el franquismo ni sus responsables jamás han sido juzgados por la sencilla razón de que sus tentáculos de poder nunca se fueron, siguen estando presentes en la actualidad española. Controlándola. El mismo poder financiero y la oligarquía que amasó fortuna durante la dictadura es el que acapara hoy en día el poder económico. El ejercito y las fuerzas policiales cuentan con los mismos esquemas internos estructurales y sus responsables son elementos herederos directos de sus predecesores. Ni siquiera los tribunales sufrieron cambios transcendentes. La audiencia nacional simplemente es un cambio de nombre del tribunal de orden público franquista. Los mismos jueces continuaron con su toga. Hasta hoy.

Si realmente hubiera habido algún tipo de “transición democrática”, la primera medida hubiera sido la autodeterminación de las naciones ocupadas por el fascismo y no por la gracia de dios. Pero los fascistas pasaron a ser demócratas y los verdaderos anti-franquistas terroristas. Y aún siguen con ese cuento.

En cualquier caso, hubiera sido imposible la recreación del nuevo régimen de la oligarquía española sin la colaboración de las élites del reformismo, tanto del nacional como del social.

¿Nos encontramos hoy en día a puertas de algún tipo de transición o reforma española?. Lo cierto es que no, porque no existen las bases materiales en el estado español para que así sea. En primer lugar porque la oligarquía española no necesita ningún cambio estructural y las vías encomendadas por el capital están ya marcadas y se llevarán a rajatabla independientemente de cualquier tipo de gobierno no rupturista. La situación en el estado español no puede pasar más allá de cambios cosméticos irrelevantes para la estructura base de su funcionamiento. Y es ahí donde entra una vez más en juego tanto el reformismo nacional como el social a modo de legitimización del sistema y como fuerza centrífuga para negar la ruptura democrática. Ya que esa ruptura es la única que tiene viabilidad para transicionar hacia otro marco político.

Si el proceso catalán no culmina en tiempo prudencial, si el proceso vasco no acaba de arrancar, el futuro a medio plazo será más españa, más oligarquía, más castigo a la clase trabajadora. Reducción del rupturismo y asentamiento del reformismo. Es decir, asimilación y estabilidad del sistema español. Pues para desatar un nudo hay que saber cómo está hecho.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s