Home

José De Bastos H.

Entre 18 y 24 años el 64% se abstuvo y entre 25 y 34 el 42%

Los resultados oficiales

En total 17.4 millones de británicos votaron en favor de respaldar la salida del Reino Unido de la Unión Europea, frente a 16.1 millones que apoyaron la opción de permanecer dentro del organismo continental. La diferencia fue de 1,269,501 votos.

Un punto resaltable fue la alta participación: se estima que 72.2% de los británicos inscritos para votar lo hicieron, una cifra superior a las últimas elecciones generales (en 2015 votó 66.1% de los inscritos).

La molestia por la “injusticia” que se habría cometido en contra de los jóvenes se basa en uno de los pocos estimados que se conocen sobre participación por grupos de edad en la elección. Inicialmente, la encuestadora YouGov indicó que 75% de los jóvenes entre 18 y 24 años votaron en favor de permanecer en la UE, aunque luego rebajaron la cifra a 71%. Según la BBC el respaldo a favor de “Remain” de los jóvenes fue de 73%. En cambio, los mayores de 65 años habrían respaldado la salida de la UE con 64% de sus votos.

¿Qué hay detrás de los porcentajes?

Estas cifras, sin embargo, no muestran los números absolutos entre los distintos grupos de edad. Para hacer un aproximado se debe revisar, primero, cuántas personas están en cada grupo en el Reino Unido y luego conocer el porcentaje de participación de cada bloque en la jornada electoral.

Según la Oficina para Estadísticas Nacionales (ONS) del Reino Unido, para mediados de 2015 había casi 5.9 millones de británicos entre los 18 y los 24 años de edad. Entre los grupos de votantes se trataba del bloque más pequeño, representando casi la mitad que los habitantes con más de 65 años (11.6 millones).

Pero, además de una desventaja poblacional, los jóvenes habrían participado en cifras muy inferiores a los más adultos: Sky News calcula que apenas 36% de los votantes entre 18 y 24 habrían acudido a votar el 23 de junio, frente a 83% de los mayores de 65 años. En general, la participación fue aumentando según aumentaba la edad, ya que el grupo entre 25 y 34 participó en 58%, 72% entre los de 35 y 44 años, 75% entre los 45 y 54 años, y 81% entre los 55 y 64 años. Así también fue aumentando el porcentaje en favor del “Brexit”.

nombre

 El brexit, positivo y esperanzador

Miguel Ángel Ferrer – Rebelión

No hay lugar para la confusión y las dudas. La decisión de un poco más de la mitad de los ciudadanos británicos de abandonar la Unión Europea (UE), el llamado brexit, es una cosa positiva, buena, plausible, gratificante, esperanzadora. Y esto es así por varias y poderosas razones.

En primer lugar porque es un golpe demoledor para la ultrarreaccionaria canciller alemana, Ángela Merkel, implacable promotora de las políticas neoliberales que implican el empobrecimiento de las clases trabajadoras y mayor riqueza para los sectores sociales ya de por sí muy ricos: el tristemente célebre uno por ciento dueño de todo.
El golpazo, desde luego, no fue sólo para Merkel. También lo fue para Obama, ese otro impulsor del neoliberalismo. No en vano, como ella, Obama luchó contra el brexit. Y lo mismo puede decirse del francés Francois Hollande y del británico David Cameron. Y de otros jerarcas europeos de semejante ralea.

Pero dejando aparte los nombres propios, es evidente que el golpe fue fundamentalmente para las políticas neoliberales, ideología y práctica actuales del imperialismo. El brexit fue un no mayoritario para las políticas de contención salarial, de recortes en el gasto para educación y salud públicas, de reducción o eliminación de las pensiones de los jubilados. ¿Cómo, entonces, no celebrar el brexit?

Ese no mayoritario a la Unión Europea fue la expresión de la protesta contra sus promesas incumplidas. Prometió prosperidad y entregó pobreza. Prometió una prolongada era de paz y desató varias y sangrientas guerras coloniales: Irak, Afganistán, Chad, Libia y Siria. Sin olvidar la guerra de los Balcanes, de la cual la Comunidad Europea, antecedente inmediato de la UE, fue entusiasta y perversa promotora.

