Home

2017-05-04t020151z_103126197_rc1e3d3dd580_rtrmadp_3_venezuela-politics.jpg_1718483347

Artículo de colaboración para Borroka garaia da! Autor: Iñaki Gil de San Vicente

La Constituyente no es otra cosa que la lucha entre la verdad del pueblo y la mentira del capital. En enero de 2008 se supo que la Administración Bush había mentido al menos 938 veces sobre Irak afirmando que este país disponía de armas de destrucción masiva. La segunda invasión de Irak, la de 2003, se realizó así al amparo de una gigantesca mentira. Entonces se tardó cinco años en enumerar tanta podredumbre. Ahora en sólo seis meses se han contabilizado 836 afirmaciones falsas o engañosas dichas por Trump desde que vive en la Casa Blanca, un promedio de 4,6 mentiras al día. Pero lo que no parece una mentira sino una muy seria amenaza es su reciente advertencia de que EEUU endurecerá aún más la asfixia financiera de Venezuela si este país soberano ejerce su derecho a la verdad mediante la Constituyente el próximo día 30 de julio.

En el Caracazo de 1989 el pueblo trabajador venezolano se sublevó contra la brutalidad neoliberal a costa de un gran número de muertos, heridos, detenidos y represaliados, número aún desconocido por su enorme magnitud. El 1992 fracasó el intento de golpe revolucionario dirigido por Chávez que, sin embargo, ganaría las elecciones de 1998, alarmando a la burguesía porque suponía un salto cualitativo en la independencia política del país. En 1999 el pueblo refrendó la actual constitución, que suponía el inicio de la fase de la segunda independencia. En 2001 el gobierno dictó la Ley de Hidrocarburos que significaba el avance a la independencia energética de la nación, mazazo mortal al imperialismo y a la burguesía rentista, que respondieron con el fracasado golpe de Estado de 2002 y con el derrotado cierre petrolero entre 2002 y 2003. Ya operaban las primeras guarimbas en algunas zonas del norte, potenciadas por el imperialismo.

En 2004 se conoce el Plan de Defensa Nacional que recupera la independencia armada garantizada por el ejército popular bolivariano: la respuesta burguesa fue el referéndum revocatorio de 2004 ganado por Chávez, quien en ese año empieza a impulsar el ALBA junto con Cuba como modelo contrario al ALCA, cadena de sumisión de Nuestra América a los EEUU. En 2005 Chávez reivindica el socialismo y, junto a Cuba y otros países, crea el canal multimedia TeleSur, azote de la industria político-mediática imperialista. Pero en 2007 el movimiento bolivariano pierde por centésimas el referéndum sobre la reforma constitucional en medio de los aplausos de los EEUU: uno de los objetivos de la reforma era profundizar el socialismo de la segunda independencia. En 2008 Obama llega a la Casa Blanca y al poco es premiado con el Nobel de la Paz, mientras que los EEUU vuelven a llevar la IV Flota a las aguas venezolanas: la “pax yanqui” de Obama inicia, en el contexto de crisis mundial galopante, una secuencia de golpes de Estado duros y menos duros, impulsando giros a la derecha más autoritaria de las burguesías envalentonadas por la estrategia del “amigo del norte”.

Esta brevísima ojeada nos permite comprender la unidad y lucha de contrarios que se agudiza en Nuestra América y en Venezuela como el escenario más crítico ahora mismo. Pese a los errores, dudas, estancamientos y retrocesos del proceso venezolano, el capital sabe que debe destruir hasta la raíz las conquistas sociales, el poder comunal latente y el proyecto histórico del socialismo bolivariano. La independencia nacional venezolana expresada en su política, defensa, recursos energéticos y materiales, y su estrategia de Patria Grande, es irreconciliable con la necesidad ciega de la burguesía rentista y del imperialismo de convertir al país en una mercancía vendida a las transnacionales bajo la vigilancia estricta del Comando Sur y de la IV Flota. Y ello no es sólo por la grandísima importancia de los enormes recursos materiales de Venezuela sino también por la fuerza emancipadora que subyace en el proyecto de la Patria Grande. Desde que el colonialismo logró abortar el prometedor Congreso Anfictiónico de Panamá de 1826, desde entonces el capital ha impedido por todos los medios, sobre todo con los más inhumanos, que fuese tomando contenido un amplio movimiento popular antiimperialista expresado al final en la forma de la Patria Grande soñada por las heroínas y héroes de la primera independencia. El tránsito al imperialismo y la Gran Crisis desde 2007, no hacen sino agudizar esta necesidad capitalista, que tiene en Norteamérica su expresión más irracional. Conforme se materializase este proyecto, a la vez iría siendo un ejemplo para el resto de la humanidad explotada, y eso no puede consentirse.

