Home

uburk

Autor: Borroka garaia da!

Para entender la situación política vasca hay que entender al PNV, pues hoy en día sigue siendo el eje central que no solo gestiona el ordenamiento jurídico-político autonomista español en Euskal Herria sur sino que está inmerso en un proceso ideológico-hegemónico (catapultado por la realidad material) que afecta y se extiende por toda la estructura política, social y económica.

Debido a ello, se hace necesario definir y situar en qué baremos se está moviendo, cuáles son sus apuestas actuales y hacia dónde se dirige.

Sobre-explotación interna y expansión transnacional

El objetivo principal de la estrategia del PNV de cara a la fase política actual es asegurar la sobre-explotación interna de la clase trabajadora vasca y la expansión transnacional empresarial de la burguesía vasca. En realidad, con ligeros matices (sobre todo en el aspecto internacional) nada diferente al objetivo prioritario desde que el Sotismo se hizo con las riendas del partido.

La sobre-explotación interna de la clase trabajadora vasca necesita del marco estatal español (sea en cualquier grado de dependencia), ya que es de él de donde saca la base para sustentar la explotación y protegerla. Esta es la razón que hace que por intereses de clase el PNV no pueda ser convocado para la independencia y le imposibilite salir del autonomismo. El mayor o menor grado de dependencia autonomista iría en función de las necesidades de las fracciones del capital vasco. De ahí que viendo que tras la quiebra de Lizarra-Garazi (provocada por el propio PNV) e independientemente a ello, la autodeterminación seguía siendo un concepto fundamental en aquella coyuntura, los laboratorios de Think tank del PNV apostaron por sepultar la autodeterminación en beneficio del concepto “derecho a decidir” (inventado por ellos) de cara a imposibilitar el proyecto independentista derivado de un proceso de autodeterminación y que la decisión quede en un marco ambivalente propicio a un posible actualización del estatuto de autonomía, manteniendo así la dependencia hacia el estado español que asegure su interés de clase.

El impulso de la expansión transnacional colateralmente viene derivada de la sobre-explotación interna y de la coyuntura del capital en la denominada crisis:

-El capitalismo vascongado dispone de más de 2.000 filiales fuera de Euskal Herria, y busca doblar esa cifra en la fase que se abre hacia el 2020-2030.

-Quitando las EPSV ligadas al movimiento cooperativista, que sí invierten en Euskal Herria, todavía nos quedan más de 18.000 millones de euros en las otras EPSV vascas, individuales o de empleo. Y casi todos estos fondos están invertidos fuera de Euskal Herria, entorno al 30% del Producto Interior Bruto.

-Las empresas de Bizkaia, Gipuzkoa, Araba y Nafarroa Garaia han invertido desde 1993 hasta marzo 2008 en el exterior 51.057 millones de euros netos (hoy superiores a los 60.000 millones de euros.). En cambio al sur de Euskal Herria las inversiones suman solo 12.670 millones de euros.

-La productividad de la mano de obra de Euskal Herria alcanza el valor de 127, tomando como referencia 100 el valor medio de la Unión Europea (año 2004). El salario medio en el sur de Euskal Herria es 30% menor que el salario medio de la Unión Europea.

Este cuadro expansionista cabalga en perjuicio de la clase trabajadora vasca y en la necesidad de búsqueda de valor en el exterior para el capital vasco. Es por ello que tanto la permanencia en la UE así como buscar un espacio “autónomo” para el capital vasco dentro de ella en competición interburguesa se hace necesario junto a la dependencia hacia el estado español.

Por estos dos factores, la sobre-explotación interna y la expansión transnacional, el objetivo estratégico del PNV no puede salir del proyecto autonómico español y de la UE, y las apuestas nunca transcender de migajas competenciales en ambos sentidos sin nunca superar la línea de la dependencia.

Teniendo en cuenta lo invariable del objetivo (asegurar los intereses de clase alta tractora de una “media” y dejando en dependencia al grueso de la clase trabajadora vasca) todo lo demás habría que analizarlo en función de ello, ya que todo lo demás es totalmente instrumental para ese cometido.

Lineas de actuación y hegemonía

En ese sentido el PNV en la coyuntura actual se hace valer de varias lineas de actuación y apuestas, como intentar mantener en perfil bajo y con “paz social” a la clase trabajadora vasca conteniéndola para que no se rebele frente a a la crisis, tergiversación absoluta de su propia imagen,  asegurarse el control del entramado institucional español en Euskal Herria, intentar impedir todo proceso soberanista con base táctica en la autodeterminación y estratégica en la independencia (sea unilateral o no), mantener a la clase trabajadora dividida, legitimar todas las fuentes de legitimidad del sistema español autonómico, evitar cualquier tipo de negociación en clave de resolución del conflicto, separar causas y efectos de éste (con notable éxito alcanzado), impulsar las vías de reinserción , individuales, legalistas y no políticas de cara a los presos y presas políticas y sepultar el proceso de liberación nacional y social vasco para reconvertirlo en un proceso reformista en bucle tanto en el aspecto nacional como en el social que encuadre con sus propias necesidades de clase y objetivos estratégicos.

