Home

alejandro-ospina-greba-orokorra

Autor: Borroka garaia da!

Cuando se fundaron los primeros sindicatos en el mundo respondieron a una cuestión muy simple: La función de los patrones era (y es) disminuir el salario lo máximo posible para aumentar las ganancias, luego los sindicatos fueron (y son) los en teoría encargados de ejercer de contrapoder ante esas y otras intenciones.

Por eso resulta entrañable que a uno de los partidos de la patronal (PNV) le haya dado ahora por tachar de “contrapoder” al sindicato ELA como si estuviera reinventando la rueda. Aunque parezca mentira y haya que recordarlo en el siglo XXI, la patronal no es una asociación benéfica y filantrópica cuyo objetivo sea “crear puestos de trabajo”, sino sacar beneficio económico del trabajo ajeno. Es decir, explotar a la clase trabajadora, que es clase precisamente por ello, ya que a diferencia de las montañas, las flores y los ríos, no nació de forma natural. La patronal no tiene patria, sino cuentas bancarias. Es la clase trabajadora la que sí tiene patria y es por ello por lo que el capital se la intenta robar también, en nuestro caso con constructos del tipo “empresariado vasco bueno”, cuando debería decir sanguijuelas apátridas.

En cualquier caso el sindicalismo tiene sus potencialidades pero también sus limitaciones y una de las más claras es que al formar parte integrada del sistema y cumplir una función de contrapeso las dificultades para transcender el resistencialismo son casi estructurales. Por lo que es prácticamente imposible que mediante la vía sindical un sistema pueda ser cambiado, por eso es necesario el movimiento revolucionario del cual el sindicalismo también tiene una función que cumplir.

Las limitaciones intrínsecas del sindicalismo, la fuerza ciega del capital y la represión encubierta o plenamente abierta, han dado como resultado que el sindicalismo haya entrado desde hace tiempo en una espiral descendente con picos ascendentes que se evaporan en la rutina del resistencialismo con escasas o pocas opciones de poder revertir la situación y uno tras otro se han ido perdiendo derechos y se han ido ganando retrocesos nuevos.

Pese a que en Euskal Herria afortunadamente la mayoría sindical no ha cumplido una labor de acompañamiento del capital ni haya cedido a sus trampas, el sindicalismo en Euskal Herria no se ha podido abstraer al recorrido histórico del capitalismo debido al resistencialismo neto. No se ha trabajado una alternativa estratégica frente al capitalismo (socialismo) y la lucha se ha circunscrito a mejorar el sistema y que la clase trabajadora esté lo mejor posible dentro del capitalismo.

Esto era funcional mientras el sueño del consumismo se abría paso en la clase trabajadora y mientras que se creía que el estado de bienestar era algo así como un capitalismo justo y defensor del trabajador como nos vendía la socialdemocracia y algunos incansables siguen haciendo. Pero el estado de bienestar no fue más que un espejismo fruto de la cesión del capital ante el “problema revolucionario” tras la segunda guerra mundial, sin cambiar en nada las estructuras político-socio-económicas. Hoy, esa etapa ya quemada por el capital, especialmente en el sur de Europa es irreversible porque precisamente no se tocaron las estructuras político-socio-económicas

Debido a ello lo que se hace evidente es que sin dejar de lado las reivindicaciones económicas y ejercer de contrapeso, el sindicalismo solo tiene dos caminos en el horizonte. Seguir acumulando derrotas y retrocesos que vienen estructuralmente o encaminarse en una lucha compartida hasta que el poder político y económico pase a manos de la clase trabajadora. Lo que algunos y algunas llamamos la Euskal Herria independiente y socialista. Recuperar la patria vasca que no es de ningún estado ni de ninguna burguesía. Eso no se puede construir en el sistema actual sino mediante una ruptura precisamente con él y todo su entramado.

Recientemente LAB llamaba a una estrategia contra el bloque del capital (PNV, PSOE y PP) y hacer frente al freno que supone Geroa Bai. Dejando de lado que una estrategia meramente enfocada al institucionalismo no nos sacaría del resistencialismo, sino que es necesario operar también a otros niveles (pasar del contrapoder obrero al poder obrero, incluso dar pasos en la creación de estructuras nacionales de ese poder), en el camino hacia la soberanía se encuentra con un dique de contención. Esto es, que para la estrategia de EH Bildu, el PNV y su marca en Nafarroa Garaia es aliado fundamental (pese a como muy bien dice ELA, esto está cortocircuitando tanto el inicio de un proceso soberanista como una estrategia contra el bloque neoliberal). Por lo tanto habría que preguntar a LAB ¿Cómo es compatible una estrategia contra ese bloque, una agenda soberanista escorada hacia la izquierda y la clase trabajadora, cuando una pieza aliada e imprescindible, pese a que no quiera ser aliada y los intereses de clase sean contrarios se llama PNV?

