Home

índice

René behoteguy Chávez es economista boliviano, radica en Euskal Herria

La paradoja de “El gato de Schrödinger” es un experimento imaginario ideado por este importante físico austriaco para explicar la mecánica cuántica. Según el experimento, un gato es puesto dentro de una caja con un veneno que tiene un 50% de probabilidades de activarse, en tal situación el gato está vivo y muerto a la vez. Es evidente que este fascinante experimento imaginario, no condice con la vida real en la que los gatos necesariamente están vivos o muertos pero no las dos cosas a la vez. Sucede algo similar con el creciente discurso anti-inmigrantes que, impulsado por las extremas derechas europeas, es asumido lamentablemente por sectores cada vez más amplios de la población y que puede denominarse como “el/la inmigrante de Schrödinger” y es aquel que plantea que los/as inmigrantes “son perezosos/as y no quieren trabajar porque prefieren vivir de ayudas públicas” mientras que, a la vez y, al igual que el gato que está vivo y muerto al mismo tiempo.

Vienen a trabajar muchas horas por poco salario, robándole el empleo a los/as nacionales “. Convengamos que es imposible que pasen ambas cosas, porque o le robamos el trabajo a la gente de aquí o no queremos trabajar, pero jamás ambas cosas a la vez. Sin embargo es común que en un mismo discurso se escuchen los dos argumentos juntos. El objetivo de este artículo es demostrar que no solamente uno sino que ambos carecen absolutamente de cualquier base y no son más que prejuicios instaurados para evitar que los trabajadores y trabajadoras apunten a los poderes económicos y políticos que los oprimen, centrando su frustración en quienes viniendo de otros continentes, son los/as más golpeados/as por las agresivas políticas neoliberales, dividiéndonos al interior de la clase trabajadora para mantener los privilegios de unos/as pocos/as.

¿Quién roba empleos y reduce salarios? Partamos por reflexionar sobre la segunda frase: “Los/as inmigrantes vienen a trabajar muchas horas por poco salario, robándole el empleo a los/as nacionales”, hay dos argumentos principales que desmontan esta afirmación, el primero es el más evidente y va referido a que, y esto puedo asegurarlo sin dudas, jamás en mi vida he visto a una persona inmigrante o nativa, blanca negra o azul, que exija o siquiera solicite ganar un salario inferior al que le ofrecen. Siendo así que nadie pide ganar menos, es bien sabido que quienes ofrecen salarios a la baja y finalmente determinan los mismos son los/as empleadores/as y no los trabajadores y trabajadoras. Es así que, si debe responsabilizarse a alguien por contratar muchas veces personas inmigrantes en situación irregular, aprovechándose de ello para pagar salarios de miseria, es a los/as muchos/as empresarios/as chupasangre que utilizan esta práctica. En todo caso estamos ante la clásica falacia de hacer culpable a quien en realidad es víctima de este tipo de maltrato laboral.

Por otra parte, y esto es estadísticamente comprobable, a partir del comienzo de la crisis económica en 2008 y, siendo que a causa de ésta, miles de personas inmigrantes han abandonado el Estado español, tendríamos que suponer que, si fueran estas las causantes de los bajos salarios, lo lógico es que al descender drásticamente su número, los salarios hubieran tendido a subir; pero lo cierto es que ha sucedido todo lo contrario ya que entre 2008 y 2017 el salario real en el Estado español ha bajado en promedio hasta un 25%.

Esto está estrechamente relacionado con lo primero y es casi una obviedad, son los/as empresarios/as y no los/as inmigrantes quienes determinan los salarios. Es, en este sentido evidente, que la pérdida de poder adquisitivo sufrida en los últimos años se debe a la acción de un gobierno enemigo de las clases trabajadoras que ha aprovechado el creciente desempleo para modificar la normativa con una Reforma Laboral diseñada a gusto de la patronal que, al facilitar el despido y la contratación precaria a la vez que debilita la organización sindical y la negociación colectiva, ha dado las herramientas que los/as empresarios/as necesitaban para despedir barato y empeorar las condiciones laborales a su antojo como de hecho ha sucedido.

