Home

1gblx8

Autor: Borroka garaia da!

Fue el PNV e Ibarretxe personalmente los que crearon el concepto de “Estado libre asociado”. Y que para ello era necesario el “derecho a decidir”. Los dos conceptos fueron sacados absolutamente de la manga por la derecha vasca a principios de los 2000 debido al contexto anterior de Lizarra-Garazi del que se quería huir. El “derecho a decidir” fue inventado en un Think tank jeltzale y las claves para ello fueron intentar eliminar el concepto de derecho de autodeterminación, que significa literalmente realizar de la forma más democrática y reconocida internacionalmente el derecho de una nación a independizarse mediante un referéndum (no existen en el mundo más opciones para independizarse salvo una guerra).

Por supuesto, tal “Estado libre asociado” era una farsa, pues de Estado solo tenía el nombre, y como el objetivo no era la independencia sino la vía autonómica y estatutista, el derecho de autodeterminación sobraba, de ahí que el derecho a decidir se relacionaba con el derecho a decidir diferentes elementos de autogobierno autonómico para conformar un nuevo estatus, que no es otra cosa que un nuevo estatuto de autonomía y nunca la independencia ni nada parecido.

En cualquier caso el estado español no estaba ni está para nuevos estatutos de autonomía que para lo único que sirven es para reforzar a las burguesías regionales, y en esa lucha inter-burguesa la oligarquía española manda sobre sus escalafones inferiores. Ya lo estuvo para el estatuto vascongado que fue una concesión con el intento de aplacar la resistencia independentistas vasca además de dotar el marco necesario para la asimilación de cada vez más franjas sociales.

Tras casi 20 años de aquella etapa donde el PNV hizo un giro semántico para quedarse en el mismo sitio donde estaba, ahora le ha tocado el turno a EH Bildu y la palabra elegida es “Comunidad Estatal Vasca” de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba. La diferencia es que EH Bildu no se ha quedado donde supuestamente estaba, sino que ha ido al mismo sitio del PNV. Abandona definitivamente la vía del derecho de autodeterminación y acepta el derecho a decidir. Claro que no como aún mucha gente inocentemente piensa, que el derecho a decidir es el derecho de autodeterminación, sino como realmente interpreta el PNV el derecho a decidir (ellos lo idearon): Una vía bilateral e institucional con el estado español para desarrollar el estatuto de autonomía. Sí, ese que ni siquiera se cumplió.

Ciertamente de EH Bildu nunca he esperado una práctica institucional desobediente, socialista ni revolucionaria, aunque me hubiera gustado. Pero después de todo lo que ha caído en este país que se piense que del desarrollo del estatuto o de un nuevo estatus ligado al estado español pueda surgir la independencia es en realidad el mismo paradigma social que piensa que del desarrollo y reforma del capitalismo puede surgir algún día el socialismo. Es la teoría reformista pura y dura en versión nacional. Es decir, el abandono del rupturismo, de las posibles opciones de unilateralidad, y una vía eminentemente institucional española a la que se pide aplauso popular.

Claramente esto no supone ningún proceso independentista sino la búsqueda ya desesperada de un acuerdo con el PNV, quiero pensar, creyendo que tal acuerdo es la clave para la independencia de este país. Claro que lejos de ser la clave es una de las piedras más grandes en el camino salvo para los que aún no se han dado cuenta que la obcecación en la “vía maltzaga” está llevando a morder el polvo al independentismo y a erosionar continuamente las expectativas de un futuro independiente que no va a partir de acuerdos institucionales autonomistas y bilaterales con el estado sino de una explosión popular y una construcción nacional y social confrontativa que mande al pasado al “viejo independentismo autonomista” y a todo su viejo o reformado entramado institucional. Y los y las protagonistas de ello serán por fuerza todas esas capas sociales que están sufriendo en sus carnes el cada vez más siniestro ataque capitalista contra la clase trabajadora vasca. Ese será el nuevo independentismo que necesitamos y contará con su propio paradigma forjado en la lucha. Nada que ver con conciertos, cupos, foralidad, unión europea o autogobierno autonomista, es decir, que no podrá responder a los intereses de la alta y mediana burguesía vascongada ni a las facciones de la pequeña que les siguen por detrás. De lo contrario, la independencia de Euskal Herria será algo del pasado que los viejos abertzales, ya muertos, un día defendierón para nada. Y eso no va a ser así.

65 thoughts on “El nuevo independentismo será independiente del PNV como mínimo

  1. Una parte de EH Bildu la centro-izquierda esta bastante destinada a fundirse con el PNV, otra mas a la izquierda puede que necesite algunos años mas para caerse del guindo al no creerse del todo el camino por el que le han metido, pero el tiempo pasa muchos se acomodan.Decenas de miles se han descolgado ya de votarles y la tendencia puede que sea esa.

    Si hay alguna forma de crear nuevos independentistas,desde luego que la del que ha escrito ese documento de EH Bildu, No ilusiona ni emociona a nadie. Solo al PNV porque le abre opciones para seguir donde esta y que nada cambie. Supongo que ante la crisis la pequeña burguesia transversal tanto la que esta en el PNV como la interna de Eh Bildu necesitan estar juntos para acceder a los mecanismos autonomicos de gestion y subvencion del dinero.

  2. Guztiz ados…Cada vez mas cerca del abrazo del oso del PNV.
    Solo le cambiaría el título “El nuevo independentismo será independiente del PNV…o no será”

  3. Por meterme un poco, asi no mas.

    Me pregunto alguien esperaba que EHBildu fuera “socialista y revolucionario”, si nunca han dicho que lo fueran; o hasta el mismo Sortu que ya no se si lo dicen siquiera. La “izquierda abertzale” del pasado si lo decia, alguna, porque estaba de alguna manera hegemonizada ideologicamente por una organizacion que en su autodefinicion se titulaba “organizacion militar socialista revolucionaria vasca de liberacion nacional”… Pero eso fue hace la tira, de socialismo revolucionario en la historia politica vasca ha habido poco y muy poco en las ultimas decadas, lamentablemente.

    Hace unas semanas atras, creo que Sortu o EHBildu (al final ya no las distngo bien), publicaba algo sobre una “Republica Confederal de EH” (o algo asi), que ya tiene tela (el conferalismo del nacionalismo vasco proviene del PNV de toda la vida en su version mas recalcitrante, puesta en tela de juicio en su por la izquierda abertzale del pasado, precisamente como negadora del mismo concepto de ‘nacion vasca’), ahora hablan de “Comunidad Estatal Vasca”, vamos otro mejunge intragable (o es Estado o no lo es, o es soberano o no lo es, ¿comunidad con quien? ¿mancomunidad?, ¿España confederal como los carlistas?), y todos esperaremos que aun vendran otros tantos inventos (¡sera por falta de inventiva, desde que las palabras se las llevo el viento, da igual lo que se diga todo sirve para el teleberri!).

    Pero quiero poner mi espina en el zapato. De que independentismo hablan los criticos de EHBildu o Sortu, ¿lo mismo que hace tres decadas?. ¿Una republica socialista vasca?, vamos en la actual etapa de la globalizacion del capital, acelerada, creen acaso en la posibilidad de un desarrollo armonico, soberano e independiente del ‘capitalismo de estado’ vasco. Lo creen, se lo creen de veras, no han pasado tantas cosas, como para siquiera tener una reflexion critica al respecto. De que independencia hablan, de un estado nacional (cuando se estan cayendo a pedazos los existentes). La semantica de las palabras puede ser liberada, reconceptualizada, y encontrar un verdadero contenido emancipador, si por ejemplo, consideramos la independencia de un modo muy distinto. Independencia, si, pero de la clase obrera, como sujeto historico, porque su proyecto es muy distinto (a cualquier democratizacion del capital), y desde luego que no es nacional (no crea Estados nacionales, la comuna no es la nacion, su soberania no recae en la nacion, sino en la revolucion social); y la unica independencia posible es haciendo imposible el capitalismo, enterrandolo.. E ahi el dilema, si se sigue queriendo nacion hay retroceso historico, y de independencia politica nada de nada (por la inviabilidad del mismo marco del capital): si se quiere revolucion social, se manda a paseo la nacion y se abre el futuro a la emancipacion (que no es nacional, ni puede serlo).

    Por lo demas, a seguir bien.-

    saludos.-

    • Agrego esta larga citacion para sostener el comentario anterior referente a la contradiccion actual entre estado-nacion y globalizacion del capital, bajo el criterio de que sostener una “vision nacional” como posibilidad historica de emancipacion (aunque solo fuera “nacional” y ni siquiera se planteara en su faceta “socialista”), es insostenible. El Estado ha dejado de ser el garante de la regulacion del capital, pues este transciende a toda nacion o marco que pretenda reglarlo. La unica posibilidad de emancipacion de las sociedades modernas supondra la superacion del mismo capitalismo, no existiendo ninguna via nacional valedera para tal proceso historico, en virtud de que el socialismo presupone la disolucion del Estado y la abolicion de lo politico, incompatible con cualquier Estado-nacion que se pretenda.

      Extraigo esta larga cita de un ensayo de Bolivar Echeverria, publicado en 1998, titulado Violencia y modernidad, correspondien esta parte a la segunda seccion del texto:

      II

      “Ya en 1940, como complemento necesario de su critica del estado totalitario (nazi o de bases “capitalistas” y stalinista o de bases “socialistas”). Max Horkheimer (1) critica tambien la gestacion de otra version del estado contemporaneo: la que vemos hoy expandirse sobre el planeta en la figura de ese estado cuasi perfecto o esa entidad estatal transnacional puesta por la nueva globalizacion capitalista – neoliberal de la economia mundial. Se trataba para él – en la misma linea de un estudio anterior de Herbert Marxcuse – de la forma especificamente occidental del “estado autoritario”. Siguiendo a Marx, Horkheimer afirmaba que la entidad estatal es garante de una esfera de la circulacion que se encuentra ocupada, intervenida y deformada por la presencia en ella de un tipo de mercancia y de dinero que obstaculiza sustancialmente el libre juego de la oferta y la demanda. El gran capital, escribia, con sus dineros y su mercaderia, con el peso monopolico de los mismos sobre las propiedades privadas del resto de los miembros de la sociedad civil, cierra necesariamente el juego de las oportunidades de inversion productiva, elimina el azar como horizonte genuino de la esfera de la circulacion mercantil y el mercado libre e impone su dictadura en la esfera de la sociedad civil. Abstenerse de intervenir en la esfera de la circulacion, en el juego libre de la conformacion de los precios mercantiles; este es el primer mandamiento del liberalismo y el neoliberalismo en lo que concierne a la relacion del estado con la economia de la sociedad. Pero la no intervencion del estado en una economia, que no es ella misma libre sino sometida, resulta ser otro modo de intervencion en ella, solo que mas sutil y mas efectivo. La intervencion del estado en la economia no solo es intervencion torpe en la esfera de la circulacion, la que adjudica arbitrariamente los precios a las mercancias, en violacion abierta de la ley del valor -y que habran de poner en practica el estado fascista y el estado socialista real-; es tambien, y sobre todo, la intervencion imperceptible que consiste en consagrar el dominio despotico de la relacion valor-capital sobre la realizacion de los demas valores en el mundo de las mercancias.”

      “Horkheimer retoma la idea de Marx: la “mano invisible” del mercado es una mano cargada en un solo sentido. La sociedad civil condiciona su lema de “vivir y dejar vivir” a las necesidades vitales de la riqueza capitalista. La sociedad civil no es el reino de la igualdad sino, por el contrario, de la desigualdad; de una desigualdad estructural, sistematicamente reproducida, que la divide en distintas clases, movidas por intereses no solo divergentes sino esencialmente irreconocibles.”

      “No es una sociedad civil, cuyos conflictos internos sean susceptibles de ser unificados y uniformados, la que se da a si misma su propio estado en la civilizacion moderna, sino una sociedad profundamente dividida, en la que tanto la violencia de la explotacion economica como la respuesta a ella -sea como encono autodestructivo o como brote de rebeldia-, dejan residuos inexpresados e insatisfechos que se juntan y almacenan en la memoria practica del mundo de la vida, y se sueltan de golpe, con segura pero enigmatica regularidad, desatando su potencial devastador. Por esta razon el monopolio estatal de la violencia no puede ejercerse de otro modo que como salvaguarda de una esfera de la circulacion mercantil en la que las leyes de la equivalencia, fundidas y confundidas con las necesidades de valorizacion del valor de la mercancia capitalista, sirven de mascara a la expropiacion del plusvalor; es decir, a la explotacion de una clase social por otra, y en la que el “proyecto” de superestructura politica o estado nacional propio de una fraccion de la sociedad -ejecutora (y beneficiaria) de las disposiciones del capital- se levanta como si fuera el de la sociedad en su conjunto”.

