Home

pensamientos-según-la-clase-social

Autor: Borroka garaia da!

Continuación de Comuna, interclasismo, binomio, trinomio… (Segunda parte)

Siguiendo con el debate iniciado hace unos días y como lo prometido es deuda, hoy toca tratar el concepto político de interclasismo. En primer lugar habría que definir que entendemos por interclasismo. El interclasismo a grandes rasgos es la conciliación de clases de cara a objetivos determinados. Claro que al mismo tiempo también es el objetivo del imperialismo y el capitalismo. La conciliación de clases y estados bajo su mandato y en su ausencia, la guerra declarada bajo cualquier formato. Al contrario, el objetivo de la izquierda revolucionaria es la destrucción de las clases (su desaparición, no su pacto) y la libertad de los pueblos.

Si bien el interclasismo ha sido la herramienta histórica del capitalismo para asentar en convivencia la sociedad de clases y por tanto la explotación, tras hacerse con el monopolio de la violencia y haber aplastado la resistencia, el interclasismo también es teorizado como vía hacia el socialismo por los primeros ideólogos del reformismo y hoy es una de las bases fundamentales de la socialdemocracia moderna.

Este interclasismo socialdemócrata no solo sería táctico o estratégico sino que fundamentalmente es ideológico y en el fondo es un rechazo a la lucha de clases. Es decir, los problemas “se pueden solucionar” entre todos (todos somos hermanos) y en las instituciones. Empresarios, trabajadores y parados en alegre biribilketa. De esta manera, se intenta evitar procesos de confrontación que traigan soluciones en beneficio de la clase trabajadora para instalar la “paz social” mientras una por una se aplican medidas contrarias a los intereses de la clase trabajadora y se intenta ahogar la respuesta social. Clase social desaparece como factor diluyéndose en lenguaje vacuo democraticista y en falsas conciliaciones. Este paradigma responde al interés de clase de la aristocracia obrera o franjas relativamente acomodadas que intentan mantener su estatus y que necesitan al mismo tiempo la integración de la clase obrera que tienen por debajo en dependencia hacia sus intereses. De ahí viene ese sentimiento que innumerables veces a lo largo de la historia la clase obrera ha sentido en sus carnes de que a pesar de haber luchado lo indecible al final lo que se consigue es más bien poco (porque el listón lo acaba poniendo el estatus de clase de las fracciones antes comentadas pactando con la burguesía). Por lo que el interclasismo también tiene otra definición: es el método mediante el cual se usa de carne de cañón a las y los de más abajo para que los del medio estén algo mejor, sin tocar a los de arriba. En ese sentido reformismo e interclasismo serían por tanto dos caras de la misma moneda.

A nivel general se puede decir que no existe jamás una estrategia interclasista aunque sea mencionada de tal forma ya que o domina la clase trabajadora o domina la burguesía. La estrategia interclasista es en realidad una estrategia burguesa (cuya culminación es el pacto entre burguesía en grado de comandancia y sectores acomodados).

De la misma forma, ningún Estado ha surgido por medio del interclasismo, no se conoce el estado interclasista. Solo puede haber una clase constituyente y el resto en dependencia ya que ningún Estado es neutral ni en cuanto a la clase ni en cuanto a la nacion(es), sino una dictadura de clase que se hace con el monopolio de la violencia en un territorio determinado. Ni que decir tiene que la clase que se abstraiga de conseguir el monopolio de la violencia jamás tendrá Estado. Aunque de Estado /Comuna se tratará en el siguiente y último post de esta serie junto a las valoraciones finales.

Frente a la estrategia interclasista propia de la socialdemocracia, o del imperialismo /capitalismo, la clase obrera revolucionaria ha propuesto varias recetas, principalmente: La vanguardia, la autonomía de clase y la hegemonía. Sin entrar en la interrelación existente entre todos los conceptos y a sabiendas de las diferentes interpretaciones de cada uno de ellos, básicamente se podría decir que el objetivo que tienen es por una parte activar a la clase obrera, hacerla independiente de intereses de clase ajenos, e impedir que la clase burguesa dirija y lo haga la clase obrera manteniendo unido a un bloque social que no es homogéneo y cuenta con contradicciones de clase, pero la clase obrera es la hegemónica, domina y dirige, mientras con su acción mantiene unido lo heterogéneo sin que las contradicciones se radicalizen y estallen. Este proceso es antagónico al interclasismo como estrategia y como ideología y dependiendo de su fortaleza y a las condiciones objetivas suele contar con el apoyo de las clases populares en grado de dependencia. Por lo que el anti-interclasismo integral que entiende que la táctica hegemónica de cara a arrastrar franjas sociales o a producir conciencia de clase en sectores de la clase obrera sin conciencia es descartable, lo cual significa que las clases populares pasan a ser enemigas tendría el espacio para la táctica y la estrategia muy reducido haciéndose muy difícil contrarrestar a la inminente alianza entre burguesía y clases populares. Eso no significa que sea fácil la alianza en grado de dependencia de las clases populares con la clase obrera, pero dar la batalla por pérdida de antemano lo hace imposible, aun a sabiendas del peligro siempre latente de las aspiraciones burguesas en un momento dado de parte de las clases populares debido a su posición histórica en la sociedad de clases que la hace girar cual veleta. Al final la última palabra y lo determinante lo tendría la fortaleza (o debilidad) de la clase obrera.

“En un pueblo donde haya opresión nacional, la lucha de clases adquiere forma de lucha nacional”.

Es bastante probable que algunos simpatizantes y militantes de la izquierda abertzale que lean esta frase piensen que corresponde a la genuina aportación teórica de la izquierda abertzale, incluso puede que algunos piensen que fue concretamente ETA la que sentenció semejante afirmación. Lo cierto es que ni una cosa ni la otra. Esa frase corresponde al chino Mao Tsetung décadas antes de que naciera ETA y la izquierda abertzale moderna.

