Home

Autor: Borroka garaia da!

Me encuentro en el selecto grupo de élite que llegados al 2016 aún no hemos visto la película Titanic y no tienen intención de hacerlo. Lo cual es motivo de orgullo y satisfacción. Espero que la fortuna nos siga sonriendo y en las próximas décadas no nos encontremos nunca en el sitio incorrecto en el momento inadecuado y sin escapatoria donde alguien pudiera dar al play y ponerla.

Claro que en esta vida de recorrido entrópico y de dualidades, no todo iba a ser un camino de rosas sin espinas. Hasta esta semana no había visto nunca la serie televisiva de Juego de tronos ni leido la versión original de libros. Algo extraño para un nerd de la literatura de fantasía épica que ha aguantado la tos seca de Raistlin y la forja de su túnica negra, ha recorrido con el drow Drizzt Do’Urden y su pantera desde el subterráneo Menzoberranzan a la última esquina de los Reinos Olvidados, conoce por encima del refinado gusto por la pirotecnia que Gandalf es un istar y concretamente un espíritu maia enviado a la Tierra Media y hasta ha descubierto el secreto de lo que esconde la espada de Anomander Rake.

De esta manera, zarpé desde la isla Tortuga en un navío de bandera negra, calavera y tibias cruzadas para recorrer los mares de internet en busca de la ya mencionada serie televisiva y lote de libros hasta que encontré con éxito la X marcada en el mapa descargable del tesoro tras pasar previa e ineludiblemente por cientos de anuncios y spam que me prometían un futuro de riquezas, alargamiento de partes corporales e inumerables vecinas que al parecer y yo sin saberlo requerían de mi presencia. Afortudamente el antivirus pudo aguantar la embestida comercial, aunque le acabaron temblando las pestañas.

Así  llegó la primera incógnita y dicotomía que siempre llega en estos casos. ¿Por dónde empezar? ¿Por la serie televisiva o por los libros? Tras un breve análisis de la situación opté por los libros pero dándole una oportunidad a la serie televisiva. Leería las primeras cien páginas y después vería el primer cápitulo de la serie e intentaría seguir un ritmo estructurado en ese sentido. Tras dar cuenta de la lectura y dándole mi certificado de aprobación me dirigí al vídeo. Entonces empezaron los problemas y un malestar in crescendo.

Al que supuestamente la espada llamada Hielo había separado la cabeza de los hombros no era el mismo personaje que había pasado por ese trauma en el libro. Diferentes situaciones del libro ocurrían diferente en la serie televisiva. Y por si fuera poco, eventos que ocurrían en esa misma serie que no se me habrían pasado inadvertidos en el libro, como por ejemplo el encuentro casual en sus aposentos del simpático enano hermano de la reina con las no menos simpáticas docena de chicas nunca ocurrió. Cierto es que en general la historia era parecida, pero la acumulación de detalles no concordantes me iba a hacer imposible sin que me estallara la cabeza al igual que al pobre guardia de la noche, realizar una lectura y visionado de vídeos en paralelo.

Por ello, fui a la fuente original, al escritor George RR Martin para cerciorarme de lo que tenía que decir en cuanto a todo esto. No cabe duda que simplemente viendole, los libros iban a dar la talla ya que el mismo parecía un personaje que se ha escapado de El Silmarillion. El hombre no le daba importancia a esas incongruencias entre las dos versiones y reconocía que la serie televisiva era una adaptación y por tanto no sujeta de forma estricta a los sucesos e hilo argumental. En cualquier caso, también añadía que las en un principio pequeñas modificaciones realizadas causaban a la larga un efecto mariposa. O sea, que cualquier pequeña discrepancia entre dos situaciones con una variación pequeña, acabará dando lugar a situaciones donde ambos sistemas evolucionan en ciertos aspectos de forma completamente diferente. Así que decidí descartar la serie televisiva hasta al menos haber acabado con la serie de libros, mucho más detallados y que al mismo tiempo abren espacio a que tu propia mente construya e interprete el mundo creado por el bueno de George.

El efecto mariposa es muy importante. Recientemente el político español Pablo Iglesias se desdecía de haber vinculado al señor X con la cal viva. Hemos ido viendo también como “la casta” se iba reduciendo con el tiempo según las necesidades electorales del mismo Pablo, hasta casi hacer pasar al PSOE por extrema izquierda revolucionaria o como ya la OTAN no es algo a descartar entre muchos otros factores. Son cosas que se van apilando y que vienen de pequeñas incongruencias o detalles de discursos del pasado que se han hecho grandes dando paso a cosas muy diferentes de las en un tiempo planteadas o sugeridas. Este recorrido es muy sintómatico y paradigmático, recordando mucho a la travesía de lo que se deja en el camino para alcanzar “el trono de hierro”. Algo que ha afectado a gran parte de la izquierda en todas las geografías. Lo que ocurre es que en el caso de alcanzarse habría sido el propio trono el que lo habría dictado y reclamado o lo que es lo mismo, no alcanzar el poder en el caso de hacerlo, sino que el poder te alcance a tí.

Claro que luego he recordado que el propio Pablo es un seguidor acérrimo de la serie televisiva llamada Juego de tronos, e incluso le regaló los DVDs al rey español. En realidad, Juego de tronos es solo el título del primer libro de la serie, el nombre verdadero es Canción de hielo y fuego. Y ese es el problema. No leerse los libros y que el efecto mariposa acabe mordiendote el culo.

2 thoughts on “El efecto mariposa y juego de tronos

  1. Yo tampoco he visto ni quiero ver “Titanic”. Pero creo que te gano: soy el penúltimo vasco sin teléfono móvil y para entender el fenómeno “Juego de Tronos”, creo que me basta con comprender que está basado en el episodio histórico real de la Guerra de las Dos Rosas. No creo que vea la serie ni lea los libros. “Vikingos” en cambio me parece mucho más interesante.

    La verdad es que lo de Podemos, en particular Iglesias desdiciéndose de su mejor frase, es una pena. Está claro que están vendiendo la moto al votante del PSOE y al PSOE-aparato mismo (que no les va a complacer en cualquier caso) y eso es en sí preocupante.

    Más preocupante incluso me parece el desvelamiento del partido como nacionalista español, cada día de forma más marcada e inequívoca. Hablan aún a veces de plurinacionalidad pero eso es como cuando el PSOE hablaba de federalismo en la transición y luego participó en el 23-F precisamente para frenar la descentralización, culminando en la LOAPA. Yo sigo teniendo simpatías por alguna gente de Podemos, en particular el partido en Andalucía, que se ve que es el más cañero, y cierto respeto también por los de Navarra y Asturias, pero a rasgos generales se están desvirtuando rápidamente. Lamentablemente no tenemos muchas alternativas, porque la IA no parece estar mucho mejor.

    • ei maju, que en lo del móvil no me ganas y bueno, lo de juego de tronos no me parece mal, está bien , tampoco lo compraría pero para algo tiene que servir internet y no solo para operaciones arácnidas.

      Por lo demás pues así está el patio. En cuanto a podemos se suponía que los donde dije digo, dije diego se hacen tras ganar las elecciones, hacerlo incluso antes no pinta nada bien.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s