Home

art-now_manifestation

Autor: Borroka garaia da!

Aupa BGD Estoy leyendo las ultimas noticias y viendo como EH Bildu no se muy bien desde cuando ni como se ha abierto a una estrategia de echarse a los brazos del PNV. Es algo objetivamente negativo para la posibilidad de una alianza de izquierdas en la CAPV que permita desalojar al PNV del gobierno vasco (o incluso intentarlo en algunas diputaciones) que pueda cambiar cosas a mejor y puede hipotecar o dilapidar esa posibilidad en años. Creo que en estas dos noticias, con la opinión de un tercer agente como es ELA, se resume un poco la situación y se apuntan varias claves y temas de debate importantes (grado de combatividad y propuestas de transformación para otra gestión política de los partidos en las instituciones, cuando lo nacional puede -paradojicamente debiendo ser una política para la gente del territorio- hipotecar lo social, estrategia de alianzas de partidos -entre ellos- y entre partidos y sindicatos, relación sindicatos-partidos y grados de autonomia o subordinación, alianzas entre sindicatos y movimientos sociales y sus limitaciones para ejercer de contrapoder -acuerdo ELA-LAB para un proceso soberanista social de septiembre 2017 y Carta de Derechos Sociales de EH-, etc…):

http://www.europapress.es/euskadi/noticia-munoz-cree-unidad-ela-lab-estorba-estrategia-eh-bildu-llegar-acuerdos-pais-pnv-20180827102052.html

http://www.deia.eus/2018/08/28/politica/euskadi/ela-recrimina-a-bildu-su-acercamiento-al-pnv-en-puertas-de-negociar-las-cuentas

Son temas que pueden ser interesante para escribir y particularmente me interesaría leer agur bero bat .

La estrategia que llamas de “echarse a los brazos del PNV” tiene unos antecedentes históricos muy profundos. Se remonta prácticamente a la V asamblea de ETA a mediados de los 60. La confusión creada en sectores culturalistas socialdemócratas de la aplicación del método marxista les hace abandonar la organización pese a continuar posteriormente en el entorno de lo que sería el MLNV y más concretamente en HB. Estos sectores si bien eran contrarios a los postulados del PNV no llegaron a cortar el cordón umbilical con “la casa padre” que había sido abandonada una década antes. Y pienso que desde un principio ya estaba instalado el paradigma de que a pesar de recorrer caminos diferentes, la unión con el PNV llegaría en algún momento para liberar a Euskal Herria. Por eso aquello de “Pueblo Trabajador Vasco”, “lucha de clases”, “revolución socialista” era algo que les incomodaba en cierta manera. Por eso tachaban a ETA V de “comunista” (como si fuera un insulto para los hermanos Etxebarrieta etc, nada más lejos de la realidad).

Entonces desde un principio tendríamos en HB, una coalición de unidad popular, “varias almas” que, aunque no siempre milimétricamente, correspondían a los intereses de clase de diferentes estratos de las clases populares y cierta pequeña burguesía. Generalmente y esto más bien creado por el estado, se ha tendido a diferenciar y encasillar entre “los que están a favor de la lucha armada y los que no lo están” pero eso solo era una superficialidad y más bien una consecuencia de toda una serie de paradigmas y encuentros y desencuentros históricos que tienen una base netamente ideológica.

Se podría decir que en líneas generales lo que sería el lado del socialismo revolucionario abertzale ha tendido a reforzar el sujeto de clase trabajadora como protagonista de su propia liberación y solo aceptar del PNV algún tipo de acuerdo táctico, solo en el sentido del derecho de autodeterminación, si este partido hiciera una apuesta nítida, clara y contundente en ese sentido. Pero sin plantear una estrategia dependiente de ello. Y la socialdemocracia abertzale ha tendido a no mantener un sujeto demasiado definido y a que la estrategia política se adecue a un encuentro con el PNV aun a sabiendas de las improbabilidades de que ocurriera. Aunque parezcan matices en realidad hay una carga ideológica y estratégica de profundidad entre las dos posturas, que si bien en tramos largos quedan opacadas por la realidad y los hechos, en momentos determinados salta.

