Home

hb-ue

Autor: Borroka garaia da!

En los procesos soberanistas como por ejemplo el catalán o el escocés se ha usado con profusión el “argumento-amenaza” de que en el caso de que se opte por la independencia una salida de la UE traería una gran tragedia humana, social y económica. En Euskal Herria tenemos también una versión parecida con lo de las berzas y la independencia o Albania y el socialismo, inventadas en su día por el jesuita.Y hete aquí, que a muchos de aquellos unionistas ingleses no les ha importado abandonar de propio pie la UE sin ayuda.

No se suele relacionar demasiado a la gran bretaña con Euskal Herria pese a que la oligarquía y burguesía vasca siempre han tenido un gran gusto por lo inglés. El día del aberri eguna precisamente está inspirado en el alzamiento armado irlandés contra inglaterra por mucho que algunos meapilas aún sigan diciendo que es una fiesta con inspiración religiosa, al ser domingo de pascua. El mismo Luis Arana ya afirmó en su día que “Siguiendo el ejemplo de los irlandeses, el Domingo de Pascua de Resurrección, día en que Irlanda se levantó contra los ingleses, gesto que caló muy hondo entre los vascos se consideró como una buena fecha para celebrar nosotros la Fiesta Nacional”.

Sin embargo, en la historia cercana de Euskal Herria hay un hecho que implica profundamente a gran bretaña y que es obviado incluso hasta por gran parte de la historiografía vasca. El “ser abertzale” se lo debemos en parte a ellos.

En 1832 hubo una crisis de sobreproducción en Inglaterra, la primera crisis cíclica industrial del capitalismo de reproducción ampliada o industrial. El abaratamiento del capital constante de ese centro mundial de acumulación de capital, ubicado en la Inglaterra del siglo XIX, era una necesidad política, lo mismo que la búsqueda de nuevos nichos de inversión rentable. Y las riquezas mineras no solo vascas sino también peninsulares, estaban en el punto de mira del desarrollo capitalista europeo, en lo que ya fue una verdadera repartija, que incluirá no solo el hierro bizkaino sino también el plomo y el mercurio andaluz. ()

Así es, el imperialismo británico de entonces no solo buscaba eliminar barreras comerciales a sus productos metalúrgicos, en su apoyo e incentivación de los liberales españoles que también tenían sus buenas razones económico-políticas contra las “Provincias Vascongadas”, también buscaba obtener suculentas concesiones mineras a precios de remate. Las “guerras carlistas”, en verdad llamada “guerra de las Provincias Vascongadas” por el gobierno español, supusieron la pérdida de los residuos pseudo-soberanos que aún se arrastraban desde la conquista del Reino de Navarra y con ello se facilitó el reparto del botín. De la resaca de esta doble maniobra imperialista nace el movimiento abertzale.

Hay que apuntar que en la Inglaterra de los años 30 del siglo XIX, el movimiento cartista fue contrario a la intervención del Imperio Británico en la guerra de las Provincias Vascongadas, lo que veremos claramente reflejado en el texto “Campaña de doce meses en Navarra y las Provincias Vascongadas con el General Zumalacárreguide C.F. Henningsen”.El cartismo fue un movimiento popular que surgió en Reino Unido desde 1838 hasta 1848 y que expresaba la agitación de la clase obrera, debido a los cambios derivados de la Revolución Industrial, la coyuntura económica y las leyes promulgadas por el Parlamento. Es decir, de los mismos obreretes que hoy en el extraradio de la city principalmente en el norte o en Gales lejos de Londres y de la vista de los «inmigrantes», pero que han sufrido la mayor parte de los trabajos mal pagados, los recortes del sector público, vivienda deficiente y las calles principales sumidas en el descuido general han votado brexit.

¿Qué supone el brexit inglés para Euskal Herria? En primer lugar un descoloque total para el capital y los grupos de poder. Se ha atravesado por primera vez ese mito y línea roja de que salir de la UE es una locura imposible. Si el reino unido ha salido de la UE ¿Por qué no Euskal Herria? ¿Por qué no también la salida independentista de los estados español y francés? Que el bloque capitalista europeo entre en contradicción debido a fricciones inter-burguesas debilita la sujección de Euskal Herria al estatus-quo. Una UE débil y divorciada entre sí, va en el sentido de favorecer la ruptura vasca. Un estado vasco construido por la izquierda siempre ha sido un elemento de “contagio” no deseado para la europa del capital con el bonus de que jamás la UE pasaría por encima de dos de sus estados miembros como si nada. Es incompatible un estado vasco con los intereses de clase de la UE así como son incompatibles avances sociales como se ha demostrado en Grecia o en cualquier otra parte de la UE.

