Home

estrategia-pagina-nicho

Artículo de colaboración para Borroka garaia da! Autor: Patata gorria

La imposibilidad de escapar de lo real burgués se expresa con gran fuerza en la exigencia de estrategia palpable, cognoscible dentro de lo capaz, de lo realizable. Frente a la crítica teórica de la estrategia quienes se mueven en el mencionado marco de lo real exigen la practica inmediatamente asumible por la conciencia de lo existente. Lo parcial se autodefine, aparentemente, dentro de sus posibilidades autogeneradas.

Un ejemplo de nuestra incapacidad para trascender lo real burgués la encontramos en la “contra ofensiva” realizada a la “ofensiva” contra la tan aclamada libertad de expresión. La propia ofensiva no yerra en sus consecuencias (la siempre soñada respuesta a la represión), si no que acierta en tomar la delantera, planteando la contra ofensiva bajo el estrecho marco de lo posible. Así, la construcción de lo imposible pierde su potencial en favor de la aparentemente autogenerada posibilidad. Quizá la posición realmente revolucionaria frente a la carencia de libertad de expresión es aceptar, ni más ni menos, que eso es así, y así ha de serlo necesariamente. Que la propia lucha de clases no es un derecho de expresión, si no que construye nuevas claves de expresión más allá de lo posible. Y es que hay luchas que no pueden ser expresadas en el estrecho marco de lo existente, por lo que es necesario hacer abstracción de lo inmediato para abarcar la totalidad que da sentido a la expresión parcial de los hechos.

Emergen hoy en Euskal Herria nuevas formas de expresión de la lucha de clases. Algunos se aferran todavía a lo posible, a lo real existente dentro del marco totalizador del dominio internacional de la burguesía. Tanto es así que la concepción de liberación nacional y socialismo no trasciende el marco burgués de Estado-nación, sino que normaliza la estructura histórica del modo capitalista de producción. Así, en el seno de la izquierda abertzale, tanto la estrategia denominada oficialista o reformista, como su cara B, formada por ciertos sectores de la denominada disidencia, supuestamente revolucionaria, parten de la absolutización de la independencia, de la liberación nacional en clave capitalista, como derecho burgués de construcción del Estado-nación.

No son, sin embargo, ambas expresiones idénticas. Al menos por el momento. La izquierda abertzale (denominada oficialista) nos ofrece su particular legado del lema “independentzia eta sozialismoa” como una clara unidad mecánica o división no dialéctica de la liberación nacional y el socialismo. Nos dicen que fortaleciendo un proceso (independentista) en claves democrático-burguesas remamos hacia el socialismo; expresión esta del reformismo teleológico que nos presenta la historia como una evolución rectilínea en la que los intereses de la burguesía y el proletariado no son antagónicos, sino que, haciendo abstracción de la realidad de la lucha de clases, complementarios y sucesorios. Es concebir la sociedad como un todo con intereses unitarios, en vez de concebirla en su lucha interna, en sus contradicciones, dividida.

La concepción de liberación nacional que emerge junto con la estrategia independentista es la de la nación como generadora de la lucha de clases, y no a la inversa; el propio problema nacional como contradicción que emerge de la contradicción suprema de la sociedad, que es la de clases. Por ello, el proceso independentista se nos presenta como interclasista, ya que hasta la consecución de la liberación de la nación vasca la lucha de clases es inexistente; o, de otra manera, la nación es independiente y se encuentra por encima del propio antagonismo social. El problema nacional se convertiría, si lo mencionado fuese la expresión correcta de la realidad, en tema espiritual, en contradicción ajena a la propia existencia del ser. Sin embargo, el interclasismo no es una balanza en la que intereses antagónicos se equilibran; en la contradicción el equilibrio real es inexistente. Por lo que nos faltaría formular lo evidente: el interclasismo no es sino la forma en la que se expresa la dominación de la burguesía. Por ello, no hay interés alguno del proletariado en un proceso interclasista. Ni siquiera en el proceso independentista; es inconcebible la creación del Estado burgués vasco como táctica válida para el proletariado en su emancipación.

En la llamada disidencia la concepción estratégica es dispar, seguramente debido a su poca evolución y al hecho de haberse generado como negadora de Sortu y de su estrategia formal y no del plano teórico que fundamenta a Sortu. Así, hay quienes se siguen expresando a favor de una estrategia de fases (primero independencia, luego socialismo) y tratan de ligar las fases bajo falsas articulaciones del lenguaje, mediante una idealización de la independencia separada de las condiciones materiales que la permitan. Seguramente el problema se halle en partir de la independencia nacional, como construcción del Estado-nación, y no de la autonomía de la clase trabajadora o el proletariado. Esto es, concebir la independencia como abstracción o huir de la realidad, en vez de concebirla como autodeterminación de clase en la propia realidad. En cualquiera de los casos, las fases tan solo pueden ser entendibles como puntos de inflexión en el desarrollo de la conciencia del proletariado y, así, de sus capacidades políticas, y no como separación entre liberación nacional y socialismo.

Por otra parte, sectores de la disidencia que aún no se han expresado en su concreción estratégica, emplean la palabra independencia en términos que a día de hoy no nos son posibles conocer, pero sobre los que si podemos especular. En cualquiera de los casos, la independencia, en cuanto independencia de clase o separarse de la estructura capitalista, de ser, será como consecuencia de la construcción del socialismo, y no como punto de partida. Este separarse de, no implica indispensablemente construir un Estado-nación socialista. La estrategia de construcción internacional del socialismo, aun partiendo del marco autónomo nacional de la lucha de clases en Euskal Herria, dilucida otros caminos, mas unidos a la construcción del semi-estado o de la comuna vasca, como parte integrante de la red internacional de comunas socialistas.

Evidentemente, el cómo empieza a acabar -en el sentido del abarcar del desarrollo exponencial del socialismo en choque con el capitalismo- nos es imposible determinar, puesto que lo concreto dependerá de las condiciones que lo determinen, pero si podemos diseñar un como empieza a empezar. Así como partir de la absolutización de la independencia es plantear unilateralmente las consecuencias, la construcción del socialismo en Euskal Herria no es más que el proceso de autodeterminación de clase, que ha de desembocar a partir de y como consecuencia en la unidad internacional del proletariado. Partimos, por ello, de que, así como la opresión nacional es la expresión histórica de la dominación de la burguesía, su superación, – así como el de la nación en el sentido de Estado nacional independiente, que no el de la diversidad lingüístico-cultural – irá unida inevitablemente a la dominación internacional de los productores inmediatos, el nuevo común socialista.

Todo esto no es imposible de formular si no entendemos la nación como producto histórico del ascenso de la clase burguesa a la dirección de la sociedad. Clase social nacida al margen de la aristocracia feudal y desarrollada mediante el comercio, que en determinada fase de su desarrollo requiere de un mercado seguro para sus productos que no solo proteja su estatus social, sino que, además, la catapulte en su dominación. Mercado que generaría bloque de acumulación de capital nacional, y que sería superado, a posteriori, por arte de la centralización del capital en grupos monopolísticos nacionales. Bajo tales condiciones se desarrollarían las naciones dominantes y las dominadas; las primeras como naciones organizadas en el marco del Estado, las segundas como respuesta a las mismas y/o a la imposibilidad de la construcción de un Estado propio. La nación vasca nació, al fin y al cabo, como respuesta a la extensión de la dominación del capital y de sus Estados en las tierras vascas.

Están quienes defienden ante estos hechos el origen místico de la nación o incluso la nación como producto natural ajeno al desarrollo del capitalismo. Lo cierto es que partiendo del desarrollo dialéctico y de su retroceder de, podríamos afirmar que las naciones surgen, y posteriormente, en un movimiento retroactivo, postulan sus orígenes. Esto es: que la nación sea producto histórico del capitalismo no descarta en ningún momento que la propia nación no postule sus supuestos, ya sean lingüísticos, culturales, tradicionales, mitológicos… o incluso primitivamente organizativos. No es hasta el ascenso de la burguesía hasta que tales ingredientes forman un todo como nación. La nación va estrechamente unida, por ello, al Estado-nación moderno, a la acumulación y centralización del capital.

La construcción del socialismo parte, evidentemente, de lo dado, de lo históricamente determinado, puesto de antemano. No por ello ha de culminar en lo ya dado, si no que ha de romper, necesariamente, con las formas caducas que obstaculicen su propio desarrollo. Partir de lo dado es partir de Euskal Herria como nación negada; no podemos, en cambio, culminar el proceso en la forma de Estados-nación socialistas independientes, sino que, inevitablemente, la nueva estructura social surgida de la construcción del socialismo exigirá nuevas formas de comunidad y de relaciones.

El independentismo trata de emplear la soberanía como recuperar lo nuestro. Pero en una mala articulación de ellos y nosotros, como no podría formularse de otra manera el propio independentismo, basa toda su estrategia en subjetivismos ideales carentes de desarrollo real en el contexto histórico de la lucha de clases. Lo ajeno para el independentismo es la nación que le niega como nación, y no la nación misma, como poder enajenado de la sociedad. Así, lo ajeno para el independentismo vasco y al que hay que arrebatarle la soberanía, es lo español y lo francés. Ante ello, habla de ser nosotros (los vascos) los que decidamos lo que queremos ser.

Obviando de tal manera lo español y francés, así como lo vasco oprimido, como producto histórico de la burguesía, la liberación nacional, o el liberarse de la nación tan solo es un movimiento inacabado que no hace sino postergar el tema mismo de la existencia nacional como producto del desarrollo de la burguesía. Sin entrar en la posibilidad de la articulación del Estado vasco bajo tales parámetros, la cual considero nula, es evidente que el reclamo de la soberanía se basa en tratar de arrebatar el poder a lo ajeno no mío, para dárselo a lo ajeno mío; lo cual no puede ser considerado como conquistar la soberanía.

La reapropiación de lo ajeno solo puede darse mediante la construcción de lo común. Si la opresión nacional y la propia nación es condición sine qua non del capitalismo, su sola superación ha de colocarnos en la desaparición misma de tal opresión. La construcción de lo común es construcción comunitaria, vehiculizada por la lengua y la cultura, no por el poder ajeno representado en la nación. En definitiva, si rompemos con lo ajeno, la dominación de clase burguesa y las relaciones de producción capitalistas, nos liberamos de la opresión que ello imprime.

En Euskal Herria, por ello, la liberación nacional adopta la forma de autodeterminación de clase, de construcción de la comuna socialista vasca. La forma en que tal comuna se relacionará con lo externo a la misma solo la puede determinar la condición misma de lo externo, que determina, al mismo tiempo, lo interno. No podemos, así, entender la lucha de clases como algo estancado en unas fronteras predeterminadas, sino que como movimiento de liberación que ha de fluir más allá de las naciones. La estrategia exige ser internacional.

La libertad de expresión, el marco teórico del derecho burgués que todo lo imbuye, no es sino la expresión de la estructura de la enajenación. Asimismo, la liberación nacional entendida desde una perspectiva a priori no clasista o de conciliación de clase, base teórica de sustento al independentismo, desembarca, inevitablemente, en el mismo puerto de la enajenación: la nación se convierte en algo ajeno al propio movimiento real, generador.

Ante esto solo nos queda abarcar la totalidad y construir las condiciones de nuestra liberación: impulsar una estrategia independentista que no hace sino reescribir las coordenadas de lo real burgués y de la explotación inherente a tal realidad, o negar lo existente mediante la reapropiación de lo ajeno. Independentismo o socialismo; he ahí la cuestión a resolver.

67 thoughts on “Sobre estrategias

  1. Interesante reflexión, aunque me parece que la ausencia de concreción sobre cómo se desarrolla esa lucha de clases en el contexto internacional es vital (letal) para dibujar una estrategia de auto-determinación de clase. Es lo que hacen (y harán) los estados y demas organismos de poder político de la burguesía, lo que condicionará la relación dialéctica con la clase en proceso de auto-determinación (incluyendo la necesidad o no de creación de estados socialistas).

    Por otro lugar, veo también necesario incluir en el análisis las relaciones –y diferencias– que surgirán durante el proceso entre la clase auto-determinada (llamémosle movimiento de emancipación o como más guste) y grandes sectores de la clase trabajadora que aún vivirán dentro de determinados estados, dentro de determinados mercados, relaciones de producción etc.

    Me parece bastante subrealista plantear conclusiones sobre estrategias concretas eludiendo éstos puntos, por lo que me gustaría que profundizases en ese sentido.

    *Por otro lado sería un puntazo poder tener estas discusiones en euskera (no va por éste artículo en particular, sino por la tendencia general). Que parece que en Euskal Herria para acercarse a las teorías revolucionarias hay que pasarse obligatoriamente al castellano.

    • Iepa Kin! Arrazoia, oro har gaztelaniara jo ohi dugu halakoetaz mintzatzeko. Nire ustez ez da jende gehiagorengana heldu nahi soila, are gehiago, hori saihestu nahiko nuke zuzenean euskara bera ukatzen duelako adierazpenerako bide zilegi gisa. Esango nuke lotura duela ikasketa prozesuarekin berarekin: literaturaren gehiengoa gaztelaniaz jasotzen dugu. Eta nahiz eta lengoaia artikulatua bera garatu, adierazteko dugun gaitasuna, hizkuntza lengoaia horren adierazpide izaki zenbait kontzeptu euskaraz ez menperatzeak mugatu egiten gaitu gure adierazpenean. Zentzu horretan naturalagoa suertatzen da zenbait gai gaztelaniaz idaztea, hala jasotzen baitugu.

      Bi gai planteatzen dituzu: nola planteatzen den klaseen arteko borroka plano internazionalean eta langileria autodeterminatua eta estatu kapitalistetan biziko diren langileen arteko erlazioak nolakoak izango diren. Bi gaiak bat bezala uler daitezke, beraz.

      Nik konkretuaren eraikuntza abstraktuaren edo orokortasunaren gainean bideratu nahi izan dut. Hau da, plano internazionalean sozialismoa aurreikus genezake eta horren arabera ardatz desberdinak determinatu, baina benetako eraikuntza unitate basikotik hasten da: komuna, gure kasuan, Euskal Herrian. Aipatzen dut independentzia ezin dela absolutoki planteatu, aldez aurretik, uneko baldintzek determinatzen dutelako. Hau da, Euskal Herrian sozialismoaren eraikuntzan aurrera egin genezake, betiere kontutan hartuta ez garela ente metafisiko bat, barnera begira isolatuki determinatzen dena, baizik eta kanpo kontraesanek ere eragiten dutela barnean, eta alderantziz.

      Komuna autodeterminatua izateak ez du inplikatzen independentea izan behar duenik: lanaren lehenengo banaketa sozial handia (sexuen artekoa kontutan hartu gabe) abeltzaintza eta nekazaritzaren artekoa izan zen; hori komunitate independenteen artean garatu zen. Hau da, lehenengo lanaren banaketa ez zen komunitatearen barnean eman; komunitate desberdinen artean elkartrukea osatu zen. Sozialismoak komunitate/estatu independenteen artean (ere) elkartrukea edo merkatua abolitu behar du, balorearen legearen baldintzen oinarria den heinean. Beraz, ezin dugu Estatu-nazio independenteen forman garatu sozialismoaren eraikuntza, nahiz eta errealitate konkretu horretatik abiatu. Gainera, ekoizpen bitartekoen apropiazioa bitarteko horien berauen izaeraren araberakoa da: kapitalismoaren fase garatu honetan ezinbestean apropiazio hori internazionala izan behar da.

      Komunen sarea determinatzeke dago eta horrek osatzen duen unitate politikoa sare horren garapenaren araberakoa izango da: edozein kasutan kapitalismoaren aurkako antolakuntza politikoa ere izan beharko da.

      Bada, klaseen arteko borroka esparru internazionalean nazionalean ematen denaren tankerakoa izango da: ekoizpen (eta jabezta) moduen arteko talka. Langileriaren batasun internazionala zentzu berean.

  2. Cudidado kamarada, ke se empieza así, se acaba negando la lucha nacional y quizás… negando Euskal Herria…

    … muy peligroso este artidulo y muy peligrosa plantear la independencia y socialismo como un dilema… y no como un proceso dialecitco….

    buuuuuuuuuufff…. muy peligroso…. tener cuidado…

    … de no derrapar demasiado…

    Osasuna eta askatasuna!

    • Gracias por la advertencia, camarada. Ahora, ¿me puedes explicar esa conexión entre empezar y acabar? Es para saber si de verdad se basa en un desarrollo real posible o en el miedo a romper con los dogmas que nos determinan.

      Lo mas peligroso de este articulo es entenderlo como no ha sido escrito. Mira que a sabiendas de que es un tema delicado puesto que en Euskal Herria hay mas nacionalistas que revolucionarios, me he cuidado mucho de mis palabras. Así, dices que planteo la independencia y el socialismo como un dilema, cuando expongo claramente que el dilema esta entre el independentismo y el socialismo. Se trata de concretar que es lo que efectivamente entiende el independentismo por independencia, y, a la contra, que es lo que entiende por lo mismo el socialismo.

      Si algo he tratado de denunciar es la falta de dialectica entre el proceso de independencia burgués y el socialismo. Para algunos la dialectica es simple sucesión de acontecimientos, y no la acción reciproca de los mismos en el momento concreto. En tal sucesión, teológica, la fuerza motriz es la reforma. Su simple acumulación da objeto al cambio cualitativo según la concepción reformista. Así se llega a la conclusión de que construir un estado-nacional vasco nos acerca al socialismo. Esto solo puede ser concebido planteando el estado-comuna socialista como mera reforma del burgués, y no como abolición del mismo. En Euskal Herria tal abolición se concreta en la construcción del socialismo, aboliendo el poder de los Estados capitalistas español y francés, y no poniendo en marcha un proceso independentista, como reafirmador del poder burgués en EH.

      Añadamos que el poder real se construye sobre el modo de producción material. El independentismo, la teoría que concibe el Estado-nación capitalista como catapulta al socialismo, forma el marco teórico de la pequeña burguesía nacionalista vasca. Esta clase no independiente, que se tambalea entre la burguesía y el proletariado, entendida como un desarrollo débil e inacabado de la burguesía, entiende que la gran barrera para su desarrollo es la no posesión de Estado-nación propio que proteja sus intereses de clase. Así, su enemigo no es el Estado capitalista, sino que la nación no suya constituida en Estado. En el siglo XXI, en pleno desarrollo de la división internacional del trabajo y el poder del capital monopolista internacional, la pequeña burguesía (con su economía solidaria, cooperativas y demás patrañas) cree en crear un Estado digno con poder nacional, constituido sobre la producción material, usando al propio Estado como protector de sus intereses de clase. Entiéndase la utopía. Tal Estado, bajo tales intereses, es imposible. Y si se hiciera posible el Estado-nación capitalista vasco, seria bajo otros parámetros, bajo la simple administración del capital internacional, supeditado al mismo, y como erradicador y apaciguador de la lucha en tanto que haría mas sencilla su dominación.

      Todavía se cree al Estado como herramienta imparcial; se cree que el Estado, hoy, sirve a la burguesía y que eso se puede hacer cambiar. En cualquier caso la relación de poder es la inversa: no es el Estado el que defiende los intereses de la burguesía, sino que esta la que defiende sus intereses mediante el Estado. No hay poder proletario en el independentismo, por mucho que insistáis en unidades dialécticas que no son sino movimientos mecánicos que en su gestación real se contradicen, entran en antagonismo. Insisto en que solo la reapropiación de lo ajeno y la construcción de lo común puede articular la liberación nacional.

      Lo peligroso no es derrapar, lo peligroso es no poner en marcha el coche por miedo a perder el aparcamiento.

  3. Tanta literatura para acabar diciendo lo de siempre: “el nacionalismo es burgués…la independencia nos distrae del verdadero objetivo la lucha de clases…debemos fusionarnos con el proletariado español blablaba”.

    • Menos mal que menciono la construcción de la comuna socialista vasca como estrategia, que es al final un (semi)-Estado socialista vasco. Algunos tratáis de poner el punto en español o vasco. Y no, la autoafirmación basada en la construcción de la comuna vasca directamente supera tal bache y formula la opresión nacional como opresión de clase.

      Aquí lo que planteo es darle la vuelta al proceso idealista (independentismo) para convertirlo en poder material real (construcción del socialismo). El independentismo parte de la necesidad de Estado capitalista propio para la construcción del socialismo, lo cual es falso. La construcción del socialismo en Euskal Herria, en cambio, no parte del Estado propio sino que culmina en el mismo. Por lo tanto, insisto, la contradicción a superar es la de clase (o estado capitalista o estado socialista) y no la nacional (vasco o español), que ya esta superada en el propio proceso de creacion del Estado-comuna socialista vasco, como autoafirmación.

  4. La nacion como desarrollo de las contradiciones capitalistas, pero real y material, no metafisica. Mas alla de teoría politica, reflexiones de este tipo en la practica del dia a dia siempre ha derivado en la negacion de la nacion y el seguidismo español

  5. Oso ondo, Zurru… se agradece la busqueda de una nueva referencialidad, se agradece que mas alla de una retorica de topicos, se intente aunque sea a tientas y con mas preguntas que respuestas. Animo, y mas animo, aunque vayamos dandonos de tropezones y equivocandonos muchas veces mas, pero para adelante y sin miedo.

    He leido tu articulo, no lo he hecho pormenorizadamente, y en cuanto a la tesis central no puedo mas que decirte que estoy plenamente de acuerdo. En mis palabras (o en mi version personal) se podria expresar de la siguiente manera: No hay independencia politica posible para EH, sino solo aquella que emane de la emancipacion de la clase obrera, Sin emancipacion proletaria, no hay ninguna independencia futurible; y esto no es tan solo una inversion de terminos, sino una reformulacion cualitativa completa. Es decir, no hay ninguna otra “liberacion nacional” que se pueda verificar, en cuanto a su agotamiento historico, si y solo tal emancipacion no se proceda. Tomando esto como punto de partida se abre un espacio de creacion teorica y de practica social y politica, impresionantes.

    Ejemplo de lo anterior: Ahora si, EH como marco de la lucha de clases, donde la clave no es tanto que la maldad madrileña, sino de la disputa aqui y ahora: ¿quien manda en EH?, ¿a quienes hay que tumbar cuanto antes?. ¿como puedo liberar si no soy libre en mi casa?. Es decir, no se trata de establecer el eje central de objetivacion en el exterior, sino en el interior. …

    Solo la independencia podra ser producto de una clase obrera politicamente independiente, y el camino para hacerlo es esclarecer su condicion de clase, de contenido de clase, haciendola emerger como clase. Esclarecer.

    ——————————-
    Escribia Agustin Guillamon en un articulo de los ultimos años:

    “La auténtica pregunta, la única cuestión real es: ¿Clase o nación?

    “Si el proletariado lucha bajo banderas que no son suyas, ya sea la coreana, la china, la francesa, la japonesa o la de El Corte Inglés, será derrotado, porque el nacionalismo, ya sea serbio, croata, escocés, flamenco, quebequés, europeo, o de “la Caixa,” es ajeno a sus necesidades e intereses, porque REFUERZA al Capital y a todas y cada una de sus fracciones. Es posible que avive las contradicciones entre ellos, pero estas contradicciones se canalizan dentro de sus crisis, sus guerras, sus conflictos mafiosos, sus peleas de familia, banda o secta, es decir, pasan a formar parte del engranaje de barbarie y destrucción con el que el sistema capitalista atrapa a la humanidad.

    La nación no es la comunidad de todos los nacidos en la misma tierra, sino la finca privada del conjunto de capitalistas a través de la cual organizan la explotación y la opresión de sus “amados conciudadanos”. No es ninguna casualidad que el lema de las manifestaciones independentistas haya sido que “Cataluña tenga un Estado propio”. La nación, esa palabra “entrañable”, es inseparable de ese monstruo,nada entrañable, frío e impersonal, que es el Estado, con sus cárceles, sus tribunales, sus ejércitos, sus policías, su burocracia. Artur le está diciendo a Mariano: “en mi finca sólo robo yo”.

    ¡Que se vayan todos! Si nadie nos representa, sólo nosotros podemos decidir.”

    Agustin Guillemon. ¿Nacion o clase?.
    http://grupgerminal.org/?q=system/files/NacionoClase.Guillamon.2013.pdf

  6. los coreanos, chinos, franceses y japoneses tienen su estado. Que euskal herria sea marco autonomo de lucha de clases no es solo que la lucha de clases se desarroye aqui, sino que tiene una expresion concreta.

    Dime, esa autodeterminacion de clase que propugnas, como asegura la supervivencia del idioma? como mantiene la cultura hoy oprimida y vilipendiada y le da un impulso a futuro? que esperamos a la comuna socialista vasca para dar pasos en la superacion de la opresion nacional?

    sinceramente, creo que directamente en el articulo se niega la opresion nacional. Alguien nos quiere vender un discurso como si fuera nuevo, pero no lo es: quien crea que la opresión de clase es la unica que se da en euskal herria, que esta tiene que ser la maxima prioridad absoluta… solo alimenta lo que historicamente han alimentado otros, la desaparicion de la nacion vasca. Y eso amigon, de nuevo tiene poco.