La Unión Europea prometió ser un contrapeso poderoso para el dominio abrumador de la economía y de la diplomacia de Estados Unidos, y terminó siendo un dócil sirviente de los dictados de Washington. Recordemos la metáfora aquella de Tony Blair como perrito faldero de la Casa Blanca y del Pentágono. Y lo que se dice para el inglés cabe para el español Aznar.

Los propagandistas de las bondades de la Unión Europea ofrecieron el reino de la democracia. Y para mirar claramente la falsedad de esa oferta tuvimos que ser testigos del trato antidemocrático que Bruselas dio a las decisiones democráticas del pueblo griego que exigía en las urnas el fin de las políticas de austeridad, desempleo, estancamiento económico y empobrecimiento mayoritario.

Como ya puede verse nítidamente, la moderna Unión Europea es una reedición de la vieja Europa colonialista, racista, intervencionista e imperialista. Por eso también, más allá de los asuntos puramente económicos, el desencanto y la frustración de vastos segmentos de la población del Viejo Continente. No será pronto ni rápido, pero cabe esperar que el brexit sea el primer paso de la disolución de ese engendro del capitalismo neoliberal que es la UE. Ese es el temor de unos y la esperanza de otros. El temor de las élites y del conservadurismo, y la esperanza de las fuerzas y grupos progresistas, antineoliberales, anticolonialistas, antiimperialistas, antiguerreristas.

Las posibilidades de justicia económica y, consecuentemente, del mantenimiento de la paz, pasan necesariamente por el fin de la Europa vasalla del capital y cómplice de Estados Unidos.

En una época en que América Latina vive un nuevo avance de las fuerzas neoliberales, la incipiente disolución de la UE es una buena noticia. Porque, a fin de cuentas, se trata de un duro revés para el capitalismo en su expresión más salvaje.

9 thoughts on “(Reino Unido) Una minoría de jóvenes votó a favor de la permanencia en la UE

  1. Aunque puede haber un pequeño segmento de votantes que ha votado “leave” por las razones correctas, parece muy claro que la inmensa mayoría lo ha hecho por las incorrectas:

    1. Xenofobia (además de ser el centro de la campaña del “leave”, las agresiones xenófobas han aumentado muchísimo tras el referéndum).

    2. Mentiras de la campaña “leave”, que decía barbaridades como que la cuota pagada a la UE se reinvertiría en el sistema sanitario, algo que no va a ocurrir bajo el liderazgo de la derecha. A lo largo del tiempo se ha culpado a la UE de todo tipo de gilipolleces inventadas, por puro chauvinismo o simplemente por no asumir la responsabilidad desde Londres.

    3. Rechazo a problemas como los refugiados que han sido causados en parte por el propio gobierno británico (porque muchas veces se achaca la culpa de los males a Bruselas pero los gobiernos tienen voz y voto en esas decisiones y a casi siempre las apoyan, si no las promueven directamente). Además la intervención destructiva en el Mediterráneo que ha magnifcado la oleada de refugiados es directamente achacable a David Cameron en gran medida.

    Yo entiendo que seamos críticos e incluso hostiles con la UE del Capital pero en este caso no tiene sentido defender la campaña del “leave”, alentada por la derecha más asquerosa con los argumentos más gilipollas y los objetivos menos claros posibles. Lo único “bueno” es que el caos total está mucho más cerca, casi encima, pero eso por sí solo no vale de mucho e incluso puede ser contraproducente.

    Además en el caso de Euskal Herria, qué queremos? Que España salga de la UE y nos vuelva a plantar aduanas en el Bidasoa?! O que lo haga el estado francés (que en ese caso sería el fin de la UE en general) con el mismo resultado? No veo en que sentido en este momento al Pueblo Vasco le puede beneficiar la desintegración de la UE, no a corto plazo y tampoco se ve cómo a largo plazo, sobre todo si el beneficiario de la desintegración es el nacionalismo estatal-imperialista, como el FN francés y similares.