Además, el capital sabe que lo que hemos visto es sólo parte del mismo problema al que se enfrenta, porque la otra parte no es otra que el fantasma de la democracia directa, socialista, comunal, horizontal, soviética o como queramos definirla en los estrechos márgenes de este articulito; en síntesis, el embrión del poder popular que se autodefiende con su ejército bolivariano y sus milicias populares. Decimos embrión porque el poder comunal no termina de desarrollarse del todo pese a las declaraciones oficiales, pese a que el último Chávez insistiera en la consigna “Comuna o nada”. Las oposiciones internas al movimiento bolivariano ralentizan el poder comunal. Aun así este embrión impulsado por muchos colectivos supone una amenaza mortal para la burguesía rentista y para su mecenas yanqui. La democracia burguesa, delegada e indirecta, es antagónica con la democracia directa y permanente de la horizontalidad comunal. Una debe aplastar a la otra porque es imposible que convivan durante algún tiempo en situación de doble poder.

El engreimiento eurocéntrico desprecia lo que ignora y desconoce que prácticas de democracia directa y de poder popular se han sucedido en América, en Europa, en África, en Euskal Herria, en Asía…. Uno de los muchos méritos de la Venezuela bolivariana es el de haber reactivado esa praxis, con sus inevitables deficiencias, en el inicio del siglo XXI, y eso es imperdonable. Más aún, ahora mismo buena parte del apoyo real de masas, silenciado por la industria político-mediática, a la Constituyente se levanta, entre otras bases, también sobre el llamado del presidente Maduro a la intensificación de la democracia comunal como la fuerza vertebradora de la nueva Venezuela. Las fuerzas de izquierda son conscientes de la incompatibilidad entre la democracia de la mentira y la manipulación, la burguesa, y la democracia de la verdad y del debate libre, la socialista, pero como otras tantas veces en la historia de la lucha de liberación nacional de clase de los pueblos, saben que deben recorrer ese camino breve y frecuentemente brutal de doble poder, preparándose para la batalla decisiva. De hecho, el fascismo y la extrema derecha venezolana e internacional han generado esta sangrienta situación que se asemeja a un doble poder fáctico como preludio e impulso para su ofensiva definitiva.

Las ilusiones crédulas del reformismo sólo sirven para ocultar la realidad. Hay que coger al toro por los cuernos: la única garantía de que avance la revolución bolivariana es la victoria popular en la Constituyente del próximo 30 de julio. Pese a las distancias que les separan, sucede otro tanto con el Principat Catalá en el referéndum del próximo 1 de octubre. Al final de todo análisis, siempre nos topamos con la misma constante: la lucha de clases por la propiedad y el poder. Negarlo es suicida. La victoria del referéndum de la Constituyente es un paso cualitativo para que Venezuela sea propietaria de sí misma y no del capital, y para que se materialicen estas palabras de Chávez del 15 de febrero de 2012: «El petróleo no es una riqueza de la burguesía ni del imperio; es una riqueza del pueblo venezolano para compartirla con los pueblos del mundo».

4 thoughts on “El significado de la constituyente del 30 de julio en Venezuela

  1. Sugiero la lectura del articulo siguiente, de Marea Socialista, para tener un vision mas cercana a los acontecimientos que se estan sucediendo en Venezuela (hoy a la mañana me he enterado de las detenciones por parte del gobierno Maduro de los jueces juramentados para un hipotetico TSJ –Tribunal Superior de Justicia –con la MUD).