Es decir, que el proceso hegemónico llevado a cabo por el PNV está basado en “una reversión” explicada más adelante y en la debilidad del pensamiento mágico de “unidad abertzale” que a su vez está basado en el idealismo con fuerte componente mecanicista, que se alimenta además de una doble creencia en partes de la clase trabajadora vasca pero sobre todo en profesionales acomodados y en el academicismo. Por una parte, que el PNV tenga interés en la independencia y por otra parte, de la teoría de cierta influencia maoísta aunque su origen real viene de los procesos históricos independentistas frente a España en América, que fue adoptada por casi todos los movimientos de liberación nacional principalmente en América latina y que se importó en Euskal Herria hace décadas. Esta teoría afirma que la burguesía o la pequeña burguesía nacional se pueden ver arrastradas hacia la liberación nacional por la clase trabajadora. Está ocurriendo justo su reverso: Que la burguesía o la pequeña burguesía está arrastrando a sus posiciones a la clase trabajadora con la consiguiente crisis política del proceso de liberación nacional y social y de la izquierda abertzale que por sus propios errores estratégicos y de linea política se ha dejado arrastrar.

Claro que el problema del mecanicismo, reside precisamente en su mecanicidad. La metrópoli de las colonias españolas en América ejercían una fuerte presión sobre las burguesías nacionales a las cuales no les salía rentable su situación y en muchos casos se producían procesos de radicalización o incluso desclasamiento poniéndose al servicio de la clase trabajadora y sus intereses objetivos tanto nacionales como sociales. Pero.. este no es el caso de Euskal Herria, muy especialmente hoy en día, donde la burguesía vasca y sus intereses corren de la mano del interés del capitalismo español del cual son partícipes y beneficiarios. Tanto la burguesía clásica españolista como la vinculada al PNV. Esta es la razón por la que el PNV, como se comentaba antes, está incapacitado para desarrollar cualquier proceso de independencia. Estando cubiertos sus objetivos estratégicos con autonomía, UE, conciertos y convenios.

Comodidad burguesa vasca = comodidad del estado y el capital

Y es que una de las cosas que caracteriza la nueva fase política en Euskal Herria es la comodidad con la que se está desenvolviendo el PNV. Desde el sepultamiento total de la prioridad soberanista en la agenda política vasca, pasando por el control institucional firme de la CAV y la comandancia del gobierno de la CFN hasta llegando a avanzar en los objetivos espirituales de la renovada hoja de ruta del pacto de Ajuria Enea mediante la pacificación y normalización política del sistema español en Euskal Herria. Otro de los objetivos cumplidos ha sido la inutilización estratégica de la izquierda abertzale.

Estos éxitos cobran especial valor debido a que se han dado frente a peligros evidentes a sus intereses (debido al irremediable tensionamiento social derivado de la presión que sufre la clase trabajadora en coyuntura de crisis, pero que en vez de desarrollarse un proceso de lucha en condiciones se ha producido su contrario).

Hay que decir que todo esto mayormente no ha sido solo por la virguería de sus think tank sino mas bien por la inoperancia de una izquierda abertzale y en general de una izquierda vasca pro- autodeterminación que no ha querido asumir compartidamente ante unas condiciones objetivas que lo pedían a gritos que una clase trabajadora vasca sea oposición y alternativa y ha regalado al PNV su preponderancia y hegemonía llevándola al centro del carril político vasco mientras que por el otro lado ha sido la izquierda abertzale la que se ha visto arrastrada ideológicamente por el jeltzalismo.

Esta situación de dependencia ha posibilitado tanto la incapacidad para abrir un proceso soberanista decidido, como el ahogamiento de la respuesta social ante la ofensiva capitalista pasando por el encierro autista en las paredes de la institucionalidad española.

El PNV en esta situación y bien conocedor de la realidad por la que ha estado pasando (y pasa) la izquierda abertzale (haciendo pasar al PNV como pieza fundamental de su errónea estrategia) se ha servido tanto para paralizar lo que deseaba, como para hacer guiños cuando eran requeridos, presión y chantaje cuando era pertinente y en general llevar a cabo su labor hegemónica por la que a día de hoy tiene a toda la izquierda institucional, abertzale o no, prácticamente en su regazo y expansivamente tratando de que se asiente una linea socialdemócrata en el grueso de la izquierda vasca para que no pase de una izquierda “ de orden”. E imposibilitando por tanto que el proceso de liberación nacional y social pueda tener perspectivas al no haberlas en “el orden”.

En estos momentos la comodidad y seguridad del PNV es tal, que pueden realizar con bastantes visos de éxito el juego del palo y la zanahoria. Son conscientes de que prácticamente toda la estrategia de la izquierda abertzale ha girado entorno a ellos (satélite) durante demasiado tiempo, (y que al menos institucionalmente no tiene visos de cambiar) y el haberle hecho imprescindibles les pone en una situación tan fácil que en el momento que se puedan ver en apuros no tienen mas que sonreir y guiñar el ojo para acto seguido continuar con su cometido.

El cortoplacismo institucional que rompe totalmente los lazos entre táctica y estrategia, que ayuda entre otras cosas a que el PNV siga manteniendo la iniciativa y una esperanza folclórica, ya malsana y que no hace gracia, de un supuesto PNV independentista y “progresista” que existe tanto como los personajes de cuentos de hadas y duendes.