Una expresión nítida de ello no es solo el “corrimiento” que ha existido en determinados casos particulares de la izquierda abertzale hacia el PNV de diferentes cargos políticos, sino también de propuestas estructuradas siendo por ejemplo Aralar una expresión clara de ello en su día.

Entonces nos encontraríamos con diferentes situaciones históricas como la reforma franquista, las conversaciones de Txiberta o los acuerdos de Lizarra- Garazi, y también con diferentes negociaciones con el estado. Todos ellos dando resultado nulo. Y lo que en principio, en mi opinión, debería haber supuesto el fracaso de Lizarra-Garazi, es decir, una nueva remodelación de la ofensiva de construcción nacional y social, y el re-enganche hacia la unidad político-social del pueblo trabajador vasco quedó reducida en ciertas esferas a culpar a ETA de las imposibilidades materiales de la burguesía vasca y mas concretamente del PNV. De esta manera el estado aprieta el acelerador represivo hacia el frente institucional con ilegalizaciones, el PNV se reposiciona en la era Ibarretxe y los que acusaron a ETA del fracaso de Lizarra-Garazi también llegaron a pensar que la “era ibarretxe” no dio frutos (como si pudiera darlos y para quién) por culpa de la izquierda abertzale que supuestamente no le apoyó. Claro que los que pensaron todo esto eran de la izquierda abertzale. Nada de lo que ocurre ahora se entiende sin esto. Y ese fue el único motivo del “cambio de estrategia” aunque no explicado en su día sino dosificado poco a poco a lo largo de los años. Pasar de una estrategia de ruptura (sea correcta, débil, fuerte o equivocada) a una evolutiva-reformista donde el PNV es instrumental. Y por supuesto para algo así sobraba ETA, la M y sus tres letras, pero no solo eso sino que también organizaciones revolucionarias como KAS o EKIN, y un movimiento popular autónomo no enfocado por la ETB, así como una una unidad popular. El caso era re-engancharse al proceso estatutista que fue rechazado en su día y a partir de ahí crear supuestas condiciones desde el arriba institucional con todo lo demás en dependencia. Lo cual hace girar todo en relación a los posibles pasos que puedan dar el PNV (Geroa bai también). Es decir forma un dependencia de la cual no es fácil desligarse. Esto al mismo tiempo puede suponer que sea aceptable (aunque en principio no deseable) que se hagan sacrificios en temas sociales si eso pudiera servir para que el PNV y Geroa Bai avancen hacia un proceso soberanista.

Claro está, que el problema de este tipo de estrategias es que te va quemando la tierra que pisas, y si además el PNV es listo (que lo es), y si además has hecho un cálculo incorrecto de las intenciones del PNV (que se ha hecho) pues lleva a un laberinto sin aparente salida. Pero no a un laberinto sin aparente salida cualquiera sino a uno del que es muy, muy difícil salir, porque el hacerlo no supondría solo un mero nuevo cambio de estrategia sino un derrumbe de un paradigma como si el mundo se cayera encima, a lo que hay que unir la tierra ya quemada. Por lo que al final solo queda la opción de una huida hacia adelante.

Veo muy difícil que LAB y ELA puedan llegar a acuerdos programáticos de unidad sindical profunda o político-social porque eso supondría a LAB salirse de esa estrategia. Y también supondría que ELA haga una apuesta política más nítida. Hay que tener en cuenta además que desde hace unos años LAB aprobó en congreso que Sortu en la práctica sea su dirección estratégica general y referente. Por lo tanto la autonomía sindical está en entredicho, ya que se superpone la institucional, y esto le está creando problemas, muchas veces en mi impresión “de quiero y no puedo”. En relación a que hacer tal o cual cosa podría dañar a Sortu y por extensión a EH Bildu, siendo esto un elemento que le puede estar retrayendo. Por eso no parece que tengan mucho peso los argumentos generalistas que se utilizan contra ELA ahora, ya que en otras ocasiones no han sido problema para llegar a acuerdos con el mismo sindicato.