Cabe también hacerse algunas preguntas sobre los altos niveles de desempleo como: ¿Son las personas inmigrantes quienes han trapicheado en bolsa con activos tóxicos producto de la burbuja inmobiliaria haciendo reventar la economía?, ¿Son las personas que vienen de los países más empobrecidos y golpeados del planeta quienes han planificado un modelo productivo que desincentiva la investigación, el desarrollo y la formación, apoyándose en cambio, en la ganancia rápida producto del pelotazo inmobiliario? ¿Son las miles de personas refugiadas que huyen de la guerra y la pobreza quienes han practicado miles de Expedientes de Regulación de empleo en los últimos años, apoyándose en leyes injustas para dejar en la calle a cientos de miles de familias trabajadoras? Creo sinceramente que todas estas preguntas se responden con un contundente NO.

En este sentido, debemos reflexionar que, el discurso que intenta culpabilizar a los y las inmigrantes de la falta de empleo y los bajos salarios, busca en el fondo evitar que señalemos con el dedo o directamente con el puño como deberíamos hacer a quienes desde el poder económico y político, han empobrecido a los trabajadores y trabajadoras independientemente de su origen étnico, cargando en nuestras espaldas la factura de una crisis generada por ellos/as mismos/as.

Viviendo de las ayudas o el mito de la RGI

La otra frase, también muy socorrida y no por eso menos falaz es aquella que afirma que los/as inmigrantes “son perezosos/as y no quieren trabajar porque prefieren vivir de ayudas públicas”, este tipo de concepto ha sido irradiado por los más diversos actores políticos de la extrema derecha, desde Marie Le Pen en Francia, pasando por Amanecer Dorado en Grecia o el Partido Popular en el Estado español. De hecho, el ex alcalde de Gasteiz por el PP Javier Maroto encabezó una vergonzosa campaña en este sentido reforzando el mito social de que los/as inmigrantes en Euskadi evitan trabajar y prefieren cobrar la RGI (Renta de Garantía de Ingresos) que es una prestación económica mensual que concede el Gobierno Vasco, destinada a atender las necesidades básicas de las personas y familias que no disponen de recursos suficientes. Si bien la contestación social a Maroto fue contundente y, una de las más que probables causas de que perdiera la alcaldía, no se puede negar su nefasta influencia en el discurso de amplios sectores de la población vasca que, aún hoy, afirman no solamente que los/as inmigrantes viven fundamentalmente de ayudas, sino que éstas se les niegan sistemáticamente a quienes no lo son.

Revisando los datos, queda claro que esto no es verdad. Para comenzar debe quedar claro que no existe ninguna ayuda social de ningún tipo ni en Euskadi ni en ningún territorio dominado por el Estado español que sea exclusiva o siquiera priorice a la población inmigrante. Por el contrario si un/a inmigrante quiere cobrar la RGI debe acreditar o tres años de residencia en Euskadi o un año de residencia y cinco cotizados en el Estado. Esto desmonta una parte de la mentira, pues deja claro que la RGI no constituye un “efecto llamada” puesto que esta restricción impide que los/as recién llegados/as, la cobren.

Por otra parte, haciendo un análisis de los datos encontramos que de las 49.648 personas que cobraron la RGI el último año la mayoría, es decir un 63% tenían nacionalidad española y el restante 37% fueron inmigrantes, con lo cual queda también desmontado el prejuicio de que dicha ayuda se concede principalmente a personas que vienen de fuera y se niega a los/as nativos/as.