Los últimos años han servido para que la burguesía vasca se atrinchere e incluso avance y se recomponga mientras que el independentismo de izquierda en todos los frentes ha ido perdiendo fuelle. Este atrincheramiento y su centralidad regalada (y ganada a pulso) del PNV ha bloqueado cualquier amago de aperturas de situaciones políticas adecuadas.

A falta de análisis de clase, ellos sí lo realizan

En el fondo, es miedo a ganar e inseguridad tanto en la fuerza propia como en alianzas de base. No hay mas que quitarse la txapela ante la ingeniería del PNV. Su hegemonía se la saben ganar a pulso.

Mas en el fondo aun, la clave principal reside que no se ha realizado análisis de clase alguno ya que de haberlo hecho resulta evidente que el vector principal de acumulación desde una perspectiva vasca de liberación vería como punta de lanza en el contexto vasco y al calor de la crisis capitalista y de régimen español no se encuentra en la burguesía.

La clave reside entonces en empezar a visualizarlo y que la pregunta ¿Cómo atraer a las bases del PNV? o ¿Cómo atraer al PNV? desaparezcan definitivamente de la escena y 100 años han sido más que suficientes como para no seguir jodiéndola de la misma manera . Alguien bajo la esfera del PNV solo se acercará al proyecto de independencia si asimila que sus intereses de clase no concuerdan con los del PNV.

(Algo que además es comprobable históricamente en la gente desligada).

El independentismo se refuerza al margen del PNV y en clave social

Primero fue el ya olvidado Partido Republicano Nacionalista Vasco. Después Luis Arana Goiri, co-fundador del PNV, llegaría a formar parte del Aberri de Gallastegi. Fue expulsado, luego readmitido. Seguirían Jagi-Jagi y EAE-ANV. En 1936 Luis Arana Goiri, mandó una carta a la dirección del partido renunciando finalmente a formar parte de éste debido a la participación jeltzale en el gobierno español. Décadas después vendría Ekin, luego ETA, que también mandó una carta pero al PNV de Aguirre. Más tarde Egi-Batasuna. Y más tarde aún EA. La despedida de ELA fue lenta pero irreversible.

Todos los que intentaron cambiar al PNV desde que fue co-optado por el sotismo acabaron marchándose sin haber podido realizar tal tarea. Estamos hablando de un ciclo que prácticamente abarca un siglo.

Este ciclo ha traído dos consecuencias evidentes. Algo parecido a lo del tengo dos noticias, una buena y otra mala. La buena es que se ha podido conformar un eje patriota de izquierda que está destinado a ser el motor hacia la liberación nacional y social vasca. La mala , que este proceso histórico ha dejado un poso que aún hoy en el 2016 es capaz de inmovilizar a buena parte de ese eje patriota de izquierda. Debido a que, y dicho sintéticamente, aún persiste el pensamiento mágico de la “unidad abertzale”, entendida como la unidad de la “casa común” y concretamente de la unidad entre la izquierda abertzale y el PNV como única vía factible y posible para liberar Euskal Herria. Éste ha sido, aunque no el único factor, el que explica el porqué de la crisis actual que sufre el proceso de liberación nacional vasco y la propia izquierda abertzale. Y posiblemente de alguna que otra crisis anterior.

Por supuesto, los halcones del PNV son conscientes de todo esto y alimentan también el pensamiento mágico de la “unidad abertzale” a conveniencia para resituarse según los contextos y épocas diferentes para no perder centralidad sabedores de que el cordón umbilical de partes de la izquierda vasca no está completamente roto.

El independentismo en Euskal Herria viene del desprendimiento de la esfera de influencia de clase burguesa del PNV (la toma de conciencia de clase en diferentes niveles) y de la esfera del españolismo. Ese desprendimiento de la esfera de influencia burguesa del PNV y ese desprendimiento de la esfera de influencia españolista en estos momentos de crisis se acentúan. Como no ha existido una estrategia que visualice esto, no visualizamos un proceso soberanista y hasta el momento se ha perdido una oportunidad de oro.

Si bien es cierto que hay algunos “independentistas” en el PNV. Esos independentistas no se podrían considerar parte del independentismo si entendemos el independentismo como un movimiento en teoría y práctica encauzado a lograr la independencia. Son fuerzas secuestradas dentro del PNV y en algunos casos folclóricas.

Eli Gallastegi era profundamente independentista y estuvo en el PNV, formaba parte del sector Aberri ¿Y por qué Aberri acaba a ostias con el PNV?. Pues porque hubo un acercamiento a la cuestión social. De la misma manera que del sotismo debido a su conexión capitalista no podría dar mas que como resultado el no independentismo. Aberri estaba a favor de tomar “la bandera en defensa del protelariado vasco” pese a discrepancias políticas con el socialismo y comunismo de la época. Pero no descartaba la unidad con esos sectores para enfrentarse al bloque capitalista del que ya formaban parte muchos patronos nacionalistas vascos.“El mayor peligro para la suerte de Euskadi no estaría en el proletariado rojo español como gustan de repetir los dirigentes de CNV sino en el capitalismo vasco rojo y amarillo”. Con ANV estaríamos en las mismas, y cuando se dio la ruptura de la esfera del PNV lo fue al mismo tiempo con el nacionalismo excluyente y reaccionario y colaboracionista para dar paso al nacionalismo de izquierda. Con ETA ocurrió parecido y en pocos años ya se puso encima de la mesa el proyecto de independencia y socialismo. EA pasó del autonomismo al independentismo de la misma forma que pasó del neoliberalismo a la socialdemocracia y ELA se distanció del PNV y fue abrazando el independentismo según iba desarrollándose su defensa del trabajador vasco.