Personalmente comparto todas tus preocupaciones. Y pienso que ELA está diciendo muchas verdades que no deberían ser ignoradas.

Esto es, que para la estrategia de EH Bildu, el PNV y su marca en Nafarroa Garaia es aliado fundamental (pese a como muy bien dice ELA, esto está cortocircuitando tanto el inicio de un proceso soberanista como una estrategia contra el bloque neoliberal. Por lo tanto habría que preguntar a LAB ¿Cómo es compatible una estrategia contra ese bloque, una agenda soberanista escorada hacia la izquierda y la clase trabajadora, cuando una pieza aliada e imprescindible, pese a que no quiera ser aliada y los intereses de clase sean contrarios se llama PNV?

En cualquier caso, si siguen siendo ignoradas por diferentes sectores muchas de estas cosas, pienso que habrá que ser innovativas para sortear las dificultades, y contar con las fuerzas que se tienen para que el movimiento popular y el sindical sean palanca y ariete de la clase trabajadora y sus intereses, por ello pienso que es ineludible dejar atrás la fase meramente reivindicativa y dar pasos hacia el poder obrero y popular estructurado, y al poder fáctico real (incluído el contrapoder), en el que la unidad de acción entre juventud trabajadora precaria – trabajador clásico – mujer trabajadora sea un hecho que al mismo tiempo será la mejor forma de contrarrestar tanto la ofensiva capitalista y a la burguesía vasco-española como para avanzar hacia un proceso soberanista social de liberación del pueblo trabajador vasco.

Y es que mientras la “estrategia maltzaga” no deje definitivamente la escena, todas las potencialidades, que son grandes aunque ahora minimizadas y atadas, de la clase trabajadora vasca en centralidad de cara a un proceso de liberación nacional y social están secuestradas, a no ser que diversas voluntades avancen. Ya que la misma conciliación de clases y “acuerdos” que promueve el partido de la patronal de cara al sindicalismo, lo imita en la escala nacional: Estatutismo. E institucionalmente apenas sin resistencia, con ninguna confrontación y siempre con la mano tendida cual día de la marmota. Lo cual llegados al 2018 cabría preguntarse después de todo lo que ha caído si esto realmente es consecuencia de una mera estrategia errónea, o ya se han cruzado tanto los intereses de clases subsidiarias que responde a algo diferente.

De todas maneras, sea como sea, hay que ir abriendo esas potencialidades secuestradas en todos los frentes. Y una forma de ir rompiendo las inercias está en manos del sindicalismo. Salvo CCOO y UGT, hay posibilidades si hay voluntad de que el resto de sindicatos conformen una alianza, una nueva mayoría sindical vasca que no se circunscriba solo a ELA y LAB, sino todos los demás y en igualdad de condiciones, incluidos sindicatos libertarios. La autodeterminación en ese caso puede ser el punto de enganche. Por otro lado existe en este país un sindicato de estudiantes (IA) que es tan sindicato de clase como cualquier otro sindicato, sino más, y que sería el viento joven, fresco y revolucionario que necesita la nueva unidad sindical vasca. Gran parte del movimiento feminista puede ser un pilar fuerte y decisivo en pos de la unidad de clase y los jubilatas ahí están, así como nuevas expresiones de poder popular que se están abriendo paso. Por lo que hay espacio a procesos de radicalización nacional-social ascendente que se traduzca realmente en cosas materiales que serían muy sensatos, si todo el mundo o parte del mundo pone algo de su parte.