Por si esto fuera poco, los datos también permiten observar que este 37% significo que 18.370 inmigrantes cobraron esta prestación, lo cual representa algo menos del 10% del total de inmigrantes en el País Vasco y demuestra que, el restante 90% no la cobra, esto a pesar de que los niveles de pobreza entre este colectivo sean del 36%, es decir 9 veces más que los de la población nativa. Con lo cual queda probado que la inmensa mayoría de los y las trabajadores y trabajadoras inmigrantes no viven de ayudas sino de su trabajo y que las ayudas se destinan a quienes las necesitan independientemente de su origen.

Finalmente pero no menos importante es saber que el total de la RGI cuesta a las arcas del gobierno vasco 461 millones de euros anuales, si comparamos este dato con los 631 millones de euros que quienes hemos venido a vivir aquí desde distintas latitudes aportamos a las tres haciendas forales, queda en evidencia que, lejos de ser una carga somos un colectivo que aporta económicamente de manera sustantiva y, mucho más de lo que cuesta a esta sociedad.
Lamentablemente en los tiempos que corren parece ser que la verdad y las cifras que la avalan no bastan para convencer, nos enfrentamos a un engrasado y sistemático aparato de propaganda que el poder ha diseñado para dividir y enfrentar a segmentos de una misma clase trabajadora y que provoca que muchos descarguen su frustrada indignación por el continuo deterioro de su nivel de vida, hacia, por ejemplo una familia africana recibe una ayuda de subsistencia. Evitando así que miremos hacia los miles de millones que se han derramado en la fosa sin fondo de los rescates bancarios, ni los cientos de millones con que se subvenciona a una patronal que con una mano recibe del Estado y con la otra fustiga a los/as trabajadores/as y exige mayores recortes en nombre del sacrosanto dios del libre mercado. Por eso hace falta desenmascarar a los/as verdaderos/as culpables, a quienes intentan ocultar la miseria que generan en la población en un creciente manto fascista de xenofobia y racismo. Contra ellos/as las verdades son nuestra más poderosa arma, verdades como puños, verdades revolucionarias.

http://eh.lahaine.org/el-inmigrante-de-schroedinger-y

8 thoughts on “El Inmigrante de Schrödinger y el mito de la RGI

  1. Pues sí, y además el fantasma del inmigrante que cobra ayudas se usa para intentar eliminar o al menos dificultar el acceso a la RGI también a los y las nativas.

    Y no deja de ser irónico que cuanto más anti-independentista es una fuerza política más extrema es contra la inmigración, sea de Gambia o de Murcia, y el supuesto “efecto llamada” ese.

  2. El gato de schrondiger y el mito del buen salvaje.Hara unos meses ,un blog del que por ahora-me reservo,dar su denominacion-publico un articulo.Donde expresaba,que no permitiria,que se expresaran en su espacio..opiniones enmarcables,en un discurso anti-inmigrantes.Sorpresas te da la vida¡¡que cantara ruben blades.Dicho blog,publico meses mas tarde,otro articulo donde se comunicaba..que sos-racismo¡¡esos de papeles para todos¡¡recibia abundantes fondos,de la fundacion soros.Es decir,que las organizaciones antiracistas,no solo no son ninguna amenaza,para el sistema capitalista,sino que son plenamente funcionales,a las aspiraciones oligarquicas.Ante unas declaraciones xenofobas,de ciertos sectores de una faccion de la extrema derecha tradicional,existe la tentacion de contraatacar,con un discurso,que convierte a los inmigrantes en una version del buen salvaje,o en un sujeto colectivo..dotado de todas las virtudes posibles.Antes de manejar estadisticas,comparativas historicas,y argumentos de ”autoridad”.Voy a mencionar,exclusivamente datos y referencias de hechos,ocurridos en mi entorno-vecindal,municipal,..amistoso-mar cercano 1.Me comenta un colega de la construccion,que una obra con serios problemas laborales,un inmigrante se presenta y comunica al patron’¡¡voz en grito¡¡su disposicion de trabajar,por menos si era necesario.No fue golpeado alli mismo de milagro.2.Una antigua amigo,empleada en limpieza de portales y negocios.Me dice con amargura,la dificil situacion de muchas de ellas,en este sector.Ante la competencia’ de unas recien llegadas de europa del este,que sin ningun problema realizan favores sexuales,a los empresario a cambio de colocacion.3.Hara algunos años,una trabajadora de servicios sociales,me informa de la dificil situacion de muchos sin-hogar,ante el copamiento de albergues,por inmigrantes.4.EN un mercadillo existente,en mi ciudad los gitanos locales,tuvieron que enfrentarse con gitanos extranjeros y otros inmigranes,que se colacaban frente a sus puestos,sin pagar ninguna tasa y poniendo en peligros su negocio 5.Un antiguo conocido de luchas politicas,me narro hara algun tiempo,que despues de gestionarle,amistosamente una colocacion a un inmigrante,este se desentendio del pacto y provoco que cayera,en el desempleo.Seguramente si este articulo fuera leido por miles de personas,de anecdota se pasaria a categoria y se nos desharia,cualquier planteamiento manique de este problema.A quien conserve la capacidad de pensar con cabeza propia,simplemente le llamo la atencion¡¡Alguna vez ,se ha visto alguna campaña,de la asociacion española de la banca o de las patronales¡¡Contra la inmigracion ilegal.Por algo sera.Nada hay mas peligroso,ni contraproducente,para las personas y organizaciones de izquierda consecuente.Que en las guerras y luchas sociales entre pobres,alinearse exclusivamente con un tipo de pobres.