      “Pero Horkheimer no solo retoma este planteamiento de Marx sino que lo desarrolla de manera valida para la segunda mitad del siglo XX. El “estado autoritario” -el que despues sera llamado “neoliberal” se distingue del estado liberal a partir de su base: la sociedad civil que tiene por infraestructura no es ya una sociedad “abierta” sino una sociedad “enclaustrada”. La desigualdad entre los conglomerados de propiedad privada no es ya solo una diferencia cuantitativa o de grado, sino una diferencia cualitativa, de rango o casta. Una linea divisoria cambiante pero implacable separa a los propietarios que estan con sus capitales por debajo de un determinado nivel de concentracion de aquellos otros que estan por encima del mismo: los primeros poseen un seguro contra los efectos perniciosos de la competencia, los segundos, no (2) . Incorruptible y rigurosa en su hemisferio bajo, la esfera de la circulacion suspende la vigencia de sus leyes en su hemisferio alto; plenamante valida en el primero, se encuentra en cambio “relativizada”, “anulada” incluso (liquidert), llega a escribir Horkheimer, en el segundo , donde se deja sustituir por arreglos tecnico-burocraticos en las cumbres monopolicas. Todos iguales, pero unos mas y otros menos que los demas, los miembros de la sociedad civil neoliberal entierran el conflicto basico e irresoluble entre explotadores y explotados bajo una nueva capa de conflictos, la de la discrepancia entre los que estan inmersos en la legalidad de la esfera de la circulacion mercantil y los que flotan sobre ella, entre los que debe atenerse al campo de la gravitacion de la oferta y la demanda, delimitado por las crisis recurrentes, y los que son capaces de manipularlo y de saltar con provecho por encima de tales crisis. El estado neoliberal, el estado autoritario “occidental”, es el estado de una sociedad civil cuya escision constitutiva -entre trabajadores y capitalista- esta sobredeterminada por la escision entre capitalistas manipulados por la circulacion mercantil y capitalistas manipuladres de la misma. Es el estado de una sociedad civil construida sobre la base de relaciones sociales de competencia mercantil en tanto que son relaciones que estan siendo rebasadas, acotadas y dominadas por otras de poder metamercantil (“posmercantil”). Esta transformacion estructural de la sociedad civil ofrece la clave para emprender la complementariedad conflictiva que hay entre la version nacional y la version transnacional de la entidad estatal contemporanea. La disposicion monopolica sobre un cuerpo comunitario (fuerza de trabajo) y un cuerpo natural (territorio) fue la base de la soberania del estado nacional en los tiempos de la esfera de la circulacion mercantil no manipulado, en la epoca de la compentencia internacional efectiva. En los tiempos actuales, cuando los resultados de esta competencia pueden ser alterados con arreglos de poder metacirculatorios; cuando el capital, que, como dice Horkheimer, “es capaz de sobrevivir a la economia de mercado”, ha comenzado la lengua universal de “la civilizacion humana” y se olvida de sus “dialectos” particulares, el estado nacional, sin dejar de ser indispensable, ha dejado de ser un fin en si mismo. Su soberania, al relativizarse y disminuirse, se ha desvanecido. En la nueva esfera de la circulacion, mercantil o neoliberal, el capital despide al estado nacional de su funcion de vocero principal suyo. En general, desconoce la importancia de la capacidad de interpretar, configurar y plasmar los lineamientos de su acumulacion en calidad de metas cualitativas de una empresa historica. La nueva sociedad civil, la de “menos estado y mas sociedad”, no devuelve a la sociedad la soberania que arrebata al estao, Su proceder es mas contundente: elimina la posibilidad de toda autarquia, ridiculiza la idea misma de soberania. El ser humano neoliberal no esta ahi para inventar y transformar su propio programa de vida, sino para adivinar y ejecutar un programa que estaria ya dado y seria inalterable. Asi como para la opinion publica neoliberal la unica historia que le queda por hacer al ser humano es una no historia, asi tambien para ella, la unica politica que debe reconocerse como viable es, en verdad, una no-politica.”

      Bolivar Echeverria.
      Violencia y modernidad, 1998
      https://marxismocritico.files.wordpress.com/2013/06/violen641.pdf
      ——————-
      notas:

      1. El texto de Mark Horkheimer que comenta Bolivar Echeverria, es el titulado ‘El Estado autoritario’, esta disponible en el enlace siguiente:
      http://www.bolivare.unam.mx/traducciones/Horkheimer,%20El%20Estado%20autoritario.pdf

      2. Nota propia de transcripcion: la frase es incorrecta en su redaccion, por logica debera ser al contrario de lo escrito, aquellos capitales que esten por debajo de un determinado nivel de concentracion no tendran ningun seguro contra los efectos perniciosos de la competencia; y los que esten por encima de un nivel de concentracion dado en cambio si lo poseeran.

      • Y si “El Estado ha dejado de ser el garante de la regulación del capital” como citas, ¿porque la burguesía sigue usándolos? ¿Por qué no los disuelve? ¿Por que no se conoce forma política burguesa que no pase por la vertebración de un aparato estatal centralizado?

        • ese proceso de disolucion del Estado-nacion esta en marcha por el propio capital (el que verdaderamente manda), desde los Estados fallidos (que sigue aumentando su numero) al establecimiento de arbitrajes organizados contratualmente por agencias privadas. Si el garante de la acumulacion de capital fue el Estado-nacion, a este se lo saltan las veces que quieran los capitales mas lucidos y salvajemente capitalistas del orden vigente. No es un asunto de maldad criminalista, sino de sobrevivencia del propio capitalismo en su fase de colapso.

          ———————

        • Normalean besteen iruzkinak zalantzan jartzea baino geihago egiten duzu? Kapaza zara zure proposamenei erantzun arrazional bat emateko? Galderari buelta emanez, nahiz eta estatuaren funtzioak bere horretan jarraitu, independentzia osoa dute Europar Batasun barneko estatuek euren politika ekonomiko zein soziala aurrera eramateko? Dena den, ez litzateke hori kapital harremana beste era batera erregulatzeko intentzioa? Kapital harremana ez al da ba autonomia propioa duen erlazioa, politika bere interesen arabera mugitzera behartzen duena? Neuk ere zalantzak ditut gai honen inguruan, baina ez dut uste soluzioa Espainiar estatuan integratua egongo den autonomia estatutu bat indartzea (“modifikatzea”) denik, ez eta estatu moderno baten gestio lanetaz arduratzea, ikuspegi ezkertiar batetik izanda ere. Nabarmena dena da, estatu forma modernoak ahalmena izaten jarraitzen duela, baina generatzen duen harreman markoak planteamendu iraultzaile batetiko kontraesan osoan egoten jarraituko du, estatua martxan jartzea ahalbidetzen duen mekanismoa bera kapital erlazioa baita. Dena den, planteamendu iraultzaile baten barnean instituzio burgesen erabilera formala plantzeatzeko kontua litzateke, muga oso nabarmenak baditu ere.

          Dena den, eztabaidan sartu nahi baduzu saiatu ekarpenen bat egiten, ez da eta lehenengo aldia.

          • Trankil…. que no me estoy inmiscuyendo en nada, el mensaje de arriba (Anonimoa) con la copia del texto de Bolivar Echeverria, lo coloque yo (no lo firme, porque se me paso meterle el Petriko), y que ademas era un añadido a un mensaje mi anterior…Es decir que si tomamos estos cinco mensajes ultimos, tres son mios… me parece que no me estoy metiendo en nada). Si te molesta que paricipe, pues ya lo siento, pero que le vamos a hacer.

            Y el problema de fondo es que de soberania o metacirculacion mercantil libre o un regimen regulado por reglas y principios claros en el capital tenemos cada vez menos, La tension es hasta que punto el interesa al capital un mundo de 200 estados, y cuando se rompe la cuerdad. Con esto no quiero decir que el capital este o tenga que plantearse una especie de gobierno mundial

            Y bajando a nivel local, toda independencia politica que se conciba en el marco del capital, sencillamente va a ser una independencia muy poco soberana, mas bien nada.

            ——————-

            • No me refería a tu comentario, Petriko, estaba refiriéndome al anterior: “Y si “El Estado ha dejado de ser el garante de la regulación del capital” como citas, ¿porque la burguesía sigue usándolos? ¿Por qué no los disuelve? ¿Por que no se conoce forma política burguesa que no pase por la vertebración de un aparato estatal centralizado?”

              Estoy de acuerdo con lo que dices, lo único es que veo complicado reforzar la exterioridad al capital únicamente con nuestros medios, sin utilizar los dispositivos del enemigo utilizandolos para reforzar la salida de la lógica capitalista. Aún y todo, es evidente que el dispositivo estatal- institucional no es manejable para fines “izquierdistas”, lo cual nos cierra las puertas para actuar en terreno enemigo.

              • Bueno, perdoname entonces, pensaba que estaba haciendo de metete, bueno nada.

                Siguiendo un poco con el tema segun yo, un nuevo independentismo, no debe de contruirse -solo- como critica a lo existente, enfrentandolo con un pasado (al que se le traiciona u olvida) o con una hipotetica ortodoxia (que tambien se le traiciona por no ser los autenticamente abertzale o similar). Al contrario cimentar un nuevo independentismo debera de dar realmente “soluciones” o respuestas logicas al estado actual del capital, ya sea que quisiera pervivir en el mismo o por el contrario superarlo (una especie de independentismo capitalista versus uno socialista). A lo que yo agrego que para ambos independentismos, si existieran, se desembaracen de cualquier prejuicio y se manifiesten). (1) .

                No es baladi lo que planteaba el comentarista anterior, si el capital esta sobrepasando a los Estados-nacion, porque no los abandona decididamente. En mi opinion, porque los requiere relativamente, de todos modos, y el capital no esta para sostener el costo de creacon de un supraestado, en un mundo donde priva mas o menos el salvese quien pueda. La UE podria ser una respuesta a medias, si UK se ha ido con el brexit, se por algo que le conviene mas estar afuera que dentros; o en su posicion contraria los paises balticos, integrados en la UE, pero con sus paises despoblandose y con una muerte casi segura de sus paises, sujetos a la voluntad de lo que les diga la UE o los USA, En la periferiferia del capital, los Estados son unos autenticas casacaras vacias, versiones modernizadas de la Republica bananera de toda la vida o de plano Estados fallidos. El futuro puede que no este muy lejos de lo que esta ocurriendo en esa periferia (o en su defecto la despoblacion y sociedades ya no de la tercera sino de la cuarta edad), .

                En definitiva reformular un nuevo independentismo vasco, se me hace que es algo mas complejo y profundo que una critica a una tactica politica de unos u otros partidos politicos..

                ——————
                nota:
                (1). Hablo de ‘independentismo capitalista’, porque todavia no se expresado en EH, a modo extremo como ejemplo, una especie de ‘independentismo’ ultra-neoliberal, que podria existir. Por ejemplo, un caso extremo aquel que proclamase la creacion de un territorio offshore vasco, sin impuestos, libertad absoluta de movimientos, lleno de servidores para transacciones seguras en los mercados de cryptomonedas o exchange fiat o para la deep-internet, alquilando sus puertos a los barcos chinos, coreanos o vietnamitas. libre transito de personas mercancias o capitales, emision previo pago de pasaportes o ciudadanias o creacion automatica de empresas, libre adquisicion de armas personales (en plan texano), y vista gorda judicial. Vamos una especie de Pirate Bay vasco a orillas del Golfo de Bizkaia,, seria el sueño de cualquier “libertarian” vasco. (¡manifiestate Satanas!).

    • Por hablar rápido, pronto y mal; yo al principio no me esperaba ningún socialismo revolucionario por parte ni de EHB, ni de Sortu; hablando de sus dirigencia. Pero si me esperaba un mayor espacio para el debate político, esto es, una superación de la letanía del “Marco democrático”, de “comunidad”, del “Nosotros, somos nosotros”, de la “piña” en favor del debate ideológico, de definición del qué modelo de socialismo se quería (y no quedarnos en la frase cuasireligiosa de “Independencia y socialismo”, que se había convertido casi en una oración sacerdotal que ocultaba una práctica no de clase); esto es mayor debate político y menor ritualización.

      Se vio que me equivoqué, y que los vicios de los 00 seguían y siguen vivos (bajo otros ropaje, pero en fin, siguen vivos).

      Sobre los “críticos de la izquierda abertzale”, pues tuve mi época de cercania con ellos (aún tengo una cercanía emoccional); pero eso está superado. Ese camino políticamente no tiene ningún futuro. La negación “pura” (esto es, para reconstruir lo “anterior”) puede durar un tiempo, pero una vez que la “comunidad miitante” ha decidido que “los verdaderos” son “ellos”; ese camino no tiene futuro.

      Por otro lado, la izquierda abertzale clásico-revolucionaria tampoco va a volver, ese tipo de orgnización (vehiculada en el no a la reforma, una reforma que ya ha llegado y triunfado; y estructurada en base a la negación de la misma en la “no-integración” -lucha armada-; condiciones que ahora no existen) ha dado lo que tenía que dar.

      Podría ser más preciso, pero no tengo ganas.

  4. Hola petriko

    si el sujeto es la clase obrera y la independencia politica de esta es la unica via posible de cara a su propia emancipacion integral, donde situas el marco de lucha teniendo en cuenta q en euskal herria se viene mamando una falsa conciencia incesantemente repetida llamada nacionalismo? es decir, como territorializarias hoy en dia un proyecto revolucionario teniendo en cuenta las dificultades de trabajar en “euskal herria” como tal (como territorio lleno de diferencias socio-politicas)?