    • Ayer en no se que cadena ni que programa, la verdad ya ni se que television veo, me da igual. Decian una serie de cosas que me parecian de importancia, por un lado, que la salida de UK significaba que la tercera potencia economica se iba de la UE; que la primera potencia militar se iba de UE; una reorganizacion de el esquema de poder y decision interna de la UE, etc., etc. etc. Es decir que la UE se iba a resentir muy mucho de la salida de UK. Lo que pronosticaban es que se podria producir una “dulcificacion” de relaciones UE – Rusia, de la mano de Alemania. Esto es importante, porque tenemos encima el TTIP, el cual podria ralentizarse y que el secretario adjunto oficial de tal tratado era precisamente UK, que con su salida ya no podria presionar a sus ex-socios europeos como si fuera un caballo de Troya..

      Existe un problema financiero central para Europa, al desglosarse la city de Londres, con una parte del negocio al exilio en direccion a Frankfurt; la otra se queda en territorio “offshore” es decir en London. A mi corto entender tenemos, entonces, una posibilidad de mayor friccion y de mayor crisis. Es decir, una parte del capital uk-usa no desiste de su vocacion “maritima” bucanera, tahur y pirata; por la otra, los “junkers” son terrestres y se unen con los “koljosianos” zaristas, todos continentales. A los galoises (o francoises) pueden ser un punto de ruptura, o de crisis, porque estan de segundos en el juego de trileros (hasta los italianos, se les ha subido el impetu, estan pidiendo una mayor cuota de decision; y los espagnolos ni te cuento que no pintan nada de nada y estan a las ordenes, del capataz que se tercie, de unos u otros. o en medio de la nada).. A lo que voy, que no hay una direccion unica en el grupo de poder central, para decirlo en palabras rimbombantes estamos en una potencial situacion de “multipolaridad” (vamos que la direccion administrativa del capital no la tiene clara, y unos tiran para un lado y otros para otro).

      La crisis de capital continua, es como un cronometro de tiempo. Los chinos han reforzado su posicion con los rusos, la semana pasada firmaron en viaje de Putin a Pekin, algo asi como treinta y tantos tratados (en todos los ordenes) entre ambos paises.

      Nosotros (¿quienes somos nosotros?) con quien nos alineamos. ¿?. ¿O nos apartamos con chalecos salvavidas para la inundacion de estiercol que se avecina nos otorgue la posibilidad de naufragos y no de desaparecidos?.

      El PNV de oporretan en Washington, en el Smithsonian Festival, haciendo amigos, alianzas folkcloricas et abar…. ¿esta bien alineado o mas perdido que un pulpo en un garage como siempre?. ¿Quienes son los clientes del capitalismo vasco, los europeos continentales o los parientes americanos?.¿Arnaldo que tercer idioma tendria que aprender, ingles o ruso, o quizas chino?..

      ===============================.

      • Hay dos cosas en lo que dices que no veo, Petri:

        1. Alemania aún no está en esa posición tan claramente “pro-rusa” que sugieres. La política exterior de Europa de momento la sigue marcando Washington y aún están por ver los efectos del Brexit en ella, si es que hay alguno.

        La UE, más aún sin GB, es, como diría Varoufakis, un IV Reich postmoderno. Es postmoderno porque la integración semi-colonial bajo Alemania se produce no mediante la fuerza militar sino mediante la política y la economía. Pero es sin duda un IV Reich (en el sentido del III Reich) porque Alemania no se limita a ser lider de un bloque de cuasi-iguales (como hubiese querido al parecer Helmut Kohl) sino que lo utiliza cada vez más agresivamente como espacio semicolonial subordinado. Y como su capacidad de imposición por sí sola es muy limitada, Alemania necesita de cómplices, el principal de los cuales es EE.UU. A cambio Alemania (que sigue siendo en gran medida un país ocupado) se pliega a los deseos de su amo de ultramar en temas como la política exterior hacia Rusia, aunque lo haga a regañadientes. Hoy por hoy, ni en un futuro previsible tampoco, Alemania no tiene capacidad de imponer su propia política exterior más allá de la UE misma, que es el “lebensraum” subordinado que intenta reservarse.

        Hay sin duda una tensión entre los intereses de la burguesía alemana en Rusia, Irán y otros lugares con los del Imperio USA pero que se resuelve en general en favor de Washington, no de Alemania. Si Alemania se “independizara”, EE.UU. agitaría Europa aún más. Berlín lo sabe y agacha la cabeza.

        2. Discrepo con que el principal perjudicado por el Brexit sea la UE. Está clarísimo que es Gran Bretaña y muy en particular su sector financiero, la City (de hecho Londres ha votado por “remain” de forma clara, no porque sean más enrollados sino porque es el interés objetivo de una ciudad extremadamente dependiente de su capitalidad financiera europea).