    • Lo que de verdad seria muy interesante, es que se desarrollara de una santa vez la lucha de clases aqui, sin ocultamientos, camuflajes o desviaciones…. que eso es lo que se dice en el articulo, desatar la lucha de clases, para que precisamente pueda abrirse una ruta a la independencia (porque no va a ver ninguna otra)….

      y de nuevo mucho y bueno….

      nota: percibo intranquilidad o miedo a que la clase obrera se organice por si misma, sin necesidad de que la pastoree ningun “entendido”. ¡Que atrevimiento de la peonada, a pensar por si misma!.

      • Básicamente nos enfrentamos a dos cuestiones. Una que puede ser del interés de la clase trabajadora; la otra que es ajena a la misma. La primera cuestión: la construcción de un Estado capitalista no nos acerca al socialismo. Ademas, no supone unidad dialectica alguna entre liberación nacional y socialismo: simplemente las divide como cuestiones ajenas entre si (liberación nacional como cuestión burguesa; socialismo como cuestión proletaria).

        La segunda cuestión nos hace adentrarnos en el terreno de la burguesía: sobre la posibilidad de construir un Estado burgués y el significado mismo de liberación nacional, independencia o soberanía entendido desde tal terreno. Esta cuestión, evidentemente, es ajena a la clase trabajadora vasca.

        Por lo que nos queda lo que mencionas: que la independencia, de ser, será producto de la construcción del socialismo. Ahora bien, se trata incluso de la capacidad de superar las categorías históricas burguesas: que el estado socialista vasco sea fruto de la autodeterminación de clase no implica necesariamente absolutizar el concepto de independencia, entendido como independiente el Estado que desarrolla un intercambio productivo mercantil con otros Estados. La autodeterminación de clase o la construcción del poder político del proletariado en Euskal Herria desemboca inevitablemente en la unidad política de la lucha de clases: el Estado-comuna socialista vasco. Como se relacione tal Estado con el resto de Estados, nos es imposible determinar hasta su propia articulación. Por ello, el articulo también entra a polemizar con el independentismo o la absolutizacion de la independencia ajena a las condiciones mismas que la determinan. No es ya solo descartar la independencia burguesa como poder para la construcción del socialismo, sino que poner en cuestión también las condiciones internacionales en las que será determinada la emancipación de la clase trabajadora vasca.

        Besarkada bat! :)

        • He llegado tarde a casa, y quizas no estoy lucido.

          Entiendo por donde vas, y no discrepo en ello. La lucha de clases no es para resolver la “independencia politica” de EH; sino para resolver la independencia politica de la clase obrera aqui presente y en proceso. “La independencia” no es un fetiche, es ser plenamente libres y soberanos, ¿quienes?, la socieda vasca, que emprende para ello el programa historico del proletariado, o sease el programa de la humanidad, o sease la abolicion de …., o sease la negacion del capital. En cuanto que fraccion del proletariado internacional, cumplimos las tareas geograficas. Tal independenci ano sera ni un Estado-nacional en forma de gobierno republicano, ni ninguna asimilacion similar; sino una sociedad organizada de manera distinta, con una sujecion de soberania (distinta a la nacional o similar); no tendra porque haber “democracia” en una sociedad comunizada; ni elecciones “libres” (sic); ni “separacion de los tres poderes”; ni “imperio de la ley”…. la igualdad sera social, no la quimera liberal de la igualdad ante la ley; no existira separacion entre poder y sociedad, por lo que la politica no necesitara que exista y habra sido abolida, etc…..

          De acuerdo…

          Mas: la necesaria critica al nacionalismo (en cuanto que ideologia burguesa); la confusion presente en EH producto del culturalismo-identarismo, critica a la socialdemocracia (en cuanto que ideologia burguesa para la integracion de clases, en particular la clase obrera)…. digo esto, por que puede producirse el efecto de la caverna de Platon.

        • Sobre los “intercambios entre Estados”, en realidad desaparecen, porque desaparecerian los Estados; y los “intercambios” dejan de ser “comerciales”… En una zona amplia del planeta, o suficiente, donde las sociedades pudieran enfilarse a la construccion de una nueva civilizacion humana; seria necesario que los intercambios fueran efectuados no en base al “comercio”, sino a la asignacion pactada entre las partes, planeacion social internacional, regional, local…. la ley del valor ha sido abolida revolucionariamente, no existe una contabilidad ni una intermediacion evaluatoria, ni tiempo ni dinero. “del gobierno de los hombres a la administracion de las cosas”.

  7. Tal cual Petriko, tal cual. Es el proceso de autodeterminación de clase (proletaria vasca), la reconstrucción comunitaria (de lo común), subsumiendo lo reprimido (la cultura, la lengua, la propia comunidad) en tal construcción. Hay que avanzar en la liberación nacional, o liberarse de la nación, desde la perspectiva de emancipación de la clase trabajadora. Trataba, como bien has defendido, de articular tal poder en el plano general que determina lo concreto, siempre desde la construcción de tal concreción, que es el estado-comuna socialista vasco.

    Como bien dices, desde este punto de partida se abren posibilidades impresionantes. Tendremos trabas, nos acusaran de lo que no somos, y tendremos que poner en primera linea lo que de verdad pretendemos. El binomio no puede seguir siendo el articulado bajo los parámetros de liberación nacional recogidos en el derecho burgués (nacionalismo vasco o español/francés), sino que el derivado de la lucha de clases (poder proletario o poder burgués). Se trata, en definitiva, de articular lo posible y real desde la óptica proletaria y bajo sus potencialidades emancipatorias.

    • “Tendremos trabas, nos acusaran de lo que no somos, y tendremos que poner en primera linea lo que de verdad pretendemos.”

      Por supuesto, ya se ven reacciones, todo un clasico. Mantener la iniciativa, medir los tiempos, profundizar los contenidos, extender el debate, sin prisa pero sin pausa.

  8. “La estrategia de construcción internacional del socialismo, aun partiendo del marco autónomo nacional de la lucha de clases en Euskal Herria, dilucida otros caminos, mas unidos a la construcción del semi-estado o de la comuna vasca, como parte integrante de la red internacional de comunas socialistas.”

    Jamming…

  9. Aupa, Patata Gorria!

    Empiezo por el final:

    “Independentismo o socialismo; he ahí la cuestión a resolver.”

    Aibalaostia! Harrapazak zangotik! Tori Bittori!

    Espera, que vuelva leer, y igual es que tengo alucinaciones seniles… O me he perdido un capítulo de la serie…

    “Independentismo O socialismo; he ahí la CUESTIÓN a RESOLVER.”

    “To be, or not to be, that is the question.” William Shakespeare, Hamlet, Act III, Scene I.

    Estooo… Ya sé que cada generación debe hacer sus propias preguntas para obtener sus propias respuestas, pero como todavía estoy vivito y coleando, y yo, la verdad sea dicha, casi todas las cosas que sé sobre la Revolución Comunista Mundial y más especial y específicamente sobre la Euskal Iraultza Sozialista las he aprendido de militantes mayores que yo, y casi todos muertos, la mayoría hace décadas… Pues eso…

    Oye, Patata Gorria, la cuestión esa que tú dices que está para resolver, la movida esa de la independencia, el socialismo y tal, está RESUELTA DESDE HACE exactamente CINCUENTA AÑOS.

    Yo entonces vivía en la Cuesta Larraina de Iruñea, no sabía ni una sola palabra de Euskara, tenía 2 años y mi lengua materna era el Español. Y mi familia era navarra, foral y española, católica y de derechas, tranquilamente franquista con un toque carlista-requeté. Era en 1967, y era la dictadura de Franco, no sé si te suena…

    La primera parte de la V Asamblea de ETA se realizó los días 7 y 8 de diciembre de 1966 en Gaztelu, y la segunda parte, entre los días 21 y 26 de marzo de 1967, en Getaria Gipuzkoakoa (ez Lapurdikoa).

    Los documentos están a la disposición de todo el mundo.

    A mí me parece, con todo el respeto, que tu postura es un poco adanista. En la primera acepción de la palabra: “Hábito de comenzar una actividad cualquiera como si nadie la hubiera ejercitado anteriormente.”

    Txabi y Joxe Antonio Etxebarrieta, Eustakio Mendizabal, Joxe Migel Beñaran, “Argala” y decenas de militantes más… RESOLVIERON en la PRAXIS revolucionaria REAL (a vida o muerte) esta cuestión de si independentismo O socialismo en Euskal Herria.

    Es muy sencillo:

    INDEPENDENTZIA ETA SOZIALISMOA!!!
    INDEPENDENTZIA SOZIALISTA eta
    SOZIALISMO INDEPENDENTISTA!!!

    Los camaradas del colectico comunista euskaldun “Iraultza Garaia da” distribuyen un viejo libro, escrito por Paulo Iztueta y Jokin Apalategi originalmente en Euskara, que en Español se titula: “El marxismo y la cuestión nacional vasca.” 1974.

    No estaría de más que le echases un vistazo.

    Y como soy militante de la Herritar Batasuna, te pongo aqui como planteamos nosotras y nosotros el “asuntillo”, del que llevamos debatiendo por lo menos desde 1930, año de la fundación de ANV, y 1935, año de la fundación del Partido Comunista de Euskadi, y antes más, en los años 20, con la fundación del Partido Comunista de España y su sección vasca, y los debates en el seno del nacionalismo vasco de izquierdas (Gallastegi…) etc… O desde 1848, año del Manifiesto Comunista, de la mano de un tal Agosti Xaho…

    “Toda una vida”… (o dos…)

    Herritar Batasuna;

    “La DESCONQUISTA contra los estados conquistadores, en su amplitud y profundidad, y dentro de ella especialmente, LA LIBERACIÓN de la DINÁMICA de la MERCANCÍA, nos traerá la libertad y la emancipación en todos los ámbitos: estatal y nacional, social y económico, de CLASE y GÉNERO, individual y colectivo, cultural y lingüístico. Eso es la AUTODETERMINACIÓN, entendida como proceso global e integral de EMANCIPACIÓN del Pueblo Trabajador Vasco. Sólo entonces seremos gentes libres en una sociedad libre.”

    “De la misma manera que la RECUPERACIÓN de la INDEPENDENCIA constituye la LIBERTAD de la Nación, el SOCIALISMO es la LIBERTAD de lxs TRABAJADORXS.”

    “Necesitamos la Independencia para construir el Socialismo en libertad, y necesitamos el Socialismo para llegar a ser realmente independientes. Son, LAS DOS CARAS del MISMO PROCESO LIBERADOR.”

    Y termino con otra conocida frase de William Shakespeare (1564-1616):

    “Navarre shall be the wonder of the world”

    Esta frase la escribió en su comedia “Loves Labours Lost”, “Trabajos de Amor Perdidos”, publicada en 1598.

    Yo, echándole morro y tal, digo que la República Ecosocialista Navarra, Confederal, Feminista y Euskaldun, “shall be the wonder of the world”…

    Por pedir que no quede… Y si no, al tiempo…

    Un saludo comunista revolucionario y euskaldun!

    • Por mucho tono chulesco que te gastes, querido Mikel, no dejas de llegar tarde. Más arriba ya plantearon parte de la cuestión que te traes, y ya expliqué precisamente que no equiparo en ningún momento independencia con independentismo; este último como teorización pequeño burguesa de la liberación nacional. Que es ahí donde caes cuando dices/decís: “Necesitamos la Independencia para construir el Socialismo en libertad”. Y no, querido, la independencia será acaso producto del socialismo. Lo primero es que conseguir la “independencia” no es en ningún caso abstraerse de la realidad; el imperialismo no opera precisamente con leyes Estatales, sino que bajo la única ley del capital. Así, poseer de antemano un Estado propio no significa tener libertad para construir el socialimo. La segunda parte es más loca aun: “construir el Socialismo en libertad”; y nos zumbamos la lucha de clases de golpe. CONSTRUIR EL SOCIALISMO EN LIBERTAD; harrapazak bai! Lo siguiente será determinar el socialismo como derecho inalienable de la sociedad burguesa. En fin, a donde hemos llegado.

      ¿Sabes cual es tu problema, querido Mikel? Que el idealismo te lleva a planteamientos muy del rollo de “Orreaga Iritzi Taldea”. Y es que esa gente teoriza diciendo que a ellos les da igual el tipo de Estado, que eso ya lo discutiremos después de la independencia. Así, la independencia se concibe como la conquista del ser absoluto, como un derecho inmaterial, y no como lo que realmente es: una situación material, determinada exclusivamente por el movimiento real. Por ello, no necesitamos la independencia para construir el socialismo; seremos acaso independientes por haber construido el socialismo. Eso es lo que plantea el articulo, querido. Eso es lo que arrastra consigo el concepto autodeterminación de clase: la emancipación de la clase trabajadora como superación misma de la negación y opresión nacional.

      Para terminar, gracias por la recomendación. Tengo leído el libro “El marxismo y la cuestión nacional vasca” y así, en lineas generales, para los tiempos en los que vivimos me parece muy flojo. A parte de que caricaturiza las posiciones bolcheviques respecto a la cuestión nacional en pro de una lectura maoista del frente popular nacional interclasista (ya sabes, la colonia vasca), peca de nacionalismo, lo cual es inevitable en la situación en la que fue escrita ese libro, pero que, a día de hoy, 40 años más tarde, debería haber sido superado. Sobre Herritar Batasuna poco que decir, ya se define ella misma: un popurrí de terminología que no la casa ni el mejor de los curas. Ale, a seguir haciendo propaganda, que para eso están los comentarios.

      Zuek NAGUSIEK eta ESPERIENTZIADUNEK (hori bada aditzera eman nahi izan duzuna zure handinahikeriarekin) jarraitu honekin: https://herritarbatasuna.wordpress.com/2017/03/06/nafar-independentismoa/ eta utzi iraultza GAZTEEI.

      Un saludo euskaldun!

      • “Así, la independencia se concibe como la conquista del ser absoluto, como un derecho inmaterial, y no como lo que realmente es: una situación material, determinada exclusivamente por el movimiento real. Por ello, no necesitamos la independencia para construir el socialismo; seremos acaso independientes por haber construido el socialismo. Eso es lo que plantea el articulo, querido. Eso es lo que arrastra consigo el concepto autodeterminación de clase: la emancipación de la clase trabajadora como superación misma de la negación y opresión nacional.”

        Chapeau!!!…. Habra que repetirlo cuantas veces haga falta. En este entrañabilisimo pais, pareciera que hay gente que el tema de la ‘opresion nacional” les gustase que durara los proximos setecientos años y luego otros cuantos mas. Como repite un amigo: ¡que bien viviamos contra Franco!. (y que les dure el tema, para seguir en la brecha…)

        La lucha mas declaradamente independentista, que ha ocurrido hasta ahora en la historia de EH, han sido –con sus claros y sus oscuros— los ultimos cincuenta años. Y habra que repetirlo unas cuantas veces mas, eso fue posible porque la clase obrera del pais, de algun modo nueva, bajo el franquismo y despues, planteo un conjunto de movimientos y de luchas, que son los que dieron los quiebros “ideologicos” necesarios, la fuerza, la tension, la resistencia, la entrega. la inteligencia y la que aporto los militantes para llevar a cabo esa lucha.

        El unico sujeto real de cambio seran nuevamente los mismos, o los hijos de los mismos; para ello deben de liberarse de la tutela de los de siempre. Pensar por si mismos, organizarse por si mismos, y actuar por si mismos; para arrasar esta sociedad de mierda.

      • El tono que utilizo está siempre en relación directa con el tono utilizado por la persona a la que respondo. A ti te lo digo, Zurru, para que me entiendas tú, Patata gorria.

        Pero este debate no va de tonos, semitonos, ni de escalas diatónicas. Si no me equivoco, este debate va “Sobre estrategias”, que es como el compañero Patata gorria ha titulado su escrito. Conviene no desviar la atención de lo central y esencial.

        Así que yo, por lo menos, voy a debatir de estrategias. O como dice Kolitza, del “cambio de paradigma que planteamos”, dejando claro que es un planteamiento colectivo que viene a cambiar, o quiere transformar radicalmente el planteamiento estratégico revolucionario en Euskal Herria. Y que viene apareciendo en este blog y en otros lugares desde hace algún tiempo.

        Creo recordar la ponencia Kantauri, “Hausnarketa batzuk”, de A, Etxahun, “Hegemonistas y marxistas”, de Kolitza, y ahora este escrito, “Sobre estrategias”, de Patata gorria. Y seguro que me he dejado algún otro texto y análisis más. Por ejemplo, la revista “Nahimen”. Corregidme si me equivoco, que suele pasar muchas veces…

        Estamos, pues, ante un replanteamiento global y profundo de toda la estrategia seguida por el MLNV desde hace cincuenta años. Porque si no, no se hablaría de cambio de paradigma, que es una expresión muy seria. Ni tampoco de abandonar y superar la estrategia del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Esto es pero que muy serio.

        Y muy en serio me lo tomo. Lo cual no impide que no me tome muy en serio muchos de los argumentos rimbombantes y fundamentalmente vacíos que estoy leyendo. Y que muchas veces me dejan estupefacto, y otras muchas me dan una impresión de “déjà vu, déjà entendu”. De repetir, a veces palabra por palabra, debates viejos de cincuenta años. Y que tuvieron las consecuencias que todos sabemos. O deberíamos saber.

        Hablo del empacho de ideología marxista (y no de asimilación metódica, colectiva y sistemática de la teoría revolucionaria comunista científica) que tenían los felipes; los de la cuadrilla de Eugenio del Río y Patxi Iturrioz, luego Movimiento Comunista de España; los de Sexta, más tarde Liga Comunista Revolucionaria; las Células Rojas, Saioak, y tutti quanti…

        Cada uno y cada una tiene perfecto derecho a plantear un cambio de paradigma y de estrategia revolucionaria, faltaría más, pero esto significa que el debate se abre y que ese planteamiento va a ser sometido a una crítica dialéctica y revolucionaria.

        Independientemente de que lo planteen jóvenes, adultos, viejos, adolescentes o el lucero del alba… Digo yo…

        Estos (y estas) camaradas que están planteando este “cambio de paradigma” estratégico creo que tienen muy en cuenta y estiman mucho el pensamiento de Karl Marx. Así que utilizo sus palabras:

        “En su forma racional, la dialéctica es un escándalo y un horror para la burguesía y sus portavoces doctrinarios, porque en la comprensión positiva del estado de cosas existente también incluye al mismo tiempo la comprensión de su negación, de su necesaria caída, porque concibe toda forma devenida en el curso del movimiento, esto es, también en su aspecto transitorio, porque no se deja intimidar por nada, y porque en su esencia es crítica y revolucionaria.”

        Esto lo escribió Karl Marx en Londres, el 24 de enero de 1873, para el epílogo a la segunda edición alemana del primer tomo de Das Kapital.

        Esto lo digo, porque he seguido con mucha atención y con mucha ilusión al principio, el despliegue progresivo de lo que Kolitza llama “el cambio de paradigma que planteamos”, y que según sus palabras, “no habéis (hemos/he) acabado de asimilar”.

        Pues va a ser que no, Kolitza, que no es una cuestión de “cambio de paradigma que no habéis acabado de asimilar”, como nos dices, y me dices, sino de que lo he estudiado a fondo y no estoy de acuerdo con algunos de los planteamientos que hacéis. Con otros sí, evidentemente. Pero no con el núcleo duro y central de vuestro cambio de paradigma, con su idea hegemónica y dominante, que creo que se resume muy bien en esta frase antológica e inefable de Patata gorria:

        “Independentismo o socialismo; he ahí la cuestión a resolver.”

        Frase que me ha hecho tomar consciencia de que las nuevas, interesantes, sugerentes y estimulantes ideas que habéis aportado en muchos campos y que son muy valiosas, tienen un eje central torcido y un vicio de base que les impiden ser de utilidad para la renovación de la estrategia revolucionaria vasca que todos y todas buscamos.

        El cambio global de paradigma que proponéis, y al que se subordinan todas las ideas renovadoras (muchas de ellas, en mi opinión, muy válidas) que exponéis, nos quiere llevar a un sitio al que yo, personalmente, no quiero ir, y al que algunos nos han querido llevar en los últimos 50 años, con mayor o menor éxito.

        A la negación de la Nación Vasca, de la Nación Navarra, y de la Nación euskaldun, (tres por el precio de una…) en nombre de una idea de la revolución socialista y comunista abstracta, desenraizada, antidialéctica, doctrinaria y escolástica, que siempre termina haciendo el juego de los estados conquistadores y ocupantes. Y por consiguiente, de sus oligarquías respectivas, española y francesa, y sus satélites cipayos y subordinados, la burguesía vasco-española y la navarrera-española. Así de claro.

        O sea, que he decidido hacer un análisis sistemático de vuestras posiciones teóricas, un análisis que “no se deja intimidar por nada” (y menos por los exabruptos de Zurru), y “que en su esencia es crítico y revolucionario” (o por lo menos lo intenta).

        Porque no estoy de acuerdo con la tesis central de vuestro cambio de paradigma. Y eso, no porque sea “viejo” y tenga que dejar la revolución a los “jóvenes”, y otras sandeces parecidas con las que me deleita y me troncha de risa el camarada Zurru, si no porque sencillamente, no estoy de acuerdo y lo voy a explicar. Os guste o no.

        Eso sí, lo voy a hacer en Lengua Navarra, si al compañero Zurru no le importa. Y si le importa, pues también…

        • Es evidente el absurdo que se esconde tras la dicotomía joven-viejo. No era mas que una caricatura de tu anterior intervención, en la que presumes de experiencia, debate… para acabar por formular una vez mas lo viejo. Ante eso no hacia sino reivindicar lo nuevo; nada mas. En cualquier caso es un debate que no me interesa, al igual que el del tono, que no fue sino una advertencia del estilo de: no por mucho chulear amanece mas temprano. Por supuesto, estas en todo tu derecho de expresarte en la nota que prefieras, faltaría mas. Así que superando tal debate, espero con ganas tu tesis, en euskera, sin problema; ya que esto se trata de autodeterminarse, no de determinarse a través de lo ajeno. No hace falta pedir permiso, la articulación del sujeto no trata de eso.

          Ahora bien, por lo que adelantas en este mensaje, ya te digo que partes de una suposición errónea: no niego la nación vasca, niego su abstracción e indeterminación interclasista. La nación vasca, o comunidad de los vascos, más bien, se autodetermina como construcción del común socialista (la comuna socialista vasca; me consta que las referencias que mencionas, dime si me equivoco, no planteaban el proceso de autodeterminación de clase como construcción del socialismo en Euskal Herria (liberación nacional) sino que subordinaban el propio proceso de emancipación de la clase trabajadora vasca al Estado español, planteamiento que niego rotundamente y con el que no coincido lo mas mínimo; no se trata de eso, se trata mas bien del deber historico del proletariado vasco en la construcción internacional del socialismo. Autodeterminarse si, pero en un todo social más amplio. O como mas de una vez he recalcado, construir la comuna socialista vasca desde la perspectiva de construcción internacional del socialismo). Pero yendo mas allá, si lo que quieres insinuar es que la construcción del socialismo es, entre otras cosas, la negación misma de las categorías burguesas, no en cuanto categorías mismas, sino que como expresión de la realidad y por hecho de haberla transformado, entre las que se encuentra la nación, entonces te diré que si, que niego la nación como producto historico de la burguesía, así en general, pero no verbalmente, sino que a través del movimiento real mismo. Ya sabes que la dialectica no concibe nada como eterno; nada es donde antes era; todo lo arrasa, todo lo destruye.

          Oin okerrarekin hasi garen arren, mingostasunik gabe, agur bero bat.

          • Lo que ocurre es que se parte de una falsificacion del nacionalismo identarista, que invirtio los terminos de nacion y comunidad cultural. Si en la revolucion burguesa en la Francia de finales del XVIII, la nacion se auto-constituye, como un proceso constitucional precisamente, teniendo que recurrir al demos. El nacionalismo identitario aleman, lo da por existente, y definido culturalmente (de ahi a la homogenizacion, y la germanizacion forzosa). Asi, para los identaristas en su trabucarie falsificatorio emplean conceptos tales como “comunidad cultural”, “pueblo”, o “nacion” haciendolos pasar como terminos similares, pero que no lo son de ninguna manera.

            Ni toda comunidad cultural se transforma en “pueblo”, ni todo “pueblo” se transforma en “nacion”… y el proceso inverso puede perfectamente haberse producido; es decir una “nacion” que incluya a “pueblos” distintos o comunidades culturales distintas. Lo que define a los pueblos o las comunidades politicas, no es la cultural—y esta es una de las trampas identaristas– hacer pasar la cultural como criterio o norma de realizacion politica; marcandose un zapatazo sobre las sociedades en las que pretende actuar.

