Home

otxar7

Autor: Borroka garaia da!

Después de las derrotas de las clases populares vascas en “las guerras de las vascongadas” (así denominadas por el gobierno español), el marco propicio liberal para la irrupción del capitalismo estaba forjado. Después de la guerra del 36, con la derrota también de las clases populares vascas, la burguesía vasca (elemento fundamental constituyente del estado español) empieza a extender sus tentáculos de forma masiva.

A mediados del siglo XX y en pleno proceso de industrialización, el “gran Bilbao” sería el epicentro del capitalismo español a manos de la oligarquía y burguesía local. Esto tuvo como consecuencia la necesidad de mucha mano de obra barata y plenamente esclava. Así surgió entre otros el barrio de Otxarkoaga. Creado de la nada a base de okupaciones nocturnas y chabolas en el extraradio de Bilbo. Una clase obrera sin acceso a la vivienda en poblados chabolistas por las montañas rodeando la ciudad.

A los mismos empresarios que esclavizaban estos barrios les daba vergüenza que “la bonita Bilbao” estuviera llena de “chusma” que afeaba su gusto burgués y se incomodaban cuando hacían negocios con visitantes que tuvieran que contemplar un escenario tan lamentable de pobreza. Así que siempre tenían a mano a la policía o al ejército.

La propaganda franquista contaba la leyenda fantasiosa de que una vez el genocida franco al ver la situación de Bilbo se conmovió y ordenó un plan de urbanización para ofrecer casas a los pobres. Pero lo cierto fue que el sector privado tenía necesidad de revitalizar el sector de la construcción además de que el régimen y la burguesía ya estaban con la mosca detrás de la oreja de cara a evitar posibles revueltas populares. De esta manera, el ejercito español y la policía junto a excavadoras y toneladas de dinamita se llevaron por delante más de 2.000 chabolas y se empezó a llenar de cemento Otxarkoaga, y a concentrar familias obreras para vigilarlas mejor y escondidas de la vista de la burguesía bilbaína. No tardaron nada en aparecer múltiples problemas en las infraestructuras de las viviendas y miles de quejas por goteras, humedades y mal estado general de las viviendas. Así que se formó la Asociación de Familias de Otxarkoaga para que se mejoraran las viviendas y la situación general del barrio y comenzó un conflicto que décadas después aún continua con un barrio degradado.

El siguiente golpe que le esperaría al barrio fue el del narcotráfico en plena y absoluta complicidad policial junto al interés del estado de maniatar a la juventud de las zonas obreras vascas como táctica contra-insurgente. Durante todos los 80 cada mes 4 jóvenes de Otxarkoaga se iban bajo tierra para acabar en los 500 ataúdes que plagaron Otxarkoaga en menos de 10 años. Actualmente apenas llega a 10.000 el número de habitantes. Cientos de jóvenes con la sangre envenenada bajo atenta mirada policial.

Ante el asesinato despreciable de dos ancianos en Otxarkoaga, el otro día vi al alcalde-sheriff de la patronal de Bilbo bramando que en Bilbo el que la hace la paga. Supongo que no se referirá entre muchos otros a los que mataron a Iñigo Cabacas o a los que han hecho y hacen negocio de la muerte controlada de la clase obrera. Hoy he visto las portadas de la prensa burguesa pidiendo más y más policía. Los partidos políticos sin importar su supuesto signo no decían nada muy diferente. Allá los que incuban el germen del fascismo que asola Europa y el desviamiento de las raíces de las problemáticas para que salgan de rositas sus intereses y clase que al mismo tiempo necesitan que la clase obrera se destroce entre ella, mientras se olvidan los barrios, se segregan, se mantiene la explotación de la clase trabajadora y se modela la ciudad para el interés burgués, sea con el turismo o con cualquier otra cosa.

Este bucle infame que crea problemas mientras se saca beneficio económico para después vender soluciones policiales que no solucionan nada al pueblo sino que agravan las condiciones de la clase trabajadora vasca o de cualquier otro lugar es el que hay que romper para garantizar no solo la seguridad sino unos mínimos de libertad que nos la roban entre otras cosas con la misma policía. No se conoce en el mundo entero ningún puto barrio obrero bajo el capitalismo que sea más seguro por la policía. Pues la policía no es otra cosa que el grupo armado de la burguesía que alimenta el bucle para que rijan las lógicas que se dicen desdeñar.

Redes de auto-defensa, barrios en pie y con poder, estructuras obreras de ayuda mutua, un tejido social vivo, crítico, abierto y responsable es la mejor vacuna para hacer frente a estos tiempos de creciente individualismo para el cual el sistema solo nos ofrece como alternativa la policía y el fascismo para que no se lleve a cabo la revuelta popular, tanto ayer como hoy. Un barrio seguro es un barrio empoderado, sin desigualdad y con auto-suficiencia para defenderse de toda amenaza. Es por ello que los barrios que avanzan hacia eso son objetivo policial.

One thought on “Otxarkoaga

  1. Ehuneko ehunean ados iruzkinarekin. Baina ez daukat dudarik Otxarkoagak egoerari buelta emango diola, indarrak badaude… eta berriak ere sortuko dira! Herrigintzatik duda gabe eta politikoki inoiz baino ilusio gehiagorekin Aburtoren alternatibak sortzeko! Orgulloso de ser medio de Otxarkoaga! Aurrera bolie! Gora Otxarkoaga!

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

w

Connecting to %s