    El articulo fue publicado (12 de julio) tras la domiciliacion de condena de Leopoldo Lopez de la oposicion derechista y oligarquica venezolana, y antes de la celebracion de la “consulta” que esa oposicion (MUD) celebro el pasado domingo 16 de julio, y frente al proximo domingo, 30 de julio, (dentro de 6 dias) que se celebraran los comicios para la eleccion (mas bien parte) de los diputados a la ANC (Asamblea Nacional Constituyente),

    Marea Socialista, junto con otros grupos de la izquierda venezolana han convocado a la abstencion para el proximo 30 de julio, bajo la consigna de que “Sin consulta me abstengo”. Dando a entender que la supuesta Asamblea Nacional Constituyente, no puede ser tal constituyente, porque la soberania popular precisamente no ha sido consultada para tal proceso, es decir, no se ha sometido a un referendum previo para saber si el pueblo soberano, quiere una nueva constitucion o no. Al no hacerlo asi, se le ha robado la soberania al pueblo, y se ha violentando la constitucion bolivariana de 1999 y el principio democratico.

    Por lo que se puede deducir, entonces, segun la posicion de Marea Socialista, estariamos ante un escenario de ruptura constitucional, que solo puede ser restablecido y subsanado a partir del orden consagrado en la constitucion del 99 (“la constitucion de chavez”) que garantiza una democracia avanzada y de participacion popular. [Mas sobre la posicion de Marea Socialista sobre las elecciones del 30 de julio, en el enlace siguiente: http://puntodecorte.com/sin-consulta-me-abstengo-marea-socialista-lanza-campana-la-constituyente/ ]. El escenario se recrudece en la polaridad, de unos –el madurismo.- que intentan establer un “nuevo orden constitucional” (en cuanto reapropiacion de poder politico) frente a los otros –la oposicion– que pretende instaurar un gobierno paralelo, o de unidad nacional, con la legitimidad minima como para violentar aun mas el conflicto. Ambos juegan con una intensificacion del conflicto, intentando atraer para si a los factores decisivos: la movilizacion popular, el ejercito, los acreedores y financieros internacionales, organismos internacionales, etc.

    Sugiero que se lea este articulo.

    ———————————————————–

    Leopoldo, Constituyente y Plebiscito: Pacto, guerra civil o vuelta a la Constitución del ’99

    Editorial #23

    Equipo Operativo Nacional de Marea Socialista

    Fuente: http://puntodecorte.com/marea-socialista-leopoldo-constituyente-plebiscito-pacto-guerra-civil-vuelta-la-constitucion-del-99/

    La brutal crisis instalada en el país en los últimos meses, está tomando velocidad de choque de trenes. La decisión de aplicar los frenos se reduce a segmentos de tiempo cada vez más cortos, de no hacerse entraremos, más temprano que tarde, en un escalamiento de la confrontación violenta con signos altamente peligrosos. Si no se detiene esta locura, la política saldrá del escenario del discurso, de los argumentos, las propuestas y las demostraciones civiles, para entrar en otro donde hablarán casi exclusivamente las armas. La cúpula del PSUV/Gobierno con su “Constituyente” fraudulenta refuerza este camino y la MUD, con su estafa “Plebiscitaria” enmendada en “consulta popular”, contribuye para lo mismo.

    El demencial asalto al edificio de la Asamblea Nacional por un grupo de choque madurista en complicidad con la GN que presta la seguridad de ese recinto y la provocación con una creciente actividad por parte de grupos foquistas de la MUD[1], son síntomas inequívocos de que entramos de lleno en una coyuntura en la que las acciones violentas y el fanatismo ciego ocuparán cada día más el centro de la escena.

    En este contexto la medida de casa por cárcel a Leopoldo López puesta bajo una mirada trivial podría parecer y así quiere hacerlo creer el gobierno, el inicio de un camino para reabrir el diálogo. Sin embargo eso sólo existe en la superficie. Con esta medida sustitutiva a López, o las que puedan venir, buscan comprar ese valioso tiempo, bajar el nivel de las protestas o continuar justificando la brutal represión, pero sobre todo que disminuya la presión internacional, para lograr que el objetivo de la Constituyente fraudulenta se cumpla. Sin embargo, aunque imposible de descartar, es todavía incierto que desde este punto se avance a un dialogo sincero entre esas cúpulas.

