Home

6805928272_7a374b23a5

Gora Martxoaren 3a!

Borroka garaia da! webgunerako kolaborazioa, egilea: Maiatzak 1 Egin

40 urte luze pasa dira 1976ko martxoaren 3an poliziak Gasteizen burututako sarraskitik. Egun horretan, Zaramaga auzoko San Frantzisko elizan bilduta zeuden milaka langileen aurka oldartu eta haietako bost erail zituen: Romualdo, Pedro, Francisco, José eta Bienvenido. Gerora, indar errepresiboek hilketa hauek salatzen zuten hainbat langileen bizitzarekin amaitu zuten. Urte horietako klase borrokaren areagotzea geldiaraztea zuen helburu, erregimenak erreformarekin aurrera egin ahal izateko eta haren oinarriak kolokan jartzen zituen mugimendu zabalarekin amaitzeko.

Gaurko Euskal Herrian martxoaren 3a herri boterearen eta duintasunaren sinbolo bilakatu da. Hainbat urtez isilarazita eta ahaztuta izatea nahi izan dute, baina Gasteizeko langileen eredua gainetik pasa zaie. Izan ere, eredugarria baita urte horietan zabaldu zen elkartasuna eta batasuna: enpresa, sektore eta jatorri ezberdinetako langileen arteko esperientzia trukaketek, asanbladek, eztabaidek eta ekintzek erakutsi baitzuten batuta gaudenean daukagun indarra eta nola elkarlanean kontzientziak pizten ditugun. Kapitalismoaren krisian gauden momentu honetan, Gasteizeko langileen borrokaren irakaspenak gaur presente eduki behar ditugu, pairatzen ditugun erasoei aurre egiteko tresnak, alegia.

Maiatzak 1 Eginek Gasteizen urteurrenaren inguruan antolatu diren hamaika deialdietan parte hartzeko deia egiten dio herri mugimenduari eta langile herriari. Eraildakoen izenak historian ez galtzeko eta borroka bizirik dagoela aldarrikatzeko helburuetan ere herri mugimenduak baduelako zer esanik

«Euskadi independiente, clase obrera al frente»

Boltxe Kolektiboa

Hace cuarenta años, el 3 de marzo de 1976, cinco obreros de Gasteiz fueron asesinados y más de cien resultaron heridos, la mayoría de bala, como consecuencia de los disparos efectuados por la policía española.

Los trabajadores de varias empresas de Gasteiz estaban en huelga desde hacía dos meses y desde hacía dos días había huelga general en Gasteiz en solidaridad con su lucha. La huelga era contra el decreto de topes salariales, en defensa de mejores condiciones de trabajo y para exigir que no hubiera ningún despedido.

A pesar de que Franco ya había muerto todavía estaban prohibidos los derechos de reunión, manifestación y huelga, pero eso no frenaba, como no la había frenado durante la dictadura franquista, a la clase trabajadora a convocar huelgas, a luchar por sus derechos.

Ese 3 de marzo la huelga general continuaba y se había convocado una asamblea general informativa en la iglesia de San Francisco de Asís en el barrio de Zaramaga. La gente fue entrando en la iglesia y cuando estuvo llena las fuerzas de ocupación, las fuerzas de orden público españolas, FOP, ordenaron desalojar la iglesia lanzando a su interior gases lacrimógenos, ametrallando a los y las trabajadoras que salían asfixiadas de la iglesia.

La policía actuó, como corresponde a los guardianes del capitalismo, con la máxima violencia.

Las órdenes fueron concluyentes como lo demuestran las grabaciones de ese día. Las indicaciones de los mandos político-policiales dejaban claro que había que actuar con la máxima dureza. «No os importe matar» dijeron los mandos, y los policías españoles mataron.

