Home

sss

Lasair Dhearg | El Norte de irlanda blog

‘Una nueva era’ y ‘una fuerza policial para todos’ fueron las palabras de moda del año, cuando el ‘Servicio de Policía de Irlanda del Norte’ [PSNI] se constituyó formalmente en 2001. Su inicio fue acompañado por un gran ejercicio de relaciones públicas diseñado para vender la fuerza a la comunidad republicana y nacionalista.

Casi dos décadas después, con las llamadas campañas de reclutamiento positivo y otras iniciativas, la pregunta debe hacerse, ¿cuánto queda de la Policía Real del Ulster [RUC]?

Bueno, para decirlo de manera bastante simple, casi todo.

La legislación que fundó el PSNI, la “Ley 2000 de Policía (Irlanda del Norte)”, establece sin rodeos que “El cuerpo de agentes conocidos como Royal Ulster Constabulary continuará siendo …” y que “El cuerpo de agentes … será diseñado a efectos operativos, como el “Servicio de Policía de Irlanda del Norte”.

Cuando desechamos la jerga legal, esto significa que la RUC nunca se disolvio, como era la principal demanda republicana en años anteriores, sino que simplemente se rebautizaron como PSNI.

Sección Especial

Y, al igual que la RUC, es muy minusvalorado el hecho de que la “Sección Especial” tampoco desapareció. Se aplicó el mismo ejercicio de relaciones públicas y, al igual que la RUC, fue renombrada y reformada en lo que ahora se conoce como “Sección de Inteligencia C3”.

Sus responsabilidades incluyen la recopilación de inteligencia por parte de agentes encubiertos, la infiltración de organizaciones políticas republicanas con el objetivo de su interrupción y la recopilación de inteligencia, y el reclutamiento y gestión de fuentes encubiertas de inteligencia humana (informadores).

Conocidos entre los activistas políticos republicanos en los Seis Condados y trabajando mano a mano con la Sección de Inteligencia C3, se encuentran el “Grupo de Apoyo Táctico” [TSG] del PSNI. Formado en “tácticas especializadas”, sus funciones incluyen búsquedas, métodos de entrada, “lucha contra el terrorismo” y vigilancia, entre otros.

Capacitados para usar herramientas y equipos especializados para acceder a las instalaciones, planifican, administran y asesoran sobre todas las actividades de registros realizadas por el PSNI en relación con el “contraterrorismo”. Sus patrullas de “Especialistas en lucha contra el terrorismo” están dirigidas por la inteligencia y proporcionan “seguridad” en áreas que consideran una “amenaza específica”. Las patrullas de TSG apoyan a los colegas operativos, incluida la Sección de Inteligencia C3, la Agencia Nacional contra el Crimen y otras agencias de inteligencia, incluido el Mi5.

Demografía

Estas dos agencias, C3 y el TSG, proporcionan la base de una sección especial de la RUC de nueva marca. Usan las mismas tácticas y métodos que la Sección Especial, con el mismo propósito. Y no es solo el enfoque político, táctico y metódico de la “vigilancia” ha permanecido igual, su equilibrio religioso está en marcado contraste con las estadísticas más amplias del PSNI y la de los Seis Condados en su conjunto. Una “Encuesta de población activa” de 2016 indicó que, de la población en edad laboral en “Irlanda del Norte”, el 44% eran católicos y el 40% protestantes.

Pero según las estadísticas recientes publicadas por el PSNI, su composición religiosa comprende un 67% percibido como “protestante” y un 32% percibido como “católico”.

Comparemos esto con la Sección de Inteligencia C3, un enorme 79% de los cuales son personal protestante, de los cuales el 92% son ex oficiales de la RUC.

En 2013, el PSNI declaró que ‘… la duración promedio del servicio policial total para la Policía Regular que actualmente están adscritos a la C3 Intelligence es de 19 años y medio. Hay requisitos previos para transferir a la C3 Intelligence Branch en función de las calificaciones y otros factores. Por lo tanto, el reclutamiento 50/50 desde … 2001 no habrá tenido un efecto importante en los antecedentes de la comunidad en la Sección de inteligencia C3″.

De hecho, muchos años de una política de reclutamiento 50/50 han hecho poco para impactar en la composición de la nueva Sección Especial. Sigue siendo casi un 80% protestante, una representación débil de una población que es casi un 50% católica; No es que importara de todos modos.

No es de extrañar entonces que, empleando el mismo modus operandi, la misma dirección política y, de hecho, la misma fuerza laboral, tengamos los mismos resultados.