    Mi pregunta no va dirigida hacia la forma politica q adquiriria la clase obrera (comuna, estado etc…), sino a como montas una movida q al mismo tiempo tenga la capacidad de traspasar la nueve de humo impuesta por los nacionalistas reaccionarios(pnv-bildu). En resumen, sigues creyendo en la potencialidad de “euskal herria” como marco de lucha de clases?

    • no sostengo la tesis nacionalista, en ninguna de sus versiones, ni ese topico de marco autonomo o nacional de la lucha de clases (como si la meteorolgia fuera por codigo postal, como metafora). No existen las “naciones” sino las clases, que son las que explican las sociedades actuales y pasadas. El empleo de la nacion como concepto homogenizador y uniformizador de las sociedades, es siempre y en todo caso un ocultamiento del sepultamiento interno de sus clases explotadas, y que ha servido a la burguesia como instrumento de integracion y represion (“del todo por la patria” a “la traicion a la patria”, claro que la suya, de la que es propietaria) para el sostenimiento a su Estado (via “union sagrada”); es siempre burguesa la tesis de un Estado-nacion (la unica emancipacion que aporta es la de la fraccion burguesa que se adueña del mismo, y reproduce su sociedad, es decir su orden de dominacion)..

      ¿Territorialidad?, todo el espacio del capital es campo de batalla, la revolucion proletaria tiene un caracter universal y su importancia estriba en que se rompa por cualesquiera de sus grietas y locaciones. (Marx hace una referencia a la simultaneidad revolucionaria en La ideologia alemana, a ver si lo repaso estos dias)..

      ¿Como traspasar la nube de humo?. Pues ejerciendo la critica, no dejar que hablen por nosotros esos, los otros, los de siempre (los que se creen nuestros ‘representantes’ eternos). Sometiendo a critica, todo lo habido y por haber Y en el caso de EH, superando los temas tabu, que eran (o siguen siendo) infranqueables a la critica, que no debiamos de poner en duda ni un apice y reproducir discursos paralepipedos (con un alto grado de inconsistencia logica y argumental en general). Por ejemplo, ¿existe la nacion vasca? -esta pregunta provoca terror en la filas del abertzalismo–, no me refiero a la cultura, el idioma o el singularidad del zortziko, eso no es nacion, nacion es otra cosa. pues bien, ¿existe la nacion vasca?, En primera instancia se puede dudar de su existencia en cuanto como tal no se ha manifestado especificamente (historicamente) ya que su expresion ideolgico- politica, el nacionalismo vasco, ha sido un fracaso porque no ha sido capaz de realizar proyecto alguno de soberania politica [que no de autogobierno]. Pero, es que acaso lo ha pretendido realmente ese nacionalismo vasco -pasado y presente, en sus diferentes siglas- transformarse en un soberano politico, mas bien no (por algo transita su discurso entre el foralismo y el identarismo, y le da vertigo ir mas alla, pues no va mas alla, su nacionalismo es incluso hasta discutible, al no pretender materializar la soberania nacional… porque el ir mas alla, significaria hacerse realmente nacional, y nunca lo ha pretendido ni lo pretendera). A lo que agrego que el tiempo de las liberaciones nacionales, ya dejo de estar en el orden del dia, solo existe una emancipacion, la emancipacion social..

      Si la revolucion proletaria es un proceso social, un movimiento de lo real, eso no quiere decir que los nucleos revolucionarios se puedan organizar como les a bien su propia inteligencia mas conjuncion de recursos. La geografia es planetaria, que cada quien se organice como pueda o quiera.

      ———————————–

  5. Egun on a todos.
    Desde una posición crítica quiero dejar unos planteamientos en la mesa de debate:
    -Hay aspectos positivos en el texto y se debe profundizar en ellos. Si no hemos conseguido nada con el enfrentamiento hasta ahora, igual toca tomar un camino más posibilista.

    -Hay ganas de defender lo que se plantea hasta el final?

    -Hay que dejar muy claro que todo lo que no sea la independencia es provisional, coyuntural y táctico

    -Hay que insistir en una única realidad nacional vasca, ni Territorios Históricos, ni confederalismos ni ostias

  6. Eduardo.
    Yo tambien desde una posición critica quiero dejar claro que estoy de acuerdo con algunas cosas que dices.
    Por ejemplo:

    1. – Es cierto que se debe tocar un camino más posibilista. Pero, creo que no se puede perder el norte. Y no andar como pollos sin cabeza. Se debe de consensuar antes con los movimientos sociales y sindicales. No perder nunca cual nuestro fuerte.

    La propuesta de Bildu es la siguiente: Derecho a decidir en tres fases consecutivas:
    – La primera, una consulta no vinculante jurídicamente sobre el texto articulado del nuevo estatus. Es decir, una consulta habilitante que el PNV también recoge en su propuesta y que sirve para ir a negociar con el Estado con el respaldo de una mayoría de la ciudadanía de la CAV.
    -La segunda fase es tener garantizado el derecho a negociar en pie de igualdad con el Estado para lograr un acuerdo sobre la propuesta que se lleve refrendada por la ciudadanía.
    -Y, por último, el derecho a que el nuevo modelo de relación acordado con el Estado «pueda ser materializado por medio de un referéndum de ratificación jurídicamente vinculante».

    ¿Porque no se ha hablado antes con Gure Esku dago sobre estas cuestiones?

    2. Respecto a la alianza con el PNV, como decia mi profesor:

    Yo creo que en la situación actual del capitalismo y el rearme ideológico del mismo los pueblos y las personas pasan a un segundo plano. Han decidido seguir manteniendo la tasa de beneficio caiga quien caga y ahí la represión y la sofosticación económica de acumulaión va a ser brutal

    La social democracia o el liberalismo humanista, PNV, lo tienen claro el modelo económico es el que hay y lo defienden sin titubear. Creo que hay sectores de Bildu en la misma posición. Puede ser que quieran humanizar el capitalismo, pero en medio plazo eso es imposible. La crisis ecológica y crisis financiera son innatas y la tarta no va a poder crecer más y si quieren mantener la tasa de beneficio tienen que endurecer la explotación, la expulsión por desposesión y la necropolítica. Además la soberanía va a quedar subordinada a constituciones económicas que funcionan como armaduras jurñidicas de dominación

    En esta coyuntura internacional y europea nos situamos. Además el tema catalán se mezcla en el análisi. Yo soy independentista y anticapitalista, hay que hablar claro, hace falta pedagogía política y no andar como pollo sin cabeza de aquí para allá

    Eso quier decir alianza política, sindical y de movimientos sociales radical, con propuestas claras, anticapitalistas y llenas de radicalidad democrática. Movilización y resistencia por encima de trabajo institucional con muy poco recorrido. No digo que no haya que estar, ya lo creo pero sin movilización el trabajo de Bildu en el parlamento se diluye totalmente.

    Esto es un trabajo de largo plazo, pero es el único que puede permitir llegar a las instituciones con la tensión social que ahora no tenemos. Si se quiere ganar votos del centro, se centra el discurso y nos quedamos sin discurso.

    La pelea por la independencia no se puede separar de lo anterior queremos soberanía en todo y también en lo político, el eje es ese y ahí hay que arrastrarle el PNV o mejor a sus bases. Pactar con el PNV no nos lleva a ningún sentido y menos desde la subordinación electoral. Los pactos siempre están ahí, pero desde tu posición mayoritaria no minoritaria. En el camino confrontación, pedagogía política, discurso claro, alianza social y sindical y trabajo de largo plazo. Llegar a los gobiernos sin poder popular en gobernar en el sistema y para el sistema

  7. “¿Porque no se ha hablado antes con Gure Esku dago sobre estas cuestiones?”

    Gure esku dago, al final del dia es una entente a dos controlada por el PNV y EH Bildu, a unos les sirve para una cosa y a otros para otra. No es un movimiento popular sino un movimiento institucionalista que ordena sobre bases populares de ahi que no pinten nada sin el consentimiento de los que ordenan.

    “el eje es ese y ahí hay que arrastrarle el PNV o mejor a sus bases.”

    Esa teoria ha sido la tragedia de la izquierda abertzale. Ese barco zarpo en Txiberta, aunque seguramente durante el franquismo ya estaba navegando. No hay que arrastrar al PNV ni a sus bases sino al pueblo trabajador vasco. Al final una parte de la lo que fue la izquierda abertzale ha sido la arrastrada hacia el PNV, precisamente la socialdemocracia de la IA.

  8. Ya tenemos al Partido manejando borradores y enredando y encharcando el campo de juego para estar dos legislaturas más con la matraca y seguir gestionando la caja, que no gobernando.

    Sigo insistiendo que la IA debe de hacer un planteamiento más posibilista del derecho de autodeterminación, pero insisto una vez más: el PNV le lleva robando la cartera a la IA desde 1931 y no espabilan. Hay que hacer una oposición frontal y menos mariconeo parlamentario. Como se está llevandoi el juicio de de Miguel es un insulto para las bases de la IA, las que llevan 80 años dando la cara no los nuevos inquilinos.

    Y lo siento por comentarios anteriores que me parecen muy sensatos, pero seguir con el tema de la lucha de clases, el marxismo y tal (Rajoy dixit) es estar desfasado en el tiempo. Así no vamos a ninguna parte

    • “seguir con el tema de la lucha de clases, el marxismo y tal (Rajoy dixit) es estar desfasado en el tiempo. Así no vamos a ninguna parte”

      realmente piensas que es desfasado en el tiempo, no se si atreverme a preguntarte por què.

      • Petriko porque es un debate del siglo pasado. La gente cuando oye eso sale corriendo. La lucha de clases ha desaparecido de las sociedad europea. En unos años nos han desmantelado el estado del bienestar y los derechos laborales sin despeinarse y sin la más mínima oposición del Pueblo.
        No podemos mantener un discurso que no llega a la gente. Hay que seguir luchando por nuestros derechos individuales y colectivos de otra forma. Cual? Sería el debate, pero que se molesten los que pisan moketa, que están pasando de De Miguel como si no fuera con ellos.

        • Acaso el desmantelamiento del estado de bienestar (que por estos lares nunca existió realmente) no es GUERRA DE CLASES. Algunos se creen que porque la clase trabajadora haya dejado de hacer la guerra, la guerra se ha terminado: no, ha empeorado.

          La guerra de clases no es algo que desaparezca de la realidad, existía ya incluso antes del Capitalismo, pregúntaselo a Espartaco o a los bagaudas o al desdichado Wat Tyler. Y seguirá existiendo siempre o cuando no acabemos con las clases sociales… o con la humanidad.

          Buffet: por supuesto que hay una guerra de clases y es mi clase, la de los superricos la que la está ganando.

          Que los proletas de hoy día se consideren demasiado sofisticados para sentirse proletas, sólo porque tienen tfno. móvil (una cadena que les ata a la tiranía empresarial) es simplemente parte de la alienación, no ya de los medios de producción, que también, sino de la propia condición de trabajador pringado y sin poder en esa burbuja individualista que sólo sirve al explotador. Eso es lumpenproletarización por consumismo y asimilación concecptual a tu enemigo de clase (aburguesamiento mental).

          Que el lenguaje se tenga que adaptar? Quizás por pedagogía y sobre todo para repatear el hígado a algún ratón de biblioteca fundamentalista. Pero la cruda realidad es que la guerra de clases no ha dejado de existir en ningún momento.

  9. Ba nire ustez behar beharrezkoa diskurtso hauek nunbaiten ematea, jende askok irakurtzen baitu borrokagaraia. Marxismoa ez dago inundik inora desfasatua, are gehiago, IAko militanteak marxismoaren mamia barneratuko balute, zuk komentatzen dituzun “nuevos inquilinos” en politika interklasista deusestatzera behartuko genituzke, konfrontazioara behartuz ain zuzen ere EAJrekin. Bitartean, Ongizatearen estatuak gure iraultza sozialista desmobilizatuko du. eta politika posibilistak egitea epe laburreko ibilbidea dakar bakarrik, inmobilismo hori areagotuz. Begira nora eraman gaituen posibilismo horrek, bialdekotasun erabakitzeko eskubidearen aldarrikapenera. “Un referemdum pactado y con garantias”… Y lo del marikoneo sobra un rato eduardo

  10. Kamaradas:el derecho en si no existe, es tan solo la expresion de una relacion juridica, que se produce despues de una relacion de PODER previa.

  11. El debate conceptual entre derecho de autodeterminación y derecho a decidir creo que no tiene mucho sentido. En Catalunya el termino utilizado ha sido el de Derecho a Decidir, el germen del Procés creo que fue un gran pacto por el Derecho a decidir, que, por cierto, se aceleró profundamente después de que el Estado primero se cepillara y luego tumbara artículos importantes de una propuesta de Estatuto aprobada por el Parlamento Catalán.

    El cambio fundamental en la propuesta de EH Bildu creo que no está en el modelo de relación que le plantea al Estado, pienso que deja bien claro que el sujeto de soberanía es el Pueblo Vasco y, a partir de ahí, plantea un nuevo estatus para la CAV, dejando claro que para el independentismo ese estatus será transitorio y que, efectivamente, ese nuevo status tiene que garantizar la igualdad de todos los proyectos políticos, incluída la independencia, para poder materializarlos. El que se lea esta propuesta pensando que se está leyendo los principios estratégicos de la Izquierda Abertzale pues evidentemente no entiende nada.

