Home

Autor: Borroka garaia da!

El poder se pone muy intranquilo cuando se toca el tema monetario. Es una de las cosas que más les duele. Es lo que en última o primera instancia puede desestabilizar una situación de dominación. Y mediante el capital precisamente es como se mantiene dominada Euskal Herria tanto bajo la opresión de dos estados y la UE como de la burguesía local.

Para los y las que no creemos que la fase de resistencia debe concluir sino que debe vigorizarse como nunca antes de forma masiva y eminentemente social mientras en paralelo se da cuerpo a las alternativas especialmente a través del poder popular hasta la existencia de dos legitimidades opuestas y enfrentadas en todos los ámbitos como embrión de la independencia vasca mediante hechos consumados hacia la Euskal Herria socialista y feminista y para los y las que tampoco creemos en que se pueda pensar “como país” sino pensar como la clase trabajadora de un país, ya que la sociedad vasca no es un ente neutro sino compuesto de clases con intereses irreconciliables y lo que favorece a los ricos nunca va en favor de las demás, va llegando el momento de tomar conciencia del verdadero poder que tenemos.

La resistencia no es ganar pero la victoria es imposible sin resistencia ya que en ausencia de ella ante la opresión, los poderes fácticos del estado y las ofensivas del capital tienen el camino libre para asentarse. Y eso es lo que están haciendo frente a una Euskal Herria indefensa que va perdiendo el pulso nacional y social en ausencia de poderes fácticos propios.

Cuando un Estado recibe ataques o se le plantean situaciones determinadas responde. Es una necesidad evidente aunque no suficiente. A parte de responder y resistir los embates, estratégicamente necesitará de ofensivas, anular las alternativas al statu quo que defiende, seguir construyendo su modelo asentándolo y destruir toda amenaza. Todo eso es necesario para que un régimen determinado no caiga, para que un estado determinado no se erosione.

Cuando un movimiento de liberación pretende liberar ocurre exactamente lo mismo. Se hace necesaria la resistencia, ofensiva, alternativa, construcción y destrucción.

¿Qué ocurre cuando una fuerza está siendo ejercida sobre un objeto que opone poca resistencia? Que esa fuerza condicionará el movimiento del objeto con más eficacia.

Si el poder fáctico del capital parece que es omnipotente no es de menor virulencia el poder fáctico que puede llegar a desplegar la clase trabajadora consciente ya que el poder de los estados y el capital solo se mantiene gracias a la sumisión y la ignorancia.

¿Sabes lo que ocurriría si varias decenas de miles de personas simultáneamente sacan de los cajeros y ventanillas de cierta banca escogida toda la pasta que puedan? ¿Eres consciente de lo que pasaría si se señala a una empresa o multinacional que se haya destacado por la explotación y los despidos y se llamaría a un boicot nacional como cabeza de turco? ¿Qué pasaría si barrios enteros en protesta por las facturas que cada día sangran más cortarían servicios en sus propias casas durante tiempo determinado? ¿Y si se deja de consumir algo para ser remplazado por otra cosa? ¿Y si esa otra cosa es elaborada mediante ayuda mutua y procesos emancipatorios? Aquí solo la imaginación es el límite.

Todo esto y mucho más de cara a dar cuerpo a un verdadero poder fáctico está al alcance hoy mismo en Euskal Herria si de una forma seria se trabaja la sensibilización social sobre cualquier apartado que esté haciendo daño a la clase trabajadora vasca y se estructura la respuesta de una forma metódica. Una respuesta que erosione al sistema hasta intentar desplazarlo mientras se ocupa lo erosionado con la alternativa. Ni siquiera es delito sacar dinero de un banco, no comprar cierto producto a cierta empresa o no colaborar con un proyecto. Este poder que tenemos enfocado al proceso de liberación nacional y social es algo que puede hacer muchísimo daño a los que lo están haciendo a la clase trabajadora vasca y es algo que verdaderamente podría ser un elemento que pueda realmente condicionar y que no Euskal Herria y su clase trabajadora sea la condicionada.