Esa frase es compleja de explicar, ni el propio Mao supo explicarla bien porque para empezar no existe lucha de clases sin forma nacional (toda lucha de clases opera en una realidad nacional concreta) y la lucha nacional puede ser contraria a los intereses de la clase trabajadora, si la lucha nacional no es real y es direccionada a modo de excusa para fortalecer a la burguesía. En cualquier caso habría que hacer un análisis conciso de que se entiende por lucha nacional y por lucha de clases para poder entender la frase misteriosa de Mao y hay que conocer el contexto donde fue dicha. Que no fue otro que en la inminente invasión militar por tierra, mar y aire de las fuerzas armadas imperiales japonesas. Debido a ello Mao optó por la necesidad de una alianza militar entre el partido comunista y patriotas de derecha. Una necesidad coyuntural táctica necesaria para repeler la invasión, (algo que interesaba objetivamente a burguesía como a clase trabajadora), pero no desde luego suficiente como para que alguien lo sentencie teóricamente de tal manera haciendo de ello un paradigma estratégico sacado de contexto cuando no pasaba de necesidad oportunista (aunque acuciante debido a la situación). Entre otras cosas, esa alianza acabó en guerra civil y con la expulsión de los nacionalistas burgueses a Taiwan de una patada. Por lo que en este caso la clase trabajadora se pudo valer de la burguesía para después patearla. Algo que desgraciadamente han sido excepciones en la historia de la humanidad.

Este tipo de alianza coyuntural en países ocupados nacionalmente solo es probable o factible cuando partes de esa burguesía realmente tienen mucho que perder ante la lógica de la ocupación o de ser destruidas y absorbidas por la otra burguesía ocupante.

En realidad el origen real de este planteamiento teórico precede a Mao y viene de los procesos históricos independentistas frente a España principalmente en América. La metrópoli de las colonias españolas en América ejercían una fuerte presión sobre las burguesías nacionales a las cuales no les salía rentable su situación y en muchos casos se producían procesos de radicalización o incluso desclasamiento poniéndose al servicio de la clase trabajadora y sus intereses objetivos tanto nacionales como sociales dando paso a procesos de liberación nacional.

Pero este no es el caso de Euskal Herria, muy especialmente hoy en día, donde la burguesía vasca y sus intereses corren de la mano del interés del capitalismo español del cual son partícipes y beneficiarios. Tanto la burguesía clásica españolista como la vinculada al PNV. Esta es la razón por la que el PNV está incapacitado para desarrollar cualquier proceso de independencia. Estando cubiertos sus objetivos estratégicos con autonomía, UE, conciertos y convenios. Por lo que una estrategia interclasista de cara a la burguesía vasca por la socialdemocracia abertzale ha desestructurado el proceso de liberación nacional y social en los últimos años, mientras que el propio socialismo revolucionario abertzale ha sido desestructurado.

Debido a todo ello el pueblo trabajador vasco debe ser tomado como núcleo central del proceso de liberación. Ya que respondiendo a sus intereses mediante una lucha nacional y de clases crucial es como se podrá activar una mayoría para la liberación.

Y es que en un pueblo donde haya opresión nacional, la lucha de clases adquiere forma de lucha nacional .. solo cuando la burguesía sufre las consecuencias en su bolsillo o su vida peligra en la opresión nacional. Cosa que no siempre ocurre por lo que la liberación nacional y social serán dos caras de la misma moneda. Es la clase trabajadora y sus intereses, no la ciudadanía que oculta la lucha de clases, el único motor posible de liberación ya que la burguesía vasca no puede ser convocada para la independencia porque vive bien en la dependencia a costa de la clase trabajadora.

Este ha sido un problema crucial a lo largo del proceso de liberación. No porque la izquierda abertzale haya llevado una estrategia anti-colonialista (que en mi opinión no ha sido así), tampoco porque su estrategia haya estado basada en el pacto con la supuesta burguesía nacional (cosa que en mi opinión tampoco ha sido así salvo los últimos años) sino que pese a llevar diferentes estrategias y tácticas de liberación nacional y social en el momento en que se llegaban a puntos de inflexión conseguidos tras dura lucha, es en esos momentos concretos que podrían haber culminado en algo ha aparecido “el pensamiento mágico” al no tener lo que nos ha faltado en todas estas décadas de lucha se ha pensado que el PNV lo podría ofrecer. Y ya se ha visto como lo ha hecho. ¿Qué es lo que ha faltado para que todos y cada uno de los intentos (Txiberta, Argel, Lizarra-Garazi,2006, 2011…) se hayan ido al traste? ¿Por qué en esos momentos siempre han terminado de la misma manera? ¿Qué es lo que ocultaba tal pensamiento mágico? Si bien no una estrategia interclasista si una culminación. Y ha sido imposible.

La respuesta a esto creo que es la misma en todos los casos, la ausencia de la fortaleza de una clase nacional constituyente que no puede ser otra que la clase trabajadora vasca de acuerdo a sus propios intereses de clase que marque una agenda. Tanto estratégica como de culminación, por lo que no tenga que depender de ningún otro factor que no sea ella misma. Y volvemos otra vez al sujeto y a la autonomía de clase.

Fusionar definitivamente a las capas obreras vascas que hasta ahora han estado bajo la manipulación españolista o regionalista de la burguesía en un proyecto atractivo y palpable de liberación nacional con alternativas más que claras y contundentes en lo social. Única forma de acabar con la división de la clase trabajadora. Si eso ocurre Euskal Herria estará muy cerca de la ruptura. Esta batalla no partidista se va a decidir principalmente en las márgenes del Nerbion y Bilbo (precisamente donde surgió el nacionalismo vasco y el nacionalismo revolucionario) así como en Nafarroa y en las macrozonas industriales y de mayor densidad obrera de Euskal Herria. Ese soberanismo con agenda social con la clase trabajadora vasca por bandera y no partidista es el factor totalizante para dar cabida a los diferentes puntos de vista que se están fragmentando y dispersando en el independentismo y en la izquierda. Y para darle cuerpo más allá de las palabras y la propaganda que se las lleva el viento, hace falta una estrategia material de poder. O dicho de otro modo, la potencia política de la autonomía de clase con respecto al poder de clase de sus enemigos, es el medio más eficaz para construir una nueva hegemonía. Una vía de liberación donde las luchas deben interrelacionarse dialécticamente en la práctica de diferentes espacios en el día a día. Práctica que nos indicará las posibilidades de aceleración, saltos e interrelación de factores y condiciones en ese proceso. Es ahí donde esa clase nacional constituyente se irá reconociendo así misma. Porque a parte de ser sujeto pondrá el predicado y el verbo.