            La nacion solo aparecera en cuanto que emerga una unidad politica, que organice a un pueblo especifico. Pero no solo eso, sino que la legitimacion es que la fuente de legalidad emane de la propia nacion, es decir, se establezca en la piramide de derecho el principio de la soberania nacional (cosa que no ocurre hasta que las revoluciones burguesas triunfen a partir del siglo XVIII); y a su vez creen “comunidades nacionales”, es decir, organicen a la sociedad en un conjunto sujeto a ese principio. Esto lo hizo la burguesia, que tuvo que hacerse socialmente universal, es decir hacerse “nacional”, para acceder y reformular el poder politico. No tan solo para garantizarse “mercados”, que ya lo habia conseguido previamente en su fase previa de ascenso economico; sino sobre todo para garantizarse un baluarte estatal que funcionara de puntal frente a otras burguesias (tambien “nacionales”). Es decir, es la propia competencia de capitales, la que acicala el caracter “nacional” de la burguesia: por una parte, creara y contara con fuerza de trabajo a quien extraer plusvalia; y por la otra, esas mismas capas proletarias le serviran de carne de maniobra para su compentencia internacional en las fases de guerra. La competencia les hace necesario su Estado, por supuesto su Estado -nacional, y cuando sea necesario proclamar la ‘union sagrada’ para que “los hijos de la nacion” vayan al campo de batalla.

            Antes que cualquier “nacion” estan las sociedades. Y antes que cualquier mitografia, estan las clases explotadas de todos los tiempos, los verdaderos oprimidos y siempre olvidados. La historia de los mios, son la de los esclavos –antes, durante y despues de que llegaran los legionarios romanos–; la de los siervos y collazos, la de los proletarios y hoy la de todos los desempleados, esta es la historia de mi EuskalHerria; que sé que ningun rimbonbante historiador “nacionalista” me la va a contar, porque sus palabrass serviran solo para seguir alimentando el mito de una ‘nacion’ ‘inmemorial’.

            ‘El ser social determina la conciencia’ decia el barbudo de Treveris … y no a la inversa.

        • kaixo mikel erro,
          aclaremos algunas cosas:
          yo no tengo la menor idea de quién es patata gorria-zurru, y desde luego no comparto su expresión de ”independentismo o socialismo, he ahí la cuestión”. Me parece una disyuntiva totalmente errónea. De modo que haces mal en razonar sobre tan endeble suposición no contrastada, según la cual estos dos interlocutores que tienes se conocen, comparten esa máxima, y la hacen el meollo de su cuestión, que sería un meollo de un grupo más amplio de gente, etc.. elije bien, por lo tanto, a quién de nosotros dos dices cada cosa, y ten cuidado a la hora de hacer esas asociaciones de colectivos, documentos, etc… de forma tan ligera.
          Cuando he hablado en plural me he referido exclusivamente a quienes defendemos la necesidad de romper con el interclasismo, y nada más. Por ejemplo, petriko barreno, a quien no me une nada más que el compartir algunos tesis políticas.

          Ya he explicado en otro comentario que el independentismo en si mismo es un concepto vacío, negativo, que debe ser saturado, o bien por un proyecto interclasista (estado vasco, sea este el objetivo o una simple primera fase) o bien por un proyecto obrero (comuna vasca). La cuestión es vital, y la diferenecia entre ambas posibilidades abismal. Desde luego, los fundamentos para la construcción de la comuna vasca no pueden ser democráticos, ni tampoco históricos. Una mayoría de españolistas en euskal herria no debe tener derecho de tumbar ese proyecto nacional de clase, ni tampoco un puñado de historiadores que creen haber encontrado el origen de lo vasco en un idioma, en un reino bajomedieval, o en un gen. Ninguna de esas razones me parece de fundamento. ¿Sabes por qué? Porque no son fuerzas reales del presente, y como tu bien decías en otro lugar citando a marx, la verdad se comprueba en la práctica. La construcción de la comuna vasca descansa exclusivamente sobre los hombros de la voluntad nacional de la clase obrera vasca, y la potencia cualitativa de obrar con la que actúe organizadamente ésta, independientemente de su número. He ahí la cuestión. Nosotros no somos españoles, y jamás lo seremos, y somos muchos. Por otra parte, considero importante la reeuskaldunización, la conversión del euskera en la lengua fundamental de Euskal Herria. Pero no comprendo, a su vez, la cruzada contra las otras lenguas nacionales que hoy se hablan en Euskal Herria, y mucho menos su identificación con los estados burgueses de España y Francia.

          Por cierto, al hilo de todo esto, permíteme una crítica constructiva: considero por vuestra parte un error hablar de la reconquista de navarra: en primer lugar porque la mayoría de la clase obrera vasca independentista se identifica con el concepto de Euskal Herria, no con el de navarra. En segundo lugar porque la historia de ese reino clasista no tiene nada que ver con un posible proyecto nacional vasco de clase obrera, y no reune las condiciones para ser considerado un antecedente para nada. Me sigo preguntando que os lleva, por lo tanto, a hablar de la reconquista de navarra.
          Por otro lado: estoy en general de acuerdo con la forma que tienes de caracterizar el proyecto político de la izquierda abertzale, pero he de decirte que bajo mi punto de vista ese proyecto no puede adoptar la forma de estado, ni mucho menos ser fruto de un proceso interclasista de tipo ”herritar batasuna”. En ese sentido, aunque se que vuestras intenciones son sinceras, creo que la viabilidad de tus presupuestos de clase en ese marco para conseguir los resultados que pretendes es irreal, más si cabe en un contexto de posible crisis recesiva permanente del Capital, o en el mejor de los casos, de constitución de un nuevo modelo de acumulación sobre la miseria creciente de la clase obrera vasca y sobre la pauperización absoluta de un gran sector de la misma. De modo que volvemos al problema del interclasismo que debe ser definido con rigurosa exactitud.

          Si quieres discutir conmigo, te diré que sigo pensando que no has comprendido (que no asimilado), lo que te estoy diciendo. Que no eres el más indicado para hablar de empacho de marxismo, también he de sugerírtelo, con todo el cariño del mundo.

          Tu salida de tono comparándome con esos reformistas españoles, que de empacho de marxismo no tienen nada, te la voy a pasar por alto, ya que confío en que podamos tener una buena y productiva relación política cuando comprendas que las tesis que se están poniendo sobre la mesa suponen un avance con respecto al concepto de unidad popular que manejáis, que es incapaz de desenbarazarse del interclasismo.

          Es precisamente el interclasismo lo que ha provocado, como un cáncer cuando se desarrolla, tanto las desviaciones de los setenta y ochenta, como las desviaciones actuales de la izquierda abertzale. Es el cáncer del interclasismo el que produce de forma natural el vaciamiento político, el reformismo, el espíritu democrático burgués, la claudicación y la asimilación continua de facciones enteras de la izquierda abertzale tanto en el españolismo formalista, como en el independentismo formalista y simbólico. Los problemas hay que verlos en toda su amplitud.

          Para terminar, me gustaría que expliques estas dos afirmaciones tuyas:
          ”muy en serio me lo tomo. Lo cual no impide que no me tome muy en serio muchos de los argumentos rimbombantes y fundamentalmente vacíos que estoy leyendo. Y que muchas veces me dejan estupefacto, y otras muchas me dan una impresión de “déjà vu, déjà entendu”. De repetir, a veces palabra por palabra, debates viejos de cincuenta años. Y que tuvieron las consecuencias que todos sabemos. O deberíamos saber. ”

          Si utilizas esta acusación en concreto para referirte a mis argumentos, te agradecería que dejes claro a cuáles te refieres, para que mediante el sencillo procedimiento de esclarecimiento de las posturas podamos ver si de verdad es así, si de verdad digo lo mismo que otros hace cincuenta años, otros que acabaron tan mal según nos dices. Porque a mi me parece que eso que afirmas es falso, y de lo contrario, tu argumento este queda, sin fundamentar, fundamentalmente riumbombante y vacío, valga la expresión. Perdona por la maldad, pero por el bien de la discusión no puedo permitir que se te cuele propaganda no razonada para discutir mis tesis. Si te refieres con ese párrafo a cosas que han dicho terceros, entonces no digo nada. Si realmente crees que lo que digo ya lo han dicho otros, entonces te pido que me informes sobre ello, sobre los errores que esos han cometido, para poder evitarlos.

          Dices también: ”Pues va a ser que no, Kolitza, que no es una cuestión de “cambio de paradigma que no habéis acabado de asimilar”, como nos dices, y me dices, sino de que lo he estudiado a fondo y no estoy de acuerdo con algunos de los planteamientos que hacéis.”

          Una vez más me hablas en plural, y no se muy bien de los planteamientos de cuánta gente me quieres hacer responsable. Pero la cuestión es, si te refieres a mis planteamientos, ¿cuál son, entonces, esos planteamientos erróneos? Creo que ya va siendo hora de dejar los rodeos y hablar claro: ¿Hay algo de lo que digo que no compartes? Ponlo en claro para que sea objeto posible de discusión, pero no me hagas responsable de lo que otros dicen, ni de lo que se ha dicho hace cincuenta años, ni de lo que se dice hoy. Yo bastante tengo con responder por mis planteamientos!

          Espero que podamos clarificar estos asuntos, ya que no conviene desvirtuar el debate revolucionario.

          Deeberías dejar claro lo que piensas sobre el interclasismo, sobre el estado vasco o la comuna vasca, y sobre esos asuntos fundamentales, y en qué consiste entonces la superioridad de tu posición.

          Ondo izan.

  10. Aupa Zurru:

    Afirmas: “…el imperialismo no opera precisamente con leyes Estatales, sino que bajo la única ley del capital….”

    Error de bulto a mi modo de entender. Esto se lleva oyendo durante los últimos 20 años cuando al parecer la globalización consistía en que los mercados se sustraían a la injerencia de los Estados, y los debilitaban. Este planteamiento establece una falsa dicotomía entre Estado y mercado. El mercado no puede existir sin el Estado, que es central en el establecimiento de los derechos de propiedad y en garantizarlos a través de los sistemas legales, las cortes y jueces. Es inimaginable una expansión del capitalismo sin que al mismo tiempo los Estados sean centrales para la misma. Los tratados internacionales de libre comercio por ejemplo, los que sean, no son firmados por corporaciones trasnacionales, sino por Estados. Es necesario entender también lo que los Estados hacen en términos de su dependencia –como Estados capitalistas– de la acumulación de capital.

    Otra cosa diferente es que la fuerza imperial tiene responsabilidad en sostener la ley y el orden, en la reproducción de las estructuras de clase, en el sostenimiento de la economía, más allá de las fronteras. Y en ese sentido el imperio norteamericano lo es en el sentido de que tiene responsabilidades no solo en la reproducción de su propio orden social, sino del capitalismo de forma más general.

    Tenemos el concepto de imperialismo para dar cuenta de las intervenciones militares pero no tenemos un concepto para dar cuenta del rol cotidiano que juegan las instituciones del Estado norteamericano por ejemplo en la integración de los Estados soberanos para asegurar la operación del capitalismo global. El Estado norteamericano no puede sencillamente dar órdenes a los demás Estados. Debe convencer también, negociar, tanto con los otros grandes Estados como con los pequeños. No siempre están de acuerdo, tienen muchas veces diferentes orientaciones de política, dependen de la relación con distintas clases o fracciones de clase.

    Creo que lo más importante para la independencia vasca es entender que los conflictos significativos no son los que se producen entre los Estados, sino DENTRO de los Estados. La razón central de la fortaleza del capitalismo, incluso frente a la crisis actual, que es la persistente debilidad de la clase trabajadora y esto enlaza con algo que afirmas, que es cierto y de sobra sabido: “Así, poseer de antemano un Estado propio no significa tener libertad para construir el socialimo.” Pero si un estado nacional sirve como soporte para otro sistema social debería ser apoyado y preservado en cuanto supone una ruptura con el globalismo capitalista ya que, repito, el capitalismo necesita un preciso marco jurídico institucional para desarrollarse, que proteja estrictamente sus derechos de propiedad y es este terreno de juego el que puede volverse en su contra en tanto en cuanto el poder del Estado caiga en manos inadecuadas.

    Hay un último punto que siempre se obvia como es el de los desequilibrios militares…pero esto ya es otra historia.

  11. Iepa Comunista abertzale:

    En realidad con esa frase quería referirme, más bien, a las leyes generales del Estado, tales como la inviolabilidad de su soberanía o el derecho libre del mismo a determinarse: ambas violadas indiscutiblemente por el imperialismo.

    En cualquier caso, entrando en el tema que propones, y a pesar de que a grandes rasgos estoy de acuerdo, quisiera matizar. Recordando aquella famosa carta de Engels negando el determinismo económico, y trayéndola al tema que nos corresponde, la leyes de los Estados, o la propia superestructura, es, en ultima instancia, determinada por el modo de producción o la estructura económica. Eso no quiere decir, evidentemente, que no haya infinitos procesos dialécticos que influyan en la determinación de tal superestructura. Pero, en cualquier caso, sin caer en el simplismo ni en el determinismo no dialéctico, la dirección de relación histórica entre Estado y capital sería precisamente la que determina al capital como constructor del Estado, y no al revés. Esto es, la superestructura capitalista, el Estado capitalista, es creado a partir del modo de producción capitalista y a medida del mismo.

    En el momento en que la división del trabajo y el intercambio derivado de la misma alcanzan escala mundial, la función que ocupa el Estado ha de variar necesariamente. Por supuesto que el capital necesita del Estado como herramienta política de dominación de clase y administración del mismo. Pero tal Estado no determina tanto al capital como este al Estado. Así, los derechos de propiedad y los sistemas legales que mencionas no se construyen en contra del capital, sino que bajo sus propios intereses. La cuestión aquí consiste en si el capital es personificado y por ello con interés positivo no contradictorio, o, en cambio, si la propia clase dominante poseedora de capital es heterogénea, se halla en pugna interna. Ocurre que diferentes sectores de la burguesía poseen intereses contradictorios, compiten entre los mismos. Un Estado capitalista puede, sin duda, legislar y actuar en contra de ciertas fracciones de la burguesía, sin en ningún caso actuar en contra del capital entendido como relación social. De ahí saco la conclusión de que el capital actúa e impera sobre los Estados, a pesar de que requiera de los mismos para ejercer su dominación.

    En Euskal Herria, parto de la misma condición. Ahora que se ha puesto de moda el Estado digno (intervencionista, supongo), es preciso demostrar como falsos sus fundamentos: que el Estado no puede gobernar sobre el desarrollo alcanzado del capital ni en contra del mismo. En la producción capitalista nada escapa a la ley del valor inherente a la propia producción mercantil. Y a pesar de las leyes, las formas jurídicas, etc. cabe recordar, una vez más, que estas no son más que la expresión del propio modo de producción. Que no se puede legislar en contra de la realidad, y que en caso de hacerlo, en ultima instancia, acaba imperando lo real (lo real marxista, lo que produce). Así, cuando afirmas que los conflictos significativos se producen dentro de los Estados, estoy de acuerdo, siempre y cuando entendamos que lo externo se expresa internamente; también en el caso que nos corresponde.

    No he podido desarrollar más, ya que carezco de tiempo para abordar este debate. Por ello, dadas unas pocas pinceladas y sin más dilación, que ya he dedicado el suficiente tiempo a este debate, me despido. Ondo izan eta beste bat arte! :)

  12. El imperialismo es una cosa, y el así llamado ”imperio yanki” otra. No deberían confundirse ambos conceptos, ya que el primero es analítico, y el segundo como mucho periodístico, y como periodístico, baluarte del periodismo más ñoño, del izquierdismo de indignación moral que suele fomentar la pequeña burguesía frente a tanta guerra y exceso que no alcanza a comprender. El imperialismo, por su parte, es uno, y su centro gravitacional no es un estado, sino el capital monopolista, que es transnacional. El monopolio de la energia, por eemplo, puede estar compuesto por un puñado de empresas que esconden a accionistas chinos, tusos, yankis, europeos, etc… en la misma mesa y con los mismos intereses. De este modo, el mercado mundial se organiza en torno al esquema centro periferia, independientemente de si el centro es un estado, varios estados coaligados, varios estados que fingen llevarse mal entre sí, o varios estados que realmente se llevan mal entre sí porque representan a diferentes sectores del centro imperialista. Bajo mi punto de vista, nuestro caso es el tercero, y solo en parte el cuarto. Pero desde luego los agentes del imperialismo no son los estados, sino el capital monopolista.

    Los estados ni pinchan ni cortan en ese asunto simplemente representan en algún caso la ficción legalista de la firma de los tratados, que son impuestos por las asociaciones monopólicas y negociados fuera de la ley. En la mayoría de los casos, el imperialismo actúa dentro de las leyes económicas, con la violencia muda de la fuerza de los centros imperialistas mecanizados y de la ferrea ley del valor mudializada; de modo que no necesita ni siquiera tratados o formas políticas. Eso es de hecho el imperialismo: no tanto guerras o tratados, sino la extracción permanente de plusvalor de la periferia al centro, organizada ”económicamente”, a partir de la fusión entre el capital financiero y el industrial. Otra cosa es que dentro del imperialismo existan conflictos entre fuerzas interimperialistas, que no necesariamente entre estados imperiales. El banco de china puede tener participación en la industria armamentística estadounidense, etc… de modo que el pensamiento unilateral que atribuye el imperialismo a una nación, o a un estado, o que atribuye algún tipo de papel al estado dentro del concepto analítico del imperialismo, está completamente fuera de onda, o no ha entendido el concepto, y mezcla imperialismo con el concepto periodístico anteriormente descrito. Algo parecido decía plejanov, en una concepción rayana al racismo, provocando las burlas de muchos, entre ellos de lenin (así se pronunciaba al respecto: ”…cierto indecoroso escritor que se considera fundador del marxismo ruso y que supone que el imperialismo es un defecto propio de uno de los pueblos…” Lenin, El imperialismo, fase superior del capitalismo…etc)

    De modo que zurru, como petriko en una discusión anterior, tiene razón cuando dice que el imperialismo no opera con leyes estatales, sino bajo la ley del capital. El imperialismo es simplemente la ley del capital una vez la dinámica de acumulación alcanza un grado determinado, y desde luego que hace ya tiempo que ese grado se alcanzó. El derecho de los estados, incluso el derecho internacional, todo el ius publicum, lo único que hace es ceñirse a rajatabla a la ley marcada por las necesidades de valorización del capital en todas las escalas geográficas, por sus necesidades de expansión de mercados, de aumento de la tasa de explotación de la periferia, etc. Los estados ni pinchan ni cortan, no pueden mover, en cuanto estados, ni un solo dedo ante semejante juggernaut. Tampoco corea del norte, quien depende totalmente de los flujos de comercio que aun logra mantener con parte de los centros imperiales mundiales. Sólo una forma organizativa no estatal, no basada por lo tanto en la ley del valor (vease la tesis de rubin) ni por lo tanto bajo la forma del derecho (vease la tesis de pshukanis) puede escapar a la ferrea ley histórica del capital, que se impone fuera de la ley, y sobre la ley estatal.
    Es decir, sólo la revolución socialista internacional, bajo la forma de comuna o mejor dicho federación de comunas, puede escapar, bajo la doble forma de destrucción del estado (derecho) y la ley del valor (propiedad privada) a la ferrea ley del imperialismo.
    Todo lo demás es marear la perdiz interclasista, ya sea en su vertiente estatalista, o en su vertiente cooperativista imperialista,etc…

    Por otro lado, desde luego que el ‘independentismo’ como paradigma político general no es el portador exclusivo del concepto de independencia de Euskal Herria, y en esto también coincido con zurru. Además, precisamente porque no es nuevo, es que ha demostrado su fracaso. La frase ‘independentzia eta sozialismoa’ encierra la trampa del interclasismo y de la política de fases, no porque haya que rechazar la independencia, sino porque un concepto que forma parte entre muchos otros del programa político de la clase obrera vasca, se convierte de pronto en un concepto general, a la altura del concepto ‘socialismo’, y precediéndolo. No casualmente primero independentzia, luego sozialismoa, evocando que primero nos juntamos todos los vascos, hijoputas incluidos, para hacer no se sabe qué, y luego ya nos pegamos entre nosotros. Es decir, primero vamos de la mano de la burguesía, sea la pequeña o la gran burguesía, a construir un nuevo poder estatal, un nuevo poder del enemigo, y después si eso ya, nuestros nietos….
    Es imposibe defender la construcción de un estado vasco y a la vez la autonomía política de clase.
    Debemos avanzar clarificando conceptos, y no dar vueltas continuamente a las trampas de siempre. A los que estamos por un concepto distinto de independencia, de construcción directa del poder obrero vasco, y no del poder vasco de la pequeña burguesía, se nos viene acusando de españolistas. Esto sólo puede ser falso o estúpido. Quienes consideráis que los que apostamos por la construcción directa de un poder obrero vasco en el marco del internacionalismo proletario, frente a la burguesía española y vasca, somos españolistas, miraos al espejo, y elegid una de estas dos opciones: A-Mentís a sabiendas. B-No habéis acabado de asimilar el cambio de paradigma que planteamos, que es nuevo en Euskal Herria, porque jamás hemos consguido pensar la construcción de nuestro país fuera del marco del interclasismo.

    • Chapeau, Kolitza!….completamente de acuerdo.

      “Lo de españolistas” es ya cosa de traca, que hasta para difamar hay que renovarse y no repeterse con lo mismo. Alla a principios de los 70, cuando era un crio, me ha tocado ver como algunos “abertzalisimos del recopon”, en alguna mani, cuando alguien sacaba una bandera roja (que si hubiera sido negra … antzeko parecido), gritar aquello de: “ikurriña bai, gorria ez” … Deduccion logica, en EuskalHerria no debia de funcionar la lucha de clases, por lo tanto, la bandera del proletariado no tendria derecho a ser expuesta en las movilizaciones populares en EH (sic), segun algunos..

      El tema es que el nacionalismo vasco, se fundo sobre una argumentacion y tesitura muy reaccionarios, situandose muy a la derecha desde siempre. Y tras la segunda guerra mundial, era declaradamente ‘anticomunista’… tanto es asi que esta influencia se traslado en los primeros años de existencia de ETA, que seguia siendo declaradamente anticomunista en algunos cuantos de sus textos..

      Es a partir de la insercion de militantes provenientes de la clase obrera, cuando comienza a virar el panorama ideologico de ETA, dejando de lado ese “anticomunismo”; las corrientes ‘etnicistas’, culturalistas (y hasta anti…) fueron siendo desplazadas. En el caso concreto de esa organizacion, se quedaran fuera, nucleadas alredor de la revista Branka, posteriormente Aintzina y finalmente en ESB… Es decir, estaban fuera… el recorrido ideologico de ETA (con todas sus escisiones evoluciono del nacionalismo revolucionario hacia la socialismo abertzale) ya no se situaba ni en el etnicismo ni cosa que se le parezca: el PTV era defnido no culturalmente, sino como suma de todos aquellos que vendian su fuerza de trabajo en EH…. El que en los ultimos años reaparezca aquel añejo y caduco discurso (por no decir rancio), con sus mismos memes y tics mentales, expresaria que es precisamente desde esa derecha de donde proviene una maniobra de copacion del campo “abertzale de izquierda”, lo que ha significado un autentico retroceso y un manifiesto desastre.

      Por lo tanto, siempre que la clase obrera en este pais saca un poco la cabeza, actua por si misma, y reflexiona por su cuenta. Tendremos a santones dedicados a sus sagrados oraculos de la concilacion de clases y de obligada sumision de los obreros a “su causa” manipular. Denostados entonces como “españolistak”, o “como ‘gitanos” o cualquier cosa (¡expulsados del paraiso abertzale!)… no pasa nada, perfecto, vamos bien, ladran, luego cabalgamos…. ¡para un viaje largo, hay que desprenderse de tan bartulo!.

      ondo izan.

    • “Sólo una forma organizativa no estatal, no basada por lo tanto en la ley del valor (vease la tesis de rubin) ni por lo tanto bajo la forma del derecho (vease la tesis de pshukanis) puede escapar a la ferrea ley histórica del capital, que se impone fuera de la ley, y sobre la ley estatal.
      Es decir, sólo la revolución socialista internacional, bajo la forma de comuna o mejor dicho federación de comunas, puede escapar, bajo la doble forma de destrucción del estado (derecho) y la ley del valor (propiedad privada) a la ferrea ley del imperialismo.”

      Esto es una desviacion revisionista anarkoide. La lucha entre el mundo capitalista y el mundo socialista, la necesidad de la dictadura del proletariado, el Estado socialista, y la necesidad de la economia centralizada y planificada son obviados de manera infantil. No compro.