Se hace necesario un diseño detallado de donde se puede hacer más daño, dónde se afecta más a la estabilidad, la planificación de los pasos a dar y la implicación social en esa tarea. Maniobras de este tipo sustentadas con firmeza que cuenten con amplio apoyo popular pueden ser una arma de poderosas consecuencias y que a su vez posibilita la participación y activación popular a muy diversos niveles de implicación. El sistema se mantiene gracias al pueblo. Sin él no son nada. Si el pueblo se para su robo se para. Por eso necesitan al pueblo domesticado y dependiente.

En Euskal Herria hay mimbres para hacer movimientos de envergadura que puedan colapsar el ordenamiento de las cosas. En Euskal Herria tenemos armas en nuestras manos disponibles que aún no han sido muy exploradas ni profundizadas. Un boicot nacional contra una empresa, contra un banco, contra una entidad, contra un objetivo concreto puede llegar muy lejos si nos ponemos con seriedad a ello. Nos intentan convencer que cosas así no son posible. Mienten.

La situación por la que está pasando el capital y el estado en su ofensiva de recortes de derechos si bien coloca en una posición de mayor indefensión a la clase trabajadora también hace que los estados caminen inexorablemente hacia democracias burguesas extremadamente autoritarias, y relativamente fáciles de quebrar ya que se hacen muy susceptibles a cualquier tipo de protesta que supere la mera reivindicación y la manifestación programada.

La clave reside aquí en la selectividad del objetivo a tumbar, aprendiendo del enemigo en sus tácticas contra-insurgentes a la inversa, y en la confianza en la lucha y la desestabilización. La subversión  ordenada, estudiada, golpeando a las cadenas más susceptibles de quebrarse antes puede iniciar un fallo en cascada de consecuencias no controlables para el estado y el capital y un impulso de energía para la tarea de liberación nacional y social que debe contar con un proceso de construcción pero también uno de destrucción.

Hay que decidir si estamos para afianzar el sistema y parchearlo, salvándolo, o para dejarlo atrás. Si se quiere dejar atrás, la línea más corta es haciéndolo directamente.

7 thoughts on “La lucha subversiva es para toda la familia

  1. “hacia democracias burguesas extremadamente autoritarias, y relativamente fáciles de quebrar”

    mas por el fascismo que por la revolcion socialista, mas con esos planteamientos idealistas

  2. Aupa BGD, tienes mas moral que elalcoyano. Aqui seguimos algunos currando tambien en agosto, el explotacion no para y lo que nos viene encima, a partir de septiembre la cosa estara mas chunga.

    Para acompañar a tu escrito, leia un articulo…

    François Chesnais, El curso actual del capitalismo y las perspectivas para la sociedad humana civilizada.
    Revista Herramienta, nº 58. otoño 2016
    http://www.herramienta.com.ar/revista-herramienta-n-58/el-curso-actual-del-capitalismo-y-las-perspectivas-para-la-sociedad-humana-

    Copio la parte final del articulo por si fuera de interes para alguien.

    “(…)el hecho de que el capitalismo haya alcanzado sus límites absolutos no significa que cederá el paso a un nuevo modo de producción. Las élites y los gobiernos controlados por ellas prestan más atención que nunca a la preservación y reproducción del orden capitalista. De modo que a su progresivo hundimiento junto a los efectos previsibles e imprevisibles del cambio climático se sumarán guerras y regresiones ideológicas y culturales, tanto las provocadas por la mercantilización y la financiarización de la vida cotidiana como las que toman la forma del fundamentalismo y el fanatismo religioso de los tres monoteísmos. La mortalidad a causa a las guerras locales, las enfermedades, y las condiciones sanitarias y nutricionales debidas a la gran pobreza continúan siendo contadas en decenas, sino centenares, de millones. Los impactos del cambio climático aumentan en determinadas partes del mundo (el delta del Ganges, gran parte de África, las islas del Pacífico Sur) y ya ponen en peligro las mismas condiciones de reproducción social de los oprimidos (este tema fue central en Chesnais y Serfati, 2003). Necesariamente, ellos resistirán o procurarán sobrevivir lo mejor que puedan. Las consecuencias serán violentos conflictos sobre los recursos acuíferos, guerras civiles, prolongadas por la intervención extranjera en los países más pobres del mundo, enormes desplazamientos de refugiados causados por las guerras y el cambio climático (Dyer, 2010). Quienes dominan y oprimen al orden mundial consideran esto como una amenaza a su “seguridad nacional”. En un informe reciente del Departamento de Defensa de los EE.UU. se afirma que el cambio climático global tendrá implicancias de amplio alcance para los intereses de la seguridad nacional del país. Moore escribe que “el giro hacia la financialización, y la cada vez más profunda capitalización en la esfera de la reproducción, ha sido una forma poderosa de posponer la rebelión inevitable. Esto ha permitido sobrevivir al capitalismo. Pero, ¿por cuánto tiempo más?” (Moore, 2015: 305). Hay otras preguntas, que no son muy diferentes: “nosotros”, ¿podremos liberarnos, derribar al capitalismo para establecer una “sociedad humana en relación con la naturaleza” totalmente diferente? Y si no podemos, ¿sobrevivirá la sociedad civilizada? Pues un modo de producción que está colapsando nos arrastrará a todos en su caída.””