6 thoughts on “La alianza de las izquierdas: Sindicalismo, movimiento popular, etc etc

  1. kaixo BGD

    La verdad es que resulta doloroso leer algunas afirmaciones que realizas. Sobre todo cuando la lectura que haces es bastante parcial y alimenta verdades que no son del todo.

    sin entrar a valorar el recorrido historico y sus deficiencias – que por si acaso alguien se confunde, fueron diseñadas por el conjunto de la IA, por lo tanto tambien por el socialismo revolucionario (no vale ahora hacer una lectura que nos justifica la posicion actual sobre txiberta o lizarra garazi)- me gustaria centrarme en esta afirmacion:

    “Veo muy difícil que LAB y ELA puedan llegar a acuerdos programáticos de unidad sindical profunda o político-social porque eso supondría a LAB salirse de esa estrategia. ”

    Por lo tnato, la immposiblidad de acuerdos es por la sumision de LAB a EHB y de esta a su vez al PNV? La reostia, menuda carambola.

    Por lo tanto, nada tiene que ver la necesidad de hegemonia por parte de ELA, y que su objetivo sea simplemente crecer sindicalmente y aumentar su estrategia sindical basada en pagar las huelgas. Nada se dice de la contradicion de tener a Unai Rementeria o Andoni Ortuzar… si, los del PNV, afiliados. Nada de que sus afiliados tambien fueron quienes desalojaron kukutza. Nada sobre el clientelismo, las raices democrata-cristianas del sindicato. Nada se comenta de que al ser las elecciones sindicales este año ELA simplemente se dedicara a eso, ha apostar en las empresas en las que puede sacar redito propio y abandonar a los trabajadores que no le apoyan o no le crean redito. No se dice absolutamente nada sobre las ponencias de ELA, la estrategia que defienden en las empresas.

    No se dice nada de eso y si de la supuesta subordinacion de LAB a EHB (discurso creado por ELA precisamente para desgastar al adversario sindical). Me resulta curioso, es mas creo que directamente hablas de cosas sin tener un conocimiento real de lo que pasa.

    Si el problema es maltzaga, recordemos que ELA es el PNV sindical. Sus delegados son del concejales e incluso alcaldes del PNV. Son un sindicato abertzale, no independentista; y reformista no revolucionario. Les necesitamos? para que proceso? para un proceso soberanista de qu corte? de discurso sin trasnformacion real?

    Esta visto que la distancia entre el discurso y la practica es amplia. Quiza el error de bulto sea ese: mas alla de lo que se dice, que se hace? ELA puede seguir diciendo verdades, sabe que la base social de la IA es por donde puede crecer, y al ser una empresa (porque las poltronas no solo existen en las instituciones) se dedica a calentar las orejas de su nicho de mercado. Triste que quien habla constantemente sobre socialismo revolucionario compre la tesis sin ponerla en duda

    • Doloroso, triste.. son términos emocionales y de sentimientos que ponen una carga emocional sobre mis espaldas por el análisis que pueda hacer. Yo no quiero herir el corazón a nadie, así que habría que relativizar la frialdad necesaria a la hora de mantener ciertos postulados políticos con los sentimientos, aunque a veces sea difícil. Si has sentido dolor, lo siento mucho.

      Dicho esto, yo nunca he dicho que la trayectoria del socialismo revolucionario abertzale haya sido impoluta durante toda su trayectoria. Si así hubiera sido, el presente sería diferente. Bastante mejor que el actual.

      Creo que no es ninguna carambola extraña que la situación de dependencia orgánica y estratégica de LAB con Sortu y por lo tanto extensivamente a EH Bildu, sea un obstáculo para la unidad ELA-LAB, teniendo en cuenta los posicionamientos y estrategias de EH Bildu. Me parece de lo más natural que sea así.También he añadido que la propuesta política de ELA debe ser más nítida.