      • “Como es lógico, la Comuna de París había de servir de modelo a todos los grandes centros industriales de Francia. Una vez establecido en París y en los centros secundarios el régime comunal, el antiguo Gobierno centralizado tendría que dejar paso también en las provincias a la autoadministración de los productores. En el breve esbozo de organización nacional que la Comuna no tuvo tiempo de desarrollar, se dice claramente que la Comuna habría de ser la forma política que revistiese hasta la aldea más pequeña del país y que en los distritos rurales el ejercito permanente habría de ser reemplazado por una milicia popular, con un período de servicio extraordinariamente corto. Las comunas rurales de cada distrito administrarían sus asuntos colectivos por medio de una asamblea de delegados en la capital del distrito correspondiente y estas asambleas, a su vez, enviarían diputados a la Asamblea Nacional de Delegados de París, entendiéndose que todos los delegados serían revocables en todo momento y se hallarían obligados por el mandat impératif (instrucciones formales) de sus electores. Las pocas, pero importantes funciones que aún quedarían para un gobierno central, no se suprimirían, como se ha dicho, falseando intencionadamente la verdad, sino que serían desempeñadas por agentes comunales que, gracias a esta condición, serían estrictamente responsables. No se trataba de destruir la unidad de la nación, sino por el contrario, de organizarla mediante un régimen comunal, convirtiéndola en una realidad al destruir el Poder del Estado, que pretendía ser la encarnación de aquella unidad, independiente y situado por encima de la nación misma, de la cual no era más que una excrecencia parasitaria. Mientras que los órganos puramente represivos del viejo Poder estatal habían de ser amputados, sus funciones legitimas serían arrancadas a una autoridad que usurpaba una posición preeminente sobre la sociedad misma, para restituirlas a los servidores responsables de esta sociedad. En vez de decidir una vez cada tres o seis años qué miembros de la clase dominante habían de “representar” al pueblo en el parlamento, el sufragio universal habría de servir al pueblo organizado en comunas, como el sufragio individual sirve a los patronos que buscan obreros y administradores para sus negocios. Y es bien sabido que lo mismo las compañias que los particulares, cuando se trata de negocios saben generalmente colocar a cada hombre en el puesto que le corresponde y, si alguna vez se equivocan, reparan su error con presteza. Por otra parte, nada podía ser más ajeno al espiritu de la Comuna que sustituir el sufragio universal por una investidura jerárquica.

        (,,,)

        “La variedad de interpretaciones a que ha sido sometida la Comuna y la variedad de intereses que la han interpretado a su favor, demuestran que era una forma política perfectamente flexible, a diferencia de las formas anteriores de gobierno que habían sido todas fundamentalmente represivas. He aquí su verdadero secreto: la Comuna era, esencialmente, un gobierno de la clase obrera, fruto de la lucha de la clase productora contra la clase apropiadora, la forma política al fin descubierta que permitía realizar la emancipación económica del trabajo.

        “Sin esta última condición, el régimen comunal habría sido una imposibilidad y una impostura. La dominación política de los productores es incompatible con la perpetuación de su esclavitud social.. Por tanto, la Comuna había de servir de palanca para extirpar los cimientos económicos sobre los que descansa la existencia de las clases y, por consiguiente, la dominación de clase. Emancipado el trabajo, cada hombre. ”

        (…)

        “…,apenas en algún sitio los obreros toman resueltamente la cosa en sus manos, vuelve a resonar de pronto toda la fraseología apologética de los portavoces de la sociedad actual, con sus dos polos de capital y esclavitud asalariada (hoy, el propietario de tierras no es más que el socio sumiso del capitalista), como si la sociedad capitalista se hallase todavía en su estado más puro de inocencia virginal, con sus antagonismos todavía en germen, con sus engaños todavía encubiertos, con sus prostituidas realidades todavía sin desnudar. ¡La Comuna, exclaman, pretende abolir la propiedad, base de toda civilización! Sí, caballeros, la Comuna pretendía abolir esa propiedad de clase que convierte el trabajo de muchos en la riqueza de unos pocos. La Comuna aspiraba a la expropiación de los expropiadores.(…)”

        K. Marx. La guerra civil en Francia. (1871)
        https://www.marxists.org/espanol/m-e/1870s/gcfran/guer.htm

      • No has entendido, ni lo que yo digo, ni lo que dice el marxismo. La dictadura del proletariado tiene forma de comuna socialista, y no forma estatal. No lo digo yo, lo dice Lenin parafraseando a marx. A partir de ahí podemos discutir, si no das esto por bueno, tu no eres marxista, no compartes método con quienes lo somso, y por lo tanto, no tiene sentido discutir estos asuntos contigo. La comunasocialista es la forma política transitoria para ejercer la dictadura del proletariado, así lo dicen, por ejemplo, marx y engels. La economía planificada a escalal nacional se denomina comuna desde la comuna de parís, que desgraciadamente no pudo dar forma nacional a su estructura porque fue aplastada.
        Denominar de manera infantil a los principios políticos generales del marxismo ”desviación anarkoide” te deja en evidencia. Te recomiendo otra estrategia.
        Para acabar, te recomiendo que leas tanto la obra de rubin como la de Pashukanis, quienes para tu información no tienen nada de anarkoides. Fueron dos eminentes revolucionarios rusos, el segundo miembro del ala boltxevike de la revolución soviética.
        Ondo izan.

        • “Ya dejamos dicho que el primer paso de la revolución obrera será la exaltación del proletariado al Poder, la conquista de la democracia.
          El proletariado se valdrá del Poder para ir despojando paulatinamente a la burguesía de todo el capital, de todos los instrumentos de la producción, centralizándolos en manos del Estado, es decir, del proletariado organizado como clase gobernante, y procurando fomentar por todos los medios y
          con la mayor rapidez posible las energías productivas.”

          Manifiesto comunista – Marx y Engels

          “Entre la sociedad capitalista
          y la sociedad comunista media el período de la transformación
          revolucionaria de la primera en la segunda. A este período corresponde también un período político
          de transición, cuyo Estado no puede ser otro que la
          dictadura revolucionaria del proletariado.”

          Crítica al programa de Gotha – Marx


          (…)
          Si el poder político es económicamente impotente, ¿por qué entonces luchamos por la dictadura política del proletariado? ¡La violencia (es decir, el poder del Estado) es también una potencia económica!”

          Carta a Konrad S chmitd – Engels

          “El proletariado toma en sus manos el Poder del Estado
          y comienza por convertir los medios de producción en propiedad del Estado. Pero con este mismo acto se destruye a sí mismo como proletariado y destruye toda la diferencia y todo antagonismo de clases, y, con ello mismo, el Estado como tal.
          (…)
          Cuando el Estado se convierta finalmente en representante efectivo de toda la sociedad, será por sí mismo superfluo.
          (…)
          El gobierno sobre las personas es sustituido por la administración de
          las cosas y por la dirección de los procesos de producción. El
          Estado no será ‘abolido’; se extingue.(…)”
          Anti-Dürhing – Engels

          “Bajo la dictadura del proletariado, deberá reeducarse a millones de campesinos y pequeños propietarios, cientos de miles de empleados, funcionarios e intelectuales burgueses, poniendo a todos bajo el Estado proletario y la dirección proletaria; habrá que vencer en ellos los usos burgueses y las costumbres burguesas.”

          Obras escogidas – Lenin

          “El proletariado necesita el Poder del Estado, organización centralizada de la fuerza, organización de la violencia, tanto para aplastar la resistencia de los explotadores como para
          dirigira la enorme masa de la población, a los campesinos, a la pequeña burguesía, a los semiproletarios, en la obra de “poner en marcha” la economía socialista.
          (…)
          No cabe hablar de la abolición repentina de la burocracia, en todas partes y hasta sus últimas raíces. Esto es una utopía. Pero el destruir de golpe la antigua máquina burocrática y comenzar a construir inmediatamente otra nueva, que permita ir reduciendo gradualmente a la nada toda burocracia, no es una utopía;es la experiencia de la Comuna, es la tarea directa, inmediata, del proletariado revolucionario.”

          El Estado y la revolución – Lenin

          “De aquí la conclusión indiscutible de que el socialismo no puede triunfar simultáneamente en todos los países. Triunfará en uno o en varios países, mientras los demás seguirán siendo, durante
          algún tiempo, países burgueses o preburgueses. Esto no sólo habrá de provocar rozamientos, sino incluso la tendencia directa de la burguesía de los demás países a aplastar al proletariado triunfante del Estado socialista. En tales casos, la guerra sería, de nuestra parte, una guerra legítima y justa. Sería una guerra por el socialismo, por liberar de la burguesía a los otros pueblos.”

          El programa militar de la revolución proletaria – Lenin

          “Es inconcebible pensar que la República Soviética pueda existir durante mucho tiempo al lado de los Estados imperialistas. En último término tendrá que triunfar una de las dos partes. Y mientras ese desenlace no se produzca serán inevitables una serie de choques terribles entre la República Soviética y los Estados burgueses.”

          Informe en el VIIIº Congreso del Partido Comunista (bolchevique) de toda Rusia

          “Estas preguntas revelan, no sólo que se da menos importancia de la debida al hecho del cerco capitalista; revelan también que se desconoce el papel y la importancia de los Estados burgueses y de
          sus órganos, que envían a nuestro país espías, asesinos y saboteadores y que aguardan la ocasión para atacarlo militarmente; asimismo, revelan que se menosprecia el papel y la importancia de nuestro Estado socialista y de sus órganos militares, de sanción y de contraespionaje, necesarios para defender el país del socialismo contra un ataque del exterior.(…)”

          Informe ante el XVIII Congreso del Partido sobre el trabajo del CC del PCUS(b) – Stalin


          Como veis, tenemos ahora un Estado completamente nuevo, socialista, sin precedentes en la historia, y que se distingue considerablemente, por su forma y sus funciones, del Estado socialista de la primera fase.
          Pero el desarrollo no puede detenerse aquí. Seguimos avanzando, hacia el comunismo. ¿Se mantendrá en nuestro país el Estado también durante el período del comunismo?
          Sí, se mantendrá, si no se liquida el cerco capitalista, si no se suprime el peligro de un ataque armado del exterior. Claro está que, en este caso, las formas de nuestro Estado volverán a modificarse, con arreglo al cambio de la situación interior y exterior.
          No, no se mantendrá y se extinguirá, si el cerco capitalista se liquida, si lo sustituye un cerco socialista.”

          Informe ante el XVIII Congreso del Partido sobre el trabajo del CC del PCUS(b) – Stalin

          FAR-SAN-TES. MEN-TI-RO-SOS.

          No solo soy marxista, sino que también soy leninista, pues el leninismo es el marxismo de la epoca de la fase superior de capitalismo, el imperialismo. Cosa que tu no puedes decir.

          No pienso perder el tiempo con mascachapas, me vale con saber que son en quienes te basas para llegar a esas conclusiones revisionistas. Yo también podría recomendarte muchas lecturas, aunque supongo que te creerás estar por encima (aunque no les llegues ni a la suela del zapato.)

          Vuestras mentiras anarkoides son muy viejas aunque intenteis presentarlas como nuevas. Estos son los “antidogmaticos” que apoyaron la invasion y matanzas de la USA en Corea:

          “«Todo el «sistema autogestionario», tanto en la forma como en las denominaciones de la estructura y superestructura, debía ser presentado como «marxista». Pero en la realidad estaba en completa oposición a Marx y a la teoría y la práctica del leninismo. El primer golpe se dirigió contra el poder de democracia popular, que era una forma de dictadura del proletariado y que en Yugoslavia jamás fue calificado como tal. (…)
          Este poder debía ser reemplazado por los «consejos obreros», ya que, según ellos, el primero era estatista-burocrático, que engendra a la «burocracia y a la capa de la nueva
          burguesía», mientras que los «consejos obreros» constituían un poder más próximo a la teoría de
          Marx. A través de ellos son
          pretendidamente «los mismos obreros quienes dirigen y gobiernan directamente» sin la mediación del Estado que, según la lógica de la dirección yugoslava, debe
          resultar que no es algo suyo.
          (…)
          Por consiguiente, el «sistema de autogestión» descentralizó,
          liberalizó y minó el poder de dictadura del proletariado. El Estado era de los «proletarios» y pasó a ser de los «obreros», había «surgido de la lucha, de la base», mientras que el «nuevo sistema», que supuestamente era exigido por el desarrollo «dialéctico»,
          fue establecido desde arriba por Tito y Kardelj. El papel dirigente del partido en este sistema debía ser liquidado y en efecto se desvaneció.”

          Informe sobre la actividad del CC del PTA – Hoxha


          La dirección centralizada de la economía es una necesidad objetiva engendrada por el ascenso de la gran producción industrial. Esta forma de dirección es con mayor razón una necesidad objetiva en la
          economía socialista, que se basa en la propiedad común sobre los medios de producción y donde actúa la ley objetiva del desarrollo proporcional y planificado de la economía. El centralismo democrático ha resistido la prueba de la práctica. El nivel de desarrollo económico alcanzado en la Unión Soviética y las Democracias Populares es resultado de la dirección planificada de la economía por partedel Estado. Si la dirección centralizada de la economía no se combina con la democracia, engendra deformaciones burocráticas y reprime la iniciativa local. Pero de ello no puede deducirse la conclusión que saca Kardelj de que debe renunciarse al papel dirigente del Estado socialista en la
          economía nacional. La descentralización que preconizan los dirigentes yugoslavos niega el papel dirigente del partido y de la dictadura del proletariado encierra en sí misma el peligro de la espontaneidad y de la anarquía de mercado, socava la planificación de la economía y acentúa la diferenciación entre las clases.”

          Sobre la situación internacional y las tareas del Partido – Hoxha

          Aprended de los revolucionarios de verdad:

          “La presencia del Estado, además, demuestra la existencia de contradicciones antagónicas y la necesidad absoluta de que
          como una piedra de toque en esta etapa debe resolver las contradicciones antagónicas y no antagónicas correctamente y evitar que estas se vuelvan antagónicas. Marx y Lenin han llamado al Estado como el producto y manifestación del carácter irreconciliable de las contradicciones de clase”

          Sobre algunas cuestiones fundamentales sobre la política revolucionaria del Partido del Trabajo de
          Albania acerca del desarrollo de la lucha de clases – Nexhmije Hoxha

          • Aupa jokin,
            Llama la atención que no seas capaz más que de suceder una serie de citas inconexas, que en general todos conocemos y no vienen a cuento, para poner dos o tres descalificaciones de cosecha propia entre ellas. Si lo que pretendes demostrar es que soy anarquista, tendrás que ensayar mejor las reglas de la exposición, porque a pesar de tu esfuerzo juntando citas no has demostrado nada. Bueno, en realidad si que has demostrado algo: que no has entendido ni una palabra de lo que digo.
            Realmente soy yo quien no va a perder el tiempo contigo. El calificativo de mascachapas te lo puedes quedar para tí, lo has demostrado ahora mismo.
            Y que te quede bien claro, estoy tan lejos del anarquismo como tu del marxismo. Así los dos contentos. Tu pensarás que yo soy anarquista y tu marxista. Pero yo se que manejo el método marxista (es un instrumento teórico para la lucha de clases, no una categoría existencial) y que tu no lo comprendes en absoluto.
            Que te vaya bien con tu rollo.

            • He demostrado que lo que dices es falso y que estar en contra del ESTADO socialista es anticomunista. Nada más que añadir.

      • ¿Exactamente que quiere decir eso de la dictadura del proletariado?. Asi lo explicaba F. Engels:

        “Últimamente, las palabras “dictadura del proletariado” han vuelto a sumir en santo horror al filisteo socialdemócrata. Pues bien, caballeros, ¿queréis saber qué faz presenta esta dictadura? Mirad a la Comuna de París: ¡he ahí la dictadura del proletariado!”

        F. Engels. Introduccion a La guerra civil en Francia. (1891)
        http://www.omegalfa.es/downloadfile.php?file=libros/la-guerra-civil-en-francia.pdf

        ¿Cual era el caracter internacional de la Comuna?

        La Comuna de Paris se proclamo el 18 de marzo de 1871, entre otras medidas adoptadas, el 30 de marzo se confirmaron en sus cargos a los extranjeros elegidos para la Comuna, puesto que: “¡La bandera de la Comuna, es la bandera de la Republica Mundial!” como asi lo exclamaron. Escribiria Marx en La guerra civil en Francia:

        “La Comuna era, pues, la verdadera representación de todos los elementos sanos de la sociedad francesa, y por consiguiente, el auténtico gobierno nacional Pero, al mismo tiempo, como gobierno obrero y como campeón intrépido de la emancipación del trabajo, era un gobierno internacional en el pleno sentido de la palabra. A los ojos del ejército prusiano, que había anexado a Alemania dos provincias francesas, la Comuna anexaba a Francia los obreros del mundo entero.”

        (…)

        “…La Comuna concedió a todos los extranjeros el honor de morir por una causa inmortal. Entre la guerra exterior, perdida por su traición, y la guerra civil, fomentada pot su conspiración con el invasor extranjero, la burguesía encontraba tiempo para dar pruebas de patriotismo, organizando batidas policíacas contra los alemanes residentes en Francia. La Comuna nombró a un obrero alemán su ministro del Trabajo. (…). La Comuna honró a los heroicos hijos de Polonia, colocándolos a la cabeza de los defensores de París. Y, para marcar nítidamente la nueva era histórica que conscientemente inauguraba, la Comuna, ante los ojos de los vencedores prusianos, de una parte, y del ejército bonapartista mandado por generales bonapartistas de otra, echó abajo aquel símbolo gigantesco de la gloria guerrera que era la Columna de Vendôme.”

        Y, ¿que es lo que decia la Comuna de Paris respecto al federalismo?

        “París no quiere nada más a título de garantías locales, a condición, bien entendido, de encontrar en la gran administración central, delegación de las comunas federadas, la realización y la práctica de los mismos principios.”

        (…)
        “La unidad, tal y como nos ha sido impuesta hasta el día de hoy por el Imperio, la monarquía y el parlamentarismo, no es más que la centralización despótica, falta de inteligencia, arbitraria y onerosa.”

        “La unidad política, tal como la quiere París, es la asociación voluntaria de todas las iniciativas locales, el concurso espontáneo y libre de todas las energías individuales hacia un objetivo común, el bienestar y la seguridad de todos.”

        Declaracion al pueblo frances. 19 de abril de 1871. La Comuna de Paris.
        http://grupgerminal.org/?q=book/export/html/970

        ——————————–

  13. Hasteko, gogoratu nahi ditut aurreko iruzkin batzuk, ene kritika ahalik eta gehien zehazteko. Zeren eta hasieran, oso begi onez ikusi bainituen militante berriek (ez nekien gazteak ala zaharrak ote ziren, eta egia erran, bortz axola zidan orduan eta orain ere futitzen naiz horretaz…) egiten zituzten ekarpen baliosak.

    Otsailaren 17an argitaratu zen idazkiaz, “Hausnarketa batzuk”, hauxe irunkindu nuen, Eneko Arranomendirekin “euskal burgesia nazionalaz” (sic!) gogor eztabaidatu ondoren:

    “Eztabaida ezinago interesgarri honetan ez naiz identifikatzen ez batzuekin, ez bertzeekin. Uste dut badela sintesi bat bi aldeetako kezka nagusiei erantzun egokia ematen diena, eta aldi berean, bi joeretan nabaritzen ditudan mugak eta akatsak gainditzen dituena.

    Kontua ez da 60. hamarkadan euskal abertzale sozialista iraultzaileek diseinatutako estrategia mimetikoki eta bertzerik gabe errepikatera mugatzea. Bertzeak bertze, 50 urte joan direlakotz ordudanik, eta teoria iraultzailea egoera zehatzaren azterketa zehatza baita, zerbait izatekotan. Euskal formazio-ekonomiko sozialak aldaketa handiak bizi izan ditu azken bortz hamarkadetan.

    Kontua ez da, ezta ere, “Mugimendu Zaharra” (sic!!!!) bainontziko isurbidetik botatzea, eta berarekin batera Euskal Iraultza Sozialistaren haurra ere… Mundua ez da jaio eta abiatu norbera sortu zelarik, baina belaunaldi gazteei hori atendu egiten zaie maiz. Guri ere, prefosta, orain zahar garenoi ere geure garaian ahantzi egin zitzaigun bezala… Bizilegea omen da…

    “Mugimendu Zaharra” aipatzen denean, kontuan hartu behar da 1848koak direla Marx eta Engelsen borroka (armatu) iraultzaileak, 1871koa dela Parisko Commune (batzuk Komuna idazten dute, bainan euskaldunondako -Euskaraz bizi eta Euskaraz pentsatzen dugunondako, ez Espainolez bizi, Espainolez pentsatu, Espainolez idatzi, eta ondoren, eta ondoren bakarrik, hori guztia Euskararat hala edo nola itzultzen dutenak…- komuna bertze zerbait da…), 1917 Iraultza Sobietarra, 1949 Txinako Iraultza, 1959 Kubakoa eta abar…

    Hemen kontua “Mugimendu Zaharra” (sic!) izatea al da? Eta erantzuna, “Mugimendu Berria”(sic!) antolatzea dea? Zer da hau “gazte boterea” bezalako kontzeptu estranbotikoa? Klase azterketa ez al da teoria iraultzailearen muina?

    Kontua, ene ustez, hauxe da: metodo materialista dialektikoarekin, hau da, Marxek eta Engelsek hain ongi sortu eta garatu zuten teoria komunista iraultzaile eta zientifikoaren bidez Euskal Herriko klase sozialen egoera aztertzea sakonki, Nafarroa Osoko formazio ekonomiko-sozialaren analisi materialista, kritiko, zientifiko eta iraultzailea egitea, eta ondoren, estrategia iraultzaile berria eraikitzea. Edo horretan saiatzea, behintzat.

    Ene ustez, aurreko fasearen zutabe nagusiak mantendu behar dira, bainan jatorrizkoak, hasierakoak, ETAren V. eta VI. Biltzarretan eta milien lehen idazkietan agertu zirenak, eta ez inolaz ere, burgesia ttiki nazionalista baskoaren eraginez geroago desitxuratu zirenak.

    Honek erran nahi du Euskal Iraultza SOZIALISTAren estrategia mantendu behar dugula hortzez eta haginez, hori bai, XXI. mendeko egoerara egokituz.

    Honek erran nahi du Euskal Nazio Askapenerako Mugimendu SOZIALISTA IRAULTZAILEA (berr)eraikitzera goazela. Zeren eta gu Nazio konkistatu, okupatu, kolonizatu eta ia-ia erabat arroztua garela. Eta Nazio horren izena bikoitza dela: Euskal Herria eta Nafarroa.

    Portugal eta Lusitania bezala. Deutschland, Germania eta Alemania bezala. Finlandia eta Suomi bezala. Frantzia eta Galia bezala. Espainia eta Iberia bezala. Ingalaterra eta Britannia bezala. Irlanda eta Eire bezala, eta abar, eta abar, eta abar…

    Honek erran nahi du sortzen ari garen Herritar Batasunak IZAERA ESTRATEGIKOA ukanen duela, helburu estrategikoen inguruan antolatua eta ezaugarritua: INDEPENDENTZIA, SOZIALISMOA, BERREUSKALDUNTZEA, BIRBATASUNA, FEMINISMOA, EKOLOGISMOA, ANTIKAPITALISMOA, ANTINPERIALISMOA…

    Honek erran nahi du EUSKAL ERREPUBLIKA EKOSOZLISTAren alde agertu behar dugula edota NAFAR ERREPUBLIKA EKOFEMINISTAren alde, nahiago bada. Errepublika konfederal bat, langileen batzarreen eta herri batzarreen konfederazioa. Estatu-batzarrea, hain xuxen ere, Marx eta Engels-en “estatu-commune” bezalakoa, edota Leninen “estatu-sobiet” bezalakoa…

    (…) Parrafo hau kendu dut Zurruk propaganda egiten dudala erraten duelakotz… :-)

    Izan ongi eta besarkada bana denondako! Segi dezagun eztabaidatzen denon artean, eta sakon dezagun guztion artean hartu beharreko bideaz, edota bideez…”

    Hau izkiriatu nuelarik uste nuen militante (gazte) horiek hain indartsu eta borrokalari agertzea guztiz onurgarria zela Ezker Abertzale Iraultzailearendako eta Euskal Nazio Askapenerako Mugimendu Sozialista Iraultzailearentzat ere. Oraindik ez nintzen osoki ohartua beren “paradigma aldaketaz”.

    Oraintxe hasia naiz pentsatzen katu honek ez ote duen bertze buztanik…

    Gero segituko dut.

    Izan untsa, eta funtsa! Asteburu ona pasa! Aio!

