Home

Autor: Borroka garaia da!

El carnaval es una antiquísima fiesta y tradición de origen pagano. Pese a que generalmente se suele encuadrar en la época de la antigua Grecia y Roma, hay vestigios anteriores que se pueden trazar incluso hasta las primeras civilizaciones.

Lo cierto es que pese a que haya podido tener su surgimiento en diferentes lugares, culturas y espacios temporales, existen elementos en común que vertebran ese rito social hasta el día de hoy y lo convierten en algo global como si ante situaciones parecidas el género humano diera respuestas también parecidas. La cuestión es ¿respuesta a qué?

En las comunidades de la antigua Euskal Herria y llegados al mes de febrero, las ganancias que se habían sacado en el medio rural a partir de las matanzas de animales de noviembre iban llegando a su fin. De esta manera, la juventud de los pueblos, ante posibles dificultades alimenticias ideaban en común como darse un gran banquete. El carnaval vasco, por tanto en parte era una tradición de ayuda mutua a finales de invierno para pasarlo bien y llenar el estómago. A cambio de canciones y jolgorio se recogían alimentos, en un formato antiguo de lo que ahora por ejemplo se llamaría “crowfunding”. Con el paso del tiempo esa necesidad vital de alimentos se vio reducida, llegándose a perder ese origen, pero aún hoy en algunas localidades vascas pervive esa cuestación y banquete popular del carnaval y en otras se ha recuperado la tradición.

Otro de los motivos del carnaval en Euskal Herria era el quebrantamiento de las reglas. Ya sea cogiendo las primeras ropas y atuendos que se pillaban en el hogar para taparse la cara y de esta manera no ser reconocidos a la hora de llevar a cabo diferentes delitos contra la propiedad, travestirse, o llevar a cabo actos “impúdicos”, contra la moral y sus símbolos.

La “revolución cultural” (descodificación) capitalista con su efecto de percepción inmediatista (anti-historicista) y pragmático-dogmático, donde sólo acaba existiendo el aquí y ahora, sin contexto, sin pasado y por lo tanto tampoco futuro ni la esperanza e ilusión que se asocian con éste hace que la ventana de la percepción se estreche hasta que prácticamente no hay ventana, no hay conciencia y por lo tanto tampoco esperanza. Eso es lo que ha hecho la derecha democristiana vasca a su manera: intentar reinventar lo vasco de acuerdo con las ideas burguesas, enfatizando unas cosas (cristianismo, folclorismo…), olvidando otras e inventando mucho. De ahí que muchos elementos del carnaval vasco u otras tradiciones vascas sean interpretadas por algunos como algo épico-espiritual de no se sabe qué esencia. ¿Acaso cuando en algunos carnavales vascos se levantaban fogatas era “para eliminar los malos espíritus”?. Lo más probable es que simplemente fuera lo que pedía el cuerpo para alargar la fiesta, el baile y la juerga durante la noche donde aún no existía electricidad y no supuestas cuestiones espirituales entre el bien y el mal.

Al igual que en Euskal Herria, el carnaval en muchas partes del mundo cuenta con manifestaciones similares y no es extraño que incluso personajes del carnaval vasco sean idénticos al de otros lugares tan alejados relativamente como Eslovenia o Suiza. Pues al fin y al cabo, los carnavales fueron la respuesta irreverente de las clases bajas de diferentes contextos culturales ante los de arriba, formas de ayuda mutua, construcción de lo común y de subversión.

2 thoughts on “Carnaval vasco

  1. Tengo la impresión de que el carnaval, antes de ser carnaval o incluso saturnalia (la versión romana del mismo) era otra cosa, algo más complejo que no se puede simplemente entenderse como “el quebrantamiento de las reglas”. Yo recomendaría hacer una búsqueda de los materiales que por ejemplo Roslyn Frank ha publicado sobre los carnavales vascos, sardos y otras manifestaciones europeas probablemente relacionadas.

    Lamentablemente tienes toda la razón en que la descodificación, y muy en particular la represión cristiana y franquista, nos han hecho perder el significado de estos ritos ancestrales. Aunque tienes mucha razón en que hay una interpretación derechista cristiana de todos estos ritos, tampoco creo que sea correcto irse al extremo opuesto y reducirlo todo a una mera fiesta sin contenido sociológico y por lo tanto espiritual, metafísico, religioso…

    De hecho mucho me temo que es esa trivialización de la fiesta como mero “pasarlo bien” sin significado social lo que es de hecho descodificación capitalista. Desde un punto de vista antropológico eso no tiene ningún sentido: por supuesto se trata de pasarlo bien, también, pero hay unos significantes sociológicos y culturales, identitarios, comunitarios, que sin duda se perpetuaron mejor o peor durante milenios hasta que el cristianismo y el capitalismo hicieron tabula rasa.

  2. A mi, que le llames “revolución cultural capitalista” a la basura de la new age, me ha encantado.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s