Ante esta situación solo cabe esperar o la estrategia de la dependencia con fantasías de reformabilidad del capital, sea de la UE o del bloque burgués español y francés o la estrategia de la liberación nacional y social. Salida de la OTAN, salida de la UE y salida de los estados español y francés todo ello en clave de los intereses del pueblo trabajador vasco y de solidaridad internacionalista.

La crisis del capital no solo no se ha resuelto en ningún momento, sino que estamos en uno más de sus episodios, pero con un agravamiento mayor, los problemas al no solucionarse se agravan. Tenemos que el capital global se está preparando para la explosión de la burbuja financiera china y una grave contracción económica…. el brexit no va a desencadenar más crisis, sino que la puede evidenciar. A falta de salidas estratégicas para Euskal Herria solo queda ahogarnos, tengámoslas pues y actuemos en consecuencia.

5 thoughts on “El brexit es bueno para Euskal Herria

  1. Bien, lo que habria que “empoderar” es a la clase, al sujeto condicionado, darle herramientas, pequeñas victorias, elementos de juego, estrategias de salida, lo que sea.

    Estos dias se ha hecho publico un caso, que llega al tuetano. Un chaval de 20 años en el cadena de montaje de la Reanult, en Palencia, con un 38% de invalidez, sufriendo varias sesiones de maltrato y acoso laboral, insultos y amenazas, ha tenido los santos cojones de grabarle a su jefe. Con esa grabacion, se fue a la guardia civil a poner una demanda, por delitos de amenazas e insultos.

    Aqui esta una parte de la grabacion:

    http://cadenaser.com/emisora/2016/06/28/radio_palencia/1467110276_291290.html

    De estos abusos, tenemos la tira de casos en EH, que desgraciadamente son soportados por mogollon de gente en silencio o bajo tratamiento farmaceutico. Existe una autentica escoria humana en puestos de control y direccion laboral, empleando el mobbing, el acoso, la amenaza, los insultos, los tratos denigrantes, o poniendo en riesgo la vida de los obreros, junto con la mentira y muchas cosas mas.

    A ese chaval, lo dejaron tirado los sindicatos, excepto uno, una escision de la CGT, que se llama “Trabajadores Unidos”.

    Ayer mismo despidieron al “jefecillo” de los cojones, y la imagen corporativa de la Renault ha quedado ya ensombrecida, en Google aparece ya el key “Renault acoso laboral”, siendo varios los casos. Eso es lo que significa el capital, autentica miseria y degradacion.

    Que aprendan todos los currantes, primero de nada, que es legal y legitimo grabar toda amenaza e insulto que se produzca en cualquier puesto de trabajo, sea indefinido o temporal. Que ante un insulto o amenaza la demanda y el posterior juicio, se debe de satisfacer con una indemnizacion…. a parte de un hipotetico “despido” que debera tambien ser legal, es decir pagado con su correspondiente indemnizacion o finquito y cumplimiento de contrato..

    La clase obrera no puede seguir siendo sepultada, subsumida, ninguneada, olvidada, descarnizada y despedazada.

    Por todo lo anterior es tan importante que se extienda esta noticia

  2. Yo no diría que el Brexit es bueno para la EH revolucionaria, diría que es otro petardo más del capitalismo salvaje y que tendrá su remate el día de la traca final, cuando el capitalismo colapse y la izquierda aproveche el momento. No obstante, me atrevo a decir que el deber de la izquierda no es esperar el momento, dando por buenos estos petardos, porque dar por buena la salida de Reino Unido de la UE es dar por bueno los motivos que han propiciado esa salida, es decir, uno de ellos, la avalancha de refugiados de guerra a la que estamos asistiendo. La izquierda tiene que estar preparada ante los consiguientes golpes que sufrirá el capitalismo, y que pagará el pueblo, pero tiene que anteponerse y organizarse para que ese colapso no se produzca porque el pueblo previamente haya copado el poder.

