Home

jarraia131078

Berria

Euskal Herriaren “erabateko askatasuna” da “elkargunearen” helburu nagusia. Eztabaidak herriz herri egingo dituzte, datorren udaberrian.

Agerraldia egin dute gaur eguerdian, Iruñeko Foruen monumentuan, Herritar Batasuna sortzea jomuga duten alderdi, talde eta antolakunde sozio politikoetako ordezkariek; besteak beste, Askatasunaren Bidean batzarrekoak, Eusko Ekintza alderdikoak eta Euskal Herriko Komunistak batu dira. Pasa den azaroan, Barakaldon (Bizkaia) egindako batzarrean onartutako zirriborroan jasotzen den bezala, lau helburu nagusi nabarmendu dituzte: independentzia, sozialismoa, berreuskalduntzea eta birbatasuna. Era berean, feminismoa eta ekologismoa ere, funtsezko helburuak direla jakinarazi dute.

Azaldu dutenez, Euskal Herria askatzeko borrokan, langileen interesei “lehentasuna” emango diete. Izan ere, Herritar Batasunaren kideen irudiko, “nazioaren askatasuna independentzia den bezalaxe, langileen askatasuna sozialismoa da”. Gaineratu dutenez, “Nafarroa osoaren” deskonkista erdietsi nahi dute, eta horren baitan kokatzen dute “euskal borrokalari guztientzat” eta inolako baldintzarik gabeko amnistia osoa.

Oraindik, “elkargunea” eratzeko prozesuan dagoen arren, helburuak betetzeko tresnak mobilizazioa, desobedientzia, intsumisioa eta erresistentzia aktiboa izango direla adierazi dute. “Frantzia eta Espainia estatu konkistatzaile eta inbaditzaileen aurkako konfrontazioa etengabekoa izango da”. Gainera, egungo sistema politikoan nagusi diren alderdien funtzionamenduarekin apurtu nahi dute. Hala, “elkarguneak” funtzionamendu asanblearioa, demokratikoa, parte hartzailea, gardena eta behetik gorakoa izango duela ziurtatu dute.

24 thoughts on “Herritar Batasuna sortzeko eztabaida prozesua abiatu dute

  1. Con el mejor animo internacionalista.Os deseo los mayores exitos.Y que avanceis en la justa intencion,de recuperar el espiritu de alsasua de 1978 O el que impregno la v asamblea de 1967.Os seguiremos con interes. Ayer ya ha dejado claro,el ministro zoido,cuales son sus intenciones respecto,a los presos politicos vascos y terquedad represiva.Es evidente que enfrente,se necesita una propuesta politica,con semejante rotundidad y firmeza

  2. Muchas gracias, León José, por tu apoyo internacionalista. En la Herritar Batasuna esperamos no defraudaros y mantener siempre, con rotundidad, firmeza y combatividad los principios y objetivos de la Izquierda Abertzale Revolucionaria se siempre, la de 1936, 1967 y 1978. Y ello, de forma colectiva y asamblearia, en el camino y la práctica diaria del Poder Obrero y Popular.

    Borroka da bide bakarra, La lucha es el único camino, y es la praxis revolucioanria y emancipadora quien marcará la línea.

    • Aupa, Maju!

      La referencia que das de Kaos en la red es la propuesta inicial de Eusko Ekintza, hecha el 15 de agosto de 2016, y que ha sido una de las tres bases del documento conjunto actual, más breve, que es el que se quiere presentar y debatir ahora. El proceso de elaboración de la propuesta comenzó a principios de julio de año pasado y terminó provisionalmente el 26 de noviembre en la Asamblea Nacional de Barakaldo, ciudad emblemática y muy simbólica para toda la Clase Obrera vasca, el mismo día de la manifestación nacional por la Amnistía para nuestras luchadoras y luchadores independentistas y socialistas revolucionarios.

      Eusko Ekintza está participando desde el principio en la construcción de la Herritar Batasuna, junto con Euskal Herriko Komunistak (EHK), Askatasunaren Bidean, y otros colectivos sociopolíticos y militantes de movimientos populares a título individual e independiente. Los que estuvimos en la presentación de Iruñea sabemos de la enorme pluralidad de sensibilidades que estamos convergiendo en la Herritar Batasuna.

      Te mando tres enlaces que tienen la propuesta actual, tanto en Euskara, la redacción original del documento y la única que tiene validez, como su traducción al Español.

      El blog de la Herritar Batasuna :

      https://herritarbatasuna.wordpress.com/

      La Haine :

      http://eh.lahaine.org/cast-eusk-sozialismoaren-bidean-euskal

      Odio de clase :

      http://odiodeclase.blogspot.com.es/2017/01/presentada-en-irunea-herritar-batasuna.html

      • Mila esker, Mikel. Veo que es lo mismo que lo del vídeo rueda de prensa.

        Me desconcierta un poco el concepto “república” (estoy más en la línea del confederalismo democrático, “república” me suena a innecesariamente centralista) pero por lo demás me parece bastante acertado.

  3. Aupa, Maju!

    Lo de República (navarra o vasca, que cada uno ponga el acento en el aspecto que quiera de nuestra realidad nacional…) va en el sentido de contraponerla en el imaginario popular a Monarquía, en este caso la monarquía neofranquista borbónica española surgida de la II Restauración de 1973-1978.

    Luego sigo…

  4. Aquí estoy otra vez.

    Lo de insistir en el término República también se explica por la enorme carga católica que arrastra el patriotismo/nacionalismo vasco en los últimos siglos, sobre todo el carlismo y su heredero natural, el muy ortodoxo, romano, meapilas y jesuítico PNV. Y su sacristán, Iñigo Urkullu…

    Paradójicamente, porque la realidad es siempre dialéctica, el primer patriota de este País que habla abiertamente de la República Vasca es un jesuita, Manuel de Larramendi. Luego vino Agosti Xaho, un zuberotarra laico y anticlerical, de izquierdas y masón.

    Así que el planteamiento de República Vasca recoge una corriente de pensamiento muy plural y antigua, vieja de 250 años y muy marginada en neustra historia, por lo que antes he comentado.

    Además, enlaza con el recuerdo positivo que en muchas zonas del País, en especial la Ribera, dejó la II República Española. Y nos sitúa en mejor posición para la batalla de ideas en Iparralde, frente a los defensores de la República Francesa, poniendo el debate en el carácter etnocida y totalitario del nacionalismo imperialista francés, no en la forma republicana de entender la sociedad y la vida ciudadana.