Mataron a cinco obreros: Romualdo Barroso Chaparro, Pedro Mari Martínez Ocio, Francisco Aznar Clemente, Bienvenido Pereda, que murió dos meses más tarde a causa de las heridas de bala, y José Castillo. Algunos no tenían todavía 20 años de edad, pero ya eran luchadores y conocían lo que es la solidaridad obrera. Sabían que para construir la Euskal Herria que el Pueblo Trabajador Vasco necesita es imprescindible la participación activa de la clase obrera, porque precisamente es la más interesada en una patria socialista y feminista.

La respuesta de las y los trabajadores fue una huelga general. El 8 de marzo más de medio millón de trabajadores pararon, en Euskal Herria, en solidaridad. Ya el día 5, en el funeral estuvo presente todo el pueblo trabajador de Gasteiz. Esos dos días de lucha mostraron la rabia y la decisión de los trabajadores de continuar la lucha contra la patronal asesina, contra el Estado asesino.

La solidaridad con estos trabajadores asesinados fue reprimida también duramente, en Basauri murió Vicente Anton, joven obrero vasco que participaba en una concentración de protesta. Incluso el internacionalismo fue masacrado. En Tarragona fue asesinado otro trabajador, Juan Gabriel Rodrigo, al disolver la policía una manifestación de solidaridad con la lucha de los obreros de Euskal Herria. En Roma el movimiento estudiantil y la izquierda revolucionaria italiana habían convocado una movilización contra la matanza obrera de Gasteiz, dos jóvenes manifestantes fueron heridos de bala y un viandante Mario Marotta fue asesinado por los disparos de la policía.

Eso era el franquismo, que representaba los intereses de la burguesía española, y eso es la democracia burguesa, ya sea en España, en Italia o en cualquier otro país capitalista. Plomo y muerte para el proletariado y la clase obrera cuando asume su papel de vanguardia y afronta con todas las consecuencias los rigores de la lucha por la emancipación de los y las oprimidas y de los pueblos.

«Euskadi independiente, clase obrera al frente» se decía en aquellos años y ese es un espíritu que es vital recuperar. O dicho de otra manera, y quizá más actual, para que Euskal Herria sea de verdad independiente los sectores oprimidos no solo en su vertiente nacional sino también de clase y de género deben asumir la responsabilidad histórica de liderar ese proceso. Porque sino es así, y como decía James Connoly, si no colocamos entre todas y todos una bandera roja al lado de la ikurriña, tan solo habremos cambiado de opresor. Y un explotador, también es explotador aunque porte una txapela.

El ciudadanismo, el electoralismo, el ceder la dirección del proceso independentista a la pequeña burguesía autóctona, no nos va a traer la emancipación de clase, nacional y de género por la que cayeron estos compañeros.

No podemos olvidar estos hechos, ni debemos tergiversarlos. La asamblea de trabajadores y trabajadoras, la movilización obrera, sigue siendo un referente de lucha para conseguir el Estado Obrero Vasco. Y quien diga que hoy día apenas queda clase obrera es que no quiere ver la realidad de la explotación en un momento en que el capitalismo está exprimiendo al máximo a los y las trabajadoras para así salir lo mejor posible de una crisis que ha provocado él mismo.

Euskal Herria no debe olvidar jamás a estos obreros que dieron todo por la lucha de la clase obrera por sus derechos, que vivieron, trabajaron y lucharon por otra realidad. Y esa realidad solo puede ser la patria socialista y feminista. O sencillamente no seremos del todo libres. Solo el socialismo aporta la verdadera libertad.

Internazionalistok, Martxoak 3an: oroimena , duintasuna eta borroka!

Borroka garaia da! webgunerako kolaborazioa, egilea: Askapena

Internazionalistok, Martxoak 3an: oroimena, duintasuna eta borroka!
40 urte betetzen dira aurtengoan Gasteizko gertakari lazgarrietatik. 1976ko martxoaren 3an Zaramagako auzoko San Frantzisko elizan zein honen inguruetan gertatutakoa ekarri nahi ditugu gogora. Euskal Herri Langilearen askatasun grinaren kontra eginiko sarraskia izan zen hura. Euskal Herriko klase borrokaren adibide gordin bezain gogorra.

