Home

irresistible

Autor: Borroka garaia da!

Los estados y el capital cuentan con poderes fácticos que ya sabemos cuáles son o deberíamos. Esos mecanismos en su ejercicio toman el control de sociedades y economías marcando el ritmo por encima de mecanismos formales o ilusorios en muchos casos.

Ejemplos clásicos de poder fáctico serían la oligarquía de cualquier estado, la banca o las fuerzas militares y policiales. En general, básicamente serían las facciones en control del monopolio de la violencia y por lo tanto de toda relación de poder, principalmente la económica. El capital es una fuerza que lo arrasa todo y que lo reordena según sus necesidades. De esta manera, es incompatible la democracia en su significado verdadero, poder del pueblo, con capitalismo que sería poder del capital y sus poderes fácticos que lo vehiculizan en territorios determinados y que no pueden tender a nada mas que al imperialismo y a la concentración de capital de una forma centralizada.

¿Quién está en control de la democracia española o de la francesa?. Desde luego ningún pueblo sino una clase social fruto de un recorrido histórico violento. Esa clase social que conformaron los estados español y francés para tener control económico sobre unos territorios es la que encadena a Euskal Herria con la ayuda y aceptación de los miembros de esa misma clase en la propia Euskal Herria. Por lo que en primera y última instancia es el capital y la clase burguesa la que trata de impedir el poder del pueblo vasco (la democracia vasca), pero si para el capital y la clase burguesa la soberanía vasca diera mas réditos hubiera surgido el estado vasco hace mucho tiempo.

Para la gente corriente de la colectividad vasca no optar por la independencia es claramente ir contra uno mismo y su interes de clase, de la misma forma que optar por la independencia y desconocer que es el interés del capital lo que hay que rebasar en nuestro contexto hace que la independencia no sea mas que algo metafísico. Por tanto y siendo breve, hay que dar por saco al capital en Euskal Herria, contraponer poderes fácticos a los poderes fácticos de los estados y contar con un proyecto nacional para la clase trabajadora vasca o lo que es lo mismo, un proyecto social para la nación vasca.

Como dice un colega, estamos “actuando”, “movilizándonos”, “agitando”…con herramientas pensadas y desarrolladas para el siglo XIX. No se si hemos avanzado mucho desde entonces. Además, ahora, con el agravante de una menor capacidad táctica para la toma del poder. ¿Porqué? Porque, en efecto, el movimiento obrero,la lucha de clases, la lucha de masas, el independentismo se han enmarañado en la red tejida por la burguesía para sus propios fines. Aunque no lo parezca a primera vista, el comportamiento “revolucionario”, nuestro comportamiento, es el que diseñó la burguesía para acabar con el poder de la nobleza. Estamos en su red y nos movemos según sus normas. La lucha obrera y la lucha nacional está anclada en el XIX. Y distraído y liado por la hábil burguesía, que ofrece el señuelo de sus modelos e instituciones.

Y es aquí donde entra el siguiente paso. La gente drogada de consumismo se acostumbró al paradigma capitalista de “bienestar” pese a que nunca lo fuera realmente pero eso se acaba. El resultado es un destrozo social que no puede sino explotar eventualmente. Pero hay que trabajar mucho en recrear la conciencia nacional de clase deshecha. Los intentos de la socialdemocracia serían apagar esa oportunidad y reencuadrar en el marco existente lo que tenga tendencia a abandonarlo. Hay que entender que la crisis es radical y el análisis y la praxis también deben serlo. Ya no se puede ser socialdemócrata ni soñar con el estado de bienestar dentro del capitalismo ni con el proyecto de una Euskal Herria libre cómoda en españa y francia. Demostrar en la práctica  que no luchamos meramente contra los recortes o por la beneficiencia sino por un orden nacional y social nuevo surgido de una ruptura. Y pese a que el camino puede ser complicado, no caminarlo será lo único que puede hacer que perdamos. El poder popular y el poder fáctico popular como base material donde disputar las lógicas a la opresión nacional y social vasca con el nivel de confrontación requerida. Algo ya totalmente irresistible e impostergable.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s