    La propia Izquierda Abertzale oficial ha corregido el tiro hace muy poco (se puede ver la influencia de Arnaldo Otegi en ello, uno de los pocos militantes reformistas que tiene una visión estratégica, buena o mala, eso es otro debate…) ya que hasta hace fechas recientes, el término oficial, otodoxo y correcto era el “Estado Vasco”, y de ahí no los sacabas ni con una palanca. La única excepción era Txutxi Ariznabarreta, de Independentistak Sarea, que utilizaba los dos términos indistintamente, aún en los años de la ortodoxia más feroz por parte de los oficialistas, que veían fantasmas por todos sitios si se utilizaba la expresión República Vasca. Y si se hablaba de República Socialista Vasca, ya ni te cuento… Ahí aparecía IBIL con cuernos y rabo oliendo a azufre luciferino…disidente…

    La expresión República Navarra/República Vasca establece un punto de encuentro entre las dos familias que componen hoy en día la Izquierda Abertzale, la tendencia reformista y la tendencia revolucionaria, abriendo un espacio de reflexión común para el día en que necesariamente nos tengamos que poner de acuerdo para hacer frente al fascismo que va a arrasar este planeta, incluida Euskal Herria, claro. Que ya lo está arrasando, para el que tiene ojos y quiere ver…Lo de Trump no ha hecho más que empezar y detrás vendrán otros… Por cierto, genial Marian Beitialarrangoitia y su cartica en nombre de EHBildu al embajador yanki en España… Eso sí que es ser republicana… de los Estados Unidos de América…

    Los irlandeses han dado una gran importancia a su identidad republicana para contraponerla a la monarquía imperialista británica. Creo que en Nafarroa podemos hacer lo mismo, y enfrentarnos así a la España Negra, Católica, Reaccionaria y Franquista (nazi-fascista…) en mejores condiciones, y facilitando alianzas con los sectores republicanos y revolucionarios del Estado Español.

    Para terminar, Maju, te digo que el confederalismo democrático ha estado muy presente en la elaboración del borrador para debate de la Herritar Batasuna, y es por eso que se habla de Repúbliba Confederal, no en el sentido que le ha dado recientemente SORTU (Iparralde + Nafarroa Garaia + Mendebaldeko probintziak), sino en este sentido, que es el punto 20 de los principios puestos a debate:

    “20. Defendemos la República Confederal. Una Nación y un Estado que se estructuran de abajo arriba en batzarres soberanos de barrio, lugar de trabajo, pueblo, ciudad y comarca. Basándonos en nuestro Derecho Pirenaico, quitar a las élites el poder administrativo para devolvérselo al pueblo. Recuperación total de la institución y el funcionamiento de los batzarres, auzolanes y comunales. El nuestro es el Estado-batzarre de lxs vascxs. La Batzarre vecinal de es la primera base del Poder Popular, el resto de espacios de decisión son subsidiarios.”

    Creo que esto va en el sentido del Confederalismo Democrático de Ocalan, en el de Estado-Comuna de(l) (mejor) Marx, en el de Estado Soviético de(l) (mejor) Lenin, y sobre todo, en el del BATZARRE de nuestras tradiciones comunales y comunalistas.

    Ya medirás qué piensas tú de todo esto…

    POR LIBERTATE PATRIA, GENS LIBERA STATE!!!

    Mikel Erro

    • Vale, no era consciente de ese punto 20 o en general del debate interno, me parece que aproxima bastante bien mi pensamiento al respecto. Ya pasé la etapa del purismo anarquista: cierto “estado” es inevitable; aunque a nuestro “instinto”, nuestro “id” cazador-recolector, nunca acabe de gustarle del todo, nuestra racionalidad o “ego” tiene que hacer concesiones al realismo de una sociedad muchísimo más compleja, es lo que hay.

      A nivel de simbolismos o nomenclatura, personalmente me inclino por priorizar “Euskal Herria” (Nabarra, con todo el respeto, es una manifestación concreta y parcial, histórica y algo contradictoria a veces — me refiero naturalmente al reino histórico), aunque siempre puede “traducirse” al romance como “Navarra” (p.e. “Euskal Herria / República Navarra”), ya que sí que hay cierta sinonimia y debe ser revindicada. Por contra me parece muy adecuado el uso prioritario de la bandera navarra, en su versión histórica (sin cadenas que simbolizan la sumisión a Castilla/España y que en todo caso son una inventada decimonónica total) frente a la ikurriña aranista, plagada de simbología cristiana y carlista apenas camuflada (simboliza el JEL). Esto lo digo sin querer entrar en polémica alguna, respeto todas las formas de entender Euskal Herria y entiendo que es un tema complejo con múltiples aproximaciones posibles, simplemente es mi opinión personal.

      “La expresión República Navarra/República Vasca establece un punto de encuentro entre las dos familias que componen hoy en día la Izquierda Abertzale, la tendencia reformista y la tendencia revolucionaria, abriendo un espacio de reflexión común para el día en que necesariamente nos tengamos que poner de acuerdo para hacer frente al fascismo que va a arrasar este planeta, incluida Euskal Herria, claro”.

      Si lo pones así, vale. De todas formas entiendo que Herritar Batasuna se concibe como tendencia revolucionaria, no?

      También pienso que habrá un momento en el que tendremos que pasar al “post-estado” (confederalismo democrático) a riesgo de fracasar si no lo hacemos (por el lado del autoritarismo, burocracia, corrupción, etc.) Por otro lado no mantener una cohesión nacional (e internacional en la medida de lo posible), algo para lo que el monolitismo del estado clásico es sin duda útil, es algo que no podemos permitirnos tampoco (divide et impera), así que habrá que hilar fino y será sin duda parte del debate dentro del campo revolucionario. Hipotéticamente, entrando en política-ficción, da incluso un eje (otros son también posibles) para la articulación de un “pluripartidismo comunista” — ya que sin duda es mejor (y probablemente inevitable, sano incluso) que “nos peleemos” entre nosotros que estar en perpetua disputa contra un campo burgués nunca del todo desarticulado, como en Venezuela, etc. Es un poco como funcionó la Comuna de París, el modelo de Marx, con diferentes partidos o corrientes pero todos ellos socialistas.

      De todas formas, centrándome en la realidad inmediata previsible, el fascismo (o una forma del mismo) sí que viene pisando fuerte y amenazador y sin embargo yo le veo más débil de lo que aparenta. Uno de los problemas que tiene es que su base sociológica es bastante vieja, lo que no sirve para organizar grupos paramilitares o incluso grandes manifestaciones de antorchas, porque esa gente está en casa viendo la tele, puede que les vote pero no va a hacer nada “de masas” por lo general. Eso lo vemos estos días muy claramente con Trump: apenas saca gente a las calles, mientras que sus opositores sí, así que depende sobre todo del propio aparato del estado, lo que tiene muchas limitaciones. Es un fascismo sorprendentemente muy envejecido, con poco poder de convocatoria más allá de las urnas, quizá porque depende de medios de masas que cada vez se ven y se creen menos, que se basa en lo más decadente: una pirámide poblacional invertida. Y además hay que subrayar que es un fascismo ultra-capitalista, frente al fascismo clásico que es más pseudo-socialista, por lo menos es así en EE.UU.