      Por otro lado podría añadirte 40 párrafos mas si quieres a lo que hablas de ELA, pero el fondo seguiría siendo el mismo, ELA-LAB han mantenido unidad de acción incluso con lucha armada activa en determinados momentos y ahora no existe tal unidad. ¿Cuál es el motivo? Porque todo lo que comentas existía antes tanto como ahora. Aun me acuerdo del manifiesto conjunto de ELA y LAB ante el Aberri Eguna de 1995.

      Me estás diciendo que ELA es “el PNV sindical”. Cosa que no comparto para nada. Lo fue en su día cuando Sota aportaba los dineros, pero las cosas cambian y el desarrollo de ELA le llevó a decir aunque tarde que “el estatuto está muerto” hace ya bastante tiempo (¿Qué fuerzas lo están tratando de resucitar ahora?). Hoy en día entre el PNV y ELA hay conflicto, más de lo que pueda tener EH Bildu con el PNV. Eso son realidades. ELA hoy no ve al PNV como aliado. ¿Eso significa que ELA sea la vanguardia socialista revolucionaria del PTV? Desde luego que no, pero significa exactamente eso, lo cual es importante, y puede dar espacio para ciertas colaboraciones nacionales de clase. Por lo tanto el aporte de ELA, sea grande o pequeño sí puede ser valioso, y depender del aporte del PNV no lo es.

      Al final todo se reduce a la pregunta: ¿Cómo es compatible una estrategia contra el bloque capitalista, una agenda soberanista escorada hacia la izquierda y la clase trabajadora, cuando una pieza aliada e imprescindible, pese a que no quiera ser aliada y los intereses de clase sean contrarios se llama PNV? Y creo que a esto no responde LAB por lo que tu llamas “carambola”, porque la respuesta es clara y además seguro que tu también la tienes dentro de tu corazón porque te lo ha pasado tu cabecita antes. Por ello creo que la eficacia de LAB se multiplicaría si como mínimo se autonomizaría de ciertas estructuras que priorizan el institucionalismo desde el institucionalismo. Saludos

  2. Sortu-EHBildu erreskatatu ezinezkotzat jotzen ditut nik, goi burgesiaren agenda politikoa betetzen dute goitik behera inolako koherentzia eta autokritikarako gaitasunik gabe beren baseen partetik. Instituzionalismoak LAB ere arrastratuko du denborarekin, oraingoz nahiko ondo iraun duen arren. Zuk esan bezala IAk du, gazte mugimendu alternatiboekin batera, balizko bloke abertzale-sozialista berriaren erreferente bihurtzeko ahalmena.

  3. «El acuerdo sobre el Nuevo Estatus necesita de un impulso social muy potente que lo haga irreversible»

    Para el secretario general de Sortu el preacuerdo alcanzado entre PNV y EH Bildu sobre el nuevo estatus de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa es «histórico». Subraya que, con excepción del Acuerdo de Lizarra Garazi, «es la primera vez que las dos grandes familias abertzales nos ponemos de acuerdo en torno a una propuesta política, me atrevería a decir que en torno a una estrategia». Se trata de un estatus que, en palabras de Arkaitz Rodriguez, «pretende superar» que haya proyectos políticos que no se puedan materializar.

    https://info7.naiz.eus/eu/info_i7/20180910/el-acuerdo-sobre-el-nuevo-estatus-necesita-de-un-impulso-social-muy-potente-que-lo-haga-irreversible

  4. Urizar pide al PNV un acuerdo con ‘perspectiva nacional’ para apoyar los presupuestos

    El secretario general de EA y parlamentario de EH Bildu, Pello Urizar, ha vinculado el posible apoyo de la coalición soberanista a los Presupuestos del Ejecutivo vasco para 2019, así como eventuales acuerdos de legislatura o de gobierno con el PNV, a un pacto político previo con los ‘jeltzales’ elaborado a partir de una “perspectiva nacional”.

    https://www.eitb.eus/es/noticias/politica/detalle/5855947/urizar-pide-al-pnv-acuerdo-perspectiva-nacional-apoyar-presupuestos/

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s