    “Las generaciones más jóvenes de hoy y quienes las seguirán se enfrentan y cada vez más se enfrentarán con problemas extraordinariamente difíciles. Hay importantes batallas en algunos países, pero también en todos los demás, una cantidad innumerable de luchas auto-organizadas a nivel local que demuestran su plena capacidad para enfrentar esos problemas. Visto desde el punto de vista de la lucha por la emancipación social, su única perspectiva es la que se resume en la palabra que dijo Marx durante su última conversación registrada que tenemos, precisamente una conversación con un joven periodista estadounidense: “Struggle!” , “Lucha!”.”

    “<>”. (1)

    “Los levantamientos en diferentes partes del mundo y las igualmente importantes innumerables luchas locales, muchas de las cuales son simultáneamente económicas y ecológicas, muestran que quienes participan en ellas lo comprenden. El inmenso desafío es el de centralizar esta latente energía revolucionaria en todo el mundo en formas políticas que no repitan las que tuvieron los desastrosos resultados del siglo pasado, y así crear realmente una fuerza que podría concebir y establecer las relaciones de la emancipación humana, y capaz también de detener el actual curso ecológico.”

    François Chesnais

    =========================
    notas:
    (1). John Swinton, “A conversation with Marx”, The Sun, No. 6, September 6, 1880, Nueva York.
    https://www.marxists.org/archive/marx/bio/media/marx/80_10_06.htm

    • No ha salido el parrafo del texto de John Swinton, “Una conversacion con Marx”, al que enlaza la anotacion 1.

      “Durante la conversación, surgió en mi mente una pregunta relativa a la suprema ley de la vida. Mientras descendía a las profundidades del lenguaje, y se elevaba a las alturas de la solemnidad, durante un instante de silencio, interrumpí al revolucionario y filósofo con estas decisivas palabras, ‘¿Qué es?’. Parecía como si por un momento su mente diese marcha atrás mientras contemplaba bramar al mar ante él, así como a la inquieta multitud en la playa. ‘¿Qué es?’, había preguntado yo; a lo que en un tono profundo y solemne, replicó: ‘¡Lucha!’ Al principio creí haber oído el eco de la desesperación; pero por ventura, era la ley de la vida”.

      …………………………………………..

    • Petriko, te imaginaba en agosto en algún chiringuito veraniego estilo georgie dann con tu piel morena sobre la arena y degustando un daikiri. Trabajas demasiado, date un respiro, ya hablo yo con tu jefe, preséntamelo.

      • Aupa motel, mi piel morena sera , jajaja, en los buenos tiempos caribeños. Ahora mas blanco de lejia que el kopon, Mi jefe directo es buena persona, mis jefes superiores una basura.

        Por lo demas kalmao…. me espera el mediterraneo, y una larga conversacion con cierta persona que quiero.

  3. Tu creatividad…es su destrucción…
    La imajinación contra el poder…

    Esnatzea falta zaigu soilik!!!

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s