Está probado históricamente que pese a que en determinados momentos “haya independentistas” en el PNV, estos pasan realmente al independentismo como movimiento y proyecto político según se escoran a la defensa de las clases populares vascas, hacia el pueblo trabajador vasco. Y esto ocurre porque en mi opinión son correctas las teorías del nacionalismo revolucionario que dio paso al MLNV: de la misma forma que los estados español y francés encadenan a Euskal Herria , el capitalismo lo hace, por tanto cuanta mas unión con ese capitalismo haya, cuando exista interés de clase burguesa eso irá en contra del independentismo. Y no es ninguna casualidad que el bastión del independentismo lo sean las clases populares y el de la opresión nacional lo sea la oligarquía y las clases burguesas.

Se puede ser abertzale sin ser socialista, se puede ser abertzale de todo el amplio arco de la izquierda. Como la inmensa mayoría de independentistas somos. Se puede ser abertzale y ser un fascista, y se puede ser abertzale y no tener claro nada. Pero el que es abertzale y se considera independentista y como la mayoría de la población forma parte de ese 90% que es el PTV, darse cuenta que el PNV engaña a incautos haciéndose pasar por abertzale mientras sus intereses son burgueses lo cual le hace atarse al estado español que también lo es, no se va a solucionar con mas txistus sino haciendo ver que lo que interesa a la clase trabajadora vasca para su bienestar es la soberanía y un cambio social. Nos hemos pasado décadas, y yo incluido, llamando al pnv español, y no ha dado resultado porque ser vasco es muy fácil, solo hay que decirlo, si desde un principio hubiéramos situado mejor los intereses del PNV donde realmente están y explicado que significa eso a la clase trabajadora quizás estaríamos en una mejor posición pero la dependencia hacia el PNV nos va a arrastrar en mal camino y no deberíamos olvidar que se la han jugado siempre al independentismo en estos 100 años.

Más de lo mismo para la clase trabajadora que se siente española y atada al proyecto español. La soberanía y el cambio social, lo cual considero su interés objetivo, necesita de nuevos planteamientos de enganche que no se solucionan con txistu ni con seguidismo al PNV ni tampoco repitiendo paradigmas usados con el PNV en formaciones españolas, si de verdad creemos que solo la clase trabajadora vasca puede solucionar sus problemas.

Lo viejo que nunca se hizo realmente es nuevo

Esto nos debería lleva a una vieja, porque históricamente ya la teníamos dilucidada, pero en realidad nueva forma de enfocar las cosas, ya que nunca a fondo se han llevado sus conclusiones obvias. Tener en cuenta al pueblo trabajador vasco como sujeto principal y su unidad como eje prioritario en paradigmas nacionales y sociales , no solo cortando amarras psicológicas con el PNV sino llevarlo a su desgaste total, lo cual producirá per se la unidad abertzale real del pueblo trabajador en su sentido más amplio y no acotado a partidismos ni institucionalismos ni estrategias imposibles del pensamiento mágico.

Tanto la estrategia de seducir al PNV, como la de seducir a cualquier partido español solo alarga en el tiempo la seducción de la clase trabajadora vasca para el proceso independentista y socialista que necesitamos. Y el tiempo es un factor muy importante pues las condiciones objetivas que se amontonan en diversas ventanas de oportunidad como ocurre en el ahora mismo pueden desaparecer. De hecho lo están haciendo ya,  por no tomar  la justa medida a lo que tenemos enfrente.

Y el PNV como partido solo se alineará con la independencia si internamente estallan sus contradicciones de clase y están bajo peligro de desaparición. Que estallen las contradicciones de clase en la izquierda abertzale (algo que por si alguien no se ha enterado está sucediendo) solo es reflejo  opuesto debido a  la debilidad estratégica y el destartalamiento de la clase trabajadora como sujeto de liberación sublimado por el posmodernismo.

La pregunta clave a hacer es la siguiente: ¿Cómo hacer que el pueblo trabajador vasco, el cual tiene los mismos intereses objetivos, se conviertan en subjetivos, y de pasos hacia la independencia y el socialismo, ¿Cómo hacer que eso se traduzca en un proceso soberanista y en uno constituyente?. Y una de la respuestas evidentes es que eso no se hace desde el BEC ni desde los balcones del Carlton, tampoco diciendo que “el pnv está por un proceso constituyente” cuando está a favor de un estatuto de autonomía, ni tampoco en medio de una crisis sin par del sistema con cada vez más familias vascas destrozadas ofreciendo Txirri, Mirri y Txiribiton, o vieja socialdemocracia, sino desde la calle y con las grúas de la ría de fondo o desde cualquier escenario de precariedad existente. Es decir, haciendo que la agenda social camine junto a la agenda nacional, de esa fusión nacerá la ruptura con los estados y contra el neoliberalismo.