25 thoughts on “Comuna, interclasismo, binomio, trinomio… (Tercera parte)

  1. Eztabaida hau aberasteko, blog honetan idatzitako artikuluen loturak uzten ditut… identitatea, klase kontzientzia nazionala, borroka nazionala, Marx, Mao, Txabi, independentzia eta sozialismoaz… HIRU PARTE DIRA

    https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/11/06/sobre-la-razon-dialectica-de-la-identidad-primera-parte/

    https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/11/07/enajenacion-y-conciencia-de-clase-ii/

    https://borrokagaraia.wordpress.com/2012/11/07/conciencia-nacional-de-clase-y-iii/

    Aurrera!

  2. No se muy bien lo que habrá pasado en otros sitios (incluida China), pero en el caso vasco el enemigo de clase ha sido históricamente, y siempre, enemigo nacional. A partir de la V Asamblea, y la importante influencia teórica que tuvieron los escritos maoistas de Krutwig, los intentos de atraer al PNV a la lucha nacional han terminado siempre en frustración grave. Como sin duda terminará la actual fase de aproximación encubierta entre Bildu-PNV.

    Una larga lista de fracasos, entre los cuales tal vez los mas decisivos Txiberta y el mas reciente descarrillamiento del Lizarra-Garazi. Un ambicioso proyecto de ETA, que sin embargo se dejó engañar por los Arzallus, Egibar etc.

    Perdón por citarme a mi mismo: yo estaba entonces en la Mesa Nacional. Y no hice nada contra esto. Como mucho advertí a los negociadores, que no se fiaran del PNV. Que ni siquiera permitieran que les invitara a un café. Anecdótico e insuficiente. Ni siquiera figura en las actas… Mea culpa.

    La vocación unitaria, frentista y de acumulación de fuerzas de la I.A. nunca ha sido correspondida por el poderoso adversario al que iba dirigida. Sencillamente porque el partido de Sota (PNV), no estaba ni está (desde 1930) interesado en la independencia vasca. Cómo iba a estarlo. La burguesía, media o alta “nacional”, solo tiene una patria: el mercado. Bueno a lo mejor tiene otra: las urnas. Y cuanto mayor y mas sólido sea este mercado y estas urnas…mejor. La burguesía no tiene patria. Tiene mercados y plusvalías de que apoderarse. Si queda algo de patria por ahi…debe de ser para los obreros mas despistados.

    Es un clásico de nuestra historia, desde el s. XIX.

    • Aupa Josemari. No te fustigues, si la culpa ha sido de alguien, habrá sido de todos, que no solo sirve lo del granito de arena cuando las cosas salen bien, todos aportamos nuestro granito de arena cuando también salen mal. Tú que tienes buena memoria histórica (hasta conmigo, fijate lo desmemoriado que es uno) lo cual nos sirve para recordar donde pulgarcito fue dejando las miguitas. Abrazos.

    • Cuando te roban una vez la culpa es del ladron, cuando te roban la segunda vez la culpa es de uno, que no ha puesto remedio para evitarlo… Cuando te roban enesimas veces, la culpa ya no es cuestion de culpa, sino de aficion y vicio con el asunto, vamos que mola que a uno lo devalijen perpetuamente.

      Si, la burguesia si tiene patria, la suya, como siempre, su mercado garantizado por su Estado y ejercito; que exige que todas las demas clase se pliegen al mismo, y en union sagragada esten dispuestas a convertirse en carne de cañon por defenderlo.

      Que el PNV no es independentista, ya lo sabiamos, lo que no se ha dicho mucho, es que tampoco lo es esa pequeñaburguesia radical que tanto se autoproclama independentista, no lo es primero por panico escenico, pero tambien por cobardia, por mucho que meta ruido o verbalice y verborree sobre el asunto. Por eso siempre tratara de empear a la clase obrera como carga de maniobra, para que engañada por proclamas exultantes se deje la piel y la vida, para las pequeñas operaciones de reacomodo de la primera.

      Su independencia, no es nuesta independencia, la de la clase obrera.

      —————————————————-

  3. Una pregunta me ronda desde hace años: ¿sabría alguien dar datos aproximados (en %) de la composición de clase en Hego Euskal Herria? Sobre todo, sería interesante saber de cuanta gente hablamos cuando nos referimos a la pequeña burguesía y a la parte más acomodada (la aristocracia la llaman algunos) de la clase trabajadora.
    Bide batez, galdera erantzun nahi duenari (Kolitzak gaztelaniaz galdetuta ez zidan erantzun): Beltzaren El nacionalismo vasco (1876-1836) balizko historiografia marxista baten aletzat hartu ahal da? Hots, oraindik egiteke dagoen lanketarentzako (gure historia langile klabean kontatzea, alegia) aurrekari baliagarria da?

    • Aupa pedro aurrekoan erantzu nizun, ez dakit erantzuna irakurri zenuen.
      Por otro lado: para conocer los datos de composición de clase de hego euskal herria habría que definir previamente los criterios, y despues buscar los datos en las escasas fuentes de info que tenemos (estadísticas, eustat etc).

      Yo considero el asunto desde el punto de vista de las rentas (salarios, ganancias, tributos etc) en lo que respecta a la composición social de clase, pero no en lo que respecta a cuestiones de otra indole sociográfica (por ejemplo, currelas que explotan trabajo ajeno, autónomos funcionarios, trabajadores asalariados, etc…). Los umbrales que utilizo: por debajo de 1500 al mes, clase obrera precaria: entre los 1500 y los 5000, aristocracia obrera; entre 5000 y 15000 pequeña burguesía; de ahí en adelante media y alta burguesía, y da igual como lo definamos, porque los datos no están a partir de cierto umbral, y estos representan al 1 por ciento.