      No sé muy bien qué tipo de convocatoria tiene Le Pen pero sí que a este lado del Bidasoa, incluyendo zonas cada vez más “profundas” del estado español, el fascismo se ve muy débil. Yo me he quedado positivamente flipado estos días al leer cómo se estaba “agrediendo” (autodefensa organizada parece ser) a neonazis en Murcia, que es como el arquetipo de la España más profunda y un territorio donde el PP domina con fuerza. Ya con más distancia y menos conocimiento de los detalles, se ve en las encuestas griegas que Amanecer Dorado ha parado de crecer (y por contra el KKE pisa cada vez más fuerte — yo soy más de Antarsya pero cualquier cosa que sea moverse hacia lo revolucionario me parece positiva). Le Pen misma no tiene pinta de que vaya a ganar en las elecciones francesas: su coto es grande pero tiene un límite que no consigue sobrepasar a pesar de cultivar la “transversalidad” (la receta para el fracaso por lo que se ve).

      Claro que hay otro tipo de fascismo que es el de la Grosse Koalition, que sí que se impone a través de leyes de emergencia permanente varias y estado policial en general pero de nuevo sólo a través del aparato del estado y los medios de masas, no por movilización social. O sea que por un lado da mucho miedo pero por otro no se ve en absoluto tan potente como el de los años 20 y 30, sino que más bien da la impresión de ser una especie de “canto del cisne” de un sistema “senil” que implota sumido en una crisis muy profunda e inmanejable.

      Y a mí me asusta el fascismo pero sobre todo me asusta la crisis en general porque, por mucho que sea una ventana de oportunidad, potencialmente revolucionaria, no puede por menos de producir un vértigo terrible, ya que puede pasar casi cualquier cosa casi en cualquier momento, con resultados terribles — desde uso incontrolado de armas nucleares o desastres nucleares “civiles” hasta hambrunas masivas y por supuesto cambios súbitos de régimen sin rumbo claro, etc., todo ello retroalimentándose de forma incontrolada. Ahora bien, hay que agarrarse fuerte y mirar adelante con determinación, con ganas y con proyecto. Ese “qué hacer?” de Lenin es extremadamente pertinente aquí y ahora.

      Bueno, ya he largado más que bastante. Espero que aproveche.

  5. Voy a aprovechar los puntos de debate que has ido sugiriendo, Maju.

    El tema del Estado no es hoy en día un problema principalmente teórico (más o menos está todo dicho con los textos de La Boétie, Marx, Bakunin, Lenin, Malatesta, Pierre Clastres, Maximilen Rubel etc… y estos mismos escritos pueden y deben ayudar a la gran tarea de las teorías revolucionarias del siglo XXI: el análisis sistemático y científico de los procesos de transición socialista al comunismo del siglo XX) sino es sobre todo una cuestión de lucha y praxis revolucionaria, de construir, fortalecer y estabilizar un Poder Obrero y Popular basado en las Asambleas de barrio y fábrica, formadas por ciudadanos y ciudadanas libres con conciencia de clase ecosocialista, nacional, euskaldun y antipatriarcal. Ese es el gran reto, y por eso en la Herritar Batasuna insistimos tanto en el funcionamiento asambleario y de abajo a arriba, ya que no se puede construir ese Poder Obrero y Popular que es el corazón y columna vertebral del Estado-batzarre que debe garantizar la existencia de la República Navarra sin años de práctica real, aquí y ahora, de aprendizaje de un funcionamiento liberador y emancipador, comunalista y colectivo, crítico y revolucionario. Es tomar conciencia de que la Revolución es exactamente lo que estamos haciendo AQUÍ y AHORA, en estos instantes, y que pasa por una transformación personal e interna que vaya desmontando y destruyendo las alienaciones y estructuras de poder que tenemos todos y todas profundamente instaladas en nuestras conciencias y subsconscientes. O sea, que hay que ir construyendo Poder Obrero y Popular, o Contrapoder, si lo prefieres, allá donde estemos: en los centros de trabajo, en los movimientos populares, en pueblos y barrios, en la propia Herritar Batasuna, en nuestras familias y relaciones interpersonales… Todos los días y a todas horas, porque el Estado, el Patriarcado y el Capital, pilares de las sociedades de clases, surgen y se reconstruyen constantemente por medio de todas las estructuras de poder jerárquico que existen, por microscópicas que estas sean…o nos lo parezcan…

    Prefiero denominar lo que tú llamas “simbolismos o nomenclatura” como concepción y visión de nuestra Nación y Sociedad. Los imperialistas españoles y franceses intentan siempre acomplejarnos, acochinarnos y primitivizarnos, con todos los medios intelectuales a su alcance. Es lógico, porque tienen una conciencia clara de que son invasores, ocupantes y colonizadores de Euskal Herria, de los territorios que en su dia fueron navarros (políticamente) y euskaldunes (lingüística y culturalmente). Es por eso que todos sus aparatos culturales, y en especial las Universidades coloniales (desde la UPV hasta Deustu y el OPUS…) se dedican a destruir y manipular todo aquello que pueda ayudar a cristalizar una conciencia nacional navarra y euskaldun, que es una y la misma cosa. Las dos Iruñas (Iruña-Veleia e Iruñea-Pompaelo) han sufrido esta estrategia de destrucción sistemática. Y no es casualidad, claro…

    Así que recentrar y enraizar nuestra visión y concepción de la Nación Vasca en Nafarroa, el estado de Navarra, no es una cuestión anecdótica y baladí, sino que tiene profundas implicaciones geopolíticas y culturales, como tan bien lo supo ver Joxe Azurmendi en “Espainolak eta euskaldunak” (1992).

    No es casualidad que todos los estrategas del nacionalismo imperialista español hablen de que Navarra es “cuestión de Estado”. Saben perfectamente que Navarra era el estado nacional de los vascos, y que su progresiva y continuada conquista es la clave del sometimiento de Euskal Herria.