  3. León José, el artículo habla de datos y son datos claros y contundentes. Tu contrapones ante estos datos actitudes personales de algunos inmigrantes. Uno de las estrategias del racismo es la generalización, tomar la parte por el todo. por supuesto que hay inmigrantes cabrones, fachas, desleales y malas personas, como también hay vascos así. Aunque, probablemente en ninguno de los dos casos sean la mayoría . Una vez me pasó que alguien me preguntó de donde era, y cuando le contesté que era boliviano me dijo: “los bolivianos son buenas personas, yo tenia una vecina boliviana muy buena gente”, yo tuve que decirle que yo, en Bolivia tenía muchos vecinos bolivianos y algunos eran unos verdaderos cabrones. Gente buena y mala hay en todo lado. El tema no es ese, sino la tendencia en Europa a un creciente racismo y xenofobia que busca fundamentalmente dividirnos entre pobres de aquí o de allá. Si lees el artículo no defiende exclusivamente a los inmigrantes sino la necesidad de que no se utilice esa cortina de humo que nos oculta la verdadera lucha de fondo entre las clases trabajadoras, independientemente de su origen, contra los explotadores, obviamente también, independientemente de su origen.

  4. DATOS y datos–Cual me imaginaba.se observa el dedo y no la luna.Para que se vea que no todo es anecdotario personal//algunos datos-En el estado español,una media del 40×100,de las denuncias por la denominada violencia de genero,proceden de la comunidad inmigrante.En sectores–hosteleria,construccion,etc….donde la presencia de inmigrantes,es grande,hay estancamiento y retroceso salarial.En las comunidades de inmigrantes TAMBIEN,se dan abundantes actitudes y comportamientos racistas/magrebies versus subsaharianos,rumanos payos contra rumanos gitanos,,etc.Incluimos tambien casos,de agresion fisica,discriminacion en nogocios y demas.Culquiera que se patee la calle,ve y conoce perfectamente,que la subcultura/musica reggaton,mimesis con series de tv. y…./alimentan un acusado comportamiento machista en adolescentes sudamericanos y allegados.En algunas elecciones de otros paises,donde han participado,los inmigrantes aqui establecidos,han triunfado las candidaturas mas derechistas.Si se anima la participacion ,se pueden aportar mas estadisticas y estudios serios.

    • Creo que este debate hay que tenerlo pero también que hay que tenerlo de forma sosegada y respetuosa: no hay que caer en el “buenismo” pero tampoco en el lepenismo (por favor, no).