      En la CAV, por ejemplo y más o menos (datos del 2014):
      Alta y media burguesía 1 por ciento.
      Pequeña burguesía 5 por ciento.
      Aristocracia obrera 40 por ciento.
      Clase obrera restante 54 por ciento. ( de entre los cuales: más de mil euros al mes un doce por ciento, y el resto, osea la mitad de la sociedad activa está por debajo de los mil euros al mes, sobreviviendo a duras penas.)

      Ten en cuenta que la diferencia dentro de ese 1 por ciento es una differentia specifica, porque ahí dentro está la oligarquía, un puñado de gente que maneja el país, camuflada entre la burguesía media.

      En nafarroa no manejo, pero creo que son muy similares porque su composición sociográfica es muy similar.

      Aquí tienes datos para salsear:

      http://www.eustat.eus/estadisticas/tema_395/opt_0/ti_Renta_personal_y_familiar/temas.html

      • En respuesta a Pedro, y a Kolitza…

        Existe un texto de hace la tira de años de Gilo, sobre composicion de diferentes capas y clase sociales en EH (creo que es de finales de los 70 o principios de los 80). Ya no recuerdo los criterios de clasificacion.

        Seria incorrecto realizar una estratificacion en cuanto al ingreso… porque lo importante seria partir de cual es la fuente de ese ingreso (¿de su trabajo o de trabajo ajeno?). Por otro lado, debemos de tener en cuenta que por ejemplo, las “profesiones liberales” declaran fiscalmente algo asi como mil doscientos euros por mes (evidentemente el dentista de mi pueblo, segun eso es algo asi como un mileurista….con un 4×4 a la puerta de casa).

        Para una definicion estricta de clase obrera, (lo he repetido varias veces, asi que me perdonan por favor lo pesado) son cuatro: no posesion o propiedad de medios de producion; no posesion de renta o patrimonio distinta a la de su medio de trabajo; condicion asalariada como unica fuente sustento vital, y participaciion en un proceso de creacion de plusvalia…. Si tomasemos estos elementos como los clasificatorios (o estadisticos cercanos a ellos) podriamos ver, que realmente, en cuanto a condicion “proletaria” u “obrera”en EH, la proporcion sera realmente minima …. y va a menos. (La clase burguesa parasitaria local cada vez obtiene mas plusvalia, por mecanismos finacieros o transferencias externas; al mismo tiempo que los pocos sectores proletarios existentes los somete cada vez mas a una intensificacion explotadora y extenuante). [Para una especificacion ‘estricta’ de clase obrera recomiendo el texto clasivo de Issac Rubin, un excelente marxista, que el estalinismo aniquilo en Siberia].

        ¿por que hay cada vez menos plusvalia en EH?… por la coparticipacion de la “economia vasca” en los procesos de extraccion de plusvalia de la periferia internacional del capital, por esa misma razon emerge la condicion de “aristocracia obrera”. Es decir, cuando un pais es mas intensamente imperialista, su clase obrera es mas entusiatamente de derechas. Pues usufructa de la esquilamacion al exterior, y vive agusto con dicha prebenda .

        De todos modos, una “clase”, una clase social, no es una condicion social. Una clase se constituye a partir de la interrelacion de sus miembros, es decir cuando establecen relaciones que garanticen, reclamen o configuren un interes comun, y que emerga una situacion superadora de su misma condicion, es decir el sujeto no es la suma simple de sus miembros. Esto se verifica en cuanto que esa clase, supongamos que la clase obrera, se hace beligerante de sus propios interes (lo hacen las otras clase sociales: la burguesia con sus club privados, redes familiares o centros de abogados; o las burguesias media o pequeña, con sus camaras de comercio, sus asociaciones de interes, o sectoriales). Es un paso adelante, pero no lo es en gran medida, si tenemos que los “representantes” de tal clase obrera, son sus sindicatos u partidos que como tal se proclaman, lo hacen en virtud de acomodar tal sujeto-clase a las condiciones existentes en el orden vigente. Es decir, son reproductores de la totalidad de ese orden: no hay salida de la ratonera, de la ley de bronce al salario justo, dulcificadores de la misma condicion que los explica..

        La quinta condicion que establecia Marx, era la conversion de tal clase, en una consideracion distinta en cuanto que “clase politica”. Es decir, no se trata reproducir el orden existente, las mencionadas condiciones no son un producto natural, al contrario son una imposicion que establece una condicion real de esclavitud asalariada. Para salir de la misma, solo sera posible en la medida en que tal clase rompa su condicion subsumida, y reordene toda la totalidad vigente. Por lo tanto, debe de hacerse politica, aspirar a concentrar un poder real tal que haga reventar lo socialmente dado por hecho y cohecho. La direccion en consecuencia es abrir el camino, el esclarecer el rumbo, desbrozar la ruta, para que tal emergencia, posibilidad o necesidad historica se haga efectiva. La clase es el sujeto, el obrero-objetivo, hacerle espacio para que pueda cumplir su cometido fundamental, disolver y licuar, una sociedad que reproduce una totalidad de permanente esclavitud.

        ¿Se pueden hacer estudios espeficos para EH?. Por supuesto que si, se han hecho analisis de acumulacion, variacion de plusvalia, etc., para otros paises. No es que exista una ‘tecnologia’ concreta, pèro es posible el analisis. Se podria establecer donde, y desde donde esta fluyendo la produccion de plusvalia en la sociedad vasca, Su evolucion, su localizacion y su vulnerabilidad. Donde se concentra y redistribuye la ‘clase obrera’, y la ‘nueva clase obrera’ en EH, redes de organizacion, control y dominio. ¿Algo de esto hara alguna vez la universidad publica vasca?. Evidentemente que no, nadie muerde la mano que da de comer.