Y es que mientras la “estrategia maltzaga” no deje definitivamente la escena, todas las potencialidades, que son grandes aunque ahora minimizadas y atadas, de la clase trabajadora vasca en centralidad de cara a un proceso de liberación nacional y social están secuestradas. Y la misma conciliación de clases y “acuerdos” que promueve el partido de la patronal de cara al sindicalismo, lo imita en la escala nacional: Estatutismo. E institucionalmente apenas sin resistencia, con ninguna confrontación y siempre con la mano tendida cual día de la marmota. Lo cual llegados al 2018 cabría preguntarse después de todo lo que ha caído si esto realmente es consecuencia de una mera estrategia errónea, o ya se han cruzado tanto los intereses de clases subsidiarias que responde a algo diferente.

De todas maneras, sea como sea, hay que ir abriendo esas potencialidades secuestradas en todos los frentes. Y una forma de ir rompiendo las inercias está en manos del sindicalismo. Salvo CCOO y UGT, hay posibilidades de que el resto de sindicatos conformen una alianza, una nueva mayoría sindical vasca que no se circunscriba solo a ELA y LAB, sino todos los demás y en igualdad de condiciones, incluidos sindicatos libertarios. La autodeterminación en ese caso puede ser el punto de enganche. Por otro lado existe en este país un sindicato de estudiantes llamado Ikasle Abertzaleak que es tan sindicato de clase como cualquier otro sindicato, sino más, y que sería el viento joven, fresco y revolucionario que necesita la nueva unidad sindical vasca.

3 thoughts on “Sindicalismo vasco

  1. Buen apunte, que acierta en lo básico. Una agenda soberanista de izquierdas, si es seria, es incompatible con las continuas invitaciones de la IA para lograr acuerdos con el PNV (y Podemos), en el ámbito de la CAPV.
    O una cosa o la otra, las dos a un tiempo imposible.

  2. Nos llevan mas de tres decadas dandonos la turra con que China es el futuro, pues bueno una noticia de hace unos dias de ese pais.

    ———————————

    Obreros de una fábrica de acero mataron a golpes al dueño por anunciar 25.000 despidos.

    Fueron amenazados con perder sus puestos de trabajo y mataron a golpes al empresario en la provincia de Jilin, en China. También hubo enfrentamientos con la Policía y varios heridos entre los trabajadores.

    De la Redacción de Diario Registrado / Martes 9 de enero de 2018 | 21:10.

    El conflicto se desencadenó con el anuncio de despidos masivos en Tonghua Acero y Hierro, una compañía estatal que se halla en medio de la fusión con una empresa privada, Jianlong Acero, luego del mal año que tuvo la industria metalúrgica en China.

    Chen Guojun, director general de la compañía informó en una de las zonas de producción de la fábrica que de 30.000 trabajadores, iban a despedir 25.000 en tres días, los trabajadores reaccionaron de una manera muy violenta, y Chen fue golpeado hasta morir.

    Guojun ya había tenido una mala relación con sus trabajadores, cuando éstos se enteraron que su sueldo ascendió el año pasado a tres millones de yuanes (300 mil euros), cuando a los jubilados los indemnizaban por 200 yuanes (20 euros) por mes.

    Luego de la muerte del empresario, los trabajadores cortaron las carreteras de acceso a la fábrica y la vía del tren, detuvieron la producción, impidieron la entrada de ambulancias y se enfrentaron con la policía.

    El Gobierno de Jilin anunció que se posponía indefinidamente la fusión.

    Fuente: https://www.diarioregistrado.com/internacionales/obreros-de-una-fabrica-de-acero-mataron-a-golpes-al-dueno-por-anunciar-25-000-despidos_a5a555a0fa4d76178ffbd7534

    …………………………………………

    • A ver cuando nos sustituyen por robots, nada todos al puto paro, que trabajen las maquinas, de sol a sol, un delirio, eso que el capital ya no tenga de donde succionar plusvalia, apoteosico, sin acumulacion de capital posible, se habra llegado al limite historico interno del capital. Una noticia muy interesante.

      Un robot aprueba el examen para ejercer como médico en China

      Se llama Xiaoyi y ha sido desarrollado por iFlytek, una destacada empresa de inteligencia artificial china que surgió de la Universidad de Tsinghua.

      En China, los médicos deben superar necesariamente un examen para obtener la licencia que les permita ejercer la medicina en el país. El robot Xiaoyi realizó el examen teórico escrito y no solo aprobó, sino que además lo hizo con nota.

      Hasta ahora, ningún robot en todo el mundo había realizado semejante proeza. Sin embargo, este logro deja entrever que los robots médicos podrían estar mucho más cerca de lo esperado.

      Fuente: http://observatorio-ia.com/robot-xiaoyi-aprueba-examen-oficial-ejercer-medico-china

      —————————————

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

w

Connecting to %s