Home

1522578180_285130_1522593768_noticia_fotograma

Autor: Borroka garaia da!

Recientemente el PNV daba una vez más el apoyo al gobierno español. En este caso a los presupuestos. No es una novedad. El PNV ha dado apoyo y ha colaborado con los diferentes gobiernos españoles a muy diferentes niveles, especialmente el económico y el represivo, y a lo largo de casi toda su historia.

Para el PNV el régimen del 78 es democrático y el sistema vigente valedor de libertades, es decir, para el PNV vivimos en democracia, por lo que hay que ser respetuoso con la legalidad. La traducción de todo ello simplemente significa que los intereses de clase de la burguesía vasca están cubiertos bajo el monopolio de la violencia española, o sea, bajo el estado español. Ese es el marco que le proporciona a la burguesía la sobre-explotación interna de la clase trabajadora vasca y la expansión empresarial transnacional. Por eso son autonomistas. Y todas sus iniciativas están destinadas a la negociación inter-burguesa de cara a obtener cotas de gestión dentro del estado español y la UE. En ningún caso a ponerlos en cuestión.

Lo dramático de la situación no es tanto que el PNV sea lo que es, sino que durante décadas le ha bastado hacer uso de un nacionalismo infantiloide de cobertura artificial mientras en la realidad material ejercía fuertemente la lucha de clases en beneficio de los vascos ricos, y le ha valido para mantener cohesionada a la burguesía y a la clase trabajadora vasca al unísono como si respondieran a un mismo interés “ciudadano”. Lo que se podría resumir en el lema jeltzale por excelencia: que una gran ikurriña tape mi gran mierda.

Lo más dramático aun, es que todavía, después de tantas décadas, después de todo lo que ha caído, se acuse al PNV de “aliarse” con los del 155, con corruptos, con derechistas… lo cual revela hasta que punto llega el triunfo hegemónico del PNV. Ya que se entiende al recriminarles tal cosa que ellos no lo son, y que deberían aliarse con “los buenos” porque el PNV “es bueno” solo que a veces no se da cuenta.

Lo novedoso de la actualidad es que ya no existe ni una fuerza parlamentaria que al menos de vez en cuando recuerde que el sistema de autonomías es ilegítimo, que mientras no se ejerza la autodeterminación ningún sistema es legítimo en Euskal Herria. Y es que el triunfo del PNV, al menos en el ámbito institucional, es el haber arrastrado al imaginario autonomista y posiciones legalistas a todo el parlamentillo vascongado. De ahí que la autodeterminación no entre ya en agenda parlamentaria sino el reformismo nacional con su desarrollo estatutario y su falso derecho a decidir más falso que un euro de cartón. Derecho a decidir en todo caso una autonomía española con un estatuto. Ese es el nuevo estatus. Lo mismo que el estatuto anterior. Palabrería incumplida, y sumisión al estado español.

Es realmente patético observar el oxígeno y el blanqueo político gratuito que está recibiendo el PNV los últimos años y en medio de una crisis (ofensiva capitalista) sin precedentes. Lo que “sobraba y estorbaba” en Euskal Herria tanto antes como ahora sigue siendo lo mismo. La alianza de parte de la pequeña y mediana burguesía con el gran capital y sustentada en un falso culturalismo vasco o español, lo cual hace tracción de la clase trabajadora y la convierte en idiota en su sentido etimológico, haciéndola despreocuparse de sus propios intereses colectivos y creando el verdadero bloqueo hacia la independencia más aun de lo que pueda hacerlo las estructuras genuinas del estado.

Corren malos tiempos para el independentismo vasco, y la esperanza, tanto ayer como hoy, sigue recayendo fuera del parlamento y en la clase trabajadora de este país para que pueda hacer de la independencia su proceso de emancipación en parámetros de rebeldía frente a los estados y frente a la burguesía y todos y cada uno de sus fraudes y engaños.