        Frankfurt, Amsterdam y París ya se disputan el rol vacante de capital financiera europea. Yo diría que lo ganará Frankfurt, porque la posición dominante de Alemania es muy clara y además tanto Francia como Holanda padecen síndromes “Eurexit”, que hacen desconfiar a los inversores.

        Las élites continentales lo tienen muy claro y están exigiendo a Londres que acelere lo más posible el proceso de segregación. Los sectores secundario y primario de la economía británica son un mero 15%, con el 78% en los servicios (aprox. 28% finanzas, 24% administración pública, 15% hostelería, 8% transporte) y un 7% en la construcción. Estoy combinando aquí datos más genéricos de 2012 con otros más detallados de 2008, por lo que puede haber pequeñas variaciones pero en general la idea está muy clara: el sector terciario, cuyo eje es el subsector financiero, es el centro de la economía británica y se va a ver extremadamente dañado por el Brexit sin duda, causando el hundimiento económico del estado y obligando a la intervención activa del estado (más probable con Corbyn que con ninguna otra opción) y la depreciación repetida de la libra, lo que agravará aún más la crisis de la City.

        • Maju, No estaba haciendo un analisis o expresando mi opinion sobre el brexit, sino mas bien que en el post hacia un juego de especulaciones para introducir la idea central que queria transmitir, la de que no lo tienen claro (y a lo que EH pudiera, o no;). Es una hipotesis de todos modos. Las fricciones en el campo “europeo”, o en el campo “occidental” o mas alla.

          Respecto al brexit, aun hoy me parece que no lo podemos sopesar en su influencia o en su nula influencia, pero que de todos modos ha introducido un elemento nuevo. El alcance de este puede ir en varias direcciones, es decir, puede que en realidad estamos dandole vueltas a una especie de espacio ilusorio, porque quienes controlan de verdad las cosas –con brexit o con el– tienen el protocolo correspondiente para salir siempre bien parados; o por el contrario, su “novedad” es que precisamente no “habia sido descontado por los mercados”, que no lo tenian prevista, y ha sido en realidad un error.

          Sobre la evolucion futurible de la economia inglesa, mi recomendacion personal -sin mas`- es seguir a gente como Michael Roberts, (el otro dia puse el enlace a su blog), primero, porque tiene en su trayectoria algo asi como treinta años de servicio de analista economico para la City; segundo, porque viniendo de donde viene (de la City) no tiene ningun reparo en autodeclararse “marxista” (vamos es como caer en el infierno y declararse ferviente y fiel creyente de dios … la city y el infierno son antzeko parecido). y tercero, porque es un comentarista activo, en los ambitos de discusion inglesa marxista inglesa, parece que hace unas pocas semanas estuvo en una conferencia en Spain.

          Sin mas, … y “nosotros” a que autobus nos subimos. Ese es el dilema, que es a lo que voy, la identificacion de una verdadera ausencia en este pais. No hay quien lo diriga, y menos aun sepa dirigirlo. Por eso introducia la palabra PNV o llamaba a Arnaldo. No se trata de lo mal que nos tratan, sino del no saber a donde y como ir hacia ello. Eso era lo que queria resaltar, en un campo de incertidumbre como tomar decisiones, y porque estamos obligados a tomarlas.

          Venga ondo izan.-

          • El “problema” es que nadie tiene el control. Hay agentes muy influyentes pero nadie tiene el control y hoy día mucho menos, casi una década en el túnel sin salida de la crisis sistémica. A menudo tendemos a ver las cosas como si el Capital (o al menos el Capital Occidental) fuera monolítico: no lo es y cada vez menos, y el Brexit es una grieta más en su unidad plagada de contradicciones y callejones sin salida.

            Por lo tanto esta frase:

            “… porque quienes controlan de verdad las cosas –con brexit o con el– tienen el protocolo correspondiente para salir siempre bien parados”…

            … se equivoca en el principio (nadie controla las cosas, si acaso las influye) y en el final (no están saliendo bien parados y menos aún en el futuro).