    En realidad la principal preocupación del madurismo radica en el tiempo que le queda y el manejo de su velocidad. El tiempo se ha convertido en el bien más buscado por una nomenclatura corrupta, irresponsable e incompetente que ha apostado gran parte de su futuro a la maniobra de la falsa Asamblea Nacional Constituyente (ANC) como último recurso político.

    Pero ¿qué busca la MUD con su plebiscito? Debemos detenernos, aunque sea brevemente, en el objetivo real de esta iniciativa de carácter dudoso. La clave para comprenderla está en las preguntas que deberán contestar los que acudan a ese llamado[2] y sobre todo en la segunda y tercera de ellas que abren la puerta a profundizar la división de las FANB, a una renovación de poderes de manera ilegítima y a la instalación de un denominando “gobierno de unidad nacional”.

    Más allá de la validez constitucional o no del plebiscito, es necesario decir que las preguntas que en él se colocan, develan el objetivo de fondo de la consulta que la MUD planea para el 16 de julio: La articulación de ellas representan un llamado a una división mayor de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, buscando que un sector de ellas sostenga a un gobierno de falsa “unidad nacional” y a los poderes “renovados” que serían autorizados en ese plebiscito.

    Por medio de una minoría y con la misma lógica de la ANC de Maduro se buscará legitimar, en la Asamblea Nacional controlada por la MUD, el gobierno necesario para conducir el bando de esta fracción de las cúpulas corruptas, bajo la lógica de la instalación de un doble poder como primer paso para conducir al país irresponsablemente hacia una guerra civil.

    De nada serviría como piden algunos comentaristas interesados que se cambien las preguntas, porque el objetivo se mantendría intacto, solo que más enmascarado y cínico.

    De esta manera tanto la ANC como el plebiscito, rebautizado con el nombre de “Consulta”, para facilitar el engaño, son en realidad el intento de llevar la polarización política minoritaria que hoy se desarrolla entre MUD y PSUV, a una confrontación armada. Confrontación en la que las primeras víctimas privilegiadas, como está quedando a la vista hace tiempo son: la Constitución del 99, la democracia que ella postula y la verdadera participación popular.

    Cuando hace ya un año, desde Marea Socialista, el espacio de la Plataforma por la Auditoria Pública y Ciudadana, sectores de la lucha contra el Arco Minero y otros movimientos y grupos y personalidades provenientes del ámbito civil y militar nos dimos a la tarea de construir la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, preveíamos el escenario actual como uno de los probables. Llegados a él y con muy pocas alternativas distintas a la guerra civil o a un pacto espurio entre sectores de esas cúpulas, excepto la de la vuelta a la Constitución del ‘99 y un diálogo que incluya a todos los sectores políticos y sociales, alertamos que el tiempo para una solución no catastrófica para el país y el pueblo venezolano se agota velozmente.

    Pero ¿por qué tiene fuerza la irracionalidad hacia la que nos deslizamos? ¿Cuál es la razón de fondo que explica que pareciera que no hay alternativas a esta locura? Arriesgaremos una hipótesis frente a tanta incertidumbre: en nuestra opinión, lo decisivo son las fuerzas externas, es decir el papel de las grandes corporaciones, el capital financiero y los gobiernos imperiales y mafiosos. Este papel implica la disputa por el control sobre Venezuela y sus recursos naturales en los próximos 100 años, definiendo cuál de estas dos cúpulas conducirán el Estado y administrarán la renta para beneficio propio y sobre todo de sus mandantes externos. Ambos, a pesar de sus diferencias, son funcionales al capital financiero internacional y las grandes corporaciones extractivistas del mundo.