Ezin dezakegu ahaztu, Gasteizko hiriko langileak burutzen ari ziren borroka gogorrak. Grebak , mobilizazioak, batzarrak… Langile mugimendua inoiz baino indartsuago zegoen, eta langile boterea eskuratzen hasiak ziren enpresaburu frankisten beldurrerako. Hori gutxi balitz, Franco hilda zegoen eta frankismoaren kontrako mugimendua zabala zen garai horretan. Horrela, langile borroka huts bat baino gehiago, borroka politikoa zen guztiz, non eta Euskal Herriko probintzia “leial” batean.

Horiek izan ziren erregimen frankistak izan zituen arrazoiak langileen aurkako sarraski hori burutzeko. Ez zen kasualitatea izan inolaz ere. Ez zitzaien eskuetatik joan, askotan saldu nahi izan duten moduan. Egin behar zutena egin zuten, hotz hotzean pentsatua, langileen eta herri sektoreen boterea zapaldu ahal izateko.

Euskal Internazionalistok, ezinbestean dugu egun hau gure oroimenean. Egun honek gure herriaren askapen sozial zein nazionalarentzat duen garrantzia bereziaz ohartzen gara. Alde batetik, langile eta herri boterearen momentu garrantzitsua delako gure herriarentzat. Eta bestetik, gure eredu eta adierazpen ahaztezina delako. Beraz, biktimez oroitzeaz gain borroka eta duintasun hura oroitu eta berreskuratzea dagokigu EH errebelde hori osatzen dugun guztioi.

Bestalde,ezin utzi gogoratu gabe gertakari haien ostean Basaurin erahil zuten gaztea eta noski, ezta Tarragonan martxoak 3ko gertakariekin elkartasunez erahil zuten Juan Gabriel Rodrigo Knafo ere, nola, Erromako enbajada aurrean burutu zen mobilizazioan erail zuten Mario Marotta. Herri honen borrokekin elkartasunean eraildako lagunak. Berarentzat ere oroimena, duintasuna eta borroka! Euskal Herriarekiko elkartasunean erailda ko lagunak, gure hildakoak ere badirelako!

Gora Euskal Herri Langilea!
Gora Gasteizko 5ak!
Gora Euskal Herriarekiko elkartasunez bizitza eman dutenak!

Langileon borrokaz Euskal Herrian aldaketa behingoz!

LAB

Orain dela 40 urte, gaurko egunez, Pedro María Martínez Ocio, Francisco Aznar, Romualdo Barroso, José Castillo eta Bienvenido Pereda Poliziak hil zituen Gasteizen. Saihestezina izan zen eta da, ehundaka zauritu eta eraildako eragin zituztenek 1976ko hilabete hoietan sarraski horretan izan zuten erantzunkizunari muzin egitea eta oraindik ere egiten jarraitzea. Baina gertatutakoa aitortzea eta memoria kolektiboa eraikitzea ezinbesteko zeregina da.Martxoaren 3an Gasteizen eraildako 5 langileetaz gain, Juan Gabril Rodrigo eta Vicente Antón Ferrero ere gogoratu nahi ditugu, hildakoenganako elkartasun manifestazioetan erail baitzituzten Tarragonan eta Basaurin.

7 langile hauek, eta zauritutako ehundaka pertsona hoiek, langile klasearen eskubideen defentsan atera ziren kalera, eta oinarriak ezarri zituzten gaur egun, pertsona oro, “pertsonak” izateko eta ez kapitalaren morroiak.

