Home

tiempo1

Autor: Borroka garaia da!

Fue Einstein quien dijo que el tiempo solo existe en nuestro reloj de pulsera. Ya que en cierta manera es una invención humana. El universo en toda su complejidad no sigue una línea continúa temporal donde los segundos, las horas y los años van apilándose mecánicamente. A veces el tiempo se dilata, otras veces el tiempo no es el mismo para diferentes observadores e incluso se puede producir en algunos lugares de singularidad tal distorsión del tiempo que por ahora se escapa al conocimiento humano su posible medición. Todo esto lleva a pensar que el tiempo en realidad no pasa sino que lo que pasa es el ser humano por el tiempo. Y ese pasar por el tiempo es lo que se mide en los relojes y calendarios a través de medidas creadas por el ser humano, no el propio tiempo.

A través de esas medicciones, el ser humano ha conceptualizado pasado, presente y futuro. ¿Qué significa que no son válidos los métodos del pasado?. Básicamente una negación irracional y dogmática del presente pues no son los métodos los que se insertan en una línea temporal. No existen metódos del pasado, del presente o del futuro. Existen métodos y existen contextos que al igual que el ser humano pasan por el tiempo pero no son parte intrínseca de él.

Cualquier proyecto liberador sigue siendo una necesaria teoría y práxis actual no porque fuera construida en el pasado remoto o hace dos días sino porque el orden opresivo debe ser derrocado y aún no lo ha sido. Por lo que cualquier tipo de metodología para avanzar en ese derrocamiento y surgimiento de lo nuevo es válida hasta que se demuestre lo contrario y no es en ningún grado dependiente del tiempo.

El método por tanto siempre será no solo relativo al contexto sino relativo también al proyecto liberador. Que el método sea relativo al proyecto liberador significa que ningún método que solo sea relativo al contexto puede alcanzar ningún éxito debido a que precisamente lo que se trataría es de cambiar el contexto, no adecuarte o asimilarte a él. En caso contrario el proyecto liberador no sería tal. Esto cobra importancia ya que el eje fundamental de la política revolucionaria es la disrupción del contexto actual para crear otro nuevo. Por lo que nos encontramos con una necesidad básica: Entender el contexto actual, no adaptarse a él y llevar a cabo metodologías que lo cambien por otro contexto.

Los métodos no surgen por generación espontánea. No salen de la nada. No hay métodos nuevos o viejos, sino construcciones dialécticas de larga duración por lo que nos podemos encontrar que métodos concretos usados en el pasado que no fueron exitosos lo sean en el presente, o que métodos que tuvieron éxito, en el presente no lo tengan. Esto en realidad no depende del tiempo y en muchas ocasiones tampoco del contexto, sino del proyecto liberador.

El proyecto liberador no se debe cerrar a nada sino hacer un análisis lo más adecuado posible del contexto actual, tener claro que contexto nuevo se requiere y usar los métodos en consonancia sin ningún dogma.

El presente no está parando de demostrar que metodologías  consideradas “obsoletas” se abren paso y avanzan en la creación de nuevos contextos en muchas partes del mundo (un ejemplo cercano: el sindicalismo “viejo y muerto” siendo punta de lanza de la revuelta en el estado francés que está elevando ampliamente la conciencia), lo cual entra en contradicción con la cultura posmoderna siempre en búsqueda de una supuesta novedad llena de dogmatismo que se agota así misma.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s