  3. En mi opinión, el brexit es malo para la UE como proyecto político de dominación de las clases dominantes de Europa y por tanto bueno para los tarbajadores y los pueblos de europa, y un ejercicio de soberania democrática en toda la cara del IV reixh de Merkel

    Que a pesar del apoyo descarado de la City, los medios i el stablishment entero haya sido derrotada la postura del poder es un verdadero éxito, aunque en un ejercicio de manipulación y clasismo repugannte pretendan atribuirlo falsamente a xenofobia e ignorancia

    Tariq Ali: el Brexit és una gran patada en el culo de la UE: http://www.telesurtv.net/english/news/Tariq-Ali-Pleased-Brexit-Has-Given-EU-Big-Kick-up-Backside-20160624-0033.html

  4. Me alegro por el Brexit y demuestra que es mas “fácil” y logra mas apoyos la salida de la UE que los intentos por democratizar la al estilo Varpufakis y sus Plan B o los que como se dice hablan de EH en Europa en realidad la UE y es que la dependencia psicológica de algunos con esta “Europa” es preocupante y nos hace un gran daño. Ahondara en las contradicciones burguesas dentro de cada país y a nivel europeo, debilitara al núcleo duro, ha sido un voto en bloque de la clase trabajadora (frente al sector de la clase media que tiene idealizada la Unión Europea) contra la austeridad y los agricultores que ya estaban mal y sanciones como las aplicadas a Rusia les han acabado de hundir.

    Por qué los trabajadores británicos necesitan un Brexit (Partido Comunista de Gran Bretaña M-L)

    Reproducimos a continuacion el comunicado del Partido Comunista de Gran Bretaña (marxista-leninista) ante el referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido en la Unión Europea. Los camaradas se posicionan firmemente por salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y la conveniencia para los trabajadores británicos de que finalmente vaya a ser así (y sus razones se pueden hacer extensivas a los trabajadores de toda la U.E.), y nos explican por qué:

    Por qué los trabajadores británicos necesitan un Brexit

    Salir de la UE debilitaría indudablemente la capacidad de los imperialistas británicos, europeos y norteamericanos para dominar el globo, dando así nuestra lucha por el socialismo un pequeño paso hacia delante.

    “Desde el punto de vista de las condiciones económicas del imperialismo, esto es, la exportación de capitales y la división del mundo por los poderes coloniales ‘avanzados’ y ‘civilizados’, los Estados Unidos de Europa, bajo el capitalismo, o son imposibles o son reaccionarios…

    “Por supuesto, son posibles los acuerdos temporales entre capitalistas y entre Estados. En este sentido los Estados Unidos de Europa son posibles como un acuerdo entre los capitalistas europeos… ¿pero con qué fin? Solo con el propósito de suprimir conjuntamente el socialismo en Europa… Sobre la actual base económica, es decir, bajo el capitalismo, los Estados Unidos de Europa significarían una organización de la reacción”. (Sobre la consigna de los Estados Unidos de Europa, Lenin, 23 de agosto de 1915)

    Aunque las condiciones particulares han cambiado considerablemente desde que Lenin escribiera hace más de 100 años las palabras expuestas más arriba, la esencia es la misma. Una unión de Estados imperialistas sólo puede ser una entidad reaccionaria. Y no puede perdurar.

    Para quienes disfrutamos interactuando con gente de otros países, enriqueciéndonos a conociendo otras culturas, y quienes nos identificamos con trabajadores de otros países, es extremadamente contraintuitivo estar contra la Unión Europea, la cual parece ser un vehículo que facilita la comunicación a través de las fronteras nacionales y que une más a trabajadores de diferentes nacionalidades.

    No obstante, aunque la Unión Europea tiene indudablemente sus aspectos beneficiosos, sigue siendo en esencia una organización imperialista, diseñada para habilitar a las burguesías de varios países imperialistas la suficiente fuerza financiera y militar para proteger su estatus imperialista contra (a) sus rivales imperialistas, (b) los países oprimidos a los que explotan, y (c) las clases trabajadoras de sus propios países.