    Mikel Erro

  14. Zuek planteatzen duzuen paradigma ez da batere berria oso zaharra baizik. Aipatuak izan diren felipe edo zelula gorrien paradigma berbera da funtsean. Oso adierazgarria da burgesia espainiarra aipatzea,baina ez burgesia frantziarra. Zer erranik ez sarri gazteleraz idaztea “naturalago” gertatzen zaizuela bezalakoak adieraztea. Ez dira lapsus-ak, euskal nazio ikuspegi ezaren adierazleak baizik.
    Duela 50 urte halako paradigmak Txatarra izeneko txosten batekin bota zituzten pikutara zinezko euskal iraultzaileek. Eta jakina ez da kasualitatea Euskal Iraultzaren krisialdi testuinguruan berragertzea halakoak. Norbaitek uste badu felipeak “Viva España” ka aritzen zirela oso oker dago, beraien españolismoa hitzontzikeri sasi-iraultzailean ezkutatzen baitzuten. Hortaz espainiar sozial-txobinismoaren kritikan españolismo salaketa egiteko argudio funtsezkoenetakoa euskal kontzeptuari eduki nazionala kendu eta geografiko hutsa ematearena izan zen. Izan ere Euskal Herri Langileak klase izaera eta nazio izaera baititu eta espainiar eta frantziar asimilazio eta etnozioa burura eramaten bada ez baitago ez EUSKAL Herri Langilerik ez EUSKAL langileriarik. Egonen litzateke Ebro eta Aturriren artean kokaturiko langileri espainiar eta frantziarraren parte bat, vasco edo basque deitua bere adiera regionalistan.
    Euskal langileriaren borroka nazio zanpaketa eta nazio ukapen testuinguruan ematen da eta V. batzarrean finkaturiko paradigmak eta independentzia eta sozialismoa binomioak ahalbidetu dute hemen beste inguruko tokietan ez bezalako mugimendu iraultzailea gorpuztea. Eta horrek erakusten du hain zuzen nazio askapen borrokak klase borroka atzendu ordez azkartu egiten duela. Horregatik inbertitu du hainbeste inperialismoak Euskal Iraultzaren edota Irlandar Iraultzaren aurka, bai makilarekin errepresiboki eta bai azenarioarekin peace process-ekin. Ondotxo dakite inperialistek zerk suposatzen duen egiazko arriskua haientzat,

    • muy bien AHK, Anibal y Materia, son bordiguistas, no se exactamente de cual de las tres ramas. Esta mal llamarlo bordiguismo, pero bueno, la figura central es Amadeo Bordiga (otros posteriores, como Onorato Damien, etc.), son una corriente de izquierda comunista (se siguen considerando herederos de la revolucion de octubre, y hasta son los leninistas mas puros). De todos modos, son una corriente simulatanea en el tiempo de la izquierda germano-holandesa (Pannekoek, consejistas)… Del bordiguismo han partido muchas de las corrientes posteriores, de la ultra-izquierda, situacionismo, autonomia, comunizacion, etc., etc.

  15. Aupa Kolitza:

    Afirmas. “…Es decir, sólo la revolución socialista internacional, bajo la forma de comuna o mejor dicho federación de comunas, puede escapar, bajo la doble forma de destrucción del estado (derecho) y la ley del valor (propiedad privada) a la ferrea ley del imperialismo.
    Todo lo demás es marear la perdiz interclasista, ya sea en su vertiente estatalista, o en su vertiente cooperativista imperialista,etc…”

    Es decir, básicamente para ti el proletariado es una clase internacional que se divide en fracciones territoriales en función del contexto socio-político que la burguesía genera, y reproduce las condiciones económicas de su dominio como clase social. La clase obrera por lo tanto es internacional y se nacionaliza entonces a través del orden político-territorial de dominación impuesto por la burguesía.

    La unidad internacional del proletariado surge entonces por su singularidad histórica como clase y tiene una vocación universal automáticamente. El Imperialismo (sin Estados por supuesto) hace que las circunstancias sean comunes al proletariado en todo el mundo y sus tareas sean también las mismas.

    Resumiendo, la unificación internacional del proletariado pasa por realizar ” la unidad política” de un fenómeno económico y social universal. En eso consiste el internacionalismo en sentido puro, no en la unión voluntaria del proletariado separado por las naciones en las que se encuentra dividido.

    Invirtamos el binomio, Socialismo e independencia. ¿Del socialismo a la independencia?. Afirmas: “…casualmente primero independentzia, luego sozialismoa, evocando que primero nos juntamos todos los vascos, hijoputas… ” y yo me pregunto: ¿Con cuantos social-imperialistas me voy a tener que juntar para lograr mi libertad nacional?

    Continuas más abajo: “…Quienes consideráis que los que apostamos por la construcción directa de un poder obrero vasco en el marco del internacionalismo proletario…”. Españolista no te considero Kolitza pero… ¿Dónde está, me pregunto yo, el marco del internacionalismo proletario?

    • Y escribia Karl Marx, en 1870, en la Critica al Programa de Gotha, y a los social-democratas alemanes, dirigidos por Lasalle, muy nacionalistas todos ellos, …

      Decia Marx:

      “Por oposición al Manifiesto Comunista y a todo el socialismo anterior, Lassalle concebía el movimiento obrero desde el punto de vista nacional mas estrecho. ¡Y, después de la actividad de la Internacional, aún se siguen sus huellas en este camino!”

      “Naturalmente, la clase obrera, para poder luchar, tiene que organizarse como clase en su propio país, ya que éste es la palestra inmediata de su lucha. En este sentido, su lucha de clases es nacional, no por su contenido, sino, como dice el Manifiesto Comunista, “por su forma”. Pero “el marco del Estado nacional de hoy”, por ejemplo, del imperio alemán, se halla a su vez, económicamente, “dentro del marco” del mercado mundial, y políticamente, “dentro del marco” de un sistema de Estados. Cualquier comerciante sabe que el comercio alemán es, al mismo tiempo, comercio exterior, y la grandeza del señor Bismarck reside precisamente en algún tipo de política internacional.”

      “¿Y a qué reduce su internacionalismo el Partido Obrero Alemán? A la conciencia de que el resultado de sus aspiraciones “será la fraternización internacional de los pueblos”, una frase tomada de la Liga burguesa por la Paz y la Libertad[3], que se quiere hacer pasar como equivalente de la fraternidad internacional de las clases obreras, en su lucha común contra las clases dominantes y sus gobiernos. ¡De los deberes internacionales de la clase obrera alemana no se dice, por tanto, ni una palabra! ¡Y esto es lo que la clase obrera alemana debe contraponer a su propia burguesía, que ya fraterniza contra ella con los burgueses de todos los demás países, y a la política internacional de conspiración[4] del señor Bismarck!”

      “La profesión de fe internacionalista del programa queda, en realidad, infinitamente por debajo de la del partido librecambista. También éste afirma que el resultado de sus aspiraciones será “la fraternización internacional de los pueblos”. Pero, además, hace algo por internacionalizar el comercio, y no se contenta, ni mucho menos, con la conciencia de que todos los pueblos comercian dentro de su propio país.”

      “La acción internacional de las clases obreras no depende, en modo alguno, de la existencia de la “Asociación Internacional de los Trabajadores”. Esta fue solamente un primer intento de crear para aquella acción un órgano central; un intento que, por el impulso que dio, ha tenido una eficacia perdurable, pero que en su primera forma histórica no podía prolongarse después de la caída de la Comuna de Paris.”

      “La Norddeutsche de Bismarck tenía sobrada razón cuando, para satisfacción de su dueño, proclamó que, en su nuevo programa, el Partido Obrero Alemán renegaba del internacionalismo.”

      K. Marx (1870)
      Critica del Programa de Gotha.
      https://www.marxists.org/espanol/m-e/1870s/gotha/gotha.htm

      ———————————————–

    • Aupa comu,
      Todas las consecuencias que extraes a raÍz de tu segundo párrafo, que efectivamente si es lo que pienso de la clase obrera, es decir que es internacional (y al parecer no somos pocos los que pensamos de ese modo), no las comparto.

      La vocación internacional de la clase obrera no surge automáticamente por el mero hecho de que sea una clase internacional. No entiendo de qué premisas extraes esa consecuencia supuestamente lógica, y mucho menos, que me la achaques a mí. No es la primera vez que te veo utilizar ese recurso estilístico, tratar de aplicar un rasero lógico a lo que decimos los demás para supuestamente demostrar nuestras inconsecuencias. La verdad es que sería menos irritante que te limites a defender tu postura, que por el momento desconocemos en este asunto, y no a enseñarnos a razonar a los demás, porque yo personalmente no tengo ningún problema contigo, pero si he decidido intervenir aquí es porque me ha resultado algo pedante tu manera escolástica de citar a zurru, para corregirle sobre el imperialismo cuando resulta que él o ella ha demostrado tener una concepción más exacta de la que tu manejas sobre la cuestión.

      Por otra parte, decir que ”el imperialismo hace que las circunstancias sean comunes al proletariado de todo el mundo” me parece una contradicción en términos, de modo que te agradecería que no lo metas en el pack de mis supuestos razonamientos, ya que como es público y notorio, la principal consecuencia del imperialismo dentro de la clase obrera es una estratificación social con salarios hinchados en el centro, etc… en detrimento de la clase obrera de la periferia lo que aumenta la escisión internacional dentro de nuestra clase. Y dicho sea de paso, lo que hace que la clase obrera de por ejemplo euskal herria esté pensando en la independencia bajo la forma de cómo conseguir tener una selección propia, en vez de en bajo la forma de revoluciñon, de exporpiación del tejido productivo y articulación del mismo a escala nacional (comuna). ¿Cómo es esto, comu? Pues precisamente por el imperialismo, que es lo que genera una capa aristocrática de la clase obrera mantenida como bloque de apoyo por la hiperexplotación en la periferia. Imperialismo que tiene como agentes principales a los conglomerados monopólicos de Capital internacional, y como agentes de apoyo a todo el bloque de pequeña burguesía y de la aristocracia obrera de los centros mecanizados y financiaeros mundiales. Precisamente, tengo aquí el panfleto de Lenin, mira por donde:

      ”(…) El socialchovinismo (socialismo de palabra y chovinismo de hecho) es una traición completa al socialismo, el paso completo al lado de la burguesía, (…) esa escisión del movimiento obrero está relacionada con las condiciones objetivas del imperialismo, etc (…) (Lenin, Imperialismo, fase superior etc… Prólogo de 1917)

      ”¿Dónde está la base económica de este fenómeo histórico universal? (se refiere al kaustkismo, al socialchovinismo, al democratismo, etc… en definitiva al interclasismo) ”Se encuentra en el parasitismo y en la descomposición del capitalismo, inherentes a su fase histórica superior, es decir, al imperialismo. (…) Es evidente que tan gigantesca superganancia (ya que los capitalistas se apropian de ella por encima de la que exprimen a los obreros de su propio país) permite corromper a los dirigentes obreros y a la capa superior de la aristocracia obrera. Los capitalistas de los países ”adelantados” los corrompen, y lo hacen de mil maneras, directas e indirectas, abiertas y ocultas. Esa capa de obreros aburguesados o de ”aristocracia obrera” enteramente pequeñoburgueses por su género de vida, por sus emolumentos y por toda su concepción del mundo, es el principal apoyo de la II internacional, y hoy día, el principal apoyo social (no militar) de la burguesía. Porque son verdaderos agentes de la burguesía en el seno del movmiento obrero, (…) en la guerra civil entre el proletariado y la burguesía se colocarán inevitablemente, en número considerable, al lado de la burguesía, al lado de los versalleses contra los comuneros.” (Lenin, imperialismo, etc..Prólogo 1920)

      Con esto vaya de paso la respuesta a tu preguta: ”¿Con cuántos social-imperialistas me voy a tener que juntar para lograr mi libertad nacional?” Respuesta obvia: con ninguno. Sobre ellos recaerá todo el peso de la dictadura del proletariado, que adquiere la forma de comuna socialista (”forma política al fin hayada, etc”-Marx), para obligarlos a renunciar a su posición de explotación indirecta de la clase obrera internacional en el esquema del mercado mundial en la fase imperialista. Creía que a estas alturas ya sabíamos lo que significaban estos conceptos.

      Por otra parte, yo no he dicho que el imperialismo funcione sin estados. Tampoco he dicho que funcione, por ejemplo, sin dinero. Yo no funciono sin piernas, pero las piernas me obedecen, yo las dirijo. El estado en sí ni pincha ni corta ni puede nada ante la dinámica del imperialismo, del mismo modo que las determinaciones del dinero no explican el imperialismo, porque éste está situado en un nivel de mayor concreción, y por lo tanto, es él quien da forma a las categorías más simples, que son a su vez otras tantas determinaciones suyas. El imperialismo es así la forma que adopta la dinámica real del sistema mundial dado un grado de desarrollo, y de ese modo la forma que adopta el dinero, los distintos estados, etc, en suma una ley que se les impone con la fuerza de la necesidad. Por lo tanto NO es la forma que adquiere la política internacional de un estado, como por ejemplo la de EEUU. Ese concepto de imperialismo no tiene nada que ver con el marxismo. El imperialismo es la forma que adquiere el todo, en una configuración dada, y por lo tanto, todas las categorías que son sus presupuestos no cumplen sin embargo ningún papel en sus determinaciones específicas, siendo simplemente determinaciones generales suyas, como por ejemplo le pasa al estado.

      Si realmente comprendes en qué consiste la ley interna que rige el movimiento de la sociedad moderna, la ley de la acumulación y del derrumbe del sistema capitalista, entonces creo que no es necesario que te repita todas sus consecuencias, y mucho menos el orden de las categorías, y las consecuencias reales de ese orden, si damos por bueno el método marxista, que es, que yo sepa, el único que tenemos a nuestra disposición para dar cuenta del todo.

      Si lo que pretendes es negar la validez del método marxista, del concepto marxista de imperialismo, entonces dilo claramente para que todos podamos discutir claramente tus posiciones.

      El binomio socialismo e independencia, independencia y socialismo, etc. No tiene sentido invertirlo, porque como binomio es absurdo, es un binomio pensado para la estrategia interclasista que pretende construir un estado vasco, ya que sitúa en el mismo nivel dos conceptos políticos totalmente heterogéneos. Independencia es un simple concepto abstracto y negativo, en sí no dice nada, es lo que posibilita, precisamente, que a algunos os resulte tan fácil poner el grito en el cielo cuando otros nos negamos a aceptar la construcción de un estado vasco, tachándonos de contrarios a la independencia, incluso de españolistas. Socialismo por su parte es un concepto general con una carga efectual muy diversa, es una de las razones por las que es necesario delimitarlo más, por ejemplo, cuando se habla de comuna socialista vasca, se está diciendo bastante más sobre la independencia de Euskal Herria que quienes dicen; inedependencia y socialismo. Ya que con ese tipo de conceptos generales, uno puramente negativo, el otro demasiado general como para que tenga significado, no se dice nada, para así sugerir…el estado vasco.

      Entonces, ¿de qué estamos hablando? Aquí zurru defiende según entiendo un concepto superior a toda esa terminología difusa, a todas esas proclamas en mayúsculas. Un concepto que reune la cuestión nacional dentro del esquema general de la revolución de clase y la construcción de poder obrero. ¿Tú qué planteas comu? O por el contrario, ¿te sientes cómodo jugando a la lógica, a buscar la contradicción donde no la hay?

      Por último preguntas, situado cómodamente en el papel de analista de discursos ajenos: ”¿Dónde está, me pregunto yo, el marco del internacionalismo proletario?”

      Respuesta: En primer lugar, en no construir un estado interclasista sobre la base económica del imperialismo, que es la única manera de hacerlo, si se toma como base la ”unidad popular”, ya que ese pueblo esconde no otra cosa que a la clase media nacionalista, cuyas condiciones de existencia descansan sobre el imperialismo. Esto no tiene nada de internacionalista que yo sepa, por lo que el primer deber internacionalista en Euskal Herria es romper el paradigma de liberación nacional, que es una broma pesada, ya que ese procedimiento está pensado para la periferia y no para el centro jacobino, y aquí tiene por objeto la construcción interclasista de un estado sobre la base del imperialismo económico. Aplicado a un centro imperialista, ese paradigma es un paradigma no socialista, sino social-imperialista y rayano al chovinismo. Eso no quiere decir que la lucha de clases en euskal herria no tenga a su vez forma de lucha inpendentista, sino precisamente, QUE ES LA LUCHA DE CLASES INTERNACIONALISTA LA QUE TIENE ESA FORMA, Y NINGUNA OTRA.

      Te lo resumo: el internacionalismo no consiste en ir de viaje a ningún lado, a hacer murales, a vivir una experiencia, a aparecer veinte con una pancarta, o lo que sea. Eso es la superficie del concepto, cuestiones secundarias. La base del concepto es aceptar que la unidad de la clase obrera es internacional, que la autonomía política de clase tiene carácter internacional, que lo que uno hace en su país está directamente conectado con las condiciones de vida y políticas de millones de personas en otros paises, y que la construcción de la articulación económica nacional (comuna) y la constitución de dictaduras del proletariado nacionales (comuna) para llevar a cabo la lucha de clases, sean estas a partir de la misma unidad territorial que ha instituido la burguesía, o mediante la segregación de ésta (como debe ser nuestro caso) tienen como presupuesto ser expresión del movimiento internacional del proletariado. Quiere decir que ni un sólo paso ”nacionalista” puede darse de construcción de nuevas formas políticas nacionales que atenten contra la clase obrera en ningún otro lugar del mundo; que por lo tanto, la construcción de un estado sobre la base imperialista, tenga este estado la forma que tenga, y bajo un proceso interclasista, tenga ese proceso como dirigente a la pequeña burguesía o a la aristocracia obrera, es una agresión a la clase obrera internacional y nacional y atenta contra todos los principios del internacionalismo, y contra todos los principios del comunismo, exactamente igual que lo hace apoyar la guerra de forma chovinista, pero de forma menos evidente.

      De modo que mi respuesta es contundente, todos los que apoyen la construcción de un estado interclasista como fase intermedia en Euskal Herria se sitúan fuera del concepto de internacionalismo proletario. ¿Que en qué consiste, entonces, el marco del internacionalismo proletario? Pues precisamente, en la forma de plantear la lucha de clases en nuestro país, bajo el marco del internacionalismo, y no bajo el marco del imperialismo y el interclasismo.

      No voy a escribir más porque ya he dejado clara mi postura. Que hablen otras y otros.

  16. Bertze adibide bat, “Hausnarketa batzuk” artikuluari buruz, erakusten duena hasieran jarrera baikorra izan nuela planteamendu hauen aitzinean:

    “Azalpen honekin hobeki ulertzen dut planteatzen ari dena/zarena/zaretena. Uste dut eztabaidan sakondu behar dugula eta argitu, zehaztu eta ñabartu norberaren posizioak.

    Euskal Herri Langilea maila guztietan askatu eta emantzipatzeko estrategia(k) (berr)eraikitzeko garaian gara, Ezker Abertzale Erreformistaren porrota eta errendizioa gertatu ondoren. Eta lantegi horretan denok gara beharrezko, bide xuxen aurkitzea ez baita erraza. Nik eztabaidan sinesten dut, are gehiago gure hizkuntza nazional bakarrean egiten bada. Garrantzia estrategioa du horrek, pentsamendua Euskaraz sortu eta garatzea.

    Beraz, milesker kritikengatik eta jo dezagun aurrera. Zure/zuen posizioak ez ditut oso ongi konprenitzen, eta espero dut eztabaidan zehar hobeki ulertuko ditudala.

    Izan ongi eta gora Euskal Gazteria Iraultzailea!

    60. hamarkadan bezala, “oraingo gazte eroak” agertu dira, Joxe Azurmendiren liburuan bezala.

    ONGI ETORRIAK!!!!”

    Berriz ere diot: eztabaida garatu eta sakondu den neurrian, hobeki ulertu ditut militante hauen posizioak. Eta haien atzean ezkutatzen diren planteamendu anazionalak (eta Euskal Herria/Nafarroa nazio konkistatu, zatitu, zapaldu eta etnozidatua den heinean, planteamendu anazionalak planteamendu ANTInazionalak dira) errotik kritikatu behar direla iduritzen zait.

    Zeren, lagunok, orain “zure/zuen posizioak” aski ongi konprenitzen ditut. Eta Euskal Nazio Askapenerako Mugimendu Sozialista Iraultzailea “gainditu” eta “superatu” nahi duzuen neurrian, hori egiteko erabiltzen duzuen fraseologia eta paradigma ideologiko marxista deserrotu, abstraktu, mekanizista eta antinazionala analizatu, desmontatu eta kritikatu behar dut.

    Duela 50 urte gure aurreko belaunaldiko militante abertzale eta sozialista iraultzaileek egin zuten bezala.

    “Independentismo o socialismo; he ahí la cuestión a resolver.”

    Independentismo sozialista eta sozialismo independentista!

  17. Kaixo Mikel:

    1) Harrituko zaituen arren, “militante hauen posizioak” aipatzen dituzun horretan ezin homogenizatu; nik behintzat ez ditut militante horiek ezagutzen, nire planteamenduak, eta soilik nireak, aurkeztu ditut.

    2) Tematzen zara “planteamendu anazionalak” direnakoarekin. Uste dut hamaika aldiz planteatu dudala, jada, defendatzen dudan estrategia euskal estatu-komuna sozialistaren eraikuntzan oinarritzen dela. Bada, “planteamendu anazionalak” aipatzeak ez du zentzurik. Paradigma aldaketa aipatzen denean ez da planteatzen Euskal Herria ezerezean desagertzea, urtzea… nazio askapena burgesiaren ulerkeratik baztertu eta langile klasearen ulerkeratik ebaztea baizik. Hau bereziki honetan oinarritzen da:

    a) Fasekako estrategia alboratzea. Hots, ez da izango aurrena independentzia eta ondoren sozialismoa (teoria independentista interklasista). Kontrara, independentzia, izango bada, sozialismoaren ondorioa izango da.

    b) Klase autodeterminazio prozesuaren bidezko nazio askapena. Autodeterminatzen dena euskal langile klasea denaren aldetik, boteretzen da, kateak hausten ditu eta egitura politikoa (estatu-komuna) osatzen du. Hemen ez da espainiar/frantziar estatuekiko menpekotasunik. Boterearen erdigunea ez dago deszentratuta, euskal langile klasearen baitan aurkitzen da. Hau da nik etengabe defendatu dudana; jakina, horri etorkizunera begirako balizko garapena gehitu diot, nazioen gainditzeari lotuta (azkeneko hau, nazioen fusioari dagokiona, teoria marxista da, ez da nire asmakizuna). Eta ikusi dudana beldurra baino ez da izan, “independentismoaren” paradigma gainditzea euskal nazioaren ukazioa bailitzan; ez dena egia, jakina. Alta, sozialismoa nazioaren gainditze errealera eramango duen mugimendua dela ezin ukatu.

    c) Hori dena sozialismoaren eraikuntza internazionalaren testuinguruan kokatu. Komunaren eraikuntza mugimendu internazional gisa; ekoizpen bitartekoen jabetzea haien formaren araberakoa: internazionala ezinbestean. Sozialismoa merkatuaren (eta balorearen legearen) abolizio gisa: estatu-komunen federazioa (independentziaren gainditzea sozialismoaren eraikuntzarako ezinbesteko mugimendu gisa).

    Leninek nazioen autodeterminazio eskubidearen inguruko liburuan behin eta berriz errepikatzen du, boltxebikeen programa defendatuz, Errusiak zapaldutako nazioei autodeterminazio eskubidea onartzeak ebazten duela nazio auzia. Hau da, nazio horien etorkizuna Errusiak determinatzetik nazioetan beraietan determinatua izatera igarotzeak bermatzen du nazio askapena (mugimendu burgesaren zentzuan; nazio-estatu burgesa). Zergatik hau? Nola antolatu nahi den modu “askean” erabakitzen duen nazioak ez duelako katerik (politikorik, kapitalismoan kateak izan baitira), nahiz eta ez independizatu erabaki. Hau klase autodeterminazio kontzeptura ekarrita, subjektua euskal langileria izaki, hala ebazten da nazio askapena, langile klasearen boteretze gisa.

    Beste adibide bat jartzearen, eta gorago “iraultza garaia”-ren liburu bat gomendatzen zenidala, bada beste bat euskaratua: Marxismoa eta nazio auzia (Stalin). Liburu horretan termino berdintsuetan mintzatzen da, baina argia da: gauza bat da programaren zentzu zabala (non autodeterminazio eskubidea onartzen den) eta beste bat programaren neurri konkretuak (non egileak nazio desberdinen independentzia ez zuen babesten). Alabaina, autodeterminazioak boterea eta gaitasuna subjektuan bertan kokatzen du. Gure kasuan, euskal langile klasean. Subjektu horrek erabakitzen du independizatu ala ez, beti plano internazionalera salto eginez eta klase interesen arabera formulatuz. Horrekin independentziaren absolutizazioa saihesten da: seguru nago ez duzula horren positiboki ikusten Kosovo-ren independentzia. Sortuk, ordea, txalotu egiten du.

    Ondorioa, beraz, oso argia da: ez naiz independentziaren aurka kokatzen, eta ezin dut ezta ere subjektu iraultzailearen artikulazioa eta ekintzaren aurretik halakorik ebatzi. Nazio askapena, ordea, langile klasearen autodeterminazio gisa ulertzen dut. Bada, euskal nazioaren askatasunaren alde kokatzen naiz, euskal estatu-komuna sozialistaren alde. Hori bezain sinplea da. Hor dago nire iritziz paradigma aldaketa: independentista gisa agertu gabe ere, euskal langileria subjektu autodeterminatu gisa onartzea, eta horren alde ekitea.