No es ninguna formula mágica ni ningún misterio. Es algo que ya se sabía y que ha quedado ocultado. Lo que ocurre que este proceso no es idealista ni se consigue solo con “buenas ideas”sino que es un proceso material que necesita desplegar una lucha de clases con tensión incluida en el interior de la sociedad vasca. Una estrategia revolucionaria de confrontación basada en el poder popular con la brújula puesta en la emancipación de la clase trabajadora vasca, un camino que está por (re)construir, una unidad popular no autocentrada en el partidismo, ni en el institucionalismo ni en la endogamia, y una red de redes política, social y sindical con diferentes niveles y perspectivas que aúne esfuerzos siempre teniendo como brújula el interés de la mayoría de la sociedad, la clase trabajadora. Centrados los esfuerzos ahí, lo demás tenderá a caer por su propio peso.

10 thoughts on “La estrategia actual del PNV

  1. “Y casi todos estos fondos [EPSVs] están invertidos fuera de Euskal Herria, en torno al 30% del Producto Interior Bruto.”

    Hace no mucho argumentaba yo que aproximadamente esa cifra es la diferencia entre PIB (productividad traducida a valor de cambio) y renta, concluyendo que hay una “plusvalía nacional” muy alta que nos está siendo robada o extraída como nación (más allá de las clases), resultando en el empobrecimiento general del país, al menos relativo a su productividad altísima. Esto por ejemplo no ocurre en Alemania, donde PIB y renta son aproximadamente iguales (otra cosa es el reparto entre clases e individuos, claro). Lo que no sabía hasta ahora era que esto se hacía a través de los planes privados de pensiones y vivienda, que creo que es lo que son las EPSV esas. Interesante dato que me gustaría que alguien con mejor entendimiento me confirmara que estoy leyendo correctamente.

    Por lo demás bastante de acuerdo aunque realmente me preocupa muchísimo que el PNV sea capaz de recoger tantos votos del PTV y que, más en general, hayamos pasado a una fase de relativo apaciguamiento social precisamente cuando, según las condiciones objetivas, tendría que ser una fase de agudizamiento del conflicto social. Creo en este sentido que hay que mirar más allá del PNV, que también se apacigua desde la izquierda política, lo que me parece aún más peligroso.

    • Oye Maju, cuando escribes a que te refieres con “más allá de las clases”? Acaso los actores que toman parte en la sobreexplotación interna son individuos nacionales? Porqué recurres al la categoría de “renta” y a la vez dejas fuera de la ecuación su fundamento, que no es más que la existencia de clases y su operación del capital en ellas? No viene a ser la intención del texto expuestos indicar intereses objetivos en conflicto y señalar la inviabilidad de un proyecto de carácter nacionalista para el conjunto de la clase obrera en la actual fase de la acumulación capitalista? Aquí no se roba nada como nación ( en términos económicos sobre todo), sino como clase.

      • No tengo datos para estudiar el tema clase por clase, los datos así son de carácter (sub-)nacional o “regional” (la renta quizá se puede desglosar pero el PIB es territorial por su naturaleza). Por eso me tengo que inhibir y usar la frasecita esa de “más allá de las clases”.

        Se trata de subrayar que existe una explotación de la nación en su conjunto (sin duda de unos sectores más que de otros, pero difícil de discernir en esos datos) que no puede sino caracterizarse de COLONIAL. Porque una nación que no es colonia (o “neo-colonia”) debería mantener (entiendo) un balance aproximado entre PIB y renta (o incluso puede llegar a importar renta por encima de su PIB a expensas de terceras naciones) pero ese no es el caso de Euskal Herria en absoluto: 1/3 de nuestra producción se va a otros lugares en términos netos, o sea que COMO NACIÓN estamos siendo explotad@s.

        No me sirve de mucho tu dogmatismo simplista: en ningún momento trato de negar la explotación de clase, sólo añadir una dimensión de explotación nacional, colonialista, que es patente en esos datos.

        Si eres capaz de desglosar esos datos macroeconómicos en cifras que nos iluminen sobre la faceta muy real de la explotación de clase, te lo agradeceré, si no, no creo que tu “splaining” sea de recibo, gracias.

        • PIB = renta….. Producto interno bruto se cuantifica en terminos monetarios, y en cuanto a suma de bienes y servicios producidos en un periodo dado, ya sea en valor nominal o real, es lo mismo que… en el caso de un PIB nacional se le denomina renta nacional. de lo que estas hablando es de la balanza de pagos.

          No hay relacion colonial en el caso de EH, puesto que se exportan capitales desde hace decadas desde EH al exterior, existe relacion intima entre capital industrial y bancario, es decir capital financiero, y se produce una trasferencia de valor del “exterior” hacia EH, por supuesto a las clase dominante “vasca”, es decir la EH capitalista pertenece al campo imperialista, como fraccion subsidiaria con todas las consecuencias… Vamos que estos parasitos explotan internamente y tambien afuera, y en terminos relativos se sostiene EH precisamente de esa condicion imperialista (“cuanto mas imperialista es un pais, mas reaccionaria es su clase obrera y resto de clases populares”)……

          Las trasferencias de valor no se refieren a las “trasferencias monetarias” o de renta. Existen cuatro mecanismos basicos de trasferencia (incluyendo renta y valor). Pero el analisis marxista ni de lejos es explicado por parametros macroeconomicos, asi que pedir un explicacion “cuantitativa” es sencillamente un ex abrupto.