4 thoughts on “El nuevo estatus es una vieja estafa para «idiotas»

  1. Ellos están a lo que están, no nos olvidemos.
    Los que no nos enteramos somos el resto, especialmente la IA con sus nuevos juegos florales de salón y moqueta de nuevos estatutos y mierda parecida.
    Sobre lo que de verdad representa el estatuto ya hablaba Eli Gallastegi en la década de los 20, del pasado siglo sí. Hace cien años! Y aún nos siguen enredando con su mierda de politiquería (perdón por la re`petición y la malsonancia)
    Sortu debería enterarse de una vez que cuando el Partido nos coge del bracete es para engañarnos o clavarnos un puñal en la espalda. Como en abril de 1931 cuando nos robaros las acciones del diario Euzkadi … a punta de pistola. sí, literal.
    eso no estuvo bien señor Urkullu

  2. Además: colonización semántica y coherencia colaboracionista.

    La colonización por las armas de un pueblo por parte de un estado extranjero, como en nuestro caso el español y desde hace siglos, tiene en sus aspectos culturales, además de la infiltración, imposición y difusión de la lengua de los colonizadores, algo mucho más sutil y profundo de lo que se suele denunciar.

    Un ejemplo muy contundente: el término y concepto de democracia.

    Democracia es literalmente: ‘poder popular’, o poder del pueblo, en su significación semántica, correcta y objetiva. Aquí en Euskal Herria, desde luego, con una bases históricas, sociales y culturales muy profundas: tradición comunal, asamblearia (batzarre), hasta de actividades económicas colectivas (auzolan), que siguen perdurando y creciendo con todo ese caudal impresionante de movimientos populares o sociales que caracterizan la vida social de este país.

    Sin embargo, por ejemplo a partir de su transición-trampa de hace unas década, los españoles han impuesto aquí también el término de democracia para denominar a un régimen partidocrático, el de las oligarquías de siempre de su estado. Nada de poder popular, en absoluto. Ni para los mismos “españoles”, ni para las diferentes naciones del estado ese. O este, por desgracia. Todavía.

    Es decir que, además de la imposición de una lengua exterior, hasta el punto de llegar a minorizar la natural y original de una determinada nación invadida, y colonizada con las armas, se consigue una colonización semántica que no solo desvirtúa, sino que llega a falsear lo esencial de un concepto que pretende representar.

    Función de los poderes colaboracionistas.

    Y aquí vamos con el PNV, por su papel esencial en este recorrido histórico.
    Hablando de otro aspecto de esta colonización semántica, lo del papel corruptor y falsificador del lenguaje, adoptado por las fuerzas (políticas, institucionales, mediáticas, etc.) que se han sometido y colaboran con la colonización. El P”n”V en el caso vascongado. Que tambi´n a su manera llega a manipular o instrumentar todavía más conceptos (ética, auzolan, participación, nacionalismo, etc.) en función de condicionar profundamente la conciencia y inteligencia social de su espacio de intervención. Como apoyo directo o menos del estado español.

    Luego, por supuesto, resulta más fácil llegar a los niveles de entrega y sumisión como este del 155 y presupuestos añadidos que estamos viviendo. Que pasará a la historia como una de las mayores vergüenzas del presunto “nacionalismo vasco”.
    Pero, mirando a la realidad social nacional con algo de optimismo, que podría pasar a la historia como el inicio del fin de la hegemonía partidista de PNV-EAJ, en esta partidocracia colonizadora y colonizada.
    Pero, con el cinturón de sus pantalones que parece ahora representar EH-Bildu, será esto posible?

  3. HAY QUE RENACER DE LAS CENIZAS.
    Y volver a otros tiempos , para retomar la lucha , y si hace falta reinventarla .
    Para darle cabida en esta situación.

  4. En efecto, “el régimen parlamentario no es democrático, justamente porque encubre la institucionalización de niveles y grados muy violentos – aunque solo sea simbólicamente – de poder fáctico, oculto; excluyendo del juego del poder real a las grandes mayorías
    (físicas, cuantitativas y cualitativas) de los pueblos”.

    Y, “al contrario, la dialéctica democrática – fundada en el poder municipal como motor y como garantía de cualquier democracia ‘nacional’ – tiene que estar abierta a la crítica permanente, a la frecuente reflexión sobre sí misma, que es lo que en realidad
    constatamos a menudo en los movimientos populares más vivos, siempre en búsqueda de nueva formas de participación social, de activación de alianzas y convergencias sociales, de representatividad muy controlada, de mayorías de consenso social real…”.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s