    3) Ondo legoke esaldi hau garatzea: “erabiltzen duzuen fraseologia eta paradigma ideologiko marxista deserrotu, abstraktu, mekanizista eta antinazionala analizatu, desmontatu eta kritikatu behar dut.”

    Arranomendiren ohiko gudarako panfletismo positibistan ez erortzeko funtsezkoa da kontzeptuen argipena: deserrotu, abstraktu, mekanizista eta antinazionala (azkeneko hau jada ukatu dut; ez dakit, ordea, zer den fraseologia antinazionala, azalpenak eskertuko nituzke). Beraz, esandakoa, kontzeptu horien banakako definizioa eta aurkeztutako tesietan haien agerkari konkretua zein den azaltzea eskertuko nizuke. Izan ere, “desmontatu eta kritikatu” aurrera eramateko ezinbestekoa da gaian sakontzea eta ez etengabeko esloganismoan erortzea.

    Besterik gabe, eta gauzak argitzen lagundu dudalakoan, agur bero bat!

    • Independentismo post-abertzale eta burges-ttipiari abertzaletasun iraultzailetik eta independentismo sozialistatik egin izan diogu batzuk kritika zorrotza, nazio askapen borroka iraultzailearekiko likidatzailea delako: Baina haiei bezainbesteko kritika zorrotza egin behar zaizue nazionalismo eta independentismo oro burges zakuan sartuta abertzaletasun iraultzailearen eta nazio askapen mugimenduaren krisia oportunismoz baliatuz ekarpen likidazionista egiten duzuenoi ere.

      https://erlaitzan.wordpress.com/2016/02/21/independentzia-askatzailea-vs-separatismo-posmo-hutsala/

      Izan ere etsaiak bultzatu izan duen independentzia-sozialismoa binomioaren apurketa bultzatzen baituzue (likidazionismoaren b aldea) eta zuen planteamenduak “izugarrizko potentzialitatea” izatetik urrun, euskal langileriaren borrokan atzerapausu kualitatiboa suposatuko bailuke nazionalki zein klase gisa.
      Eta hortarako aski da, errepikatzen dut, abstrakzioak utzi eta inguruko egoera erreala ikustea. Irlandan eta Euskal Herrian borroka iraultzaile indartsuenak eta Frantzian edo Inglaterran (Londonen, Lyonen eta Murcian) independentismorik egon ez arren. ez estatu sozialistarik ez eta klase borroka indartsuagorik ere. Hots abaguradiatik erretaguardiarako inorako bidaia, nazioarteko langile mugimenduaren egoeraz abstrakzio eginez nazioarteko iraultzaren zain estatu okupatzaileek asimilzatzen gaituzten bitartean.

      Alderantziz noski, gure ekarpenak nazio askapen mugimendu iraultzaile gisakoa izan behar du Euskal Iraultzari berriro indar emanez: https://erlaitzan.wordpress.com/2016/06/04/egungo-ezkerraren-kritika/

      • Kaixo Arranomendi. Ulertzen dut zure ezinegona. Badakizu gauza desberdinetan ez gatozela bat, baina oraingoan aitortuko dizut denborak ez ditudala guztiz ondo neurtu (zenbait termino eta egoera aurreratzeari dagokionez, egun abstrakzioa baino izan ezin direnean; eta argipen zehatz baten faltan, hemendik ezinezkoa dena, hobe halakoak saihestea). Gauza bat argi utzi nahi dut: Euskal Herri aske eta sozialistaren aldeko mugimenduan kokatzen naiz. Zu eta nire arteko aldea prozesua ulertzeko moduan kokatzen da: zuk faseak daudela diozu, nik ez, faseak euskal langile klasearen botere zuzenaren artikulazioa atzeratzeko aitzakia baino ez direla. Hala ere, erlatibizazioarekin jolastu dut: zer ote da EH aske bat? Eta federazio sozialistaren (euskal estatu-komuna sozialistarena) eta independentziaren artean mugitu naiz, zentzu horretan. Horrek arazoak sor ditzake, jakina, une honetan ez baikaude federazioaren egoeran; independentzia, berriz, iruditegi kolektiboan existitzen den arren, baldintza material aldetik ere ezgai aurkitzen da (nazio askapena merkatu nazional estataletik haratago pentsatzeko gonbitea ere luzatu dut, etorkizun sozialistaren baitan; agian hemen akatsa, balizko etorkizun hori irudikatzeko ezintasuna dela eta). Hori dela eta, azpimarratu nahiko nuke, zalantzak argitu aldera, ez dudala euskal iraultza sozialista iraultza internazionalaren gertakarira subordinatzen; esaten ari naizena da euskal langile klaseak iraultza testuinguru internazional orokorraren baitan burutu behar duela (aliantzak barne), eta testuinguru horrek determinatzen duela azkeneko forma. Horregatik, ez dut ulertzen aurrena independentziaren fasea egotea, ondoren sozialismoarenari ekiteko: dena bat da, eta euskal estatu-komuna sozialistaren eraikuntzan egikaritzen da. Batasun hori zatitzeari deitu izan diot independentismo burgesa edo nazionalismoa (puntu honetan badakit ez garela ados jarriko), ezker abertzalearen (ofiziala, nahi baduzu) estrategiaren muina dena. Bada, nire paradigma aipatutakoa da: Euskal Herri aske eta sozialistaren alde, euskal estatu-komuna sozialista eraikitzera. Nazio askapena eta sozialismoa unitate dialektiko gisa, azken finean, langile klasearen autodeterminazioaren bidez egikaritua. Hots, bere etorkizuna euskal langile klaseak (EHko nazio askapenaren barreiatzailea) berak determinatzen du; ez beste inork (ez espainiar/frantziar estatu kapitalistek ezta burgesia autoktonoak ere).

        Beraz, Mikel agurtu dut aurrena, orain zutaz agurtzen naiz, zorrak kitatu ditudalakoan (eztabaidatzeke dagoena etorkizunean egingo dugu). Jaso agur bero bat eta beste bat arte!

  18. Sobre estrategias felinas de liberación… nacional? o social? oooo…

    y digo yo… ante este interesante debate…

    Qué opina BGD y su estupenda gatita de todo esto?

    Benga BGD… da tu opinión en esto… ke tu blog… es para opinar sobre esto debates… no?

    Donde te situas? Te parece “este nuevo cambio de paradigma” atractivo?… o… no tanto?

    La Gata… como siempre, irá a su bola… tranki… me lo imagino!

    Abrazos revolucionarios konpa!

    • Aupa Ratita presumida. Que bien que alguien te pregunte por tu opinión. Puede que mañana lo haga en un artículo. Eso sí, la gatita se quedará esta vez a un lado que ya se sabe la dieta que gastan en roedores y no me gustaría que te zampara. Ya que yo también querría saber qué es lo que opinas tú. De entrada te diré que para mi no existe dilema entre independencia o socialismo, ni una cosa se superpone a la otra, ni una cosa en un sentido u otro crea la otra por lo que no creo en una estrategia meramente independentista hacia el socialismo ni en una meramente socialista hacia la independencia, sino que tiene que existir un carril continuo independentista socialista que eso es lo que da luego juego al uso de la táctica en la liberación nacional y en la social. Abrazos.

  19. “Niego la nación como producto histórico de la burguesía.”
    “Independentismo o socialismo; he ahí la cuestión a resolver.”

    Nazioak burgesiaren produktuak dira?

    Hona hemen ideologia burges guztien dogma antidialektiko, eskolastiko eta zinez antizientifikoa. Eta oinarri materialik ez duena, gainera. Eta bai, aldiz, kontrako froga dokumental ugari.

    Nazioak burgesia baino hagitzez zaharragoak dira. Klase sozial bakoitzak, produkzio modu bakoitzean (despotismoa, esklabismoa, feudalismoa, kapitalismoa, komunismoa -zeinaren lehen fasea edota trantsizio aldia sozialismoa den-…) nazioaren gaineko kontzepzio propioa eraiki izan du Historian (klase borrokan) zehar.

    Bainan tarrapataka irentsitako ideologia marxistaren enpatxo orokorra duten militanteendako, Marxen teoriak -eta hipotesiak- ongi, sakonki eta kolektiboki estudiatu beharrean, epigono marxista pedanteen fantasia kosmopolitek eta ideologo kalakari eta xarlatan batzuen espantuz beteriko fraseologia bizantinoek hipnotizaturiko kide borroka honetan hasiberriendako, nazioak atzo goizekoak dira, Iraultza Frantsesaren garaikoak, hain zuzen ere.

    Hori burgesiaren gezurrak bete-betean irenstea da. Burgesia etnozida, inperialista eta arrazistaren ideologia herrizida guztiak xeru-xeru barneratzea, teoria iraultzaileak direlako uste inozoan. XIX. eta XX. mendeko etnozidio guztiak justifikatu dituzten diskurtso zapaltzaile eta totalitarioak, nazionalismo frantximantaren (eta bere kopia kaxkar, berantiar eta txapuzeroa den nazionalismo espainolistaren) oinarriak, Antzinateko inperialista Greko eta Erromatarrenganik heldu den artikulazio ideologiko xenofobo, etnozida, subordinante eta primitibistak onartzea, bertzerik gabe, inolako azterketa kritikorik egin barik. Voilà.

    Logikoa, bistan da, marxismoaren muga epistemologikoetan (auto)kokatzen diren militanteek ideologia burgesak hain aise eta oharkabean irenstea, zeren historikoki marxismoa deitu den ideologia hori, oro har, ideologia burgesa izan baita, salbuespenak salbuespen. Horregatik Marxek behin eta berriz errepikatu izan zuen, bere bizitzaren azken fasean, bera ez zela marxista. Eta horregatik marxistek Marx bera zentsuratu zuten. Eta gauza bera egin zuten ondoren Lenin eta CHE Guevararekin.

    Ikus: Teodor Shanin (edit.) Late Marx and the Russian Road: Marx and the Peripheries of Capitalism. (Frantsesez: “Marx de la maturité et le chemin de la Russie : Marx et la périphérie du capita­lisme.” New York 1983. Espainolez ere bada: “El Marx tardío y la vía rusa. Marx y la periferia del Capitalismo.” Editorial Revolución/Talassa, 43, ISBN: 9788485781744)

    Ohorezko salbuespenak salbuespen, lehen erran bezala, Praxiaren Filosofia zein Marxen metodo kritiko, dialektiko, materialista, zientifiko eta, honen guztiaren ondorioz, iraultzailea ongi barneratu zuten militante iraultzaileak kenduta, marxismoa, oro har, ideologia burgesa izan da. Bainan ez, inolaz ere, teoria komunista iraultzaile zientifikoa. Azken hau berreskuratzea, berreraikitzea eta batez ere garatzea zein aberastea, XXI, mendeko militante komunista iraultzaileen eginkizuna da, batez ere XX, mendeko iraultza sozialista guztien bilana eginez, eta Marxek ipinitako oinarri eta zutabeak berriz xutik ezarriz. Hasi 1845eko Feuerbachi buruzko tesietan eta bukatu 1881ean Vera Zasulitxi igorritako eskutitzen zirriborroetan.

    “Niego la nación como producto histórico de la burguesía.”

    Goazen nazioez hitz egitera, bada…

    Militante iraultzaile euskaldunei gehiegi eskatzea al da beren kultura nazionalaren berri minimo bat izatea?

    Zeren Bernard Etxeparek, 1545ean bertan, honako hauxe izkiriatu baitzuen:

    “Zeren baskoak baitira abil, animos eta jentil, eta hetan izan baita, eta baita, zientzia guzietan letratu handirik, miraz nago, iauna, nola batere ezten asaiatubere lengoaje propriaren faboretan heuskaraz zerbait obra egitera eta skributan imeitera, zeren ladin publika mundu guzietara berze lengoajiak bezala hain skribatzeko hon dela. Eta kausa honegatik gelditzen da abataturik, ezein reputazione bage, eta BERCE NAZIONE OROK uste dute ezin deus ere skriba daiteiela lengoaje hartan, NOLA BERCE OROK baitute skribatzen berian.”

    Zeren eta Joanes Leizarragak 1571an bertan, honako hauxe izkiriatu baitzuen:

    “BERTZE NATIONE GUZIEK, zeinek bere lengoagean bezala, Euskaldunak ere berean duentzat zertan irakurtzen ikas ahal dezan, eta nola Jainkoa ezagutu eta zerbitzatu behar duen, nezesario estimatu ukan dut ABC haur bertze instruktionerekin Euskaraz ere jar ledin.”

    Eta gaur egungo autore euskaldunetara igaroz, zergatik ez irakurri amini bat Nafar Hizkuntza Nazionalean idazten duten pentsalariak, marxistak ez badira ere? Euskaraz ere teoria politikoak, gogoeta filosofikoak eta hausnarketa soziolinguistikoak egiten dira, harrigarria bada ere. Ala den-dena Espainolez irakurri behar dea, “ad maiorem Hispaniae gloriam”?

    Bi autore, ezinbertzekoak kontu nahasi hauetan: Joxe Azurmendi eta Joxe Manuel Odriozola.

    Berriki, Joxe Azurmendik liburu hau argitaratu du: “Hizkuntza, nazioa, estatua.”

    Hona hemen liburuko lehen ataleko hitzak, “Nazioaren kontzeptu klasikoaz”:

    “Iritzi hori anakronikoatzat jo duten autore batzuen aurka, nik uste dut nazioaren kontzeptu klasiko bat badagoela, fenomeno nazionala aski ongi hauteman eta jaso duena.”

    Ez naiz luzatuko, aski duzue liburua osorik irakurtzea.

    Eta bidenabar, Joxe Azurmendiren gainontzeko guztiak, bereziki: ·”Hizkuntza, etnia eta marxismoa” (1971), “Kultura proletarioaz” (1973), “Iraultza sobietarra eta literatura” (1975), “Errealismo sozialistaz” (1978), “Arana Goiriren pentsamendu politikoa” (1979) “Nazionalismo Internazionalismo Euskadin” (1979) “PSOE eta euskal abertzaletasuna (1894-1934) (1979), “Espainolak eta euskaldunak” (1992), “Demokratak eta biolentoak” (1997), “Oraingo gazte eroak (1998), “Espainiaren arimaz” (2006), “Volksgeist. Herri gogoa” (2007), “Humboldt. Hizkuntza eta pentsamendua” (2007), “Barkamena, kondena, tortura” (2012) “Historia, arraza, nazioa” (2014, Elkar).

    Eta gauza bera Joxe Manuel Odriozolarekin: “Gerraurreko gizarte-hizkuntzalaritza” (1992), “Hizkuntza, Kultura eta Gizartea” (1997), “Nazio identitatea eta eskola” (2000), “Soziolinguistikaren atarian” (1993), “Euskal intelligentsiaren ideologia zantzuak” (2001) “Euskalgintzaren lekukoak” (2004), “Euskal Herria ardatz: Kultura – identitatea – boterea. Ezagutza, sentimendua, ekimena (2007), “Abertzaleak eta euskara, edo nazio euskaldunaren gainbehera” (2008), “Estatu etnozidaren kontra” (2011), “Bortxaren kontakizunetik, kontakizunaren bortxara” (2014).

    Eta , “last, but nor least”, azkenik, bainan ez azkena, aurreko iruzkin bat, “veinteb tesis heréticas” artikulukoa, Petriko Barrenari Espainolez egina (alfer-alferrik bada ere, zeren gizonak bere buruari baizik ez baitio aditzen…): Mundu zabal guztian eta galaxiako lau haizetan sski jakina den bezala, gure lagunak ez baitu aberririk, “loin de là”… :-)

    “Independencia/liberación/emancipación nacional, de la nación (eco)socialista vasca/euskaldun/navarra, opuesta a la concepción burguesa de la nación. Una nación construida y hegemonizada por la clase obrera.

    Independencia/liberación/emancipación de la clase obrera y proletaria, en el camino de la abolición de la esclavitud asalariada, es decir, en el camino de la destrucción del Capitalismo y de la construcción del Modo de Producción Comunista.

    Independencia/liberación/emancipación de género de las mujeres trabajadoras, por la destrucción del Patriarcado y la construcción del Feminismo socialista y del Socialismo feminista, en el camino de la sociedad/comunidad.

    Independencia lingüística y cultural de la Nación/comunidad lingüística euskaldun, por la anulación de las consecuencias del Etnocidio y la Reeuskaldunización de Euskal Herria.

    Euskal Herri Langilearen ASKATASUN OSOA.

    Nafarroa Osoaren LIBERTATEA.”

    Eta gaurkoz aski. “That’s all, folks!”

    OMNIA SUNT COMMUNIA!
    EUSKARA TA ASKATASUNA!
    BORROKA DA BIDE BAKARRA!
    FREIHEIT UND KOMMUNISMUS!

    Mikel Erro.

    • Kaixo Mikel, iruzkin honekin agurtzen naiz (orain bai), gauzak argi uzteko intentzioarekin eta gehiagotan ez errepikatzearren.

      1) “Niego la nación como producto histórico de la burguesía.”
      2) “Independentismo o socialismo; he ahí la cuestión a resolver.”

      Biak aipatzen dituzu, eta biak argitu beharrean aurkitzen naiz, bigarrena jada egin ez badut. Lehenengoari dagokionez, oinarri materialik ez duela diozu. Bada, gorago aipatu dudan liburuan, “marxismoa eta nazio auzia”, esate baterako, nazioen osagarri ezinbesteko gisa aipatzen da “bizitza ekonomiko komuna” izatea (hizkuntza, kultura, lurralde eta horien guztien ondotiko faktore psikologikoarekin batera). Hor bertan garatzen da nazioa burgesiaren garapenarekin osatzen denaren tesia, nazio-estatuaren forma hartzen duena.

      Egia da, ordea, “nazioa” adiera burgesiaren aurretikoa izan badela; ez da semantika kontua, erlazio sozial jakinen komunitatearen inguruan mintzo naiz nazioa burgesiaren produktu historiko gisa aipatzen dudanean. Kapitalismoa ez da, ordea, aipatzen duzun bezala, frantziar iraultzaren produktua. XV. mendean bertan jada (eta aurretik ere) ekoizpen modu kapitalistaren lehenengo zantzuak nabari dira. Artikuluan bertan aipatzen dut nola dialektika atzera-egite bat den. Hau da, nola atzeranzko mugimenduaren ondotik ezartzen diren nazioaren beraren aurrekariak, ez dutenak nazio-burgesaren forma hartzen zentralizazio ekonomikoa garatu arte. Beraz, nazioa ez da egun batetik bestera agertzen, baina bere osagaiak atzera begira ezartzen ditu. Bada, hemen eta orain ezagutzen dugun nazioa kapitalismoaren produktu historikoa da.

      Harriduraz jarraitzen dudana zera da: ez dakidala benetan formulazio horrek sortzen duen ezinegonaren atzean zer dagoen, nazioa gizakiaren aurretiko espektroa denaren ulerkera edo besterik gabe kapitalismoak berak bere forma historikoak ere badituela onartu nahi eza. Ez du egoera aldatzen (nazio zapalkuntzaren errealitate ukaezina) nazioa (XXI. mendeko ulerkeran, nahi baduzu) burgesiaren garapen historikoaren produktua izateak. Kosmopolitismotik ez du ezer (burgesiaren teoria inperialista), nazioa orokorrean aipatzen denaren aldetik, eta ez euskal nazioa modu konkretuan. Bada, ez dut arazoa inon ikusten. Gainera, gehitzen dut: burgesiaren nazioaren aurrean, langile klasearen nazioa osatu behar dugu, zeina sozialismoaren eraikuntzaren esparru internazionalean kokatuta, burgesiarenarekiko alde nabarmena aurkeztu beharko duen, zuk zeuk aipatzen duzun merkantzien elkartrukearen abolizioarekin elkar loturik.

      Horrekin lotuta, marxismotik sarri aipatzen da “nazioen fusioa komunismoan” delakoa. Hori estuki lotuta dator lanaren banaketa internazionalak eta ekoizpen bitarteko erraldoien zentralizazioan oinarritutako egoera materialarekin. Ez da jada estatu independenteen arteko elkartruke merkantilista garatuko, osotasunaren planifikazioa baizik. Beraz, nazio burgesak bere osagai bat galduko luke (nazio merkatuarena edo burgesiaren aginterako estatu politikoarena), nazioaren beraren forma moldatuz. Hori da, nire hitzetan, nazioa burgesiaren produktu historiko gisa gainditzearena, inolaz ere autonomia kulturala, hizkuntza eta beste hainbat berezitasun komunitarioren galera.

      Bigarren puntuari dagokionez (“Independentismo o socialismo; he ahí la cuestión a resolver.”), behin baino gehiagotan azaldu dut atzean zer dagoen. Kolitzak berak aipatzen du aukeraketa okerra iruditzen zaiola. Beraz, argipena biontzat, nahiz eta lehenago egin dudala pentsatu.

      Independentismoa interklasismoaren teorizazio gisa aurkeztu dut behin eta berriro. Agian horretan dago arazoa, eta terminoaren beraren edukia zuzena den eztabaidatu beharko genuke. Dena den, nik eman izan dut independentismoaren definizioa, eta, besterik egon ez denez, horren arabera artikulatu ditut nire interbentzio guztiak. Bada, independentismoa edo sozialismoaren arteko binomio horretan, lehenengoari estrategia interklasista egotzi diodan bitartean, bigarrena nazio askapen sozialistaren edukia gehitu diot, euskal estatu-komuna sozialistaren baitan jasotzen dena, Kolitzak gorago aipatu duen bezala.

      Uler gaitezen: Euskal Herria ez da kolonia bat. Euskal Herrian klase nazional antagonikoak garatuta daude: burgesia eta proletalgoa. Euskal Herrian, beraz, ezin da estrategia antikolonialistaren araberako nazio askapena garatu burgesia txikiaren interesetan erori gabe: fasekako estrategia, aurrena independentzia, ondoren sozialismoa, ulerkera horrek independentzia eta sozialismoa antagoniko bihurtzen dituelako. Izan ere, independentzia burgesiaren nazio askapenaren zentzuan ulertzen geundeke, sozialismoa langileriaren botere estrategia izan behar den bitartean. Bi klase antagoniko, bi estrategia. Horren aurrean sintesi dialektiko baten alde agertu naiz; berriz: euskal estatu-komuna sozialista. Horregatik, Kolitzarekin bat nator esaten duenean (praktikamente beste gauza guztietan bezala) independentzia eta sozialismoa “estrategiak” ez digula balio. Hortxe kokatzen da paradigma aldaketa.

      Horrekin lotuta, euskal estatu-komuna sozialista plano internazionalean kokatzen dut. Hori da zuri falta zaizuna Mikel: Euskal Estatu Sozialista formulatzen duzu, baina ez duzu esaten zein lekutan aurkitzen den errealitate konkretuan. Hau da, zein zeregin duen euskal langile klaseak sozialismoaren eraikuntza internazionalean. Estatua isolatuki planteatzen duzu, kanpo baldintzarik egongo ez balitz bezala. Eta horrexegatik ere agertzen naiz independentziaren absolutizazioaren aurka, gure estatuak ere kanpora begiratu behar duenaren zentzuan.

      Bukatzeko, Mikel, ez diguzu azaldu une bakarrean ere zein den defendatzen duzun estrategia. Interklasista da? Fasekakoa? Ala paradigma desberdin baten alde kokatzen zara?

      Besterik gabe, agur bero bat guztiei eta animo!!

      • Nik aski errana dut momentuz. Eskatzen dituzun argipen guztiak idatzita daude hemen, eta Herritar Batasunaren blogean, baita Askatasunaren Bidean taldearen agirietan ere.

        Nahikoa duzu arretaz irakurtzea, presarik gabe.

        Idatziz zaila da eztabaida arin bat izatea. Hobe buruz buru.

        Noizbait horren egiteko parada ukanen dugulakoan…

        Izan ongi eta lotu borrokari!

  20. RESPUESTA A KOLITZA I

    Tal como me pides, paso a aclarar algunas cosas en el idioma en el que me escribes. De todas formas, en los comentarios en Euskara a este mismo artículo tienes también elementos de respuesta. Y también en comentarios anteriores, en Español pero sobre todo en Lengua Navarra. Por ejemplo, esta reflexión hecha en el artículo “Os engañan como a vascos”:

    “Nazio independentzia behar dugu, jakina, bainan aldi berean KLASE INDEPENDENTZIA ere ezinbestekoa dugu, noizbait askatuko bagara.

    Eta inolaz ere ahantzi gabe GENERO INDEPENDENTZIA, patriarkatua suntsitzeko eta zinezkoa JENDARTE LIBREA eraiki eta osatu ahal izateko.