            El control total no es sólo imposible sino que no puede ser siquiera aproximado. Y esto es así porque la realidad no es mecanicista sino caótica. Newton ha muerto, larga vida a Mandelbrot!

            “mi recomendacion personal -sin mas`- es seguir a gente como Michael Roberts”

            Ya lo buscaré. Pero lo que está claro es que GB depende muchísimo más de la UE que viceversa. La UE exporta menos del 3% a GB, GB exporta el 20% a la UE; la City (el sector financiero) proporciona el 28% del PIB, el 30% de los empleos y el 20% de los impuestos y, aunque no desaparezca del todo, se va a reducir a la mitad o menos, de hecho ya está ocurriendo porque el sector financiero es extremadamente móvil y temeroso, y se están reubicando de forma parcial en París, Frankfurt y Dublín.

            Se puede funcionar con una economía semi-autárquica pero para ello hace falta socialismo de algún tipo.

            “No se trata de lo mal que nos tratan, sino del no saber a donde y como ir hacia ello.”

            Lo que está claro es que mientras no tengamos soberanía nacional no iremos a ninguna parte: nos arrastrarán. Una vez que tengamos la soberanía nacional, ya debatiremos sobre como funcionar según la coyuntura.

            Pero hay una cosa que está muy clara: por muy soberanos que seamos nunca viviremos en una burbuja aislados del resto del planeta y mucho menos de Europa. El ámbito continental supra-nacional es importante y no podemos hacer abstracción de él, aunque sí que podemos ser marcadamente más autónomos e influyentes a través de la independencia.

            Pero hasta que no lleguemos a ese estadio es trivial considerar la fórmulas y objetivos de la integración regional inevitable. Cada cosa a su tiempo.

            • Bien Maju, me parece muy bien que opines asi, me refiero al inicio de tu post. Si el capitalismo no es un sistema injusto por los malvados capitalistas, sino por representar unas relaciones objetivas, de naturaleza social y explotadora. Por lo que si se eliminaran todos los capitalistas del planeta, por una extraña infeccion virica supongamos, el capital podria seguir tan vivo y explotador como siempre.

              Ahora, bien cual es “el problema” de mi frase, pues lo que quiero decir en sentido comun y corriente. Que si el capitan de un navio, tiene el control del timon y de la seccion de maquinas; por mucho que se esmere puede irse a pique, ya que las condiciones del mar, o un agotamiento de su maquinaria. Ahora bien, ni el capitan es diosni lo controla todo, pero “controla” el navio o esa es la idea de principio, algo controla o lo intenta, o por lo menos opera sobre algunas de las variables.

              El capital estara activo hasta en la cola para subir a la barca de Caronte para atravesar la laguna Estigia, haciendo negocio, aunque el infierno se revele en la Tierra. Pues bien, Brexit si o Brexit no, para el capital el problema es como se puede sacar negocio y cuanta tajada hay de por medio. Que lo queria decir. Los que tienen el timon, los que controlan, los grandes bancos centrales, o las grandes familias, o los grandes banqueros o industriales, estaran ahi. El “problema” esta en la direccion, antes la marcaba Estados Unidos, ahora no tanto, pero es que su aliado ingles involucra un escenario nuevo. Les urge a los alemanes, holandeses, que por una parte salga cuanto antes Inglaterra o que por lo menos establezca a la mayor brevedad el plan de salida, bien el problema es la incertidumbre asociada al momento, hasta ese momento de aclaramiento (ya hay voces de los tories aceptando el Brexit, y planteando una salida express). A todos les molesta la incertidumbre.

              En el “capitalismo nacional”, entre otras, la funcion del Estado es de dotar de direccion y contundencia al conjunto del capital inmiscuido, operando sobre las diferentes fracciones de capital, unas suben y otras sufren, unas ganan y otras ganan mas. En el esquema imperialista, esa funcion la cumplio el centro imperial, lo que por mi parte digo, es que no solo esta en relativa oscuridad esa centralidad, y que la multipolaridad se esta revelando, precisamente porque no lo tienen claro. Es decir, el conflicto no es que sea de intereses de unas fracciones contra otras, sino de que no saben unas y otras por donde tirar (de crisis de intereses a crisis de programas).

              Y hasta ahi me quedo.
              .

              • “Por lo que si se eliminaran todos los capitalistas del planeta, por una extraña infección vírica supongamos, el capital podría seguir tan vivo y explotador como siempre”.

