Home

cup

Enric Vila

Antoni Puigverd defendía en su artículo de lunes en La Vanguardia que la CUP tiene la virtud de irritar a todos porque su mundo es genuino y esto pone en evidencia el vacío y la hipocresía que predomina en el panorama mediático y político catalán.

Realmente es curioso que los sectores que han vivido del presupuesto durante 30 años ahora acusen a la CUP de ser unos niños consentidos. También hace gracia que tantos opinadores encorbatados se lamenten que los cupaires no cumplen los acuerdos, cuando han permitido que CDC y ERC jugaran sin límite con la elasticidad de las palabras.

Después de los ataques que ha recibido la CUP, Puigverd casi me pareció una especie de Gaziel predicando en el desierto. De la coherencia de los cupaires, últimamente todo el mundo ha sacado provecho, en los periódicos y las televisiones. Exceptuando el Bernat Dedéu, que va por libre en su blog, no he visto ningún político ni ningún opinador que no haya utilizado el partido de Anna Gabriel para ir de persona respetable, seria o incluso graciosa.

El otro día un tertuliano me decía en privado, después de liberar el sermón de rigor ante las cámaras: “Convergencia va hacia la extinción”. Dicen que van hacia la independencia, le respondí socarrón. “Este es el problema -replicó-, que no han pensado nunca en la independencia y no saben cómo hacerla”. ¿Y no encuentras que ponerte a hacer una independencia sin pensar en ella nunca es más frívolo que votar contra unos presupuestos autonómicos?

Aún así, después de pensar en ello me parece que Puigverd exagera tratando de reducir el independentismo a un grupo de periodistas y de políticos hipócritas y oportunistas. Quizás no ha leído lo suficiente a los moralistas y todavía no me he dejado seducir por su pesimismo resignado. Pero yo diría que la CUP está poniendo en evidencia algo más profundo y más complejo: esto es, en mi opinión, que en el panorama político catalán falta un poco de pensamiento noble.

En Cataluña hay un buen pensamiento burgués, en parte gracias a CiU, que lo llevó hasta un nivel de sofisticación notable. También hay un pensamiento popular, que la CUP y En Común encarnan bien, y que el independentismo ha reavivado después de un largo destierro en el desván de la historia. Lo que no hay es un pensamiento noble, es decir un pensamiento que incorpore la naturaleza del poder en el discurso sobre la vida y que se mire al país más allá de los temores personales y el sentido práctico de volada gallinácea.

En los primeros años de la transición, el PSC pretendió encarnar un cierto elitismo, pero enseguida cedió al populismo, aprovechando la fuerza electoral de la inmigración. Con la derrota del PSC, el presidente Mas y sus acólitos trataron de convertirse en la élite de Cataluña, pero antes del 9-N ya se habían ahogado en sus prejuicios pequeñoburgueses, los mismos que ahora trata de exportar a España Albert Rivera.

En los países sólidos, la burguesía ayuda a mantener el orden establecido, pero no sirve para crearlo ni mucho menos para liderar la acción política de base. Las clases populares son buenas para impulsar movimientos regeneradores, pero pocas veces llegan a consolidarlos, como demostró la revolución francesa o los anarquistas de 1936. Sin un pensamiento noble no hay visiones políticas profundas ni una idea inspiradora de la libertad.

El resultado es que hemos desconectado de España en muchos sentidos pero no sabemos cómo rematarlo porque la mayoría de líderes de opinión siguen pensando como si vivieran dentro de la jaula, con la desazón que produce el frío de la intemperie. Los intentos de CDC de reconvertirse en un partido de orden a costa de la CUP están abocados al fracaso, al igual que lo están las pretensiones de ERC de institucionalizar el proceso con la excusa de que ellos son independentistas de toda la vida .

El proceso -si alguna vez existió- está muerto. Ya ha hecho la función que debía, que era despertar a la gente y poner en evidencia la concepción falangista de la soberanía que tiene el nacionalismo castellano. Los intentos de alargarlo sólo servirán para envilecer y para deshonrar el país como ya ocurrió con el catalanismo de los años treinta. Hoy una tertuliana de Podemos me decía que el día que vea un político dispuesto a desobedecer de verdad lo pensará.

Me ha venido a la cabeza una anécdota que corre por Barcelona sobre un líder convergente que fue a visitar al embajador de Israel.

-Usted Está dispuesto a morir por Cataluña? -le pidió diplomáticamente.

-No.

-A Matar, como mínimo?

-Tampoco

-Pues No tendrán la independencia ni en un millar de años.