    Ildo beretik, HERRI EUSKALDUNAREN INDEPENDENTZIA ere beharrezko dugu, etnozidioari aurre egiteko eta Nafarroa Osoaren berreuskalduntza BURURAINO eramateko,

    Gurea ez da independentzia “hutsa” (beraz, BURGESA, KAPITALISTA eta INPERIALISTA), gurea INDEPENDENTZIA SOZIALISTA, FEMINISTA, EUSKALDUNA eta EKOLOGISTA da. Eta beraz, ANTIKAPITALISTA, ANTINPERIALISTA, eta ANTIFAXISTA.

    Eta erantsiko nuke nik: deshazkundearen aldekoa, antidesarrollista, antiestatista, konfederala, komunalista eta komunista, libertarioa eta askatzailea, emanzipatzailea eta burujabea…

    KLASE KONTZIENTZIA NAZIONALA, INDEPENDENTZIA SOZIALISTA LORTZEKO!!!”

    Otra cosa es que la peña lea realmente lo que se escribe, y no lo que ya previamente tiene en la cabeza, Kolitza, como tú mismo vas a ver en esta respuesta a lo que me pides.

    Cito tus palabras, para ajustarme lo más posible a lo que quieres que aclare:

    “Cuando he hablado en plural me he referido exclusivamente a quienes defendemos la necesidad de romper con el interclasismo.”

    Esto aclara el debate enormemente, pero deberás aceptar que tu párrafo en un comentario anterior a este mismo atículo induce a pensar otra cosa:

    “Debemos avanzar clarificando conceptos, y no dar vueltas continuamente a las trampas de siempre. A los que estamos por un concepto distinto de independencia, de construcción directa del poder obrero vasco, y no del poder vasco de la pequeña burguesía, se nos viene acusando de españolistas. Esto sólo puede ser falso o estúpido. Quienes consideráis que los que apostamos por la construcción directa de un poder obrero vasco en el marco del internacionalismo proletario, frente a la burguesía española y vasca, somos españolistas, miraos al espejo, y elegid una de estas dos opciones: A- Mentís a sabiendas. B- NO HABÉIS ACABADO de ASIMILAR el CAMBIO de PARADIGMA que P L A N T E A M O S, que es nuevo en Euskal Herria, porque jamás hemos conseguido pensar la construcción de nuestro país fuera del marco del interclasismo.”

    Por lo que voy viendo y tú vienes de aclarar, hay una pluralidad de posiciones dentro de la corriente que tú mismo defines como “el cambio de paradigma que planteamos”. Conviene entonces deslindar las diferentes posiciones para clarificar el debate. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que “debemos avanzar clarificando conceptos, y no dar vueltas continuamente a las trampas de siempre.”

    Adelante, pues.

    “Yo no tengo la menor idea de quién es patata gorria-zurru, y desde luego no comparto su expresión de ”independentismo o socialismo, he ahí la cuestión”. Me parece una disyuntiva totalmente errónea.”

    Asunto aclarado. Pero no me negarás que escribir en primera persona del plural sobre “cambio de paradigma que PLANTEAMOS” podía dar lugar a equívocos. Como ha sido mi caso.

    “Por otra parte, considero IMPORTANTE la reeuskaldunización, la conversión del Euskera en la lengua FUNDAMENTAL de Euskal Herria. Pero NO comprendo, a su vez, la CRUZADA (sic!) CONTRA LAS O T R A S LENGUAS N A C I O N A L E S que hoy se hablan en Euskal Herria, y mucho menos su IDENTIFICACIÓN con los estados burgueses de España y Francia.”

    En mi opinión, en Euskal Herria o Nafarroa Osoa se habla una ÚNICA lengua nacional, el Euskara o Lengua Navarra. Se hablan dos lenguas regionales neolatinas de origen vascón y aquitano (euskaldun), que son el Gascón al norte de nuestro País, y el aragonés (también llamado a veces romance navarro o riojano) al sur. Y dos lenguas imperiales, implantadas aquí a sangre y fuego por medio de la conquista progresiva y continuada y del etnocidio y lingüicidio sistemático y planificado que los dos Estados imperialistas conquistadores, ocupantes y colonizadores han desarrollado, muy especialmente a partir del siglo XVIII. Etnocidio que no sólo ha afectado a la comunidad lingüística euskaldun, que era totalmente mayoritaria en la Navarra central o nuclear hasta el siglo XIX, sino que ha hecho prácticamente desaparecer las dos lenguas neolatinas surgidas en Vasconia como consecuencia de la romanización y posterior latinización: el gascón y el navarro-aragonés.

    Como podrás ver, las diferencias en nuestros respectivos análisis indican posturas divergentes en nuestras concepciones de la Nación Vasca/Navarra/Euskaldun. Lo que no impide comentarte que el Español es mi lengua materna, y que como puedes leer, no tengo ningún problema en utilizar este bellísmo idioma para discusiones entre camaradas cuando es necesario.

    Otro tema:

    “Por cierto, al hilo de todo esto, permíteme una crítica constructiva: considero por vuestra parte un error hablar de la

    R E C O N Q U I S T A

    de Navarra.”

    Acepto tu crítica constructiva realizada con empatía y cordialidad, pero debo señalarte, estimado y admirado Kolitza, que

    NADIE HA HABLADO DE LA “R E C O N Q U I S T A” (sic!)

    de Navarra. Y nadie ha escrito semejante abominación nacionalcatólica y españolista, que fue la que trajo la destrucción sistemática del Estado Vasco/Euskaldun conocido como Reino de Navarra (antes, Reino de Iruñea-Naiara/Pamplona-Nájera, antes más Ducado de Vasconia, antes más aún, insurreción popular y proletaria bagauda, y aún antes-antes más, Novempopulania aquitano-romana, y vete a saber lo qué al inicio de esta aventura humana…) durante la Edad Media y principios de la Edad Moderna, bajo dirección estratégica de la Iglesia Católica, ya desde principios del siglo XI, sino antes, a raíz de la derrota del genocida, asesino, psicópata, meapilas e imperialista Carlomagno en Orreaga, en 778.

    De lo que hablamos los independentistas navarros (entre los que se encuentran varias opciones de clase, la mía es obrera-trabajadora-proletaria, comnista revolucionaria, como tú bien sabes…) es de la

    D E S C O N Q U I S T A,

    concepto radicalmente diferente, creo yo.

    Y en lo que respecta a la Herritar Batasuna, me sorprende, y me deja estupefacto y de piedra que una persona como tú, con una formación teórica comunista revolucionaria científica excelente, no se haya dado cuenta de esta frase del documento propuesto para su estudio y debate:

    “La DESCONQUISTA contra los estados conquistadores, en su amplitud y PROFUNDIDAD, y dentro de ella especialmente, LA LIBERACIÓN DE LA DINÁMICA DE LA MERCANCÍA, nos traerá la libertad y la emancipación en todos los ámbitos: estatal y nacional, social y económico, de CLASE y género, individual y colectivo, cultural y lingüístico. Eso es la AUTODETERMINACIÓN, entendida como proceso global e integral de emancipación del Pueblo Trabajador Vasco. Sólo entonces seremos gentes libres en una sociedad libre.”

    Lo que me vuelve a confirmar que el supuesto “CAMBIO de PARADIGMA que P L A N T E A M O S”, funciona como unas orejeras ideológicas y gafas de sol que no dejan ver lo que se (supone que se) lee. Es decir, que la dinámica de la mercancía es la piedra angular de la teoría del valor-trabajo socialmente necesario, base toda la crítica comunista revolucionaria de la economía política buguesa (y de la “economía”, “tout court”) y que es por eso que Karl Marx comienza Das Kapital por su análisis, que le lleva a construir, concepto a concepto, todo el gigantesco edificio crítico, dialéctico, científico y radicalmnete unitario que Henryk Grossmann tan bien nos explica…

    Y te cito, para mostarte otra vez hasta que punto este cambio de paradigma funciona como una pantalla idelógica deformante que impide ver lo e-vidente, es decir, lo que está escrito:

    “Por otro lado: estoy en general de acuerdo con la forma que tienes de caracterizar el proyecto político de la izquierda abertzale, pero he de decirte que bajo mi punto de vista ese proyecto no puede adoptar la forma de estado, ni mucho menos ser fruto de un proceso interclasista de tipo ”herritar batasuna”.”

    Y te cito otra vez el documento de la Herritar Batasuna:

    “Herritar Batasuna tendrá CARÁCTER DE CLASE, impulsando el protagonismo de lxs trabajadorxs. Debemos realizar en la práctica diaria la dirección política de lxs trabajadorxs en todos los ámbitos, fortaleciendo constantemente la conciencia nacional de clase. La Unidad Popular es así la Unidad del Pueblo Trabajador Vasco y, en especial, de la CLASE OBRERA Vasca. De la misma manera que la recuperación de la Independencia constituye la libertad de la Nación, el Socialismo es la libertad de lxs trabajadorxs.”

    “Defendemos la República Confederal. Una Nación y un Estado que se estructuran de abajo arriba en batzarres soberanos de barrio, lugar de trabajo, pueblo, ciudad y comarca. Basándonos en nuestro Derecho Pirenaico, quitar a las élites el poder administrativo para devolvérselo al pueblo. Recuperación total de la institución y el funcionamiento de los batzarres, auzolanes y comunales. El nuestro es el ESTADO-BATZARRE de lxs vascxs. La Batzarre vecinal de es la primera base del Poder Popular, el resto de espacios de decisión son subsidiarios.”

    Kolitza, me consta de tu capacidad intelectual y militante. No creo que te tenga que hacer un comentario de texto de estos dos párrafos para demostrarte que en el propio borrador porvisonal de la Herritar Batasuna se encontraban las respuestas a tus preguntas… antes de las hubieses formulado. Este escrito se elaboró en julio-octubre de 2016 y fue aprobado (como documento base para el debate) el 26 de noviembre de ese mismo año.

    La visión de una alianza INDEPENDENTISTA Y SOCIALISTA REVOLUCIONARIA DE CARÁCTER ESTRATÉGICO de sectores pequeño burgueses, populares y obreros BAJO LA DIRECCIÓN Y LA HEGEMONÍA DE LA CLASE OBRERA VASCA. yY una visión del ESTADO-BATZARRE, que no es otra cosa que el Estado-commune del mejor Karl Marx, (Commune de Paris, 1871), el Estado-sóviet del mejor Lenin (Revolución Soviéica, 1917) o el semi-estado/comuna socialista vasca que planteáis algunos con gran acierto conceptual y quizá poca fortuna terminológica.

    Kolitza, me permitirás una pequeña sonrisa cuando te leo decirme esto:

    “Si quieres discutir conmigo, te diré que sigo pensando que no has comprendido (que no asimilado), lo que te estoy diciendo.”

    Dejo aquí provisionalmente mi respuesta, para retomar fuerzas y dejar resposar/madurar algunas ideas. No sin decirte, Kolitza, que no te debes darte por aludido por la expresión “empacho de marxismo”, que iba dirigida al camarada Zurru/Patata Gorria. Creo que no es tu caso. Ya me dirás.

    Dicho esto con todo el cariño del mundo de parte de alguien que no es marxista. Considero el marxismo como una ideología más, como he explicado en Euskara en este blog. Otra cosa es la teoría comunista revolucionaria científica de Marx, los aportes de Lenin, CHE, etc…

    Ni Marx era marxista, ni Lenin eta leninista, ni Grossmann era grossmanista, ni CHE Guevara era guevarista…

    Lo cual debería hacer reflexionar a nuestros/as camaradas y hermanas/s de lucha que se denominan marxistas. Es decir a vosotros, los que planteáis “el cambio de paradigma”.

    Yo no estoy por romper con el interclasismo, ninguna revoluciónse ha hecho con las fuerzas exclusivas de la clas obrera y la oposición del resto de las clases y fracciones de clase subalternas y subordinadas. Lo que estoy es por RECUPERAR EN LA PRAXIS lo que se decidió en la V y VI Asambleas, es decir, LA DIRECCIÓN Y LA HEGEMONÍA DE LA CLASE OBRERA VASCA, Y EL CARÁCTER SOCIALISTA REVOLUCIONARIO DEL MOVIMIENTO VASCO DE LIBERACIÓN NACIONAL.

    Cosa que la pequeña burgesía vasca ha destruido progresivamente en los últimos treinta años… Lucha de clases le dicen…

    Me gustaría saber que piensan Txabi, Eustakio y Argala de todo esto. Cuando los veo se lo preguntaré… :-)

    Recibe un fuerte abrazo rojo (por navarro y por comunista).

    Afectuosamente,

    Mikel Erro

    • Quiero hacer un comentario para algunas cosas que dices y has repetido en varias ocasiones, Mikel, como por ejemplo:

      “Ildo beretik, HERRI EUSKALDUNAREN INDEPENDENTZIA ere beharrezko dugu,

      “En mi opinión, en Euskal Herria o Nafarroa Osoa se habla una ÚNICA lengua nacional, el Euskara o Lengua Navarra.”

      “Y dos lenguas imperiales, implantadas aquí a sangre y fuego por medio de la conquista progresiva y continuada y del etnocidio y lingüicidio”

      “Etnocidio que no sólo ha afectado a la comunidad lingüística euskaldun, que era totalmente mayoritaria en la Navarra central o nuclear hasta el siglo XIX.sino que ha hecho prácticamente desaparecer las dos lenguas neolatinas surgidas en Vasconia como consecuencia de la romanización y posterior latinización: el gascón y el navarro-aragonés”

      Comento: (espero ser breve), empiezo por el final. No es cierto que la poblacion que ha habitado en EuskalHerria hablara mayoritariamente en euskara, no se puede hacer esa afirmacion, para justificarla habria que aportar evidencia de ello. Y parece que no ha sido en el pasado.

      Veamos algunas cosas, el idioma oficial del reino de Navarra, en el que se redactan todos sus documentos oficiales, incluido en Fuero general del Reino, se hizo en “romance navarro” (conocido como “ydiomate navarre terra”). [el romance aragones tenia influencia sobre la zona este, Sanguesa]. Ademas, como la monarquia navarra (especialmente desde Sancho VI) en su intento de fortalecimiento economico y politico emprendio la formacion de villas y otorgamiento de fueros, invitaba y atraia a poblaciones de diversos origenes para que se asentasen en el reino, por ejemplo, atrajo a mucha poblacion de origen occitano, dando lugar a la emergencia de un dialecto propio navarro del idioma occitano, es decir un occitano navarro, entre otros sitios, particularmente vibrante en la villa y ciudad de Estella (lugar posterior de activos cataros y anabaptistas)…

      Pero es que ahi no acaba la cosa… Ademas, teniamos poblacion judia y musulmana, (de origen converso, es decir que no habian venido de ningun otro sitio), por lo que tambien se empleaban idiomas tales como, el yibrich (hebreo) y el jarabiya (arabe), aunque la poblacion sefardi hablaba, ademas, su propia version romance, el ladino o latino. Ya desde el siglo XIV, junto con el euskara, son prohibidos estos idiomas por el reino navarro, para su empleo en los mercados (prohibicion de Jaca) y en las transacciones comerciales. A la poblacion euskaldun o vascongada se le prohibia asentarse en las villas, por el navarro reino. [buscar textos de Ricardo Ciarbide]..

      ¿El castellano?. Este romance nacio sobre una poblacion con sustrato vasco, Nacio en Burgos (conocida como La Bureba), en Santo Domingo de Silos, San Millan de la Cogolla (La Rioja), y en los cartularios de Valpuesta (sede episcopal de la que dependia nada ni nada menos. que Bilbao). A este romance se le denomina asi (“castellano”), porque varios siglos despues, el reino de Castilla que se funda en Burgos, le otorga el titulo de idioma oficial de su reino. Cuando ese reino se desplaz hacia el sur, (“la reconquista”), se fusionara con el romance mozarabe

      Sin duda muchos idiomas para un territorio tan poco pequeño, y ademas de una poblacion no muy grande. Esta situacion de multiples idiomas, siete o mas, que por supuesto se sostiene durante siglos , puede servir para argumentar que la afirmacion de que “el euskara era el idioma mayoritario” puede que no sea precisamente veraz.

      ———-

      ¿el euskara lengua nacional?. Confundir cultura con politica, es lo que tiene, que conduce a muchos entuertos. Se hace nacional una lengua, en la medida en que es la portadora de una hipotetica ‘comunidad nacional’, es decir procede a la unidad politica bajo el principio de la “Nacion”…. y esto no es otra cosa que someter a toda una sociedad bajo unico principio. La burguesia europea lo hizo a finales del XVIII. ¿En EH ocurrio algo asi?, la verdad que los grupos dominantes en EH siempre prefirieron ser participes del banquete de los vencedores. El euskara adquiriria ese rango nacional, si hubiera sido el idioma vehicular de una hipotetica burguesia “vasca” que hubiese emprendido un proyecto nacional, que jamas existio. [En EuskalHerria nunca tuvimos a un Johan van Oldenbarnevelt, el primer proceso de “liberacion nacional” y republicano por supuesto]. Ni un proceso tal va a ocurrir, porque no se trata de que la clase obrera haga y cumpla con las tareas que le hubieran correspondido a otros en el pasado; el proyecto historico de esa clase no es un proyecto nacional, su tarea es liberar a la sociedad, y nuestro tiempo ya es otro..

      Por lo tanto y resumiendo, proclamar y defender la tesis de una ‘independencia para los euskaldunes’, es simplemente faltar a la verdad de los hechos del pasado y del presente, porque una sociedad no puede ser reducida a un hipotetico agrupamiento linguistico.. Segundo, desviar la atencion sobre la sociedad y su conformacion de clases; pretendiendo agruparla liguisticamente, para ocultar los sujetos reales sociales, por otros hipoteticos “sujetos” culturalmente diseñados. Y tercero, apelar a la etnografia para legitimar un Estado, no solo es una version nacionalista de los hechos, sino ademas lo es en su faceta mas nefasta (segregacionismo, homogenizacion forzosa, apartheid), porque en el fondo lo que esta apelando no es ni siquiera un Estado-nacion (organizacion de la sociedad), sino que es simple y llanamente un Estado-etnico (prevalencia y privilegio)…reaccionarismo en su maxima expresion.. La entrada en el capitalismo fue la principal arma de destruccion del euskara, su minorizacion y discriminacion, si alguien quisiera de verdad defender este idioma, a estas alturas debiera de saber ya, que solo combatiendo al capital se podra garantizar la supervivencia del euskara. En el anticapitalismo esta el futuro del euskara.

      ——————————————

  21. ¿”El castellano nación en Santo Domingo de Silos, San Millan de la Cogolla (La Rioja)”? ¿”Se “fusionó” con el mozárabe”?

    “No es cierto que la poblacion que ha habitado en EuskalHerria hablara mayoritariamente en euskara, no se puede hacer esa afirmacion, para justificarla habria que aportar evidencia de ello.”

    Vale Petriko, ya te he entendido.

    SEMPER IDEM.

    ¡Hasta luego, majo!

    • Lo que no se puede hacer es ocultar el pasado, o solo hace referencia a un conjunto de hechos y a otros no…. Y si, el romance que luego pasa a llamarse “castellano” se origina en el oeste de EH, por lo que los vascos serian los primeros en hablar tal idioma.

      Enlace documento:

      Los vascos fuimos los primeros en hablar castellano. Sesma, 2006. [www.osoa.net]
      http://web.archive.org/web/20080920180526/http://www.osoa.net/Articles/Los_vascos_fuimos_los_primeros_en_hablar_castellano..pdf

      ¿castellano nacion?… un idioma no hace una nacion, eso son los inventos del culturalismo y del identarismo; menos aun en la edad media, donde los reinos se construian alrededor de la soberania monarquica sobre una comunidad de subditos a su figura y persona.

      ¿Pero el castellano solo se hablaba en el oeste?…. Pues no, tambien en otras zonas de EuskalHerria, vayamos al extremo este del pais a Zuberoa; aqui adjunto un articulo sobre el castellano de Zuberoa (presente desde la edad media hasta los años treinta del siglo XX).

      Enlace documento:

      Txomin Peillen. El castellano y lo español en la provincia de Sola o Zuberoa.
      Fontes Linguae Vasconum, nº 47 (1986), pags. 99-114
      https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/26000.pdf

      Mezclar cultura con politica, es lo que tiene, que lleva a fabricar unos cuantos bodrios.

      andele y cuidese mucho, señor.

      ===================
      nota: supongo que tras este mensaje, ya me habre convertido -segun algunos– en un completo “asqueroso españolista” o algun piropo similar.

      • Tu mismo, Petriko Barreno, tú te lo dices todo, pero te juro que no he sido yo el que ha escrito, en este mismo blog, en un comentario al artículo Todo es ATA, hace ya un mes, lo siguiente:

        ” Yo por mi parte, siempre digo que preferiria haber nacido en Albacete. Hasta los cojones de una Euskal Herria reaccionaria, fascistoide, hijadeputa, comemierdas, e hipócrita a mas no poder, que su libertad se la consigan ellos mismos, pero no desde luego ni un gramo de dolor ni una lagrima de tristura por esta manga de hijos de puta.”

        Llevo en silencio un mes con este tema, esperando alguna explicación mínimamente racional a estas perlas “internacionalistas” y “apátridas” de esa Clase Obrera tuya que no tiene patria y tal…

        Imagina que alguno o alguna en este blog dice lo mismo que has escrito tú, pero sobre España y los españoles. O sobre Francia y los franceses.

        Luego vienes y nos regalas afirmaciones como éstas, en un país que ha conocido un etnocidio sistemático por lo menos desde el siglo XVII:

        “¿El euskara lengua nacional? Confundir cultura con politica, es lo que tiene, que conduce a muchos entuertos. Se hace nacional una lengua, en la medida en que es la portadora de una hipotetica ‘comunidad nacional’, es decir procede a la unidad politica bajo el principio de la “Nacion”…”

        Evidentemente, no te has leído “El libro negro del Euskera”, de Joan Maria Torrealdai, que por cierto, fue salvajemente torturado por haber tenido la osadía de escribirlo.

        El libro negro del euskera
        Egilea: Joan Mari Torrealdai
        ISBN: 978-84-8091-395-9
        EAN: 9788480913959
        Argitaletxea: TTARTTALO
        Bilduma: TEMAS VASCOS
        Hizkuntza: Gaztelania (así que lo puedes leer, Petriko…)
        Neurria: 240x170x17

        Pues eso. La clase obrera no tiene patria, según tú, pero la tuya cada día está más clara. Por lo menos para mí.

        De todas formas, se agradece tu sinceridad.

        Adiós y cuídate mucho, Petriko.

        • Como ya lo escribi hace ya mucho, si de patrias hubiera de hablarse, mi patria es mi clase.

          A Torrealdai lo lei hace ya muchos años.

          y por tu parte puedes opinar lo que te de la mejor de las ganas. Pero si no entiendes ni los conceptos basicos que escribo, es que dudo mucho que puedas entender algo mas. Proponer el “etnicismo” como hipotetico sujeto superior al de la clase, es sencillamente posicionarte en el campo de la extrema derecha, coadyuvante de todo fascio.

          La lucha de clases eso, es lo que mueve la historia.

        • Ahora que he leido con mas detenimiento tu respuesto, mira, Mikel, no se si reir o llorar…. Te lo vengo diciendo desde muy diversas formas, y he aportado elementos para sostener mis afirmaciones. Si a lo sumo que me puede contrarrestar es con una acusacion, ironia, o cinismo, que “petriko es un españolazo”, es cuando me produce la carcaja o la mayor de las tristezas (por la gran precariedad demostrada por tu parte)….

          Cuando digo una y otra vez que el “castellano” existe en EH desde hace la tira de siglos, es mas que se origino aqui, o incluso que se expandio por el reino de Navarra, aun mucho tiempo antes de que las tropas castellanas asediasen a la ciudad de Iruña…. no estoy haciendo una apologia a la “castellanidad” de nadie, sino intentar sujetarme a los hechos…. Negar los hechos, es lo que produce alucianaciones, y afirmaciones estramboticas como las que nos sueles regalar.

          Te puede entender mucho mas de lo que crees, precisamente en Nafarroa, donde la derecha fascista navarra ha empleado el caracter de diversidad cultural del pasado navarro, para sostener la españolidad, y negar el avance del euskara, y someterlo a una presion discriminatoria…. Pero lo que unos hagan no implica lo otro. Donde el fascio navarro, proclama la españolidad, yo precisamente la niego, porque España nunca pudo constituirse como nacion, en razon de que todo proceso de constitucion de la soberania popular fue extirpado con sable y balazos; la soberania nacional española nunca se ha verificado porque siempre ha sido una monarquia, es decir soberania del principe, peor o mejor concertada en una constitucion otorgada.