40 urte iragan dira gertakizun hoietatik eta gaur egun, jendartearen zati garrantzitsu batek bizi duen egoera, ez da garai haietan bizi zena baino askoz ezberdinagoa. Bere burua demokratikotzat hartzen duen gizarte eredu batean bizi bagara ere, ezezagunak ziren ezberdintasun sozial handi batzuekin aurkitzen gara, gainera, hurrengo belaunaldiek ez dute bermatuta euren bizi eta on- gizate maila aurrekoena baino hobeagoa izango denik.

Urte hauetan borroka asko egin ditugu kapitalaren eta patronalaren aurka. Guztietan, greba bakoitzean, EREen kontrako mobilizazioetan, kaleratzeen kontra, generoaren diskriminazioaren kontra, edozein motatako diskriminazioaren kontra, LABek beti izan du argi, borrokarik gabe ez dagoela aldaketa soziolaboralik, inork ez digula ezer oparituko, inork ez digula bidea erraztuko aurrera egin dezagun. Aldaketa denon ahaleginez eraikiko da.

Bizitzen ari garen injustizia sozial honetan, LABek borrokan jarraitzeko beharran berresten du, izan ere borrokarik gabe ez dago aldaketa soziolaboralik, eta aldaketa soziolaborala gabe gelditzen zaigun bakarra sistema kapitalista honen basakeria besterik ez da, eta nora garamatzan garbi ikusten ari gara.

Borroka hau gure aurretik izan direnei zor diegu.

IZAN ZIRELAKO GARA GARELAKO IZANGO DIRA!


[Vídeo] 40 años de una experiencia revolucionaria. 40 años de un crimen de Estado 

Charla-debate realizada el 19 de febrero de 1016 en Ágora de Getafe con la participación de Andoni Txasko, Amparo Lasheras, Imanol Olabarría  y Ángeles Maestro


Tras 40 años

Mikel Arizaleta

Han pasado cuatro décadas desde la masacre de Gasteiz, de aquellas luchas obreras que nos convulsionaron. El PTV (Pueblo Trabajador Vasco) que la izquierda abertzale puso en la vanguardia de la revolución, adquirió visibilidad en las movilizaciones. Su organización, su compromiso fue también la del enemigo de clase al que, 40 años después, me dispongo a recordar.

Uno. La organización obrera surgió de la solidaridad con los trabajadores de Forjas Alavesas y otras empresas que negociaban su convenio. Una huelga general paralizaba Gasteiz y varios miles de trabajadores se dieron cita en la parroquia del barrio de Zaramaga. La Policía Armada, siguiendo instrucciones superiores, realizó una acción de guerra en tiempo de paz. Lanzó gases lacrimógenos y botes de humo en el interior de la iglesia y cuando los obreros despavoridos intentaron ganar el exterior, fueron abatidos como conejos.

Dos. El balance en Gasteiz fue de cinco muertos y más de un centenar de heridos. Los fallecidos:Romualdo Barroso (19 años), Pedro María Martínez Ocio, Francisco Aznar (17 años), José Castillo yBienvenido Pereda. El 8 de marzo en Basauri y en una manifestación de protesta por los sucesos de Gasteiz, la policía mataba a Vicente Antón Ferrero, de 18 años. El día 5, en Tarragona y en una manifestación tras la masacre de la capital alavesa moría, tras caer o ser arrojado de un tejado cuando le perseguía la policía, el obrero Juan Gabriel Rodrigo Knafo, de 19 años. El 14 de marzo, en una protesta por las muertes de Gasteiz frente a la Embajada española de Roma, la policía italiana disparó fuego real contra los congregados matando a un viandante, Mario Marotta e hiriendo gravemente a otros dos.

Tres. La respuesta del Estado español fue de reafirmarse en la actuación de sus policías. Para el gobernador civil de Araba, Rafael Landín, la «represión de la policía ha sido en algunos momentos insuficiente» lo que corroboraba la nota oficial del Gobierno de Arias Navarro: «La actuación de las fuerzas del orden ha estado encaminada a proteger el ejercicio de las libertades individuales». Como en el golpe de Estado de 1981 con los números de la Guardia Civil, ningún agente policial, a fin de cuentas los que dispararon y mataron obreros, fue imputado.