Naturalmente no se trata de querer morir ni de querer matar. Se trata de entender que hay libertades que no se pueden ceder ni negociar sin que todo se convierta en una farsa y, a partir de ahí, ser lo suficientemente humilde y suficientemente inteligente para actuar siempre en consecuencia. Esta actitud es la que la CUP está introduciendo en la política. Se la criminaliza porque da miedo que se generalice y coja profundidad. Si pasa -y de hecho está pasando- Matrix no podrá dar marcha atrás diciendo que la independencia es imposible.

3 thoughts on “El pensamiento noble

  1. Esta articulo trata de una leccion que todo hijo proletario aprende en el barrio desde su mas tierna edad. que no es mas ni menos que la de hacerse respetar…. Uno puede ser un alma bendita, mas bueno que el pan, una criatura muy dulce, y mil cosas mas, hasta ser asertivo, empatico, como todos los demas… Pero a una cosa referida al poder, que es la segmentacion de grupo, la creacion de orden y jerarquia, blablabla…. La leccion es que siendo como seas, pequeño y sin fuerzas, debil y humillado, un puñetero y santo dia tendras que decir no al abuso, al mamoneo, y a que te sangren por activa o por pasiva,,,, ese magnifico dia se autodescubre la propia fuerza, hasta se suele sentir uno muy bien, esto en un barrio proletario, mas o menos bronco se aprende de chaval, pues bien, ese sacralizado dia, al jijodeputa de turno que se pasa dos pueblos, se le agarra del cuello, y se va a por todas, porque el dilema es que me importa un carajo lo que a mi me pase, hasta lo peor, pero esto ya no lo aguanto…. Pues eso, cuando se le suele agarrar al mamon correspondiente, y ve la certeza de tu mirada, se le abre el terror en su adentros, y hay que soltar caña, debe de haber contacto, para que quede verificado y garantizado el argumento. Se entiende entonces que me vale un carajo mi vida o mi muerte, pero tu hoy cobras paga extra, porque estoy deseandolo ademas. Eso se aprende desde chaval. Eso es lo que significa ser soberano, ser dueño de los propios actos, pero sobre todo de no aceptar que ni cristo te crucifique la existencia. Y eso se aprende desde chaval.

  2. Escrache a la CUP, la opinión de Roger Palà

    La derecha catalana está demasiado acostumbrada a gobernar por decreto

    La Catalunya del ‘procés’ colapsa por la enmienda a la totalidad de la CUP a los presupuestos de Junts pel Sí. Pero más allá de la reacción furibunda del entorno convergente, está la dura aritmética: CDC tiene hoy solo 30 diputados en el Parlament. En 2010 tenía 63. En seis años, el soberanismo ha virado a la izquierda, pero Convergència ni lo ha entendido ni lo ha asumido. Pretende que un partido anticapitalista le vote los presupuestos sin ni siquiera incrementar los impuestos a los ‘superricos’ catalanes. No estamos hablando precisamente de socializar los medios de producción, sino de tocar un poco el IRPF de los que de ganan más de 100.000 euros.

    La derecha catalana está demasiado acostumbrada a gobernar por decreto. El actual escenario, en cambio, requiere negociación, negociación y, cuando todo parece perdido, más negociación. Los sectores más soberanistas de CDC, y en especial Puigdemont, lo saben. Por eso el ‘president’, como avanzó EL PERIÓDICO, estuvo negociando durante el fin de semana con el diputado cupero Benet Salellas. Pero los sectores más duros, que controlan el aparato del partido, defienden que el paso al lado de Mas fue un error, que hay que romper la baraja e ir a elecciones. Hacer un ‘remake’ del 27-S para corregir lo que consideran un gran error de la historia: los 10 determinantes diputados de la CUP.

    El actual escrache a los cuperos tiene mucho teatro electoral de la precampaña del 26-J. En realidad, la difusa hoja de ruta de Junts pel Sí no menciona en ningún momento la palabra presupuestos. Lo que importa son las llamadas ‘leyes de ruptura’. Nada impide que el Govern siga trabajando con presupuestos prorrogados e inicie una negociación más a fondo con la CUP cara a conseguir un acuerdo para el 2017.

    La cuestión de confianza propuesta por el ‘president’ es un movimiento inteligente en esa dirección. Es un ejercicio de realismo y puede mostrar debilidad. Pero al mismo tiempo que pone presión a la CUP, también frena la embestida de los ‘halcones’ convergentes que querrían elecciones ya. Ahora, si hay adelanto, será a finales de año. Una eternidad en la lógica de la política catalana de los últimos tiempos. El ‘procés’ puede darnos aún más tardes de gloria.

  3. Las simplificaciones (dicen) que son errores o peligrosas. Pero yo creo que todavía vale lo “prefiero morir de pie que vivir de rodillas”. Aunque lo dijera la Pasionaria, el Che, Zapata o quien fuese…

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s