    Aquellos que sostienen la fábula de que el gobierno de Maduro es sólo una víctima del imperialismo, no entienden la historia política de la Venezuela petrolera ni la ruptura operada entre el gobierno de Chávez y el de Maduro y mucho menos el contexto actual de crisis mundial del sistema del capital. Y si viven en el exterior no se molestan en estudiarla. Las zonas económicas especiales, el Arco Minero del Orinoco, el pago puntual de una deuda externa ilegítima, los nuevos contratos en la Faja Petrolífera y todo lo que tiene que ver con los llamados 15 motores de la economía productiva, están diseñados para satisfacer la voracidad de esas corporaciones y su plan de saqueo. Mientras que los planes de la MUD apuntan en sentido similar: Para constatarlo se pueden revisar las propuestas económicas que presentan los voceros oficiales u oficiosos de esta oposición. Son dos bandas que se enfrentan por el control de la administración de los negocios, de la misma manera mafiosa y dependiente. Dos bandas a las que le son ajenas todas las necesidades populares.

    Pero el hecho clave es determinar si es posible detener este rumbo demencial y recuperar un camino democrático. Desde nuestra perspectiva, la ruta de frenar la deriva de guerra civil o un pacto de entrega del país y miseria para nuestro pueblo, se basa en los siguientes puntos: a) Suspensión de la ANC y del Plebiscito. b) restablecimiento de la Constitución del ’99. c) cumplimiento estricto de las elecciones regionales. d) Publicación inmediata de un Cronograma de elecciones presidenciales. e) Construcción de un plan de emergencia económica y social que garantice la atención de los sectores populares más vulnerables con los recursos provenientes de la suspensión de los pagos de la deuda externa y otros.

    El motivo para impulsar este camino es que solo se puede detener la escalada que estamos presenciando con más democracia y participación y no con más represión y violencia. En este sentido, junto a la Plataforma en Defensa de la Constitución insistimos en nuestro reclamo al CNE para activar un referendo abrogatorio de las bases comiciales de la ANC. Lo mismo que llamamos a acompañar la campaña de Luto Consciente para decir: ¡ya basta de muertes![3]

    Los próximos 20 días viviremos momentos de tensión, violencia creciente, confusión. La irresponsabilidad criminal de las cúpulas del PSUV/Gobierno y la MUD, hacen que este pronóstico lamentablemente sea el más probable. Mientras ellos siguen bailando irresponsablemente al borde de una guerra civil, cuyo costo en muertes, padecimientos y calamidades sufrirá nuestro pueblo, nosotros continuaremos intentando por todos los medios a nuestro alcance detener esta locura.

    Marea Socialista.

    notas:

    [1] Simbolizados en la juramentación el jueves próximo del Comando de la Resistencia, Según informa en su cuenta de Tuiter la diputada Delsa Solórzano perteneciente a Un Nuevo Tiempo UNT.

    [2] MUD presentó las preguntas para el plebiscito http://www.el-nacional.com/noticias/oposicion/mud-anuncio-las-tres-preguntas-para-plebiscito-popular_191558

    [3] Exigen al CNE respuesta urgente para revertir la iniciativa presidencial de ANC https://www.aporrea.org/actualidad/n311187.html

    ——————————————————————

    • La soberanía y la paz: dos engaños de la misma constituyente

      Por: Toby Valderrama Antonio Aponte
      | Jueves, 27/07/2017 01:31 PM
      Fuente: https://www.aporrea.org/ideologia/a249939.html

      La constituyente de maduro es un saco de mentiras, quién lo puede negar. Los fraudes están a la carta, dependen de la creatividad maligna de los principales; los subordinados no inventan, se pliegan a la fechoría de los jefes, la masa cautiva aplaude cualquier barbaridad.

      Las promesas baten el récord para este tipo de evento: unos dicen que profundizarán el Socialismo, otros que blindarán la propiedad privada de los capitalistas; unos prometen represión, otros libertad; los disidentes serán declarados enemigos de la Patria, las trasnacionales tendrán aduana libre. Las promesas económicas se estiran desde los clap hasta los beneficios del carnet. La verdad emergerá sola, si es que el esperpento se concreta.

      De todas esas mentiras, además de la estafa de prometer paz dentro del capitalismo, origen de toda la violencia social, hay una mentira sumamente peligrosa: la que usa el chantaje patriótico para llamar a votar por la constituyente. Sentencian que ir a votar, es defender la patria del ataque del “camarada trump”, el que no vote es traidor.

