Home

kirolbet-athletic

Artículo de colaboración para Borroka Garaia da!. Autor: ALABINBONBAN Athletic, Athletic… GEURIA!

Imagínese el lector las calles de cualquier barrio inglés en esta alargada época post-Thatcher que nos ha tocado vivir. Quizás le ayuden las pelis de Ken Loach, Leigh y compañía en la tarea. Con todo, y por mucho que los hinchas del Liverpool cantaran aquello de, traducción un tanto libre, “nos iremos de farra cuando muera Maggie Thatcher“, los barrios obreros no están de fiesta; y si lo están, es puro escapismo.

Saquearon la industria, precarizaron el trabajo, arraigaron el desempleo, las drogas camparon a sus anchas (primero la heroína, luego las pastillas, hoy…), destrozaron los lazos que unían comunidades y, consecuentemente, arrojaron al currela a las fauces del individualismo más feroz. La salvación será individual o no será, olvídate de utopías sociales. He ahí el mensaje de ultratumba de Maggie Thatcher, su vivo legado.

Las calles de esos barrios, pues, cuentan con su pub, la ocasional lavandería, el Tesco y la licorería y, cómo no, su casa de apuestas. Sabido es que a la lotería y juegos de azar juegan, por lo general, peña como Carlos Fabra y, sobre todo, los pobres, para ver si así salen de su “suerte social”. Peor situación económica, mayor nicho de mercado, pensaría algún vivales. La aprobación de sus colegas en el gobierno fue cuestión de tiempo.

O en palabras de Gaizka Suarez, del colectivo Eragin, en declaraciones al diario Berria: “Hay una profunda desafección y desesperanza en los barrios obreros, situación que han aprovechado para hacer negocio. No es un caso aislado, sino un fenómeno social generalizado”.

Saltando de las islas a nuestras calles, es precisamente durante la enésima crisis del capitalismo cuando con mayor fuerza se implantan las casas de apuestas entre nosotros. Ya se sabe, el vasco siempre ha sido de apostar. Apenas hay contestación, salvo, por ejemplo, un artefacto casero que no llega a explotar en un local del casco viejo bilbaíno (2008) o, más recientemente, la respuesta vecinal de Azpeitia, por lo que poco a poco hemos ido acostumbrándonos a un paisanaje donde proliferan las casas de apuestas. La izquierda, como viene siendo lamentablemente habitual, se ve sobrepasada y su respuesta es asimismo tibia.

La oportunidad para apostar está por todos lados: en la calle, en el bar, en el móvil, online. La televisión y la radio, incluso las públicas como EITB, azuzan el fervor de las apuestas durante cualquier retransmisión deportiva. Escuchar a Eduardo Velasco hablando de su “querida casa de apuestas” en plena noche electoral resultó, cuando menos, de poco gusto. Otro tanto ver a futbolistas y famosetes varios prestarse para publicitar buitres.

Los clubs, el Athletic en el caso que nos ocupa, se dejan patrocinar gustosamente por casas de apuestas. Ambos, clubs y casas de apuestas, se dejan guiar por el mismo criterio utilitarista, el poder del vil metal. Cuando el dinero está por medio hacemos las cosas como el resto, cabe recordarle al presidente saliente Josu Urrutia, tan dado a subrayar nuestra cada vez más diluida singularidad. La Real, por su parte, organizó una votación no vinculante al respecto. El resultado: negativa al patrocinio. No se dejan manchar, al menos de momento.

kirolbet-athletic_0

El peligro está ahí y afecta sobremanera a adolescentes. La ludopatía está a la vuelta de la esquina y viste los colores de tu equipo. Paradójicamente, en una época de corrección política en la que la publicidad de bebidas alcohólicas está restringida en los estadios, donde aparte de no poder fumar impera la ley seca salvo en los palcos VIP y presidenciales, nos encontramos con vía libre para el bombardeo de las apuestas deportivas.

Se nos achacará que “no es para tanto”, “por echar un eurillo no pasa nada”, etc… y quizás estén en lo cierto, que el juego responsable no es pernicioso si controlas. En esta casa tenemos serias dudas al respecto del juego y de la capacidad del personal de autocontrolarse, no en vano basta una pequeña recompensa para que el ser humano siga apostando y perdiendo dinero. El futuro es preocupante: no podemos fiarnos ni de nuestra propia condición, los buitres intentan cual mecanismo conductista made in La Naranja Mecánica que los más jóvenes identifiquen deporte con apuestas y el capitalismo es perfectamente capaz de generar, alentar y alimentar una enfermedad mientras te procura una exigua cura.

En todo caso, las consecuencias de este fenómeno las veremos con mayor precisión a medio-largo plazo. Ojalá no, pero quizás para entonces la Fundación del Athletic deba incluir la ludopatía dentro de sus tareas de labor social. ¿Alguien en este santo club es capaz de poner el debate encima de la mesa y de librar al club de esta lacra publicitaria? ¿Hay alguien ahí?

¿Exageramos? Sea el lector quien recabe testimonios y busque datos de la implantación de casas de apuestas en barrios obreros, del ingente volumen de negocio. Busque y asústese. Aunque, como dirían en Trainspotting, ¿quién necesita datos cuando tiene una golosa apuesta combinada pendiente?

3 thoughts on “Apuesta, apuesta, apuesta, y prepárate a perder

  1. Idatziarekin guztia ados. Baina harriduraz ikusten dut nola gure inguruan apustu etxeen aurkako kanpainak loratzen doazen, beste droga mota askoren inguruko kanpainak eta kritikak albo batera utzi ditugun bitartean. Akaso galdutzat ematen dugu jada eztabaida hori?gure artean droga asko normalizatu diren garai hauetan droga hoien aurka egitea ere inoiz baino garrantsitsuagoa ikusten dut!

  2. Apustua etxeen aurkako irakurketa askotan ikusi izan dut hauek heroina berria direla, baina oroitu dezagun heroina ez dela inoiz guztiz joan eta azken berriek diotenaren arabera indarrez bueltatu egin dela euskal herriko hainbat herritara. Eta kokaina eta beste motatako drogak(tabakoa eta alkohola barne) guztiz normalizatuak daudela orokorrean eta ezker abertzalearen guneetan.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s