          ————————————

          • El PIB: es (cito de Wikipedia): “una magnitud macroeconómica que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final de un país (o una región) durante un período determinado de tiempo (normalmente un año).”

            Los datos de renta que manejo son sin embargo los que provee Eustat, que corresponden a los ingresos de los residentes en la CAV (salarios, rentas varias, etc., están desglosados si quieres mirarlos), que son aprox. 1/3 menos.

            La “renta per cápita” es lo mismo que el “PIB per cápita”, eso sí, pero no es una magnitud útil, la verdad.

            El misterio está en que la renta según el Eustat es aprox. 1/3 menor que el PIB, es decir 1/3 del PIB “se desvanece” de alguna manera. Por contraste consideré en su día los datos de Alemania y eso no ocurre.

            No sé con certeza cómo se produce esta descapitalización del país, o para ser exacto de su región occidental, pero me parece muy curioso que coincida tan bien con lo que se ha mencionado arriba de que el 30% de PIB se “reinvierte” fuera de la CAV a través de las EPSV no cooperativistas. Teniendo en cuenta que la mayoría de estas EPSVs serán de Kutxabank, que es en teoría el banco público vasco-occidental, esto me parece incluso más escandaloso, sobre todo en época de crisis profunda como la actual.

            “Las trasferencias de valor no se refieren a las “trasferencias monetarias” o de renta”.

            Una vez que aceptas que “valor” = “valor de cambio” (dinero), sí que empiezan a corresponder (otra cosa es “valor de uso” o incluso quizá un hipotético “valor-trabajo”, ambos difíciles de cuantificar). Y si no, pues explícate, porque no lo entiendo. Yo entiendo que la plusvalía es valor (de cambio en la metodología de Marx, es decir: dinero) y que, en la medida en que esta plusvalía (que también se puede extraer mediante tejemanejes financieros como las EPSVs, que absorben una parte importante de los salarios*) se deriva hacia el exterior y no revierte en forma de rentas de capital (que estarían contabilizadas en el Eustat, a no ser que todo sea dinero negro, lo que me parece imposible), pues hay “fuga de capitales” o “de plusvalía” o como quieras llamarlo.

            En términos concretos es de subrayar que el PIB (per cápita) de la CAV (y el de Nabarra también) es comparable al de las regiones más ricas de Europa (mucho mayor que el de Francia), pero los salarios, el poder adquisitivo general, el nivel de vida, los servicios sociales, etc. no se acercan ni de lejos. Esto debería ser obvio y levantar más de una ceja en perplejidad e incluso fruncir algún entrecejo en indignación, pero no veo que ocurra. Y mucho me temo que esto es porque existe el “mito” de que éste es un país “rico” pero esto sólo es en producción, no tanto en renta real, y es también producto de una comparación con España (donde también existen seguramente muchos abusos similares pero tiene en general un PIB per cápita menor, a veces mucho menor) en lugar de con Baviera o Dinamarca, territorios mucho más similares en productividad (pero no en salarios y servicios públicos).

            * Esto no es sustancialmente distinto de la re-extracción secundaria de plusvalía en los antiguos barrios mineros o industriales a través de los alquileres y economatos propiedad del mismo patrón, sólo un poco más rebuscado.

            • Te respondo a toda pastilla…. Si quieres conocer el “sector externo” de una economia, (pais o region) busca la diferencia entre PIB y PNB (Producto Nacional Bruto), uno (PIB) te indica lo que se produce in situ, el otro (PNB) lo que “nacionacionalmente” se recibe del exterior (deuda acreedora, intereses, royalties, etc,).
              Pero esto simplemente esta expresando flujos “monetarios”. Los paises dominantes (o metropolitanos) presentan un PNB superior al PIB, y a la inversa, los paises perifericos, un PNB inferior al PIB. Es decir estamos ante un esquema simple de transferencia, es lo que la CEPAL (Raul Prebisch) establecio como una situacion de intercambio desigual, pero que lleva a una version (keynesiana) de disputa por los precios….. esto no tiene nada que con lo de mas adelante.

              Sobre el valor… la plusvalia es tan solo una parte del valor incorporado durante el proceso de produccion, el valor es cuantificado como tiempo de trabajo incorporado en la produccion de esas mercancias, (por lo tanto no es una estructura monetaria de costos). Si quisieras ahondar en el tema, entonces lo que habria que hacer es relativizar, y reordenar los datos a partir de una unidad de cuenta distinta, en lugar de moneda sustituirla por hora trabajada (en regimen asalariado).

