Home

hqdefault

Autor: Borroka garaia da!

El pasado domingo fue el Aberri Eguna. Para todos y todas las que somos, siempre es un día especial. Cada cual lo vive a su manera. Se hacen declaraciones políticas, comunicados, se participa en diferentes actos, se cuelgan ikurriñas en los balcones. Para algunas personas aunque sea pasa un ligero pensamiento por su cabeza, para otras mas intenso. Pese a que el Aberri Eguna siempre ha tenido un carácter público, abierto y participativo siempre me ha dado la impresión de que la procesión va por dentro, introspectivamente a un nivel íntimo y de reflexión. Cómo un momento de búsqueda del dónde estamos, de dónde venimos y a dónde vamos. Y es que ya son 85 años celebrando a la misma patria negada, y sigue estando igual de negada. Luego tanta celebración de la negación al final se convierte en complacencia, como si ante la impotencia se colgara una fecha anual en el calendario y así no nos hiciera daño el resto del año.

En el Aberri Eguna siempre me gusta hacer algo especial pero este año no he sentido tal inclinación aunque quizás eso haya sido lo especial. Lo he sentido como un día artificial. De discursos y posturas artificiales, de algo imposible que te pueda hacer mover las entrañas debido a la insistencia en el reino de lo predecible y de lo posible que es siempre una imposibilidad. Así que en el día de la patria, precisamente por un día desconecté de ella. Estar pero no estar. Por lo que acabé leyéndome de una tirada un libro de poesía. Eso sí, escrito por Txabi Etxebarrieta, que a parte de ser lo que fue, dejó un buen número de poemas dulces y sencillos, profundos, tímidos y serios.

Nunca escribas si no sientes
un latir en el quebrarse del tiempo,
un quejido en la palma de la mano,
un rasgarse en la niña de tu ojo,
una pedrada en el pecho amarillento,
un goteo en la charca de la vida,
un grito en la boca de la nada,
un mugido en el instinto,
un ruido en la colcha de la cama,
un siseo en el beso del amante,
un abrazo en la muerte con el tiempo,
un morir despacio agonizando,
sin sentir en el alma
sino el peso de la vida, de la duda, de la NADA
Primavera- Verano 1962

Hace tres años escribí un post que se titulaba ¿Qué pasaría si…? …

… Todas las instituciones gestionadas por EH Bildu desde la diputación de Gipuzkoa hasta el último ayuntamiento se declararan en rebeldía y desobediencia al estado hasta llevar a cabo y que se ejecuten todas las propuestas e iniciativas que han chocado contra la ley y el sistema. Todo eso de “si, nos gustaría hacer pero nos obligan o no tenemos las competencias”.

… A parte de las gazte asanbladas y la ocupación para levantar gaztetxes, los sindicatos y parados crearían similares asambleas para ocupar fábricas o terrenos e iniciar procesos de auto-organización laboral en el camino hacia un diferente modelo económico.

… Se desengancharían del sistema educativo español y francés todas las ikastolas y centros de estudio posibles para mediante un proceso sostenido popularmente dar inicio a un sistema educativo vasco.

… Se realizara un plan subversivo serio y detallado de pequeñas aportaciones fáciles y de consecuencia relativa y variable (en la línea del boicot, insumisión, desobediencia) que pueda realizar cualquier tipo de persona para de manera masiva bloquear al estado y desestabilizarlo  generando grados de insostenibilidad en momentos requeridos. Si, aquello de los mosquitos que no pueden descarrilar el tren pero sí llenar de picaduras al maquinista.

… Se construyera una red de mutuas, cooperativas de crédito, banca popular, etc., de carácter social, que esté sujeta al pueblo y que este sea el que corte el bacalao, democracia interna, transparencia, etc., etc. Un banco de la clase trabajadora vasca para la clase trabajadora vasca.

… Se crearía una autoridad nacional vasca abierta y asamblearia por encima de ataduras legales, partidistas o cualquier cosa que pueda impedir su libre desenvolvimiento natural con el “simple” objetivo de sin prisa pero sin pausa ejecutar materialmente un proceso de autodeterminación sin esperar a nada, teniendo confianza en que el propio proceso sea el que cree las condiciones para su éxito.

… Si todos los colectivos, sindicatos, movimiento popular, organizaciones y personas que comparten esto en el grado que sea tuvieran mecanismos de unidad para llevarlo a cabo.

… Si todo esto, o cosas similares junto a todo lo que la imaginación popular pueda proponer se diera paralelamente a la vez.

Ante ello alguien me contestó que “El ser humano se distingue de los demás animales en que proyecta antes de realizar. (…) La suma de todos los elementos que componen una estrategia apareciendo en un mismo plano. Lo que la imaginación, que es algo más que imaginación, enseña , es lo que la razón -si hay conciencia- ordena en el tiempo. Suele ser de menos a más, aunque no siempre continua y menos lineal. Así se hicieron las matxinadas; valle a valle (…)”

Llevo un tiempo dándole vueltas a una frase que escribió otro amigo aquí: “hay que pisar tierra y punkizar la revolución“. Y creo que ese momento, después de los últimos años, está llegando ya. La hora de la concreción de una estrategia revolucionaria y todos los instrumentos necesarios para tal labor o lo que es lo mismo y un antiguo revolucionario dijera en su día: “Es preciso soñar, pero con la condición de creer en nuestros sueños. De examinar con atención la vida real, de confrontar nuestra observación con nuestros sueños, y de realizar escrupulosamente nuestra fantasía.” La hora de la poesía aunque el peso de la vida, de la duda, de la nada sea la primera piedra.

5 thoughts on “El peso de la vida, de la duda, de la nada

  1. ¿Y que redemonios es lo que hace falta para que de una vez por todas podamos confluir los distintos sectores revolucionarios de la Izquierda Abertzale para soñar y dibujar ese camino colectivamente?

  2. Aberri Eguna y Maiatzaren Lehena son las dos caras de una misma moneda libertaria, pero ambas están constreñidas, gastadas, viejunas.
    Se han convertido en una representación, en ceremonias anuales para cumplir el expediente.
    ¿Solución? Si la tuviera os la contaría aquí mismo, pero no la sé.
    Tal vez el año que viene…

  3. Si siquiera una pequeña parte de esa rebeldía político-institucional que dices se hubiera hecho en estos últimos años, la IA (ambos senso lato y senso stricto) y Euskal Herria misma como nación y como pueblo trabajador estarían muchísimo más muchísimo más fuertes (aunque no puedo descartar que no la hubieran ilegalizado de nuevo y desde luego habría muchos presos de conciencia). Porque puedes tener diferentes ideas de cómo se hace la resistencia o la lucha en los detalles concretos, dónde poner el énfasis (todo igual no se puede hacer pero al menos ALGO), lo que no se puede hacer es estar pasando por un aro tras otro, tragando con todo lo que impone el ocupante, aceptando casi con entusiasmo el capirote de la culpabilidad por “delitos” estrictamente políticos o de opinión, etc. Eso es una rendición total: una capitulación POLÍTICA.

  4. SE pregunta el opinante durruti,el”algo”que se puede hacer.Quizas alguna mirada,en el tiempo y el espacio,puedan servirnos de pista.Por ejemplo,el proceso en marcha en cataluña…..O mirando atras,en la historia vasca,el combate por la insumision…La denodada lucha popular anti-lemoniz.El infatigable desafio,en las calles por la legalizacion de la ikurriña.Recordar de cual manera,se arranco la amnistia del 77…y Mas ejemplos…

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s