      Me parece que en concreto cargar contra los latinoamericanos es bastante poco acertado, ya que sin duda son la comunidad inmigrante más cercana culturalmente y que más facilidad tiene para integrarse, junto a los rumanos quizá. Además yo no veo “latin kings” aquí en Euskal Herria, que no digo que no los haya pero debe ser en algún barrio que no frecuento, cuando he oido hablar de “latin kings” siempre es en Españistán, y tampoco mucho.

      Sí que por supuesto el problema de la guetoización de comunidades inmigrantes es serio y debería de ser atajado de alguna manera, por otro lado hay que reconocer que para ellos esos “guetos” sirven de amortiguación a los estreses de la migración, que es primariamente económica, pero también pueden actuar como prisión mental-cultural de forma poco sana. Tampoco es que nuestra sociedad, arrasada por el individualismo consumista-capitalista, sea tan guay ni tan acogedora. No es tan fácil sentirte parte de una comunidad en la gran ciudad aunque seas nativo: el capitalismo es anti-comunitario, individualista extremista.

      A mí lo que más me preocupa quizá es la comunidad musulmana, sobre todo porque parece que las versiones más reaccionarias del Islam se están volviendo dominantes. Hace no mucho en esta calle había al menos tres comercios regidos por musulmanes que vendían cerveza, hoy sólo queda uno (el más antiguo) y en cambio han surgido como champiñones los comercios “halal” y se ve al hablar con la gente que están muchísimo más influidos por una visión política conservadora de la religión, algo que desde luego viene del otro lado del Mediterráneo y es igualmente preocupante (y a mi entender muy rechazable) tanto aquí como allá.

      Otro tema preocupante hasta cierto punto es que la arribada de nuevas oleadas de inmigrantes es una presión extra contra el euskera, ya que de hecho el castellano es la lengua franca y, con cierta lógica (que no deja de ser perversa), los inmigrantes aprenden castellano (o a veces ni siquiera casi) pero pasan totalmente del euskera.

  5. El comentario de Leon José mantiene una carga xenófoba importante que hace complejo el debate, la violencia de género es un producto del sistema patriarcal mundial y afecta a absolutamente todas las sociedades del mundo, combatir el patriarcado es una prioridad revolucionaria claramente internacionalista que no debe distinguir ni de culturas ni de fronteras. Por otra parte, así como existe el reguetón como forma machista de expresión cultural de cuño latinoamericano, habrá tal vez que reconocer otras formas culturales y musicales que han influido para bien en la cultura europea y mundial. Digo, no solamente le hemos traído regueton al viejo mundo, también a Silvio Rodriguez, Violeta Parra o a Frida Khalo; o el chocolate y la papa que tanto se disfrutan por aqui; o el pensamiento de Mariátegui y Fidel Castro; o los zapatistas y los procesos de izquierda que han salvado al mundo del pensamiento único y el fin de la historia de Fukuyama. En fin, creo que la cosa es más compleja que ciertas simplificaciones que caricaturizan a pueblos y culturas ricas y fascinantes como las que hemos construido allá del otro lado del charco. Sobre el, a quien votan los inmigrantes pues, en fin que quieres que te diga, son sometidos a la misma manipulación e influencia mediática que los de aquí. Finalmente responzabilizar a los trabajadores y trabajadoras, sean inmigrantes o no, del estancamiento de los salarios, es desconocer profundamente las más elementales leyes del funcionamiento del capital, ante ello recomiendo humildemente y desde el mayor respeto más lectura y autoformación.