    Por supuesto, no vamos a caer en la típica manía de los vascos de (re)inventarnos nuestro País cada cincuenta años. Euskal Herria es el término mejor para reflejar la identidad euskaldun de nuestra nación, la centralidad del Euskara en nuestra identidad nacional y el aspecto cultural y lingüístico de nuestra sociedad. Navarra, Nabarra o Nafarroa subraya el aspecto político, estatal, jurídico, diplomático y geopolítico de nuestra sociedad nacional. Y evidentemente, Pueblo Trabajador Vasco y Clase Obrera Vasca expresan nuestra conciencia de clase y nuestro proyecto socialista revolucionario, o comunista, o libertario, o como prefiramos denominarnos. Y esto pasa en todas las Naciones del planeta, que tienen varias, plurales y múltiples denominaciones: Alemania/Germania/Deutschland, Holanda/Nederlanden, Portugal/Lusitania, España/Iberia/la piel de toro/, Francia/Galia/el Hexágono…

    Pero claro, si la nación vasca se llama Euskal Herria/Nafarroa, los imperialistas y sus satélites alienados y acomplejados ponen el grito en el cielo…”¡¡¡¡Vaya entelequia, si no saben ni cómo se llaman!!!!” Este fenómeno que es general en todo el planeta se llama “pars pro toto” o sinécdoque, y en su tiempo también se utilizó con las palabras Vasconia, Bizkaia/Vizcaya y Cantabria para referirse a las tierras vascas, navarras y/o euskaldunes.

    Incluso la palabra Euzkadi/Euskadi es parte impotante de nuestra historia nacional, como la ikurriña. Parte a la que no debemos renuciar, pero sí situar en su medida y contexto histórico. Es la traición del PNV a la Nación Vasca la que ha ocasionado que la palabra Euskadi, que hace cuarenta años denominaba a todo nuestro País y generaba un consenso y una adhesión emocional total, haya terminado denominando a la Comunidad Autónoma española formada por las tres provincias de la parte oeste de Navarra. O de Euskal Herria, como prefieras…

    Adoptar el paradigma independentista navarro (y su complemento, la DESCONQUISTA como proceso liberador, emancipador y revolucionario, a la vez social y nacional…) supone enviar un torpedo submarino a la línea de flotación del último fraude y engaño político del PNV, la llamada “Nación Foral” (eso sí que es “medievalista”, y no nuestro pasado protestante, humanista e ilustrado de la Navarra independiente de los siglos XVI-XVII, de Etxepare, Leizarraga, Margarita Nafarroakoa, Oihenart, Bela, etc…), patraña y entelequia que busca frenar nuestro proceso de liberación nacional y social, alienar aún más a los sectores más débiles del Pueblo Trabajador Vasco y perpetuar en el poder autonómico a ese partido nacionalista vasco-español, reaccionario, burgués, frailuno y meapilas, proimperialista, capitalista, desarrollista y profundamente patriarcal.

    “Bueno, ya he largado más que bastante. Espero que aproveche.”

    Un saludo y un fuerte abrazo, Maju.

    Mikel Erro

    • Que “todo esté dicho” no quiere decir que exista un consenso o incluso que mucha gente entendamos todos los aspectos a la perfección (la mayoría no somos eruditos): el debate sobre estos temas tiene que volver a darse entre los vivos, tanto por formación (reaprendizaje, revitalización de la memoria) como por la mismísima necesidad de entendernos aquí y ahora en términos concisos.

      Tal y como lo entiendo yo sí sabemos como nos llamamos: Euskal Herria, euskaldunok. Otro tema es cómo nos llaman y nos han llamado los demás, que sí que es variopinto (aunque “vasco” o “basque” es el término más general, derivado del otro estado nacional: el Ducado de Vasconia, término a su vez derivado de la tribu nativa de la actual Navarra, aprox., según fuentes romanas). Pero de todas formas es un tema simbólico, menor, y no seríamos la primera nación que ha cambiado de nombre a lo largo del tiempo: los griegos hasta hace no mucho se autodenominaban “romanos” y “griego” es de hecho un exónimo, a menudo ellos prefieren usar el nativo “heleno”. Húngaros o magiares? Suizos (popular por el cantón Swychz) o helvéticos (nombre oficial)? Alemanes, germanos, tedescos o Deutsche? Finlandeses o suomalaiset? Marroquíes (internacional) o magrebíes (oficial y árabe), o bien imurakuciyen o imgrabiyen (ambas formas bereberes) o quizás simplemente moros (antiguo, más impreciso)? Nosotros decimos Holanda, ellos Nederlanden (Países Bajos), etc. Siendo una nación tan antigua y tan incomprendida es simplemente normal, creo que hayamos tenido tantos nombres.

      Yo creo que lo importante es que nación y estado no son lo mismo: un estado puede ser “nacional” pero siempre lo será de forma aproximativa e imperfecta. Nación es pueblo, etnia, lengua, identidad, historia, cultura… En la realidad medieval era muy difícil la correspondencia entre ambos y sin embargo aquí se dio en gran medida (claramente por voluntad popular), pero aún así no son lo mismo.

      Y también creo que no se puede secuestrar al resto de Nabarra por las peculiaridades del sur. Si Erribera quiere ser otra cosa, ellos sabrán y yo lo respetaré siempre que ellos respeten la voluntad e identidad de Sakana y Baztan (entre otros muchos lugares). Y no es sólo Tutera, es Bearn, Bureba, etc. Mi concepto de Euskal Herria es fluido, no el de un mapa rígido sino el de la voluntad popular constituyente. Y esto enlaza con la noción de confederalismo democrático, que, tal y como lo plantea Oçalan, no sólo habla de descentralización sino de superación del marco “burgués” de estado o “estado-nación” (a veces tan perverso, en particular para las minorías) y de cooperación revolucionaria entre identidades étnicas diferentes, de forma flexible, respetuosa pero siempre democrática. A mí me parece un concepto muy vanguardista, difícil de aplicar en una realidad internacional en la que el estado se considera unidad fundamental pero muy profundamente portador de verdad, de genuino poder popular.

      Aunque me siento “navarro de Bizkaia” por razones históricas y étnicas, no creo que la nación deba estar presa de los dilemas peculiares del herrialde navarro, en particular de su tercio sur. A veces es mejor cortar por lo sano, ya se sabe. Y tan amigos, oye.

      O alternativamente se puede plantear, en la línea del confederalismo democrático, una construcción supra-nacional, que de cabida tanto a quienes nos sentimos vascos como a quienes se sienten cercanos a lo vasco pero no exactamente “vascos”, sea Errioxa, Gaskonia o el sur de Nafarroa.