Cuatro. En línea con el apartado anterior de impunidad, los únicos detenidos fueron aquellos que la Policía señaló como dirigentes obreros, que ingresaron en la prisión de Carabanchel: Imanol Olaberria,Jesús Fernández Navas, Juanjo Sebastián y Emilio Alonso. Otros en Langraitz. Las víctimas fueron encarceladas y los verdugos, compañías acantonadas en Miranda, Valladolid y Gasteiz, felicitados por haber matado obreros.

Cinco. La amenaza y el interés por amedrentar a los obreros y a los sectores populares no fue una bravuconada, sino que el Estado la cumplió a rajatabla. En los dos meses siguientes, los agentes policiales y similares mataron a dos carlistas en Jurramendi, a Felipe Delgado en un control en Zestoa, a Alberto Soliño, en el festival de la canción vasca en Eibar, mientras una bomba abandonada por el Ejército hispano en Urbasa mataba a cinco vecinos de Etxarri Aranatz. Amenazaron con seguir matando y lo hicieron. Funcionarios del Estado.

Seis. Los responsables de la masacre tenían nombres y apellidos. El director de Seguridad del Gobierno español era Víctor Castro Sanmartín, presidente de la Hermandad de la División Azul (españoles con Hitler en la URSS), protagonista de las negociaciones con EEUU para las bases militares en España. En 1976, tras los sucesos, fue destinado al CESID (servicios secretos). Su adjunto era José Antonio Zarzalejos Altares que recibió como trofeo el Gobierno Civil de Bizkaia, de donde dimitió tras la legalización de la ikurriña. Zarzalejos Altares, sin embargo, fue nombrado fiscal general del Tribunal Supremo ya en la época del PSOE. Fue complaciente con los GAL, haciendo honor a su currículo. Sus hijos también fueron y son sonoramente montaraces. Uno, José Antonio, director de ‘El Correo’, ‘ABC’ y hoy en ‘El Confidencial’. El otro, Javier, secretario general de Presidencia en el Gobierno de Aznar y hoy presidente de la Fundación ultra, FAES.

Siete. Con el poder mediático controlado y los obreros tachados de delincuentes, terroristas y vándalos, el Estado ató la tercera pata, la judicial. El TOP (Tribunal de Orden Público, antecedente de la Audiencia Nacional) se desinhibió de los sucesos en favor de un tribunal militar, cuyo instructor fue el teniente coronel Cipriano Pérez Trincado, voluntario requeté en 1936, relator de su particular «cruzada». Trató a las víctimas como entonces, enemigos. Los hechos fueron sobreseídos. Matar obreros era gratis.

Ocho. Los responsables políticos de la masacre son recordados, en esa construcción vergonzosa del relato, como pro-hombres de la España moderna. Arias Navarro era el presidente del Gobierno. El Carnicero de Málaga le habían apodado, responsable de la ejecución de 4.500 republicanos. Hoy tiene nombre de parques, calles, su familia mantiene un marquesado y grandeza de España. Su sucesor, el que ocultó la masacre, se llamaba Adolfo Suárez, que se jactaba de no haber leído jamás un libro, ha sido elevado recientemente a los altares. Ambos, Arias y Suárez, habían sido nombrados por el Borbón restaurado que tomó el nombre de Juan Carlos I.

Nueve. Qué decir de Fraga, ministro de Interior entonces: «No se van a tolerar planteamientos utópicos». «No fue una actuación excesiva, se estaba jugando mucho». Martín Villa, el ministro de Relaciones Sindicales (los sindicatos estaban ilegalizados) llegó a suceder a Fraga, y se metió luego empresario, de la marca España: Sogecable, Endesa, Prisa y hoy consejero del Sareb, el banco de los morosos. Desde 1964 con chófer oficial.

