Home

breakFlowchart

Autor: Borroka garaia da!

En Grecia durante muchos años se llevó a cabo una lucha sin cuartel por parte principalmente del movimiento popular y sindicatos que dio la vuelta a muchos de los paradigmas sistémicos que estaban vigentes. Una lucha de calle que ciertamente llegó a desestabilizar el status quo de dominación, aumentó en muchos grados la conciencia de clase y de pueblo sojuzgado.

En América Latina anteriormente también el ciclo de luchas de los movimientos de base y el enfrentamiento contra los gobiernos del capital fue tejiendo toda una red que puso las bases para que finalmente fueran desplazados.

En el estado español se inició un ciclo de luchas ascendentes que fueron desde el 15M, con su crítica base a la democracia burguesa, pasando por Gamonales varios y una radicalización inédita para la clase trabajadora del estado. En el estado francés pasan por ese momento de huelgas y enfrentamiento estos meses.

En Catalunya fue el movimiento popular desde la base el que dio inicio a un proceso independentista. En Islandia también las bases plebeyas realizaron una revuelta social.

Se podría hablar de más sitios. Por ejemplo Euskal Herria donde han sido muchos años de lucha de liberación nacional y social

Pese a las distancias geográficas y diferentes coyunturas todos estos ejemplos tienen algo en común. No simplemente porque todos ellos estén bajo un mismo capitalismo global.

En Grecia, el gobierno que supuestamente estaba destinado a terminar con el austericidio y ejecutar un cambio, hoy gestiona el austericidio y lo único que ha cambiado es que el ciclo ascendente de luchas es ahora descendente mientras se abre paso la desilusión y la apatía social. En América latina el ciclo de gobiernos progresistas, aun con las diferencias que hay entre ellos, está llegando a su fin, mientras no ha cambiado un ápice el modelo neoliberal extractivista. En el estado español el ciclo descendente de lucha se inició al mismo tiempo que surgía Podemos.En Islandia no queda ni rastro de la revuelta. En Euskal Herria el desinfle en la mayor parte de los frentes de lucha es una evidencia coincidiendo su inicio (en su día aparentemente no visible) con el inicio de la nueva-vieja estrategia (ya que fue planteada abiertamente en el 2001).

La excepción y “entre comillas” de los ejemplos mencionados serían el estado francés debido a la vigencia actual del ascenso de lucha que no se sabe finalmente por dónde tirará aunque es alta la probabilidad de que siga un esquema similar. Catalunya de momento también es una excepción porque es un proceso vigente que cuenta con aún interrogantes pero  también coinciden algunos elementos ralentizadores propios de un esquema (procesismo, subsunción institucional).

Se podría decir que este esquema de fracaso que se repite una y otra vez es el siguiente: 1. Se produce una activación social y ciclo de lucha que genera unas condiciones y crea unas oportunidades 2. Éstas se van perdiendo por las limitaciones de la lucha de masas dependiente del institucionalismo y del bucle socialdemócrata/progresista donde se dan punto por punto casi todas las tendencias negativas que se pueden acumular en una la lucha. Desde la tendencia de las masas explotadas a creerse las promesas, las limitaciones de la protesta sectorial basada exclusivamente en reformas parciales sin alternativa estratégica, la vehiculización parlamentarista burguesa para ahogar cambios debido a la aparición en escena de la burocratización y el reformismo, la tendencia al estancamiento y retroceso de los movimientos populares debido a ello.

Cuando las condiciones dejan de generarse, las oportunidades se van esfumando y el institucionalismo progresista cae en su propio agujero negro debido a sus limitaciones estratégicas (siendo insalvable su no ruptura con el capitalismo y su política de conciliación).

Cómo crear puntos de inflexión de lucha ascendente, cómo no malgastar las oportunidades que se crean. Cómo hacer que la misma activación social y plebeya sea la que gestione las oportunidades que ella misma crea y no sea otra clase social o dirigente la que lo gestione delegadamente. Qué tipo de modelo y lucha institucional de darse puede asegurar estos intereses… son algunos de los puntos que tendrá que resolver la izquierda de los y las de abajo para dar por zanjado este bucle ya que en los próximos años, un nuevo ciclo global de lucha desde abajo basada en el poder popular y procesos colectivos seguramente será inminente desde América Latina hasta Europa volviendo a traer si hay éxito nuevas oportunidades que no podemos dejar que se vayan por el desagüe.

One thought on “Romper el bucle

  1. Pues dándole al aspecto electoral-institucional su justo valor: uno supeditado y no directivo. Y organizando el partido/movimiento desde la base y no desde la dirección, dándole prioridad a la acción y planificación de la lucha de clase (con sus múltiples variantes y matices expresados por el movimiento popular y no sólo ni primariamente los sindicatos) y no al conseguir más o menos escaños, alcaldías o delegados sindicales, que en todo caso serían expresiones de lo demás y no objetivos prioritarios.

    El movimiento popular es “el partido”, la participación institucional sólo un medio.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s