      Dicen, la soberanía está en peligro, hay amenaza de invasión de los gringos. Si esto fuera así, deberíamos pensar por qué los gringos nos querrían invadir, y segundo, ¿nos está defendiendo la costra gobernante? Los intereses económicos de los gringos están protegidos por este gobierno, se eleva la participación de las trasnacionales, en el petróleo y en los minerales, la intención es a entregar cada vez más.

      Entonces, ¿por qué nos invadirían? Se trata sin duda de una puja entre fracciones capitalistas. ¿Cuál es el sentido de las sanciones de hoy? Las amenazas, las sanciones a funcionarios con visa y bienes en gringolandia, buscan arrodillar más al gobierno, que se entregue más, que se humille más: debe adoptar el sistema que es funcional con el resto del continente y del capitalismo; debe abandonar el populismo, y sobre todo debe cumplir con el precepto de la alternabilidad, hacer elecciones, aceptar ser minoría. El gobierno envía claros mensajes de decadencia: el chantaje burdo a los empleados públicos, las amenazas si no votan, el chantaje con el carnet, el apelar al nacionalismo base del fascismo, indican un gobierno en decadencia. Las encuestas son irrefutables, el gobierno no tiene fuerza para nada, los capitalistas necesitan cambiarlo por otros operadores frescos, así funciona el sistema. Es hora de la alternabilidad.

      La conclusión es clara, el gobierno, al apartarse del legado de Chávez, del Socialismo, perdió el alma, ahora no le sirve ni a los gringos ni a nadie, él mismo es su peor enemigo.

      Usar la improbable invasión, la lucha hipócrita contra una injerencia que ya en lo económico es permitida para apalancar la constituyente, es criminal, es crear las condiciones psíquicas para el fascismo. El nacionalismo fanático, la defensa de la Patria de manera difusa, es preludio del fascismo. Confundir los intereses de mendoza, de pérez abad, de schemel el del hinterlaces, de cisneros, de los millonarios de la corrupción con los intereses de los obreros, los campesinos, los pobres, meterlos a todos en la defensa de una Patria mezquina requiere del fanatismo que sustenta al capitalismo.

      El amor a la Patria sólo es posible si se ama, con el corazón abierto, a toda la Humanidad. Recordemos al Apóstol: “Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar”. Recordemos a Chávez: “Sólo con Socialismo habrá Patria.”

      —————————–

      Adicional por mi parte…. Nicolas (el maduro….) ya esta pidiendo la formacion de una mesa de entendimiento, por supuesto, de entendimiento de toda la barberia criolla, los que se lo llevan dobladito y bien planchado para la buchaca, la de los polos de la marmaja, la de los unos y la de los otros, y al pueblo que le den bala y descargas electricas…. Los milicos divididos en sus cuatro familias, manejan tres hechos fundamentales de vertical consistencia: las armas, la pasta y los alimentos, ninguno se hace el bueno mientras haya pesebre del que dispensarse, tonto el que se mueva que no llega al reparto…. Me pregunto, llegara Nicolas al domingo y seguira el lunes (los chinos quieren garantias de restitucion y cumplimiento de los swaps, los rusos de la pasta puesta en mesa, y los iranies otro tanto… y lo que mola de Venezuela pa’los gringos, esas reservas de coltan entre otras maravillas con gran futuro imperial).

      En Mexico se dice aquello, cual maldicion biblica de “tan lejos de dios, pero tan cerca de los Estados Unidos”; a Venezuela le toco otra de esas biblicas, algo asi como. “te dieron de todo, para que no tuvieras nada”.

      ………………………………

  2. Pingback-a: EL SIGNIFICADO DE LA CONSTITUYENTE DEL 30 DE JULIO EN VENEZUELA – El Sudaméricano

  3. Sindicalista de PDVSA marcando linea y consecuencias laborales, ante las proximas elecciones del 30 de julio a la ANC..

    ——————————————

    24-07-17.-La periodista Laura Castellanos publicó en su cuenta en la red social twitter un video donde un jefe de Pdvsa, amenaza abiertamente a los trabajadores con “botarlos” (despedirlos) si no asisten a votar el día 30 de julio en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

    ——————————————–

    En caso de que no se pueda ejercer la abstencion, que se muestre en voto nulo… aunque no se como puedan controlarlo

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s