Diez. Jesús Quintana, el capitán que dirigió la masacre, señaló en la causa abierta que los obreros muertos estaban bien muertos, porque la Policía actuó en «defensa propia». No hubo, sin embargo, policía herido por arma de fuego, ni siquiera por arma blanca. Quintana, a quien Interpol pidió la detención y extradición, vive en Granada y, como jubilado da extensos paseos, paradoja, por el parque García Lorca, cerca de su domicilio.

Once. Los empresarios alaveses, que presionaron para que los salarios fueran congelados, para que el escarmiento a los obreros rebeldes fuera de los que hacen época y marcaran a toda una generación, no aparecen en las crónicas históricas. Ellos, que se negaron rotundamente a la negociación, aparecieron entonces como paladines del acuerdo. Nombraron a un mediador vallisoletano que llevaba en Gasteiz varios años como juez de instrucción, Juan Bautista Pardo García. Pardo sería, ya en 1989, el primer presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Doce. En esta construcción de un relato oficial, de una desvergüenza supina, como esas excusas utilizadas para evitar el título honorífico a Lluís Llach, la apología del crimen ha sido excluida. Y, nuevamente, las víctimas han sido relevadas de su categoría. La justicia española y sus aparatos hacen caso omiso a Interpol. Y la policía autonómica fue capaz de disolver la manifestación de aniversario del 3 de marzo de 2006, hacer tres detenidos e imputarlos por «atentado». Por cierto, los ertzainas robaron a los manifestantes la ikurriña que abría la protesta. La Ertzaintza envió las imputaciones «por enaltecimiento del terrorismo» a la Audiencia Nacional, que las rechazó. Sería un juzgado ordinario de Gasteiz el encargado del caso y tres años después absolvió a los imputados. El responsable de aquel desaguisado, el consejero Javier Balza, tuvo un recorrido similar al de Martín Villa, pero a lo «euskal style»: Caja Vital, Uría Menéndez Abogados, Iberdrola… Pago por servicios prestados.

Han pasado 40 años de la masacre del 3 de marzo. Cuatro décadas. En esa construcción del relato, la víctimas siguen sin recuperar su lugar. Los verdugos, en cambio, engreídos, vanidosos, refugiados en su eterna impunidad.

Gora martxoaren 3a!

Ernai

Borroka luze baten ondorio izan zen 1976ko sarraskia. Luze zebilen Gasteizko langileria, han eta hemen, enpresaz enpresa eta patronalaren txantaien aurrean irmotasuna adierazten. Borroka eredugarri horretan, aurpegiz aldatzen ari zen erregimenak eta gaurdaino berean mantendu den patronal ankerrak langileriaren aldarriei men egin ordez haien pribilegioei eustea erabaki zuten. Bortxa izan zen, ondorengo urteetan berretsi zuten moduan, herri aldarriak ixilarazteko erreminta.

40 urteren buruan antzeko agertokian aurkitzen gara. Izaera antidemokratikoa euskarri duen erregimen espainiarrak bere burua berriz zuritu nahi du. Herri sektoreen bizi baldintzak ere zeharo kaxkartu dira. Eta, tartean, patronal eta elite ekonomikoak, kapitala metatzearren, langileriaren beharrizanei entzungor egin eta espolio sistematikoa azkenengo bururaino eramaten ari dira, azken urteetako langile borroka ezberdinek erakutsi diguten bezala.

Bietan ala bietan, gazteok bereziki pairatu ditugu erregimen kapitalista espainiarraren miseriak. Prekarietatea nagusi egin da gure bizitzetan; langabeziak gogor jota, etxebizitza duin bat eskuratzeko aukera errealik gabe, ikasketen merkantilizazio eta pribatizazioa pairatuz… Hamaika aurpegi garatu ditu gure bizitzen gaineko desjabetze bortitzak. Zer esanik ez emakumeon kasuan: lan bikoitza burutzen baitugu prekarietate egoera laukoitzean. Azken aldian eraso sistematiko eta orokortuek aditzera eman duten bezala, sistema patriarkarrak ere bortxa du erreminta emakumeon zapalkuntza egoera bermatzeko.

