Home

297599_27043479233_99318497ed_k

Autor: Borroka garaia da!

¡Viva la Italia fascista! ¡Viva la Rusia soviética! ¡Viva la Alemania de Hitler! ¡Viva la España que haremos! ¡Abajo las democracias burguesas y parlamentarias!. Esa fue la proclama que a principios de 1930, en medio de la segunda república española, fue escogida por ramiro ledesma para fundar la primera organización genuinamente fascista del estado español (las JONS, Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista ) que bebía de la aproximación al fascismo de la dictadura de primo de rivera y de la extensiva en el tiempo frustración imperialista que supuso la “pérdida” de Cuba (unida a la larga lista histórica de independencias frente al estado español). Algo central para el nacionalismo español estas “pérdidas”, ya que fue profunda la falta de auto-estima generada cuando naciones consideradas inferiores a la española rechazarán formar parte del estado gestando así un sentimiento de odio profundo unido a una falta de confianza en la propia identidad. El nacionalismo español fascista tiene su base por tanto en una supuesta superioridad que se ve así misma ultrajada y con dudas identitarias que para solventarlas se recurrirá a los paradigmas básicos del racismo y la xenofobia. De ahí que el fascismo español sería la medicina para curar la decadencia imperial española y parte de la centralidad se dirige a las naciones no españolas aún bajo las fronteras españolas, la mayoría peninsulares, que mediante las guerras carlistas fueron asimiladas al mercado-estado de la naciente burguesía española.

Pese al anti-comunismo radical, no es casual que en un principio existieran referencias a la Rusia soviética ni que la primera organización fascista fuera de carácter sindical. El primer objetivo que se marcó las JONS fue desarrollar un nacionalismo revolucionario de tipo fascista que pudiera competir con la izquierda entre las clases bajas. Más tarde surgiría la falange que llegaría a fusionarse con las JONS. El resto es historia. Llegaría 1936 con la unificación de toda la derecha fascista en sus diversas vertientes (militares, iglesia católica, falangistas, carlistas renegados, tecnócratas y burguesía española) dando forma al movimiento nacional español y a un fascismo con carácter propio que si bien contaba con similitudes con el fascismo europeo, especialmente con el italiano, también contó con un cierto pragmatismo fascista que le llevó de ser un estado totalitario similar al italiano (fuero del trabajo de 1938), a un reino impreciso (ley de sucesión a la jefatura del estado de 1947 ) y a una democracia orgánica (ley orgánica del estado de 1967) para a partir de los años 50 en medio de la “guerra fría” empezar a trabajar en colaboración con EEUU, lo que posteriormente le llevaría a la reforma franquista con el objetivo de estabilizar el capitalismo español lo cual a su vez le llevaría a la OTAN y al entramado capitalista europeo, hoy conocido como UE.

La base común del fascismo español desde los años 30 hasta hoy nunca se perdió pues sus dos principios fundamentales (la unidad territorial de españa y la defensa de la burguesía española) siguen siendo en el 2017 los paradigmas que guían al estado español.

El fascismo en realidad, o mejor dicho, las características más superficiales de éste (por muy brutales que sean) salen a la palestra cuando el capital se encuentra con “problemas” o en periodos de crisis. Es una forma de ajuste que entre otros muchos factores busca neutralizar a la clase trabajadora e incluso ponerla a su servicio desviándola de sus objetivos y enemigos reales.

Estas características fascistas utilizan el nacionalismo burgués reaccionario para unificar a la población contra un enemigo basándose en supuestas afrentas pero en realidad no deja de ser un apoyo al capital y sus objetivos y una forma de fortalecer al estado de cara a combatir los “peligros” que enfrenta. Para ello necesitan instalar un sentimiento de inferioridad en el pueblo, que puede ser visible cuando por ejemplo frente a la autodeterminación, en vez de ser vista como un derecho, lo sea como un ataque. La lógica malsana que funciona aquí reside en que las personas que quieren autodeterminarse, “quieren dejar de ser como yo, me rechazan”, cuando ese “yo” nunca ha sido el estado, pero siendo una percepción impulsada por éste, creando un sentimiento que fácilmente es manipulable por el estado para precisamente enfrentarse a legítimos procesos de autodeterminación o de poder popular. Esto al mismo tiempo, cuando una parte importante de la clase trabajadora está asimilada al estado hace neutralizar cualquier tipo de emancipación social haciendo a la clase trabajadora apéndice de la burguesía del estado. Una sociedad individualizada, donde están rotos los lazos de solidaridad es el germen perfecto para el fascismo que no solo se circunscribe a negar el derecho de autodeterminación, sino todo rastro de progreso en una sociedad a caballo del racismo, xenobofia, patriarcado y todo tipo de reacción.

Básicamente esto es lo que ocurre en el estado español lo cual se está haciendo visible ahora al calor de los acontecimientos en Catalunya o se hace visible innumerables veces con Euskal Herria.

El fascismo en Euskal Herria es una herramienta de trabajo común para el imperialismo español. Fue en lo que se basaron las décadas de dictadura franquista y ha sido el hilo conductor del régimen actual, hijo del fascismo. El fascismo hoy y aquí en Euskal Herria es toda fuerza que secuestra la soberanía y voluntad vasca y roba y golpea a las clases populares. Sean unos simples nazis de cuartelillo o encorbatados banqueros. El fascismo español no se presenta como en los años 30, ni como en los 60, ni como en los 80. Es una variable cambiante pero permanente a uso requerido por el capital y el estado.

Y siempre la misma lección para la izquierda de cualquier parte. Los que siembran reformismo coadyuvan a la dominación, los que siembran socialdemocracia cosechan fascismo, los que alimentan revolución fecundan dignidad, vida y futuro.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s