Informadores

La mano sucia de la C3 Intelligence Branch se puede ver en el reclutamiento de informantes en los Seis Condados. Pocos han sido lo suficientemente valientes como para dar a conocer públicamente su interacción. Uno que lo hizo, destacó en agosto de 2017 que los miembros de la C3 intentaron obligarlo a convertirse en informador, sugiriendo que divulgarían información que indicara que ya había estado trabajando con ellos, una mentira que, si se creía, sin duda representaria un riesgo para la vida de las personas.

Esta revelación se produjo pocos días después de que el Defensor del Pueblo ante la Policía, Dr. Michael Maguire, iniciara una investigación sobre las actividades de algunos agentes adscritos a la unidad de policía encubierta en medio de afirmaciones de que estaban trabajando para un sospechoso de narcotráfico. Las grabaciones encubiertas de los oficiales de la Sección de Inteligencia C3 que intentan reclutar a un informante indican las tácticas de la fuerza y ​​su voluntad de violar las mismas “leyes” que supuestamente deben implementar.

Esos oficiales detallaron que, a cambio de inteligencia sobre un individuo específico, borrarían la información de los posibles informantes de la base de datos de la computadora del PSNI, así como que cubrirían sus gastos y le proporcionarían miles de libras en efectivo, al tiempo que le daban barra libre para continuar sus supuestas actividades de tráfico de drogas. Más preocupante fue su aparente disposición en las grabaciones para implicar al menos a otros dos hombres inocentes para el trabajo del potencial informante.

Estos eventos y más, todos bien publicitados, brindan un claro recordatorio de las actividades de la Sección Especial de la RUC. También exponen el mito de que es un representante del servicio policial de todos los Seis Condados. La realidad sobre el terreno es que la comunidad republicana y nacionalista no confía más en el PSNI que en la RUC, particularmente en las áreas de clase trabajadora. El uso continuado de legislación draconiana de parada y registro, como la Ley de Justicia y Seguridad, y el despliegue de armamento aquí, como balas de plástico, que no se usan en otras partes del ‘Reino Unido’, revelan la mentira de un estado reformado, por no decir de un nunca reformado ‘Servicio de Policía’.

Normalización

No ha sido ningún secreto que la política de “normalización” británica está en pleno apogeo; una estrategia, totalmente respaldada por los partidos políticos locales, que intenta forzar al PSNI en el centro del escenario en un esfuerzo de que se perciba como “normal” dentro de la comunidad republicana y nacionalista.

Este es un proceso que hace que miembros de la fuerza fuertemente armados visiten las escuelas locales, acompañados de sus armas, para atraer el interés de los miembros jóvenes de la comunidad que pueden ver que estas armas son manejadas por “una cara amiga”.

Esta campaña de “corazones y mentes” también ve a miembros de las estructuras locales del PSNI asistir deliberadamente a eventos locales, incluso cuando no hay una necesidad clara. Los miembros de PSNI a veces se filman en bicicletas en áreas que normalmente no frecuentan, mientras que vehículos blindados pesados ​​acechan en las calles cercanas en un esfuerzo por proteger el evento de relaciones públicas.

En tiempos más recientes, el PSNI participó en una campaña de reclutamiento que se dirigió deliberadamente a áreas “católicas”, con la esperanza de equilibrar sus números. Grandes carteles en las paradas de autobús y tableros en las principales rutas arteriales fueron acompañados por anuncios de reclutamiento de radio y televisión; algo que no hubiera sido posible solo unos años antes y que solo ha sido posible gracias al apoyo muy visible de los principales miembros de partidos políticos como Sinn Féin.

Esta política de normalización impregna todos los niveles del PSNI; tanto es así que ha aumentado la marca de la organización en las áreas de clase trabajadora; yendo tan lejos como erigir letreros en los puntos críticos de la ciudad por “comportamiento antisocial” y “uso ilegal de vehículos”, totalmente estampados con el emblema del PSNI.

Como el PSNI lucha literalmente para normalizar la fuerza en todas nuestras esquinas, también deben hacerlo los republicanos para revertir el proceso de normalización británico. Sus emblemas deben ser eliminados de nuestras calles y cada centímetro de la fuerza, desde la raíz a la Sección Especial, deben ser arrancados de nuestra isla.

——————–

+ Pacto de censura y silencio internacional ante la represión en el norte de Irlanda

UTZI ERANTZUN BAT - DEJA UN RESPUESTA

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s