    A mi me genera más dudas el modelo Confederal que plantea para Euskal Herria porque, una cosa es respetar los ámbitos de decisión de la CAV, Comunidad Foral e Iparralde, y otra cosa es fortalecer esos ámbitos de decisión hasta hacerlos parte de tu proyecto pólítico, porque, al fin y al cabo, estamos apostando por crear tres estados (CAV, Nafarroa e Iparralde) que se acabarían confederando, esto, en un momento donde creo que la misión fundamental es fortalecer la conciencia nacional vasca, no sé si es lo más indicado.

    Otro ejemplo es la cadena de Gure Esku Dago, creo que un movimiento de este tipo, todas sus iniciativas tienen que tener un caracter nacional, y, esa iniciativa, va dirigida claramente a la ciudadanía de la CAV.

    • Kontrakoa esango nuke ba nik, Katuniako prozesu independentistaren kolapso nabarmenarekin batera eman da enegarrenez ezker abertzale “ofizial eta instituzionalaren”, biraketa taktiko- estrategiko bat, taktika zein estrategiaren erabilera kontzeptualak zentzua galdu baitu tamainako proiekzio txapuzeroan. Honenbestez, ez dakit EH Bildu- Sortu eta bere sateliteen bideorria oso garbi edukitzerik badagoen, ahal guztiduna den zuzendaritzak ere ez baitauka bereziki argi (aldebikotasuna lehenik, aldebakartasuna ondoren, gero konfederalismoa, berriro aldebikotasuna, eta bitartean bozkak beherakada bizkor batean).

      Dena den, koalizio abertzalearen hitzetan, “taktika” (estrategia) berria Kataluniako azken gertaeren analisitik abiatzen da, autodeterminazio eskubidearen ezintasunaren aurrean paradigma legalaren onarpena besterik ez baitago erreformismoarentzat aurrera egin nahi bada behintzat. Betierekotasun taktiko batean estatu Espainiarrak balizko estatu propioa “oparitu” edo are zailagoa dena, Podemos eta EAJ sezesionista bihurtzen diren eguna iristeko zain egongo gara, nola eta euren taktika politikoak imitatzen saiatuaz, euren posizioak berdinduz (imitatuz) . EH Bildu- Sortuko zuzendaritzak ondotxo dakien bezala, ez gaude Kataluniak duela urte batzuek zuen paradigma politiko antzeko baten aurrean, hemen indar politiko ahalguztiduna (EAJ) eta Podemoseko kideak erabat Espainolistak eta autonomistak baitira. Eta, edonork aurreikusi zezakeen modura, barku berdinera igo dira ezkerreko abertzaleak.

      Niri iritziz arrazoia duzuen puntu bakarra Kataluniako prozesuaren kolapsoa azpimarratzean duzue, hasieratik ebidentziazkoa baitzen zein limiteren aurrean estankatuko zen “proces” Kataluniarra. Bereziki azken urteetan larritu den baina iraganeko sustraiak zituen porrot estrategikoaren aurrean langileon forma politikoa birpentsatzeko aukeraren aurrean gaudelakoan nago, batzuek ulertezinak diren estrategia (pos)errebisionista eta asimilatzaileetatik haratago ezin ikusirik dabiltzan bitartean.

    • El germen del procés no fue el pacto por el derecho a decidir. Ese pacto fue uno de los intentos de controlar y canalizar el crecimiento del independentismo desde el mundo convergente y entidades e intelectuales afines. Sus primeros actes, intentaban proclamar “volem decidir” para possibles pactos con el estado, però fueron desbordados por la reivindicacion de independència.

      Aunque algunos de estos se hayan paseado contando otra història, el derecho a decidir era una forma de evitar la autodeterminación, que era demasiado rupturista para esta gente de orden y la clase a la que quieren servir

  12. El debate conceptual entre derecho de autodeterminación y derecho a decidir tiene mucho sentido porque una cosa no es la otra, o no tiene porque ser. El “derecho a decidir” fue importado desde la era ibarretxe a Catalunya (tambien a Podemos en una epoca). En Catalunya se utilizaba en el momento en que habia disputa entre el proceso de independencia o proceso de estatut. Con el tiempo los diferenets planos se escindieron. Como derecho a decidir no es algo concreto dio pie a los sectores mas procesistas (que en realidad luego se desgajaron del proceso independentista mas tarde) a intentar normalizar la palabra para que esa duda en el aire diera pie a diversas interpretaciones que les beneficiara. Segun avanzo el proceso de independecia catalan el “derecho a decidir”desaparecio absolutamente de la escena y la autodeterminacion se hizo hegemonica . Llegandose a convocar un referendum de autodeterminacion y hoy estando totalmente vinculado “el derecho a decidir” con el procesismo que no queria la independencia.

    Eh Bildu ha apostado por la via autonomica, pensando que esta lleva a la independencia.(lo que decia el PNV). El cambio que ha dado fundamentalmente es que no cree en un proceso de ruptura sino de reforma. Es decir que hubiera votado si al estatuto actual en su dia. El cambio es radical y afecta a la estragia totalmente por eso se tienen que adecuar al marco actual de division territorial. El PNV tambien decia que el estatuto era una fase para la independencia. Creo que EH Bildu ha dado por perdida la independencia antes de presentar batalla, siendo un paso mas de la aceptacion en la practica de la legalidad (que es algo totalmente estrategico). Una estrategia autonomista no llevara a a la independencia, y con el tiempo de la misma manera que socialistas no quedan muchos en los cuadros de Eh Bildu, con el tiempo y con la misma logica la independencia puede quedarse en una vitrina. El pnv ya paso por eso.

    • Añadiria una cosa: Un cambio tan transcendental ya ha sido debatido y decidido por las bases de EH Bildu? o como siempre ha sido una decision entre cupulas de los partidos de la coalicion.

  13. Los derechos son las concesiones que otorga un poder establecido, es decir, lo que ese poder permite hacer a quienes somete. Los deberes son las imposiciones de ese mismo poder, es decir, lo que obliga a hacer. Derechos y deberes son por lo tanto un binomio ya que los unos son contrapartida de los otros y viceversa. Como dijo Hegel, “por cada derecho hay un deber”.
    De la misma manera en que no les concedemos derechos a nuestros enemigos, tampoco queremos derechos de su parte.
    Veamoslo con un ejemplo: el “derecho a huelga” implica que los trabajadores comuniquen que van a hacer huelga. De esta forma tienen permitido abandonar pacíficamente su labor a cambio del respeto por el orden público y generalmente el no hacer nada para que la huelga sea efectiva. Por lo contrario si se hace sin previo aviso, se hacen piquetes para hacerla efectiva, etc.No hay “derecho a huelga” y la llamaran “huelga salvaje” y sera ilegal.

  14. “Esta inciativa no propone la secesión, independencia ni barbaridades de esa naturaleza” (Juan Jose Ibarretxe, 9.10.2002)

    “el PNV ha vuelto a su estado favorito: a la ambigüedad y a la licantropía que le convierte en abertzale a la luz nocturna de los batzokis y en estatutista cuando le da el sol de Madrid” (Gara, 20.5.2001)

    “Nadie ha oído al lehendakari Ibarretxe, ni a su portavoz, ni a mí, ni a Egibar hablar de que tuviéramos planteado recurrir en esta legislatura a una consulta sobre el derecho de autodeterminación. (…) en el programa de Gobierno de PNV y EA no aparece ninguna consulta ni referéndum sobre la autodeterminación. Eso es hoy un esperpento” (X.Arzalluz, 27.7.2001)

    “Soy de los que piensan que la Independencia, como tal, hoy ya no existe. Independencia y soberania son conceptos cuasi decimonónicos. O del siglo XX, si se quiere. Es muy dificil hablar de Independencia en el siglo XXI y en el escenario en el que nos movemos. (…) Se impone hablar de Independencia compartida. Nosotros queremos compartir nuestra soberania con España y con Francia” (reogido en el libro de Javier Ortiz, “Ibarretxe”, 2002)

    “Las soberanias y las independencias de hoy son compartidas. Pero la clave es que hoy tengas la capacidad de decisión y por lo tanto también la capacidad de decidir como quieres organizarte dentro de tu propia comunidad y como quieres hacerlo en relación a los demás” Ibarretxe (revista Hermes, abril 2001)

    “Ganar tiempo, ésa es la sempiterna estrategia del gestor jeltzale, para seguir con sus negocios. Un año más para hacer un borrador, otro para mercadear y, a la postre, él mismo deberá, cumpliendo estrictamente la ley española, prohibir su propio referendum, alegando cualquier excusa sobre la violencia o sobre las resoluciones judiciales. En fin… y así nuevas elecciones, los mismos engaños, 107, 110, 11 años… ¿hasta cuándo?” (Gara, 20.10.2002)

    “Esto no es un Estella II. Estella está más muerto que Sabino Arana, y esto no tiene nada que ver con un planteamiento rupturista sino con un planteamiento de un encaje adecuado” (30.9.2002) Anasagasti

    “El plan Ibarretxe es un tercer Estatuto, que se sitúa en las parte más baja de la escala autonómica. El primero (1936) lo defendió Agirre como “un peldaño para la independencia”, peldaño que a la postre se convertiria en precipicio. El segundo (1979) lo vendieron Arzalluz y Garaikoetxea como el “mejor posible”. Este, en cambio, es el colmo de la renuncia porque Ibarretxe, que ha dicho repetidas veces que no es independentista, lo proyecta como un abrazo nacionalista, libre y voluntario, al Estado ocupante” (Gara, 3.12.2004)

  15. Eduardo: “Petriko porque es un debate del siglo pasado.”

    Ibatrretxe: “Soy de los que piensan que la Independencia, como tal, hoy ya no existe. Independencia y soberania son conceptos cuasi decimonónicos. O del siglo XX, si se quiere.

    Vaya similitudes que te gastas Eduardo, el mismo argumento, calcado, tu para negar la lucha de clases. Ibarretxe para negar la independencia.

    El problema no esta en los que pisan moqueta… o no solo en los que pisan moqueta de las instituciones, sino la moqueta de su casa tambien.

    • Haber que igual me he explicado mal. No digo que la lucha de clases no exista (efectivamente Espartaco lo puede asegurar o en las cavernas de Santimamiñe), sino que las estrategias para la justicia social no pueden ser las de nuestros abuelos. hay que ponerse al día porque hablar de marxismo leninismo hoy a la gente le repatea y huye.
      Yo creo que el problema sí está en las moquetas. En poco tiempo no reconozco a ningún líder de la IA. Se han vuelto socialdemócratas y autonomistas ahora? Esto lo defendía el PNV en Txiberta. En qué coño de estrategia estamos?
      Si alguien cree que con el autonomismo se puede llegar a la independencia que lea a Eli Gallastegi lo que escribía en 1923, ¡hace cien años!
      Evolucionamos sí, pero para atrás.

  16. Hay la lucha de clases en los paises del G8?, mas aun, existen las clases sociales como las enumero Marx?. En: biblioteca.clacso.edu.ar/ar/libros/coedicion/olive/05santos.pdf podeis leer lo que dice un marxista.

  17. Catalunya:La gran burguesia catalana decide que,como España se va a la mierda por su situacion economica,ellos que son el 20 o 25% del PIB del Estado mejor lo intentan por su cuenta.El Estado les dice que si,por los cojones,que hablen con piolin y con la cabra de la legion y ellos se encuentran en la tesitura de un incendio en un septimo piso:si se quedan se queman,su unica opcion es saltar;perooooo…..y asi estan.
    CAV:A la espera de como les va en Catalunya.Si todo sigue igual,ni tan mal.Pero si Catalunya tira palante,la burguesia vasca se encontrara en la misma tesitura que la burguesia catalana ahora.A ver pues…
    Europa:En 2008 se decia que de todas las crisis la que mas preocupaba era la española por el peso de su economia.No ha cambiado,segun parece,incluso se ha agravado.Y si deciden que lo mejor es que la “empresa”España” se divida y que sus diferentes departamentos se busquen la vida como mejor
    puedan,desactivando asi el potencial peligro de la “marca España”?
    Claro que esto puede provocar un efecto imitaccion en las diferentes “empresas”en la que “los departamentos”que mejor funcionan quieran separarse de los que funcionan peor.Como evitarlo?.Los costes de la separacion.Que pregunten por los Balcanes.Significa esto que al Capital le interesaran per secula seculorum la existencia de grandes Estados?.Pues quizas no.Quizas llegara el dia,no muy lejano,en que el Capital se plantee que los grandes Estados,aun hipoteticamente,puedan llegar a ser un peligro para su supremacia y por eso acabe por “reconvertirlos”.El Capital no soportara,ni lideres,ni instituciones (iglesia,p.e),ni ningun tipo de organizacion politica o territorial que,en un momento dado,le puedan cuestionar.
    Decia Orwell:Si aun hay alguna esperanza esta en los proles.Hasta que no tengan conciencia de su fuerza no se rebelaran y,hasta despues de haberse rebelado,no seran conscientes.

    • Para el Capital los “grandes” (no tan grandes) estados como el español no son ningún problema sino todo lo contrario: les ayudan a homogeneizar sus mercados y así cuanto más grande mejor, siempre y cuando no se les rebele, claro. Por eso el Capital ha promovido y promueve la UE, que es un super-estado sui generis, así como los grandes tratados-organizaciones internacionales desde el, de momento abortado, TTIP (pero el CETA está ahí) hasta la OMC y el FMI.

