Home

Autor: Borroka garaia da!

Primero fueron las detenciones de 5 jóvenes realizadas por la policia nacional española en colaboración con la policía municipal de Iruñea. Ya eso te deja mal cuerpo, no simplemente por el malestar habitual ante cualquier detención sino que esta vez además estaba implicado un ayuntamiento de EH Bildu.

Días después más detenciones, agresiones, caras ensangrentadas y algún joven al hospital, ahora a cargo de la policía foral cuya máxima responsable fue propuesta y es sostenida por EH Bildu.

El ataque represivo contra el movimiento estudiantil tanto en la CAV como en Nafarroa deja una interrogante en el aire y una preocupación añadida.

No cabe engañarse, ser partícipe del sistema impide de entrada aplicar en la práctica lemas demagógicos como “utilizar solo medios democráticos y pacíficos”, porque el sistema no es ni democrático ni pacífico. En cualquier caso, ser partícipe del sistema puede dar pie para intentar destartalarlo. El problema aparece cuando en vez de intentar destartalarlo intentas que se normalice. Normalización democrática y paz social se le suele llamar. Y eso es lo que ha hecho la consejera Beumont al apoyar la actitud del rectorado y la represión policial que se saldó con detenidos y varias personas heridas. Decía hace tiempo en una entrevista la consejera de interior que «Tras llevar toda la vida renegando, merece la pena darles la vuelta a las cosas». ¿Acaso se refería a los estudiantes?

Ahora han sido los estudiantes que son uno de los grupos que pintan menos para el sistema. ¿Qué pasará cuando crezcan las tensiones sociales, aumente la conflictividad y se multipliquen los espacios de confrontación y lucha? Es decir ¿Qué pasará cuando las cosas vayan bien?

La policía es uno de los elementos fundamentales para la integración y sumisión de la clase trabajadora pero no simplemente por la represión sino que existe un factor superior, que es cuando a esa clase trabajadora y las fuerzas que dicen defenderla, o a los pueblos oprimidos se les deja gestionar esa policía. Ese proceso es histórico y casi siempre termina igual. O la policía se rebela y se une a la protesta o los gestores políticos y policiales se funden con la reacción. No hace falta decir cuál es la opción que más se ha repetido.

Ser un caballo de troya institucional supone cortocircuitar el funcionamiento del sistema e intentar quitarle poder mientras un poder diferente cobra vida en diferentes ámbitos. No es “otra policía” “otro capitalismo” “otra UE” u “otro estado”, es otra cosa. ¿Cuántas veces se tiene que repetir la historia? ¿podremos evitar que se repita?

——–
Beaumont defiende la actuación policial y los estudiantes consideran que la consejera ha perdido “toda legitimidad”

Ahotsa

Desde la Asamblea UPNA han denunciado las declaraciones de la Consejera de Interior considerando “razonada y razonable” la solicitud del Equipo Rectoral de la UPNA de utilizar a la Policía Foral para “reprimir a los estudiantes pacíficos y acallar sus quejas contra una reforma antidemocrática”.

Invitan a la Consejera a ver las grabaciones de los hechos y así comprobar que los dos estudiantes arrestados fueron “injustamente detenidos” y anuncian que están estudiando presentar cargos por las agresiones recibidas. La Consejera de Interior sostiene que “la Policía Foral tuvo que aguantar carros y carretas e insultos”, pero los estudiantes afirman que lo único que hacían era “defender de forma pacífica nuestros derechos y los de todas las personas que estudian o quieren estudiar”.

“La Srª Consejera además, miente deliberadamente al decir que “durante la actuación policial la gran mayoría de los estudiantes en esa sentada depusieron en su actitud”. No depusimos nuestra actitud, los agentes de Policía allí presente nos apalearon y nos alejaron del lugar por la fuerza, incluso arrastrando por el suelo y pisando a uno de los representantes de los Estudiantes en el Consejo de Gobierno”.

“Consideramos que la Srª Beaumont ha perdido toda legitimidad apoyando la supresión por la fuerza de aquellas que discrepamos y nos quejamos públicamente y de la misma forma que ayer pedimos que se depurasen responsabilidades en el Equipo Rectoral de la UPNA por pedir la intervención de la Policía Foral en vez de dialogar con nosotras, hoy pedimos que se haga lo propio en la Consejería de Interior incluyendo si hace falta la dimisión de la Srª Consejera”.

Al “Gobierno del Cambio” le piden que “apoye las reivindicaciones y las llamadas al diálogo de los y las estudiantes y que tome como referencia a otros Gobiernos o Ayuntamientos “del cambio” de otras partes del Estado y proceda a disolver las unidades antidisturbios de la Policía Foral”.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s