      No sé, es complicado, pero me cuesta mucho creerme que los siete herrialdes son un algo absoluto, sino sobre todo una referencia convencional con cierto bagage histórico. Sé que en la Izquierda Abertzale el tema de la “territorialidad” siempre se ha considerado muy importante pero yo nunca he acabado de asumirlo, simplemente no lo veo: que las comarcas decidan. Es que no veo ni los herrialdes de forma clara, la verdad: por qué Laudio es Araba, por qué Baztan es Nabarra, por qué no hay un herrialde con capital en Eibar u otro en torno a Tutera? Accidentes históricos nada más. Lo que sí que veo es la centralidad y marcada diferencialidad etno-nacional, necesidad de soberanía si se quiere, del marco nacional vasco pero con fronteras imprecisas y estructura interna no necesariamente adscrita a los actuales herrialdes. Mi principal referencia (proto-)histórica es la Bagauda, es decir la revolución campesina vasca, proceso constituyente popular del que deriva todo el resto a través y a pesar de las derrotas y la degeneración feudalizante (a duras penas pero real) y cristianizante (más clara y poderosa), y desde luego entonces no existían aún los herrialdes pero es que seguramente tampoco existían ya las tribus (o “polis”) que muchos siglos antes describía Estrabón (de hecho en Plinio, creo recordar, todas las “tribus” entre Vascones y Cántabros han desaparecido misteriosamente, e igualmente César parece confundir a las tribus de Mendebalde y los Cántabros propiamente dichos). Esas estructuras regionales o estatales son o han sido utilitarias, a veces con buena base otras algo artificiosas, tal y como lo entiendo yo no son ni deben entenderse como algo absoluto, sino histórico-funcional (o incluso histórico-disfuncional a veces), son elementos con los que tenemos que trabajar pero no ídolos a los que adorar.

      Como siempre, no pretendo sembrar cizaña sino ofrecer un punto de vista diferente, independiente y mi punto de vista en cualquier caso, simplemente mi opinión.

      “Veremos qué pasa ahora, pero la evolución de los reformistas no tiene buena pinta”

      Tal y como lo veo yo, dan una de cal y una de arena. Y parecen hacerlo de forma muy reactiva a lo que hacen otros, sin mantener la iniciativa de forma clara, con el pie cambiado: en la campaña electoral estaban casi mendigando al PNV un pacto (cuando lo que tocaba, de cajón!, era mostrarse como alternativa al PNV, que ya habría tiempo de rebajas después si fuera el caso) y en cambio ahora se les ve más combativos (p.e. el tema de Gasteiz o la incineradora), quizá porque los jeltzales han pasado de ellos y no les queda más remedio pero en un momento en el que no tienen una necesidad específica de mostrarse como tales (se agradece en cualquier caso).

      En este sentido me está dando mejor impresión ahora EH Bildu que en campaña (y no acabo de entender por qué aparte de falta de rumbo claro). Por otro lado, Podemos-Mendebalde se está mostrando como extremadamente patético, un auténtico PSE 2.0 dispuesto a firmar todo lo que le ponen delante los jeltzales y, por supuesto, incapaz de dar coherencia alguna a la hora de la verdad a su supuesta postura “en favor del derecho a decidir”. Pienso que se van a deshacer como un azucarillo, porque cosa más insustancial es difícil de concebir. Y atención porque ahí hay terreno para ganar por parte de la(s) izquierda(s) abertzale(s), siempre que sepan presentarse como primariamente de izquierda, porque evidente esa base de apoyos/votos no es primariamente abertzale, a veces incluso “abertzalófoba”, pero creo que sí que quieren contenido de izquierda, de clase, y que están más o menos abiertos a que ese contenido se articule como nacional vasco — pero no tienen ninguna simpatía particular por la terminología/iconografía abertzale, a veces incluso les puede desagradar, por lo que sólo pueden ser atraídos en otra clave: una clave primariamente de clase y sólo secundariamente nacional (y no al revés como se suele presentar demasiado a menudo: la Bagauda no se hizo seguramente bajo una bandera nacional, sino bajo una de emancipación social y liberación popular, que adoptó la forma nacional secundaria pero decisivamente).

      “… y para muestra, la cartica de EHBIldu a Donald Trump, firmada por Marian Beitialarrangoitia…”

      Esa no la he leído todavía pero me recuerda por lo que decías a lo que escribe Meyssan en su medio, que parece totalmente acrítico, incapaz de entender aún lo que realmente es Trump, dándole demasiado crédito, quizá por su enfoque ahora tan específicamente sirio (por cierto que, según he leído, parece que Trump ha enviado tanques a los kurdos, algo inaudito con Obama, lo que me ha sorprendido bastante — quizá en el caso concreto de Siria/Kurdistán sí que sea una buena influencia, ya veremos).

      • A la atención del Sr. James Costos, En nombre de la coalición vasca EHBildu, le queremos trasladar a usted, al Gobierno de los Estados Unidos de América, así como al pueblo americano, nuestra más sincera enhorabuena por las democráticas y vibrantes elecciones celebradas el pasado martes. Así mismo, queremos trasladarle nuestra absoluta disposición, tal y como lo hemos hecho durante estos últimos años, a seguir cooperando y trabajando con el nuevo Gobierno de Estados Unidos. Los lazos históricos que a través de la numerosa diáspora vasca unen a nuestros respectivos países son un claro ejemplo de los valores que compartimos ambos. También cabe recordar las importantes relaciones comerciales existentes entre los dos países. En ese sentido, también queremos trasladarle que desde EHBildu, deseamos seguir estrechando las relaciones entre nuestra coalición y el Gobierno de los Estados Unidos de América. Por último, le rogamos traslade al nuevo Presidente electo de los Estados Unidos, el Sr. Donald Trump, nuestras más sinceras felicitaciones. Muy atentamente, Marian Beitialarrangoitia Lizarralde (Portavoz de EHBildu en el Congreso de los Diputados)

        • interesante recalcar, repetir, enmarcar y expandir este par de frases que escribe la diputada por EHBildu (Sortu), Marian Beitialarrangoitia:

          , “queremos trasladarle nuestra absoluta disposición, tal y como lo hemos hecho durante estos últimos años, a seguir cooperando y trabajando con el nuevo Gobierno de Estados Unidos”
          `

          [comentario: es decir, que la relacion con el gobierno norteamericano ya viene de antes, quizas de lejos… Es conocido, y un tema historico, las relaciones del PNV con la antigua OSS y posterior CIA. Por lo que no seria extraño pensar en la posibilidad o existencia de otras tantas relaciones, quien sabe, a ver si es que si, y luego pasan unas cosas en lugar de otras o que se yo]

          La otra frase de la carta:

          “también queremos trasladarle que desde EHBildu, deseamos seguir estrechando las relaciones entre nuestra coalición y el Gobierno de los Estados Unidos de América”

          [Comentario: vamos que segun la diputada Marian Beitalarrangoitia quieren mas relaciones con “el gobierno” norteamericano. Mas, mas, y mas]

          y asi, sin vaselina ni disimulo, con dos pares, es lo que tiene esto de la modernidad y la diplomacia. Supongo que Langey tendran copia respectiva de la felicitacion. ]

        • Por cierto el señor James Costos, dejo de ser embajador en España el pasado 20 de enero del 2017. Aparte de su curriculm personal. El años 2013, el gobierno bananero español se atrevio a reclamarle al gobierno de Estados Unidos, de que habian dado seguimiento, copia y control de 60 llamadas telefonicas en el Estado español por parte de una operacion de inteligencia norteamericana … (y esto lo dice la wikipedia, a saber cual es la magnitud real del control)… Algunos igual se piensa que aqui en EH, vivimos en alguna otra parte, y las cosas ocurren porque si, pura casualidad.