      Fijémonos en que estos “super-estados” son “puramente capitalistas” en el sentido que les da más o menos igual lo político, siempre y cuando no interfiera con lo mercantil.

      En el caso español en todo caso lo más importante no es el negocio, que también, sino Rota. Y eso es lo que hace al estado español fundamentalmente distinto del yugoslavo: uno es geoestratégicamente muy relevante (y por lo tanto debe ser defendido tanto como sea posible, hablo desde el punto de vista del Capitalismo Occidental Imperial) y el otro había dejado de serlo (y por lo tanto podía ser destruido sin graves consecuencias mas que para los propios habitantes).

      Para el Capitalismo Occidental Imperial Catalunya y Euskal Herria son primariamente carreteras y puertos que unen España a Europa, y España es primariamente una base militar o dos para controlar el estrecho más importante del planeta: el Estrecho de Gibraltar. Así, si el conflicto estuviera en Andalucía en vez de en la frontera norte del estado, quizá la situación sería radicalmente diferente, ya que EE.UU. podría perfectamente considerar que una Andalucía independiente (que no plenamente soberana, mucho menos revolucionaria) podría servir a sus intereses geoestratégicos tanto o mejor que España-estado. Pero no es el caso.

      Por otro lado “Durruti” tengo que criticar tu interpretación de que es la burguesía catalana (muy maltrecha y cuyas élites son en gran medida españolistas de todas maneras) la que dirige el Procés. Si acaso hay elementos de la pequeña burguesía pero no de la gran burguesía y esto supondría un conflicto “civil” entre dos segmentos de la burguesía catalana (que sí que puede ser real en algún grado).

      En realidad el Procés es “transversal” y por lo tanto en gran medida proletario. Puede que muchos de esos trabajadores acepten una ideología burguesa pero son sin duda miembros de la clase trabajadora tanto como el lumpen desarraigado españolista que vota a Cs. Y al contrario de los “cuñadanos”, los trabajadores y trabajadoras catalanistas tienen en algún grado sus intereses de clase en mente, ya que esperan, con o sin razón, algunas mejoras sociales de importancia en caso de Catalunya alcance la independencia, mejoras que el imperialismo español se empeña en abortar por la vía de la imposición legal o del secuestro financiero.

      El Procés independentista catalán ha sido impulsado por el Poble primero de todo (y segundo y tercero también). Los partidos burgueses catalanistas se han visto en la tesitura de seguir al Poble o desaparecer (como le pasó a Unió). Su esperanza probablemente era que, ante el despliegue de fuerza democrática, España acabara por negociar algo. Pero se han topado con la cerrazón mesetaria más extrema y con el abandono a su suerte por parte de esa pseudo-izquierda española tan cutre, tan servil y tan poco internacionalista (excepciones honrosas aparte, pero son escasas).

      Más aún, movimiento popular aparte, un vector crucial ha sido sin duda la CUP, el partido más revolucionario y democrático de toda Europa. Su apoyo al Procés (al que no podían negarse por ser catalanistas y sobre todo demócratas) ha servido, no sólo para darle un contenido “social” sobre el que los partidos burgueses habrían pasado de puntillas encantados, sino en especial para mantenerlo en marcha, obligando a JxS a respetar sus propios compromisos.

      También creo que ha sido muy importante el papel de los sindicatos serios, sobre todo CNT y CGT, así como los agricultores, en momentos clave como las dos huelgas generales (que la burguesía ha tratado de rebajar llamándolos “paros nacionales”). Por no hablar de la formación de los CDRs, auténticos “soviets” en potencia.

      En resumen: aunque se manifieste en forma ambiguamente burguesa en lo formal-ideológico, ya que el objetivo explícito y unificador es la ruptura con el estado español, hay muchos elementos proletarios subyacentes en esta Revolución Catalana, no nos equivoquemos. En cambio en España qué hay? Nada! Bueno, algunos intentos de apoyar a Catalunya y rentabilizar (legítimamente) ese apoyo y demanda democrática en términos de acumulación de fuerzas propias… pero rápidamente apagados por los bomberos de la neo-casta podemita por desgracia para tod*s, catalan*s, vasc*s y español*s por igual.

      Mientras en el resto del estado, EH incluida, no hay un movimiento popular que dirija “desde abajo” el proceso revolucionario, en Catalunya sí que lo hay y esa es una realidad que debemos respetar, admirar y yo diría que intentar imitar.

  18. El nuevo movimiento independentista o se dota de un contenido socialista o dicha independencia política será meramente formal, o mejor dicho, hoy por hoy cuasiformal (sin entrar aquí en la cuestión de que hablaríamos de un Estado burgués). De hecho, más que dotarse de un contenido socialista, realmente lo que es necesario es que el socialismo sea el eje vertebrador sobre el que se articule el movimiento de liberación nacional. Si no, tendremos a nuestro país Euskal Herria como otro pueblo más convertido en mera fuerza de trabajo a disposición del capital transnacional. Por eso, la única forma que tiene Euskal Herria de ser realmente libre, dueña de sí misma, es reorganizándose sobre la base de la propiedad común de las fuerzas productivas de la nación. Por eso, para que el término “independencia” sea real y consecuente, deberá adoptar indefectiblemente la independencia socialista.

    De esto se desprende que se debe dar un nuevo planteamiento estratégico y desarrollo de la teoría socialista para nuestro contexto. Euskal Herria necesita, sin duda alguna, de un debate colectivo profundo para el desarrollo y aplicación del pensamiento socialista a la situación concreta de Euskal Herria hoy día. Lo que hace falta es una readecuación y actualización de las líneas y contenidos teóricos perfectamente expuestos del periodo de la V. Biltzarra. Por eso es necesario reorganizar un movimiento revolucionario que plantee realmente la liberación nacional y social como dos aspectos del mismo proceso, desde su total indisolubilidad. No entraré a valorar la terminología de “independencia y socialismo”, ya que esto no me obsesiona. Lo que me importa es que se trate y entiende como con los objetivos sobre los que nació: independencia entendida como la independencia política en el sentido de una construcción estatal propia y nacional, y socialista en el sentido del carácter de este Estado, que vuelve a traer a la palestra de manera clara y concisa el objetivo histórico al que aspira el Pueblo Trabajador Vasco en general y la Clase Obrera Vasca en particular: el Estado Socialista Vasco.

    Como ya he dicho, lo importante es la conceptualización, y no la terminología. Lo fundamental es la creación de un verdadero movimiento emancipador de liberación nacional de clase, y para esto es fundamental repensar y redefinir conceptos no solamente validos, sino aun mas plenamente vigentes como Revolución Socialista Vasca, Estado Socialista Vasco, Marco Nacional Autónomo de Lucha de Clases, y de vital e imprescindible importancia las también tan desaparecidas y al parecer olvidadas Clase Obrera Vasca y Pueblo Trabajador Vasco.

    No hay que dejarse llevar ni por la estrechez mental y meramente particularista, en el que al parecer solo existe la cuestión nacional, ni tampoco por los cantos de sirena de los “ultrarevolucionarismos” que al parecer solo existe la lucha de clases pero entendida como siempre de manera abstracta. Una, porque cae en el mero énfasis del particularismo, despreciando la gran contradicción de nuestra época capitalista (la contradicción Capital-Trabajo) despreciando la lucha de clases y obviando los intereses objetivos del Pueblo Trabajador Vasco en general y la Clase Obrera en particular, concentrándose únicamente en la cuestión nacional cayendo en un vulgar nacionalismo. Y la otra, porque tiene una visión abstracta y meramente estructuralista de la lucha de clases, sin reparar a las diferencias y diversas manifestaciones y formas que adquiere y en que se expresa la lucha de clases según el contexto determinado, despreciando lo particular y negando lo concreto de cada contexto especifico y absolutizando de manera ciega, dogmatica y abstracta lo general. Así es como se genera una completa ruptura de la relación dialéctica entre lo universal y lo particular. Por eso, ambas concepciones son totalmente mecanicistas y antidialecticas.

    Por muy universal que la lucha clases sea, esta siempre adquiere rasgos específicos en base a las condiciones materiales en que actúa. Por eso, no es ni puede ser la misma lucha de clases en Pakistan que en Euskal Herria, en Méjico que en Sudan. Aunque de igual modo, dicha lucha de clases forma parte de un todo más universal y con total interrelación, ya que el modo de producción capitalista es universal e internacional. Pero esto no invalida lo anteriormente expuesto, sino que alienta a un correcto tratamiento entre lo universal y lo particular, entre lo nacional y lo internacional. En nuestro caso particular, grosso modo expuesto, la cuestión del Marco Nacional Autónomo de Lucha de Clases hace referencia al reconocimiento de Euskal Herria como una formación económico-social diferenciada, con sus propios rasgos y características materiales específicas donde, sin duda alguna, la opresión nacional por parte del imperialismo franco-español obtiene un marcado contenido como realidad material estructurante en la formación económico-social vasca. En última instancia, estamos hablando de la forma que la contradicción Capital-Trabajo, que la luchas de clases adquiere en nuestro pueblo, la cual exige una concreta estrategia revolucionaria propia en pro de la construcción del Estado Socialista Vasco, inserto y como aporte integral a la lucha de clases internacional.

    Si hay algo meridianamente claro, es que la (re)construcción nacional vasca o se desarrolla sobre bases socialistas, sobre la base de la construcción del socialismo o no habrá (re)construcción nacional vasca real y consecuente.

    • Mi afirmacion la estoy enmarcando en la relacion “liberacion nacional y liberacion social”. Los movimientos de liberacion nacional tienen su punto final en los 60-70 (final de la guerra de Vietnam,etc), que pretenden superar la relacion colonial a traves de un proceso revolucionario, suponiendo enlazar nacionalismo y socialismo, en un proyecto denominado en terminos genericos como “via nacional al socialismo”, que tiene su origen en la III internacional. (frente populismo, revolucion china, etc.).

      A efectos practicos constiuyo la tesis socialdemocrata de potenciacion de un capitalismo de Estado, mas o menos intensivo, como emulador del socialismo, por lo tanto, la tesis socialdemocrata siempre centraliza la funcion ‘reformadora’ o ‘revolucionaria’ al Estado. Y segundo, lo justifica ademas bajo el mito tambien socialdemocrata, que la funcion principal de la revolucion socialista es el desarrollo de las fuerzas productivas, sin comprender que el socialismo se define por las nuevas relaciones sociales que opera.

      Lo que ocurre es que son antiteticos el nacionalismo y el socialismo, no son compatibles, pues del sujeto politico o mas aun, del sujeto historico que apela cada cual es diferente. La nacion no es lo msmo que la clase; y cada uno de estos es excluyente del otro: no existe un proyecto nacional de clase; el proyecto de la revolucion proletaria tiene un caracter universal, por lo que su direccion no va señalada en su conformacion de ‘naciones’, sino en la construccion de la Comuna revolucionaria, o sease, en la disolucion del Estado. Desde la epoca de la socialdemocracia alemana, finales del XIX y principios del siglo XX, se produjo esa extraña alianza, de nacion y de socialismo (‘hipotetico socialismo’). Autores socialdemocratas como Cunow, hablaban de ‘nacionalismo proletario’; al mismo tiempo de las facciones sindicales del fascismo italiano hablaban tambien de ‘nacionalismo revolucionario’.

      No existe via nacional al socialismo, el mismo concepto de nacion queda diluido y se desvanece en el socialismo. La nacion ¿que es?, pues es una constructo, una elaboracion burguesa para homogeneizar una sociedad dividida en clases, crea su comunidad burguesa por excelencia, la comunidad nacional. [El identarismo, o sease, la confusion de comunidad cultural con comunidad politica, es una construccion aun mas perversa del nacionalismo, pues es la elaboracion de la ‘comunidad nacional’ en terminos culturales o geneticos por los paises como Alemania que quedaban atrasados en la carrera de finales del siglo XIX, sobre sociedades que siempre han sido diversas cultural y socialmente]

      El agotamiento de los movimientos de liberacion nacional se evidencia en el destino de los propios paises donde triunfaron, hoy son republicas involucradas con encono y encanto en el destino del capitalismo, del que nunca se salieron. De Vietnam a Cuba o de Argelia a Angola y Mozambique. No es que el socialismo hubiera fracasado, sino que el capitalismo de Estado iniciado en tales paises -luminarias revolucionarias segun algunos y en algun momento- estaba agotado, y para poder seguir manteniendo el Estado y seguir en el juego del capital.

      Y ese destino agotado es lo que algunos pretenden seguir repitiendo, inalterablemente, como si nada hubiera pasado, o argumentando explicaciones paranoicas o conspiranoicas propias de la policia poltica estaliniana.

      La liberacion de los pueblos, y quiero entenderlo como liberaciion de las sociedades, del conjunto de seres humanos, fuera donde fuese, con la cultura que tuviera no podra provenir del Estado, y menos aun de que este se apele como Nacional… las ‘revoluciones nacionales’ las hace el fascio. La revolucion proletaria es una revolucion de clase, de materializar el proyecto historico del proletariado, que significa su disolucion como clase y la emergencia de la comunidad humana. El socialismo apela a la emancipacion humana.