    Por supuesto, en oposición a la Unión Europea, los socialistas se encuentran en compañía extremadamente nauseabunda. Desde los sectores anti-inmigrantes, xenófobos e islamófobos de la sociedad, hasta los Little Englanders[1] que se remontan a los días de gloria imperial cuando Britannia dominaba los mares por su cuenta. LosLittle Englanders se imaginan que de algún modo es posible restaurar esa gloria, si se la puede llamar así (no todo el mundo estaría de acuerdo), bajo el liderazgo del partido político de derechas.

    Hay también sujetos avaros que no quieren pagar el precio de la afiliación, la cual, hasta donde les preocupa, liquida las ventajas significativas de ser parte de la UE para el imperialismo británico: todo lo que pueden ver es cuánto cuesta mantener la política agraria común; cuánto cuesta mantener a flote a aquéllos que han sido llevados a la bancarrota financiera por el funcionamiento del sistema capitalista, cuánto cuesta proveer a la clase obrera un sustento y unas condiciones de trabajo mínimamente aceptables, etc.

    Un exponente típico de esta mentalidad tacaña es el ‘emprendedor’ (capitalista) Luke Johnson que escribe en The Sunday Times: “Europa tiene el 7% de la población mundial y el 25% de su PIB, pero el 50% de su gasto social. En un mundo competitivo, esto es insostenible”. (Animal spirits: if you believe in controlling your destiny, vote for Brexit, 6 de marzo de 2016).

    Bueno, en el caso de que el señor Johnson no lo haya notado, la gran mayoría de quienes se benefician del gasto social no disfrutan ningún lujo en sus vidas, y eliminar cualquiera de esos beneficios seguramente sea ‘insostenible’ desde su punto de vista. Ciertamente es verdad que los capitalistas necesitan regularmente reducir a la baja las condiciones de vida de los trabajadores, lo que es ‘sostenible’ para que sus empresas sobrevivan, pero precisamente por eso el sistema económico capitalista es disfuncional y debe ser derrocado; no es un argumento para amontonar miseria sobre las masas de la clase obrera.

    Por cierto, aunque por varias razones la Unión Europea introdujo ciertos derechos de los trabajadores que en muchos de sus Estados miembros no han existido previamente, esto no justificaría la línea tomada por la secretaria del TUC[2] Frances O’Grady:

    “Las sucesivas directivas de la UE han impulsado avances en los derechos y la igualdad de los trabajadores en Gran Bretaña. A menudo más lejos y más rápido de lo que ningún gobierno británico de cualquier color estaba dispuesto.

    “Así que ahora la cuestión es que, si salimos de de la UE, ¿tendremos al actual gobierno conservador manteniéndolos? Si el campo del Brexit se saliese con la suya, el gobierno británico tendría que escoger y elegir qué derechos diluir o desechar por completo.

    “Sin una red de seguridad legal de la UE no pasaría mucho tiempo antes de que los malos empleadores recortasen las vacaciones pagadas, empujasen a los trabajadores a trabajar más horas con menos descansos e impidiesen que las trabajadoras embarazadas tuvieran tiempo libre para sus citas médicas.

    “Los sindicatos no tendrían la oportunidad de extender los derechos de los trabajadores a través del Tribunal Europeo de Justicia, como hemos hecho con la igualdad de salarios y de jornada de trabajo. Y nuestros acuerdos colectivos sobre los que se construyen estos mínimos legales estarían bajo amenaza.

    “Por eso el TUC está advirtiendo a los trabajadores de los riesgos del Brexit. Los trabajadores tienen mucho que perder”. (A ‘Brexit’ would put workers in danger, Morning Star, 9 de marzo de 2016)

    ¿Frances O’Grady piensa seriamente que las burguesías imperialistas de otros países europeos son de algún modo más amables hacia la clase obrera que la burguesía imperialista británica? ¡Quizá ella debería consultar a la clase obrera de Grecia, cuyas pensiones y beneficios sociales han sido diezmados, cuyos hospitales están desprovistos desesperadamente de medicación, etc., en cuanto a cómo la burguesía europea protege los derechos de los trabajadores!

    Además, independientemente de si Gran Bretaña permanece en la UE o no, la protección de los derechos humanos por la UE será eliminada en Gran Bretaña. ¿Alguien puede dudar que si la burguesía lo estima necesario varias protecciones laborales serán eliminadas también, y puede que no solo en Gran Bretaña sino en toda la UE? ¡Por supuesto, todo en nombre de los recortes de la burocracia de Bruselas!