          • Siendo James Costos embajador ….queria decir 60 millones de llamadas telofonicas… que es lo que se hizo publico, que pudieron ser muchisimas mas. Y las que habra habido despues, a saber-.

        • No tiene desperdicio, la verdad! Elecciones democráticas y transparentes?! O.O

          Vibrantes sí, sin duda, aunque las vibraciones no eran muy buenas, todo hay que decirlo.

          Y todo lo que dice Petriko, que le saca más punta de la que yo sabría.

          Vaya tomadura de pelo!

  6. Retomo el hilo d mis reflexiones, Maju…

    Creo que debemos ser muy integradores y no negar ninguno de los componentes de nuestra identidad nacional, plural, compleja y contradictoria, como todas las identidades nacionales. Me estoy refiriendo a la ikurriña, al término Euskadi y a Sabino Arana y su pensamiento.

    Por supuesto, en la Herritar Batasuna estamos por dar prioridad a la bandera independentista de Nafarroa (sin cadenas españolistas y nacionalcatólicas, mesedez!!!!!!), y así se puede ver en la rueda de prensa de Iruñea, donde la bandera nacional navarra ocupa el lugar central y más grande, acompañada, claro está, por la ikurriña, símbolo de nuestra lucha independentista desde hacia cien años, y emblema muy querido para los abertzales de la Alta Navarra, que llevamos cuarenta años partiéndonos a cara con UPN en su defensa, que es (por lo menos en Nafarroa Garaia) la defensa con uñas y dientes de la Nación Vasca, Euskal Herria. Las dos banderas son necesarias e imprescindibles. “Bietan jarrai”, que decía el otro…

    La Herritar Batasuna aspira a ser un instrumento y elemento al servicio y el fortalecimiento de la corriente revolucionaria de la Izquierda Abertzale. Intentará ayudar, en la medida de sus posibilidades, a la reconstrucción de lo que fue el MLNV sobre bases socialistas revolucionarias, ecosocialistas y ecofeministas, comunistas y comunalistas, libertarias y asamblearias, ekintzales e independentistas radicales, patriotas navarras y abertzales de izquierdas…

    La expresión “las dos familias que componen hoy en día la Izquierda Abertzale, la tendencia reformista y la tendencia revolucionaria” hace referencia a SORTU y la coalición EHBildu, junto con LAB y ERNAI, que conforman la estrategia y proyecto del sector reformista y socialdemócrata de la Izquierda Abertzale, y por otra lado, a la Herritar Batasuna y todos los otros movimientos y colectivos obreros, juveniles y populares que forman el magma y nebulosa de los que los reformistas llaman “la disidencia”, que no es otra cosa que la Izquierda Abertzale Revolucionaria, como la llama Askatasunaren Bidean. Y que además mantiene intactas las reivindicaciones y objetivos históricos de los que en su día se llamó MLNV o Izquierda Abertzale. En su tiempo Euskadiko Ezkerra, EIA y los PM también fueron Izquierda Abertzale, hasta que pasó lo que pasó… Veremos qué pasa ahora, pero la evolución de los reformistas no tiene buena pinta, y para muestra, la cartica de EHBIldu a Donald Trump, firmada por Marian Beitialarrangoitia…

    Luego sigo…

    • Tengo la impresión de que hay gente, quizá mucha, en Sortu-plus con ideas bastante próximas a lo que nos estáis vendiendo como Herritar Batasuna, pero que por disciplina, inercia o esperanza (ilusa?) siguen en ese bloque (y que incluso tienen cierta influencia). Corrígeme si me equivoco pero yo no me atrevería a hablar de dos familias nítidamente separadas sino de dos tendencias y dos organizaciones, a los que hay que añadir otra gente también válida de izquierda “seria”, de tendencia revolucionaria o al menos bastante radical, que pueden o no considerarse más o menos abertzales/nacionalistas/soberanistas/independentistas según bagage cultural, personal o incluso coyuntura socio-política. Yo personalmente aspiro a que toda esa izquierda radical vasca, democrática y autodeterminista, llegue a unirse, prescindiendo de todos los elementos parasíticos social-reformistas, que son un lastre. Si se lograra eso, tendríamos una muy buena base para lograr la independencia y el socialismo o quizás mejor en el orden inverso: el socialismo y la independencia, porque lo que nos va a unir, si acaso, va a ser el interés de clase y va a ser a través de la revolución social cómo se puede lograr la soberanía y no al revés.

  7. Totalmente de acuerdo contigo. No, no somos dos familias nítidamente separadas, somos los dos polos estratégicos y organizativos en torno a los que están cristalizando las dos tendencias en las que se ha escindido la Izquierda Abertzale y lo que fue el MLNV. El asunto es quién tiene el análisis más correcto sobre la dinámica real de la lucha de clases en Euskal Herria y en todo el mundo, y en consecuencia, quien va a llevar adelante por medio de la lucha obrera y popular a todos los niveles la estrategia más eficaz para la liberación y la emancipación del Pueblo Trabajador Vasco.

    Por supuesto que hay mucha gente en SORTU-plus que piensa sinceramente y de buen corazón que es independentista y socialista revolucionaria, como había mucha gente en EIA, Euskadiko Ezkerra y los PM que también lo creía. Pero las ideologías, las ilusiones y los autoengaños de cada cual no marcan la realidad de tu función OBJETIVA y MATERIAL en la lucha de clases, ni la del funcionamiento concreto y práctico de la táctica y la estrategia de la organización en la cada cual milita. También los militantes del PCE de Carrillo pensaban que estaban luchando por la revolución comunista, como los militantes del PCI de Berlinguer… y podríamos alargar la lista hasta el infinito…

    Todo esto es un asunto de praxis revolucionaria. De análisis concreto de la realidad concreta. Y en eso estamos.