      No se si me he explicado.
      =====================================

  19. Te he entendido perfectamente. No obstante, en las naciones, o comunidades, o pueblos o etnias (como queramos llamarlo) que están sometidas a los designios de un poder extranjero, de que modo pueden realizarse como comunidad nacional sino es independizándose de ese poder extranjero? Y voy más allá: no se puede combinar esa liberación contra un agente extranjero para vertebrar un proceso de carácter socialista? Por poner un ejemplo cercano: no podría ser el proceso de liberación de Euskal Herria frente a un poder extranjero ser a la vez un proceso de construcción del socialismo?

    • Petriko no estará de acuerdo contigo porque detesta todo lo que sea nación/etnia, aunque por causas misteriosas se sigue auto-definiendo como “independentista”. Pero yo sí que estoy de acuerdo.

    • En realidad para la clase obrera vasca está tan lejos Madrid como Gasteiz o Iruñea, en lo que respecta a las sedes institucionales burguesas del estado español. Creo que es más correcto emplear poder ajeno que poder extranjero, ya que este último no implica poder alguno, sino que una manifestación concreta del poder ajeno, del poder burgués, que tan solo atañe a la propia burguesía. A la clase obrera le es indiferente que sea extranjero o nacional, es igualmente un poder opresor, un poder que no le pertenece.

      Una vez dicho eso, estoy de acuerdo en lo que planteas. Por un lado, solo se puede constituir una nueva forma comunitaria independizandose de ese poder ajeno. Por otro lado, no es simplemente que la liberación contra un agente ajeno se pueda combinar con un proceso de carácter socialista, sino que ese proceso es esa misma liberación.

      En definitiva, no es proceso de liberación de Euskal Herria, como nación abstracta, como sujeto nacional de la ciudadanía abstracta, sino que proceso de liberación de la clase obrera vasca, mediante la constitución de su propia forma comunitaria (llamemosle si se quiere forma nacional, aunque transitoria, puesto que el comunismo es la negación real de esa forma de comunidad histórica, si no lo está siendo ya, de manera tendencial, el propio capital).

      • A la clase obrera no le da tan igual que sus gobernantes burgueses sean nacionales o extranjeros, porque se añade una dimensión extra, muy visible y dolorosa de opresión nacional (opresión lingüística, discriminación “racista”, imposición de elementos culturales y legales extranjeros), que está asociada y sumada y no opuesta a la opresión de clase (lo mismo pasa con la opresión de género, etc.)

        Cuando las opresiones se suman la cosa se vuelve aún más agobiante. Y no es sólo una cuestión “emocional” sino de influencia real: es indudable que se puede ejercer más influencia desde abajo, en el régimen de clase que sea, al nivel local, comarcal y nacional propio que sobre una capital lejana, sea Madrid, París, Bruselas o Washington. Por lo tanto: cuanto más soberanía real tenga un territorio (nacional o no) más poder de hecho tendrá la clase obrera en él, siempre que lo demás sea igual.

        Es fácil, supongo, decir en un lugar como Madrid que todo es opresión de clase y lo demás mero “ruido” pero en Catalunya o en Euskal Herria la opresión nacional se palpa también cada día y es normal que mucha gente pueda pensar que, bueno, aunque acabar con el sistema capitalista es difícil, si al menos estos países fueran independientes, podrían influir más en sus políticas y aspirar a tener una situación algo mejor en lo social (como muchos estados burgueses de pequeña escala y no necesariamente estados-nación: Suiza, Holanda, Dinamarca, Islandia, Finlandia, Portugal incluso) y desde luego infinitamente mejor en lo etno-nacional.

        • Se me hace muy curioso, Maju, verte constantemente negar el “leninismo” verbalmente, para luego reafirmarlo en casi todos tus planteamientos teoricos y politicos. Y es que es bien sabido que “solamente la superstición política puede imaginarse todavía en nuestros días que la vida burguesa debe ser mantenida en cohesión por el Estado, cuando en realidad ocurre al revés, que es el Estado quien se halla mantenido en cohesión por la vida burguesa.” (Marx-Engels, La sagrada familia)

          Como tambien es sabido que las personas no son mas que “mascaras de relaciones sociales”. Esto es, que Urkullu está tan lejos de la realidad de la clase obrera vasca como lo está Rajoy, o, mejor dicho, que Urkullu cumple la misma funcion social que Rajoy, que no parte de su voluntad subjetivista sino que de “lo que hay que hacer”. Pero lo mismo ocurriria con Otegi, para que no haya dudas. El estado capitalista es impotente ante la realidad.

          Partes, como ya anteriormente lo has hecho, de una nebulosa de conceptos que no hacen sino mistificar a la nacion e impedir la superacion de la opresion nacional burguesa. Hablas de opresion lingüística, caracteristica que no es extrinseca, sino que intrinseca al capital, como ya se ve en naciones independizadas que no han podido “salvar” “su lengua” o “su cultura”, en el sentido de tradicion que imagino que empleas, no cabe otra posibilidad bajo la concepcion de “imposicion extranjera”. Asi, se ha demostrado que la independencia abstracta, que no es sino la independencia burguesa, ha sido incapaz de hacer frente a una opresion que no tiene que ver en la actualidad en el centro imperialista con ser extranjera, sino que con ser capitalista. Lenguas que pierden terrenalidad y comunidad como consecuencia de la mayor acumulacion de capital que hace del mercado internacional su terreno de juego, el de la circulacion de las mercancias, incluida la fuerza de trabajo. Pero es que incluso los democratas (EHBildu) han desistido en explicar las cosas de tal manera, quizas porque solo cuantifican en votos, de dar centralidad a la lengua en la cuestion independentista. Son mas fructiferas las experiencias de mintzalagun/berbalagun que cualquier estado capitalista, que no crea comunidad sino que es el representante comunitario de individuos confrontados que solo socializan su actividad por mediacion del valor.

          Lo que no es posible es explicar actualmente la opresion (nacional) burguesa como fuerza coercitiva estatal, sino que responde mas bien a “la violencia muda de las relaciones economicas” (Marx). El estado como creador de las condiciones de explotacion capitalistas responde a una fase ya superada, en la que efectivamente se perseguia entre otras cosas las comunidades culturales y linguisticas que impedian tal expansion de las relaciones de produccion capitalistas. Hoy, en cambio, en condiciones imperialistas, para que las lenguas anteriormente castigadas continuen hacia su desaparicion total (opresion linguistica) no es necesario un estado extranjero, sino que un estado capitalista. Esto es, para hacer frente a tal forma de opresion no es suficiente la “independencia”, sino que es indispensable la construccion del socialismo, la abolicion de la forma disolvente del valor. No hay “mas poder de la clase obrera” (!) en un estado capitalista independiente, esa es mas bien una vision puramente leninista, de toma del estado burgues y no de su abolicion. Ni que decir tu ultimo parrafo, que responde a tal estrategia reformista. Y es que en el planteamiento in-correcto de las cosas esta puesta su no-solucion.

          • Creo que no me entiendes y supongo que, al menos en parte, será porque no consigo explicarme lo bastante bien.

            Por un lado critico el leninismo en su aspecto “práctico” porque me parece que peca de autoritarismo y que es simiente directa del estalinismo y la nomenklatura posteriores, de su extrema rigidez, de su mímica del capitalismo y de su tiranía anti-comunista. Por otro lado puedo coger de Lenin muchas ideas, sobre todo teoría, muy en particular su análisis del Imperialismo como fenómeno multipolar, totalmente opuesto a la lectura “DiaMat” o “stalinista” o incluso “kautskista” del Imperialismo monopolar que sólo existiría en la medida en que lo ejerce USA pero no cuando lo ejercen Rusia, China o los panarabistas o Turquía, ni tampoco en muchos casos España y Francia al parecer. También puedo ser históricamente respetuoso, desde la crítica, con el papel real que han jugado los sistemas leninistas en el contexto del Capitalismo Fordista (pero que ya no juegan en el Capitalismo Toyotista, donde sus métodos verticales, disciplinarios, no funcionan en absoluto y sólo producen estancamiento ideológico y organizativo). En definitiva puedo estar de acuerdo con Lenin o los leninistas en algunas cosas, en desacuerdo en otras y tener cierta ambigüedad respecto a otras aún pero en conjunto estoy opuesto al Lenin práctico, concreto, político porque es lo que destruyó a los soviets, reemplazándolos por el partido y el estado totalitario de capitalismo de estado. Como creo que el propio Lenin llegó a decir una vez (cita no exacta porque es de memoria): “quizá no hemos logrado la revolución socialista, pero al menos hemos logrado la revolución burguesa”. O algo más (pienso que las revoluciones leninistas son transicionales por la debilidad de la burguesía periférica, por lo que tienen que reemplazarla con elementos indudablemente de raíz proletaria, lo que es innovador y quizá anuncie desarrollos futuros sin serlos aún) pero desde luego no el comunismo ni una vía para alcanzarlo.

            Por otro lado, respecto a la nación: enfatizo que ésta existía antes de la era burguesa sin lugar a dudas y que siempre jugó un papel en lo político y lo social. En este sentido me opongo a los dogmáticos que martillean con la noción de que las naciones simplemente no existían antes de que a alguien se le ocurriera la idea del estado-nación. Eso no es cierto y por eso Alemania se constituyó en el siglo XIX como “Segundo Reich”, porque había un “Primer Reich” que fue un Reino de los Alemanes con los Ottos y después y que se convirtió en (Sacro) Imperio Romano y luego decayó en estados feudales, de tendencia burguesa a menudo pero no nacional, como Sajonia, Prusia y Baviera. Y por eso Grecia se ve en la historia no sólo como el estado nacional griego moderno (más Chipre) sino también como el Imperio Bizantino y como el Imperio Macedonio y como las ciudades-estado clásicas que nunca fueron estados-nación pero se sabían parte de una nación mayor que ellas a la que homenajeaban en los juegos olímpicos y que a veces se lograba manifestar políticamente en forma de alianzas contra los persas, o contra Troya más en el terreno de la leyenda (pero al parecer también proto-histórico). E igualmente la nación vasca tiene una rica historia de levantamientos etno-nacionales contra los intentos de dominación extranjera y de constitución de entidades políticas soberanas (o también autónomas pero no soberanas) y más o menos nacionales. No se puede simplemente negar la existencia de las naciones y afirmar que no tuvieron influencia alguna en la historia… hasta que algún genio anónimo burgués las inventó como si fuera un dios creador y cambió la faz del mundo con su magia potagia. Lo que pasa es que en el momento en que el poder se desplaza de las élites guerreras (aristócratas) a las masas (proletarias, que los burgueses manipulan hábilmente, casi como los aristócratas hacían con los campesinos), de los monarcas al pueblo (definido a conveniencia de formas varias) parece más conveniente apelar a “la nación” como idea socio-políticamente unificadora. Y así vemos como en la Revolución Francesa se pasa en cuestión de semanas del “Vive le Roi!” al “Vive la Nation!” Pero esa nación estaba ya ahí latente esperando a que alguien la invocara, la articulara, no es ningún “invento”.

            Dices: “… para hacer frente a tal forma de opresion no es suficiente la “independencia”, sino que es indispensable la construccion del socialismo, la abolicion de la forma disolvente del valor.”

            Y no puedo estar más de acuerdo, aunque yo no hablaría del “socialismo” (que tiene muchas interpretaciones ambiguas y peligrosas) sino, como Marx, de “comunismo”: directos, de cabeza, hasta donde se consiga llegar, aspirando siempre al máximo. No me vale el estado fordista-leninista totalitario y sucedáneo de lo burgués, hay que obtener, al menos en el centro de la bestia capitalista, en Europa y Norteamérica, el comunismo tal cual, o al menos una muy buena aproximación. Aspirar a menos es derrotarse antes de empezar.

            Pero estoy muy de acuerdo porque para mí la lucha por la emancipación nacional es, al menos en nuestro caso, totalmente dependiente de la lucha de clases: fue así en condiciones sin duda más adversas hace 15 siglos (la revolución campesina o bagauda que fundó la Euskal Herria histórica, incluyendo el derecho pirenaico y la milagrosa supervivencia del euskera) y debe ser así ahora también. No concibo una revolución burguesa-nacional vasca, basta con mirar al PNV para saber que es imposible. Quizá en Catalunya, aunque lo dudo: más bien creo que la manifestación actual nacional-burguesa es precursor semi-impotente de algo que habrá de venir y que se siente como subyacente pero no acaba de encontrar su manifestación explícitamente proletaria más que en aspectos concretos de la lucha (CDRs, huelgas generales, crisis en Podemos).

            Dices: “No hay “mas poder de la clase obrera” (!) en un estado capitalista independiente”…

            Y este quizá sea el punto, sutil donde los haya, de contención más crítico y que requiere más explicación. Intentaré sintetizar.

