Home

revuelta-paris-francia-campana-electoral_ediima20170214_0442_4

Las protestas ocurridas en París y en la norteña Rouen estuvieron motivadas por el violento arresto, el 2 de febrero pasado, de Théo, un joven de 22 años que fue violado con una porra extensible por un grupo de policías y por la muerte, en julio pasado, durante su detención, de Adama Traoré, que intentó escapar del control de los agentes. Los dos afectados eran negros y vivían en los suburbios de París.

La Haine / Agencias

La prepotencia y el racismo policial en París han desembocado en violentos incidentes y protestas nocturnas desde hace más de diez días. Las escenas de lucha urbana se extienden por las barriadas y la rebelión ha llegado ya a media docena de ciudades.

“La policía mata inocentes, “Todo el mundo odia a la policía”, “Justicia para Théo”. Son gritos y pancartas que estas pasadas noches se leen y escuchan en barrios pobres del gran París como Seine-Saint-Denis y especialmente en la Cité 3.000, en Aulnay-sous-Bois, una conflictiva zona del extrarradio, abandonada por las autoridades, habitada por un elevado porcentaje de inmigrantes o hijos de inmigrantes procedentes sobre todo del norte de África.

Ahí es donde vive Théo L, el joven de 22 años al que tres policías detuvieron por divertirse el pasado día 2. Los médicos certificaron que Théo sufría graves heridas en el ano producidas por la introducción de la porra de los agentes. Desde entonces, miles de jóvenes airados participan todas las noches en las protestas.

Más de 100 rebeldes detenidos

Son ya centenares los coches incendiados, establecimientos de grandes cadenas destrozados, mobiliario urbano destruido… Más de un centenar de jóvenes han sido detenidos o interrogados. Algunos, ya condenados a medio año de prisión.

Varios de los incidentes más graves se han registrado este fin de semana en Bobigny, Argenteuil o Drancy. Las manifestaciones de apoyo a Théo fueron recibidas con granadas lacrimógenas y bastonazos por un masivo despliegue policial. La huida desesperada de los manifestantes ha derivado en quemas de coches y furgonetas de prensa, lanzamientos de piedras y tornillos a la policía y destrozos de tiendas.

La policía, en lo que se interpreta como una burla y una manifestación más de su racismo, emitió un “informe preliminar” que concluye que la violación había sido “accidental”. El abogado de Théo ha dicho que, si esa estupidez se aplica a los casos de violación, todos los acusados quedarían libres. “Les bastaría decir que no hubo intencionalidad sexual”.

El sábado, y durante las violentas protestas en Bobigny, al noroeste de París, la prefectura de policía informó de que un agente había salvado a una niña de 5 años de las llamas al sacarla de un coche ardiendo del que había logrado salir su madre con otro niño de dos años. Era mentira. Había sido un joven manifestante de 16 años quien salvó a la niña. “Saqué a la pequeña. No soy un héroe. Solo quiero restablecer la verdad”, ha dicho a un blog que se realiza en la zona.

Los antecedentes del alcalde de Aulnay-sous-Bois, el conservador Bruno Beschizza, tampoco le convierten en el hombre más adecuado a la hora de pedir calma. Fue policía, dirigente de un sindicato policial, responsable de estudios de seguridad para el expresidente derechista Nicolas Sarkozy. En noviembre ordenó retirar por motivos morales unos carteles de una campaña antisida en la que se veía dos hombres abrazados. Y antes había propuesto que en los trenes de cercanías hubiera un vagón solo para mujeres.

La policía francesa te pedirá papeles si eres árabe y negro

El Defensor de Derechos, Jacques Toubon, ha declarado a varios medios sentirse muy preocupado por lo ocurrido y por cómo lo están gestionando las autoridades “socialistas”. Recuerda Toubon un reciente estudio realizado entre 5.000 jóvenes: la policía había registrado o identificado al 80% de quienes eran negros o árabes, y solo al 16% de los blancos y católicos.

El grave incidente recordó como se iniciaron los disturbios del 2005 en las “banlieues” francesas. Fue cuando la policía persiguió a tres jóvenes que, en su huida desesperada, fueron empujados a electrocutarse y dos de ellos, llamados Zyed y Bouna, murieron en Clichy Sois Bois, generando un histórico estallido social, en los suburbios de las ciudades más importantes del país. Durante las tres semanas siguientes de protestas, 300 edificios resultaron dañados, 10.000 coches quemados y cientos de rebeldes heridos.

En julio pasado, el joven de 24 años Adama Traoré murió mientras era interrogado por la policía en otra localidad al norte de París. Ahora, en las protestas se exhiben fotos junto con pancartas con este texto: “Théo y Adama nos recuerdan por qué Zyed y Bouna corrían”.

One thought on “La violencia policíaco-patriarcal enciende los barrios obreros de París

  1. A mí algo que me parece bastante interesante de todo esto es la diferencia con “Black Lives Matter!” en EE.UU.: aquí no hay ni la más mínima intención de “respetar la legalidad”, mientras que en EE.UU. aún domina ese discurso (y la policía, quizá en consecuencia, sigue matando afroamericanos casi sin control alguno). Sin embargo sospecho que las cosas pueden cambiar súbitamente en EE.UU. porque se está generalizando ya la idea de que el sistema no es para nada democrático, algo que aún no ha acabado de calar en el estado francés o en Europa en general.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s