    • Lo único que se me ocurre añadir a esta conversación es que el tiempo de 2017 no es el tiempo de 1978, que no es tiempo de ir haciendo el Carrillo por ahí en absoluto. Y creo que ya he mencionado que algunos dan la sensación de estar “bailando” con el pie cambiado, haciendo ahora un análisis y una praxis que seguramente tenían mucho más sentido hace unas décadas y que ahora precisamente no tienen sentido alguno. Pero bueno, supongo que es difícil leer las hojas de té… la gente tiene derecho a equivocarse, siempre que sea de forma honesta.

  8. Por supuesto que la gente tiene derecho a equivocarse, yo personalmente simpatizé con EIA y voté a Euskadiko Ezkerra en los años 81-82, hasta que me di cuenta del engaño y la manipulación que era todo aquello, de la mano de los difuntos Bandrés y Onaindía. Esos dos y el resto no se equivocqron “de forma honesta”, sino que sabían perfectamente lo que hacían. Como el gato escaldado del agua fría huye, para enero de 2007 ya me había dado cuenta de que el cambio de estrategia era una repetición fractal de lo hecho por EE en los años ochenta, veinte años después. En 1984 pedí el permiso y la autorización para militar en Herri Batasuna a Pernando Barrena, preguntándole si tenía que hacer una autocrítica por haber estado en la onda de Euskadiko Ezkerra. Él me trató como a un amigo y compañero, con su forma d eser cercana y cariñosa, y los dos militamos juntos en AEK, HB y ASK. Es por eso que en enero de 2007 fue Pernando Barrena la primera persona que recibió el exto escrito en el que planteaba que el cambio de estrategia que ya se estaba planteando nos iba a llevar a la desactivación de todas la luchas populares rupturistas y a la integración en el sistema capitalista e imperialista.

    Por eso pienso que, diez años después, hay suficientes elementos para darse cuenta de hacia donde lleva la deriva de la Izquierda Abertzale Reformista.

    Por cierto, a Pernando Barrena, en su casa, le di en propia mano dos copias de ese trabajo. La segunda copia era para Arnaldo Otegi.

    Aqué tienes el enlace para leer ese texto, viejo de diez años:

    http://euskaliraultzasozialista.blogspot.com.es/2014/01/2007-borroka-da-bidea-atxik-eta-jo.html

    Que cada uno y cada una saque sus conclusiones.

    Un abrazo, Maju!

    Mikel Erro

    • Faltaría más que todas tenemos derecho a equivocarnos (y el deber de corregir en la medida de nuestra “sabiduría” también) y como ejemplo extremo Jorge Verstrynge, que de delfín de Fraga a pasado a icono de Podemos (risas, sí, pero sin duda es una transformación honesta, aunque a veces patina, sobre todo en relación a Le Pen y su significancia).

      Centrándome, yo creo que gran parte del problema y por eso hablo de “bailar con el pie cambiado” o de “no saber leer las hojas de té”, es que, visto en 2007 podría parecer que el sistema estaba extremadamente fuerte y que no merecía la pena el sacrificio inmenso de una lucha radical cuando nada se iba a mover (o eso parecía) en mucho tiempo (porque si el sistema es muy estable no va a caer, hagas lo que hagas, así que tiene cierta lógica reservar energías para un futuro aún demasiado lejano al parecer — la política es el arte de lo posible, dicen). Visto en 2017 es todo muy distinto claro: fue precisamente en 2007-08 cuando el sistema capitalista occidental (o global) entró en crisis profunda de la que no ha salido aún ni tiene visos de hacerlo.

      Entonces, adoptar una actitud crecientemente reformista y sorprendentemente sumisa justo cuando las grietas del sistema se abren de par en par es definitivamente un error (o una maldad, si es consciente). Y perseverar en el error cuando se ve claro ya que estamos en medio de una crisis tremenda, sin salida aparente que no sea revolucionaria, es cuando menos una falla de la capacidad de análisis político muy grave.

      Claro que también hay que pisar tierra y analizar humildemente cómo de desarrollada está la consciencia de clase. Y sin duda hay claras mejoras (a la fuerza ahorcan) pero aún así hay que reconocer que aún estamos lejos de un auto-reconocimiento generalizado de la lucha de clases como paradigma analítico, del poder de la clase auto-organizada como paradigma de lucha y transformación, y sobre todo de la percepción del sistema capitalista como algo agotado y sin futuro alguno más allá de una inercia cada día más atroz. Y no sólo hablo de Euskal Herria sino en general de “nuestro entorno” (Europa sobre todo).

      A mí me gusta imaginar que las fuerzas “reformistas serias”, tipo Sortu o Podemos, se van a ver obligadas a radicalizarse por la fuerza de los acontecimientos y la incapacidad de introducir reforma positiva alguna (de hecho está pasando todo lo contrario y prácticamente estamos todas a la que salta, reaccionando a las reformas destructivas de un sistema que quiere ser plenamente fascistoide), pero ese proceso seguramente sería demasiado lento, ya que sus líderes no parecen ser lo bastante conscientes de la gravedad de lo que está pasando y puede perfectamente pasar que los acontecimientos les superen totalmente. Es un poco como el golpe del 36: quién fue capaz de reaccionar? Los más radicales casi en exclusiva: la CNT.

      Tenéis un calendario de asambleas o locales de referencia? Porque me lo estoy pensando muy en serio, la verdad.

  9. Gabon, Maju!

    Estoy muy de acuerdo en esto que dices: “adoptar una actitud crecientemente reformista y sorprendentemente sumisa justo cuando las grietas del sistema se abren de par en par es definitivamente un error (o una maldad, si es consciente). Y perseverar en el error cuando se ve claro ya que estamos en medio de una crisis tremenda, sin salida aparente que no sea revolucionaria, es cuando menos una falla de la capacidad de análisis político muy grave.”

