Home

“Tsunami represivo” en los barrios humildes catalanes. Desalojo de centro social y amenazas sobre otros, ataques contra movilizaciones anti-desahucios y peticiones de cárcel contra el independentismo popular.

Agresiones en el barrio de Sants

La campaña #SaioaEsQuedaAlBarri (Saioa se queda en el barrio) para evitar el desahucio de una mujer y sus hijos se encontró ayer con un fuerte despliegue policial de los Mossos que causó diversos contusionados  y un ataque de epilepsia a una mujer  que tuvo que ser atendida en los servicios de urgencia debido a las cargas.

Desalojo del centro social Ka la Kastanya, toma policial del barrio de Gracia y cargas

Kaos en la red

Tres personas detenidas y decenas de identificadas es el balance provisional de la actuación policial en torno a la manifestación en contra del desalojo de la casa ocupada Ka la Kastanya, que los Mossos han hecho el miercoles.

La manifestación estaba convocada para las siete de la tarde alrededor de la estación de metro de Fontana, en el barrio de Gracia. A las siete de la tarde ya había varias furgonetas policiales en la zona del metro de Fontana, y agentes del cuerpo de seguridad hacían registros e identificaciones a las personas que se acercaban para participar en la manifestación. Un helicóptero de los Mossos sobrevolaba la zona en el marco del dispositivo policial.

Cuando los manifestantes aún no habían empezado a moverse, los Mossos han cargado en la calle de Santa Rosa contra un pequeño grupo de participantes. Es donde ha habido uno de los momentos de más tensión de la protesta, ya que el resto de manifestantes se han acercado a la entrada de la calle, tapado por furgones de los Mossos.

1568840411982

El mom cat

El Govern pide prisión por protestar durante el traslado de los presos políticos

noudelledoners2_44_1600x800

Primero de febrero de este año. Los presos políticos encarcelados en Lledoners (Bages) deben ser trasladados hacia Madrid para celebrar el juicio oral en el Tribunal Supremo doce días después. Saldrán de madrugada. Cientos de manifestantes se acercan para despedirlos y mostrar su rechazo a la represión. Se hacen barricadas con palés y aceite que colapsan la vía, pero nadie se lastima. La C55 la carretera de acceso a la prisión queda cortada al tráfico rodado. Finalmente, Jordi Cuixart, Jordi Sánchez, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Quim Horno, Jordi Turull y Josep Rull salen en furgonetas de la policía. En principio, tenían que salir con furgonetas modelo turismo y terminaron saliendo con las yogurteras de la Brigada Móvil de los Mossos por seguridad.

Meses más tarde, ciudadanos que estaban en la carretera y que fueron identificados por los Mossos han recibido citaciones del Juzgado como investigados por delitos muy graves. Son Dani, María Jesús, Sergio, David, Edu, Oriol, Esteve, Eric y Claudio. Son “los 9 de Lledoners”. Todos ellos se encontraban en la gasolinera iris de Torroella y bajaron en sentido Manresa por la carretera hasta que la encontraron cortada. Se detuvieron y llegaron los Mossos, concretamente, efectivos de la ARRO que los identificaron. A uno, incluso, porpedir a los demás que se pusieran los chalecos y encendieran las luces del coche por seguridad.

La sorpresa es, que además de la Fiscalía, el departamento de Interior también se ha personado como acusación particular para pedir incluso más pena que el Ministerio Fiscal. El Gobierno de Quim Torra, el presidente que pidió a los Comités de Defensa de la República “apretar” ahora los persigue judicialmente. El caso, que ha despertado mucho enfado, en las localidades de los acusados, está investigado por el Juzgado número 8 de Manresa en las Diligencias Previas 120/2019. La policía y la Generalitat les acusa de lesiones, grave riesgo para la circulación, atentado a la autoridad y desórdenes públicos. Unos delitos que, según explican podrían llegar a sumar hasta 15 años de prisión.

Los encausados ​​consideran que a pesar de “la evidente debilidad de la pruebas” la instrucción continúa por las ganas de la Generalitat de “reprimir la protesta”. “Nosotros fuimos a quejarnos por la represión y  apoyar a los presos”, alegan y “no participamos en ningún acto violento ni nada parecido, simplemente nos detuvimos en una barricada porque no podíamos pasar!”.

La situación parece kafkiana, y más si se escarba en las acusaciones concretas. Uno de los acusados, lo único que hizo fue dirigirse a otros manifestantes para que se pusieran los chalecos reflectantes tal como un policía le había ordenado a una manifestante. “Me dijo si me estaba riendo de él y me identificó y ahora mira me acusan de todo esto!”, Reprocha uno de los encausados. A uno de los más jóvenes, uno de los policías lo tildó de “borrego”. “Estaban muy agresivos los policías y nosotros sólo estábamos protestando por el traslado”, remarcan.

El caso aún está en fase de instrucción y esperan que se concluya con el archivo. No sólo por la debilidad de la acusación sino también por el hecho de que la Generalitat persiga judicialmente supuestos miembros del CDR o manifestantes cuando está llamando a la movilización permanente.

One thought on “La represión de JuntsXCat y ERC vuelve a traer imágenes del 1-O en Catalunya

  1. Es CDRs i els moviments populars estan en el punt de mira del govern del 155. La represio augmenta i augmentara mes quan sorti la sentencia. Cal reclamar la amnistia per totes les preses i exiliades politiques. Els carrers seran sempre nostres.

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s