              Renta y plusvalia son dos categorias distintas en Marx, si se quiere entender… no recuerdo el capitulo exacto pero en el texto Historia de la Plusvalia (edic. siglo XXI) cuando esta sometiendo a critica el analisis ricardiano de renta diferencial, se puede ver como funciona… expansion de la acumulacion contrae mas plusvalia, lo que a su vez favorece la incorporacion de tierras de fertilidad decreciente, y a la inversa…

              nada mas… venga

              • Entiendo la diferencia entre PIB y PNB, en su día estudié ciencias económicas, y aunque nunca terminé la carrera algo queda. Pero no es eso lo que estoy tratando de expresar, sino la diferencia entre el PIB (pagos contabilizados) y renta (ingresos contabilizados de la población, independientemente de su clase). Quizá debería hacer la diferencia entre PNB y renta pero que yo sepa el PNB de la CAV es desconocido, sólo he visto esos datos para el conjunto del estado. Es posible supongo que la diferencia se considere “inversión”, “ahorro” o yo-qué-sé pero me parece una cifra muy llamativa en cualquier caso.

                Agradecería que alguien fuera capaz de explicarme por qué se produce esa diferencia (y por qué no se produce en Alemania) en vez de intentar patronizarme con argumentos de perogrullo que no son útiles, gracias. No digo que pretenda entenderlo todo a la perfección pero me parece muy llamativo que la diferencia {PIB – renta} y la cifra de exportación de capitales por parte de las EPSV sean tan similares.

                • Vamos a ver… se utiliza el PNB como renta nacional o ingreso nacional… porque incluye al PIB mas los factores externos nacionales a saber: transferencias, remesas, dividendos y demas. El PNB de la CAV o de EH no es que sea desconocido, posiblemente no esta publicado (no he revisado en Gaindegia), entonces lo que se hace es construirlo y/o calcularlo. No me he puesto a buscar, pero vamos habra algun estudio metodologico o alguna aproximacion al tema.

                  Lo que es simplista es reducir o asimilar el concepto de “colonialismo” a una diferencia aritmetica entre PIB y renta (Y), si PIB > Y, se pierde ingreso via externa; al contrariio si PIB < Y se recibe ingreso procedente del exterior. En razon que bajo la unidad de cuenta monetaria se contabiliza en uno (PIB) la produccion (bienes o servicios) y en el otro (PNB / Y) los ingresos totales; existiendo un saldo deficitario o superavitario que podran ser explicativos de la direccion de un flujo de transferencia en un sentido u otro; pero que desde luego no estan contabilizando valor (pues este se medira en tiempo de trabajo incorporado)

                  Las verdades de perogrullo son para recordarte que valor no es igual a precio, y que las trasferencias de valor no son lo mismo que las trasferencias monetarias. Una situacion 'colonial' expresa una especifica trasferencia de valor que se explica por mecanismos tales como: diferencial de precios, diferencial de salarios, diferencial de productividad, etc; que recogen a su vez diferenciales en formacion de fuerza de trabjo (campo/ciudad; agricultura/industria), horas de trabajo incorporadas por valor de la produccion (trasferencias del sector primario al industrial); valor diferencial de las mercancias (una misma mercancia es mas "cara" en un sector que en otro, porque se exige un mayor numero de horas para acceder a su consumo), etc., etc. Esto ocurre tanto en el mercado interno, lo que da origen a las tesis de "colonialismo interno" como en el mercado mundial, entre centro-periferia. Pues bien afirmar, como lo haces en un mensaje mas arriba, que EH sufre una condicion "colonial" es sencillamente insostenible (por no emplear otro adjetivo mas grafico), cuando precisamente para que se diera el proceso de acumulacion capitalista y el proceso de industrializacion vasca, gozo la burguesia vasca de un flujo permente de trasferencias de valor procedentes de otras tantas zo y sectores peninsulares, con la garantia del Estado español manu militari… sin duda alguna nunca hubo burguesia mas española que la vasca; y junto con esa gran burguesia "vasca" (española), todas las facciones burguesas subsidiarias vascas, que perviven y medran del proceso de acumulacion. Y todo esto que es tan simple y evidente hay que recordarlo cuantas veces hiciera falta.

                  ————————–

                  y por si alguien tiene ganas por el tema, algo general:

                  como funciona el capitalismo:

                • Lo siento pero si el PNB vasco o vasco-occidental no existe en forma disponible, a mí no me sirve de nada. Yo he expuesto mi planteamiento respecto a lo chocante y sospechoso que resulta que {PIB – renta = 1/3} en el caso vasco y en cambio {PIB – renta = 0} en el caso alemán. Y pienso que tiene que ver algo con el hecho de aquí haya más paro, más pobreza, salarios más bajos, etc. que en Alemania a pesar de que nuestro PIB per cápita es comparable sólo al de las regiones más ricas del estado centroeuropeo (pero no los salarios, poder adquisitivo, servicios públicos, etc.)

                  Sin duda un estudio más extenso sería conveniente pero de momento es lo que hay por mi parte. Es chocante también que coincida casi exactamente con la cifra de “evasión de capitales” por parte de las EPSV mencionada en el artículo.