    Yo creo que de todo hay en esa nebulosa llena de contradicciones que es la Izquierda Abertzale Oficial (o Reformista, como prefieras llamar a EHBILDU/SORTU/ERNAI/LAB). Hay errores de análisis, hay ilusiones y falsas esperanzas, hay falta de capacidad política, hay mucha disciplina mal entendida, hay mucha pereza intelectual y poltronismo social, hay pautas culturales profundas e inconscientes que vienen del tremendo peso del Catolicismo de la Contrarreforma en Euskal Herria (somos el país de Ignacio de Loiola y Francisco de Xabier…), hay reformismo ingenuo e idealista, hay sentimientos tribales y de fidelidad personal, hay una enorme mediocridad, desinformación e ignorancia, hay vínculos afectivos y humanos muy profundos que cuesta romper, hay mucha buena voluntad sincera pero mal informada, hay una falta de formación abisal, hay miedo al “qué dirán” y a quedarse solo y sola en el pueblo o barrio, y también, desgraciadamente, hay mucha maldad, fanatismo, sectarismo, liquidacionismo y traición en una pequeña camarilla de políticos profesionales que se han pasado al campo del Imperialismo, el Capital y la Reacción, y que son los que llevan la iniciativa y marcan el camino, los y las que determinan cualitativamente la evolución de todas las organizaciones de la Izquierda Abertzale Reformista en su viaje a la nada… En la Izquierda Abertzale Oficial hay de todo…

    Por eso hay que hilar muy fino a la hora de los análisis, y coincido contigo en esto: “me gusta imaginar que las fuerzas “reformistas serias”, tipo Sortu o Podemos, se van a ver obligadas a radicalizarse por la fuerza de los acontecimientos y la incapacidad de introducir reforma positiva alguna.” Como tú bien indicas, utilizando la estructura fractal de la crisis de 1929–> caída de la Monarquía borbónica y la proclamación de la Segunda República Española–> ascenso del fascismo y el golpe de estado/revolución/guerra antifascista de 1936-1939, las direcciones profundamente reformistas y oportunistas de SORTU y Podemos “no parecen ser lo bastante conscientes de la gravedad de lo que está pasando y puede perfectamente pasar que los acontecimientos les superen totalmente. ”

    Es por eso que algunas organizaciones y militantes hemos decidido impulsar la Herritar Batasuna, porque vemos la que se avecina (algunos y algunas desde hace diez años, no porque seamos más listos -que para nada- sino porque la teoría comunista revolucionaria y científica de Marx, y sobre todo “Das Kapital”, dan pistas claras para analizar la dinámica histórica de la acumulación del capital y sus crisis globales cíclicas, así como para percibir con tiempo y a tiempo sus posibles y múltiples evoluciones…).

    Si lees con atención la propuesta para el debate de la Herritar Batasuna, aprobada para su estudio y discusión en Barakaldo el 26 de noviembre de 2016, verás que hay un claro esfuerzo por “pisar tierra y analizar humildemente cómo de desarrollada está la consciencia de clase.” Es decir, por ir uno o dos pasos por delante de la conciencia real de la Clase Obrera y de todo el Pueblo Trabajador Vasco en general, pero no dos kilómetros y medio más allá. El texto está medido al milímetro para invitar a la reflexión y al debate, sugiriendo claramente la dirección independentista, revolucionaria y de clase de la Herritar Batasuna, pero sin repetir las palabras “Revolución Socialista”, “Dictadura del Proletariado”, “Comunismo”, “Destrucción de Estado burgués” o cosas así cada dos líneas, como si eso la hiciera más revolucionaria.

    Es por eso que en uno de los primeros comentarios de esta larga e interesante conversación, te decía: “la expresión República Navarra/República Vasca establece un punto de encuentro entre las dos familias que componen hoy en día la Izquierda Abertzale, la tendencia reformista y la tendencia revolucionaria, abriendo un espacio de reflexión común para el día en que necesariamente nos tengamos que poner de acuerdo para hacer frente al fascismo que va a arrasar este planeta, incluida Euskal Herria, claro.”

    Somos muy conscientes de que con las direcciones de SORTU y Podemos no hay nada que hacer, pero como tú bien apuntas, las bases obreras y populares de la Izquierda Reformista (española y abertzale, las dos identidades nacionales que existen en este País…) van a radicalizarse cada vez más ante la ofensiva sin piedad del Capital y el Imperialismo, que avanzan a marchas forzadas hacia un modelo novedoso de neofascismo parlamentario del siglo XXI, todavía bastante imprevisible en sus detalles pero diáfano en su estructura profunda. Y en ese proceso de radicalización y revolucionarización profundas, la existencia de una Herritar Batasuna con un programa claramente independentista y socialista revolucionario, y un Movimiento Obrero, Popular, Feminista y Juvenil Vasco fuerte, autónomo, asambleario y combativo, puede marcar la diferencia en esa situación que apuntabas en uno de tus comentarios: “Y a mí me asusta el fascismo pero sobre todo me asusta la crisis en general porque, por mucho que sea una ventana de oportunidad, potencialmente revolucionaria, no puede por menos de producir un vértigo terrible, ya que puede pasar casi cualquier cosa casi en cualquier momento, con resultados terribles — desde uso incontrolado de armas nucleares o desastres nucleares “civiles” hasta hambrunas masivas y por supuesto cambios súbitos de régimen sin rumbo claro, etc., todo ello retroalimentándose de forma incontrolada. Ahora bien, hay que agarrarse fuerte y mirar adelante con determinación, con ganas y con proyecto. Ese “¿Qué hacer?” de Lenin es extremadamente pertinente aquí y ahora.”

    Pues no, en la Herritar Batasuna no tenemos ni liberados, ni locales, ni aparato de prensa, ni equipo de diseño y comunicación ni n’a de n’a, y estamos elaborando el calendario de presentaciones en base a los recursos y militantes que tenemos en cada eskualde de Euskal Herria. Si conoces a alguien de EHK (Euskal Herriko Komunistak), de Eusko Ekintza o de Askatasunaren Bidean en tu zona te podran informar. Hay otros grupos y colectivos que participan en el proyecto, a nivel individual o colectivo, pero que por diferentes razones no quieren por ahora aparecer públicamente como promotores, pero es bastante fácil adivinar quiénes son, que en este país nos conocemos todos y todas… De todas formas, en el propio blog tienes una dirección electrónica de contacto:

    https://herritarbatasuna.wordpress.com/

    y si todo esto no funciona, aquí tienes mi correo:

    mikelerronafarra@gmail.com

    Un fuerte abrazo!

    “Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones”. Durruti.

    • Bueno, gracias. Ya veré (tengo que meditarlo). En cualquier caso una organización sin algún tipo de local referencial es un poco precaria: necesitas una oficina (puedes gestionarla a turnos, no se necesitan liberados estrictamente), una sala de reuniones, quizá un archivo físico. No sé, igual es que estoy un poco anticuado pero eso de “reunirse” por facebook y video-conferencia me supera un poco.

  10. Deva a acuerdo, Maju. Todavía no tenemos locales, pero eso no quiere decir que algún día no los tengamos. Sólo que estamos comenzando. En las próximas semanas comenzaremos con la presentaciones pueblo a pueblo y barrio a barrio, según nuestras posibilidades militantes. V a ser un proceso largo, de arriba abajo, y asambleario, ni siquiera sabemos cuándo acabará. Lo decidiremos en batzarre, como todo.

    Izan ongi, Maju, eta nahi duzun artio! Besarkada handi bat! Aurrera!

    Mikel Erro

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s