                Me suena a la URSS. Es cierto que los burócratas y tecnócratas son una célula menos eficaz para la propagación y buena salud del virus, pero eventualmente se reciclan en capitalistas y el virus sigue saludable, revigorizado incluso. Es lo que tienen las “células madre” conocidas como “seres humanos jóvenes”, que son pluripotenciales a no ser que ya estén marcadas por la “epigénetica” de la vida misma.

                “ni el capitán es dios ni lo controla todo, pero “controla” el navío”

                Sólo en la medida en que tenga una tripulación eficiente y disciplinada. Tú crees que los economistas, p.e., u otros cuadros son “eficientes”? Que los trabajadores en general son “disciplinados”? Me temo que no. Más que la barca de Caronte idealizada que imaginas (movida por magia quizá, no por seres vivos reales) es el triste mercante Oskawa del que habla Brecht, donde la tripulación no se sentía motivada en absoluto dadas las condiciones de paga y trabajo, y llegó a Hamburgo en condiciones de chatarra y con un cargamento de carne podrida. Y el sainetillo del coro proletario era:

                “Nosotros pensábamos
                que hasta un niño podría comprender
                que nuestra paga era realmente demasiado pequeña.”

                Pero más grave aún que el sabotaje de los trabajadores malpagados es seguramente el de los cuadros demasiado bien pagados para lo que realmente hacen o incluso son capaces de hacer. Los economistas p.e. son todos unos estafadores, conscientes o no, puesto que la economía liberal no es ciencia en absoluto sino religión o pseudociencia. Un tarotista es más fiable en demasiados casos.

                Sin un conocimiento bueno de las condiciones reales, no hay capacidad de predicción ni planificación. Es como si el capitán estuviera ciego, como si sus cartas de navegación fueran todas falsas en alguna medida.

                El Capitalismo es corrupción y el resultado eventual un desastre. Al principio, cuando la sociedad no se fiaba demasiado de este sistema, los capitalistas aún tenían que rendir cuentas, pero en la medida en que se ha convertido en dogma, cada vez menos y el estadio extremo de esta degeneración es el capitalismo financiero que trata (y a menudo lo consigue) vivir de los presupuestos del estado y la deuda bola-de-nieve en forma absolutamente parasítica e insostenible. Esa es la situación sin salida en la que nos encontramos.

                “A todos les molesta la incertidumbre.”

                La incertidumbre no emerge sólo del Brexit, emerge de los bancos italianos, del Deutsche Bank mismo (considerado ahora el banco más peligroso), de la situación política en el estado español, de las huelgas salvajes al norte de la muga, del resultado altamente ineficiente de las operaciones de desestabilización mediterráneas, de mil focos diferentes: cada vía de agua que se parchea, surgen tres más… La situación es extremadamente volátil y va a estallar en tres, dos, uno…

                “Es decir, el conflicto no es que sea de intereses de unas fracciones contra otras, sino de que no saben unas y otras por donde tirar (de crisis de intereses a crisis de programas).”

                Totalmente de acuerdo, más que un capitán al timón con una tripulación eficiente que tendría muchas posibilidades de llevar el barco a buen puerto, es el “sálvese quien pueda” del Costa Concordia, el capitán y los oficiales primero. Así de triste y catastrófico.

                Agarraos fuerte, que viene la gorda!

    • Completamente en desacuerdo con Maju.

      Qué ganarias fuera de la UE? tener Soberania para decidir las políticas económicas si tienes una correlación de fuerzas favorable en tu país, ahora no existe soberania dentro la UE, ni es reformable, porque su sentido es la subordinación de toda Europa para facilitar la acumualción del centro, es decir, Alemania

      + info sobre el posicionamiento de la izquierda britanica:
      http://www.leftleave.org/

      • Desde el punto de vista vasco no ganamos ninguna soberanía y perdemos probablemente algo de margen de maniobra, ya que la UE compensa algo el poder abusivo de España y Francia sobre nuestro país, aunque sea muy poco pero es algo. Y para más INRI nos volverían a plantar una frontera con aduanas, pasaportes y moneda diferente en medio de nuestro país. Sin soberanía, sin independencia vasca no procede discutir siquiera la separación de la UE.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s