Bide batez, egoera bidegabe hau errotik aldatu dadin bermeak ekidin eta beronen kontra antolatzen garen eta borrokatzen dugun gazteon kontrako errepresio sistematikoak ez du etenik izan. 1976an isuritako odoletik Mozal Legeraino borondate politikoak berdina izaten jarraitzen du: eliteen pribilegioak kolokan jar ditzaketen ekinbideekin amaitzea. Horregatik, Espainiar zein frantziar estatuekin apurtzea eta eredu kapitalista patriarkarra gaindituko duen borroka da gurea. Gazte Boterea ardatz Euskal Herria askatasunera eramango duen prozesua da gurea; eta horretarako gazteok bizi dugun hamaika aurpegidun prekarietatearen eta berau ahalbidetzen duen sistema kapitalista patriarkarraren kontra antolatzea eta ekitea da aukera bakarra.

Zapaltzaileei itxaron gabe, eta aurpegia ematea ukatu gabe, ekingo diogu geure bideari. Bizitzeko jaio garelako bagoazela diogu, gaurdanik burujabetza prozesuan murgilduta gaudelako eta horretarako ez diogulako inori baimena eskatuko .Herri Boterea gorpuztuz, egin dezagun gaurdanik biharko Euskal Herri Gazte, Gorria eta Morea.

Gora gazte borroka!
Gora Martxoaren 3a!
Jo ta ke independentzia, sozialismoa eta feminismoa lortu arte!

+ Martxoaren 3aren memoria sozial eta politiko baten alde

+ Por una memoria política y social del 3 de marzo

5 thoughts on “3 de marzo / Martxoak 3, Euskal langile herriak ez du barkatuko

  1. “El PTV (Pueblo Trabajador Vasco) que la izquierda abertzale puso en la vanguardia de la revolución”, y luego pedireis verdad y justicia a otros. Manipuladores!!!
    En los “sucesos” de Vitoria-Gasteiz, pueblo trabajador si ,vasco?,los menos, por cierto. La izquierda abertzale no podia estar porque ni existia. Las vanguardias junto con las balas de la policia fueron los culpables de la derrota de la clase obrera en EH y se empezo hace 40 anos, un dia como hoy.

    Mejor olvidados que recuperados.

    • Si no era vasco no se entiende que a modo de insult se pinte el monolito con la bandera de la Guardia Civil.

      • Erabat ados, Victor, etsaiek klase eta nazio kontzientzia azkarragoa izaten dute, guk baino. Klase eta nazio borrokak argiroago ikusten dituzte. Espainiako bandera monarkikoa eta neofrankista bana pintatu dute monolitoetan garbi uzteko nork agintzen duen hemen eta noren alde. Eta noren kontra. Garai batean “rojo-separatismo”az mintzo ziren zaunka, eta horretan segitzen dute. Batzuei ahantzi bide zaie faxistek bi etsai zituztela, gorriak eta separatistak, sozialista-komunistak eta abertzale-independentistak. Iparra, ez bereizi herraz eta ozpinkeriaz borrokak eta odolak elkartu zituen nortasunak. Bakoitzak jar dezala azentua nahiago duen tokian, baina segi dezagun denok “rojo-separatistak” izaten eta II Errestaurazio monarkikoaren aurka borrokatzen, Independentzia eta Sozialismoarenm alde. Bertze hitz batzuez errateko, segi dezagun borrokan neofrankismoaren eta nazionalismo basko-espainolaren aurka, Euskal Errepublika Ekosozialistaren alde!

  2. Nere postekin loturak: Terroristas y “no vascos” – Diario Octubre

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s