    En Gran Bretaña o en otros países de la UE, los trabajadores solo podrán proteger sus derechos luchando y ganando. Y no ponen ninguna esperanza en ganar a menos que protejan su unidad como la niña de sus ojos y no se vean inmersos en una histeria anti-inmigrante que los lleve a la mutua aniquilación.

    O’Grady no debería fijar sus sus esperanzas en una organización imperialista para proteger los intereses de los trabajadores. Debería hacer que los sindicatos que componen el TUC dirigido por ella estén listos para luchar, dentro o fuera de la ley, por defender los intereses de sus miembros y de la clase obrera en general.

    ¡Pero, sostendría ella, eso no es parte de su trabajo! Ella está para reconciliar a la clase obrera con el imperialismo, y para ello le mendiga que tenga aquí y allá alguna consideración por los intereses de los trabajadores, sin importar con qué frecuencia se lo denieguen, manteniendo la paz asegurando su electorado día a día ese obstáculo seguramente mañana será afable, aunque solo si esperan pacientemente.Aunque es desagradable encontrar en nuestro lado de la barricada no solo gente honesta y progresista sino también un montón de xenófobos descerebrados y maliciosos, es bueno observar que la burguesía británica ha caído en su propia trampa. Fomenta la xenofobia como medio para reunir apoyo de masas en favor de sus propios intereses (por ejemplo, guerras contra quienes resisten la superexplotación imperialista) y como un medio para conducir a la clase obrera contra sí misma. Pero luego la xenofobia toma vida propia y tiende a evitar que la burguesía británica persiga sus propios intereses cuando estos pasan por asegurar la cooperación internacional con otras potencias imperialistas.

    Hay una posibilidad de que los votos de los xenófobos sean lo que se necesita para que Gran Bretaña salga de la UE en el referéndum del 23 de junio este año. El cual con toda probabilidad se demostrará desastroso para el imperialismo británico.

    En qué medida esto es así ha sido bien expresado por The Economist: “Los vínculos de Europa con América se volvería más tensos. Por encima de todo, la pérdida de su mayor potencia militar y su actor en política internacional más significativo debilitaría seriamente a la UE en el mundo.

    “La UE se ha convertido en una parte cada vez más importante de la política exterior y de seguridad occidental, en lo que concierne al acuerdo nuclear con Irán, la amenaza del terrorismo islamista o la imposición de sanciones contra Rusia. Sin Gran Bretaña, sería más difícil para EEUU tirar de su peso global, una gran pérdida para Occidente en un vecindario conflictivo, desde Rusia,pasando por Siria hasta el Norte de África.

    “Es una pequeña pequeña maravilla que Vladimir Putin de Rusia sea entusiasta sobre el Brexit y Obama de América no lo sea. Sería miope para los euroescépticos ser indiferentes ante esto. Una Europa débil sería sin ambigüedades mala para Gran Bretaña, cuya geografía, a diferencia de su política, es fija”. (The real danger of Brexit, 27 de febrero de 2016)

    En otras palabras, Gran Bretaña fuera de la UE sería menos capaz de intimidar a otros países, y la capacidad de la UE de hacer lo mismo también sería debilitada considerablemente. El imperialismo norteamericano también sería debilitado con el debilitamiento de la UE como su aliada. Debe añadirse que, sin la presencia de Gran Bretaña en la UE, la alianza imperialista UE-EEUU se volvería mucho más débil, lo cual solo podría ser bueno para los trabajadores y pueblos oprimidos en cualquier lugar.

    Naturalmente, si la clase gobernante británica se vuelve más frágil; si su capacidad para sobreexplotar en el extranjero disminuye, tratará de compensar sus pérdidas a expensas de la clase obrera local. La vida puede volverse más difícil para el proletariado británico, por un tiempo. Pero, al mismo tiempo, encararemos a un enemigo de clase que será un poco más fácil de derrocar.

    Notas
    1 Chovinistas opuestos a que Gran Bretaña tenga un papel activo en la política internacional.
    2 Trade Union Congress. Central sindical británica.

    https://diario-octubre.com/?p=60722

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s