                  Segundo, Marx sí que equipara valor a valor de cambio y éste a precios, esto es incuestionable. Otra cosa es que Marx también implica que existe un valor-trabajo subyacente (en lo que sigue a su manera a gente como Locke o Ricardo) de donde deduce la teoría de la plusvalía, es decir: Marx considera que no se está pagando el valor completo a los trabajadores, que sería el 100% (menos reinversión), sino sólo una parte y en consecuencia hay un abuso que corregir. Los burgueses te negarán la mayor cuando aduces esto, con sus argumentos sobre la necesidad de que la inversión reporte beneficios, la importancia fundamental del rol dirigente de su clase, etc. (argumentos a los que concedía parcialmente un “marxista” como Bernstein, por cierto, llevando a la socialdemocracia y su degeneración en reformismo burgués a través de la desradicalización de la lucha de clases, hoy día invalidada por la mega-crisis). Esos son los términos del debate sobre el valor y la plusvalía, a no ser que nos salgamos del Marx más estándar y vayamos a temas como el valor de uso, el trabajo como algo físico y no sólo social/humano (es decir: también atribuible a máquinas, animales, la naturaleza en general…) o el argumento de que en el fondo es un tema de PODER, de quién toma las decisiones y de qué herramientas (legales, contables, mediáticas, políticas, etc.) dispone para ello, con lo que nos salimos un poco del Marx más economicista y nos vamos elaboraciones que no dejan de ser más o menos marxistas pero sí que son mucho menos economicistas y mucho más puramente políticas. Políticas en un sentido radical del término, no meramente de las instituciones legal-estatales burguesas, sino sobre todo enfatizando la economía, las empresas que operan en esta y el marco de relaciones entre ellas, porque al final todo resulta en quiénes, cómo y para qué se producen el pan, las armas, las máquinas, las casas, etc.

                  “Una situacion ‘colonial’ expresa una especifica trasferencia de valor que se explica por mecanismos tales como: diferencial de precios, diferencial de salarios, diferencial de productividad, etc.”

                  Puede ser y eso es lo que estoy tratando de decir y sobre lo que me gustaría que hubiera, si acaso, un debate con datos concretos. Está claro que si bien la CAV tiene un PIB (productividad) similar al de las regiones más ricas de Europa, tiene unos salarios y condiciones de vida apenas por encima de las regiones pobres. Luego alguien se está llevando la pasta, alguien está robando al colectivo de productores vascos, que producen mucho pero se quedan con mucho menos. A esto me refería por “plusvalía nacional”, es decir colectiva, generalizada a la nación o una de sus partes más importantes (la CAV).

                  Cómo de “colonial” es esto? No lo sé, no lo he estudiado tan a fondo, no he llegado a compararlo con el Congo, por ejemplo, pero sí que huele a colonialismo sui generis, la verdad. Como la tarta a repartir (el PIB, el valor) es grande, pues las migajas son sustantivas, lo que resulta en que mayormente no se pase mucha hambre, pero no dejan de ser migajas y alguien se está llevando una tajada brutal.

                  De todas formas, sí que debería estar bastante claro que la UE actual es un imperio colonial esencialmente alemán. Hoy mismo leía en RT un análisis sobre la condición terminal del proyecto UE en el que el autor explicaba, entre otras cosas, que los jóvenes alemanes tienen en general un futuro fácil y seguro, lo que evidentemente no es el caso de la Europa Latina en la que estamos enclavados nos guste o no, tengamos PIB bávaro o no, y por eso el creciente descontento que en el estado español afortunadamente tiende a convertirse en voto a Podemos, pero en el francés o el italiano es de extrema derecha pseudo-social, lo que inevitablemente llevará a la desintegración catastrófica de la UE más pronto que tarde.

                  Pero también me gustaría analizar en qué medida se van capitales a Madrid, etc., porque no creo que esa explotación nacional sea producto directo del “IV Reich postmoderno”, sino que en el caso de Hegoalde, está mediatizado en gran medida por el estado español y su clase burguesa bananera (caciquil, “compradora” o como quieras llamarla), y quizá también por otros elementos como las burguesías británica, francesa y del Benelux. No tengo los datos ni el análisis extensivo pero los que sí tengo me hacen sospechar que el tema va por ahí. Y, si hemos de tener un movimiento o partido de clase y nacional vasco, este análisis debe ser parte del mismo, ya que es necesario entender cómo exactamente nos explotan y en qué medida.

                  “… afirmar (…) que EH sufre una condicion “colonial” es sencillamente insostenible (…), cuando precisamente para que se diera el proceso de acumulacion capitalista y el proceso de industrializacion vasca”…

                  Continúo la frase: era necesario expropiar y privatizar los bienes comunales, en particular las minas pero no sólo.

                  “… gozo la burguesia vasca de un flujo permente de trasferencias de valor procedentes de otras tantas zo y sectores peninsulares”…

                  En este mismo blog se argumentó extensivamente (no sé si era Lorenzo Espinoza el que firmó aquel artículo, no recuerdo) que el estado español extrajo un plusvalía neta del proceso de industrialización (y explotación minera, etc.) vasco. Quizá no fue tan brutal como en otros lugares, porque efectivamente hubo una burguesía nacional vasca que logró engancharse a ese “tren”, reinvirtiendo y gastando localmente, pero existió.

                  En cualquier caso, mi enfoque no era historicista sino presentista. Estoy hablando de lo que pasa aquí y ahora.

                  Y que hay naciones que están peor? Sí sin duda, muchas y mucho peor, pero ya se sabe: “mal de muchos, consuelo de tontos”.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s