        ————————————————————-

        • Aupa petri,
          lo de las rentas ya he explicado que no lo utilizo para sociografía de capas, sociografía específica o sociografía política, sino para la caracterización general. Para mí el criterio fundamental a nivel de sociografía general para distinguir a la clase obrera es que no es capaz de aumentar su poder social, sino simplemente como mucho de reproducir su situación, y que por lo tanto su único interés en que la acumulación prosiga es para mantener su renta, no para aumentarla.
          Por lo tanto un cirujano que cobra 8000 o 9000 euros no es clase obrera por muy asalariado que esté: por el hecho de que 1-con ese patrimonio puede retirarse de la producción (del trabajo) y poner a funcionar su dinero como capital (poniendo a currar gente en un negocio que monte), invirtiendo su dinero como capital financiero en fondos de inversión (moneyed interest), o en renta (viviendas y alquiler, etc) cuando quiera, y si sigue trabajando es pura y simplemente porque su trabajo se ha convertido TAMBIÉN en un modo de extraer plusvalía ajena. Lo mismo digo de un directivo de banco, etc…
          Pero en general no puede decirse lo mismo de un currela que cobra 2500.

          Por otro lado: un currela que tiene un bar y tiene asalariados a dos currelas, pero cobra por ejemplo 2000 euros y está de deudas hasta arriba, no ha superado el nivel de la clase obrera, no es capaz de explotar trabajo ajeno porque su mierda de patrimonio no funciona como capital, tiene deudas, etc… (lo que no quita que actúe como agente económico capitalista, propietario, etc… con todas las consecuencias.)

          Por eso distingo (he distinguido arriba) entre diferentes criterios. Para mi, en genral, distinguir entre SOCIOGRAFÍA GENERAL, y SOCIOGRAFÍA ESPECÍFICA, política, de gremio, etc… Debes tener en cuenta que Marx NO investigó las clases medias, y debemos desarrollar un aparato crítico para investigar este asunto, que es más complejo de lo que parece, creo yo. No sirve, a este efecto, agrupar todos los criterios bajo un mismo parámetro, sino que debemos, a mi juicio, explorar la composición sociológica desde los distintos criterios de clase, para ver qué distintas imágenes podemos extraer.

          Por ejemplo, desde mi concepto de sociografía general, la clase obrera vasca está compuesta por un 94 por ciento de la población; sin embargo, desde mi criterio de sociografía específica, la clase obrera probablemente no llegue al 50 por ciento de la población (cifra que seguramente es la que manejas tú).

          Desde luego, desde un punto de vista de sociografía política la cosa cambia: el funcionario que cobra 8000 euros actúa bajo funciones ”trabajadoras” y tiene mentalidad de gremio en ese sentido, es capaz de hacer huelgas en contra de sus jefes y después irse a una de sus viviendas, en un porsche, etc… En el caso del currela de bar: su situación es la de un empresario, pequeño-empresario, etc que no ha logrado serlo realmente, no ha logrado explotar el trabajo asalariado, ahogado en deudas, por ejemplo, PERO comanda trabajo ajeno, ya que tiene asalariadas a dos personas bajo su mando. En ese sentido, sus huelgas, por ejemplo, no son contra los jefes, pero si que participará en condiciones de mentalidad de clase en otro tipo de huelgas, por ejemplo, huelgas generales contra la clase capitalista o el capital (esto ya es en sí significativo), o huelgas políticas, etc…
          Sin embargo, en su calidad de comando de trabajo, se convierte en comisario político de la oligarquía, y además, en muchos casos, en torturador silencioso de su trabajadores. Todo esto es tan importante como lo otro, pero DIFERENTE. La diferencia consiste en ser un capitalista, o actuar como si lo fueras.

          Para mi el elemento fundamental es: ¿Cuánta pasta tienes, cuánta pasta ganas? Porque en un centro imperialista los salarios son, como bien dices, una tapadera de extracción de trabajo ajeno.

          Dicho esto, considero que 2500 euros, por ejemplo, es una cantidad mensual que cae bajo el concepto de salario. ¿Por qué? Porque no permite ningún tipo de patrimonio productivo para la explotación de trabajo ajeno (excepto casos excepcionales de gente sin escrupulos y gran habilidad económica, a los que han dado en llamar emprendedores, que genralmente cuentan con la aquiescencia de buitres más grandes que les respaldan, etc). Que nos hayan tomado el pelo con lo de que un salario son 1000 euros o menos no quiere decir que las cosas sean así.

          La cuestión fundamental en Euskal Herria no es tanto la aristocracia obrera, que es lo normal en un país imperialista, sino el tamaño gigantesco de la pequeña burguesía, que es fruto de nuestro tejido productivo, basado en el modelo de distrito industrial-cooperativo etc, de los años 70 y 80. Hablamos de miles, decenas de miles de ricos en nuestro país. Es por eso que la sociografía general tiene tanta importancia, porque ayuda a identificar con claridad la diferencia entre la aristocracia obrera y la pequeña burguesía, que deben ser a mi juicio frontalmente delimitadas, ya que sus intereses NO son necesariamente los mismos.

          Es esta aristocracia obrera la que debe ser primero combatida por su condición de subsidiaria a la pequeña burguesía, pero despuñes incorporada al movimiento de clase, al movimiento revolucionario.

          Considero que la aristocracia obrera en bloque cae bajo el concepto de clase obrera, PERO actúa bajo los parámetros de bloque de apoyo de la burguesía. En general, hay que tener en cuenta que la aristocracia obrera es el sostén (en la mayoría de casos familiar) del resto de la clase obrera, es decir, que su salario se fracciona en otros tantos individuos que lo participan y subdividen. Una de las razones por las que un trabajador que cobra 3000 o 4000 euros, en general, no suele poder combertirse en un acumulador de capital (compra de vivienda, mantenimiento de familia, ahorros por si vienen mal dadas, etc…). Sin embargo, con ese sueldo se ve a sí mismo muy lejos de esos incómodos pobres, indigentes, precarios, jóvenes, inmigrantes no asimilados, etc… que no tienen fundamento y alteran el orden en el que él o ella está bien acomodad/@.

          Por último, desde luego todos los datos que he dado (del eustat) son totalmente aproximados, ya que no toman en cuenta más que el ingreso, sin tener en cuenta el patrimonio ya adquirido por los individuos.
          Que yo sepa no tenemos estudios actualizados de sociografía de clase, hechos con fundamentos marxistas, no conozco ese texto de gilo mira a ver si lo buscas por ahí.

          Bueno seguramente me volverás a dar caña con parte de razón, sólo quería explicar mis criterios. Ya escribiré algún articulillo sobre esto.