            La burguesía, que es siempre una minoría (estimo que el 10% aprox. de la población) no tiene un poder real como número, como “masa”, sino que siempre necesita manipular a la clase obrera para asegurarse su posición de dominio. Y esto es sólo más real aún en la medida en que la clase obrera (o desposeída o proletaria) urbana ha crecido hasta hacerse mayoría aplastante y las demás clases trabajadoras, campesinado, esclavos, etc. han ido desapareciendo de escena. Esto se debería ver más claro hoy día pero es Marx puro y duro (qué capacidad de visión la de ese hombre!) Para ello la burguesía inevitablemente tiene que hacer algunas concesiones, ya que el palo sin zanahoria no funciona bien, nunca lo ha hecho, y por supuesto todo tipo de manipulaciones, lavado de cerebro, divisiones, alentar el individualismo, etc. La burguesía descansa literalmente sobre las espaldas de los y las trabajadoras y no puede arriesgarse a que esta masa que le sirve de base se los intente sacudir de encima: tiene que gestionarlos y para ello alguna migaja, alguna palmadita en el hombro tiene que caer, junto a la división del susurrar: “ojo que en vez de descansar sobre tus espaldas y darte mis migajas, lo puedo hacer sobre las espaldas de ese otro, lo mismo me da”.

            Bien, si el contexto de poder político-militar (el estado) en el que se desarrolla esa relación de clase, esa dialéctica compleja, esa opresión y explotación es más “cercano e íntimo”, el poder de esa masa sustentadora proletaria es más concreto y menos ambiguo y más fácil que cristalice en demandas, protestas, manifestaciones políticas concretas que fuercen mayores concesiones. No es una garantía pero sin duda es más probable, siendo todo lo demás igual. Es más fácil organizar a cinco que a cincuenta, a cincuenta que a quinientos, a quinientos que a quinientos-mil y a quinientos-mil que a cincuenta millones, por no hablar de los siete mil millones que habitamos el planeta, cada cual con su lengua, sus referencias etno-nacionales o culturales mamadas en la infancia y la juventud, su marco geográfico de referencia, sus relaciones sociales concretas, etc.

            El marco urbano del Gran Bilbao son 900.000 personas, el marco nacional de Euskal Herria son unos tres millones, el marco “nacional” español o francés son unos cincuenta millones, el marco “europeo” son unos quinientos millones, etc. Si consigues organizar a los quinientos millones de europeos (o a una fracción significativa siquiera) con sus diferentes lenguas y su mala costumbre de darse la espalda unos a otros según fronteras más o menos arbitrarias, enhorabuena, pero la realidad es muy clara y cabezona: esa organización del proletariado europeo no existe, no se manifiesta más allá de comunicaciones casi “de cortesía”, mejor no hablamos siquiera de la organización del proletariado o los pueblos del mundo, pero a una escala menor sí que ocurre y si el poder político también está a esa escala menor, entonces tiene que ceder en algo (porque son los políticos y no directamente los burgueses quienes gestionan. al margen de la extracción social de cada político concreto y de los partidos más en general). Si el movimiento que está habiendo ahora por ejemplo en Mendebalde en favor de las pensiones dignas (todos los lunes en los ayuntamientos, excepto esta semana que se ha convocado una marcha el jueves sobre el Gobierno Civil) tuviera un interlocutor local, a nivel de Bizkaia o Euskal Herria, pues tendría un efecto sin duda, pero como el interlocutor político de los pensionistas está en la lejana Castilla, si allí no se mueve nada es muy difícil lograr algo sólo con la presión desde la “colonia” vasca. Por eso en Dinamarca viven mejor que aquí a pesar de tener “productividades” muy parecidas.

            Y eso es algo que de una u otra manera no pasa del todo desapercibido a la consciencia de la gente y es por eso que la idea de un estado nacional en condiciones capitalistas sigue siendo un “mal menor” para los comunistas y un “gran avance” para quienes siguen atrapados en el espejismo del “esto es lo que hay” de la ideología capitalista, porque se dan cuenta casi intuitivamente de que sí que pueden ejercer algo más de influencia sobre un “soberano” que viva en la misma ciudad o a pocos kilómetros y que no los trate como una colonia exótica a la que explotar sin contemplaciones.

            Espero que todo esto ayude a que entiendas mi punto de vista, que trata de manejar conceptos complejos en su complejidad real, no simplificando hasta perder el sentido de la realidad. Porque a veces parecería que es mucho más fácil abrazar un eslogan y aferrarse a él pero eso no es un análisis profundo e inteligente, no es suficiente.

            • No, si te he leído unas cuantas veces, Maju, por eso te digo que hay cosas que niegas verbalmente pero reproduces en tus planteamientos políticos, que en muchos casos requieren o conllevan el burocratismo que rechazas. Pero tampoco era mi intención centrarme en ello.

              Creo que tienes la costumbre de construir al interlocutor a la medida que necesitas para exponer tus planteamientos. Llamas dogmáticos a quienes supuestamente dicen que la nación es fruto del invento del estado-nación, pero yo dudo que exista alguien que haga tales afirmaciones, esto es, que diga que la nacion y el estado son simples ideas materializadas (no al menos en esta web), o inventos. Pero realmente en tus planteamientos si que aparece la nacion como un invento, como algo que está ahi puesto no se sabe por quien, ya que nunca te mojas en penetrar en el concepto, simplemente haces una lista interminable de supuestas naciones, que las llamas asi porque ellas se llamaban de tal manera a si mismas. La nacion sigue oculta, de esta manera, bajo el manto de la mistica. Yo a eso es a lo que le llamo dogma. Pero vamos, que tampoco tengo la intencion de extenderme en esto, creo que ya se ha hablado en esta web bastante sobre el asunto, en debates y en articulos aqui publicados, que considero que no pueden pasar desapercibidos, como si previamente no se hubiera dicho nada. (por ejemplo: https://borrokagaraia.wordpress.com/2017/05/28/de-la-nacion-cuestionada-a-la-cuestion-nacional-contribucion-al-debate-ideologico-de-la-izquierda-abertzale/ )

              En conexion con el articulo citado, y por aclarar una afirmacion que haces, yo no estoy de acuerdo en que la lucha por la liberacion nacional sea simplemente dependiente de la lucha de clases, sino que simplemente no existe fuera de la lucha de clases. Esto es, toda forma que adopta la apariencia de independencia (como relacion negativa con la dependencia que mecionas), neutralidad, interseccionalidad… es forma burguesa. Alli donde la nacion aparece como algo ajeno a su forma, alli donde se habla de liberacion nacional en abstracto… en realidad no se hace mas que reafirmar el poder de la burguesia, bajo la forma de la nacion burguesa. Alli donde se presenta una relacion de dependencia (nacion y clase obrera), alli esta puesta su posible independencia (nacion burguesa y “burocracia obrera”). Es en ese punto de vista donde veia tu contradiccion con respecto a lo que afirmas, esto es, un punto de vista nacional totalmente estatalista (burgues), porque en la relacion de (in)dependencia afirmas la posibilidad de resolver el conflicto nacional (o el conflicto de la nacion, de su negacion) de manera ajena a la lucha de la clase obrera (leninismo-> derecho de las naciones a la autodeterminacion como solucion a ese problema… caen bajo esa forma estatalista-centralista burguesa). Vamos, que creo entender que criticas cosas que caben inevitablemente en tus planteamientos teorico-politicos, y eso era lo que afirmaba en mi anterior mensaje.

              Al resto de tu mensaje intentare responder en otro momento, ya que ando apurado con el tiempo, como habras comprobado. Aun asi, por lo que veo se mueve por las mismas concepciones “estatal-centristas”, que ponen al estado como generador de condiciones (marcos de actuacion), cuando el mismo no es mas que una condicion generada. ¿Si la nacion no es lo mismo que estado-nacion, para que necesitas de esa forma politica burguesa para reafirmar a la nacion como condicion a la lucha de la clase obrera por su emancipacion?

              Agur bero bat! ;)

              • En respuesta al otro comentario:

                Dices: “Llamas dogmáticos a quienes supuestamente dicen que la nación es fruto del invento del estado-nación, pero yo dudo que exista alguien que haga tales afirmaciones, esto es, que diga que la nacion y el estado son simples ideas materializadas (no al menos en esta web), o inventos.”

                Lo de que el estado-nación es un concepto burgués lo he visto un montón de veces. Cierto que es algo más propio de españolistas y similares pero es algo que flota permanentemente en los círculos de la izquierda radical (y no tan radical). Y aquí en este espacio creo que también se ha argumentado más de una vez, en particular por parte de Petriko Barreno, que se define como no-nacionalista o antinacionalista pero independentista. Se mezcla entonces nación y estado sin hacer las distinciones necesarias pueblo-nación (herria) vs estado-nación (estatua) y a mí me parece importante diferenciar entre estos dos aspectos, sobre todo de cara a entender la historia. P.e. que en un momento dado no exista un estado-nación vasco, o albanés o lo que sea, no quiere decir que no exista una nación vasca, albanesa o lo que sea. Y por contra que exista un estado de Nigeria no necesariamente implica que exista una nación nigeriana.

                Sin más, ni menos.

                “Pero realmente en tus planteamientos si que aparece la nacion como un invento, como algo que está ahi puesto no se sabe por quien”…

                Etnogénesis: https://es.wikipedia.org/wiki/Etnog%C3%A9nesis (no he leído el artículo pero espero que sea razonablemente neutro). Etnos = nación, cuyos orígenes son los que sean, porque pueden ser muy complejos u oscuros, pero que es algo que está ahí por que viene de atrás en la historia o incluso la prehistoria y se siente en el tejido social.

                En el caso vasco, que es un tema que me he trabajado y me estoy trabajando, hay dos elementos o fases primordiales que podemos distinguir: lo vascónico pre-indoeuropeo, donde me parece que aún no podemos hablar de nación vasca pero sí de una diferencia nítida respecto a otros pueblos invasores (celtas y romanos primariamente), y lo vascónico bagauda y posterior, que es la reconstitución como pueblo-nación y probablemente también pueblo-político (estado?) de alguna manera que nos ha dejado un legado legal y micro-político único, aunque muy maltratado, a través de una revolución social campesina: la Euskal Bagauda y los estados que le sucedieron en la Edad Media a través de rebeliones y guerras varias, incluyendo en algún grado las autonomías forales de los últimos siglos, que tienen un elemento político-estatal aunque no sean soberanas.

                En otros casos es de otras maneras: cada nación tiene su historia que la hace. Izan zirelako gara.

                Luego haces unas elucubraciones que, lo siento mucho, no acabo de entender sobre “la forma de la nacion burguesa”.

                Lo único que puedo decir es que la nación no es ni burguesa ni proletaria, sino genéricamente humana (pero el 80-90% de la gente es clase obrera, y en consecuencia el 80-90% de la nación también lo es). Podemos hablar de régimen o fase capitalista o socialista/comunista, o feudal o tribal o lo que sea, en el marco de una nación pero la nación en sí no es esto ni lo otro, sólo el régimen socio-económico (y por extensión político) que tiene lo es.

                Rusia, estaremos de acuerdo espero, es la misma nación bajo el Zar, tras la Revolución de 1917 y ahora bajo Putin. Son tres regímenes o estadios socio-económicos y políticos diferentes pero Rusia como nación es la misma.

                Y eso también puede ser cuando el régimen se ejerce desde fuera: Polonia por ejemplo era la misma nación durante la monarquía feudal de la Edad Media y primera Edad Moderna, durante la partición de varios siglos, tras su reconstitución burguesa en 1918, tras la imposición del socialismo en los años 40 y ahora que es de nuevo burguesa.

                En cualquier caso, en todos los estadios de desarrollo socio-económico, suele ser mejor para una nación (o incluso para una comunidad subnacional) ser libre que domino de otras, porque la capacidad de influencia, de presión e incluso eventualmente de revolución, es para el pueblo mucho mayor si el poder está a la vuelta de la esquina que si está a cientos o miles de kilómetros y encima te considera poco más que tierra conquistada a la que tratar sin contemplaciones.

                • Si Rusia es lo mismo “bajo el Zar, tras la Revolución de 1917 y ahora bajo Putin”, entonces existe una nacion ajena a la realidad, como ente mistico o una “cosa en si” que nos es imposible descifrar. Evidentemente no compro. Seria lo mismo que decir que el ser humano del feudalismo y el moderno son iguales, o mas alla, el moderno y el del paleolitico. Evidentemente no. Ni el ser humano es igual, ni su forma comunitaria lo es, sea pueblo, sea nacion (como etnia) o nacion (moderna, capitalista).

                  Pero bueno, que yo estoy de acuerdo con los planteamientos de Petriko, y por nada del mundo emplea el simplismo que le achacas, pero es que ni de lejos. Ademas, quieras que no, las naciones “sin estado”, son naciones con estado, otra cosa es que el color de su bandera o su denominacion no sea de tu agrado, que no es mas que una contradiccion inherente a la forma social burguesa.

            • De todas maneras, todas las naciones estan materializadas en formas estatales. La nuestra, Euskal Herria, tambien. Lo de “estado propio” o no, solo atañe a la burguesia. Ni siquiera la clase obrera española o francesa tienen “estado propio”. Ahi esta la trampa del nacionalismo, y ahi es donde no podemos caer. Lo nuestro, lo propio, solo es la construccion del comunismo.

              • Completamente de acuerdo que si ahondamos hasta el fondos de las cuestiones, llegamos a la conclusión de que la clase obrera española o francesa tampoco dispone de “estado” propio, ya que éste pertenece, o más bien, es la forma política de sus respectivas burguesías. No obstante y por ello mismo, dicha clase obrera no tiene una dimensión añadida de opresión nacional como la tiene Euskal Herria. Es por ello que es preciso remarcar el concepto de Independencia, no solo entendido como independencia de la clase obrera frente a la burguesía, sino también como enfrentada a un poder nacional extranjero.