  6. Sobre el comentario de Maju que es , por otra parte muy interesante. En el tema de la radicalización islámica, tanto entre la población inmigrante como en los mismos países musulmanes, hay una relación directa entre la islamofobia creciente y las agresiones militares con la radicalización islámica que, por otra parte son funcionales una con la otra, el discurso racista de la extrema derecha alimenta a los fanáticos islamistas y estos a su vez dan sustento a los otros. Creo que la posición coherente al interior de la izquierda vasca pasa por combatir ambas caras de la misma moneda y trabajar muy a fondo la posibilidad de que, quienes venimos de otro lado, encontremos en el proceso de liberación nacional y social de Euskal Herria, la posibilidad real de ser parte de un proyecto que permite una identidad influyente en la que puedes ser de aquí sin dejar de ser de allá. Finalmente ante el proyecto de identidad excluyente y racista que nos convierte en ciudadanos de segunda que nos ofrece esa España incapaz de superar su acendrado nacional catolicismo franquista. Una Euskal Herria abierta a la diversidad con equidad y justicia social resulta no solamente atrayente sino necesaria para los colectivos inmigrantes.

  7. Agradezco el enfoque serio y respaldado que realiza el articulista, sobre todo si es tomado en cuenta para desmontar el armado ideológico que prevalece incluso en lectores que en apariencia, se adscriben a una visión concienciada de la realidad. Las opiniones del comentarista León José, son la demostración fáctica de cuánto daño hace la inoculación de estructuras de pensamiento que quieren seguir partiendo el mundo, sin argumentos reales, con el sólo objetivo de persistir en alimentar una identidad occidental (incluída Euskal Herria) que se auto percibe como “mejor”. Los ejemplos proporcionados por el comentarista León José están viciados de una lectura completamente equivocada que pretende seguir estigmatizando a grupos poblacionales heterogéneos con asignaciones de características de sujetos indeseables que en todas las culturas existen, también en la vasca. En absoluto es verdad que la violencia de género procede de la comunidad migrante, que también es un colectivo donde incide esta lacra humana de la violencia.

    Españistan y Eukal Herría no se caracterizan precisamente por estar fuera de la violencia de género, todo lo contrario, a pesar de marcos legales, campañas de concienciación, etc., el tema es cada vez más acusado, no sólo porque es un tema estructural a todas las sociedades patriarcales, sino porque existe un contexto de violencia del sistema capitalista, donde este tipo de violencia es permisivo y hasta soliviantado. Por otra parte, querer descalificar a colectivos inmigrantes adjudicándoles formas culturales canalizadas por medios de comunicación, sea en corrientes musicales, programas de alta audiencia televisiva con contenidos de corte machista, es querer tapar el sol con un dedo, o sino pregunto a León José en qué contexto vive?, porque que yo sepa, la televisión española (muy vista en el País Vasco, que también contiene programas de características similares), salvo pequeñas excepciones, se caracteriza por programas basura como Gran Hermano, Sálvame, Cámbiame, etc, y una serie de ofertas televisivas de supuestas tertulias políticas, que lo único que reflejan es el oscurantismo del pensamiento predominante de “La culta España y las culturas que dentro de ella viven”. Qué dice León José de los y las diez mil niños y niñas Sirios/as ¡10000! desaparecidos en territorio europeo, sin que nadie diga nada al respecto. Qué opina de la progresiva anorexia en las mujeres españolas controladas por formas ideológicas patriarcales que les impone modelos estéticos?, qué opina de los seis suicidios diarios que acontecen en el territorio español y vasco a causa de la draconiana y inhumanizante política económica capitalista?, qué opina finalmente de los desahucios dejando a miles de personas en la calle, sólo por proteger a la banca?. También es culpa de la migración?.

    Quisiera recordarle a León José que uno de los países que más migraciones tuvo a lo largo de la historia humana, fue España, donde cuota migrante del País Vasco fue enormemente significativa, y no es que migraban por buscar mejores oportunidades porque sus países fueron desmantelados por invasiones, sino porque el leitmotiv fue el robo, exacción y asesinato. Un poco de reflexión y autocrítica es lo que hace falta. Reconociendo que migrar es una característica inherente al ser humano, o sino que mire hacia su árbol genealógico, en el que con toda seguridad migraron, migran o migrarán.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s