          • iepa Kolitza, no estamos tan lejos. De todos modos existe una discusion abierto (desde hace mucho) sobre la implicacion supondria crear una socilogilizacion del marxismo, o hacer pasar las categorias marxianas por categorias sociologicas. Incluyendo el concepto de clase.

            En mi mensaje anterior repetia el adjetivo estricto, para delimitar tal clase obrera, que es eso un adjetivo, la clase en realidad es mucho mas amplia; incorporando a dos grandes contingentes, por un lado, los grandes numeros del desempleo, que escapan a ese miserable adjetivo estricto, por estar fuera de la salarizacion, aunque el ejercito de reserve opere como un acicate para la intensificacion de la explotacion; y el segundo, los grupos precarizados, que incluso tambien rompen con la asalarizacion, como lo es en el caso de los falsos autonomos….Por lo tanto, reducirme a la naturaleza estricta, por mi parte, el interes no es tanto establecer la estatigrafia social (de la que estoy aprendiendo leyendote).

            Mi intencion es descubrir, localizar, y calcular el volumen de la produccion de plusvalia en este pais, la localmente generada… de ahi que me ponga ‘estricto’ [mas la que es atraida]. En una hipotesis locuaz, incitado a pensar donde se genera la plusvalia especificamente, (¿donde? ¿localidad?¿en que empresas especificamente?), que como especulacion personal pudiera servir para establecer el mapa de prioridades: la lucha de clases, es precisamente para eso, para cerrarles el grifo (de hay la importancia de saber donde se encuentra el grifo), y sabiendolo concentrar el esfuerzo de atencion particularizada.

            Sin mas, anda bien.

            ————————————————

          • Sobre el libro de Gilo, es de los años ochenta inicios; no recuerdo el titulo, pasta dura, hoja gruesa, fue publicado en una editorial de aqui (¿Elkar, Erein, no se?). He estado buscando un poco en GoogleBooks pero no encuentro nada (hasta estoy dudando de si es el autor o es otro). La mejor fuente de informacion el propio autor.

  4. Esta afirmación es extremadamente incorrecta:

    “Debido a ello Mao optó por la necesidad de una alianza militar entre el partido comunista y patriotas de derecha”.

    El activismo político de Mao Zedong se caracterizó principalmente por rechazar la alianza con los “patriotas de derecha” (Kuomingtang) que preconizaba la dirección internacional estalinista con sede en Moscú. Sólo durante la invasión japonesa Mao y su facción se plegaron a esta estrategia, el resto del tiempo la desafiaron, arrastrando a todo el PCCh detrás, tanto antes de la guerra con Japón, durante la Larga Marcha, como después durante la fase final de la Revolución China.

    Fue característica del liderazgo de Mao su continua tensión con las élites del partido, favoreciendo a sectores fuera de la ortodoxia, como las Juventudes, para contrarrestar al aparato.

    En cualquier caso las condiciones de China (estado formalmente soberano e inmenso) y las de Euskal Herria (nación ocupada y chiquitica) son muy diferentes.

    • Precisamente estaba hablando de la invasión japonesa Maju, en la que Mao optó por la necesidad de una alianza militar entre el partido comunista y patriotas de derecha.

      …la inminente invasión militar por tierra, mar y aire de las fuerzas armadas imperiales japonesas. Debido a ello Mao optó por la necesidad de una alianza militar entre el partido comunista y patriotas de derecha. Una necesidad coyuntural táctica necesaria para repeler la invasión…

  5. Kolitza, aurkitu dut erantzuna, bere unean ez nuen ikusi. Beraz, eskerrik asko. Petriko, EHUk ez du horrelako ikerketarik egingo erakunde bezala baina bere garaian Tonino bezalako elemento diskoloren batek ez du egin antzeko zeozer?
    Azkenik, badago arrazoi funtsezko bat ehunekoetan zehazteko klase bakoitzaren pisua. Bistakoa den moduan, inor ez da sartzen dinamika gogor batean ez badu ikusten bere baldintza materialak hobetuko direnak. Zenbaten bizi-maila hobetuko du EHn balizko mugimendu iraultzaile batek? Zeren eta esatea munduko pobre guztien alde mugituko dela jendea ez zait sinesgarria egiten, gizakia norberagatik mugitzen da.
    Kopuru hori ez bada esanguratsua (gizartearen erdia gutxienez) litekeena da Victorrek dioena, hau da, debate hau bizantinoa izatea…

    • Aupa pedro nire ikuspuntutik behintzat kasu horretan kontua hurrengoa litzateke;

      Gaur egun ia gizarte erdiaren bizi baldintzak hobetuko lirateke (euskal Herriari dagokionez, mundu mailari dagokionez ehuneko 90aren buizi baldintzak lirateke hobetuko liratekeenak, ta ez dugu ahaztu behar iraultza internazionala dela, edo ez dela). Beraz hor baduzu sektore luze zabal bat iraultzarako, baina subjetiboki prestatua izan behar dena, edo hobe esanda, klase kontzientziaz eta klase gisa ekin behar duena (petrikok esan bezala).

      Baina garrantzizkoena litzateke: krisialdia kontuan hartuta, beste ehuneko 40 hori baita ERE arriskuan egongo litzatekeela (egunero ikusten ari garen moduan), beraz, iraultzak euren bizi baldintzak ere ziurtatuko lituzke, krisialdiak ez bezala, horrek dakarren hobekuntza ikaragarriarekin. Are gehiago, lurraldea eta ehun produktiboa euren eskuetan jarriko luke klase gisa.

      Burgesia txikiari dagokionez, arriskuan dago bere ondasuna, are gehiago krisialdiaren ekaitzak sakontzera egiten badu: baina oso kontutan izan behar dugu burgesia txikiak iraultzaren aurka egingo duela edozein koiuntura dela, izan ere, iraultzak bere klase dominatzaile tankerako bizi baldintzak zapuztuko lituzkela argi izan behar dugu.

  6. Konfunditzen ez banaiz, Ernaik eskatuta, GITE-IPES eragileak azken hilabeteetan “klase sozialen inguruko azterketa” burutzen egon da. Ez dakit zehazki ze informazio iturrietan oinarritu den, baina omen bukatuta dauka eta hurrengo asteetan edo hilabeteetan publikatzeko asmoa dute.