                • La cuestion es que no hay “respectivas burguesias”. A la clase obrera se le presenta la burguesia en su totalidad como clase enemiga, y no solo la burguesia respectiva de cada nacion. No es mas enemiga la burguesia “extranjera” que la “nacional”, porque la oposicion nacional entre burguesias no responde a la opresion ni a la lucha de clases, como tampoco responde a ello la lucha entre la pequeña burguesia autoctona con respecto a la oligarquia estatal. Responden solo a la competencia capitalista. Con esto quiero decir que no hay alianza interclasista posible, mas alla de la sumision de la clase obrera al capital. La burguesia solo es “nacional” en la medida que es burguesia, esto es, subordina siempre la nacionalidad al capital. (vease su representante politico vasco, el PNV).

                  Creo que tendriamos que definir claramente en que consiste la opresion nacional, o la carencia de forma nacional (transitoria) propia (de la clase obrera). Como ya dije, la opresion linguistica y cultural (no deberiamos confundir lengua y cultura con nacion; son previas y posteriores a la nacion; la nacion no existe sin ellas, ellas si sin la nacion) son inherentes a la logica del capital, siempre lo han sido, solo que ahora ya ni siquiera se expresan en la fuerza coercitiva estatal, mas alla de cuatro proyectos legislativos que simulen realizar en el parlamento. En cambio, si que estoy de acuerdo con los democratas en la formula general de: “falta de soberania”, “que no decidan por nosotros”… pero no con su concrecion: “¿quienes? los españoles o los franceses (¿poder extranjero?)”. En realidad quien decide por la clase obrera es la burguesia (poder ajeno). Y todas las carencias que se dibujan como carencias de Euskal Herria, en realidad son carencias de la clase obrera vasca. Porque no existe una “Euskal Herria” oprimida (la opresion no se puede dar de la clase burguesa hacia la clase burguesa), sino que clase obrera vasca oprimida. Y por eso mismo no hay formula general alguna de “liberacion nacional”, sino que inevitablemente es liberacion de la clase obrera vasca, no lucha contra el poder extranjero sino que lucha contra el poder burgues.

              • A fecha de hoy casi todos los estados se proclaman “naciones” y tienen un núcleo étnico específico. A mí de todas formas me interesa mucho la excepcionalidad proletaria que están tratando de crear en la zona de Kurdistán con argumentos y praxis muy legítimos e interesantes. Es de lo más fascinante que la ruptura del concepto estado-nación venga desde la base de la lucha obrera Y NACIONAL, porque antes de llegar a esta fase los kurdos en particular han estado durante un mucho tiempo luchando por su libertad en clave estado-nación pero en un momento dado han sabido trascenderla para invitar a sus vecinos de otras etnias a sumarse en clave de emancipación de clase, de democracia o poder popular y de liberación nacional también. Y han tenido cierto éxito que no podemos simplemente ignorar, menos aún cuando su propuesta teórica y práctica es tan radicalmente internacionalista sin renunciar absolutamente a nada en lo etno-nacional.

                Yo la Euskal Bagauda me la imagino como algo parecido: menos obsesionado por lo etno-nacional y más por la emancipación de clase o humana en general. Y desde luego ese fue también el caso de otra revolución campesina exitosa: la suiza. Y Suiza es un caso muy interesante porque es de los escasos estados estrictamente plurinacionales, lo que no es fácil sin duda pero es más fácil cuando te unen otras cosas, empezando por el respeto mutuo y siguiendo por la libertad (materializada en derechos y democracia, que a mi entender deben ser pilar del comunismo genuino pero que son de ámbito general en alguna medida al menos).

                Es debate que deberíamos tener.

  20. Además, a parte del hecho que una lucha popular, y de clases, no es concebible que a partir de cada realidad nacional, es decir: cultural y linguistica, elementos determinantes del desarrollo social y económico, el concepto de independentista tendríamos que entenderlo ante todo como independiente del Capital trans-estatal y de sus estados colonizadores (como aquí el gabacho y el castellano, ‘la cosa’ esa).
    Y, por lo tanto tendría que ser hoy muy DEPENDIENTE de las demás naciones en lucha. Empezando por las más cercanas: Catalunya, Corcega, Tamazigh, Rojava, etc.

  21. A la clase obrera no le da igual que sus represores sean nacionales o extranjeros…….Que chorrada,no?.Desde mi punto de vista lo que hay que hacer de una puta vez es quitar esa aura romantica a la “independencia” y analizar unicamente si esta vale o no para avanzar hacia una sociedad que supere la mierda de sistema que hoy tenemos.Si lo que ocurriria con esa independencia es que se crea otro chiringuito para que sigan mangoneando los de siempre mas sus nuevos amigos Rh -,que en el caso que nos ocupa es lo mas probable, pues apaga y vamonos.

  22. Eduardo lleva mas razon que un santo, no hay lucha de clases desde el punto y hora en que uno de los dos bandos dejo de pelear cambiando el coctel Molotov por la litrona, la huelga por el centro commercial y cualquier ideologia por el consumismo.
    Eso si, referencias a escritos de 1940, 1917 o 1864 las hay a patadas. Alguien ha visto American Gods?. Lo explican mejor que bien donde han quedado nuestros dioses.
    Y por cierto, ETA levanto el telon y detras ya no quedaba nadie.

    • Eso es también la lucha de clases, Víctor: la lucha de clases acontece primariamente en el interior de la propia clase trabajadora, con la burguesía intentando manipularla por un lado con su vieja técnica de ofertar baratijas (entre otras) y los segmentos más conscientes y osados tratando de liberarla de sus cadenas ideológicas y dependencia “mercenaria” o “lacaya”. Decir que la guerra de clases ha acabado sólo porque la burguesía vaya aparentemente ganando es no entender la lucha de clases, es no entender hasta qué punto la burguesía siempre depende, ha dependido y dependerá, de la clase trabajadora, a la que debe controlar y manipular para que siga siendo dócil y sumisa y no se organice como fuerza democrática popular potencialmente imparable.

  23. Pues esa aura romántica es la que mantiene vivo el proyecto independentista, no seré yo quien niegue razones materiales o instrumentales para apoyar el independentismo, de hecho, como pueblo necesitamos la independencia para avanzar en la transformación social, y viceversa. Pero si queremos la independencia es porque muchísima gente se siente parte de una colectividad nacional, de un pueblo o como le quieras llamar. Esa es la base, y esa base por supuesto que hay que trabajarla

    • Lo mismo dicen los de Podemos sobre el patriotismo español, que mucha gente se siente española y que por eso es necesario ser el más patriota entre todos los chiringuitos; o lo mismo se podría decir sobre la familia: como casi la totalidad de la población cree en esta institución ni hablar de abolirla… Lo interesante de tu comentario es que plasma perfectamente que la única razón para el independentismo es que os bajáis al estado actual de las masas, a su conciencia cotidiana, a su conciencia capitalista. No sois capaces de elevarlos a la posición del marxismo mediante la constitución del proletariado como clase-para-sí, ¿acaso consideras que el proletariado contiene un instinto revolucionario que no hace falta más que adiestrar? Pues lo siento, compañero, pero el proletariado en-sí no es más que una clase capitalista, una personificación del trabajo, categoría económica del capitalismo y sus intereses inmediatos se moverán en este sentido, en lograr un mejor precio de venta para su particular mercancía, la fuerza de trabajo. Es más incluso pedirán más policía como en Otxarkoaga o más dureza a la Justicia contra los ultras fascistas. Su intinto no es más que el querer sobrevivir lo mejor posible EN el sistema que conocen: el capitalismo. Por lo que no harán más que reproducir la dominación del capital y el independentismo, colocándose en el plano del proletariado-en-sí hace lo mismo: reproducir la mísera vida de los millones de desgraciados que viven. Lo único que hace capaz al proletariado de hacer perecer todo lo que existe (“todo lo que existe merece perecer”) es la aprehensión de la concepción revolucionaria del mundo, el marxismo.

      • “La posición del marxismo”? Te refieres a la posición de Marx y Engels cuando se oponían (primero) o apoyaban (después) a la lucha por la liberación nacional irlandesa? O te refieres quizá a la posición de Lenin cuando defendía irreductiblemente el derecho de autodeterminación de las naciones del Imperio Ruso aunque ésta se diera en parámetros burgueses? O quizá sea la posición de la apátrida judeo-polaca germanizada Rosa Luxemburgo que se oponía, ella sí, al derecho de autodeterminación? O es la posición de Stalin, que combatió a Lenin sobre este tema y acabó liderando un Imperio Ruso versión 2.0? Cuál es “la posición del marxismo” en el tema cómo combinar la lucha de clases con la realidad social-nacional?

        Sí, el marxismo (el de Marx al menos) habla de la constitución de la clase en “clase para si” pero no de en qué marco nacional, subnacional o suprnacional debe hacerlo, más bien parecería que la posición es: en el marco que pueda de hecho hacerlo. Y el marco nacional tiene en este sentido muchas ventajas porque puedes fundir pueblo-nación y pueblo-clase en un único concepto operativo. Por contra, si te empeñas en forzar a la gente a renegar de su cultura e identidad etno-nacional, pues se te rebelarán y no te seguirán, igual siguen en cambio a unos burgueses listillos que se apropian de esa bandera.

        Además en lo concreto lo que vemos es que quienes se llenan la boca con apelaciones al “internacionalismo” de hecho practican el nacional-imperialismo de los estados-nación realmente existentes y son por lo general bastante cerrados étnicamente. Mejor “txapela buruan ta ibili munduan” que llenarse la boca de “internacionalismo” sólo para ser tan nacionalista español como Franco mismo.

        El internacionalismo empieza en casa: en la propia nación. Porque inter-nación-al-ismo, está hecho de naciones.

        • Brevemente: no se trata de que nadie (masas) sigan a nadie (vanguardia), sino de fundir ambas en un movimiento revolucionario, en relación interna y no externa, un moviemiento que eleve a las masas a la posición de la vanguardia, es decir, a la posición del marxismo, que no es el pensamiento de X persona, sino la síntesis de la lucha de clases proletaria con los progresos más avanzados del saber universal.

          Por último, me parece curioso que todo lo que no sea nacionalismo vasco lo identifiques directamente con el nacionalismo español, que no seas capaz de abandonar el marco burgués respecto a la cuestión nacional. E internacionalismo no es la coordinación o solidaridad del proletariado de las distintas naciones, no es la relación entre el proletariado de distintas naciones mediado por su marco nacional, sino que es la fusión de los proletarios por encima de sus respectivas naciones, en contra de sus marcos nacionales que no generan más que estrechez nacional.

          • De acuerdo con el primer párrafo… creo: difícil llegar ahí cuando se insiste en un “el marxismo” etéreo y no se aborda la crisis de la Primera Internacional, yo abogaría más bien por un marxismo-bakuninismo, porque esa división ancestral es muy dañina para la causa de la clase trabajadora, y también sin abordar el problema del leninismo autoritario, aún más dañino si cabe (o por otro lado las tendencias utopistas-apolíticas dentro del “anarquismo”) y, finalmente también sin ser capaces de abordar la MEJORA de los clásicos, Marx incluido, para las condiciones presentes y del futuro próximo de destrucción de la opresión capitalista (o extinción humana si fracasamos).

            “… me parece curioso que todo lo que no sea nacionalismo vasco lo identifiques directamente con el nacionalismo español”…

            No todo. Pero sí aquel falso-internacionalismo que no es capaz ni lo intenta superar la muga impuesta en el Bidasoa y en cambio se empeña en supeditar nuestras luchas en nuestro marco nacional a la de la nación opresora, sea Castilla/España o Francia.

            Soy el primero en abogar por un internacionalismo “estilo kurdo”, por integrar a quien quiera integrarse (riojanos, aragoneses, gascones, etc., también catalanes, gallegos, andaluces, corsos, bretones, venecianos, sardos, escoceses, irlandeses, etc.) en una lucha multiétnica contra la opresión burguesa española, europea y otánica, pero en ningún caso en los parámetros de los estados-nación imperialistas opresores, como hacen de forma sistemática y no meramente “operacional” los grupos políticos “no-nacionalistas” (“no-nacionalistas” como el PP, el PSOE, etc., que bien sabemos que sí que son nacionalistas, mucho más que cualquier “nacionalista vasco”).

            Y si cabía alguna duda, ya hemos visto como los “plurinacionalistas” españolistas de Podemos están tratando a los auténticamente internacionalistas como Fachin y Pérez. Y cómo, en vez de movilizar a las masas contra el fascismo a nivel del estado, se dedican a intentar (de forma extremadamente irresponsable) apaciguar a este fascismo inaceptable. La Revolución Catalana podría (y debería) haber sido semilla, foco, de una revolución en todo el estado, pero los apagafuegos socialdemócratas al final siempre acaban estando más bien a favor de los Hitler y los Franco que de ningún cambio en positivo, y esto es más claro aún cuando se identifican con el esatdo-nación imeperialista realmente existente, el español en nuestro caso.

            Para ellos “internacionalismo” consiste básicamente en encuentros puntuales con las ex-colonias españolas y si acaso algo de flirteo con un panarabismo más caduco que una tortilla de siete días.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s