          Nafarroa, como el conjunto de EH, es multicultural, diverso, ahora y en el pasado… Intentar reducirlo a una sola ‘comunidad cultural’ o version ‘etnica’ (como la comunidad linguistica del euskara), es afirmar la singularidad, pero negar la totalidad. Y esto es lo que estoy haciendo, no permitir que sea negada esa totalidad, reafirmar una y otra vez a la totalidad cultural, que no quiero perderla, por toda su riqueza que representa. A su vez, porque si algo quisiera es poder proceder a la construccion (y aun en terminos burgueses) de un pueblo soberano, lo cual es imposible de hacer si solo se sintetiza en tan solo una de sus comunidades… El romance navarro, lo hablaban funcionarios, barones, pero tambien ruanos, villanos, artesanos, maestres, aprendices, mendicantes y otros cuantos mas..como los otros idiomas romances existentes. (Los poetas o cronistas navarros medievales escribian en provenzal, occitano, catalan y , tambien, en castellano). Segun tu, por decir esto me convierto ineludiblemente en una especie de español de pura cepa…. tan solo decirte, que la peor de las sensaciones de este mundo es sentir verguenza ajena (y desgraciadamente es lo que siento).

          Plantarme a Torrealdai de morros (y no es al unico que han torturado en este pais), es el colmo ..disculpa—, la discriminacion del euskara comenzo mucho antes de que aun se hubiera formado siquiera el Reino de Castilla…. Todas las practicas discriminatorias se recrudecen cuando el capital se desarrolla en este pais, por la necesidad de uniformizacion y empleo correcto de la lecto-escritura, la historia del anillo en el dedo, etc., Es decir, no es un asunto de ‘opresion cultural’ sino de expansion del capital (por algo se procedian con las desamortizaciones un ataque frontal a la propiedad comunal, para liberar tierras para el mercado de la propiedad privada…. que es lo que realmente produce la disminucion de vasco-parlantes al disgregar poblacion; esto es incomprensible para los culturalistas).

          Cuando proclamo la cantidad de hipocritas y vendepatrias que hay en este pais, es porque los hay, y muchos, pero es que son tremendamente toxicos…. No solo emplean el euskara como excusa y coartada, es que hacen todo lo posible (como lo han hecho) para que se diera un proceso independentista (real, profundo y hasta el final); y segundo como nueva excusa para impedir que la clase obrera, se revele, se manifieste,…. Esta misma discusion kafkiana lo demuestra, mientras que en este hilo se intenta hablar de “autonomia de clase”, se intenta bloquear el asunto con un monton de antiguallas debatidas ya en los años 60 (sobre cultura, etnia o lengua)….¡¡¡Estamos hablando de la clase obrera, un sujeto social, sometido al capital y no de otra cosa!! ¿Se podra hacer un debate sin victimismos cutlurales, de una santa vez?..

          El sujeto es la clase, y se trata de hablar de su emancipacion …El paradigma planteado es que tal emancipacion, es la unica posible en el curso historico; y esto involucra una reformulacion completa de cualquier tipo de estrategia, por supuesto ninguna que tenga que ver con el interclasismo, sino con la negacion del capital… Esto es lo que salva al euskara o cualquier otra comunidad cultural existente, que se procede a una ruta de liberacion social, de liberacion humana, de liberacion de todos; incluyendo a todos los euskaldunes existentes, y eso que no son los unicos que viven y definen EH… que la EuskalHerria proletaria es muchisimo mas grande que un idioma.

          Bien, no se si te he dado respuesta,

  22. Aupa mikel erro,
    La cuestión era más bien que aclarases en qué te parece que estoy equivocado, en qué te suena lo que digo a los debates de hace cincuenta años, etc. porque me da la impresión de que el miedo a la autonomía política de clase es un mal endémico de nuestro país, y así no vamos a ningún lado.
    Lo de navarra no era tanto el tema de la reconquista o la desconquista, sino el mismo concepto de navarra, que (corrígeme si me equivoco), planteáis como el concepto político vasco, frente al concepto cultural etc, Euskal Herria.

    Digo que esto me parece erróneo; en primer lugar, porque más allá de cuatro historiadores y su entorno, el término que todos utilizamos para designar el concepto político es Euskal Herria, por lo que me parece algo inadecuado pretender corregir el movimiento real mediante un cambio de término provocado por un pequeño grupo, cuando el concepto viene a ser el mismo. Pero en segundo lugar, porque esa forma de explicar las cosas evoca a una conexión historiográfica que no comparto. Como ya he dicho antes, no me siento identificado con el reino de navarra, para empezar porque no soy navarro, para seguir porque no me identifico con un reino (reino que por cierto protegonizó la llamada ”reconquista cristiana” que tanto odias), pero sobre todo, porque ese reino no era una estructura política creada sobre el concepto de nación vasca, ni mucho menos la produjo. Más bien al contrario, en el fuero navarro se hablaba de la cabeza de las españas, navarra, etc… como ya sabrás. Y aunque te moleste, petriko tiene razón al decir que en ese reino no siempre fue buena la fortuna del euskera, como probablemente tampoco lo fue la fortuna de la mayoría de los navarros.

    En general considero que la historiografía vasca, en la medida en que se constituye en contraposición puramente formal fundmentalmente a la borbónica, adolece de la mentalidad burguesa, de la proyección burguesa, del marco de comprensión lineal de la historia burgués, diría que hasta alemán y romántico, que traza las lineas generales que el espíritu nacional (en este caso vasco, como lo es el español en la otra) habría recorrido en su ser histórico desde tiempos preadánicos. Todo esto no puede tener nada que ver con un concepto político proletario de lo que es ‘Euskal Herria’. El elemento fundamental de la cuestión nacional desde el punto de vista obrero no es otro que la identidad política nacional, la voluntad nacional, y esta descansa exclusivamente en los hombros de una parte de la población, y por cierto que parte de ella no sabe ni euskera. La cuestión es: ¿de dónde procede esa voluntad nacional?
    Bajo mi punto de vista, de la lucha de clases, y sobre todo, es de este modo un producto exclusivo del siglo XX, y en su mayor parte, de los últimos cincuenta años. Esa vpoluntad nacional, sin embargo, está dividida en dos productos totalmente irreconciliables: por un lado, un concepto de lo vasco constituido por una pequeña burguesía culturalista de carácter económico proteccionista, que necesita un estado para garantizar de golpe sus aspiraciones económicas y sus aspiraciones nacionales. Por otro lado, un concepto de la clase obrera vasca independentista, que no acabamos de parir, y que se pueda contraponer defntivamente a ese gran agujero negro que es el proyecto nacional de la pequela burguesía.

    Trazar una linea histórica entre el término de etxepare y el término, por ejemplo, Euskal Herria que utiliza hoy la izquierda abertzale me parece poco acertado. Pero digo más: Si etxepare emplea el ´término nación para referirse a la nación del euskara es pura y simplemente porque está ya en el contexto de una europa mercantil, que ha descubierto américa y ha iniciado el proceso de la modernidad, de la conexión mercantil de lo local, de pensarse a sí misma en forma post-feudal, y de verse en el mundo como sistema mundial.
    En ese sentido, considero que etxepare es un fenómeno puramente moderno, como no puede ser de otra manera. Lo mismo los que vienen después, en la medida en que lo vasco empieza a estructurarse económicamente, y lo local comienza a ponerse en conexión mercantil, tomando cuerpo económico territorial bajo la forma geográfico legal que pre-establecen los fueros, etc. Es entonces cuando las profesiones liberales, curas, etc, que se juntan en torno a la incipiente burguesía mercantil comienzan a observar bajo esos conceptos modernos a fenómenos como el euskera. Es decir, a subsumir bajo el concepto moderno de nación la cuestión del euskera, que precisamente era un idioma no oficial para la corte navarra en ese contexto. Hay toda una nueva dimensión mundial, de clase burguesa, en ese concepto.

    Pero todo eso forma parte de la historia de la modernización capitalista de nuestro país. No podemos basarnos en ese argumento para hablar de la necesidad política de Euskal Herria. Nuestro desafio es generar una modernidad alternativa, y un sistema nacional alternativo. No voy a desarrollar más este argumento aquí, me comprometo a escribir reposadamente sobre este asunto, porque es necesario, y está por hacer por lo que yo se: 1-Una historiografía vasca de carácter marxista y proletario: 2-A partir de ella, una Historia de Euskal Herria hecha desde el punto de vista de la clase obrera: 3-Una clarificación del concepto político que la clase obrera contiene en potencia para Euskal Herria, que se pueda contraponer claramente al concepto que maneja la pequeña burguesía, que es, además de contrario a nuestro intereses, totalmente estéril para conseguir objetivo nacional alguno.
    En ausencia de ciencia proletaria, de historiografía proletaria, de historia proletaria, no es posible producir una solución política proletaria. Con esto no digo que la historiografía vasca no haya producido contenidos valiosos, sino que su forma de tratarlos es incorrecta.

    Por último, cuando digo que no has entendido el alcance de ”el paradigma” que planteamos, y que efectivamente tengo la impresión de que zurru también comparte conmigo, aunque no estoy de acuerdo con todas las consecuencias que de él ha extraido: no me refiero al contenido, que puede ser más o menos similar en vuestro escrito, sino a la ”cuestión estratégica”, valga la expresión de este artículo, ya que es precisamente la cuestión sobre la que yo he escrito uno recientemente.

    Es decir, que el interclasismo es el problema. Y que mientras que no tomemos conciencia de este problema, estamos totalmente incapacitados políticamente. Vosotros decís, si no recuerdo mal: ”priorizamos los intereses de la clase trabajadora…” y yo me pregunto: ¿Priorizamos? ¿Es que deben defenderse intereses que no sean los de la clase trabajadora? Es ahí donde identifico el error. Precisamente, mikel erro: ¿Cómo pretendes, en una alianza política abertzale entre la clase obrera y las clases medias, donde éstas últimas están mejor posicionadas (profesiones liberales, científicos, funcionarias, gente adinerada, con propiedades, con influencia en sus pueblos,… junto con gente que no tiene donde caerse muerta), como pretendes, me pregunto, en esa situación, vehicular el control de esa alianza popular por parte de los que nada tienen, ni influencia, ni dinero, ni casa, ni curro muchos, ni coche. Sinceramente, es lo que no entiendo. ¿Cómo dirigen entonces los segundos a los primeros? ¿Por qué iban a dejarse dirigir los primeros por los segundos, cuando es evidente que tienen la sartén por el mango?
    Bajo mi punto de vista sólo hay una solución drástica: autonomía política de clase, concepto de nación vasca de carácter proletario.
    Considero que en ese camino parte de la gente que participáis en la herritar batasuna sois valiosos aliados, pero trataré de convenceros de que el camino correcto es abandonar totalmente la estrategia interclasista, aún la que pretende ser una estrategia de carácter socialista revolucionario.

    Ya hablaremos. Ondo izan.

    • Eso, Kolitza, ya hablaremos. Eso espero.

      Te recuerdo mi comentarios a TU artículo, “Hegemonistas y marxistas”, cuando no te habías aún solidarizado con el “cambio de paradigma que planteais y que NO HEMOS ACABADO de ASIMILAR” del camarada Zurru y la compañera Patata Gorria.

      “Mis felicitaciones, Kolitza, no tengo nada que añadir y menos aún que criticar a este estupendo escrito.”

      Recibe un cordial saludo, en la esperanza de que podamos debatir directamente, con la agilidad y la profundidad que da la conersación y debate entre comunistas revolucionarios.

      Izan ongi, Kolitza!

  23. Kaixo Kolitza, egun hauetan Beltzak 1974an idatzi zuen Nacionalismo Vasco (1876-1936) ari naiz irakurtzen. Zein iritzi duzu liburu honetaz? Hain beharrezkoa den langile historiografiaren parte izan ahal da?

    • Kaixo pedro, ez dut beltzaren liburua irakurri, baina ezagutzen dut eta gogoak ditut irakurtzeko. Oro har, beltzaren ekarpenak euskal herriko Historiari oso interesgarriak iruditzen zaizkit. Hala ere, nire ustez, oligarkia ”abertzalea”ren analisiaz aparte, langile historiografiak burgesia txikia abertzalearen historia kritikoa ere egingo luke, eta honekin batera, bidea asko argitu. Hortxe dago koxka eta hutsunea, nire ustez, historiografiari dagokionez langile perspektiba oso bat garatzeko (eta bide batez esan, egoera politiko garaikidearen gakoak ulertzeko).

      Hau da: historiografia Historian egiten ditugun analisien metodoari eta interpretazio moduari esaten badiogu, eta bertan zenbait kontzeptu orokor sortzen baldin badira, orduan esan beharra dugu, euskal langile historiografia bat sortzeko, burgesia txikiaren historia falta zaigula beharrezko elementu gisa, oligarkiaren historiaren zenbait ekarpen baldin baditugu ere, eta oso baliotsuak gainera.

      Oligarkia sasi-baskistaren historiari Beltzak eta Jose Mari Lorenzo espinosak egindako ekarpenak azpimarratuko nituzke, besteak beste, ezagun zaizkidanen artean. Baina obra horiek guztiz isolatuta geratuko dira, langile historiografia orokor bat sortzen ez bada, euskal historiografia progre ofizialaren itsasgoran.

      Aldiz, langile mugimendu abertzale berriztu batek, metodo marxistan oinarrituriko patroi historiografiko bat sortuko balu, hortik ezinbestean langileriaren ikuspuntutik eginiko Euskal Herriko Historiaren material berri oso bat sortuko genuke, borrokaren loraldi berri eta indartsu baten baitan. Bai oligarkiaren zein klase ertainen abertzaletasun kontzeptuak, edota euren esplotazio eta dominazio dinamika sozialak modu kritikoan tratatuko lituzkeena. Horrek asko elikatuko lituzke, besteak beste, Euskal Herriaren kontzeptu berri iraultzaile bat, eta azken hamarkadetan bereziki Euskal Herrian emandako borrokaren errelato propio bat modu zientifikoan egiteko aukerak.
      Zei da, orduan, horretarako lehen pausua? Langile autonomiaren printzipioa antolaketa oinarri gisa, oinarri estrategiko gisa zein abertzaletasunaren garapen berri baten oinarri gisa lantzea.

  24. Aupa Kolitza:

    Me comentas: “No es la primera vez que te veo utilizar ese recurso estilístico, tratar de aplicar un rasero lógico a lo que decimos los demás para supuestamente demostrar nuestras inconsecuencias. La verdad es que sería menos irritante que te limites a defender tu postura, que por el momento desconocemos en este asunto, y no a enseñarnos a razonar a los demás, porque yo personalmente no tengo ningún problema contigo…”

    Te comento: Yo tampoco tengo ningún problema personal con nadie y mucho menos intento enseñar a razonar aunque eso te lo parezca a ti. Mi formación es bastante limitada y autodidacta. Intento concretar partiendo de una base y no que me la den con cuestiones teóricas (sobre todo la de pertenencia a una clase social) ya que como tú sabes mejor que nadie, una cosa es lo que se intenta construir y otra lo que se vive diariamente para nuestra desgracia. (Lo que me salva de caer en la infamia, por lo menos a mi, es la ideología, lleve la vida que lleve obligado por las circunstancias)

    Si se me acusa de ser pequeño burgués, reformista o derrotista supongo que debo encajarlo e intentar defender mi postura, que por cierto Kolitza, es más que sabida… Zurru que opine lo que le salga que yo le comentaré lo que me salga. Que no consiga expresarme o que entienda mal los planteamientos ajenos es otra cuestión y ciertamente, ahí entra seguramente mi mala formación. Dicho de otra manera, Tú escribes y yo lo entiendo de una manera, equivocada o no. Si Tú ves intencionalidades yo puedo, como otros, observar las tuyas y por ello A- no miento a sabiendas (me miro al espejo todos los días) y B- Desde mi punto de vista en el planteamiento de Zurru no aprecio ningún nuevo paradigma sino, como bien apuntó alguien… observo repetición de argumentos pasados pero desde posiciones nuevas. Dicho esto, y utilizando tus palabras… no me apliques un rasero lógico para demostrar mis inconsecuencias como recurso estilístico.

    Sobre este tema y mi postura personal en general es… que como bien apuntas: “…Imperialismo que tiene como agentes principales a los conglomerados monopólicos de Capital internacional, y como agentes de apoyo a todo el bloque de pequeña burguesía y de la aristocracia obrera de los centros mecanizados y financiaeros mundiales.” Y en ese terreno desgraciadamente jugamos, lo que nos hace movernos en un terreno más difícil y movedizo. La correlación de fuerzas tanto en nuestro país es la que es y de eso parto. Creo que los castillos se tumban desde dentro y desde fuera. ¿eso me lleva a un callejón sin salida?…puede ser.

    Lo que si te digo Kolitza es que me sobran los mesianismos en este campo, recojo tres comentarios tuyos: “Sólo una forma organizativa no estatal, no basada por lo tanto en la ley del valor (vease la tesis de rubin) ni por lo tanto bajo la forma del derecho (vease la tesis de pshukanis) puede escapar a la ferrea ley histórica del capital, que se impone fuera de la ley, y sobre la ley estatal.

    …Es decir, sólo la revolución socialista internacional, bajo la forma de comuna o mejor dicho federación de comunas, puede escapar…”

    …Es imposibe defender la construcción de un estado vasco y a la vez la autonomía política de clase…”

    Mi postura concreta: La práctica es la madre de todas las batallas y para mi debe basarse en la ley del desarrollo desigual de la economía en la época del imperialismo, que descubrió Lenin, y que consiste (creo) en que paulatinamente van apareciendo eslabones débiles en la cadena imperialista mundial. Desde la unión de esos eslabones en una federación internacional de naciones, Estados populares o socialistas, independientemente del continente en el que cada uno de ellos esté ubicado, se forjará la única alternativa posible al proyecto imperialista. Curioso porque desde mi punto de vista, hasta Lenin, la II Internacional tenía del mecanismo de desarrollo de la revolución, al que situaba, desde el primer momento, en un escenario internacional, más allá del marco de organización social y política del Estado-nación. Esta visión evidentemente se basaba en los preceptos establecidos por Marx y Engels sobre la cuestión, pero que eran reflejo de las condiciones que el capitalismo ofrecía en su etapa de desarrollo premonopolista. La ortodoxia de la socialdemocracia europea nunca cuestionó las premisas que habían conducido a aquellos preceptos, y no advirtió que las nuevas condiciones del capitalismo maduro, las condiciones del imperialismo, transformaban aquellas premisas y que, también, podían modificar los mecanismos de desarrollo de la Revolución Mundial.

    La Revolución Proletaria Mundial sólo puede desenvolverse a través de rupturas sucesivas y no necesariamente continuadas de esos eslabones débiles, rupturas que plantean la cuestión de la posibilidad y de la necesidad de que el socialismo comience a construirse desde cada uno de esos eslabones.

    Como hacer de Euskal Herria un eslabón debil?

    • Kaixo comunista abertzale:
      Euskal Herria es ya el eslabón débil. Euskal herria es nuestra nación, y nuestra nación es la clase obrera vasca. La clase obrera vasca es ya el eslabón débil, y no hay más nación vasca real que la clase obrera. Cuando seamos conscientes de esto dejaremos de obsesionarnos con la pérdida de puestos de trabajo, con la dialéctica de las instituciones estatales, de subordinarnos a la división territorial burguesa de nuestra nación, y nos daremos cuenta de que Euskal Herria, la nación vasca de la clase obrera, es una realidad territorial y social del presente, y no la hemos prestado atención, y no construimos nuestra forma política de clase sobre ella, pero entonces la construiremos directamente, en toda su extensión territorial, fraguándola mediante la lucha de clases en todos los ámbitos de la vida.
      La burguesía vasca, en todos sus grados y formas, junto con su bloque de apoyo, no es nación, no es nuestra nación, sino la nación enemiga, que debe ser formalmente abolida, en la medida en que su forma es la explotación; y junto con ella, su formaciñon social capitalista, la forma que adquiere la configuración económica de nuestro territorio. La burguesía vasca, como clase social que debe ser formalmente suprimida, es una nación imaginaria, caduca, a la que no se debe respetar. Esa nación de explotadores debe ser suprimida, a través de la real nación vasca, la clase obrera vasca, y su proyecto comunista de país. trabajemos por realizar ese escenario, desbrocemos el camino.
      La dinámica de la crisis ha puesto en evidencia la debilidad de nuestra clase, nos ha puesto los pies en la tierra, ha abierto objetivamente las puertas de la lucha de clases en Euskal Herria, al unir la imagen y la realidad de la clase obrera, antes escindidas; al suprimir la imagen ‘clasemedianista’ que ésta tenía de sí misma. Ha quedado en evidencia que somos el eslabón débil, que independientemente de nuestra conciencia de ello, somos clase obrera, se nos trata de ese modo, y se nos crea y cria en una granja humana. Ha quedado en evidencia que sólo formando organizaciones de clase, bajo el patrón comunista revolucionario y anticapitalista podremos conseguir nuestros objetivos políticos, nacionales y sociales.
      Es sólo cuestión de tiempo que clarifiquemos el concepto de autonomía política de clase, que lo desarrollemos hasta sus últimas consecuencias, incluido el concepto de nación vasca, para que se forme un nuevo ciclo de lucha de clases en Euskal Herria, y ahí se enfrentarán no sólo los Estados contra Euskal Herria, sino dos Euskal Herrias, dos naciones vascas, la traidora y explotadora, y la nuestra.

      Ahí el antagonismo político amigo-enemigo, formalmente instalado en la cuestión independentista, saltará por los aires, para reconfigurarse en un nuevo y superior antagonismo: Euskal Herria, o la clase obrera vasca, unida, organizada y con conciencia de clase y voluntad nacional; frente a toda la burgesía vasquista, españolista o francesa, en bloque, con todo su poder político y económico. Las excepciones individuales que dentro del bloque de la pequeña burguesía como de la aristocracia obrera, tengan voluntad comunista revolucionaria, estén dispuesta a suprimir su forma social como explotadores directos e indirectos, y participen gustosamente, al lado de la clase obrera, en el ciclo de lucha de clase cuyos contornos comenzamos a vislumbrar, serán muy bien venidas.

      La pequeña burguesía ya ha formado su conceptos y sus organizaciones para ese esecenario, la cuestión es: ¿A qué esperamos nosotros? ¿Por qué seguimos tocándoles a la puerta? ¿Es que no alcanzamos a ver las consecuencias del horizonte histórico? ¿No vemos la fuerza de la crisis capitalista y su gigantesca amenaza para nuestra clase? Nos jugamos mucho más que un puesto de trabajo.
      ———————————————————————————–

      En general, lo de mirarse al espejo y tal no iba para tí, sino para quienes utilizan el argumento de que estar en contra de la ”unión de todos los abertzales” es españolista; es decir, para quienes consideran que somos españolistas quienes planteamos la ruptura definitiva con la pequeña burguesía vasca y su bloque de apoyo, para formar organizaciones abertzales de clase. No tienes por qué darte por aludido. Argumento que por cierto, suele ir acompañado de un ”eso que planteáis es muy viejo”. Todavía nadie me ha demostrado, por cierto, que esto se haya planteado antes en nuestro país.
      Ondo izan comunista abertzale.

  25. iepa BGD! (perdona por el retraso…)

    En un comentario anterior me preguntabas también mi opinión (porque yo te pregunté la tuya…), y aquí la tienes:

    Es estéril pensar en el proceso de liberación “en fases” de manera estanca y absoluta… así como pensar en diconotimías entre independencia y socialismo… ni vía independentista para el socialismo, ni via socialista para la independencia… VIA DE LIBERACIÓN (o proceso de liberación) para un proyecto independentista, socialista, feminista y euskaldun. Un proceso de múltiples vías que deben interrelacionarse dialécticamente en la práctica de diferentes espacios de lucha en el día a día. Práctica que nos indicará las posibilidades de aceleración, saltos e interrelación de factores y condiciones en ese proceso.

    Mucho pensamiento estático veo yo en todo esto… entender las fases de manera estatica, entender que todo el independentismo es pequeño-burgués, entender que sólo se puede llegar a álgo si sólo pones el acento en álgo, entender que sólo hay un único independentismo, o incluso que los independentismos de hoy será siempre así, …

    Como bien dijiste tú (y otras, otros…) el socialismo revolucionario en este país… todavía no ha hecho bien sus “deberes”… y deja hutsunes… sobre esos hutsunes… se andan buscando respuestas (como estas…)… y para mí todavía no se han acertado a dar respuestas adecuadas… respuestas que debieran ser totalizantes para dar cabida a los diferentes puntos de vista que se están fragmentando y dispersando… tardar en dar esas respuestas no facilitará nada. Hay capacidad y condiciones para dar esas respuestas? Esperemos que más pronto que tarde… aunque parace que no será en el corto plazo…

    Saludos felinos BGD y demás participantes…

    • Muy bien. Gracias por ofrecer esa opinión tan interesante para la reflexión. Me gusta el enfoque que le has dado, la serenidad que muestras y los interrogantes que lanzas. Me servirá para el artículo que te prometí sobre esto aunque seguramente no lo acabaré hoy ya que va a ser largo, así que igual pongo la primera parte hoy y lo divido en varios días. El título ya está: Comuna, interclasismo, binomio, trinomio y la ratita presumida.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s