  7. Kolitza, hobetzeko egoeran dagoen gizartearen ia erdi horretatik zati handi bat ez da INOIZ lotuko borroka gogor batera egiturazko hainbat arrazoigatik: formaziorik eza (analfabetismotik gertu), kontrako jarrera (sektore horiek dira tbko zaborraren lehen irenstaileak), beldurra aldaketei (sektore horretan daude 60tik gorako asko eta asko), menpekotasun egoera (boteretsuen morroi eta neskame garaikideak), lunpenean jaio eta hilko direnak (asko ez dira gauza beste ezer irudikatzeko)… Hau da, azterketa zorrotz bat eginda, sektore pobretu horietako zenbat lagun bihurtu ahal dira epe erdira mugimendu iraultzaile baten sujetu? Benetan uste dut kopuru txikia litzatekeela eta, pisu espezifikoari dagokionez, hutsaren hurrengoa.

  8. Ya estamos en el tercer post. Como dije en un comentario del primer post no creo que la autonomía de clase sea incompatible con dinámicas interclasistas. Quiero explicar eso.

    En el comentario decía que no creo que la autonomía de clase sea incompatible con una estrategia revolucionaria integral que asuma en su interior dinámicas interclasistas, junto con otras dinámicas potentes que sean clasistas. Dentro de una estrategia revolucionaria integral se deben utilizar diferentes tipos de dinámicas que no limiten la capacidad de generar condiciones en diferentes momentos. La autonomía o independencia de clase en un elemento necesario e inegable sobre el cual tiene que pivotar esa estrategia revolucionaria. Los intereses de clase deben ser la guía sobre la que ponga en marcha la estrategia y deben marcar la dirección de los objetivos. Por lo tanto poner dinámicas clasistas en diferentes niveles será fundamental. Dicho, esto, creo que eso no es incompatible con algunas dinámicas interclasistas si la situación y las condiciones lo hicieran recomendable, viable o hasta necesario. Por supuesto, estas dinámicas interclasistas no deben limitar la dirección y objetivos estrategicos, ni tampoco limitar la capacidad de acción en otras dinámicas generadoras de conciencia y de práctica nacional de clase. Si la estrategia es integral no debe limitarse a jugar esas cartas. El problema es saber jugarlas bien y no perder la perspectiva en ello. Hacer incompatible de manera absoluta y mecánica la independencia de clase y la posibilidad de trabajar con otras clases sociales limita la interrelación dinámica entre táctica y estrategia, siempre subrayo, sin perder el norte. No creo en una estrategia interclasista, pero si en la posibilidad de algunas dinámicas interclasistas dentro de una estrategia revolucionaria integral en la que la independencia de clase debe ser una de las bases fundamentales.

    El problema no es la posibilidad de desarrollar dinámicas interclasistas, sino en saber cómo hacerlas y para qué sin perder el norte estrategico revolucionario, y lógicamente entender estas dinámicas interclasistas sólo como complemento posible de una estrategia de liberación integral.

  9. Orain publikatu da lehen aipatutako Klaseen inguruko EHko azterketa… Begirada bat botaiozue…

  10. Kolitza, badugu lana, bai, baina norabide zuzenean izan ezik alferrikakoa izango da. Sektore pobretu horiengana zelan heldu inork ez du antzematen ezta urrutitik ere eta hor dago gakoetako. Baina, horietako batzuengana helduta ere, uste duzu egin ahal dela iraultza bat aurrean gizartearen %60 izanda eta gainera horiek izanik iritzia sortzeko tresnen jabe eta baita errepresio makinariarena ere?

    • Aupa pedro:
      Bai, horrela egin izan dira iraultza guztiak, gizartearen minoria batek, baina minoria haundi batek. Horri deitzen zaio proletargoaren diktadura, are gehiago zentru inperialista batetan.

      Bestalde, iraultza martxan jarrita beste ehuneko 40 hori ere batuko litzateke, historiako kasu gehienetan ikusi izan den moduan. Hau da, kasu honetan, langileria burgesiaren aurrean, ehuneko 95 ehuneko 5aren aurrean, birtualki baldin bada behintzat. Horra hor interklasismoaren kontua zelan geratzen den jokoz kanpo.
      Interklasismoa? noren aurka egiteko? ehuneko 5 hori baldin bada arazo berehalakoena! eurekin ere joan behar gara? Nora?

      Baina hori bai, sektoreetara heldu baino lehen guk ebatzi behar dugu zein den bide zuzena.

      Azkenik, nire ustez, ez dituzu batere kontuan hartzen zure iruzkinean latentzian dauden berehalako joera garrantzizkoak
      :
      1-krisialdia eta bere sakontasunak sortzen dituen ondorioak, besteak beste, alde batetik, langile prekarioen esklusio soziala eta pobrezia absolutuaren aukera erreala (jada sartuak gaude errealitate horretan jende asko), bestetik, langile aristokraziaren gainbehera posiblea epe motzera, edo degradazioa prekarietatean (jada gertatzen dago ere). Bi errealitate progresibo horiek uneoro sortzen eta sortuko dituzte baldintza subjetiboak aukera iraultzailerako, baina horretarako proiektu iraultzaile bat egon behar da mahai gainean, azken urteotan FALTAN IZAN DUGUNA hain zuzen. Hor dago arazoa, eta ez jende arruntaren iritziengan edo mujeres hombres y viceversa telesaioarengan.

      Oro har, krisialdiak bizi baldintzak kaskartu ditu, baina kontua da, epe laburrerako perspektiban, soilik aukera bat dagoela: bizi baldintzak geroz eta gehiago kaskartuko dira sistema kapitalistaren baitan, euskal gizartearen gehiengo batentzako. Beraz kontua ez da zerk konbentzituko duen gehiago jendea, baizik zein den aukera egokia baldintza objetiboen aurrean. Aukera egokia sistema kapitalista errotik desegitea da lehenego pausutik era progresiboan eta horretarako BLOKE GISA BURGESIA OSOARI AURRE EGIN behar zaio. Bide hori langileria xumeak egin behar du, bakardadean, eta lehenago bere sektore kontzientziatuenak; lehendabiziz langile aristokraziaren joera burges txikiei aurre eginez, eta geroago langileri goi kapa hori ere norabide iraultzailean txertatuz.

      2-Krak kapitalista baten aukera, berehalako anomia soziala sortuko lukeena, epe laburrera gertatu ahal dena. Adibidez: sor publikoak bere gaitasunak agortzen baditu. Adibidez: mekanismo kontratendentzialek euren aukerak agortzen badituzte, eta batbateko desbalorizazio orokor bat ematen bada mundu mailan. Azken urteetan langileok jasandako erasoak txiki geratuko lirateke kontestu horretan. Horra baldintza iraultzaileak. Hau baina soilik aukera bat da.

      3-Beste aukera bat: akumulazio fase berri baten hasiera. Zelan egiten da hau? plusbalio tasa haundituz. Zelan egiten da hau? Besteak beste: langileriak tartan hartzen duen zatia ahalik eta gehien txikituz (modu erlatiboan). Hots: langileria degradatuz. Eszenatoki hau ere, beraz, oso okerra litzateke; baina are gehiago: bizi baldintzak orokorrean beldurgarriak izango lirateke: azken hamarkadetan sortu disziplinamendu sistemak guztiz inposatu eta itogarriak izango lirateke; hiria langileon gartzela-kontzeptua guztiz burutuko litzateke, lanpostu zein eskoletako baldintza etsigarriak, indibidualismo eta tristura existentziala, panorama oso beltza. Beraz: beste gizarte eredu bat mahaigaineratzen duenak baldintzak aurkituko ditu horrela ere, behintzat lehenengo urteetan, soldatek euren erritmoa berreskuratu artean, gero berriro telebista. Baoina aukera hau nire ustez oso urrutikoa dugu.

      3-Gatazka internazionala eta gerra interimperialistaren aukera oso erreala. Petroleoa, ura, energia errekurtsoak, etab… bezalako faktoreak geroz eta urriagoak izanik, eta txina eta india bezalako giganteek klase ertaina sortzeko egin duten apustuarekin, ez dago tarta guztiontzat: nork bermatu lezake ez dela gerra interimperialista bat egongo epe laburrera, are gehiago krisialdi ekonomiko baten erdigunean? Gerra bat! Aukera erreala. Ta gu zertan gaude? Gerra interimperialosta bat berehala agertzen den zerbait da: hori irakurtze jakin behr dugu; horrela egin zuten gure arbasoek lehengo internazionala sortu zutenean; eta, zer eskatzen zuten? BAKEA, EGIA ETA JUSTIZIA. hara! Bazekitelako: 1-kapitalaren tendentzia garaikideek gerrara eramango zituztela, 2- burgesiak bere fase iraultzaile behin igarota berehala gezurraren klasea bihurtzen zela; 3- Justizia langile klaseak bakarrik bermatu ahal duela, ekoizpen eredu kapitalista eta soldatapeko lana injustizia direlarik.
      Beraz: gerraren aukera, berehalako aukera dugu. Gerra baten baitan zeresanik ez, edo gerra sortzen duen sistema akatzen dugu edo gerrak akatuko gaitu gu. Hor ez da telesaiorik errealitatea estaltzeko.

      Beste faktore gehiago daude (euskal gizartearen gainbehera eta demografia negatiboa, 20 urteren bueltan egoera jasangaitza egingo duena; ekoizpen ehun nazionalaren suntsiketa eta kapitalaren transnazionalizazioa (eta hori ezin liteke gelditu kapitalismoaren barnean, beharrizan objetiboa da balorizazioak aurrera egin dezan), etab etab)

      Nire ustez gakoa konbentzimenduaren puntuan jartzen duzuenok ez diozue ondo hartua tenperatura krisialdiaren zauriari, eta honek sortuko duen infernuari. Krisialdian, orainaldiaren itxura, lehenago esan bezala, ez da erreala, eta bere azpitik datorrena ikusten saiatu behar gara, eta eszenatoki horretan geure burua txertatzen, eta ez gaurko gizartearen itxura eta subjetibitatean.

      Hitz batean esateko: arazoa ez da jendea ez dagoela prest iraultza egiteko; arazoa da Euskal herrian ez dela sekulan egon iraultza saikaerarik, interklasismoa dela medio. Baldintza objetiboak daudenean, baldintza subjetiboak ondorio bat baino ez dira; gu geu, eztabida hauek, etab… baldintza objetibo berrien ondrio garen moduan.
      Izan ongi.

  11. Oro har ados nago, Kolitza, krisiaren azterketa eta analisia guztiz zuzenak egiten dtuzula iduritzen zait. Eta helburua, Euskal Iraultza Sozialista izan behar dela. Ados. Horretan ari gara baztuk duela zenbait urte…

    Bainan “Euskal Herrian ez dela sekulan egon iraultza saiakerarik, interklasismoa dela medio” erratea ez zaizu pittin exzesiboa iduritzen?

    Diot nik…

    • Aupa mikel erro,
      Areago, iraultza saiakerarik ez da egon, iraultzaile asko egonda, eta antolatuta, gainera. Ez baititugu borroka armatua edo errebolta orokorra langile iraultza saiakerarekin nahastu behar. Hori da azaltzeke duguna.
      Egon al da Euskal Herrian Errusia 1917, Alemania 1919, Italia 1919-20, Espainia 1936, etab bezalako zeozer? Nik uste dut ezetz. Horrexegatik diot: Euskal Herrian ez da iraultza saiakerarik egon.
      Zergatik? Estrategia interklasista dela medio, iraultza bigarren fase batera baztertua izan delako; lehenengo fasea, definitua zegoen moduan, ezinezkoa izaki gainera.
      Datorren asterako denbora izanez gero idazki bat prestatuko dut hemen arukezteko, tesi guzti hauek ondo antolatuz.
      Ondo izan.

  12. Vale, de acuerdo, no lo había entendido así en absoluto, pero en relectura sí que parece que querías decir eso. :?

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s